≡ Menu

Descubre todo sobre el fármaco Pemetrexed y mucho más

El pemetrexed es un fármaco antimetabolito, que se emplea para la terapia de pacientes con dos tipos de cáncer que suelen afectar los pulmones: mesotelioma pleural (cáncer que afecta el revestimiento del pulmón y de la pleura o  del abdomen) o el “cáncer de pulmón de células no pequeñas” (células cancerosas en los tejidos del pulmón). Conoce un poco más de este potente fármaco, leyendo este artículo.

pemetrexed

Es importante que evite automedicarse y consulte a su medico antes de utilizar este medicamento. Este producto solo se puede adquirir con receta médica.

Antimetabolito

Es un compuesto que tiene mucha similitud o parecido a las sustancias naturales involucradas en una reacción química en las células. Sin embargo su función principal es reemplazarlas e interferir en el proceso de desarrollo, funcionamiento y multiplicación normal de las células. Son útiles para tratar diversas enfermedades que van desde afecciones bacteriana hasta algunos tipos de cáncer.

Se clasifican dependiendo de las sustancias con que ejercen su función:

  • Antifolato (pemetrexed).
  • Antagonista del ácido fólico (metotrexato).
  • Antagonistas de la pirimidina (floxuridina, citarabina, capecitabina, gemcitabina y 5-fluoruracil).
  • Antagonistas de las purinas (6-mercaptopurina y 6-tioguanina).
  • Inhibidores de la adenosina deaminasa  (cladribina, fludarabina y pentostatina).

Pemetrexed

Este medicamento es parte del grupo de los antimetabolitos y se emplea para combatir algunos tipos de cáncer de pulmón. Normalmente este producto se emplea en asociación con otro fármaco anticanceroso llamado cisplatino, cuando el tumor no se puede eliminar mediante cirugía únicamente, y/o se ha esparcido a otras  zonas del cuerpo. Se emplea para el tratamiento de pacientes que aún no reciben la primera quimioterapia.

Es decir, pemetrexed se utiliza cuando el tumor ha comenzado a propagarse o se ha diseminado a otras partes del organismo y en asociación con cisplatino, para aquellos pacientes que nunca han sido tratados antes de esa afección. Pemetrexed también se indica para aquellos pacientes que ya recibieron un ciclo de quimioterapia o para prolongar y mantener el efecto del primer ciclo de quimioterapia que contenga un medicamento a base de platino. (Ver articulo: Mitomicina)

Marcas comerciales

Alimta

Alvopem

Pemnat

Presentación

Polvo para solución para perfusión de 100 y 500 mg. 

Clasificación Terapéutica

Antimetabolito

Indicaciones

Este producto se emplea en el tratamiento de:

Mesotelioma pleural maligno, un tipo de cáncer que compromete el tejido que cubre o reviste los pulmones en los pacientes que no han sido tratados previamente con quimioterapia. En este caso se administra asociado con cisplatino.

Esta misma combinación se indica para el tratamiento de primera elección en individuos con cáncer de pulmón avanzado, si el mismo ha dado respuesta al tratamiento o si no presenta mejoría o la afección progresa después de la quimioterapia de inicio.

Modo de uso del pemetrexed

Es importante que la terapia con cualquier fármaco, en especial con los de este tipo,  la autorice e indique un médico especialista con experiencia en el uso de la quimioterapia y que debe establecer una estricta supervisión del paciente.

Para establecer la cantidad de fármaco a suministrar de forma intravenosa el medico evaluara su altura y peso, sus condiciones generales de salud y las otras afecciones y dolencias que presenta, ademas del tipo de cáncer o enfermedad que padece. La dosis de pemetrexed que normalmente se recomienda de 500 mg por metro cuadrado de superficie corporal y se calcula tomando en cuenta el peso y la altura del paciente. Esta se administrará como una infusión por 10 minutos cada tres semanas.

Durante el tratamiento con este fármaco, los pacientes deben ingerir otros medicamentos, esto con la finalidad de reducir los efectos adversos que produce el pemetrexed:

-Corticosteroide para reducir la inflamación y las reacciones cutáneas, cuatro miligramos de dexametasona dos veces al día, desde el día antes del tratamiento por tres días).

-Ácido fólico (350-1000 microgramos): una vez al día mientras se encuentre consumiendolo, comenzando 7 días antes de iniciar y por un total de 21 días posterior a la ultima dosis de pemetrexed.

-Inyecciones de vitamina B12 (1000 microgramos), una la semana antes de iniciar el pemetrexed y luego cada 9 semanas.

Aunado a esto si se asocia con cisplatino, se debe prescribir un medicamento antiemético que ayude a prevenir los vómitos y consumir mucho líquidos evitando la deshidratación. Cuando el paciente presente cambios en los recuentos sanguíneos o efectos adversos severos el tratamiento debe suspenderse o reducir la dosis.

El cisplatino se administra por infusión en una vena, luego de 30 minutos de haber recibido el pemetrexed. Su dosificación debe durar unas dos horas de manera estimada. Para aplicar el pemetrexed el médico del centro de salud debe mezclar con una solución de inyección de cloruro de sodio de 9 mg/ml (0,9%) previamente.

Mecanismo de acción

Este principio activo es citotóxico, es decir un medicamento que en el organismo bloquea de forma activa los procesos de las enzimas involucradas en la elaboración  de nucleótidos que constituyen el ADN y el ARN o material genético de las células.

Por lo tanto ralentiza o retarda la formación de ADN y ARN y evita la división celular. La transformación del fármaco en su forma activa ocurre con mayor velocidad en las células tumorales que en las normales, razón por la cual hay altas concentraciones y una mayor duración de la acción  de pemetrexed en células cancerígenas.

Este proceso reduce la multiplicación y proliferación de células tumorales, afectando de forma muy mínima las células normales.

Contraindicaciones

No emplee el pemetrexed en caso de:

-Presentar hipersensibilidad o  alergia a esta sustancia activa o los demás componentes del medicamento.

-No amamante si está en tratamiento con este medicamento. Debe interrumpir la lactancia.

-Si recibió la vacuna contra la fiebre amarilla recientemente.

Precauciones de uso pemetrexed

Es importante que antes de iniciar el tratamiento con este fármaco  comunique a su médico:

-Si tiene problemas renales.

-Ha recibido tratamiento de radiación.

-Fue vacunado recientemente.

-Padece afecciones cardíacas o tiene algún antecedente de enfermedad del corazón.

-Si requiere un método anticonceptivo, para que le sea indicado uno que no sea de forma oral y eficiente durante el tratamiento.

Advertencias

  • Cuando un paciente presenta acumulación de líquido alrededor de los pulmones, el medico eliminara el mismo antes de administrar el pemetrexed.
  • Tomar muestras de sangre previo a cada infusión para mantener una evaluación de la función hepática y renal, además de verificar la cantidad de células en la sangre para administrarle pemetrexed.
  • Solo su médico puede modificar la dosis o posponer el tratamiento, tomando en cuenta su estado de salud general y los niveles de glóbulos blancos y plaquetas que reflejan los análisis de sangre (demasiado bajo).
  • Mantenerse bien hidratado y tomar el tratamiento para los vómitos correspondiente para antes y después de recibir cisplatino.
  • Evitar el uso de este medicamento durante la etapa de gestación (embarazo).
  • Interrumpa la lactancia materna mientras dure el tratamiento con pemetrexed.
  • Los hombres deben evitar concebir un hijo mientras está realizando una terapia con este medicamento y hasta 6 meses después. Si existe alguna duda o consulta referente al tema debe consultar al médico.
  • Pemetrexed generalmente provoca fatiga y malestar, por lo tanto tome precauciones al manipular maquinarias o conducir un vehículo.
  • El fármaco contiene sodio, sobre todo en la presentación de 500 miligramos que tiene un aproximado de 54 mg  por vial, lo que debe ser  considerado en aquellos pacientes que deben controlar la ingesta de esta sustancia. La forma de 100 miligramos tiene menos de 23 mg por vial. (Ver articulo: Citarabina)

Interacciones

Informe a su médico si está tomando algún medicamento con o sin prescripción, suplementos, preparaciones a base de hierbas y raíces, etc.

Este medicamento puede presentar algún tipo de interacción  si se ingiere en conjunto con:

-Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para el dolor y la hinchazón.

-Anticonceptivos orales.

-Vacunas.

Efectos secundarios

Este medicamento causa varios efectos secundarios o adversos, sin embargo no todos los pacientes los padecen. Es importante que se comunique con su médico si presenta alguno de los que se enumeran a continuación:

Comunes

  • Fiebre: temperaturas superiores a 38 ° C
  • Infección: debido a la disminución de los glóbulos blancos. Debe ser atendida cuanto antes ya que puede ser grave y causar la muerte.
  • Dolor en el pecho.
  • Dolor, enrojecimiento, inflamación y llagas en la boca.
  • Reacción alérgica.
  • Erupción, ardor u hormigueo en la piel.
  • Cansancio.
  • Sangrado de las encías, la nariz y la boca.
  • Rastros de sangre en la orina.
  • Moretones y hematomas.
  • Fatiga.
  • Dificultad para respirar.
  • Hemoglobina baja.
  • Disminución del apetito.
  • Pérdida de cabello y sensibilidad.
  • Estreñimiento.
  • Baja cantidad de glóbulos blancos.
  • Nivel bajo de hemoglobina (anemia).
  • Baja cantidad de plaquetas.
  • Diarrea.
  • Náuseas y vómitos.
  • Deshidratación.
  • Insuficiencia renal.
  • Debilidad muscular.
  • Conjuntivitis.
  • Trastornos estomacales.
  • Dolor abdominal.
  • Alteración del hígado.
  • Aumento de lagrimeo.

Poco frecuente

  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Erupción grave, comezón o ampollas en la piel.
  • Dolor intenso en el pecho.
  • Tos con sangre
  • Insuficiencia renal aguda
  • Inflamación de la pared interna del esófago
  • Colitis (inflamación de la pared interna del colon)
  • Neumonía intersticial
  • Edema (líquidos en el tejido corporal)
  • Ataque cardíaco
  • Accidente cerebro-vascular.
  • Pancitopenia (bajos niveles de glóbulos blancos, rojos y plaquetas).

Almacenamiento y conservación

  • Mantenga este y cualquier medicamento fuera de la vista y en un lugar que ningún niño o mascota pueda alcanzar.
  • Evite utilizar los fármacos,  posterior a la fecha de caducidad que aparece en el envoltorio o envase.
  • Este medicamento no debe almacenarse a temperaturas extremas.
  • Cuando se prepara el fármaco debe emplearse inmediatamente  y desechar el restante adecuadamente.

¿Qué contiene el fármaco?

Principio activo: pemetrexed.

Otros componentes: manitol, ácido clorhídrico e hidróxido de sodio.

Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es un trastorno sumamente grave que afecta los pulmones, órganos vitales para nuestro organismo. Esta enfermedad representa una de las neoplasias diagnosticadas con más  frecuencia en el sexo masculino, después del cáncer de próstata y el tercer tipo en la población femenina, después del cáncer de mama y de colon.  El cáncer de pulmón representa el 11% de todos los tipos de cáncer diagnosticados en ambos sexos.

Síntomas de cáncer de pulmón.

El cáncer de pulmón es una enfermedad  que  suele ser asintomática hasta que llega a una etapa avanzada. Sin embargo, puede ocurrir la aparición de algunos síntomas, que no siempre son indicativos del cáncer de pulmón, pero que puede asociarse a cualquier otra dolencia, por lo tanto comuníquese con su médico para el respectivo chequeo y la realización de análisis y pruebas. Entre los signos más comunes encontramos:

  • Tos crónica e insistente que puede cambiar su intensidad, duración y consistencia del esputo con el tiempo.
  • Problemas para respirar o disnea, sin necesidad de realizar esfuerzos intensos como caminar rápido o subir escaleras.
  • Dolor en el  pecho.
  • Rastros de sangre en el esputo.
  • Hemoptisis (expectoración de sangre por daños en las vías respiratorias).
  • Fiebre.
  • Debilidad.
  • Pérdida de peso.
  • Dolor en el hombro.
  • Neumonía de resolución lenta o recurrente.
  • Disfonía y disfagia.

Los signos y síntomas pueden variar dependiendo del tipo y la ubicación del cáncer que afecta el pulmón.

Factores de riesgo

-Tabaquismo

-Ser fumador pasivo en el hogar, trabajo y en lugares públicos.

-Anomalías genéticas y herencia familiar.

-Factores ocupacionales o laborales.

-Contaminación ambiental (los factores ambientales  tienen una influencia de entre el 1 al 1.5% en el desarrollo de cáncer de pulmón, sin embargo es causante de otras enfermedades como el asma y la bronquitis crónica).

-Edad, entre los 50 y 60 años poseen mayor riesgo.

-Trastornos broncopulmonares (EPOC, tuberculosis, silicosis, sarcoidosis, fibrosis pulmonar idiopática, escleroderma, bronquiectasia, antracosis).

Prevención y diagnóstico

La única forma de prevenir de manera efectiva y reducir la aparición y desarrollo de cáncer de pulmón, es evitar o renunciar al hábito del tabaquismo, pues la exposición al humo del tabaco como ya se explicó anteriormente es el factor más peligroso.

Es común que en las personas mayores de 55 años que abandonan el hábito de fumar, estén en un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, razón por la cual plegarse e implementar las recomendaciones y normas  de prevención secundaria son muy importantes.

El diagnóstico temprano también resulta de suma importancia, ya que este va a  permitir  aplicar el tratamiento pertinente y con mayor prontitud en este tipo de cáncer. La recuperación total del cáncer de pulmón es posible siempre y cuando el paciente reciba a tiempo y de manera correcta la terapia contra el cáncer.

Entre los estudios más comunes para el diagnóstico de esta afección encontramos:

Radiografía y TAC

El examen más útil para detectar el cáncer de pulmón es la radiografía, sin embargo los resultados de esta deben completarse con una tomografía computarizada, ya que existen la presencia de ciertos elementos como pequeños nódulos (entre 5-6 mm) o  áreas de los pulmones que son difíciles de explorar y donde la radiografía tradicional no puede entregar resultados claros y precisos, pero el TAC si.

El desarrollo de esta técnica de diagnóstico (TAC) permite la toma y adquisición rápida de imágenes claras, nítidas y sobre todo poco susceptibles a los movimientos cardíacos y respiratorios. Además, no requiere la molesta inyección de contraste en la vena y una mínima exposición a la radiación. Comparar los análisis con cualquier radiograma realizado anteriormente es importante y útil para la detección y confirmación de esta enfermedad  previamente.

Broncoscopia

La broncoscopia  es un estudio que permite verificar directamente la condición y  el estado de salud de los bronquios, por medio de las fibras ópticas. Si existen indicios que generen sospechas sobre la presencia de un tumor de pulmón mientras se realiza el examen, este permite tomar pequeñas muestras de tejido para realizar el análisis correspondiente.

La prueba de esputo complementa en estas investigaciones de diagnóstico, permitiendo verificar la presencia de marcadores tumorales.

Otros exámenes

Existen otras pruebas útiles para diagnosticar el cáncer de pulmón, entre las que podemos encontrar:

-Tomografía por emisión de positrones (PET).

-Biopsia con aguja transtorácica.

-Mediastinoscopia (exploración quirúrgica del mediastino).

-Resonancia magnética.

Tipos de cáncer de pulmón

Tomando en cuenta el  tipo de células cancerosas que arrojen los análisis microscópicos, se conocen dos tipos de cáncer de pulmón:

-Cáncer de pulmón de células pequeñas (microcitoma)

-Cáncer de pulmón de células no pequeñas:

  1. Carcinoma de células escamosas: Es muy común en los hombres y se origina en las células que cubren el aparato respiratorio.
  2. Adenocarcinoma: se origina en células que secretan moco y se encuentra normalmente en una zona exterior del pulmón. Suele ser más común en la población femenina.
  3. Carcinoma de células grandes: El nombre proviene de las células redondas grandes que se detectan o advierten mediante un examen microscópico, y puede aparecer en cualquier parte del pulmón afectando el 15% de los pacientes.
  4. Mesotelioma: afecta a la pleura y normalmente se desarrolla por la exposición al amianto.

Cuidado y tratamiento del cáncer de pulmón

La terapia del cáncer de pulmón depende de las características y tipo de cáncer del carcinoma. En el caso de un tumor de células pequeñas, es común someter al paciente a  ciclos de quimioterapia y radioterapia, siendo la cirugía un recurso raramente empleado.

Por el contrario, la cirugía suele ser el método más implementado e importante en el tratamiento del cáncer de pulmón de células no pequeñas. Sin embargo a la terapia quirúrgica se asocia tratamientos de quimioterapia y radioterapia, para evitar el riesgo de metástasis luego de la cirugía.

En algunos pacientes también es beneficioso y necesario realizar un tratamiento de quimioterapia antes de proceder a la intervención quirúrgica, a esto se le llama quimioterapia neoadyuvante, lo que permite reducir el tamaño del tumor.

Las dos modalidades terapéuticas, tanto local (radioterapia) como sistémica (quimioterapia) pueden ser  en conjunto o administrarse en secuencia. (Ver articulo: Ácido ascórbico).

Cáncer de pulmón y  tabaquismo

Uno de los principales responsables de esta afección es la costumbre de fumar, se calcula que entre el 85 y 90% de todos los casos recientes de cáncer de pulmón en países occidentales se debe al tabaquismo. El riesgo se incrementa dependiendo de la cantidad de cigarrillos fumados y el tiempo que se tiene como fumador.

El riesgo de cáncer en los fumadores, comparado con los no fumadores, se incrementa en casi 14 veces y hasta 20 veces en los fumadores que consumen más de veinte cigarrillos al día. Suspender la exposición al humo del cigarrillo disminuye  significativamente el riesgo.

En las últimas décadas el hábito del tabaquismo está subiendo en la población femenina, mientras que ha tenido una lenta disminución en la masculina. En las mujeres el número de consumidoras es de un 20% estimadamente, porcentaje bastante alto comparado con décadas anteriores.

Estos datos tienen una relación directa con el aumento alarmante de los casos de cáncer de pulmón que se han registrados, sin embargo no se descarta que pueda haber una mayor predisposición en la población femenina y sus organismo al efecto cancerígeno  del humo del cigarrillo.

La reducción en la cantidad de fumadores masculinos en estos últimos diez años, se asoció con una disminución en el número de casos de cáncer de pulmón en los hombres. Los estudios han comprobado un mayor número de casos  de cáncer de pulmón entre los grupos sociales con menos recursos, relacionándose con el hecho de que existe una mayor exposición al humo de tabaco.

Sin embargo, la causa número uno indiferentemente de otros factores del desarrollo de cáncer de pulmón lo constituye el humo del cigarro y causa la muerte de un tercio de los fumadores aproximadamente. Obviamente el riesgo está estrechamente relacionado con la cantidad de cigarrillos fumados, los años que tiene con este hábito, la cantidad de alquitrán que tienen los cigarrillos  y  la presencia o ausencia del filtro en los mismos.

Un fumador, tiene 14 veces más posibilidades de padecer de cáncer de pulmón y los fumadores pesados o que consumen más de 20 cigarrillos por día aumenta hasta veinte veces más, que para aquellos individuos que no fuman. Aumentando tres veces si fuma cinco cigarrillos al día.

Cuanto más joven se comienza a fumar, es más peligro de desarrollar cáncer de pulmón y muchas otras enfermedades respiratorias, si renuncias al consumo a temprana edad o simplemente no adquieres ese mal hábito son menores las probabilidades.

Las  funciones respiratorias suelen mejorar muy rápido después de  dejar el cigarro y  los riesgos cardiovasculares a los que se están expuestos se superan a los dos años de haber abandonado el hábito.

En los ex fumadores, el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón se supera después de 10 o 15 años una vez que dejaron de fumar, el llamado riesgo acumulativo. Después de este tiempo, el riesgo de desarrollar la enfermedad es igual  al de una persona que no ha fumado nunca. Sin embargo el riesgo oncológico se atenúa  ligeramente al dejar de fumar.

Para los individuos que dejan de fumar, el riesgo de desarrollar el cáncer de pulmón es 11.2 veces mayor que el de los no fumadores. (Ver articulo: Zanamivir)

La exposición profesional y el cáncer de pulmón

La aparición de cáncer de pulmón, puede aumentar más de ocho veces en individuos que laboran en lugares donde el contacto con alquitrán, brea, fulígenos, parafinas crudas, aceites lubricantes es directo y frecuente. Aunado a esta exposición en el área de trabajo sobre todo cuando se trata de asbesto, si eres fumador la incidencia de cáncer de pulmón es 80 y 90 veces mayor que la de otras personas no fumadoras y no expuestas a dichas sustancias.

Los empleados que trabajan directamente con materiales radiactivos y agentes químicos tóxicos como arsénico, cromo, níquel, cadmio, sílice, radón y combustibles fósiles,  son  grupos de individuos que están en riesgo.

Sin embargo, nada supera como factor de riesgo la adicción al tabaco, en gran cantidad de casos, fumar tiende a aumentar el potencial carcinogénico y si está asociado a alguno de los casos anteriores mucho más. El cigarro a demostrando ser el enemigo número uno de los pulmones y la disminución de casos de cáncer de pulmón en general corrobora la importancia de las campañas de concientización y prevención contra el tabaquismo.

Dieta y cáncer pulmonar

Los estudios indican que los individuos que fuman suelen consumir pocas cantidades de vitamina C, que aquellos que no tienen este hábito, situación que se agrava mucho más por la reducción de los niveles de vitamina C que provoca el tabaquismo, independientemente de las cantidades que sean ingeridas con la dieta diaria.

Una de las medidas importantes para prevenir el cáncer de pulmón, es ingerir la dosis apropiada de vitamina C que oscila entre  al menos 60 mg  y  200 mg  por día, siendo esta última la más recomendada. La dieta rica en frutas y verduras brinda al cuerpo las vitaminas, fibras y minerales necesarias, que se pueden complementar con algún suplemento.

Existen antioxidantes naturales  que son necesarios para contrarrestar los radicales libres que causa  el humo del cigarrillo. Entre estos podemos nombrar: vitamina A, C, E, el selenio, carotenoides, licopeno, coenzima Q-10 y ácido lipoico.  Estos compuestos se encuentran de manera natural en la mayoría de los alimentos de origen vegetal, todas las  frutas y verduras.

Sin embargo, en los fumadores administrarlos en altas dosis a través de suplementos no ha brindado o demostrado beneficios notables en la reducción de la incidencia de cáncer de pulmón.

Para los fumadores, es necesario evitar el abuso de los ácidos grasos poliinsaturados es de suma importancia, pues estos producen radicales libres que intensifican los efectos negativos del tabaquismo, aunque sin duda sean  útiles para prevenir enfermedades cardiovasculares.

También es importante destacar que la gran mayoría de los pacientes con cáncer suelen perder mucho peso, esto ocurre debido a que  la enfermedad consume mucha de las energías del organismo y porque ademas los efectos secundarios de los tratamientos (náuseas, vómitos, etc.) suelen interferir en el apetito.