Nitrofurantoína: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

En el mercado existe una amplia gama de medicamentos y antibióticos que tienen como principal función mitigar y eliminar los efectos de las infecciones. Uno de ellos es la Nitrofurantoína, la cual se encarga de atacar variadas afecciones, entre las que destacan las que dañan el tracto urinario.

¿Qué es y para qué sirve?

La Nitrofurantoína es un tipo de medicamento que se usa, principalmente, para mitigar y prevenir las infecciones no complicadas producidas en la vía urinaria.

Este fármaco pertenece a la familia de los antibióticos, y está diseñado para matar todas las bacterias que puedan afectar el correcto funcionamiento de la vejiga y el tracto urinario, de manera que la infección no llegue a consecuencias mayores, y todo esto ocurre gracias a enzimas que detienen el crecimiento y la proliferación de las mismas.

Es por ello, que este medicamento es uno de los primeros que se recetan a los pacientes con los mencionados problemas. Cabe destacar, asimismo, que la presentación de la Nitrofurantoína viene en la presentación de pastillas o cápsulas y en solución líquida, el cual es utilizado en niños. (Ver artículo: nitrofural)

Asimismo, el mencionado componente químico entra  a la orina a través de los riñones de una manera concentrada, lo que indica que su uso debe estar supervisado y racionado según convenga.

Además, cabe destacar que este antibiótico hizo su aparición en el mercado hace más de 50 años, aproximadamente en la década de 1950, de la mano de farmaceutas que crearon una sustancia de color amarillento, sin olor y de sabor amargo, características propias de la mayorías de los medicamentos que combaten infecciones.

No obstante, la Nitrofurantoína también tiene otros usos médicos, los cuales serán determinados por el doctor que prescriba las soluciones a las afecciones presentadas por los pacientes; aun así, a continuación se presentan algunos casos donde este medicamento puede actuar de manera positiva.

En el siguiente vídeo se mostrarán algunos de los usos más comunes de la Nitrofurantoína:

Prevención de la cistitis

Aunque suele confundirse esta afección con una simple infección urinaria, la cistitis tiene un mayor número de complicaciones que pueden afectar seriamente la vejiga.

Producida por múltiples y muy variados factores, esta infección lleva consigo el ataque de bacterias que causan una serie de malestares internos, especialmente para las mujeres. Para prevenir todo esto, la Nitrofurantoína funge como auxiliar en la creación de defensas que protegen al organismo de los causantes de la mencionada infección.

Tratamiento de la cistitis cuando la bacteria está aislada

Cuando el paciente presenta infección urinaria, el doctor debe prescribir un examen llamado urocultivo o cultivo de orina, pues ésta se encarga de diagnosticar el nivel de la afección y sus posibles consecuencias.

Si en los resultados el tracto urinario arroja la existencia de alguna bacteria sensible a la Nitrofurantoína, el médico debe recetarla inmediatamente para contrarrestar los efectos del microbio detectado y desaparecerlo con el antibiótico.

Tratamiento de bacteriurias asintomáticas de mujeres en gestación

Este tipo de afección se caracteriza, por presentar un número mayor de bacterias al normal establecido pero, a diferencia de la antes explicada cistitis, ésta es asintomática, lo que significa que quien la posee no se da cuenta mediante signos visibles o palpables.

Este tipo de infección está presente principalmente, en personas con condiciones específicas, como por ejemplo aquellos que usan catéter u otro elemento que pueda incidir en el correcto funcionamiento de la vejiga.

Es importante resaltar que, en la mayoría de los casos, los pacientes que presentan esta enfermedad no reciben tratamiento por lo difícil de erradicar que puede resultar; sin embargo, las mujeres embarazadas deben medicarse dosis de Nitrofurantoína para proteger la salud propia y la del bebé, esto, claro está, bajo la estricta supervisión del médico tratante.

Nombre comercial

Para su fácil consecución en el mercado farmacéutico, la Nitrofurantoína también recibe nombres como Furantoina, Macrodantina, Biofurin, Carlon, Furadantina y Furitex, los cuales pertenecen a la misma familia de antibióticos y poseen las mismas propiedades de su componente base.

nitrofurantoina

Mecanismo de acción

Detallar el mecanismo de acción de la Nitrofurantoína, requiere de palabras técnicas para su completa explicación, es por ello que se dice que este bactericida actúa como retraer la acetil- coenzima bacteriana, la cual es una molécula química patrocinante de un gran número de procesos biológicos.

Una vez inhibida esta enzima, la Nitrofurantoína interfiere en algunos procesos de los carbohidratos y evitando así la posible creación de una pared celular contentiva de microbios no deseados que puedan interferir negativamente en el organismo.

No obstante, la efectividad del componente dependerá, principalmente, del nivel de infección que se presente en la orina, la cual estará determinada por el nivel de acidez de la misma.

En el caso de la cistitis, como ya se ha explicado anteriormente, son muchas las bacterias que intervienen en el proceso de su desarrollo, por esta razón es importante determinar cuáles son los microbios sensibles a la Nitrofurantoína  para que, una vez detectados, se proceda a su eliminación.

Escherichiacoli: Bacteria causante de enfermedades en el intestino.

Enterococcusfaecalis: Bacteria que produce una serie de afecciones en las vías urinarias y, en algunos casos, en vías cardíacas.

 Staphylococcusaureus: Bacteria invasiva causante de problemas en la piel y las mucosas.

Corynebacterium: Principal bacteria causante de bronconeumonía y demás afecciones respiratorias.

Salmonella: Esta bacteria es la responsable de la salmonelosis, enfermedad intestinal causada por la ingesta de alimentos contaminados.

Citrobacter: Esta bacteria es una de las más potentes en cuanto a enfermedades se refiere, pues además de producir infecciones urinarias graves, está estrechamente ligada con la aparición de abscesos cerebrales y meningitis neonatal.

Neisseria: Esta bacteria es causante de la meningitis y meningococemia, ambas mortales si no se les da la atención necesaria.

Staphylococcusepidermidis: Esta bacteria está asociada con la formación de infecciones urinarias y, también con la aparición de afecciones intrahospitalarias, por lo que el lugar para contraerse suele ser los centros hospitalarios.

Es preciso destacar que todas estas afecciones deben ser detectadas por médicos especialistas, quienes, a su vez, determinarán la cantidad necesaria para atacarlas mediante el uso de la Nitrofurantoína.

Contraindicaciones

Antes de explicar las contraindicaciones de este fármaco, es necesario destacar que la efectividad de su tratamiento va a depender de la cantidad encontrada de Nitrofurantoína en la orina, la cual se determina, como se mencionó anteriormente, a través de los urocultivos realizados.

Una vez aclarado este punto, se puede afirmar que este medicamento debe ser recetado con precaución a personas que sufran insuficiencia hepática e insuficiencia de glucosa, la primera por el riesgo de presentar una hepatotoxicidad inducida, y la segunda afección debido a que pueden desarrollar una anemia hemolítica.

Resultado de imagen para contraindicaciones

Asimismo, la presencia de neuropatía periférica, anemia, diabetes y neuritis ópticas, es un factor elemental para determinar si se puede prescribir o no la Nitrofurantoína, pues estas enfermedades son consideradas delicadas y cualquier medicamento que se recete debe ser bajo la supervisión de un médico especialista.

Por su parte, los pacientes que se vean afectados por un desequilibrio electrolítico y por la deficiencia de la vitamina B12, también deben prestar especial atención a la recomendación de la Nitrofurantoína como tratamiento para sus afecciones, igualmente aquellas personas que sufran de defensas bajas, hemoglobina inestable o enzimas hepáticas en niveles mínimos, pues éstos también están propensos a desarrollar afecciones indeseadas.

Un punto importante para resaltar, son aquellas personas que sufren reiteradamente de reacciones pulmonares crónicas y agudas, pues en caso de presentarse alguna consecuencia negativa después de la medicación de la Nitrofurantoína , la afección aguda podría mejorar con otros medicamentos aliados que contrarresten los síntomas, pero si se presenta una pulmonía crónica las consecuencias podrían ser irreversibles.

En ambos contextos, es primordial que un médico recomiende la Nitrofurantoína necesaria para evitar que se lleguen a estos escenarios. (Ver artículo: gayuba)

Efectos secundarios y reacciones adversas

Resultado de imagen para efectos secundarios

Los efectos secundarios de la Nitrofurantoína no conllevan mayores complicaciones, pues son pocos en comparación con otros antibióticos. Sin embargo, los más comunes son:

Reacciones frecuentes

Cuando el cuerpo humano rechaza el uso de la Nitrofurantoína para ciertas afecciones, los malestares más comunes radican en vómitos, náuseas  y, eventualmente, anorexia provocada por estos mismos factores. Así también se puede percibir un ligero cambio en el color de la orina, la cual puede tornarse marrón o un amarillo intenso.

Reacciones agudas

Cuando el consumo de la Nitrofurantoína es rechazado por el organismo, los síntomas más comunes se manifiestan en escalofríos, fiebre, tos, dolor en el tórax y crisis pulmonares.

Reacciones subagudas

En casos aislados y menos frecuentes, es posible que la Nitrofurantoína produzca fiebre e incluso eosinofilia, que es una enfermedad provocada por el aumento de glóbulos blancos en la sangre. Además, esta afección se puede ver acentuada con el crecimiento de parásitos que ocasionan fiebre, tos y erupciones cutáneas.

Además, existen casos muy raros donde los pacientes pueden experimentar Alopecia pasajera (condición que genera pérdida de cabello), hipertensión intracraneal benigna (caracterizada por el aumento de la presión craneal) y Nistagmus (afección que hace que los ojos se muevan sin que la persona tenga control sobre ello).

Imagen relacionada

Precauciones

Debido a las mencionadas consecuencias negativas, y los efectos secundarios de la Nitrofurantoína en pacientes con afecciones específicas, es necesario que se establezcan algunas precauciones para su uso y prescripción médica, las cuales deben ser tomadas en cuenta por los médicos tratantes antes de recetar el medicamento y por las personas  que sufran de alguna  de las enfermedades sensibles al componente del mismo.

  • Al presentar algún tipo de infección urinaria en las pruebas de urocultivos, debe especificarle a su doctor si también está padeciendo de algún tipo de anemia o enfermedad pulmonar en el momento, ya que esto podría ser un factor de riesgo al unirse con la Nitrofurantoína.
  • Comente a su doctor si está padeciendo algún tipo de deficiencia pulmonar o de glucosa, así como también de un daño neurológico o alguna otra enfermedad sanguínea.
  • Es importante, de igual manera, que usted conozca los ingredientes usados en la formulación de la Nitrofurantoína, pues, además del principio activo del producto, es posible que haya algún otro agregado que pueda ser represente un riesgo potencial por una posible alergia al mismo.
  • Al acudir a la cita médica para tratar alguna afección a la vejiga u otras en cuyo tratamiento pueda ser indicada la Nitrofurantoína, es elemental que le informe a su médico sobre cualquier vitamina, productos naturales, medicinas nutricionales o cualquier otro medicamento que esté ingiriendo, sin importar si están prescritos a través de un récipe o no, pues estos pueden causar efectos secundarios si no se vigilan adecuadamente.
  • Sumado a las medicinas que se nombraron anteriormente, tome en cuenta que es de mucha importancia comentarle a su médico si está tomando algún tipo de antiácidos, otro antibiótico medicado por una infección aislada, antihistamínico, sedante, probenecida y cualquier otro fármaco prescrito para tratar infecciones.
  • Los pacientes renales y diabéticos deben tener especial cuidado al ingerir la Nitrofurantoína, ya que estas enfermedades requieren de un régimen médico muy estricto y vigilado. Las reacciones adversas de este fármaco en personas con estas condiciones representan un riesgo potencial, por lo que será necesario que el médico evalúe el contexto y cada historia clínica en particular para determinar si su prescripción es adecuada o no.
  • En el caso de los adultos mayores de 65 años, la indicación de la Nitrofurantoína para tratar sus afecciones debe ser, de manera especial, vigilada por un médico especialista, ya que los componentes de este medicamento tienen niveles fuertes de concentración que podría perjudicar a los ancianos. Por esta razón, es necesario que el doctor tratante busque otras opciones que cumplan la misma función de la Nitrofurantoína, de manera que actúen de forma más segura para tratar la afección del adulto mayor.
  • Si ya tiene prescrita la Nitrofurantoína para mitigar sus afecciones, es necesario que evalúe las horas en las que va a ingerir el medicamento, pues éste puede provocar somnolencia y mareos que pueden afectar su desempeño. Asimismo, es importante que tome en cuenta esta precaución si va a manejar maquinarias pesadas o automóviles por largo tiempo.
  • Por ser un antibiótico, debe evaluarse la posibilidad de consumir alcohol mientras se está medicando la Nitrofurantoína, pues las bebidas etílicas pueden acelerar o empeorar las reacciones adversas de este medicamento, además de acentuar las afecciones que se están tratando.
  • Uno de los componentes de la Nitrofurantoína puede provocar que la piel se vuelva ultrasensible a la luz solar, por lo que deberá tener especial precaución cuando se encuentre en exposición directa con la misma. Se recomienda, en estos casos, el uso de protectores solares, cremas hidratantes y lentes oscuros para evitar alguna reacción alérgica u otro malestar.
  • De igual manera, las personas que tengan deficiencia a de las vitaminas pertenecientes al complejo B deben tener cuidado al ingerir la Nitrofurantoína, especialmente aquellas que no tienen los niveles normales de Ácido Fólico en el organismo.

Embarazo

Diversos estudios médicos, han explicado cuáles son las reacciones del uso de la Nitrofurantoína en el periodo de gestación, específicamente en las últimas semanas.

En muchos casos, se ha descubierto la presencia de anemia hemolítica como consecuencia de la administración de este antibiótico, lo que determinó que este antiséptico no podía seguir suministrándose en los últimos meses de gestación.

Aunado a ello, se detectó una serie de alteraciones que conllevaron a que la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos)  negara el uso de la Nitrofurantoína en estado de gravidez, añadiendo la conclusión de aproximadamente 22 estudios que evaluaron el uso de este fármaco en mujeres embarazadas.

Estos estudios arrojaron que 4 estudios (aproximadamente el 18 % de un 100 %), mostraron los niveles adecuados para que este antibiótico fuese incluido en la lista de los recomendados por la mencionada organización.

Sin embargo, otros estudios determinaron que no se encontró ningún tipo de relación de la Nitrofurantoína con deformaciones congénitas, las cuales ocurren en el inicio del periodo de gestación.

Es decir, los médicos tratantes podrían recomendar este tipo de medicamentos en mujeres que estén comenzando su embarazo y presenten infecciones leves en las vías urinarias como un caso especial, pues la Nitrofurantoína se asoció solo con 4 malformaciones consideradas graves, que son específicamente: síndrome del corazón izquierdo hipoplástico, fisura labial, anoftalmia y fisura palatina.

Todos estos factores deben ser tomados en cuenta, al momento en que el médico tratante vaya a prescribir la Nitrofurantoína, el cual debe estar en concordancia con lo indicado por el ginecobstetra de la paciente.

No obstante, se puede llegar a la conclusión que en todas las etapas del embarazo este antibiótico debe recetarse bajo estricta observación médica tanto para el bebé como para la mamá.

Además, se pueden buscar otras opciones que tengan la misma función de la Nitrofurantoína en cuanto a la desaparición de infecciones en el tracto urinario, pero que sus componentes no conlleven el riesgo de afectar el correcto desarrollo del feto. (Ver artículo: Progesterona)

Lactancia

En total contraposición con lo mencionado anteriormente de la Nitrofurantoína, y su uso en el periodo de gestación, durante la lactancia los riesgos de este antibiótico, (tanto para la madre como para el bebé) son mínimos, por lo que no existe mayor complicación al recomendar este fármaco para acabar con las infecciones del tracto urinario y de la vejiga, las cuales suelen ser comunes después del parto.

Es necesario explicar que los niveles de Nitrofurantoína, durante el periodo de lactancia suelen ser bajos en condiciones normales; no obstante, esto estará determinado por el régimen alimenticio de la madre.

Aun así, se puede administrar este medicamento después de que el lactante cumpla su primer mes de edad, pues los niveles de concentración del principal componente del mencionado fármaco puede generar reacciones adversas para el recién nacido.

Por su parte, si el niño presenta niveles deficientes de glucosa-6-fosfato puede existir un riesgo de hemólisis las enzimas no están desarrolladas adecuadamente, por lo que en estos casos o debe administrarse bajo ninguna circunstancia, pues acentuaría la afección.

No obstante, generalmente los niveles de Nitrofurantoína en la leche de la madre no suelen alterarse de manera exagerada y, en los casos más graves, sólo se conoce que el bebé pueda sufrir eventuales episodios de diarrea, los cuales se han atribuido a la ingesta de este antibiótico durante el periodo de lactancia. Igualmente, esto forma parte de contextos aislados y no comunes. (Ver artículo:

Pediátrico

Los niños deben tener especial atención cuando tienen infección urinaria, pues, a diferencia de los adultos, los síntomas vienen acompañados de una serie de complicaciones que alertan su diagnóstico.

Sin embargo, en las niñas suele ser solamente una cistitis aguda, y en el caso de los niños una infección en el tracto urinario.

Ambos casos pueden tratarse con dosis vigiladas de Nitrofurantoína, las cuales deben estar prescritas por el médico tratante.

Para las mencionadas infecciones, se suministra este antibiótico si los niños ya están en edad escolar, preferiblemente, pues está contraindicado en niños recién nacidos y está controlado en niños lactantes.

Dosis

Las dosis de la Nitrofurantoína deben estar prescritas por el médico tratante, esto debido a que éstas dependerán de la afección que tenga el paciente. Sin embargo, existen algunas que podrían estar predeterminadas.

Dosis para la prevención de la cistitis

1 cápsula diaria de 100 mg durante un periodo de 6 a 12 meses aproximadamente, si es un tratamiento continuo.

1 cápsula de 100 mg después de cada coito, en caso de prevenir infecciones por relaciones sexuales.

Dosis infección urinaria no complicada

1 cápsula de 50 a 100 mg cuatro veces al día

Dosis pediátricas

5 a 7 mg/kg de peso por un lapso de 24 horas aproximadamente. Estas dosis deben provenir de la suspensión líquida del medicamento.

En ambos casos, tanto para adultos como para niños, se recomienda que el antibiótico se ingiera con un vaso de leche o con alimentos para aumentar su acción y su tolerancia en el organismo al mismo tiempo.

Sobredosis

Cuando el paciente ingiera, sin querer, una sobredosis de antibióticos, ésta debe ser tratada de inmediato. Cuando suceda una situación de este contexto, es elemental que la persona afectada acuda al médico tratante de inmediato o, en su defecto, debe ir a un centro de salud de emergencia.

Por su parte, si una persona usa desmedidamente antibióticos como la Nitrofurantoína con la errada creencia de matar las bacterias que causan la infección de manera acelerada, puede traer efectos contraproducentes para el organismo.

Uno de ellos es la denominada “transferencia bacteriana”, donde las bacterias crean un sistema inmunológico a los antibióticos y realizan una metamorfosis que los fortalece en lugar de acabarlos.

En estos casos, los antibióticos como la Nitrofurantoína dejan de hacer efecto y el médico tratante tendrá que recomendar dosis más altas del medicamento.

Otras de las consecuencias del abuso de las dosis del mencionado antibiótico reside en que la acción de aniquilar las bacterias, puede ocasionar que las que son necesarias para el correcto funcionamiento del organismo también desaparezcan y traigan consecuencias negativas al cuerpo humano. (Ver artículo: brimonidina)

Nitrofurantoína y alcohol

La Nitrofurantoína y el alcohol no tienen una relación positiva, pues tomar ambos al mismo tiempo puede desencadenar una serie de consecuencias dañinas para la salud.

Los efectos adversos se pueden manifestar si se unen los componentes de la medicina con los de la bebida, ya que ambos contienen dosis que pueden afectar al organismo si su administración no es prudente.

En conclusión, la Nitrofurantoína y el alcohol no pueden mezclarse.

Nitrofurantoína alergia

La alergia a la Nitrofurantoína, como a todos los antibióticos, se caracteriza por la presencia de varios síntomas que se manifiestan de la siguiente manera con enrojecimiento, picazón o inflamación de la piel, todo esto en los casos más simples.

No obstante, existen otros indicios de que el paciente es alérgico al antibiótico de manera más grave, como mareos, silbidos en los oídos y dificultad para respirar.

En cualquier caso que se presente este tipo de contraindicaciones es necesario que la persona acuda inmediatamente al médico y suspenda su uso hasta que se determinen las posibles causas de los síntomas., lo cual puede realizarse con una prueba de sangre en caso de que sean graves.

Otros factores a tomar en cuenta para la ingesta de Nitrofurantoína

  • Si se olvida de tomar la dosis, puede hacerlo cuando lo recuerde siempre y cuando la próxima no sea tan cercana. Sin embargo, no debe unir dos pastillas para compensar la que saltó, pues esto podría traer consecuencias.
  •  En caso de producirse una sobredosificación debe hacerse un lavado gástrico inmediato.
  • Cuando el antibiótico venga en la presentación de solución, una vez destapado debe conservarse a temperatura ambiente no mayor a 30°C.

Para resumir todo lo explicado en este artículo sobre la Nitrofurantoína y sus usos, este vídeo informativo toca puntos relacionados con lo que se ha mencionado anteriormente.

Es necesario recordar que todos los usos y las prescripciones, de cualquier tipo de antibióticos (entre ellos, por supuesto, la Nitrofurantoína), deben ser autorizados y vigilados exhaustivamente por un médico especialista.

De acuerdo a esto, se hace especial énfasis en las mujeres embarazadas, los adultos mayores, los niños, y los pacientes con determinadas enfermedades de gravedad como diabetes e insuficiencia renal, esto último debido a la directa relación de la Nitrofurantoína con el tracto urinario y los riñones.

En el siguiente video explicativo se complementa la información obtenida en este texto de manera didáctica y rápida. ¡A través de él, se pueden obtener más detalles sobre la Nitrofurantoína!

(Visited 3.383 times, 1 visits today)