Descubre acerca del cáncer en la médula ósea: Mieloma múltiple

Conoce el mieloma múltiple, esta terrible enfermedad hematológica, en la que células plasmáticas malignas proliferan en la médula ósea. Entérate de sus causas y de su tratamiento. Recuerda no automedicarte, consulta primero a tu médico.

Mieloma múltiple

¿Qué es el mieloma múltiple?

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer que se inicia en las células del plasma generando un tipo de glóbulo blanco denominado «célula plasmática» y que forma parte del sistema inmunitario.

Se trata de una clase de cáncer que afecta a las células sanguíneas en el interior del hueso, ocasionando su deterioro paulatino. Se puede decir que es una enfermedad relativamente frecuente.

Estas células plasmáticas son células cancerosas que se van acumulando en la médula ósea y en las partes sólidas del hueso, desalojando de allí a las células sanguíneas sanas y que, en lugar de producir anticuerpos útiles, crean proteínas anormales que provocan diversas complicaciones. En Linfadenitis mesentérica se puede profundizar sobre este tipo de afecciones.

Muchos especialistas de la salud la refieren como una patología maligna que proviene de células que normalmente producen los anticuerpos, generando una serie de manifestaciones dañinas que parecieran sutiles, por lo que son reconocidas de manera tardía en los enfermos.

Mieloma múltiple

Causas

No se han establecido de manera explícita que ocasiona esta distorsión del funcionamiento de estas células que llevan a la aparición del mieloma. Lo que sí han podido determinar los médicos es que el mieloma comienza cuando estas células plasmáticas anormales aparecen en la médula ósea, en el tejido blando que produce células sanguíneas y que se encuentra en el interior de la mayoría de los huesos.

Su aparición por lo general se le asocia con el envejecimiento.

Estas células plasmáticas no se desarrollan y mueren como lo hacen las células normales, sino que se acumulan y, con el tiempo, sobrepasan la producción de las células sanas. De manera tal que la cantidad de células anormales se multiplica de manera vertiginosa. Otro tipo de enfermedad que guarda relación con el recuento de células es Sindrome de Apert.

Mieloma múltiple

Este malfuncionamiento de las células es el responsable de que el cuerpo no pueda responder debidamente cuando aparece una infección, ya que el mieloma en la médula ha desplazado a los glóbulos blancos y los rojos sanos, cuya función es la de bloquear las infecciones.

Las células del mieloma, al tratar de generar anticuerpos, tal como lo hace una célula plasmática sana y normal, solo producen anticuerpos anormales que el cuerpo no puede usar.

Estos anticuerpos anormales, consistentes en proteínas monoclonales, denominadas también proteínas M, se van acumulando en distintas partes del cuerpo y comienzan a ocasionar problemas, como por ejemplo daños a nivel renal.

Asimismo, estas células cancerosas pueden ocasionar daños a los huesos, incrementando el riesgo de padecer fracturas.

Gammapatía

El mieloma múltiple se inicia como una enfermedad relativamente benigna denominada gammapatía monoclonal, cuyo significado aún no está plenamente identificado.

Mieloma múltiple

Es una afección muy común en personas de más de cincuenta años, el cual degenera en mieloma múltiple o un cáncer relacionado.

Esta gammapatía monoclonal de significado aún no muy bien establecido, al igual que el mieloma múltiple, presenta en su estructura proteínas M, que son las que producen las células plasmáticas anormales en la sangre, aun cuando en la gammapatía los niveles de proteínas M son más bajos, y el cuerpo no sufre mayores daños.

Síntomas del mieloma múltiple

La sintomatología que presentan los pacientes del mieloma múltiple es variada, pues son diversos los signos y los síntomas que se observan. Es de acotar que es probable que en la etapa inicial de la enfermedad no se aparezca ningún síntoma.

Mieloma múltiple

Entre estos síntomas se pueden contemplar los siguientes:

  • Dolor óseo generalizado, especialmente en la columna vertebral, en la espalda, en la pelvis o en el pecho
  • Adelgazamiento
  • Debilidad o entumecimiento en las piernas
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Sed excesiva
  • Pérdida de apetito
  • Desorientación o confusión mental
  • Anemia
  • Fatiga o cansancio constante
  • Infecciones frecuentes.

Mieloma múltiple

Diagnóstico y tratamiento del mieloma múltiple

Tanto el correcto diagnóstico de los síntomas como el debido tratamiento son cruciales para alcanzar la sanación o, en todo caso, la mitigación de este terrible mal que es el mieloma múltiple. En tal sentido, se presentan a continuación los distintos exámenes que se deben realizar, así como los tratamientos correctivos apropiados para esta patología.

Diagnóstico

Para obtener un diagnóstico acertado de esta enfermedad, el médico tratante solicita que se haga un análisis general de sangre y orina, así como un estadiaje o  estadificación de la patología, el cual estudia el grado de afectación y la estabilidad del proceso.

Asimismo, puede requerir una punción o biopsia de la médula ósea para mayor precisión de los resultados. Se requerirá también un estudio radiológico de los huesos a fin de establecer su condición.

Mieloma múltiple

En nuestros días, se han hecho imprescindible efectuar también los análisis de:

  • Citometría de flujo, que es una técnica con luz láser para el efectuar el recuento y clasificación de células según sus características morfológicas, así como la presencia de biomarcadores, y la ingeniería de proteínas.
  • Citogenética, que estudia los cromosomas y las enfermedades afines causadas por un número o una estructura anormales de los mismos.
  • Biología molecular, que permite la identificación de alteraciones génicas en las células de manera de determinar correctamente los factores pronósticos individuales de cada paciente con mieloma múltiple.

Se recomienda, asimismo, efectuar radioagrafía de cráneo, para identificar lesiones osteolíticas, llamadas “en sacabocado”, típicas de este tipo de afección.

Por otra parte, también se acostumbra llevar a cabo la resonancia magnética nuclear, que resulta muy útil en la identificación y verificación de lesiones en los cuerpos vertebrales.

Tomando en consideración las pautas que al respecto ha señalado la American Cancer Society en cuanto al diagnóstico del mieloma múltiple, se deben tener en cuenta los siguientes criterios:

Con síntomas

  • Verificar presencia de plasmocitoma a partir de una biopsia o al menos de un 10% de la celularidad total, que es la composición celular del tejido orgánico, de la médula ósea conformada por un clon de células plasmáticas, además de otras afecciones como:
    • Baja concentración de células sanguíneas, lo que genera eritropenia, que es bajo recuento de glóbulos rojos sanos y baja producción de leucocitos o glóbulos blancos, debido a las células plasmáticas en la médula.
    • Hipercalcemia, que es cuando el nivel de calcio en la sangre está por encima del normal, según la degradación ósea.
    • Insuficiencia renal, ocasionada por la presencia en sangre de gran cantidad de proteínas de Bence Jones, que son una globulina monoclonal, y a la hipercalcemia.
    • Osteólisis, lesiones en el tejido óseo, detectada por radiografías o resonancia magnética nuclear.
  • 60% de células plasmáticas del total de la celularidad total de la médula ósea.
  • Amiloidosis, que es la acumulación de proteína anormal amiloide que se produce en la médula ósea, pero puede depositarse en cualquier tejido u órgano.

Mieloma múltiple

Sin síntomas

  • Inmunoglobulinas presentes en la orina, las cuales son proteínas importantes del torrente sanguíneo que cumplen múltiples funciones.
  • Se registra un 10-60% de la celularidad total de la médula, que son células plasmáticas.
  • Elevada concentración en la sangre de un tipo de cadenas ligeras de anticuerpos monoclonales.

Tratamiento

Afortunadamente, para el mieloma existen muchas alternativas terapéuticas, así como fármacos para controlar la enfermedad y una posibilidad de mejora en algunos pocos enfermos, lo que permite prolongar claramente la supervivencia de los pacientes.

Hay muchos recursos y terapias que auguran que el paciente puede vivir muchos años con buena calidad de vida. Para determinar el tratamiento adecuado se debe haber llevado a cabo el estadiaje de la patología.

Mieloma múltiple

Los tratamientos más comunes consisten en:

Radioterapia

Ha sido aplicado como parte del tratamiento regular del mieloma, ya que éste es sensible al mismo, por lo cual se ha podido observar la reosificación de los defectos del tumor en lapso de varios meses.

Es ampliamente recomendada para el tratamiento del dolor del hueso, sobre todo el dolor localizado. Ha sido comprobada su eficacia en el alivio de los síntomas.

Mieloma múltiple

Quimioterapia

Se aplica cuando ha ocurrido diseminación de la afección. El tratamiento consiste en la administración de sustancias químicas al organismo para tratar la enfermedad, mediante la cual se destruyen las células cancerosas y puede ayudar a reducir o eliminar completamente la enfermedad.

Además, evita que las células cancerosas crezcan y se dividan en más células malignas.

Se emplean medicamentos llamados antineoplásicos o quimioterápicos. El objetivo de la quimioterapia localizada es ayudar a mitigar los dolores óseos o tratar un tumor de hueso.

Mieloma múltiple

La aplicación de este tratamiento puede ser de manera ambulatoria en el domicilio del paciente o en el hospital, en cuyos casos tal vez amerite ingresar al paciente. Su administración puede ser por diferentes vías:

  • Tópica utilizando cremas o ungüentos.
  • Oral mediante pastillas, cápsulas o solución.
  • Subcutánea por inyección.
  • Intratecal por punción lumbar en la parte inferior de la columna vertebral inyectando el medicamento directamente en el líquido cefalorraquídeo. Esto permite llegar a las células en el sistema nervioso central.
  • Intravenosa: empleando catéter o vía central en una de las venas grandes del brazo, tórax o cuello. Se aplica este método el paciente requiere dosis frecuentes de los medicamentos.

Fijación quirúrgica

Se aplica esta técnica en los casos en que se requiere mantener en posición fija una articulación o los fragmentos de un hueso que se ha fracturado u osteotomizado. Se fijan de forma quirúrgica o mecánica con un fijador determinando previamente la posición conveniente.

Es un procedimiento utilizado en el tratamiento de fractruas óseas y demás alteraciones de los huesos. Se emplea lo que se ha llamado un tutor rígido, o componente externo, colocado fuera del organismo, el cual va conectado al hueso mediante tornillos o agujas que atraviesan la piel (transcutáneos).

El tutor mantiene los fragmentos óseos en posición mientras el hueso se regenera y cura la fractura.

Mieloma múltiple

Autotrasplante de médula ósea

En la actualidad se cuenta con el tratamiento del autotrasplante de médula ósea, también llamado trasplante de células madre, y que se emplea para algunos tipos de cáncer.

Es un tratamiento eficaz en aquellos casos en los que esté indicada su realización. En el autotrasplante se sustituyen las células madre dañadas o destruidas de la médula ósea por células sanas donadas por el propio paciente con anticipación.

Se ha aplicado con resultados satisfactorios en pacientes con leucemia, mieloma múltiple, o algunos tipos de linfoma. Asimismo, algunos médicos lo han utilizado en algunas enfermedades de la sangre. Algunas veces se ha aplicado en pacientes jóvenes.

Cuando se trata de cuadros clínicos leves de la enfermedad, o en pacientes con mieloma indolente, cuyo diagnóstico es dudoso, no se administra tratamiento, sino que solo se realiza una rigurosa observación mediante chequeo periódico.

Mieloma múltiple

Esto es debido a que en algunas personas el desarrollo de la afección toma años en manifestar los síntomas, por lo que pueden estar bien sin tratamiento, aparte de que para poder prescribirlo, se requiere conocer el estatus de los síntomas de la enfermedad.

Luego del trasplante, los pacientes pasan a una fase de terapia de mantenimiento en la cual reciben medicación benigna, fácilmente tolerable, que permiten mantener controlada la enfermedad por mucho tiempo, llevando un estilo de vida saludable tanto físico como alimentario.

Complicaciones

Es probable que se originen complicaciones de la patología con otras afecciones, lo cual surge porque se ha hecho un diagnóstico tardío de la enfermedad. Algunas de esas complicaciones comprenden:

  • Infecciones frecuentes.Se presentan a menudo, ya que el organismo ha perdido la capacidad de contrarrestar las infecciones proque las células del mieloma inhiben esta función.
  • Presencia de anemia, según el bajo recuento de glóbulos rojos. Esto ocurre por la acción de las células del mieloma que desalojan a las células sanguíneas sanas.
  • Función renal reducida.Los riñones se ven comprometidos en su función, ya que los altos niveles de calcio en el torrente sanguíneo asociados con los huesos afectados, disminuyen la capacidad de los riñones de filtrar debidamente los desechos de la sangre, aunado a que las células del mieloma pueden ocasionar afecciones similares.
  • Problemas óseos. Los huesos son afectados por el mieloma, generando dolor óseo, adelgazamiento de los huesos o fracturas.

Mieloma múltiple

Factores de riesgo

Son varios los factores de riesgo que son pertinente considerar, puesto que ellos podrían incrementar la amenaza de padecer esta fatal enfermedad. Estos factores son:

  • Los antecedentes familiares con gammapatía monoclonal de significado incierto. Según las estadísticas, este es un importante factor a tomar en cuenta para tomar las previsiones y efectuar los debidos análisis y aplicar los tratamiento apropiados.
  • La edad avanzada es un riesgo de cuidado, pues se ha corroborado que la aparición de la enfermedad aumenta con la edad. Los registros reportan que la mayoría de los pacientes a quienes se diagnostican con esta enfermedad tiene 65 años.
    • A veces se confunde con los síntomas degenerativos propios de la edad, como dolor en los huesos, en la espalda.
  • Los casos clínicos tratados demuestran que los hombres tienden a desarrollar más esta enfermedad que las mujeres.
  • En cuanto al aspecto racial, se ha encontrado que las personas de raza afroamericana registran el doble de probabilidades de sufrir mieloma múltiple que las de raza blanca.
  • Los antecedentes de familia con mieloma múltiple son indicador de mayor riesgo de padecer la enfermedad.

Mieloma múltiple

(Visited 108 times, 1 visits today)