Lormetazepam: Conoce todo sobre este medicamento

Lormetazepam es un medicamento recetado para pacientes con problemas de conciliación de sueño, ya que normaliza el tiempo y la duración del mismo. Se trata de una Benzodiazepina, un fármaco psicotrópico de efecto sedante, pero de corta acción sobre el organismo del paciente. Aprende más en este artículo informativo; evitando en todo momento la automedicación.

Lormetazepam

¿Qué es el Lormetazepam?

El Lormetazepam es una Benzodiazepina, medicamento psicotrópico que actúa sobre el sistema nervioso central de los pacientes, proporcionándoles un efecto sedante, ansiolítico, hipnótico, amnésico, anticonvulsivo y miorrelajante; con la particularidad de contar con una corta acción sobre el organismo del paciente.

Su mecanismo de acción se basa en que incrementa la actividad del ácido gamma aminobutírico; que se caracteriza por ser uno de los neurotransmisores presentes en el cerebro y con ello se facilita la unión con el receptor que es conocido como GABA-érgico, ocasionando la disminución de la excitabilidad en el paciente.

Cabe destacar que los receptores GABA, son el punto estratégico para la farmacología de varios de los medicamentos de acción central, entre los que se destacan las benzodiacepina y otros barbitúricos análogos, neuroesteroides y algunos anestésicos de tipo general.

Dichos receptores GABA, identificados como ácido gamma-aminobutírico, son neurotransmisores que se encuentran ampliamente distribuidos en todas las neuronas del córtex cerebral, los cuales tienen la función de ser neurotransmisores inhibitorios; en consecuencia, la acción del fármaco Lormetazepam está dirigida a este componente del organismo humano.

¿Para qué sirve?

El Lormetazepam es empleado con la finalidad de promover un estado hipnótico en el paciente, para facilitar la conciliación del sueño, pero que además se caracteriza por contar con una corta acción; solo la necesaria para normalizar el tiempo que se necesita para poder dormir adecuadamente, sin que se produzca ninguna interrupción en esta actividad.

Por este motivo, generalmente es empleado como tratamiento de corta duración en los casos de insomnio sufridos por los pacientes; o simplemente como una medida para promover el sueño durante períodos pre o post-operatorios; facilitando de esta manera la sedación de aquellas personas que necesitan ser sometidas a una operación quirúrgica.

Otros usos 

Además de las cualidades que describimos anteriormente para el uso de este medicamento, lo cierto es que sus funciones tienen un alcance todavía mayor. En líneas generales, el Lormetazepam es un fármaco ansiolítico benzodiazepínico que puede ser empleado en cualquiera de las patologías asociadas al funcionamiento del sistema nervioso central de los pacientes.

Con base en lo anterior, este medicamento que puede ser empleado como anticonvulsivante, sedante, relajante muscular, hipnótico, o en condiciones bajo las cuales se necesita tranquilizar al paciente para lograr que descanse de manera efectiva, pero sin que su acción se prolongue durante mucho tiempo, lo cual es su principal característica y una de las causas para que sea empleado en determinados casos.

Lormetazepam

El Lormetazepam, por tratarse de una Benzodiazepina, puede activar o inhibir la acción de receptores asociados con el sueño, al igual que la relajación muscular, si fuera el caso; pues su actuación sobre los receptores identificados como GABA, que actúan sobre los canales de cloruro del organismo, impide la excitación de las células.

Algunos estudios que se han realizado sobre la acción anticonvulsiva de las benzodiazepinas, entre las cuales se encuentra el Lormetazepam, han determinado que ayudan a aumentar la inhibición de las neuronas, de tal modo que limita la propagación de la actividad eléctrica a pesar de que no inhiben esta descarga, pero permite de cierta manera el control del cuadro convulsivo; por lo tanto este medicamento puede ser empleado a criterio médico, para el tratamiento de estos casos.

Advertencias y Precauciones del uso de Lormetazepam

Por tratarse de una Benzodiazepina, el Lormetazepam debe ser empleado teniendo en cuenta una serie de advertencias y precauciones, especialmente con pacientes que presentan insuficiencia hepática o respiratoria. Igualmente en tratamientos con personas ancianas; que son propensas a sufrir accidentes o tienen trastornos físicos que les hace contar con una salud delicada. Cabe añadir que este medicamento puede ocasionar una cierta dependencia física y psíquica, además de producir condiciones de insomnio como efecto rebote o estados de ansiedad.

Es un fármaco de uso delicado, ya que puede inducir al padecimiento de una amnesia anterógrada, en la cual los nuevos acontecimientos no son almacenados en la memoria a largo plazo; al igual que podría ocasionar algunas reacciones psiquiátricas especialmente sobre los niños y ancianos.

Lormetazepam

Por tal motivo, el medicamento no debe ser empleado como tratamiento de primera línea para los casos en que sea necesario alcanzar efectos de control psicótico o en tratamientos asociados con trastornos de ansiedad o depresión, en vista de que se corre el riesgo de promover las ideas suicidas en el paciente.

No debe ser administrado en niños, a menos de que se trate de una ocasión en la cual se necesite su sedación, con la finalidad de someterlo a una intervención quirúrgica a o diagnóstica, siendo en este caso empleado como parte del proceso de anestesia.

Otros de los aspectos a ser considerado dentro de las precauciones es el nivel de tolerancia del paciente, que deberá ser medido periódicamente, puesto que después de un uso continuo durante algunas semanas, podría detectar un cierto grado de pérdida en lo que respecta a su eficacia como tratamiento de efectos hipnóticos, que permite la conciliación adecuada del sueño.

En cuyo caso es posible que el médico tratante deba graduar la dosis indicada como tratamiento; o simplemente sustituirlo por otro medicamento similar, que logre los efectos que son esperados con la medicación del paciente.

Efectos secundarios

Generalmente los medicamentos como las benzodiacepinas, de las cuales forma parte el Lormetazepam, pueden ocasionar una serie de efectos secundarios en los pacientes, los cuales podrían no manifestarse o presentarse de una manera leve o pasajera en algunas personas. Sin embargo son síntomas que es importante tener presentes cuando se comienza a consumir este tipo de producto, con la finalidad de mejorar la calidad del sueño en las personas, entre los cuales pueden presentarse los siguientes:

  • Estados de somnolencia, confusión o mareos.
  • Aumento de la agresividad de la persona.
  • Debilidad muscular, temblores, sensación de vértigo.
  • Dificultades para coordinar los movimientos, especialmente en el caso de las personas mayores.
  • Hipotensión, que es la baja presión arterial de las personas.
  • Presencia de amnesia anterógrada, donde el paciente no recuerda los nuevos acontecimientos de su vida, ya que no se registran en su memoria de corto plazo.
  • Dolores de cabeza, trastornos visuales.
  • Problemas de alteraciones gastrointestinales.
  • Cambios en la salivación.
  • Presencia de incontinencia, o por el contrario retención urinaria.
  • Trastornos en la sangre o presencia de ictericia, una coloración amarillenta de la piel, síntoma de un trastorno hepático.
  • Alteraciones de los deseos sexuales.
  • Reacciones en la piel como urticaria o erupciones.
  • Dependencia, uno de los elementos que como se ha indicado es característico de las medicinas del grupo de las benzodiacepinas.

Con respecto a la dependencia por parte del Lormetazepam, es importante evitar tratamientos prolongados con este tipo de medicamento, mientras que para evitar los efectos de abstinencia, es necesario dejar de tomar esta medicación de manera progresiva, para que el organismo se acostumbre a vivir sin él.

Contraindicaciones

El Lormetazepam está contraindicado en algunos casos, debido a que puede ocasionar daños en la condición física de los pacientes, especialmente cuando estos sufren de otros tipos de enfermedades. La primera de estas situaciones es cuando la persona sea hipersensible o alérgica a los componentes de este producto o a las benzodiazepinas en general.

Adicionalmente, se deben evitar los tratamientos mediante el Lormetazepam, con pacientes que presenten las siguientes características:

  • Pacientes que padecen de insuficiencia hepática, renal o respiratoria, especialmente si sufren de apnea durante el sueño, donde pueden experimentar breves paros respiratorios, pero que con la sedación de este medicamento podrían ser graves.
  • Cuando se padezca de miastenia gravis, un trastorno que se caracteriza por una anormal debilidad muscular.
  • En caso de intoxicación aguda por hipnóticos, analgésicos, alcohol o cualquier otro tipo de medicamento de acción sobre el sistema nervioso central.
  • Cuando la mujer se encuentra embarazada o durante el período de lactancia.
  • No debe ser administrado con pacientes menores de 18 años de edad, a menos que el médico tratante determine que existe una causa justificada para ello y que la duración del tratamiento será reducida.
  • Este tratamiento no está recomendado en pacientes que sufren de glaucoma, una patología a nivel ocular, debido a que su efecto anticolinérgico puede aumentar la presión a nivel intraocular, agravando la enfermedad.
  • El Lormetazepam es un fármaco que puede crear dependencia física o psíquica, por lo cual su uso debe ser evitado por personas que tengan un historial de drogodependencia.
  • Se debe evitar el uso de este medicamento en personas que estén consumiendo otros tratamientos con fármacos que puedan interactuar con el Lormetazepam, repotenciando su acción, los cuales indicamos a continuación.

Interacción con otros Fármacos 

Cualquier paciente al que se le vaya a recetar Lormetazepam y se encuentre en tratamiento con otros fármacos, debe avisar oportunamente a su médico tratante acerca de cada uno de ellos, en vista de que muchos medicamentos cuando trabajan simultáneamente tienen la propiedad de interferir o incrementar la acción de otros dentro del organismo.

En este mismo orden de ideas, se ha determinado que se puede producir una potenciación del efecto del Lormetazepam, cuando es administrado de manera concomitante, o lo que sería de forma simultánea con los fármacos que se indican a continuación:

  • Antipsicóticos considerados medicamentos neurolépticos, utilizados en el tratamiento de trastornos psiquiátricos.
  • Hipnóticos, que al igual que el Lormetazepam son medicamentos que mejoran la conciliación del sueño y su duración, pero que no deben ser administrados conjuntamente.
  • Ansiolíticos o sedantes, que generalmente son utilizados para el tratamiento de la ansiedad o trastornos de conducta.
  • Antidepresivos, que son aquellos medicamentos utilizados para el tratamiento de la depresión.
  • Analgésicos de tipo narcótico, empleados con la finalidad de disminuir el dolor. Con estos fármacos también se puede producir un aumento de la sensación de euforia, lo que puede aumentar la dependencia psíquica.
  • Antiepilépticos, que son aquellos medicamentos utilizados en el tratamiento de la epilepsia, con la finalidad de controlar la presencia de convulsiones.
  • Anestésicos, utilizados generalmente en intervenciones quirúrgicas para la reducción del dolor o controlar el estado de consciencia.
  • Antihistamínicos, los cuales tienen efectos sedantes utilizados principalmente para el tratamiento de síntomas alérgicos.
  • Antagonistas del calcio, generalmente son empleados para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares.
  • Anticonceptivos orales, utilizados para evitar el embarazo.
  • Ciertos antibióticos, aunque algunos de ellos pueden no afectar el uso del Lormetazepam; estos tipos de fármacos son empleados para el tratamiento de ciertas infecciones.
  • Levodopa y sus combinaciones, el cual es conocido por tratarse de un medicamento que suele ser indicado para controlar la enfermedad de Parkinson, pero que por otro lado puede repotenciar los efectos del Lormetazepam.

Embarazo y lactancia 

El Lormetazepam no se recomienda para ser empleado durante el embarazo o la lactancia, debido a que no se han establecido valores seguros en cuanto al uso de este medicamento, por lo que su aplicación deberá ser establecida en este caso, bajo la responsabilidad del médico tratante cuando considere que los beneficios son mayores que los riesgos, para la condición del feto.

En caso de que la paciente se encuentre consumiendo Lormetazepam antes del embarazo, y necesite dejarlo; el médico tratante le indicará la manera segura de hacerlo, para que no sufra los síntomas de abstinencia que le pudiese ocasionar el retiro abrupto del mismo.

Nunca deberá consumir Lormetazepam durante el tercer trimestre de embarazo o en altas dosis durante el trabajo de parto, pues esto podría ocasionar efectos sobre el recién nacido entre los que se puede mencionar, la depresión respiratoria, hipotonía muscular o hipotermia.

Las benzodiazepinas son excretadas mediante la leche materna, por tal motivo el Lormetazepam no debe ser consumido durante la lactancia, ya que pasaría al organismo de su bebé, ocasionándole una serie de efectos que alterarían su salud. Recuerde que es responsabilidad de la madre la salud de su bebé mientras está en gestación, bajo ningún concepto se automedique y antes de poner en riesgo su embarazo es propicia una consulta médica para aclarar dudas.

Personas de Edad Avanzada 

La utilización del Lormetazepam con las personas de edad avanzada debe ser realizada siguiendo un estricto control médico, debido a que se trata de pacientes cuya condición física está generalmente debilitada, por lo que pueden verse más afectados por la utilización de las benzodiazepinas.

En este caso se recomienda que se empleen dosis menores a las habituales, para evitar que el medicamento pueda ocasionarles efectos secundarios en su organismo.

Para realizar este tipo de tratamiento con la población de edad avanzada se recomienda administrar solo 0,5 mg como dosis única; además la duración de la medicación debe ser lo más corta posible, sin pasar como medida máxima las cuatro semanas, con el fin de evitar efectos secundarios en el paciente, debido a que es un producto que suele crear dependencia.

Niños 

Se deben evitar los tratamientos mediante Lormetazepam en niños y adolescentes menores de 18 años, y en caso de ser necesario esto se realizara bajo estricta vigilancia médica, además las dosis aplicadas en este caso deben ser bajas, al igual que la duración de los tratamientos.

Uno de los elementos a considerar con el uso del Lormetazepam en el caso de los niños es su efecto adictivo, el cual les puede crear dependencia tanto psíquica como física y además promover en ellos alteraciones que les lleven a tener pensamientos donde puedan atentar contra su propia vida. De allí la importancia de una vigilancia cercana de los padres y supervisión oportuna del tratamiento por parte del médico.

Marcas Comerciales de Lormetazepam

El Lormetazepam se presenta a nivel comercial siendo identificado con el propio nombre del fármaco más el laboratorio en el cual es producido, con diferentes contenidos en cuanto a sus miligramos.

Se trata de una Benzodiazepina que tiene corta acción dentro del organismo y que en función de su fabricante, se puede adquirir mediante receta médica identificado con nombres como: Normon, Cinfa, Kern Pharma, Nocton, entre algunos otros; todos ellos contentivos de Lormetazepam, los cuales pueden encontrarse desde 1 mg hasta 2 mg generalmente, en forma de comprimidos.

Lormetazepam

Se recomienda que antes de comenzar a consumir el Lormetazepam, en cualquiera de sus presentaciones, tenga presente que deberá solo tomar la dosis que le sea indicada por su médico tratante, previa receta médica.

Por otro lado se sugiere que lea detenidamente el prospecto adjunto en el empaque del medicamento, con la finalidad de que conozca información importante que no debe pasar por alto, en vista de que se trata de un medicamento de uso delicado, pues su mecanismo de acción afecta el funcionamiento de su sistema nervioso central.

Lógicamente esto se hace en función de controlar sus problemas de insomnio, proporcionándole la posibilidad de contar con un sueño completo y reparador; pero que por otro lado podría ocasionarle dependencia médica y además acarrear algunos efectos secundarios en su organismo.

Si el contenido de este artículo ha sido de su agrado, le sugerimos la lectura de la información contenida en los siguientes enlaces:

(Visited 29 times, 1 visits today)