Lorazepam: todo lo que necesitas saber de este fármaco

En el siguiente artículo vamos a poder descubrir todo lo relacionado con el Lorazepam, comenzando con definir qué son, para qué sirven, además de mencionar las dosis que se deben tomar sus efectos secundarios y mucho  más.

Lorazepam

¿Qué es el Lorazepam?

El lorazepam se define como un psicótropo que forma parte del grupo de las benzodiacepinas, la cual contiene propiedades  ansiolíticas, sedantes y también hipnóticas. Es una medicina que se suele usar con bastante frecuencia, para ser más específicos suele ser el fármaco  con mayor comercialización.

Principalmente  se debe que los médico lo recetan para ser usado como un tranquilizante, ya que actúa para modular y también todos los síntomas asociados con el estrés que son totalmente comunes de la ansiedad. Por otra parte, se administra para facilitar totalmente  para inducir el sueño  y todos los trastornos que se encuentren asociados  con el sueño luego de algunos años.

Por su parte, el director de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental mejor conocida por las siglas Fepsm, Jerónimo Saiz indicó que dentro de la gran variedad de estos medicamentos existe una composición con mucha ventaja que radican en torno a la vida media y la absorción de la potencia de los intermedios los cuales son totalmente necesarios.

Adicional a lo antes indicado Saiz en conjunto con Amaia Malet quien es la farmacéutica responsable del Medicamento (CIM) del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa (COFG), explicaron que este tipo de medicamento es empleado para controlar el insomnio muy intenso así como también los estados de ansiedad primarios que estén asociados con las causas como la depresión o procedimientos quirúrgicos.

Cabe destacar que este tipo de fármaco por lo general suele provocar una dependencia física y también psíquica, en donde el riesgo aumenta si la dosis y el tiempo que es administrado el tratamiento es  muy prolongado.

Lo más  recomendable es tomar lo Lorazepam  por alrededor de 6 semanas o máximos unos tres meses  3 meses, sin embargo, muchas personas lo llegan a consumir por muchos años incluso de  por vida. Cabe destacar que la dependencia no se expresa con lo llamado tolerancia al medicamento, sino con la necesidad que el paciente muestra la querer aumentar la dosis para que sus efectos sean mayores.

Lorazepam

Sin embargo, la tolerancia si se nota dentro de los síntomas de rebote o los de abstinencia que en la gran mayoría de los casos se suelen manifestar, si la persona deja de consumir el fármaco de manera repentina, es por ello que lo ideal es suspensión paulatina o una suspensión gradual.

Adicional a ello se debe destacar que en los efectos de rebotes por lo general se presentan síntomas de cefaleas, ansiedad extrema, insomnio a un nivel elevado, confusiones constantes e incluso la persona suele tener alucinaciones.

Por tal razón muchos médicos e inclusive farmacéuticos coinciden que el medicamento no se debe tomar de manera constante ni mucho menos dejarlo de forma brusca, sino que se debe hacer de forma gradual en todos los casos, ya que así se indica.

 ¿Para qué sirve?

El Lorazepam   sirve como un tranquilizante-ansiolítico es  decir evita los nervios y la ansiedad, debido a que actúa influenciando todas las actividades comunes del individuo que las toma. Es importante hacer mención que este  fármaco  es el adecuado para las terapias antidepresivas, ya que se pueden combinar con   medicamentos antidepresivos y otros psicofármacos.

Es importante tener en cuenta que el Lorazepam sirve en los siguientes casos:

  • Se toma en los tratamientos a corto plazo para todos los estados de ansiedad y la tensión asociada o no a los denominados trastornos funcionales u orgánicos, en donde por lo general se suelen incluir todo lo asociado con la depresión que se liga con los procedimientos quirúrgicos y/o diagnósticos, y en preanestesia.
  • Por otra parte se usa para tratar los trastornos severos del sueño.

El Lorazepam cuenta con un principio activo que forma parte de la familia de Benzodiacepina, para ser más específicos es un fármaco que tienen un efecto ansiolítico, hipnótico, anticonvulsivante y relajante muscular. Por lo general sus efectos se alcanzan gracias a su mecanismo de acción, ya que consigue modular alostéricos receptores de GABA.

Cabe destacar que las benzodiacepinas se unen totalmente a la alfa del receptor GABA, ya que de esta forma entra al anión cloro hasta llegar a la neurona. Luego de la entrada del cloro  y unirse con la célula se forma una inhibición de la misma, es por ello que se puede decir que las benzodiacepinas son una especie de depresores que tienen efecto sobre el sistema nervioso central.

Lorazepam

Ya que actúan como moduladores alostéricos sirven como un canal de cloro, ya que así se abre en total presencia del neurotransmisor GABA, es por ello que las benzodiacepinas suelen ser las más seguras en lo que respecta a la sobredosis de los barbitúricos.

El Lorazepam tiene un gran efecto terapéutico es por ello que se emplea primordialmente para tratar la ansiedad, inhibiendo toda la actividad neuronal en los circuitos del miedo que se encuentran localizados en las amígdalas. Por su parte, el efecto anticonvulsivo se logra inhibiendo las neuronas de la corteza cerebral.

Dentro de  las principales razones por las cuales los fármacos que forman parte de  la familia de las benzodiacepinas, por lo general solo se pueden vender con una receta médica es que estos fármacos pueden causar dependencia.

Cabe destacar que este tipo de riesgo se debe tener en cuenta tanto por el médico tratante como también por el paciente que va a tomar el fármaco. Por otra parte, se debe indicar de forma explícita al mismo que el tratamiento con benzodiacepinas debe ser limitado en el tiempo.

Se tiene que resaltar que todo el riesgo de dependencia se encuentra totalmente relacionado con la sensación de bienestar que produce tomar el medicamento, ya que pueden producir molestar similar  a los de la ansiedad así como también en algunas personas se le puede manifestar  el efecto euforizante.

Cabe destacar que los efectos de dependencia de la Lorazepam es mayor en los pacientes que tienen un antecedente de adicción de otro tipo de sustancia, como lo puede ser el alcohol por lo general estas personas suelen tomar una dosis mucho más elevada del fármaco y por un tiempo prolongado.

Dosis y administración del Lorazepam

La dosis  del tratamiento en donde se emplea la Lorazepam se debe iniciar desde lo más bajo, ya que es lo recomendado, cabe destacar que la administración del fármaco debe ser lo más corto posible para lo desarrolla una dependencia del medicamento.

El médico tratante tiene la obligación de revaluar al paciente de manera regular, para conocer si el medicamento administrado no le está causando ningún tipo de dependencia.

Por lo general en los pacientes  que  se encuentren totalmente libre de síntomas, la dosis que tienen que tomar del fármaco no puede superar las 12 semanas, si se está tratando la ansiedad, en el caso del insomnio más de 4 semanas. En lo que respecta a detener el tratamiento se debe hacer de forma gradual.

Vamos a conocer a continuación con mayor detalle lo que corresponde a las dosis y administración delo Lorazepam según el padecimiento.

Ansiedad

El tratamiento para la ansiedad se debe administrar de la siguiente forma: 0,5 mg 2 o 3 veces al día, cabe destacar que se debe aumentar de manera paulatina hasta lograr tomar la dosis   ideal. Cabe resaltar que lo más indicado el 1-5 mg/día en diversas tomas, en dado caso de no ser las iguales la dosis mayor se tiene que tomar antes de ir  a dormir.

Insomnio

En el caso de los tratamientos el insomnio el tratamiento que se debe tomar es el siguiente: Al menos 1 mg como dosis única antes de que el paciente se acueste, la misma se debe ir aumentando de forma gradual hasta encontrar la dosis ideal.

La duración del tratamiento  por general suele durar algunos días incluso unas semanas, lo máximo es 4 semanas, en donde no se puede dejar de forma brusca lo ideal es dejarlo de manera gradual.

Se debe tener en cuenta que la administración de este tipo de medicamento en simultáneo con otras sustancias depresoras del sistema nervioso central como lo puede ser: alcohol, barbitúricos, antipsicóticos, hipnóticos/sedantes, ansiolíticos, antidepresivos, analgésicos narcóticos, antihistamínicos sedantes, anticonvulsivantes y anestésicos. Por lo general producen el aumento en grandes cantidades del efecto depresor.

El uso elevado de los fármacos antidepresivos, por lo general suele producir una sudoración excesiva, sedación, salivación, también  hipotensión, ataxia, delirio y fallo respiratorio. Se debe tener en cuenta que cada uno de estos síntomas antes descritos son los factores que definen la dependencia del paciente con el medicamento.

En dado caso que el paciente tome más dosis de a indicada  que sucede:

  • La sobredosis en los pacientes que toman este tipo de fármacos por lo general se suelen manifestar en diversas  formas en el sistema nervioso central, en donde pueden ir desde la somnolencia hasta poder quedar en coma.
  • Dentro de los casos más moderados de sobredosis los síntomas que se manifiestan son somnolencia, confusión, cansancio excesivo. En lo que respecta a los más serios por lo general aparece la ataxia, la hipotonía, hipotensión, la depresión respiratorias y mucho más.

Vamos a conocer a continuación una series de precauciones que se deben tener en cuenta al momento de la administración del medicamento:

  • El Lorazepam se debe tomar con muchas precauciones en especial en los pacientes que tienen afecciones respiratorias comprometidas, lo ideal en estos casos es reducir la dosis si se nota que las personas está algo debilitada o tiene algún tipo de insuficiencia respiratoria grave.
  • En dado caso que la depresión preexista algún tomando el medicamento, quiere decir que el mismo no está haciendo los efectos indicados y la situación puede empeorar es por ello que lo ideal sería consultar al médico tratante de manera inmediata, ya que se pueden desembarcar desenmascarar tendencias suicidas en pacientes deprimidos.
  • En algunas ocasiones se han observado reacciones paradójicas en aquellos pacientes que toman estos fármacos, por lo que general este tipo de reacciones se puede observar en los niños y los adultos mayores y lo más recomendable es suspender el medicamento.
  • El Lorazepam se debe tomar con total precaución en aquellas personas que también se encuentren consumiendo otro tipo de fármacos depresores del mismo nivel, ya que como se ha indicado por lo general suele aumentar el riesgo de la hipotensión, la debilidad muscular.
  • Lo más recomendable es disminuir la dosis de forma gradual si se ha consumido una dosis más alta de la recetada, la administración de las benzodiacepinas en donde se encuentran incluidos el Lorazepam, provocan dependencia física y también psicológica, cabe destacar que el riesgo de dependencia puede aumentar en grandes dosis y a largo plazo.
  • Es importante también tener en cuenta que la dependencia de los pacientes se suele reducir en el momento que el Lorazepam se comienza a tomar de manera adecuada. En lo que respecta al tratamiento de corto plazo es de 2-4 semanas, no es recomendable que sea continuo y a largo plazo.
  • En dado caso que el Lorazepam se administre en conjunto con otros fármacos que también actúen sobre el Sistema Nervioso Central, es importante que se tenga especial cuidado con la farmacología considerar cuidadosamente la farmacología de los agentes que se emplearán debido a la posible potenciación de los efectos del medicamento.
  • El Lorazepam al igual que el resto las benzodiacepinas generalmente causan efectos negativos en el feto, es por ello que lo más recomendable es que no lo usen las mujeres embarazadas, en especial durante los tres primeros meses de gestación, ya que el fármaco se distribuye a través de la leche materna debe discontinuarse la lactancia durante el tratamiento.
  • Benzodiazepina es de acción corta con propiedades ansiolíticas, sedantes y también hipnóticas, por otra parte, se tiene que decir que tienen una acción totalmente relajante es por ello que se administra en terapias previamente prescritas.
  • Las benzodiacepinas bajo ningún concepto se pueden administrar en niños a de no ser de extrema necesidad, en caso de los adultos mayores tienen que recibir una dosis menor. Solo debe ser administrado para el trastorno intenso que suelen limitar a los pacientes.

Contraindicaciones

A continuación se van a describir las contraindicaciones de este este tipo de fármacos, las cuales se deben tener en cuenta antes de tomarlo:

  • Para comenzar se debe mencionar que el efecto que tiene el medicamento como relajante muscular, suele producir un leve empeoramiento en la enfermedad, ya que puede causar la elevación de la fatiga muscular.
  • Por otra parte, cabe resaltar que su efecto de relajante muscular llega a potenciar a toda consta la depresión respiratoria.
  • El Lorazepam suele tener efectos anticolinérgicos, ya que la benzodiacepina lleva a aumentar la presión la intraocular y esto suele agravar mucho más la enfermedad.
  • Provoca una insuficiencia hepática totalmente severa esto aumenta totalmente el riesgo asociado a la encefalopatía.
  • Intoxicación etílica aguda, coma o síncope: Esto se debe al aumento de la depresión aditiva con respecto al sistema nervioso central.
  • Cabe destacar que el uso por un lapso de tiempo elevado de las dosis del Lorazepam por lo general suele producir la dependencia psíquica o física.
  • No se recomienda exponerse por tiempo prolongado ante el sol, ya que se corre el riesgo de que se puedan producir ciertas manifestaciones de fotosensibilidad.
  • El consumo del Lorazepam por lo general provoca un desarrollo de dependencia a nivel físico y psíquico, por lo general el riesgo de dependencia se suele incrementar con las dosis y la duración a largo plazo del tratamiento y sobre todo es mayor en los pacientes que tienen cualquier tipo de antecedente en el consumo de drogas, de alcohol entre otros.
  • Si se tiene algún tipo de dependencia física no se puede finalizar de forma brusca la terminación de un tratamiento, ya que se pueden presentar síntomas que son propios de la retirada como lo es: la cefalea, los dolores musculares, la ansiedad acusada, tensión, intranquilidad, confusión y también irritabilidad. Dentro de los casos más severos existen unos síntomas muchos más graves como lo es despersonalización, hiperacusia, hormigueo y calambres en las extremidades, intolerancia a la luz, sonidos y contacto físico, alucinaciones o convulsiones.
  • Las personas que toman este tipo de fármacos reducen la capacidad totalmente para poder conducir un vehículo o también operar maquinarias pesadas, ya que el medicamento tiene un efecto de sedación, la amnesia, también toda la dificultad de concentración y el deterioro de la función muscular que puede aparecer luego de la administración del tratamiento.

Efectos secundarios

En lo que respecta a los efectos secundarios del Lorazepam por lo general los más frecuentes, moderados e importantes, se tienen que resaltar el perfil toxicológico del fármaco es muy similar al resto de los medicamentos que contienen benzodiacepinas ansiolíticas. Por lo general las reacciones adversas que provocan están relacionadas con la prolongación de la acción farmacológica y así se afectan  a todo el sistema nervioso central.

Por lo general el 50% de los pacientes suelen presentar un tipo de somnolencia transitoria alrededor de los primeros días en que se inicia el tratamiento con el Lorazepam. Esporádicamente los pacientes que son tratados con este tipo de fármaco que suelen estar obligados a suspender el tratamiento en su totalidad, sus reacciones adversas suelen ser las siguientes:

  • Lo más frecuente es de decir en un 25% los efectos secundarios que se pueden mencionar son: la somnolencia, la confusión y también la ataxia, estos síntomas son desarrollados especialmente en los ancianos más débiles en dado caso estos síntomas sean recurrentes se tiene que reducir la dosis.
  • En lo que respeta a lo frecuente entre un 10-25% los efectos que por lo general aparecen son: mareos, la sedación, la cefalea, la depresión, la desorientación, la disfasia o también la distracción, la reducción de toda la concentración, temblores musculares, cambios en la libido, incontinencia urinaria, retención de líquidos, náuseas, vómitos diarrea, estreñimiento, sequedad en la cavidad bucal, hipersalivación, dolor epigástrico.
  • En algunas ocasiones como lo pueden ser el 1-9% los síntomas son: hepatitis, ictericia, dermatitis, urticaria, prurito, leucopenia, agranulocitosis, anemia, trombocitopenia, eosinofilia, alteraciones del comportamiento, amnesia anterógrada, excitación paradójica, psicosis, alteraciones de la visión, diplopia, nistagmo, alteraciones de la audición.
  • Ya para finalizar los síntomas que rara vez se observan para ser más específicos el 1% son: la depresión respiratoria, hipotensión, hipertensión, bradicardia, taquicardia, palpitaciones.

Marca Comerciales

El Lorazepam es un fármaco que se vende bajo en nombre comercial de  Orfidal o Ativan, tal  y como ya se sabe pertenece al grupo de las benzodiazepinas de alta potencia el cual está compuesto por un total de las cinco propiedades intrínsecas. También se conocen por lo otros nombres comerciales como lo son:

  • Donix®
  • Idalprem®
  • Placinoral®.

En este artículo pudimos conocer toda la información que necesitas saber acerca del Lorazepam, si te gustó también puedes acceder a los siguientes:

(Visited 29 times, 1 visits today)