Lavanda, con un rico aroma y beneficios para la salud

Hay plantas que simplemente las reconocemos por su aspecto o por el aroma que emanan pero de ellas desconocemos muchas veces que aportan muchos beneficios para nuestra salud. En este artículo comentaremos sobre la Lavanda la cual tiene una gran cantidad de beneficios.

Lavanda

¿Qué es la lavanda?

La lavanda es una planta típica de los paisajes del mediterráneo, destaca por ser una arbusto perenne el cual posee flores de color morado que tienen una forma de espiga. Se conocen más de treinta variedades diferentes de esta planta, dentro de ellas las más conocidas son la Lavandula officinalis o Lavandula spica.

Tanto su vistosidad como su aroma hacen de la lavanda una planta ornamental por excelencia, pero además, esta planta posee una gran cantidad de propiedades beneficiosas tanto en el ámbito medicinal como en la parte de la cosmética. Es una planta autóctona del Mediterráneo occidental, los principales países productores de lavanda destacan Francia como su principal productor, luego le siguen España, Bulgaria, Argentina, Japón y la India.

El nombre de la Lavanda se deriva de la palabra en latín “Lavar” cuyo significado no es otro que limpiar con baños. En la antigüedad esta planta era usada en baños como una especie de jabón, esto se debía al olor que desprendía y además que dejaba la piel bastante suave. En la actualidad, esta planta sigue siendo usada con este fin e incluso ha sido incorporada a productos orientados a la limpieza y desinfección del hogar.

Composición de la lavanda

Para poder comprender por qué esta planta es usada en la cosmética y además aporta tantos beneficios para la salud, es necesario conocer cuáles son sus componentes. El principal componente de esta planta es su aceite esencial el cual es muy rico en alcoholes terpénicos como lo son el geraniol o el linalol que junto con otros de sus componentes son los responsables de su efecto relajante.

Otro de los componentes que se destacan de la lavanda son los taninos, estos son compuestos fenólicos que podemos encontrar en las uvas, el vino, café o té y en frutas como la manzana. Estos compuestos tienen propiedades astringentes y antiinflamatorias pero además son potentes antioxidantes por lo que podríamos decir que esta planta tiene efectos antioxidantes.

Los compuestos antioxidantes tienen la función de proteger a las células de nuestro cuerpo contra la acción de los radicales libres. Esto se traduce en que el efecto antioxidante de la lavanda reduce considerablemente los efectos de la vejez y disminuye además el riesgo de padecer enfermedades degenerativas como lo son el cáncer o el alzhéimer.

Beneficios de la lavanda

Desde los inicios de la sociedad, se ha usado a la lavanda como un efectivo relajante, en base a esta propiedad las personas recurren a esta planta cuando tienen problemas para conciliar el sueño.  Para esta situación se aconseja colocar una pequeña bolsa con un poco de lavanda debajo de nuestras sabanas ya que se ha demostrado que es su olor lo que produce el efecto relajante.

Además de tratar el insomnio, la lavanda es altamente eficaz para disminuir los niveles de ansiedad y nerviosismo, así como también disminuye la presión arterial, ayuda a tratar los mareos en los viajes y facilita las digestiones cuando éstas se interrumpen a causa de un estado de nervios o ansiedad. Para todo esto es necesario ingerir la planta en infusión bien sea solo o combinado con otras plantas como la tila o la amapola.

lavanda

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, se puede emplear la lavanda como un calmante del dolor. Por lo general para tratar los dolores se suele usar de forma externa haciendo uso de aceites esenciales de lavanda. Este aceite esencial se obtiene luego de la destilación de las flores de la planta. Entre otras molestias físicas para las que se emplea la lavanda son:

  • Tortícolis.
  • Dolores reumáticos y de lumbares.
  • Dolor de pie.
  • Malestar a nivel lumbar.

En lo que respecta a sus alcoholes terpénicos y los taninos de la lavanda, son usado como base para productos con propiedades astringentes y antisépticas, esto además de su suave y relajante aroma. Es por ello que esta planta es empleada con frecuencia para la creación de cremas y geles que se usan para tratar afecciones relacionadas con la piel y el cabello, entre las cuales podemos destacar:

  • Picaduras y quemaduras.
  • Psoriasis o eccemas.
  • Heridas leves,  cortes y hematomas.
  • Previene la caída del cabello.

Lavanda

No podemos dejar de mencionar su potente capacidad antiviral y antibacteriana que posee la lavanda. Es por ello que esta planta se emplea en casos de faringitis, laringitis y de inflamación propiciadas por anginas, para tratar estos problemas se recomiendan las gárgaras con lavanda. Para las enfermedades que producen problemas respiratorios como la gripe, bronquitis o resfriados, es recomendable tomar una infusión de lavanda acompañada con un poco de miel.

Son muchos los beneficios que posee la lavanda para la salud, es por ello que a continuación detallaremos para cuales problemas podemos emplear a esta maravillosa planta.

Estrés

Estudios llevados a cabo en humanos indican que la lavanda es capaz de reducir la ansiedad, estabiliza el estado de ánimo y además contiene propiedades sedantes, analgésicas, e incluso anticonvulsivas. Está completamente comprobado que la lavanda potencia el efecto de la serotonina en nuestro cerebro. Debemos mencionar que la serotonina es el principal  neurotransmisor que regula los estados de ánimo en nuestro cerebro.

Por otro lado, ensayos clínicos han demostrado que usar aceite de lavanda vía oral puede disminuir los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada (TAG),  estrés postraumático y la neurastenia, conocida frecuentemente como fatiga crónica. Se comparan los efectos de esta planta con los obtenidos con fármacos ansiolíticos como la paroxetina y el lorazepam. La gran ventaja que tiene la lavanda sobre estos potentes fármacos son la poca cantidad de efectos secundarios.

Lavanda

Por otro lado, el aceite de lavanda mejoró no sólo estos estados de ansiedad sino además reparó de manera significativa la calidad y duración del sueño así como también la salud mental sin llegar a estados de sedación excesiva.

Insomnio

Para combatir el insomnio se recomienda ampliamente la lavanda y es que su aroma es el principal responsable de sus propiedades relajantes. Es por ello que esta planta se usa en una amplia variedad de productos como lo son los aceites esenciales, velas, inciensos y tés. El té de lavanda suele ser el producto más popular para tratar el insomnio.

Además, su uso ornamental es bastante útil, además de darle un toque fresco y lindo a tu hogar, perfuman la casa y te mantienen en un estado de relajación.

Dolores

El aceite esencial de lavanda posee propiedades antiinflamatorias y analgésicas, es por ello que es una opción bastante efectiva para el tratamiento de  dolores musculares, contracturas, dolor de espalda e incluso esguinces. Para hacer uso del aceite de lavanda con la finalidad de tratar estos dolores se pueden hacer masajes con este aceite en la zona afectada.

Reparación de la Piel

Se ha determinado que la lavanda es muy eficaz como un remedio natural para el tratamiento de afecciones de la piel como lo son el acné, la psoriasis, las dermatitis y los eczemas. Por otro lado, es bastante útil para la cicatrización de heridas leves, cortes y quemaduras.

Desde la antigüedad, la lavanda ha utilizado para calmar la comezón y la hinchazón que producen las picaduras de insectos en nuestra piel, también las enfermeras la pueden aplicar después de una inyección o una vacuna no sólo para calmar la molestia sino también para relajar a la persona. Para ello se puede aplicar de forma directa el aceite de lavanda sobre la piel.

Combate de los trastornos respiratorios

Siempre se han resaltado las propiedades del eucalipto como uno de los mejores aceites esenciales para el tratamiento de la gripe y de problemas respiratorios. En lo que respecta a la lavanda, esta no se queda atrás puesto que igualmente es una excelente opción para el tratamiento de estas enfermedades.

En caso de presentar alguna infección en la garganta, tos, asma, congestión nasal o algún otro síntoma vinculado a patologías de las vías respiratorias, se puede aplicar directamente o en una mezcla con algún aceite vegetal base, el aceite esencial de lavanda sobre la zona del cuello, pecho o espalda. Por otro lado, puedes usar además un humidificador para inhalar el aroma de la lavanda.

Minimizar síntomas de la menstruación

Bien sea inhalado o aplicado de forma tópica con un masaje en la zona afectada, el aceite esencial de lavanda se convierte en un gran aliado para aliviar los síntomas incómodos y dolorosos que son asociados a la menstruación.

Es importante destacar que la lavanda no tiene efecto alguno sobre la intensidad del sangrado pero sí se ha observado que hay mejorías en los síntomas como lo son los calambres abdominales, los cólicos y el decaimiento. En caso de que tu menstruación sea sumamente dolorosa, podrías probar con un remedio natural como lo es el  aceite esencial de lavanda.

¿Cómo utilizar la lavanda para aprovechar sus beneficios?

Con todos estos beneficios que te presentamos, debes de estarte preguntando como podrías usar esta planta para aprovechar sus beneficios. Principalmente por su aroma, color y aspecto, una vez que las flores de esta planta se hayan secado pueden tener una gran cantidad de usos decorativos. Dentro de estos usos podríamos destacar centros florales para decorar tu casa, meter las flores en bolsitas de tela y utilizarlas como ambientador para los armarios y zapateros, con este uso puedes evitar la proliferación de ácaros en estos lugares.

La lavanda mezclada con agua destilada y alcohol es bastante efectivo y ecológico como un insecticida. Por otro lado esta misma preparación combinada con pétalos de rosa y vinagre crea una loción refrescante que te podría ayudar a aclarar el  cabello o bien para disfrutar un baño relajante, siendo así un posible sustituto de las sales de baño de lavanda.

Esta planta también se suele utilizar como un acondicionador natural, de forma convencional se aplica en el cabello en forma de tónico luego de usar el champú o incluso se pueden pulverizar sobre el cabello. Una vez seco el cabello, puedes sentir la suavidad  y el olor fresco que dejaran la lavanda sobre ti. Otro de los productos de aseo personal donde es frecuente ver a esta planta es en lo jabones de baño y es que además de su agradable olor, dejará tu piel lisa y suave.

Las flores secas de la lavanda pueden ser empleadas en la cocina, sobre todo como un buen aromatizante para el vinagre. Basta con sólo limpiarlas y una vez secas las colocas en un tarro junto con el vinagre, lo cierras bien y dejas asolear por al menos tres semanas. Luego de este periodo de tiempo, podrás usar este vinagre como un aderezo para tus platos. Esta misma preparación la puedes llevar a cabo con aceite y le dará un gusto especial a tus ensaladas

Es poco usual pero además podemos ver la lavanda en la repostería, inmiscuida en el chocolate, en mermeladas, pasteles o inclusive en un helado refrescante de lavanda. Para poder disfrutar de sus propiedades curativas, es necesario preparar esta planta bien sea como una infusión o como un aceite esencial y a continuación te enseñaremos como lograrlo.

Como infusión

Para preparar una infusión de lavanda debes tomar un racimo de flores de esta planta, las pones a cocinar en una olla con agua hasta que lleguen a puto de ebullición, una vez hervida dejas reposar para que se quite el calor. Cuando haya refrescado la mezcla, puedes proceder a colarla. Puedes tomar este preparado de forma continua o cada vez que sientas que te invada la ansiedad o el insomnio.

Por otro lado, este té se aconseja bastante para el tratamiento de problemas gastrointestinales. Se recomienda que ingerir esta infusión antes de una comida pesada ayudará a aliviar la sensación de pesadez propia de la digestión.

Como aceite esencial

Probablemente el aceite esencial de lavanda sea uno de los productos derivados de esta planta más usados y buscados y se debe a que aporta una gran cantidad de beneficios. Su preparación no es tan compleja como se cree, a continuación procederemos a explicarte como hacerlo.

Primero debes tomar unas flores de lavanda y dejarlas secar por al menos un día en un lugar fresco. Ahora bien, para preparar el aceite se necesita aceite de coco. Una vez que las flores se hayan secado, debes proceder a triturarlas pero sin que queden muy trituradas. Luego de esto, debes calentar a fuego lento el aceite de coco y unes las flores ya machacadas al aceite de coco.

Deje cocinando por al menos unas dos horas y al culminar retire del fuego y proceda a colar esta preparación. Un consejo para que tu aceite esencial de lavanda perdure es almacenarlo en un envase de vidrio y guardarlo en un lugar donde no le llegue la luz al envase. Para usar este aceite lo aplicamos directamente en esguinces, raspaduras o en hematomas para aliviar el dolor, por otro lado se puede aplicar en la piel o en el cabello para fortalecerlos.

Contraindicaciones

La lavanda es una planta que le aporta muchos beneficios a la salud de aquellas personas que la ingieren. Al igual que los fármacos, debes tener en cuenta que debes seguir ciertas indicaciones cuando la ingieras para evitar alguna posible reacción adversa derivada de su mal consumo.  Dentro de estas consideraciones destacamos las siguientes:

  • Se recomienda usar el aceite de lavanda solo en las zonas externas de nuestro cuerpo ya que es probable que algunas personas produzca una reacción alérgica a la ingesta de este aceite.
  • El uso continuo del aceite esencial en hombres podría generar desequilibrios hormonales.
  • La lavanda no debe ser usada en niños menores a 2 años.
  • Las personas que estén bajo tratamiento por intoxicación alcohólica no deben ingerir lavanda en infusión e incluso no deben usarla de forma externa.
  • Usar el aceite de lavanda durante el embarazo podría inducir el aborto.

Como ya sabemos, la lavanda produce un cambio positivo en aquellas personas que padecen de problemas gastrointestinales como una digestión pesada y en aquellos que padecen de problemas de ansiedad pasajera. Pero el uso de esta planta en patologías como la hepatitis, la  cirrosis hepática o bien una úlcera gastroduodenal puede empeorar los síntomas de esta patología, esta situación aplica igualmente en enfermedades neurológicas como el Parkinson o la Epilepsia.

En este artículo pudimos conocer sobre la lavanda, una planta propia del mediterráneo la cual destaca tanto por su vistosidad como por su aroma. No podemos dejar de lado todos sus beneficios sedantes y a nivel gastrointestinal que nos aporta la ingesta de una infusión de esta planta pero su aceite esencial también es útil para el tratamiento de molestias musculares y heridas leves. Siempre es importante tener cierto cuidado con el uso de esta planta, ante cualquier duda puede consultar a su médico. También te pueden interesar los siguientes artículos:

  • El Sarampión, una conocida enfermedad urbana muy infecciosa.
  • ¿Qué es la Meningitis? Descubre los diferentes tipos.
  • Que son las cataratas, cuantos tipos existen y como tratarlas.
  • Artritis: Causas y cómo tratar el dolor de la inflamación articular.
(Visited 4 times, 1 visits today)