El jengibre, utilizado para de distintas enfermedades

Existen plantas que han sido usadas desde los inicios de la sociedad puesto que desde ese entonces se descubrieron muchos beneficios para la salud. En este caso comentaremos acerca del jengibre, una planta con una gran cantidad de beneficios y además usada desde hace un buen tiempo atrás.

Jengibre

¿Qué es el jengibre?

El jengibre es una planta que pertenece a la familia de las zingiberaceae así como también el cardamomo y la cúrcuma. Esta planta se desarrollo principalmente en la India, Jamaica, Indonesia y Australia pero en la actualidad la encontramos distribuida en todo el mundo.

Las raíces de jengibre son usadas en la culinaria como una especia para dar sabor picante a las comidas. Por otro lado, también se usa esta planta en la práctica de la medicina naturista para tratar diversas enfermedades como la artritis, condiciones neurológicas, asma, estreñimiento, diabetes o inclusive el cáncer. Para estos casos se aplica en forma de pasta, seca en polvo o cristalizada en forma de almíbar.

Estudios científicos recientes descubrieron que la potencia antioxidante del jengibre tiene un papel esencial en la protección contra el daño oxidativo y además tiene efecto terapéutico sobre una gran cantidad de patologías. Dentro de estas patologías  destacamos las cardiopatías isquémicas y la prevención de ciertos tipos de cáncer.

Dentro de los antioxidantes que se encuentran en el jengibre podemos destacar a los  polifenoles. Estas son sustancias que no aportan energía cuando los consumimos pero su ingesta diaria permite preservar una buena salud.

Jengibre

Propiedades del Jengibre

Es complejo hablar de las propiedades del jengibre, puesto que posee más de 400 compuestos químicos en diferentes proporciones. Dentro de estos destacamos los macronutrientes como los carbohidratos, proteínas y lípidos. Agregamos también los compuestos fenólicos además de la fibra, vitaminas y minerales que interactúan entre sí para aportar los beneficios a nuestra salud.

En lo que respecta a las vitaminas que se encuentran en el jengibre debemos destacar su aporte de Vitamina C y vitamina B6 o conocida también como piridoxina. La química de esta última ayuda tanto para el tratamiento de las náuseas y los como en la estimulación de los receptores de serotonina.

Ahora bien, cuando hablamos de los minerales, debemos destacar al calcio, cobre,  fósforo, hierro y el zinc los cuales están distribuidos en diversas proporciones en esta plana. Su aporte de proteína es bastante considerable para ser un producto vegetal, aporta cerca de  5 g de proteínas por cada 100 gramos de jengibre. Por otro lado, sus propiedades antioxidantes se derivan de sus polifenoles, flavonoides y taninos.

Beneficios del jengibre

Con todos estos compuestos que hemos comentado, es evidente que el jengibre debe tener una gran cantidad de beneficios. Dentro de estos podemos destacar sus beneficios al sistema digestivo, su efecto antiinflamatorio y su más reciente descubrimiento como tratamiento para la gripe. A continuación profundizaremos acerca de estos beneficios.

Nauseas

Masticar jengibre crudo o bien beber esta planta en un té es un remedio casero frecuente para tratar las náuseas. Por otro lado, tomar jengibre para calmar el mareo por movimiento ayuda también a reducir la sensación de náuseas. Es importante destacar que debes consultar a tu médico el uso del jengibre en caso de náuseas por embarazo. Esto se debe a que cada persona tiene una condición y una reacción particular a cada producto.

Digestivo

Los compuestos fenólicos propios del jengibre son conocidos por aliviar la irritación gastrointestinal, así como también la estimulación de la producción de saliva y bilis.  Por otro lado, estos compuestos suprimen las contracciones gástricas a medida que los alimentos circulan a través del tracto gastrointestinal.

También se ha conocido que el jengibre contiene un efecto benéfico en las enzimas  tripsina y lipasa pancreática ya que incrementa su cantidad dentro del tracto digestivo.  Estudios recientes analizan la posibilidad de que el jengibre podría ayudar a prevenir el cáncer de colon. Algunos científicos consideran que el jengibre podría ser una planta  que ayude a adelgazar puesto que tiene cierto efecto diurético que ayuda a reducir la hinchazón.

Accidentes cardiovasculares

Otro de los tantos beneficios que tiene el jengibre son su efecto reductor del colesterol en el sistema circulatorio, ayuda a disminuir el riesgo de coagulación de la sangre y además mantiene estables los niveles de glucosa en sangre. Es importante comentar que aun se necesitan más análisis para comprobar estos beneficios pero todo apunta a que es muy probable que se demuestren.

Inflamación

Desde hace mucho tiempo el jengibre ha sido usado para reducir la inflamación y el tratamiento de afecciones inflamatorias. Un estudio afirma que unos suplementos de jengibre ayudaron a reducir el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal en 20 pacientes. También se descubrió que el jengibre es bastante eficaz y seguro para el tratamiento de afecciones como la osteoartritis.

Reducción del dolor

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Georgia encontró que el consumo diario de jengibre redujo el dolor muscular derivado de la actividad física. También se descubrió que el jengibre ayuda a controlar los cólicos menstruales.

Alivio de la gripe

Durante los meses de invierno los cuales abunda el frío, se  acostumbra a beber té de jengibre ya que es una buena forma de mantenernos calientes. Esto nos permitirá prevenir cualquier gripe o afección respiratoria. El té de jengibre tiene un efecto diaforético, esto quiere decir que se promueve la tasa de sudoración, este hecho a su vez hace trabajar al cuerpo ya que lo calienta desde adentro, es por ello que se disminuyen considerablemente los síntomas de la gripe.

¿Cómo utilizar el jengibre para aprovechar sus beneficios?

El jengibre se puede consumir frescos, en polvo, seco, en forma de aceite o incluso como un jugo. Para usarlo como especia en una comida lo podremos usar bien sea fresco o seco, como extracto y como aceite de esta raíz. Por otro lado, esta planta ha sido usada como suplemento dietario ya que lo encontramos en presentaciones como tinturas madre, cápsulas y pastillas. A continuación te comentaremos como puedes usar el jengibre para así aprovechar todos sus beneficios.

Té de jengibre con limón

Primeramente debes poner a hervir un limón por 15 a 20 minutos. Una vez que el agua haya tomado sabor a limón, la debemos dejar reposar para que dicho sabor se resalte aun más. Mientras se va enfriando agregamos rodajas pequeñas de jengibre para que esta le vaya dando sabor y soltando además sus propiedades benéficas.

Infusión de Jengibre

Preparar una infusión de jengibre es bastante sencillo y es una de las formas más frecuentes de ingerir esta planta para aprovechar sus propiedades curativas. En este caso podemos usar esta planta tanto fresca como seca. En caso de usarlo fresco, podemos cortar un trozo de la planta y procedemos a la decocción por unos 5 minutos. Puedes igualmente rallar la planta y agregar esta ralladura al agua ya hervida.

En caso de que vayamos a consumir esta raíz seca, simplemente basta con disolver la dosis en agua caliente y consumir. El agua de jengibre no sólo ayuda a depurar sino también a tratar infecciones de la garganta, amigdalitis, entre otras. Una de las maneras de darle más sabor a esta infusión es mezclándola con miel y limón.

Contraindicaciones del jengibre

El Jengibre es una planta con muy poca toxicidad por lo que se puede ingerir de forma segura. Por lo general, el efecto secundario más frecuente es el aumento de la temperatura corporal, este efecto se debe al incremento en la tasa metabólica basal propia de la planta.

Es importante destacar que existen casos donde el consumo de jengibre está contraindicado, esto debido a la interacción con algunos fármacos. Aquellas personas que están bajo tratamiento farmacológico con antihipertensivos, hipoglicemiantes orales o anticoagulantes deben consultar con su médico si pueden ingerir jengibre o no.

Jengibre durante el embarazo y la lactancia

El consumo del jengibre durante el embarazo no se ha demostrado como seguro, es por ello que se no se recomienda ingerirlo en altas dosis y mucho menos si se encuentra concentrada en una infusión. Durante la lactancia no está contraindicada esta planta pero podría causar somnolencia.

En este artículo conocimos acerca del jengibre, una planta con una gran cantidad de beneficios que se derivan propiamente de su alto contenido en vitamina, minerales y polifenoles. Son muchos los beneficios que aporta a la salud como por ejemplo efecto antiinflamatorio, beneficios cardiovasculares y como tratamiento para las gripes. Se ha documentado que esta planta es de dosis inocua pero no por ello debemos abusar de ella. También te pueden interesar los siguientes artículos:

(Visited 5 times, 1 visits today)