Flufenazina: Para qué sirve, nombre comercial y más

La Flufenazina es un medicamento antipsicótico que se utiliza para el tratamiento de enfermedades mentales, como lo son la esquizofrenia, el trastorno bipolar, entre otras, si quieres saber más de este fármaco, sigue leyendo este artículo.

 Es importante que tenga siempre presente, que antes de usar este medicamento debe consultar a su médico sobre la conveniencia o no uso del fármaco y sus posibles efectos secundarios o adversos que se puedan presentar.

¿Para qué sirve?

La Flufenazina es un medicamento anti psicótico el cual es utilizado para la terapia de la enfermedad mental llamada esquizofrenia y otros trastornos psicóticos relacionados como el trastorno bipolar (manías y depresión).

La Flufenazina está dentro de los medicamentos antipsicóticos que son prescritos para la terapia en los individuos diagnosticados con  esquizofrenia y/o otros síntomas psicóticos, como las alucinaciones, los delirios y la hostilidad; es un antipsicótico parenteral de acción prolongada para utilización en pacientes que necesiten este tipo de terapia.

Los fármacos o medicamentos antipsicóticos fueron hechos principalmente para las personas que padecen enfermedades del sistema nervioso central, como la psicosis o la esquizofrenia. Los antipsicóticos hoy en día se aplican también para la terapia de algunas condiciones y síntomas de la mente, y no solamente la psicosis, estos medicamentos tienden a modificar los efectos que producen algunas sustancias producidas en el cerebro.

Los fármacos antipsicóticos en realidad no es que curan definitivamente los trastornos o enfermedades mentales, sino que son utilizados para disminuir los síntomas y mejorar la vida de cada persona que lo padece. La esquizofrenia se conoce por ser un grave trastorno del cerebro el cual  produce que los pacientes con esta enfermedad escuchen voces o también vean cosas que en realidad no existen.

En las Investigaciones realizadas por los científicos que investigan y estudian esta enfermedad mental  no están seguros de cuál es su causa, aunque si están seguros de que el trastorno se puede presentar en varias generaciones de un mismo núcleo familiar.

Igualmente pueden que contribuyan al desarrollo de la esquizofrenia, los componentes químicos del cerebro de cada persona en específico y también por la influencia del medio ambiente en que viva cada persona.

El trastorno bipolar, es una enfermedad o trastorno cerebral grave el cual produce en la persona cambios en el estado de ánimo  intensos y repentinos. El trastorno bipolar también se conoce en la medicina con el nombre de enfermedad maniacodepresiva.

Los pacientes diagnosticados con este trastorno bipolar tienden a pasar de estar de muy buen humor, felices y con mucha energía, a experimentar cambios repentinos de humor es decir, tristes, sin ánimos de hacer nada y en estados depresivos.

Estos cambios de humor tienden a ir y venir con mucha frecuencia, son llamadas Manías cuando la persona o paciente se siente muy bien, animado y muy enérgico. Y son llamadas depresión, cuando la persona o paciente se siente triste, desanimado y con muy poca energía.

 Nombre Comercial

El más conocido nombre comercial de la flufenazina es prolixin, este viene en presentación de comprimidos o pastillas, hay de cinco miligramos (5 mg) y de diez miligramos (10 mg); también se puede encontrar el jarabe de cero punto cinco miligramos (0.5 mg) y el solución inyectable de veinticinco miligramos por mililitro (25 mg/ml), este último lleva el nombre comercial de Fluphenazine decanoate. Otros de los nombres comerciales son: Modecate, Motival y Prolixin Depot. (Ver Artículo: Levomepromazina)

Las dosis, la frecuencia y duración del tratamiento, van a depender de la patología que presente el paciente, en principio se debe determinar los alcances de la enfermedad, el estado de salud y de la edad, aun cuando la dosis recomendada en la mayoría de los casos, es la siguiente: Para pacientes que están utilizando por primera vez el fármaco es de 0,5 ml por inyección, la cual se debe administrar en el glúteo por inyección profunda, y en pacientes mayores de sesenta años  0.25 ml diariamente por tres semanas.

flufenazinaEntre los fabricantes más conocidos de este medicamento se encuentran la República de Panamá y la india; el primero vienen en forma de inyección de veinticinco miligramos (25 mg), en un paquete de diez ampollas y su nombre es Decanoato de Flufenazina. En el caso de la India igualmente viene con el nombre de Decanoato de Flufenazina de veinticinco miligramos (25 mg).

Conservación

Este medicamento debe conservarse en su envase original, bien cerrado, fuera del alcance de los niños, a menos de treinta grados centígrados (30 °C), es decir temperatura ambiente, alejado del calor y la humedad y se debe proteger de la luz.

Los medicamentos que no son necesarios se deben deshacerse de la manera correcta para evitar que lo encuentre un niños, mascotas u otras personas, lo más recomendable es que se devuelva los medicamentos, nunca se deben botar por el inodoro. Con la finalidad de evitar la intoxicación de los niños se debe mantener el medicamento alejado de ellos, colocándolos en un lugar seguro fuera de su vista y alcance.

Indicaciones

Es sumamente importante que se determine con mucho cuidado la dosis que se le administra a cada paciente dependiendo de su edad, sintomatología, entre otros aspectos que el médico tratante evaluará, debido a que este medicamento es una potente droga que podría causar graves daños si no de administra adecuadamente.

De manera general, cuando se administra en comprimidos orales la dosis recomendada es dos o tres veces al día, si lo que se quiere aplicar es un tratamiento terapéutico lo normal es una dosis máxima de veinte miligramos (20 mg) al día.

Los pacientes más graves se les puede recomendar hasta cuarenta miligramos (40 mg) al día, y mientras no se presenten síntomas graves o reacciones adversas al medicamento, se pueden ir reduciendo poco a poco las dosis a lo largo del tratamiento.

Una acotación importante es que para que el tratamiento con la flufenazina tenga los beneficios deseados, el tratamiento debe ser continuo e ir ajustando las dosis según el comportamiento y la asimilación que presenta la persona tratada. En el caso del jarabe se debe agitar y posteriormente dejar reposar, si la solución no se aclara al dejarla en reposo no debe utilizarse el medicamento.

Por otro lado, si se administra la solución inyectable dependerá de la persona, en adultos se comienza con una dosis entre doce y veinticinco miligramos (12 – 25 mg) y lo recomendable es aplicar una inyección cada dos, cuatro o seis semanas, lo máximo recomendado es cien miligramos (100 mg) por cada inyección.

En los casos que se administren dosis de cincuenta miligramos (50 mg) en adelante las dosis posteriores, deben ser aplicadas con mucho cuidado y monitoreo, aumentando poco a poco de doce en doce miligramos (mg).

flufenazina

En el caso de los pacientes que se presenten muy agitados, se debe esperar que cesen estos síntomas y colocar una dosis de veinticinco miligramos (25 mg) de flufenazina decanoato, y posteriormente ir ajustando las dosis. En el caso de las personas mayores o de la tercera edad se debe aplicar solamente un cuarto o como máximo un tercio de la dosis que se recomienda a los adultos y su aplicación debe ser de manera gradual.

Se recomienda que las personas que nunca se les ha administrado ningún tipo de fenotiazinas se traten en primera instancia con un preparado de acción corta, y luego con precaución aplicar el decanoato para poder evaluar la respuesta de la persona, y así poder establecer una dosis adecuada; sin embargo se debe tener cuidado al momento de cambiar de la dosis corta a la dosis prolongada.

No se tienen indicaciones para el caso de los niños ya que no se ha comprobado si el medicamento es eficaz y seguro cuando se administra en menores de doce años, y en el caso de los mayores de doce años se le recomienda la misma dosis que a los adultos, claramente bajo aprobación y supervisor médica. Adicionalmente tampoco ha comprobado cuales son las dosis requeridas en el caso de insuficiencia renal o hepática.

En los casos de pacientes con retraso mental este medicamento no ha resultado beneficioso, sin embargo si ha comprobado ser eficaz para la esquizofrenia inclusive en la fase maníaca y fase maniaco depresiva. (Ver Artículo: Clorpromazina)

El tratamiento con la flufenazina es principalmente para los síntomas y se debe mantener para que resulte eficaz, además esto debe ser siempre bajo control y supervisión médica. A manera general como indicaciones se tienen las siguientes: mantener la función respiratoria al igual que la temperatura del cuerpo, mantener el monitoreo cardiovascular al menos por los primeros cinco días de la primera aplicación del tratamiento.

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción de la flufenazina aún no conocido por completo, aunque al parecer está relacionado con la capacidad que tiene para bloquear los receptores D2 de la dopamina del sistema límbico y los ganglios de la base. Existe una íntima relación entre la potencia antipsicótica y la frecuencia de efectos extrapiramidales con la ocupación de los receptores D2 de la dopamina.

En comparación con otros antipsicóticos tricíclicos, la flufenazina muestra muy poca afinidad por los receptores muscarínicos, por los receptores alfa-adrenérgicos y por los receptores de histamina-1.

La flufenazina se caracteriza por ser un antipsicótico bastante fuerte y que tiene muy pocos efectos sedantes, hipotensores y anticolinérgicos, aunque si tiene más efectos extra piramidales que con otras fenotiazinas.

La forma inyectable de la flufenazina decanoato tiene una gran ventaja para ser utilizada en pacientes problemáticos, o que no se adaptan fácilmente al tratamiento con en este medicamento por su condición clínica, por qué se puede suministrar una sola dosis cada dos o seis semanas.

Al ser administrada la Flufenazina decanoato, esterificada con el ácido graso de la cadena larga y disuelta en un vehículo con aceite de sésamo tarda en la difusión y absorción del medicamento. La concentración plasmática tiene su lugar máximo dentro de las primeras 24 horas, después de aplicada la inyección intramuscular.

Por lo general, su efecto comienza entre las 24 y 48 horas y el efecto curativo llega a sentirse de las 48 a las 96 horas y continúa por aproximadamente por una o seis semanas.

En la forma de administración oral, la Flufenazina enantato o clorhidrato, produce niveles plasmáticos de orden 2 mg/ml, variando según las condiciones de cada paciente. Esta es absorbida extensamente por la proteínas plasmáticas en un más del 90 por ciento y dura aproximadamente entre 7 y 10 días, así como también las fenotiazinas pasan fácilmente los obstáculos de la hematoencefálica y la placenta. (Ver Artículo: Perampanel)

Efectos adversos

La Flufenazina está contraindicada en pacientes diagnosticados o que se sospeche que tienen daño cerebral subcortical, también está contraindicada en los pacientes que se les administran dosis de hipnóticos muy altas y en los que sufren de depresión severa o están en estado comatoso.

Y cuando hay presencia de discrasia sanguínea o daño hepático no debe usarse el clorhidrato de Flufenazina. Igualmente no se debe prescribir a en personas hipersensibles a la Flufenazina.

En pacientes que han sido tratados con Flufenazina (medicamentos anti psicóticos), puede que se desarrolle la enfermedad llamada disquinesia tardía, la cual consiste en un síndrome de movimientos involuntarios los cuales son irreversibles. Este síndrome al parecer es más común en los ancianos, principalmente en los de sexo femenino.

La posibilidad de que estos pacientes desarrollen esta enfermedad o síndrome, y que el mismo se haga irreversible radica en la duración del tratamiento y de las dosis acumuladas en el paciente, por esta razón existe menos posibilidades de desarrollar la disquinesia tardía cuando se administra la Flufenazina con menos frecuencia es decir menos tiempo y con dosis relativamente más bajas.

Otra de las reacciones adversas pueden ser pesadez o adormecimiento y en caso de que se presente dicha reacción lo común es reducir la dosis del medicamento, debido a que si la dosis se excede de lo recomendado puede traer como consecuencia que el paciente entre en un estado catatónico. También, algunas personas pueden presentar inquietud y exaltación durante el tratamiento con este medicamento.

Algunos pacientes han presentado hipertensión y cambios bruscos en la presión arterial, sin embargo esto no ha causado problemas graves, aun así en estos casos se requiere mantener el monitoreo continuo del paciente y si se llega a presentar gravedad se pueden incluir tratamientos de apoyo (no se recomienda la epinefrina ya que no hace el efecto adecuado por la acción de la fenotiazina disminuyendo demasiado la presión arterial).

También pueden presentarse en algunas pacientes reacciones como mareos, falta de apetito, excesiva producción de saliva, visión borrosa, resequedad en la boca, estreñimiento, fuertes dolores de cabeza, exceso de sudor, taquicardia, congestión nasal, glaucoma e inclusive ciertos cambios en el metabolismo.

Estas reacciones incluyen disminución o aumento de peso, ginecomastia, alteraciones en la menstruación, impotencia (en el caso del sexo masculino), aumento del libido y pruebas de embarazo con resultados falsos (en el caso del sexo femenino).

Los disturbios en la piel como lo son: picazón, eczema, dermatitis, fotosensibilidad, seborrea, urticaria, entre otros; también son algunas de las alteraciones que se han reportado de los pacientes mientras se les administra tratamiento con la flufenazina y las cuales en algunos pacientes hay que monitorear.

Al principio del tratamiento, específicamente en los primeros meses, es posible que se presente algún daño hepático y en ese caso se debe dejar de aplicar el tratamiento inmediatamente.

También ha habido reportes de muertes inesperadas y súbitas en personas hospitalizadas que se les trata con fenotiazinas, se presume que esto podría suceder por daño cerebral que luego desencadena convulsiones o inclusive en algunas ocasiones, han presentado comportamiento psicótico antes de la muerte. Por ello se recomienda evitar dosis altas en las personas que ya se les conoce que padecen de convulsiones.

En los casos de muerte, al momento de realizar la autopsia algunos de los pacientes se les han encontrado neumonía fulminante y aspiración de los líquidos gástricos.

La flufenazina y sus derivados en algunas ocasiones han provocado efectos adversos como edema cerebral, asma, lupus, hipotensión peligrosa con posibilidad de paro cardíaco fatal, electrocardiogramas alterados al igual que los electroencefalográficos; y en los casos de tratamiento prolongado pueden surgir cromatismo de la piel y opacidades lenticulares.

En algunos casos los pacientes que llevan un tratamiento con neurolépticos han caído en de síndrome neuroléptico maligno (SNM) en conjunto con alteraciones hepáticas e insuficiencia renal aguda. Algo no común es la potenciación de depresores del sistema nervioso central, sin embargo ha ocurrido solo en algunas ocasiones, esto por la acción de analgésicos, alcohol, entre otros.

Se recomienda que durante la aplicación de la flufenazina se realicen hemogramas, debido a que se han reportado discrasias sanguíneas. Adicionalmente se debe estar al pendiente de si se presenta cualquier síntoma como dolor en la boca o garganta, o algún síntoma similar que pueda indicar infección de las vías respiratorias, ya que de ser así se debe dejar de aplicar el tratamiento inmediatamente.

Las reacciones extrapiramidales suelen ser un signo de alarma por lo que se le debe advertir al paciente de estas posibles afecciones para tranquilizarlo, ya que estas pueden ser fácilmente controladas con algunos medicamentos y posteriormente reduciendo la dosis de flufenazina.

Se debe tener en cuenta que el efecto y el peligro de cualquiera de las mencionadas reacciones adversas dependerán de cada paciente, según como asimile el tratamiento y además de aspectos como el tipo de vida que lleva, la edad, la dosis de medicamento que se le administre, si padece alguna enfermedad o utiliza algún medicamento.

Precauciones

Por otro lado, al momento de utilizar el medicamento se deben tener en cuenta algunas precauciones, por ejemplo: el medicamento puede provocar adormecimiento por lo que las personas a las que se les administre el medicamento deberán evitar manejar vehículos y / o maquinarias ya que por los efectos del medicamento podrían haber accidentes.

Se debe mantener al paciente siempre bajo control médico para estar al pendiente de cualquier reacción que amerite una atención inmediata. (Ver Artículo: Tamoxifeno)

Se debe tener precaución con los niños, ya que no se ha comprobado la eficacia y seguridad del medicamento en ellos, al igual que en mujeres embarcadas ya que puede producir daños en el feto. Solo se podrá aplicar a embarazadas cuando se evalué y compruebe que el beneficio será mayor que el daño que provocará el fármaco sobre la madre y el bebé.

Se debe estar atento a síntomas como párkinson epilepsia, enfermedad cardiovascular severa, fallo renal, arteriosclerosis cerebral marcada, entre otros. Adicionalmente no se recomienda el consumo de alcohol durante el tratamiento ya que potencia sus efectos, al igual que se debe proteger de la luz ya que es fotosensible.

La Flufenazina es un fármaco antipsicótico que puede también causar una enfermedad conocida como síndrome neuroléptico maligno, el cual se caracteriza por presentar rigidez muscular, inestabilidad, alteración del estado mental y taquicardia entre otros, caso en los cuales se recomienda reducir la dosis, ya que en algunos casos de paciente que presentan esta patología les puede causar la muerte.

La mayoría de los antipsicóticos, como la Flufenazina no producen dependencia psíquica, aun cuando en algunos casos después de la suspensión del tratamiento llega a producir algunos efectos como gastritis, náuseas y otros problemas estomacales.

En lo que se refiere a la función renal, hepática y el cuadro hemático, debe ser vigilado constantemente, así mismo en lo que se refiere a la aparición de neumonías silenciosas, las cuales se pueden presentar en pacientes bajo tratamiento con Clorhidrato de flufenazina.

Es sumamente importante que si usted está siendo tratando con este medicamento asista a todas y cada una de las citas con su médico y con el laboratorio que le realiza las pruebas programadas, ya que el médico requerirá varias para ir comprobando el comportamiento del organismo ante la acción del medicamento.

Adicionalmente, no debe dejar que ninguna otra persona utilice los medicamentos que se indicaron ya que este es de estricta prescripción médica y puede causar efectos graves en personas, a las cuales un médico especialista no se le haya indicado un tratamiento con dicho medicamento.

Es necesario e importante que le indique al médico, antes de iniciar el tratamiento, todos los medicamentos que esté tomando o haya tomado, inclusive si son vitaminas o suplementos, adicionalmente todo lo que tenga que ver con enfermedades y alergias, esto con el fin de comprobar que esto no cause alguna reacción adversa con la flufenazina.

Flufenazina Clorhidrato

Un compuesto de  fenotiazina, de acción rápida como la Flufenazina está altamente indicado para iniciar el tratamiento de pacientes gravemente agitados debido a las enfermedades psicóticas, una vez que el paciente ha mejorado y ha disminuido los síntomas se puede indicar el cambio de tratamiento y empezar con la indicación de 25/1 mg/ml de Decanoato de Flufenazina.

Después que se ha administrado el tratamiento con Decanoato de Flufenazina, se puede ir disminuyendo sus dosis y estas se van a ir ajustando de acuerdo como se vayan disminuidos los síntomas.

Las dosis de los fármacos antipsicóticos como la Flufenazina, deben ser específicas para cada paciente dependiendo de su patología y el avance de su enfermedad, ya que no todas las patologías requieren de distintas dosis y por tiempo prolongado.

De acuerdo a estudios controlados, realizados en pacientes que reciben dosis en forma oral de Flufenazina en forma de clorhidrato, en dosis de cinco a sesenta mg a diario, se demostró que la ampolla de 1 ml de 25 mg es equivalente a 20 mg de decanoato de Flufenazina administrada en un periodo de cada tres semanas.

Por lo que se presenta una conversión aproximada recomendada los 10 mg de clorhidrato Flufenazina diariamente equivalen a la inyección de 2,5 mg de Decanoato de Flufenazina, es por lo que se recomienda en estos casos revisar constantemente las dosis a objeto de evitar sobredosis del fármaco.

Flufenazina e hidroclorotiazida

La hidroclorotiazida es un fármaco diurético que forma parte del grupo de las tiazidas, cuya función actúa inhibiendo los co-transportadores de sodio, para retener agua creando ciertos efectos, que aumenten la cantidad de orina, reduciendo el volumen de sangre en la orina, disminuyendo su entorno al corazón, a y al mismo tiempo el gasto cardíaco.

La hidroclorotiazida cuando se prescribe con la Flufenazina como todas las demás fenotiazinas, potencia hipotensión ortostática, igual que cuando se combina con alcohol y otros antidepresivos o narcóticos.

Igualmente el uso de la hidroclorotiazida incrementa efectos fotosensibilizadores de los siguientes fármacos,  griseofulvina y fenitiazinas sulfonamidas y sulfonilureas, tetraciclinas, retinoides y agentes en la terapia fotodinámica.

Tanto la Flufenazina como la hidroclorotiazida atraviesan la placenta, por lo que no se recomienda su uso en mujeres embarazadas, por lo que el uso de estos fármacos, exponen tanto a la madre como al feto, lo cual puede causar ictericia fetal o neonatal.

Estos medicamentos también tienen en común los efectos secundarios ya que pueden causar mareos o somnolencia, especialmente cuando se inicia el tratamiento, y aún más si se combina con alcohol o sustancia estupefacientes.

Aun cuando no es muy común que la hidroclorotiazida cause algún estrago en la actividad psicomotora, que está referida a la capacidad de manejar equipos pesados o vehículos, en caso de que estos presenten somnolencia deben evitar el uso de maquinarias o la conducción de vehículos.

Recuerde que este artículo es netamente informativo. No se automedique.

(Visited 1.998 times, 2 visits today)