Conozcamos Las Características De Cada Una De Las Medicinas header image
≡ Menu

Fisostigmina: Antídoto para intoxicación por sobredosis

La Fisostigmina es un fármaco empleado como antídoto; con la finalidad de revertir sobredosis por la ingesta de alcohol, alcaloides relacionados con la atropina, antidepresivos tricíclicos y similares. Se trata de un alcaloide que es obtenido de la planta Physostigma Venenosum. Si desea conocer adecuadamente de ella, permanezca con nosotros y evite siempre la automedicación.

¿Qué es la Fisostigmina?

La fisostigmina es un medicamento que ha sido elaborado a base de un alcaloide, que es un metabolito secundario sintetizado de la planta Physostigma Venenosum, la que popularmente es conocida como Nuez de Eseré o Haba de Calabar; planta originaria de África tropical.

Esta planta cuenta con alcaloides tricíclicos, entre los cuales se destaca la Fisostigmina, Nofisostigmina y la Eseramina. Los mismos eran empleados por las tribus nativas de esa región africana con la finalidad de elaborar el veneno de ordalía, para ser empleado durante sus rituales de brujería.

En el campo de la medicina, la fisostigmina es empleada por su efecto anticolinérgico al actuar como inhibidor de la acetilcolinesterasa, permitiendo con ello el incremento del nivel de acetilcolina dentro del organismo del paciente, que permita una adecuada transmisión de los impulsos en la unión neuromuscular.

Fisostigmina

Se trata de un fármaco que tiene la propiedad de atravesar la barrera hematoencefálica, por lo cual es útil para ser empleado durante el tratamiento del síndrome central anticolinérgico, el mismo ocasiona que las personas padezcan trastornos de confusión, ansiedad e incluso convulsiones.

Por otro lado ha probado ser efectivo como antídoto de manera inespecífica, pero que interviene en muchos de los estados patológicos de pacientes que presentan cuadros clínicos caracterizados por la presencia de delirios, luego de ser sometidos a una operación.

Algunos pacientes como consecuencia de haber sido sometidos a una intervención quirúrgica, pueden presentar alucinaciones, las cuales suelen ser consideradas como un efecto secundario a cualquiera de los medicamentos empleados en ellos; entre los que generalmente se encuentran las anestesias, por lo cual en este caso la fisostigmina es empleada como antídoto, con la finalidad de hacer desaparecer los efectos tóxicos de cualquier fármaco empleado en el organismo del paciente.

¿Para qué sirve?

La utilización de la fisostigmina permite la realización de los tratamientos en pacientes que sufren de trastornos post-operatorios ocasionados a causa de la aplicación de algunos fármacos en su organismo; este medicamento actúa como anticolinérgico central, con lo cual inhibe los efectos de la acetilcolina tanto sobre el sistema nervioso central como periférico.

La acetilcolina es una sustancia química presente en el organismo, que interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos. De igual manera el fármaco permite controlar los efectos de retardo en el despertar post-operatorio de los pacientes, al igual que los trastornos experimentados por ellos, que suelen incluir escalofríos.

Su mecanismo de acción como antídoto le permite tener un papel de antagonista, con el cual se puede revertir la condición clínica de pacientes que presentan envenenamiento a causa de una sobredosis medicamentosa o debido a la ingesta de alcohol.

Generalmente las intoxicaciones de este tipo se presentan por el inadecuado consumo de antidepresivos, alcaloides, antihistamínicos, neurolépticos, espasmódicos, anti parkinsonianos, anestésicos inhalados o medicamentos similares. Es así como la fisostigmina se emplea como antídoto, para volver al paciente a su condición física normal, evitando graves consecuencias en su organismo.

Advertencias y precauciones del uso de la Fisostigmina

La fisostigmina es un medicamento administrado mediante solución inyectable, tanto por vía intramuscular como intravenosa, que contiene una serie de componentes entre los que se encuentra el salicilato de fisostigmina, alcohol bencílico, metabisulfito de sodio, acetato de amonio y agua para la preparación de la inyección.

Por lo tanto, su uso deberá ser evitado en aquellas personas que sean alérgicas a cualquiera de estos componentes, considerándose además que se trata de un medicamento de uso profesional; esto quiere decir que la dosis y administración es de aplicación exclusiva por parte de profesionales dentro del campo de la medicina.

Se deberá tener presente que este fármaco puede potenciar el efecto de los analgésicos opiáceos y de algunos relajantes despolarizantes; mientras que su propio efecto es potenciado mediante el uso de manera concomitante con la colistina o lo que es conocido como colimisina, un antibiótico obtenido de ciertas cepas de la bacteria Paenibacillus polymyxa.

Fisostigmina

Tampoco es recomendable su uso simultáneo con antibióticos aminoglucósidos, empleados como medicamentos bactericidas, debido a que de igual manera se disminuye el efecto en el paciente de la fisostigmina.

Se deberá seguir medicación a base de fisostigmina con mucha cautela cuando el paciente padezca diabetes mellitus, que se caracteriza por la incapacidad del páncreas para fabricar la adecuada cantidad de insulina necesaria para su organismo.

De igual manera se deberá estar prevenido en el caso de pacientes con Parkinson, que es un trastorno degenerativo del sistema nervioso y que se manifiesta por falta de coordinación, rigidez muscular y la presencia de temblores incontrolables.

Como advertencia final se considera que es importante mantenerse atento en el caso de pacientes que presentan colitis ulcerosa, caracterizada por la inflamación del revestimiento de su colon y recto, circunstancia donde la fisostigmina puede agravar su condición, durante la excreción del medicamento.

Fisostigmina

Contraindicaciones

Las contraindicaciones consideradas sobre el uso de la fisostigmina, tienen como finalidad que el paciente tenga presente una serie de condiciones bajo las cuales no debe permitir que le sea administrado este tipo de medicamento, pues podría ocasionarle una serie de consecuencias graves en su organismo.

En este sentido, el medicamento no deberá ser empleado en pacientes que sufran de asma bronquial, debido a sus dificultades respiratorias, de igual manera debe evitarse en aquellas personas que estén padeciendo de enfermedades coronarias; distrofia miotónica, considerada como una enfermedad hereditaria donde el paciente presenta alteraciones musculares; debilidad y arritmias cardíacas.

Tampoco deberá ser empleada la fisostigmina, en aquellos pacientes que tienen bloqueos de despolarización, que son consecuencia de la utilización de los relajantes musculares despolarizantes.

No deberá ser empleado este fármaco en aquellos pacientes que presentan intoxicación ocasionada por inhibidores de la colinesterasa, cuando su efecto es irreversible. Siendo importante en este sentido considerar que a pesar de tratarse de un medicamento antídoto, no es ideal para ser empleado en todos los casos, siendo imprescindible la evaluación previa del paciente por parte del médico tratante.

Otra de las patologías ante las cuales se contraindica el uso de la fisostigmina es en el caso del traumatismo craneocerebral, en obstrucciones de tracto gastrointestinal y en aquellos pacientes que estén presentando alteraciones en su sistema renal.

Embarazo y lactancia 

Como ya sabemos, la fisostigmina es un anticolinesterásico que inhibe la acción de la acetilcolina dentro del organismo de los seres humanos, pero lamentablemente no se cuenta con estudios disponibles sobre su uso seguro durante el embarazo.

Bajo este criterio, la recomendación es que su utilización en este caso sea una decisión por parte del médico tratante, en función del beneficio para la madre y el posible riesgo experimentado por su bebé gestante.

Las pocas pruebas con las que se cuenta, indican que en el recién nacido se puede presentar una debilidad muscular transitoria o su irritabilidad a nivel intrauterino, con lo cual se inducirá el parto prematuro, es decir que el nacimiento del bebé ocurrirá antes de culminar el período de gestación.

Por otro lado, se debe tener presente que este medicamento puede ocasionar efectos adversos sobre el sistema nervioso central, los cuales tienden ser más severos que en el caso de otros medicamento similares; considerándose además que se excreta mediante la leche materna, por lo cual puede pasar con facilidad al organismo de su bebé lactante.

Efectos secundarios

En general, cualquier tipo de fármaco que es administrado en un paciente tiene la posibilidad de ocasionarle efectos secundarios, especialmente en función de la condición física experimentada por la persona, cuando le es administrado el medicamento.

La fisostigmina, es manejada por los profesionales de la salud, cuando consideran que el paciente está sufriendo un cuadro clínico que amerita el uso de este medicamento, no obstante como se ha señalado, le puede ocasionar algunos síntomas adversos en su organismo, similares a los que se indican a continuación:

  • Luego de la aplicación de la fisostigmina, el paciente puede experimentar trastornos digestivos caracterizados por la presencia de náuseas, vómitos o diarrea.
  • De igual manera, es posible que se presenten dificultades respiratorias con la presencia de broncoespasmo, una alteración que se manifiesta por el estrechamiento de las vías respiratorias, similar a lo que ocurre cuando la persona realiza ejercicios.
  • A nivel cardiovascular es posible el padecimiento de bradicardia, un síntoma mediante el cual el ritmo cardíaco se hace lento o irregular, durante el que se puede apreciar un conteo de los latidos de su corazón inferior a los 60 por minuto.
  • Es posible la presencia de un bloqueo cardíaco y que el paciente sufra de asistolia, lo que implica una disminución de su rendimiento cardíaco y en consecuencia dificultades respiratorias como la disnea, además de otros síntomas.
  • Con respecto a la condición neurológica del paciente, se experimentan en la mayoría de las ocasiones trastornos de ansiedad, desorientación, alucinaciones o delirios.
  • Con respecto a la condición de su vista, es posible que presente miosis, que es la contracción anormal permanente de la pupila de sus ojos, algo similar a la acción ocasionada por el uso de las gotas oftálmicas, que se emplean como soluciones mióticas.
  • Otro de los efectos secundarios que podrían ser inducidos por el tratamiento empleado a base de la fisostigmina, es la alteración de la glándulas de secreción, con lo cual el paciente experimenta la presencia de sudoración, lagrimeo o sialorrea, la que se identifica como incapacidad para retener la saliva en la boca y en consecuencia la influencia de esto en el tracto digestivo.

Si el paciente que ha sido medicado en base a la fisostigmina y experimenta cualquiera de estos trastorno o algún otro que no haya sido indicado anteriormente, deberá acudir de inmediato a una consulta médica, con la finalidad de que su condición física sea evaluada adecuadamente, y se le administre el respectivo tratamiento.

Recomendaciones de la Fisostigmina

Este producto es administrado por profesionales de la medicina, considerado como un medicamento administrado por vía parental, donde se atraviesan una o más capas de la piel o de las membranas de las mucosas, para su colocación mediante inyección.

Es por esto que se considera como un anticolinesterásico usado exclusivamente como antídoto en el caso de que el paciente manifieste síntomas de una intoxicación grave, ocasionada tras el uso de anticolinérgicos que afectan su sistema nervioso central, tal y como lo hemos estado considerando durante todo el desarrollo de este tema.

Además es importante que no se sobrepase la dosis necesaria para cada paciente, con la finalidad de evitar cualquier efecto secundario indeseado sobre su organismo; por lo que se sugiere la monitorización constante o periódica de sus signos vitales durante la admiración del fármaco, teniendo también preparada una atropina en caso de ser necesaria.

La atropina en este caso es empleada como estimulante del sistema nervioso central, después de que lo deprime, con efectos antiespasmódicos sobre el musculo liso que conforma algunos órganos del cuerpo. Al mismo tiempo se reducen las secreciones tanto salivales como bronquiales, evitando la transpiración, logrando por otro lado incrementar la frecuencia cardíaca del paciente y deprimir el nervio vago, que es el más largo a nivel craneal.

Esta medida de rápida actuación en caso de emergencia tras la medicación con fisostigmina, es aplicada cuando se requiere el restablecimiento de la condición normal del paciente; pues como se ha indicado, mediante la acción de la atropina se deprime el nervio vago que está en constante interacción con el sistema inmune, sistema nervioso central, funciones motoras del diafragma, estómago, la laringe y el corazón.

Dentro de este orden de ideas, en caso de presentarse una sobredosificación con la fisostigmina se manifiestan una serie de efectos colinérgicos centrales y periféricos en el organismo del paciente, cuya gravedad dependerá de la dosis administrada.

Así es posible tener indicios de un síndrome colinérgico, con una parálisis respiratoria y la incidencia de convulsiones, para lo cual como se ha indicado se recomienda que sea tratado mediante la aplicación de la atropina en dosis recomendadas de 10 mcg/kg cada 3-10 minutos, hasta que el paciente supere la crisis de intoxicación medicamentosa.

Fisostigmina

Si el contenido de este artículo sobre la fisostigmina le ha permitido conocer toda la información necesaria sobre este medicamento, le recomendamos la lectura de los siguientes temas: