Fangoterapia, tratamiento tópico de muchos beneficios

La Fangoterapia es una nueva técnica de medicina alternativa, que está tomando auge en muchas partes del mundo,  aunque se conoce sobre la fangoterapia como método terapéutico desde tiempos milenarios, como un excelente antiinflamatorio, antialérgico y depurador. Le invitamos a conocer todo sobre la Fangoterapia, aquí. Recuerde por favor no Automedicarse.

¿Qué es la Fangoterapia?

La fangoterapia es un tratamiento que se realiza desde tiempos ancestrales, se trata de una forma de medicina natural alternativa, que consiste en la aplicación de una mezcla de arcilla, plantas aromáticas, que es aplicada de manera directa sobre el cuerpo de la persona o zona afectada, con el propósito de mejorar  algunas afecciones de salud, que no solo están relacionadas con la piel.

La fangoterapia tiene efectos comprobados sobre los procesos inflamatorios, estimulantes, alérgicos y como depurativo. Las mezclas que se realizan y los materiales que son utilizados para hacer los preparados, son de gran importancia, para mejorar procesos circulatorios.

La fangoterapia no es un método o técnica de la actualidad, la misma proviene de civilizaciones antiguas como la egipcia, quienes utilizaban la colocación de cataplasmas de barro, para atender ciertas afecciones de salud. Existen usos de la fangoterapia que son simplemente dirigidos a lo estético, no obstante, no podemos dejar de reconocer que la fangoterapia, tienen un efecto terapéutico.

Es posible que las personas, sean un poco escépticas para reconocer el poder sanador de una mezcla de barro, sin embargo, existen pruebas que avalan su uso y beneficio. La arcilla es uno de los componentes que le confiere la textura al suelo. Los suelos son una mezcla de limo, arenas y arcillas, siendo las arcillas las partículas de menor tamaño

. FANGOTERAPIA

Las arcillas son en realidad roca sedimentaria, o ígneas o metamórficas que se meteorizan y descompone, se encuentra constituida por silicatos de aluminio hidratados, los cuales resultan de procesos de descomposición de otras rocas que contienen feldespato.

Dependiendo de su composición tienen diferentes colores, pudiendo encontrar arcillas de color claro, rojizas o marrones. Se caracterizan por tener propiedades de elasticidad que al humedecerse la hace un material muy maleable. Es utilizada para múltiples cosas, alfarería, joyería y por supuesto como método terapéutico.

La arcilla tiene también la capacidad de regular la temperatura, tiene por su conformación estructural un poder absorbente, excelente capacidad cicatrizante y es antiácida. Por todo ello, intervienen en la regeneración celular. Los beneficios van ha depender por supuesto, del tipo de arcilla, técnica utilizada para su aplicación, así como las mezclas que se realizan con diversos aditivos, como plantas, aceites, entre otros.

Historia

La fangoterapia es un tratamiento con fines terapéuticos que se ha practicado, en civilizaciones muy antiguas. El barro era utilizado con fines cicatrizantes, también para disminuir procesos inflamatorios. Los egipcios tenían amplios conocimientos en el uso de fango, para el tratamiento de ulceras de la piel y también como tratamientos estéticos.

FANGOTERAPIA

Incluso viene de épocas mucho más remotas, ya que se han encontrado en escritos, realizados por Hipócrates, los cuales datan de al menos 400 años antes de Cristo, en donde se utilizaba el fango con fines terapéuticos. Por lo tanto, podemos asegurar que en el siglo XIX, se realizó un redescubrimiento, de este tipo de método Terapéutico.

La Tierra desde el inicio de la presencia del hombre en el planeta, ha sido su proveedora y de ella surgen los remedios naturales, que son utilizados con fines de sanación. Otro de los usos históricos, ancestrales, es que el fango era utilizado en los procesos de momificación. La arcilla ha sido desde siempre un remedio natural que incluso ha sido utilizado de forma ingerida en bajas dosis, en baños y de forma tópica.

Existen referencias históricas escritas por el romano Plinio el Viejo, quien escribió y fue referencia médica por más de 1.500 años, quien recomendaba el uso de la tierra blanca que se ubicaba en la colinas de lo que hoy en día conocemos, como Nápoles, las cuales tenían propiedades curativas. Los griegos utilizaban la arcilla para tratar la rotura de huesos, lo que hoy conocemos como el procedimiento médico de enyesar, en la antigüedad, se utilizaba también, el mismo y se realizaba con arcilla.

Se impregnaban de arcilla las vendas, se envolvía la parte del cuerpo fracturada, se vendaba y se permitía secar para que se endureciera, así corregían las fracturas. También hay referencias reportadas por Galeno de Pergamo un griego de la antigüedad, que confirmó el uso del fango en tratamientos para los problemas estomacales, disentería e infecciones.

FANGOTERAPIA

En la medida que la humanidad se ha ido desarrollando la medicina y se han encontrado nuevas formas de tratamiento y atención a ciertas afecciones de la salud, las técnicas ancestrales han ido siendo relegadas y además llamadas medicinas alternativas, sin embargo, no podemos olvidar que las mismas fueron utilizadas con éxito en épocas remotas, por lo que no se debe dudar de su efectividad.

Beneficios de la Fangoterapia

Existen una serie de propuestas cosméticas en el mundo o industria de la estética, en el que la fangoterapia,  está un poco relegada, sin embargo, esto puede ser fundamentado por el desconocimiento de los beneficios, no solo estéticos sino terapéuticos.  Históricamente se conocen los beneficios de la fangoterapia para mejorar afecciones de salud en las que se presentan problemas inflamatorios.

Al aplicar cataplasmas de arcilla hidratadas en la zona afectada, los resultados que se obtienen son muy satisfactorios.  También dentro de los beneficios comprobados con el uso de la fangoterapia, se encuentran la mejora de las afecciones musculares y óseas. Actualmente la fangoterapia está tomando relevancia en los centros de estética, con la finalidad de ofrecer un servicio que va más allá, por su valor terapéutico.

Está demostrado desde hace mucho tiempo, que la ingesta de ciertas cantidades de arcillas tiene propiedades que permiten mejorar las afecciones digestivas. Sin embargo, en este tipo de tratamientos, las arcillas hacer utilizadas, deben tener un tratamiento previo, una selección y dosificación especial. También es utilizada en la zona abdominal de manera tópica, para mejorar procesos inflamatorios, malas digestiones e incluso dolores provocados por los periodos menstruales.

FANGOTERAPIA

Como hemos indicado con anterioridad, los efectos terapéuticos de la fangoterapia van a depender de la composición mineral y calidad de las arcillas que son utilizados en los diferentes procedimientos, así como la técnica utilizada para el tratamiento del mismo.

Por ello, existen algunos barros o fangos que tienen un poder calmante, relajante que tienen excelente resultados para tratar personas que tienen problemas con los nervios, o se encuentran estresadas, ansiosas, con dificultad para dormir, entre otras afecciones.

Otros fangos tienen propiedades cicatrizantes, por lo que son excelente en el tratamiento de ulceras, cicatrices, problemas de acné, entre otras afecciones de la piel, se obtienen resultados muy satisfactorios, debido a sus efectos antisépticos, bactericidas y fungicidas.

Hay personas que tienen una dermis muy sensible y le quedan manchas con facilidad, la fangoterapia es una alternativa para atender este tipo de problemas también. Para nadie es un secreto el poder exfoliante de la fangoterapia, por lo que realizar un tratamiento con esta metodología terapéutica, aportará un aspecto más fresco y rejuvenecido.

Las arcillas serán aplicadas según el tipo de piel de la persona, recordemos que existen pieles grasas otras secas y mixtas, por lo que debe ser seleccionada la más adecuada, para evitar efectos secundarios, como una irritación facial.

También se utiliza para mejorar procesos circulatorios, por lo tanto, se ven favorecidas situaciones como presencia de varices, celulitis, retención de líquidos, entre otros. Los procesos de tonificación muscular también son promovidos con la fangoterapia, por la presencia de minerales y elementos como el cobre, el silicio, entre otros.

¿Cómo se realiza la Fangoterapia?

Existen varias formas de realizar la fangoterapia, la más comúnmente utilizada es el tratamiento  tópico, que se utiliza en esta propuesta de medicina naturalista, la cual luego de seleccionar el material, hidratarlo y adicionarle cualquier otra sustancia complementaria para el tratamiento, es colocado directamente en la piel para que haga los efectos y entregue sus propiedades estéticas y terapéuticas.

El fango puede ser aplicado en todo o en partes del cuerpo, utilizando para ello, las propias manos del terapeuta o una brocha que permita distribuir el fango por toda la zona de interés. Cuando la aplicación se realiza con las manos, se está realizando una doble acción terapéutica, la colocación del fango y un masaje. También puede ser la colocación del barro y la exfoliación.

FANGOTERAPIA

Cuando el fango es colocado con brocha el objetivo es dirigido a otro tipo de terapia, como por ejemplo, la eliminación de fiebres corporales, mejoramiento del funcionamiento de un órgano especifico, mejorar la tonificación muscular, entre otros.

Otra forma de realizar la fangoterapia  es la utilización de envolturas colocadas en lugares específicos del cuerpo o en el cuerpo entero, adicionalmente se aplica un poco de temperatura, para ello se utiliza actualmente una manta térmica, este tipo de tratamiento tiene la finalidad de mejorar la circulación, estimularla. También se consigue un efecto relajante.

Una de las formas que a tomado mucho auge y popularidad, es asistir a las aguas termales. Existen países, regiones del mundo que cuentan con la presencia de aguas sulfurosas, estos lugares en la mayoria de los casos se encuentran acondicionados, para que las personas asistan a ellos y de manera personal, hacen uso del fango que se encuentra en las lagunas terminales y también es una manera de hacer fangoterapia.

La fangoterapia promueve estados de relajación, es cicatrizante, desinflamatorio y muchos otros efectos terapéuticos, que son promovidos por la composición de los fangos, los cuales aportan una serie de minerales que son beneficiosos para el organismo.

¿Qué es el fango?

El fango es la materia prima y fundamental en la fangoterapia, también es llamado en este tipo de medicina alternativa “peloide”, el mismo se encuentra conformado por los minerales existentes en la tierra de donde se origina el material, pero también los minerales que se encuentran en el agua, por lo tanto, el fango está lleno de minerales y oligoelementos. Podemos nombrar entre los más frecuentes el hierro, azufre, zinc, magnesio, manganeso, silicatos, feldespatos, cuarzo, entre otros.

El fango se caracterizará por el tipo de lugar de donde fue extraído, como indicamos anteriormente, el fango de la costa marina, del fondo del mar, de un lago, entre otros, ya que el sitio determina las propiedades de éstos. También el color del fango depende de su composición, el fango color verde es muy reconocido por sus características purificadoras.

Los fangos de color amarillo contribuyen con la tonificación, mientras que  los de color blanco, son generalmente utilizados en los tratamientos exfoliadores. El fango de color negro, el cual provienen de zonas volcánicas, también se dice que el del Mar Muerto es de ese color. El fango rojo y rosado también es muy utilizado en este tipo de medicina alternativa.

Hay fangos que pueden tener un alto contenido de sal, por lo que no pueden ser utilizados en personas que tengan una patología de base como es la hipertensión arterial. Es de suma importancia entonces, conocer la composición del fango que será utilizado, no solo para saber a qué tipo de tratamiento estará dirigido, sino también las contraindicaciones que puedan surgir, dependiendo del paciente que será tratado con la fangoterapia.

En la actualidad el fango es tratado e incluso existen marcas comerciales que los venden, los diferentes tipos de fango, especialmente diseñados para determinados tratamientos. Por supuesto que dependiendo de su calidad dependerá su costo.

Clasificación

Como ya hemos comentado, dependiendo del lugar de donde sea obtenido el fango, este presentará una serie de características que permitirán reconocerlo e incluso clasificarlo. Las características en cuanto a su composición, textura, color y contenido químico, serán como el sello de marca del lugar de donde fue extraído.

Con base en sus características los especialistas en la fangoterapia reconocen los lodos o fangos, turba, Biogleas, Sapropelli y Gyttja. Con respecto a los fangos y lodos, son de origen natural, con alto contenido en minerales y oligoelementos, tienen alto contenido en sulfuro y cloro. En cuanto a su textura son muy maleables cuando se encuentran hidratados y tienen una alta capacidad térmica.

Los fangos dependiendo de su contenido, pueden ser también clasificados como Fango limosos o Fango de limo, se caracterizan por tener una composición de sílice, calizas y arcilla. En la mayoría de los casos son obtenidos en el mar o un en cuerpo lacustre de aguas saladas. Su composición mineral permite reconocernos como fangos con alto contenido de sulfatos, carbonatos, entre otros.

La Turba es un fango que se encuentra asociado con organismos animales y vegetales ya descompuestos, tienen origen comúnmente es aguas sulfurosas, son fangos más alcalinos. Las Biogleas son fangos con alto contenido de Algas, generalmente muestran un color amarillo-verdoso, son fangos muy viscosos. Pueden haber dos tipos de Biogleas unas de aguas sulfurosas y otras de aguas no sulfurosas.

Los Sapropelli y la Gyttja podemos clasificarlos como los fangos mixtos, en donde la Sapropelli tiene un composición sólida con un origen tanto orgánico como inorgánico de aguas sulfurosas y aguas salinas. Por su parte las Gyttja al igual que la Saporpelli es de origen orgánico e inorgánico, pero de aguas de salinas.

Contraindicaciones

A pesar de ser una técnica naturalista, en donde los fangos utilizados en el tratamiento terapéutico de la fangoterapia, se pueden presentar complicaciones, las cuales esta mayormente asociadas a condiciones y patologías  previas del paciente.

Si la persona que va a recibir un tratamiento de fangoterapias, tiene una enfermedad en fase aguda, puede presentar complicaciones. Hipertensos, no puede recibir tratamiento de fangos salinos, por lo tanto, debe informar al terapeuta de su condición. No se recomienda la fangoterapia en mujeres embarazadas, debido a que se desconocen los efectos que pueda tener la misma sobre el feto.

Personas con insuficiencia renal, deben evitar realizarse tratamiento de fangoterapia, recordemos que esta terapia promueve la eliminación de toxinas, así como la estimulación de los procesos circulatorios, por lo tanto, no es recomendable exigir a un sistema renal afectado. Cuando la persona tiene lesiones graves en la piel, tampoco está recomendada la fangoterapia.

Si este artículo ha sido de su agrado, lo invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

(Visited 7 times, 1 visits today)