Aprende todo sobre el medicamento llamado espectinomicina y más

Las enfermedades infecciosas deben ser tratadas en el menor tiempo posible, sobre todo si se trata de aquellas que son  contraídos por relaciones sexuales. La gonorrea es una de ellas, pero existe un tratamiento que se encarga de reducir sus acciones: la Espectinomicina.

espectinomicina

En este artículo se explicará todo lo que se debe saber en cuanto a su uso y mucho más.

¿Qué es?

La Espectinomicina es un antibiótico que ataca, generalmente, las bacterias que causan la gonorrea. Por pertenecer a la familia de los medicamentos bacteriostático, la Espectinomicina no mata los microorganismos que producen la afección, pero sí evita su reproducción y acelera su envejecimiento.

Este antibiótico apareció por primera vez en el mercado a inicios del año 1962, de la mano de farmaceutas que descubrieron la acción que ejerce sobre las bacterias gram-negativas que afectan el sistema inmune y provocan enfermedades infecciosas como la gonorrea. (Ver artículo: Promestrieno)

Nombre comercial

La Espectinomicina puede conseguirse en el mercado bajo las marcas de Trobicin® y Espectinomicina MK®, cuya distribución está en casi todos los países del mundo, siendo Estados Unidos uno de los que ha cesado la circulación de este medicamento.

Solo en casos extremos, este medicamento puede ser aplicado a pacientes con infecciones gonocócicas en el país norteamericano, sobre todo en pacientes donde los tratamientos de ceftriaxona o cefixima más azitromicina o doxiciclina no hayan dado los resultados esperados.

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción de la Espectinomicina consiste, básicamente, en unirse con los ribosomas 30S, específicamente con las subunidades encargadas de inhibir las síntesis y reproducción de las bacterias que forman las infecciones, lo que trae como consecuencia que la pared celular de las mismas se vayan debilitando hasta colapsar y causar la muerte del microbio.

Asimismo, la Espectinomicina está indicada casi exclusivamente para atacar el síndrome uretral, el cual produce inflamaciones en la uretra que pueden durar desde semanas hasta meses, así como también la gonorrea. Es importante destacar cuáles son las características de esta afección gonocócica.

Para que el antibiótico no se infecte, la Organización Mundial de la Salud ha difundido unos consejos para mantenerlos:

Gonorrea

A diferencia de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), la gonorrea tiene la particularidad de que muchas veces no produce síntomas. Este factor influye directamente en la reproducción de la infección y su gravedad.

Por esto, es importante que las parejas consulten regularmente a sus especialistas en el área para que, en caso de presentar una gonorrea asintomática, pueda atacarse inmediatamente.

Ahora bien, también existen casos donde la gonorrea se manifiesta de forma evidente.

Es elemental, entonces, que se conozcan cuáles son los síntomas para evitar que se confundan con otras infecciones más comunes como la de orina, así como también es pertinente destacar que la mayoría de éstos aparecen al menos una semana después de haber contraído la afección.

A continuación, se explicarán algunas de las características de la gonorrea en un vídeo y sus síntomas.

Síntomas en las mujeres

  • Dolor o ardor vaginal: Al ir al baño, es común que las mujeres que han contraído gonorrea experimenten situaciones desagradables como ardor y dolor en la vagina. A pesar de que este síntoma también es característico de una infección urinaria, la intensidad y la duración de esta afección podrían indicar la presencia de las bacterias que causan la gonorrea. (Ver artículo:  Docosanol)
  • Sangrado entre periodos menstruales: Si la mujer no está en periodo de menstruación y, aun así, experimenta sangrados vaginales, debe recurrir a su médico para consultar, pues esta es uno de los indicios de que la gonorrea está afectando a la paciente.
  • Dolor abdominal: Este malestar también puede confundirse con el dolor de vientre; sin embargo, cuando es la gonorrea la causante el dolor, éste se vuelve más agudo e insoportable.
  • Dolor al tener relaciones sexuales: La irritación de la vagina puede imposibilitar, incluso, el coito, por lo que la mujer debe estar atenta a cualquier incomodidad que pueda experimentar al tener relaciones sexuales.
  • Necesidad constante de orinar: La gonorrea también es causante de que la mujer siente presión en la vejiga e insistentes ganas de ir al baño, lo que incomoda la rutina diaria e interfiere con el desarrollo normal de sus actividades.
  • Vómitos: Aunque parezca un síntoma de otra afección, las náuseas y los vómitos también son características propias de la gonorrea. Esto es debido a la conexión que existe entre el tracto urinario (lugar donde se desarrolla la enfermedad), y el estómago.
  • Sensibilidad e hinchazón en la vulva: Las bacterias que ocasionan la gonorrea hacen que el Ph de la vagina y todos sistemas inmunes se debiliten, lo que conlleva a que esta zona femenina se vea afectada y produzca molestias como sensibilidad e hinchazón, las cuales pueden impedir, incluso, en el caminar de la afectada.
  • Flujo vaginal oscuro: El cambio de color en el flujo vaginal es uno de los principales indicios de la gonorrea, pues la anomalía producida por las bacterias puede ocasionar que el fluido se torne de color amarillento oscuro, marrón e incluso rojo por la sangre.
  • Fiebre: Como toda infección, la gonorrea debilita todos los sistemas del cuerpo humano, cuya acción genera que la persona sufra de fiebre y malestar general.
  • Menstruación irregular: La gonorrea desequilibra todos los procesos menstruales de la mujer, sobre todo si está tomando medicamentos de alta concentración. En estos casos, es necesario que, una vez eliminada la enfermedad, la paciente consulte a su ginecólogo de confianza para volver al ritmo normal de la menstruación.

Estos son los síntomas más frecuentes que experimentan las mujeres con gonorrea; sin embargo, ellas no son las únicas afectadas por esta infección. Incluso, diversos estudios médicos afirman que las personas con pene son más propensas a experimentar síntomas si contraen gonorrea.

Síntomas en los hombres

  • Dolor y ardor al orinar: Al igual que las mujeres, los hombres con gonorrea sienten incomodidad al ir al baño, la cual se manifiesta con ardor y dolor al orinar.
  • Dolor e hinchazón en los testículos: Los testículos son una zona muy sensible para los hombres, por esta misma razón es una de las principales afectadas por las bacterias que causan la gonorrea. Los hombres que hayan contraído esta infección de transmisión sexual pueden experimentar molestias como dolor e hinchazón.
  • Secreciones inusuales en el pene: Otra de las principales características de la gonorrea es la salida de líquido a través del pene de colores amarillo, verde o blanco de razón desconocida, es decir, cuando no ha habido ningún tipo de estimulación sexual que puedan justificarlo.

Además, existen otras afecciones provocadas por la gonorrea que pueden afectar tanto a hombres como a mujeres, las cuales pueden ser producidas por haber mantenido relaciones sexuales anales. Los síntomas más palpables son:

  • Dolor al defecar.
  • Picazón alrededor del ano.
  • Secreción inusual en el ano.

Es importante que, antes de que el médico prescriba la Espectinomicina y el paciente proceda a tomarla, estén seguros que la infección es la gonorrea, y es precisamente por esta razón que aquí se describen algunos síntomas característicos de esta ITS.

No obstante, todo esto tendrá que ser verificado mediante exámenes ginecológicos.

Asimismo, la Espectinomicina actúa en mujeres que ya han recibido tratamientos previos para tratar esta afección gonocócica, cuyos resultados no fueron exitosos.

Además, este antibiótico también se receta (aunque en un menor número de casos) a personas que sufran de proctitis secundaria en el caso de los hombres, y de cervicitis en el caso de las mujeres. (Ver artículo: Econazol)

En el embarazo

Debido a que este tratamiento está indicado para combatir la gonorrea, esta enfermedad de transmisión sexual puede afectar al bebé si no se trata con tiempo.

Es por esta razón, que puede ser recetada por el médico que lleva el control del embarazo en caso de ser estrictamente necesario, pues estudios en animales no han revelado daños; sin embargo, no hay estudios de gestantes en seres humanos que puedan reafirmar esta investigación.

Otro factor importante para que un médico prescriba la Espectinomicina, es que la paciente sea alérgica a otros antibióticos que tienen la misma función de matar la infección, como la penicilina o la cefalosporina

En este sentido, es elemental que la mujer en periodo de gestación que contraiga la gonorrea consulte a su médico para determinar la posibilidad de iniciar un tratamiento con la Espectinomicina.

La Espectinomicina y la lactancia

Las mujeres a las que se les recete la Espectinomicina, para controlar la infección causada por la gonorrea mientras están amamantando, tienen un riesgo muy bajo de sufrir daños tanto ellas como los lactantes.

No obstante, este antibiótico debe ingerirse con precaución debido a que se desconoce, a ciencia cierta, si el medicamento tiene salida a través de la leche materna, pues generalmente se absorbe por el tracto gastrointestinal.

En estos casos, lo más indicado es consultar al médico pediatra y al ginecólogo si es estrictamente necesario ingerir la Espectinomicina, además de buscar otras opciones que sean lo menos perjudiciales para el bebé.

La Espectinomicina y los niños

El uso de la Espectinomicina en infecciones de niños debe ser consultado con un médico pediatra, pues este fármaco tiene componentes altamente concentrados que pudieran causar daños indeseados al organismo.

Sin embargo, esto no quiere decir que su uso esté prohibido en infantes, pero sí que requiere un cuidado más especial y un seguimiento exhaustivo en caso de ser administrado.

Aun así, la Espectinomicina está prohibida para niños recién nacidos, especialmente si son prematuros, con excepciones poco comunes donde un criterio médico tenga bases suficientes para determinar que ésta es la única opción de matar la infección en el neonato. (Ver artículo:  flucitosina)

La Espectinomicina y los adultos mayores

Hasta el momento, no existen estudios médicos que especifiquen los efectos de la Espectinomicina en los ancianos; sin embargo, en los casos donde se ha usado el antibiótico ha sido aceptado y sus efectos han sido positivos.

Contraindicaciones y precauciones

Los componentes de la Espectinomicina pueden resultar contraproducentes para aquellos pacientes que sufran de:

  • Hipersensibilidad a la Espectinomicina.
  • Alergias múltiples: Es importante que si un paciente tiene antecedentes de alergias a múltiples medicamentos y sus formulaciones, consulte a su médico antes de consumir la Espectinomicina.
  • Falso positivo de glucosa: Antes de que el médico prescriba el tratamiento con la Espectinomicina, es necesario que se realicen los exámenes pertinentes para determinar posibles falsos positivos de glucosa que puedan alterarse con el uso de este antibiótico.
  • Insuficiencias renales: Debido a que el antibiótico se elimina por la orina, es necesario que se consulte al médico su consumo por el posible riesgo que pueda ocasionar si se acumulan cantidades indeseadas en el organismo. El especialista deberá determinar la dosis necesaria para que no se entorpezca el funcionamiento renal.
  • El paciente debe estar seguro de que la infección que tiene es solamente la gonorrea, pues en caso de tener una sífilis encapsulada, la Espectinomicina podría retardar la aparición de los síntomas y reforzar su incubación.

Factores a tomar en cuenta cuando se ingiera este medicamento

  • Si los síntomas no mejoran, el paciente debe recurrir inmediatamente al médico tratante para que éste aumente la dosis o prescriba otros medicamentos que sirvan de aliados para controlar la gonorrea.
  • Para evitar el uso de la Espectinomicina es necesario, ante todo, evitar la gonorrea. En este caso es recomendable que, al tener parejas sexuales activas, las personas tomen las medidas preventivas que prefieran, para lo cual necesitarán la asistencia de un médico especialista.
  • Si no se tomaron estas medidas preventivas, las personas que hayan tenido contacto sexual con el afectado por la gonorrea deben hacerse los respectivos chequeos médicos, a través de los cuales se determinará si también necesitarán ingerir la Espectinomicina.
  • Debido a los componentes altamente concentrados que integran la Espectinomicina, es posible que ésta provoque mareos o náuseas, así como también descontrol en los movimientos corporales. Es elemental que el paciente conozca esta posible reacción y, de esta manera, evite manejar tanto carros particulares como maquinaria pesada, especialmente si lleva acompañantes. Por precaución, será mejor que se tome el medicamento cuando vaya a dormir.

Presentaciones

La Espectinomicina viene en presentación de inyección y se aplica por vía intramuscular.

Dosis

  • Para los adultos: La dosis recomendada para atacar las infecciones en los adultos, es de 2 mg mínimo en una aplicación única, mientras que la máxima podría llegar hasta a 4 mg en aplicaciones fraccionadas.
  • Para los niños: como se ha mencionado anteriormente, la Espectinomicina puede usarse en niños bajo la estricta supervisión de un médico especialista; sin embargo, su eficacia en el tratamiento de infecciones gonocócicas que no tengan mayor complicación ha sido positiva. En este sentido, se recomienda una dosis única de 40 mg/kg, solo si los niños están en edad prebuberal, es decir, cerca de la pubertad.

Interacciones con otros medicamentos

Es importante que se conozca cuáles son las relaciones de la Espectinomicina, con otros medicamentos si la persona afectada requiere de dos tratamientos al mismo tiempo, además de las posibles reacciones de los fármacos que necesiten actuar en paralelo con el antibiótico en casos determinados.

  • Antibióticos polipeptídicos: Estudios han comprobado que la utilización de antibióticos de tipo polipeptídicos, como la colistina, polimixina y kanamicina, pueden potenciar la toxicidad de la Espectinomicina con algunos episodios de apnea, esto debido a que la unión de ambos tipos de fármacos aumentan los efectos bloqueantes de la masa neuromuscular, cuya función principal es bloquear la reproducción de los microorganismos que causan la gonorrea.

Por esta razón, se puede deducir que la unión de ambos medicamentos podría resultar perjudicial para la salud.

  • Carboxipenicilinas: La unión de la Espectinomicina con otros aminoglucósidos (antibióticos que retrasan el crecimiento de las células bacterianas en el organismo evitando así su reproducción) como la gentamicina y la tobramicina, es potencialmente peligroso para pacientes renales, esto debido a que ambos compuestos detienen sus efectos y la persona no registrará mejoría alguna. Además, ambos antibióticos usados en paralelo son capaces de formar material biológico inactivo, cuya creación no es necesaria para el organismo.
  • Clindamicina: Algunos estudios médicos han registrado que el uso de este antibiótico con la Espectinomicina puede crear casos de influencia renal aguda, pues los efectos nefrotóxicos son capaces de aumentar si se produce la unión de ambos fármacos.
  • Anestésicos generales: El uso en paralelo de la Espectinomicina con anestésicos generales tiene un potencial peligro debido a que los efectos miorrelajantes (sustancias que se usan para paliar los dolores y relajar los músculos) pueden aumentar, lo que podría producir en algunos casos parálisis respiratorias. En estas situaciones, es elemental que el médico tratante designe las dosis justas para que los anestésicos, como el éter y el cloroformo, y la Espectinomicina no creen daños al organismo del paciente.
  • Bloqueantes neuromusculares: Se han registrado una serie de estudios médicos que arrojaron como resultado la existencia de casos donde la unión del antibiótico Espectinomicina con los aminoglucósidos genera una cantidad adicional de bloqueantes neuromusculares, lo que potencia su acción y amenaza con producir parálisis respiratorias. Lo más propicio para hacer en estos casos es que el médico determine la necesidad más inmediata entre ambos medicamentos, pues no es recomendable que se apliquen ambos en un mismo periodo de tiempo.
  • Fármacos nefrotóxicos: Los medicamentos nefrotóxicos son aquellos que ayudan a regular la toxicidad de los riñones, entre los cuales destacan el foscarnet, las cefalosporinas y los aminoglucósidos. Precisamente éste último debe tener especial cuidado al ser ingerido junto a la Espectimicina, así como también otros medicamentos nefrotóxicos como anfotericina B, cefalotina, cisplatino, diuréticos del asa, tacrolimus o vancomicina, esto debido a que pueden surgir descontroles en las funciones renales del paciente, lo que sería muy perjudicial para su diagnóstico.

Asimismo, es importante que se vigilen de cerca los niveles de concentración plasmática de creatinina para que el médico tratante se asegure de que todo está en orden.

Estos medicamentos tienen, a su vez, diversos factores que pueden cambiar dependiendo de su uso, como podrían ser los mencionados a continuación.

  • Incremento de los siguientes valores fisiológicos: Los fármacos nefrotóxicos tienen un nivel de toxicidad que puede incrementarse con la Espectinomicina, y algunos de los factores de medición que se ven afectados son transaminasas, fosfatasa alcalina, bilirrubina, creatinina, nitrógeno uréico y lactato deshidrogenasa.
  • Disminución de niveles analíticos de los siguientes valores analíticos: El uso de antibióticos como la Espectinomicina junto a fármacos nefrotóxicos podrían conllevar a la disminución de los siguientes químicos presentes en el cuerpo humano: sodio, potasio, magnesio y calcio. Todos estos niveles deben estar optimizados pues, de lo contrario, el organismo podría experimentar daños en su funcionamiento.

Reacciones adversas

Como todo medicamento para infecciones graves, como la gonorrea, la Espectinomicina puede crear reacciones adversas en el organismo del paciente que la esté consumiendo. A continuación, se nombrará algunas de las más comunes que, en este caso, se orientan más a alteraciones específicas.

  • Alteraciones sanguíneas: En ciertos tipos de casos aislados, se pueden dar situaciones donde se presenten cuadros de anemia aunque, cabe destacar, no son tan comunes. Algunos de los síntomas que le indican al paciente que puede estar sufriendo algún tipo de anemia son la fatiga, la dificultad para respirar, ritmo cardíaco acelerado, mareos, aturdimiento y debilidad. Si el paciente manifiesta algunos de estos síntomas al consumir la Espectinomicina, debe recurrir inmediatamente a su médico de confianza.
  • Alteraciones digestivas: Pueden existir casos, donde el consumo de la Espectinomicina puede traer reacciones adversas que conlleven a que el paciente sufra de náuseas y vómitos. Aunque esto ocurre ocasionalmente, el afectado no puede dejar que pase desapercibido pues, si no se atiende a tiempo, se corre el riesgo que otros sistemas del cuerpo se vean afectados.
  • Alteraciones neurológicas: Este tipo de reacciones adversas aparecen ocasionalmente, pues la Espectinomicina no tiene influencia directa en los daños de las neuronas. Sin embargo, se han registrado casos donde el paciente presenta mareos constantes y fuertes dolores de cabeza que pueden desencadenar episodios de cefalea. Cuando esta situación se presente, lo mejor será que la persona afectada suspenda su uso y consulte al médico que le recetó la Espectinomicina.
  • Alteraciones hepatobiliares: Durante el consumo de la Espectinomicina existe, raramente, la posibilidad de que se aumenten los valores de Transaminasas, los cuales determinen el nivel de una serie de enzimas que se encuentran en el corazón, el cerebro, los músculos y, principalmente, en el hígado. Ante esta explicación, es necesario que los pacientes renales tengan especial cuidado ante esa reacción adversa, de manera que puedan detectar a tiempo si es necesaria la suspensión de la Espectinomicina para evitar posibles complicaciones.

Además, por su estrecho contacto con el aparato digestivo, este antibiótico podría alterar los valores de fosfatasa alcalina presentes en la sangre, sobre todo en el aparato digestivo. En ambos casos, se recomienda la consulta a los respectivos especialistas.

  • Alteraciones psiquiátricas- psicológicas: La frecuencia en la que ocurren alteraciones psicológicas o psiquiátricas, en los pacientes que están ingiriendo la Espectinomicina no es alarmante, pero esto no quiere decir que no ocurra.

Estudios médicos han llegado a la conclusión de que uno de los factores que generan ansiedad e insomnio es el consumo de medicamentos antibióticos y, entre ellos, la Espectinomicina. Como ya se ha mencionado, estos efectos adversos no ocurren frecuentemente, pero el médico tratante debe asegurarse de que el paciente no tenga antecedentes con este tipo de condiciones para poder prescribir el medicamento con confianza.

  • Alteraciones genitourinarias: Para que el cuerpo humano funcione correctamente, es necesario que todos los niveles de los sistemas que hacen vida en estén normales, sin presentar alteraciones que puedan interferir en dicho funcionamiento. E

l sistema urinario, claro está, debe ser cuidadosamente vigilado cuando se prescriba un tratamiento que contenga la Espectinomicina, es decir, cuando se esté evadiendo la gonorrea, y esto es debido a que algunas de las reacciones adversas del medicamento consisten en aumentar los niveles de nitrógeno ureico, el cual circula por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo. Sumado a esto, existe el peligro potencial de que la Espectinomicina desencadene la condición de insuficiencia renal en pacientes que no sufrían de esto.

  • Alteraciones inmunológicas/ alérgicas: Si un paciente infectado de gonorrea al que su médico tratante le ha prescrito la Espectinomicina ,y desarrolla una anafilaxia aguda, es un paciente que ha tenido una reacción alérgica a uno de los componentes del medicamento. La anafilaxia consiste, básicamente, en un rechazo que le hace el cuerpo a algún elemento químico al que es intolerante, y se manifiesta a través de erupciones cutáneas, vómitos, náuseas, dificultad para respirar y episodios de shock en los casos más graves.

Aun así, esto ha sucedido solo en casos extremos, pues las reacciones alérgicas más frecuentes consisten en fiebres muy altas y malestar general. Para prevenir esta reacción adversa, es necesario que el paciente le informe a su médico si es alérgico a alguno de los componentes químicos de la Espectinomicina, o que éste lo determine mediante exámenes alérgicos e inmunológicos.

  • Alteraciones dermatológicas: Otros de los efectos adversos de la Espectinomicina consisten en afecciones dermatológicas como urticaria, la cual se caracteriza por la aparición de ronchas rojas en la piel y es simplemente una reacción alérgica al medicamento. Con esta condición también viene incluido el prurito, el cual se trata del deseo descontrolado de rascarse la piel donde se tiene la infección.

La mayoría de estas reacciones adversas ocurren en casos aislados y no son muy frecuentes; sin embargo, es necesario que el paciente recurra inmediatamente a su médico tratante si éstas aparecen cuando está ingiriendo la Espectinomicina para combatir la gonorrea.

(Visited 1.038 times, 1 visits today)