La Equinoterapia, método terapéutico con caballos

La equinoterapia es una técnica que ha sido empleada por los expertos de salud tanto física como mental para la rehabilitación de niños, adolescentes y adultos en los aspectos, psicológicos, sociales, cognitivos y neuromusculares a través de los caballos. En el artículo de hoy nos dedicaremos a realizar un recorrido a todo lo referente de este método particular de la medicina alternativa.

equinoterapia

¿Qué es la equinoterapia?

Los caballos a lo largo de la historia han sido empleados para diversos usos, hoy en día una de las actividades para la que son utilizados es como medio de terapia. La equitación ha mostrado obtener resultados beneficiosos para distintas enfermedades que afectan a nivel muscular, esto se debe a los movimientos que se producen al montar al caballo y al galopar.

Dicho animal posee ciertas características únicas que tienen su valor en la agilidad, la armonía y la fuerza. De una misma manera, el paso del caballo transmite vibraciones al cuerpo de la persona y en consecuencia al cerebro, creando las conexiones neuronales del mismo.

Toda terapia que involucra al caballo tiene la virtud de aprovechar las múltiples dimensiones del animal para la estimulación de la musculatura, huesos y articulaciones.

En este sentido, la equinoterapia es un nuevo medio terapéutico en el que se trata de elevar las capacidades individuales de personas con trastornos del comportamiento o con algún tipo de incapacidad física o deficiencia cognitiva, a través de la interacción con animales, en este caso, los caballos.

equinoterapia

Esta técnica es considerada como un método complementario a la rehabilitación y socialización con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la persona a tratar.

Un punto a favor que posee la equinoterapia es que se da en un ambiente libre, habitualmente rodeado de vegetación, lo que termina favoreciendo el contacto con distintas sensaciones y texturas, por no mencionar las diferentes gamas de colores e imágenes visuales que brinda la naturaleza.

Este contacto con la naturaleza permite a la persona beneficiar su sistema sensorial y cognitivo sin la necesidad de hacer un esfuerzo mayor.

Historia

El uso de caballo como medio de terapia o sanación ha sido empleado desde los tiempos antiguos. El filósofo y médico griego Hipócrates ya hablaba sobre los poderes curativos que tenían este tipo de animales para las enfermedades mentales o físicas de las personas en el siglo V, a.C.

Luego de la caída del Imperio Romano, la utilización de estos animales en el ámbito médico fue retirado. Sin embargo, ya para el siglo XVI vuelven a surgir ideas primitivas acerca de este método de terapia.

En Francia en el siglo XVII, un médico conocido como Tissot hace nuevamente la mención de la técnica de montar a caballo como un tipo de medicina. En este sentido, en sus manos estuvo el poder investigar a profundidad sobre esta terapia y pudo averiguar los beneficios que trae consigo y cuáles eran los riesgos.

A pesar de esto, no fue hasta el siglo XX que esta disciplina fue tomada en serio por Liz Hartel, una medallista olímpica que en el año 1952 consiguió la plata en hípica y en su momento de fama aprovechó para comentar como la equitación la había ayudado a superar y a recuperarse la enfermedad de la polio.

De esta forma, la equinoterapia tal como es comprendida y realizada en la actualidad fue desarrollada en Alemania en los años 60. Luego de esto, la técnica se fue esparciendo por Suiza y Austria como un modo de asistencia a la fisioterapia.

equinoterapia

Este método se llevaba a cabo en manos de un equipo conformado por un fisioterapeuta, un cuidador de caballos, y un caballo especialmente entrenado para la tarea.

Durante todo este proceso, la equinoterapia pasó a introducirse en Estados Unidos y Canadá con la formación de la Asociación Comunitaria de Monta para los Discapacitados (CARD). Posteriormente, el el año 1969, se creó la Asociación Norteamericana de Monta para los Discapacitados (NARHA).

Por último, la introducción completa de la técnica en Estados Unidos se consolidó con la fundación del Centro Cheff de Monta Terapéutica para los Discapacitados el mismo año en el estado de Michigan.

En la actualidad el mismo se sostiene en funcionamiento, siendo el centro más antiguo de los Estados Unidos en practicar la equinoterapia centrándose en personas con discapacidades.

equinoterapia

En un principio, los movimientos que hacía el caballo eran decididos tanto por el fisioterapeuta como por el domador. No obstante, en los años 80 un equipo de terapeutas canadienses y estadounidenses viajaron a Alemania para aprender más acerca del método de terapia y crear una metodología estandarizada.

De esta forma, el desarrollo de la equinoterapia tardó una década más para finalizarse, hasta que en el año 92 se fundó en Estados Unidos la Asociación de Hipoterapia Americana (AHA), que orienta sobre la terapia y sigue en constante estudio y actualización de la misma.

Desde ese momento, la AHA ha establecido una serie de directrices acerca de la manera en que debe llevarse a cabo la terapia. Adicional a esto, también ha establecido un currículum educativo que deben seguir todos los hipoterapeutas antes de estar capacitados para ejercer el método.

Beneficios de la equinoterapia

La equinoterapia ha demostrado ser útil y beneficiosa para el tratamiento de diferentes problemas físicos y mentales. A partir del uso de los movimientos del caballo le permite a la persona mejorar su calidad de vida al proporcionarle un mejor control de su cuerpo, su lenguaje, capacidades cognitivas y en su equilibrio.

Entre los beneficios que trae consigo el tratamiento de la equinoterapia se ha reportado un mejoramiento de la coordinación, tono muscular, equilibrio en la postura, flexibilidad, resistencia, fuerza y en la corrección en algunos tipos de movimientos anormales.

No obstante, los efectos positivos que posee esta técnica pueden ser divididos en varios aspectos, los cuales podemos mencionar que son:

  • Normalización del tono muscular: Tanto el movimiento como el calor transmitido por el lomo del caballo ayuda a que el tono muscular de las personas se normalice cuando estas padecen de hipertonia, hipotonia o espasticidad.
  • Diferenciación de los movimientos: El movimiento tridimensional que posee el animal así como la semejanza en su andar al de los humanos fomenta la activación al áreas específicas del cerebro que le permiten a la persona caminar correctamente.
  • Mejoramiento del equilibrio y coordinación: Algunas de las posturas empleadas en la técnica de la equinoterapia suponen un reto a los individuos en cuando a su postura. Al emplearlas contribuye a que las personas con problemas con el equilibrio lo mejoren.
  • Mejoramiento en las relaciones sociales y la empatía: Una particularidad que posee este tipo de terapia es que ayuda a establecer un mejor contacto en las relaciones humanas cuando el paciente posee un déficit en el área.

¿Cuál es el mejor caballo para realizar la equinoterapia?

Dado que los efectos de la equinoterapia dependerán de la capacidad que tenga el terapeuta en explotar las habilidades del caballo, es preciso tener en cuenta antes de iniciar el proceso de todos los aspectos relevantes de la persona con el fin de encontrar el mejor caballo para esta.

Es por este motivo que no solo se debe tener en cuenta las necesidades de la persona a tratar, sino que a partir de estas la elección del caballo debe estar guiada a poder cubrir todos los factores. La elección del caballo debe hacerse en conjunto con un entrenador que pueda dar veracidad de que el animal puede cumplir con las funciones para las cuales es requerido.

De esta manera, el mejor caballo para la sesión de equinoterapia no es un tipo especifico, sino es aquel que pueda hacer las funciones que el paciente necesita. No obstante, se pueden tren presente algunas características que podrán ayudar a la selección del caballo, tales como la altura y longitud, la anchura de su espalda, la manera en la que camina y el nivel de entrenamiento físico.

Métodos

La equinoterapia está dividida en diferente métodos que se adaptan a las necesidades de la persona a tratar, cada uno de ellos posee sus propias reglas y medios para el tratamiento. Sin embargo, todos pasan por tres procesos luego de haber seleccionado al caballo.

El primero es la forma en la que se planea usar al caballo. Durante las sesiones de la terapia el caballo lleva sobre sí al paciente de tal manera que los movimientos que él mismo realice tienen un efecto en la médula espinal de la persona.

Existen muchos tipos de movimientos que el animal puede hacer, que van en función al objetivo de la terapia. El que se lleve a cabo dependerá de: la velocidad del paso del animal, el terreno y la inclinación del mismo, y la dirección a la cual el caballo se mueva.

El segundo proceso consiste en la selección de las posiciones, es decir, la manera en la que el paciente estará sobre el caballo. En este sentido, el lomo del animal se emplea como una tabla para hacer equilibrio y, en función a las necesidades del paciente este deberá permanecer en ella de una u otra manera.

Al igual que los movimientos del caballo, existen muchas posiciones en las que la persona puede montarlo. La mayoría de estas están diseñadas para ofrecer una estimulación continua y suave, otras en cambio están hechas para sumarle un reto al individuo con el fin de mejorar sus habilidades motoras o incluso cognitivas.

Por último, se encuentra la corrección de las posiciones ya mencionadas. Este es el punto en el que se saca un mayor provecho a la sesión de equinoterapia, dado que el terapeuta debe ser capaz de identificar los errores la postura del paciente y corregirlos de inmediato.

Si la corrección de estas posturas no se realiza se corre el riesgo de que los beneficios de la terapia no se den e incluso puede representar un factor de riesgo para el paciente.

Hay tres maneras en las que se puede corregir dichas posturas: por medio de instrucciones verbales, empleando ayudas a la posición ( elementos que obligan al paciente a mantenerse en la postura correcta), o simplemente cambiar la posición en la que se encuentra sobre el caballo de forma manual.

Una vez habiendo explicado el proceso que se lleva a cabo la preparación de los diferentes métodos de la equinoterapia, pasaremos a realizar una breve explicación de los mismos.

Hipoterapia

Este método es otra manera en la que se refiere a la equinoterapia, con la diferenciación que en este se realizan ejercicios fisioterapéuticos con y sobre el caballo. Los efectos que se busca obtener por medio de la hipoterapia es el paso de calor del caballo hacia la persona.

Monta terapéutica

La modalidad de este método consiste en la realización de ejercicios sobre el lomo del animal. Para hacer dichos movimientos solo se es necesario una monta. La practica de esta disciplina busca el mejoramiento del equilibrio y la coordinación del paciente.

Sin embargo, hay muchos personas que consideran que esta técnica posee los mismos factores que la equinoterapia, por lo que su separación de la misma es poco utilizada.

Equitación adaptada

Este método de la equinoterapia está destinado al deporte y se dicta para aquellas personas que poseen discapacidades y tienen experiencia en la monta de caballos. La finalidad de la equitación adaptada es proporcionarle al paciente los medios necesarios para subir al animal y poder realizar un paseo en él.

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Ebastel y Loratadina

(Visited 199 times, 1 visits today)