Edrofonio: Toda la información sobre este medicamento

Edrofonio es un medicamento que actúa como inhibidor de la colinesterasa, una enzima que se encuentra a nivel de la placa neuromotora; empleado para la realización de la prueba que permite diagnosticar la miastenia grave, que es un trastorno neuromuscular donde el paciente tiene dificultades para controlar sus músculos y nervios. Conozca adecuadamente este fármaco, evitando su utilización, si no es recomendado previamente por su médico tratante.

Edrofonio

¿Qué es el Edrofonio?

El Edrofonio es un fármaco que puede ser reconocido a nivel comercial, por estar contenido en un medicamento denominado Tensilon; se trata de un producto que actúa como inhibidor de la colinesterasa, conocida como una enzima que esta presenta en la placa neuromotora de los pacientes, aquella que permite la movilización del cuerpo humano.

Lo que se conoce como placa neuromuscular dentro del organismo del paciente, es la que facilita la acción de realizar los movimientos del cuerpo, gracias a la transmisión de la información entre una determinada neurona motor y su respectivo músculo. Considerándose por otro lado, el hecho de que algunos pacientes pueden experimentar enfermedades que le impiden esta correcta movilización.

La relación entre la neurona motor y los músculos cuando se encuentran en armonía, permite la realización de la transmisión de los impulsos entre ambos elementos; con lo cual los músculos se pueden contraer o relajar, según la necesidad de la persona.

El Edrofonio es un fármaco que puede ser empleado como método para ayudar al diagnóstico de la miastenia grave, una enfermedad caracterizada por la presencia de debilidad y fatiga a nivel muscular; debido a la ruptura de la comunicación que de manera normal, debería realizarse entre los nervios y los músculos.

Edrofonio

Por otro lado cabe decir, que esta es una enfermedad para la cual no existe cura hasta el momento; pero se puede ayudar al paciente para que los signos y síntomas de este tipo de trastorno sean más llevaderos y pueda contar con calidad de vida.

Este es un trastorno que se puede presentar en personas de cualquier edad, pero generalmente suele ser común en las mujeres menores de los 40 años y los hombres mayores de 60 años.

Durante la realización de los estudios para la determinación de este trastorno físico, que puede afectar a muchas personas, suele ser indicado el fármaco que estamos conociendo bajo el nombre de Edrofonio, el cual es aplicado mediante una vía intravenosa en el paciente. Con la consideración de que en algunos casos suele también administrarse la atropina, para evitar que el paciente sepa que está recibiendo Edrofonio, a modo de sedación leve.

El mecanismo de acción de este medicamento degrada al neurotransmisor identificado como acetilcolina, con lo cual se controla la transmisión de la información desde una célula presente en el sistema nervioso, hacia una célula muscular o glándula. Este medicamento es identificado por ser un parasimpaticomimético, que al actuar estimula o permite la realización de ciertas actividades propias del sistema nervioso parasimpático.

Este sistema de tipo nervioso, junto con el autónomo y el simpático; son los encargados del control de las funciones y los actos involuntarios realizados por el cuerpo humano.

¿Para qué sirve?

El Edrofonio como se ha comentado, es empleado como fármaco para la realización de una prueba, mediante la cual ayuda a la determinación o el diagnóstico de enfermedades que estén asociadas con la fatiga y debilidad de los músculos en los pacientes; debido a lo cual no pueden realizar ciertas actividades en su vida de manera normal.

Entre este tipo de patologías se ha mencionado la Miastenia grave, que es una enfermedad neuromuscular de origen autoinmune, y para la cual no existe cura; solamente se puede ayudar al paciente a evitar los malestares que suele presentar y que le dificultan sus tareas diarias.

Luego de ser administrado el Edrofonio al paciente, este tiene un corto tiempo de acción, el cual se ha estimado alrededor de 10 minutos; pero es suficiente para diagnosticar la debilidad muscular en las personas y especialmente para diferenciarla de un posible caso de crisis colinérgica.

Las crisis colinérgicas son síntomas que se deben a la estimulación de los receptores muscarínicos y nicotínicos, los que suelen ser presentados por los pacientes cuando dentro de su organismo se da un exceso de acetilcolina, sustancia química que se encarga de la transmisión de los impulsos nerviosos.

Edrofonio

Por ello la prueba del Edrofonio, permite la adecuada determinación del trastorno físico experimentado por el paciente; debido a que estando en presencia de una miastenia gravis, el mismo no cuenta con la suficiente estimulación de sus receptores nicotínicos. De esta manera y con la acción del Edrofonio dentro de su organismo, se concentra la acetilcolina y se puede reducir su debilidad muscular.

Cabe destacar dentro de este orden de ideas que con respecto al caso de tratarse de una crisis colinérgica, tras la aplicación del Edrofonio la debilidad muscular empeora; siendo con ello posible diferenciar adecuadamente ambas patologías clínicas.

Se debe señalar además que es posible emplear el Edrofonio para la realización del examen, cuando se desea determinar en un paciente el síndrome de Lambert-Eaton, donde los pacientes cuentan con trastornos en la comunicación de sus nervios y músculos, lo cual también les provoca debilidad muscular.

Advertencias y precauciones del uso de Edrofonio

El Edrofonio es un fármaco que deberá ser evitado en aquellas personas que sean alérgicas a su composición química, a fin de evitar posibles reacciones alérgicas de graves consecuencias para su organismo.

Edrofonio

La utilización de este tipo de medicamento se hace con la finalidad de realizar lo que es conocido como la prueba del Edrofonio, por lo cual deberá ser empleado bajo estricta supervisión médica; ya que es posible que ocasione al paciente desmayo o una insuficiencia respiratoria, que deberá ser atendida de inmediato por el profesional de la salud.

Este medicamento es también conocido con el nombre de Tensilon, y es empleado para la determinación de la miastenia gravis o con la finalidad de diferenciar esta patología de otras alteraciones similares, ocasionadas por fallas del sistema nervioso o del cerebro.

Contraindicaciones

El Edrofonio es un fármaco contraindicado para ser administrado especialmente en aquellos pacientes que sean hipersensibles a su composición química, con la finalidad de evitar posibles reacciones alérgicas e intoxicaciones medicamentosas sobre su organismo.

Por otro lado, debe ser evitada su utilización en pacientes que presenten obstrucción intestinal, o en personas que sean propensas al padecimiento de bradicardias, obstrucciones del tracto urinario; al igual que en aquellos casos en que han sufrido recientemente infarto al miocardio.

Edrofonio

No deberá ser empleado en personas que sufren de peritonitis, quienes regularmente presentan una inflamación de su cavidad peritoneal, causada posiblemente por una infección o traumatismo a causa de alteraciones de sus jugos pancreáticos, de la bilis o intestinos.

Por otro lado, deberá ser empleado bajo estricta vigilancia médica durante los estudios realizados a pacientes que padecen dificultades respiratorias como en el caso de asma; con aquellos que sufran de epilepsia, hipotensión o enfermedad de Parkinson; al igual que de hipertiroidismo, donde se manifiesta una excesiva actividad a nivel de sus glándulas tiroides.

Posología de Administración

Como se ha indicado, la administración del Edrofonio está a cargo del personal médico calificado en este sentido; pero a manera informativa, las dosis administradas de acuerdo con el tipo de paciente, generalmente son las siguientes:

En el caso de los adultos, con la finalidad de determinar la presencia de la miastenia gravis, se realiza una aplicación intravenosa de Edrofonio de 1 a 2 mg una hora después de la administración del anticolinesterásico. Esto se realiza con la finalidad de diferenciar la crisis colinérgica de la crisis de miastenia.

En algunos casos, para establecer adecuadamente las diferentes reacciones del organismo del paciente, suele aplicarse 1 mg y luego otro, mientras la condición del paciente no empeora. Como diagnóstico específico de la miastenia grave, se pueden colocar 10 mg de Edrofonio por vía intramuscular. Con la advertencia de que en caso de reacción colinérgica, se sugiere repetir la prueba luego de treinta minutos, con la finalidad de descartar una falsa reacción negativa.

En algunos casos, cuando la reacción colinérgica se manifiesta luego de que se la administra al paciente 2 mg como dosis inicial por vía intravenosa, se debe interrumpir la prueba. Siendo necesario en este caso que se le administren 400 mcg, lo que sería equivalente a o, 4 mg de atropina, de igual manera por vía intravenosa, a fin evitar trastornos colinérgicos en el paciente.

El Edrofonio es empleado en niños cuando es necesaria la determinación de la miastenia en ellos; incluso en el caso de lactantes mediante vía intramuscular o subcutánea, con dosis de 0,5 mg  o 1 mg por vía intravenosa.

Cuando el niño cuenta con un peso inferior a los 34 kg, se sugiere la aplicación de 2 mg vía intramuscular o 1 mg inicialmente mediante vía intravenosa; pero con la salvedad, de que en caso de no tener respuesta dentro de 45 segundos, se le puede aplicar 1 mg cada 30 a 45 segundos hasta una dosis total de 5 mg, como máximo.

En niños de peso superior a los 34 kg se recomienda administrar 5 mg por vía intramuscular. Pero en el caso se ser empleada una vía intravenosa, 2 mg inicialmente; si no hay respuesta por parte del niño, se puede en este caso administrar 1 mg cada 30 a 45 segundos, luego de los primeros 45 segundos y hasta una dosis total de 10 mg, como dosis máxima recomendada.

El Edrofonio es empleado también para los estudios realizados en pacientes de la tercera edad o geriátricos, con dosis de administración similares a las empleadas con los adultos, de acuerdo con las condiciones físicas presentadas por cada paciente.

Es importante destacar que este tipo de estudio es realizado por un personal médico preparado para ello previamente; por lo cual la administración del Edrofonio en cuanto a frecuencia y dosis, será exclusivamente indicada por el médico tratante y bajo su estricta supervisión; con la finalidad de poder controlar especialmente la función cardíaca del paciente y su respiración, durante todo el procedimiento.

Embarazo y lactancia 

No se cuenta con estudios suficientes sobre el uso del Edrofonio en pacientes que se encuentren embarazadas; aunque se sabe que los anticolinesterásicos generalmente pueden ocasionar la irritabilidad a nivel uterino; por lo cual inducen el parto prematuro luego de ser aplicados por vía intravenosa, durante los últimos meses del embarazo.

Se sugiere en este caso que el Edrofonio solamente sea aplicado en las mujeres embarazadas, cuando el médico tratante determine que el beneficio para la madre es superior al riesgo al cual se expone su bebé y debido a la ausencia de otras alternativas terapéuticas que ofrecen mayor seguridad.

Con respecto a su utilización durante la lactancia materna, no se ha determinado hasta el momento si este medicamento es excretado mediante la leche materna; por lo cual se desconocen las posibles consecuencias que pueda tener sobre el lactante.

Edrofonio

Efectos Secundarios del Edrofonio

Como se ha comentado, el Edrofonio es administrado en un paciente con la finalidad de realizarle un examen que permita determinar, cuál es la causa de su debilidad muscular, bien sea por el padecimiento de una miastenia gravis o de cualquier otro trastorno que esté afectando la adecuada comunicación entre los nervios y músculos.

Sin embargo, se trata de un componente químico que puede ocasionar ciertas alteraciones físicas en el paciente, las cuales pueden dar como consecuencia una serie de síntomas, que por línea general pueden ser identificados como los siguientes efectos secundarios:

  • Posible diarrea o vómitos.
  • Excesiva salivación.
  • Alteración a nivel emocional con la presencia de ansiedad.
  • Bradicardia, que es cuando la frecuencia de las contracciones del corazón bajan a menos de 60 latidos por minuto.
  • Estado depresivo, con la sensación de pánico, donde las personas no pueden controlar la presencia de un miedo excesivo.
  • Presencia de urticaria, con posibles lesiones cutáneas en la piel, algunas de las cuales pueden generar edema.

Estos son solo algunos de los síntomas que podrían ser causados debido a la administración del Edrofonio en el organismo del paciente. Como se sabe, la aplicación del medicamento es realizada por parte de un personal calificado para estos casos; pero es posible que la persona experimente estos síntomas durante la realización del procedimiento, por lo cual pueden ser controlados de manera oportuna por el médico tratante.

En caso de que se le presente alguno de estos síntomas o cualquier otro no incluido en la lista anterior, tiempo después de la administración del Edrofonio, comuníquese de inmediato con su médico tratante a fin de que él pueda determinar si su trastorno está asociado con el uso del Edrofonio, y le indique el tratamiento a seguir en este caso.

Si el contenido de este artículo le ha permitido conocer qué es el Edrofonio como producto farmacéutico, le invitamos a descubrir otros medicamentos, descritos en los siguientes temas:

(Visited 35 times, 1 visits today)