La Traqueítis. ¿Cual es el grupo de riesgo mas alto?

La Traqueítis es una enfermedad infecciosa que afecta frecuentemente a los niños, sin embargo, puede presentarse en cualquier persona. Se trata de una bacteria que se establece y afecta la tráquea, informándose causando dolor, tos y dificultad respiratoria. Continúe la lectura del artículo y conozca todo sobre la Traqueítis. Por favor consulte a su médico y no se automedique.

TRAQUEITIS

¿Qué es la Traqueítis?

La traqueítis es una enfermedad que se desarrolla por la presencia de un patógeno, el cual encuentra condiciones ideales para su crecimiento en la tráquea, su instauración en la zona provoca la inflamación de ésta estructura, por lo que la misma se reduce de tamaño.

Esta disminución de espacio para que pasen los fluidos, aire, líquidos, produce mucho dolor. Como se trata de una infección, también se producen episodios febriles. Los más afectados por este tipo de patología son los niños, lo que no quiere decir, que la enfermedad no afecte a jóvenes y adultos.

Como sabemos la tráquea es un órgano de forma cilíndrica que está compuesto de tejido cartilaginoso. En realidad la tráquea es la continuación de la laringe y al llegar a la zona de la cavidad torácica llamada mediastino, la tráquea presenta una bifurcación, donde cada una de las partes que se separan del tubo original forma dos bronquios principales.

TRAQUEITIS

Como podemos observar la posición, forma y estructura de la tráquea, le permite la funcionalidad como es permitir el paso del aire, también se encuentra involucrado en la fonación, siendo algunas de las funciones aéreas.

Otra de las funciones de la tráquea se relaciona con el drenaje en la que elimina las partículas que pueden ser inhaladas y con ello evita que lleguen a la faringe y también presenta una función inmunitaria.  Con base en lo anteriormente señalado podemos identificar la importancia de la tráquea, debido a su estrecha relación con el proceso respiratorio, es muy importante conocer sobre las patologías que pueden afectar esta importante estructura.

Es importante señalar que la morbilidad de la enfermedad indica una amplia frecuencia en niños desde su primer año de edad hasta los cinco años, luego se encuentra una brecha de aparición hasta la adolescencia, edad en la que vuelve aparecer la patología con cierta importancia, sobre todo en niños varones. La traqueítis esta frecuentemente ligada a procesos infecciosos bacteriales, no obstante, no se descartan los procesos infecciosos virales como agentes promotores del desarrollo de la traqueítis.

Esta es una enfermedad que muestra una rápida evolución, pasando en muy poco tiempo de una molestia o dolor a nivel de la tráquea a una insuficiencia respiratoria. Es por ello, de suma importancia que al primer momento de identificar se está desarrollando una traqueítis, el paciente  reciba atención médica especializada.

TRAQUEITIS

Un dato importante de conocer es que la traqueítis no es de las enfermedades más frecuentes, no obstante, si es  una de las principales causas de emergencias pediátricas respiratorias. Dependiendo de la evolución de la traqueítis al momento de llegar a la consulta se fundamentará  la atención y necesidad de hospitalización.

En los casos en los que la enfermedad se establece en personas adultas, la enfermedad suele ser menos grave que en los niños, debido a que la insuficiencia respiratoria y la obstrucción aérea de la tráquea es menos frecuente. Sin embargo, al contrario de los niños, la tos si puede ser mucho más persistente en los adultos.

Siempre es importante  evitar las enfermedades, una de las acciones preventivas sobre todo en pacientes que ya han sufrido de una traqueítis es evitar los cambios bruscos de temperatura. En los adultos se recomienda evitar el hábito del tabaquismo. También para ambos grupos etarios es conveniente evitar la permanencia en ambientes contaminantes, en los que haya presencia de humos y vapores.   Si bien es poco frecuente, si no se la trata de inmediato, puede tener complicaciones potencialmente mortales.

Causas

Como se ha mencionado la traqueítis suele ser provocada por la instauración de un proceso infeccioso, originado por la presencia de una bacteria, es la manera más frecuente en cómo se desarrolla la patología, sin embargo, también puede ser provocada por cuadros virales y por la exposición a agentes irritantes.

TRAQUEITIS

Estos últimos generalmente están asociados al hábito del tabaco, así como a la exposición frecuente de las vías respiratorias a ambientes contaminados, cargados de esmog, dióxido de carbono o agentes químicos. Como sabemos la traqueítis es mucho más frecuente en niños que en personas adultas, siendo los cuadros en niños mucho más graves que en los adultos, debido a que en los adultos los problemas de obstrucción respiratoria son menos frecuentes que se desarrollen.

La traqueítis genera que la mucosa que se encuentra en la tráquea desarrolle un proceso inflamatorio, el cual es una respuesta autoinmune ante la presencia de un patógeno. Esta inflamación influye en las funciones normales de la estructura traqueal, por lo que el proceso respiratorio del paciente se ve afectado.

Cuando se producen desarrollos de cuadros virales como resfriados, gripes, amigdalitis, entre otros, estos pueden perfectamente derivar en el desarrollo de una traqueítis. Es seguro que la traqueítis no se produce de manera espontánea, esta es originada o promovida por la presencia de un agente infeccioso, irritante o viral. Si las causas que provocan la traqueítis, se van haciendo cada vez más frecuentes, la traqueítis puede convertirse en una enfermedad crónica.

La traqueítis que tiene origen bacteriano es en la mayoría de los casos por la bacteria Staphylococcus aureus. Sin embargo, no es la única el Moraxella catarrhalis, Streptococcus pneumonia, Haemophilus influenzae. Esta bacterias tienen rápido crecimiento y desarrollo y debido a la anatomía de la tráquea en los niños, la afección de éstas es mucho más invasiva y de rápida evolución.

TRAQUEITIS

Los casos de traqueítis tanto en adultos como en niños suelen instaurarse posterior a un proceso gripal o de resfriado. Cuando se presentan este tipo de patologías se involucran la vías aéreas superiores, el ingreso de patógenos, puede alcanzar la tráquea y originar una traqueítis.

Con respecto a la causa viral, se ha logrado identificar que los virus asociados a la influenza, los virus de la gripe e incluso el virus del sarampión. Cuando la causa es viral, también se produce la inflamación de la mucosa de la tráquea, lo que también contribuye en crear un ambiente propicio para que ese establezca una bacteria.

Por lo tanto, se puede desarrollar una combinación entre causa viral y bacterial. Es importante resaltar que los niños que son expuestos al humo del cigarrillo, son lamentablemente fumadores pasivos, por lo que no están exentos de desarrollar una traqueítis por esta causa.

Síntomas de la Traqueítis

Existen diversos síntomas asociados con esta enfermedad, uno de los principales es el dolor que refieren los pacientes que comienzan a desarrollar una traqueítis,. Como hemos señalado, este síntoma está asociado al proceso infamatorio que se desarrolla en la mucosa de la tráquea, el cual provoca que la misma se estreche y por ello, se produce dolor.

Otro de los síntomas que se identifica asociado con la enfermedad es una tos seca que se mantiene por mucho tiempo y frecuente, además es  irritante. En consecuencia a la persistencia de la tos, el paciente puede referir dolor en el pecho. Dependiendo de la respuesta de nuestro sistema inmunológico, la traqueítis y estos síntomas pueden ser pasajeros y en tres días desaparecer.

Sin embargo, en los casos en que los síntomas anteriores persisten y se hacen más agudos, pueden aparecer otros síntomas como sonidos al respirar, lo que se conoce como respiración sibilante, dificultad respiratoria.

Es posible que los bronquios también se vean afectados, se desarrollan entonces cuadros febriles. La tos puede pasar de ser seca a una tos expectorante que incluso en ocasiones acompañada de muestras  de sangre. En los casos graves de obstrucción el paciente puede mostrar un tono de piel azulado.

Consideramos importante resaltar que la sintomatología asociada a la traqueítis es muy diversa, ya que la misma puede tener una evolución de días y desaparecer, o tener una evolución de días y empeorar, pero también puede tener una evolución violenta con un desarrollo que pasa en menos de un día y transformarse en un cuadro grave.

Podemos entonces reconocer desarrollo de fiebre, tos seca, dolor en el pecho, sonidos sibilantes y dificultad respiratoria, como los síntomas más frecuentes. No obstante hay síntomas menos comunes que también se encuentran asociados a la enfermedad.  Entre ellos, se encuentra la disfonía, debido a la inflamación de la mucosa de la tráquea, la voz cambia de tono, lo que reconocemos como una ronquera.

También por dolor al tragar las personas con traqueítis pueden babearse, por no poder tragar la saliva. Dolor en el cuello es otro de los síntomas poco frecuentes pero que se pueden desarrollar. Los problemas respiratorios pueden disminuir el ingreso de oxigeno, por lo tanto el torrente sanguíneo tendrá menos oxigeno y más dióxido de carbono, esto puede generar fatiga o sueño en los pacientes.

Diagnóstico y Tratamiento

Reconociendo los síntomas descritos que suelen desarrollarse en la traqueítis, es suficiente para reconocer en nosotros que podemos estar desarrollando dicha patología, sin embargo, el diagnóstico de la misma es clínico.

Los síntomas como la tos seca profunda, irritación, fiebre, sugieren el desarrollo de una traqueítis. Al visitar al especialista para que realice el diagnóstico de la enfermedad, este debe informarse sobre la historia clínica del paciente, lo primero que llamará su atención es la ocurrencia o no de episodios virales que antecedan a la referencia de síntomas.

Debe solicitar la realización de análisis de sangre, para determinar la presencia aumentada de la proteína C reactiva, la cual es un marcador importante que contribuye con el diagnóstico. También si en los resultados se identifica un aumento de glóbulos blancos.

Si en el examen físico se identifica que la tráquea se encuentra disminuida en su tamaño interno, la mucosa que la recubre inflamada  y purulenta, el especialista puede diagnosticar la traqueítis. En los casos que la enfermedad se encuentra con una evolución importante y la dificultad respiratoria es grave, el médico debe solicitar realizar una radiografía de tórax. En la imagen se podrá reconocer la condición pulmonar, si se ha desarrollado un edema, si hay zonas impactadas por falta de oxigeno, entre otras.

En los casos de pacientes que son recurrentes en la patología es posible que el especialista solicite realizar un examen que permita ver las vías aéreas.  Este tiene la finalidad de verificar la inflamación de la tráquea, sino también con la finalidad de tomar una muestra.

La muestra permite realizar un cultivo para identificar el tipo de patógeno que está provocando la afección. El reconocimiento  del patógeno especifico que está provocando la traqueítis bacteriana, permitirá iniciar un tratamiento dirigido a la bacteria, que permite el control y erradicación de ésta.

Existen diversas patologías que desarrollan síntomas muy parecidos a los que se desarrollan en una traqueítis, por lo que es importante realizar el diagnóstico diferencial o especifico, para poder definir el tratamiento. Sin embargo, aún si un diagnóstico especifico, es de suma importancia mantener la vía aérea despejada, para que el paciente mejore su respiración.

La colocación de oxigeno húmedo a través de una mascarilla, es de las primeras acciones que se deben realizar. También es importante conocer la saturación de oxigeno a la llegada de la emergencia, ya que este dato dirigirá el tratamiento de emergencia.

Pueden presentarse casos graves a la emergencia, en donde existe una franca obstrucción de la tráquea y por lo tanto, hay que actuar de manera inmediata. La emergencia quizás amerite la intubación del paciente, para garantizar la oxigenación. En casos drásticos se utiliza una traqueotomía, para permitir el paso inmediato y directo de aire a los pulmones.

La utilización de antibióticos de amplio espectro en caso de diagnosticar una traqueítis bacteriana, es indispensable. En ocasiones por desconocimiento de la bacteria que origina la infección, se suele utilizar la combinación de antibióticos. Entre los más frecuentes se encuentra  el uso de vancomicina con cefalosporina. Se recomienda en el tratamiento el uso de antiinflamatorios y mucolíticos.

Complicaciones

Como hemos reconocido en el desarrollo del artículo, la tráquea es una parte importante de nuestro sistema respiratorio. Es la tráquea la que permite el ingreso de aire que es inhalado desde la nariz o la boca, ya que se encuentra comunicada con la laringe.  Cuando el aire ingresa a través de la nariz o la boca, circula por la laringe.

Es la tráquea la que transporte ese aire hasta nuestros pulmones y trasporta el dióxido de carbono que debe ser eliminado de nuestro cuerpo. Por lo tanto, nuestra respiración depende en buena parte de la tráquea. Su reducción por procesos inflamatorios compromete su función, al punto de poder causar la muerte, por su obstrucción.

Si la causa de la traqueítis se debe a la presencia de la bacteria estafilococo, puede ocurrir un shock tóxico, lo que puede causar la muerte del paciente. Si el tratamiento indicado, no tiene resultados positivos sobre la enfermedad, se puede generar una contaminación de la sangre, generando una  sepsis, en el paciente, lo que también puede conllevar a la muerte.

No existen medidas preventivas que aseguren que nunca tendremos un cuadro de traqueítis, sin embargo, podemos disminuir las probabilidades de ocurrencia, sobre todo en nuestros niños, que son los más afectados y los que mayor peligro corren de desarrollar un cuadro respiratoria grave. Para ello, es importante cumplir con la programación de vacunación preventiva, como por ejemplo, contra la influencia, neumococo, sarampión, entre otras.

Si este artículo ha sido de su agrado, le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

(Visited 3 times, 1 visits today)