Conoce la Tendinosis y sus diferencias con la Tendinitis

La tendinosis es un padecimiento  localizado en los tendones, el cual es  provocado por  una degeneración de los componentes que lo integran como las fibras, el colágeno, la elasticidad y la flexibilidad del tendón, provocando dolores muy fuertes a quien lo padece. Te invitamos a indagar más sobre éste interesante tema.

TENDINOSIS

¿Qué es la tendinosis?

Los tendones son una estructura de tejido conectivo, con características fibrosas y de forma continua que se conectan  con los músculos  y con la estructura ósea, su  función principal es la de transmitir equilibradamente  la fuerza producida por el músculo  y al esqueleto para que se efectúe la movilidad adecuada de manera oportuna.

La tendinosis o como también se le conoce como tendinitis crónica, es la patología causada por la degeneración del tendón, generado por lesiones previas en el cual la recuperación no fue la más adecuada,  provocando en la zona una cicatrización en el lugar donde se presenta la lesión,  también se genera por movimientos repetitivos que van causando minis desgarros en el tejido y también ocurre por el  paso de los años en el cual el tendón  presenta un desgaste natural y es incapaz de auto regenerarse.

La tendinosis, va provocando una declinación continua de los tejidos del tendón y que con el transcurso del tiempo el padecimiento se va empeorando, cuando se habla de tendinosis no se refiere a una inflamación del tendón, se refiere al dolor en el tendón, ya que el mismo no cuenta con una  elasticidad ni  flexibilidad adecuada, por lo tanto el tendón no tiene la capacidad de absorber las tensiones provocadas en los músculos, lo que produce una perturbación o disminución de los movimientos musculares.

La tendinosis puede afecta a los tendones de las articulaciones relacionadas con el hombro, el codo, la muñeca, los dedos, del muslo y del talón. Estos daños pueden presentarse mayoritariamente  por el uso y el abuso de los tendones en el ámbito deportivo, laboral.

La tendinosis es un dificultad que aqueja principalmente a la población económicamente activa entre los 25 a los 40 años de edad, presentándose mayoritariamente en los hombres y en  las personas obesas. Las personas de avanzada edad también sufren de este padecimiento, ya que con el paso de los años los tendones se van debilitando, perdiendo el colágeno y la flexibilidad.

La tendinosis por lo tanto involucra la pérdida progresiva de la capacidad de respuesta del tendón y se manifiesta a través del  dolor.

Estructura anatómica del tendón

Para comprender como se presenta la tendinosis se debe establecer como funciona y cual es la estructura anatómica del tendón, el mismo esta conformado por:

Fibras de colágeno tipo 1, que son las encargadas de unir los tejidos conectivos tales como los ligamentos, cartílagos, la estructura ósea y la dermis, este tipo de colágeno a su vez está conformado por:

  • La elastina que es elemento que proporciona la elasticidad y resistencia de los tendones.
  • Matriz intercelular cuyos componentes son el agua proteoglicanos cuya principal función es rellenar los espacios de las fibras del colágeno y las glicoproteínas cuya función es la fijación de los azúcares que aportan energía a  las células.
  • Componentes celulares como los tenocitos y los tenoblastos las cuales componen el 90% de los elementos celulares de los tendones.

Esta estructura presenta los elementos que nutren a los tejidos de los tendones los cuales requieren de una alta demanda de energía, sin embargo algunas zonas no recibe los niveles nutricionales que el músculo demanda y es allí donde se presentan las lesiones que dan a lugar a las tendinosis.

Un tendón sano tiene características brillantes, es nacarado, la textura es elástica y firme, por otro lado un tendón degenerado presenta una textura floja, frágil y de color gris.

El análisis histológico a través del microscopio muestra que el tendón con signos de tendinosis evidencia que  las bandas de colágeno están desordenadas, se presenta un aumento descontrolado en las células de los vasos sanguíneos y de las terminaciones nerviosas, así como infiltración de grasa y deficiencia de oxígeno, un dato importante es que en  los estudio microscópico efectuados a los  tendones que presentan el padecimiento de tendinosis éstos no presentan signos de inflamación.

Todas las características antes mencionadas son los cambios que presenta el tendón con degeneración por lo cual no se pueden autoregenerar y se presenta la patología de tendinosis.

Causas

Las causas del padecimiento de tendinosis son las que a continuación se señalan:

  • Movimientos constantes y repetitivos que lesionan frecuentemente al tendón y este no tiene el tratamiento médico oportuno o adecuado y el tendón queda lesionado.
  • Movimientos constantes y repetitivos que lesionan al tendón y este no tiene la capacidad de autoregenerarse lo que produce mini desgarros que van lesionando al tendón.
  • Desequilibrios musculares producido por variaciones en la mecánica del movimiento corporal.
  • Falta de flexibilidad y elasticidad lo que impide que el tendón pueda absorber las tensiones provocadas por el movimiento del músculo.

Síntomas de la tendinosis

Los síntomas de la tendinosis algunas veces son mal interpretados y se confunden con los presentados por la tendinitis que es la inflamación acompañada de dolor en los tendones, por lo que el síntoma principal  de la tendinosis es el dolor sin signos de inflamación, a continuación se mencionan los síntomas que presentan la tendinosis.

  • Rigidez acompañada de ardor y dolor en el tendón.
  • Incremento del dolor cuando se activa la musculatura relacionado con el tendón.
  • Tener antecedentes de haber sufrido de tendinitis en el pasado y la lesión esta mal curada.
  • Condiciones genética relacionadas con el recubrimiento muscular del tendón y sobre peso.

Una regeneración inadecuada de las fibras del tendón, se  produce  porque el  colágeno es deficiente  y todos sus componentes se vuelven a agrupar pero de manera desordenada, este proceso debilita el tendón y por consiguiente se presenta mayores probabilidades de sufrir nuevas lesiones  en en el mismo y es lo que provoca el padecimiento de la tendinosis.

En los casos de  los deportistas, el padecimiento esta relacionado con una repetición de los movimientos sobre ciertos músculos que afectan a los tendones, esta situación se presenta en los algunos casos  por una inadecuada planificación de los entrenamientos,  el  lugar de entrenamiento o la superficie es inadecuada, esta utilizando zapatillas con poca amortiguación o  incompatibles  para el tipo de entrenamiento, entre otros factores.

Diagnóstico

El médico traumatólogo que es el encargado de las lesiones relacionadas con los huesos, fracturas óseas, ligamentos y con las articulaciones,  establecerá el protocolo para identificar que el padecimiento este relacionado con la tendinosis, en este sentido procederá a:

Apertura de la historia clínica, con la finalidad de indagar sobre los factores desencadenantes del padecimiento, como por ejemplo: si la persona es deportista,  el ámbito laboral donde se desenvuelve y  qué ocupación tiene, cuales son sus hábitos de trabajo, la edad, entre otros aspectos.

Examen de imagenología,  para un diagnostico más acertado se recomienda  utilizar los procedimientos de suministrados por la ecografía o la resonancia magnética, a fin de evaluar la lesión de los músculos y de los tejidos del tendón, con la finalidad de analiza el aumento del tendón, si hay evidencias de rompimientos en las fibras, quistes, calcificaciones o fibrosis y los resultados se catalogan de acuerdo al grado de afectación que presente la tendinosis:

  • Grado 1: presenta un engrosamiento del tendón se ubica en menos del 50%.
  • Grado 2: Se evidencia un engrosamiento del tendón mayor al 50%, un patrón fibrilar homogéneo y una etapa inicial de degeneración mixoide lo que significa que el tejido conectivo de las fibras que contiene el colágeno y la elastina están alteradas y comienzan a desaparecer.
  • Grado 3: Existe un engrosamiento del tendón mayor al 50%, hay presencia de mini desgarro de las fibras del tendón y una degeneración quística en las capas internas del tendón, lo que trae como consecuencia una fricción entre los tendones, los ligamentos y la masa ósea.
  • Grado 4: Se presenta un engrosamiento del tendón mayor al 50%, una rotura de las fibras que protegen al tendón y aparición de micro calcificaciones.

Tratamiento

El tratamiento para el padecimiento de la tendinosis es el que a continuación se indica,  tomando en consideración el grado de afectación que tiene el tendón:

  • Grado 1: Suspensión de las actividades rutinarias o las que generaron la lesión por un lapso de dos semanas. El tratamiento es kinesioterapia o fisioterapia con la finalidad realizar trabajos de rehabilitación, recuperar el balance muscular y la flexibilidad,  así como también una terapia de ultrasonido  con este procedimiento se  trasmite calor a través de unas ondas mecánicas que permite que el calor penetre por medio de vibraciones hasta los tendones, el calor trasmitido a los tendones no se siente en la piel, aplicación de compresas frías, igualmente se recetará el anti oxidante Biocantín de acuerdo a nivel de dolor.
  • Grado 2: Suspensión de las actividades rutinarias o las que generaron la lesión por un lapso de dos semanas, el tratamiento a aplicar es el mismo que en el grado 1,  pero se agregará la  técnica de las ondas de choque radial  el cual permite un estímulo mecánico sobre el tendón, si el tratamiento no disminuye el dolor,  se procederá a la infiltración con polidocanol para lubricar y brindar flexibilidad al tendón.
  • Grado 3: Suspensión de las actividades rutinarias o las que generaron la lesión por un lapso de 4 semanas, el tratamiento a utilizar es igual a los anteriores, adicionalmente se aplicará una infiltración de concentrado plaquetario autólogo que se refiere a que las plaquetas sean del mismo paciente, ya que este elemento posee los beneficios de contribuir con el crecimiento, reparación y cicatrización de los tejidos de los tendones y fortalecer los ligamentos.
  • Grado 4: El tratamiento planteado para estos casos es el quirúrgico con la finalidad de limpiar el tendón engrosado, eliminar los vasos sanguíneos que se han multiplicado en el área y  que son los que causan el dolor de la tendinosis, limpiar las células muertas y los tejidos fibrosos que se encuentren en la zona para que pueda realizarse el proceso de cicatrización y aplicar directamente un concentrado de plaquetario autólogo

Es importante después de la cirugía se realice el proceso de rehabilitación para rescatar la elasticidad del tendón y recuperar el tono y la masa muscular del área afectada.

La recuperación de este padecimiento después del tratamiento se ubica en un lapso de 2 a 3 meses, cuando hay una intervención quirúrgica el tiempo de recuperación puede estar entre 4 a 6 meses.

TENDINOSIS

Diferencia con la tendinitis

La diferencia de la tendinosis con la tendinitis es que la tendinitis, es que el padecimiento radica fundamentalmente en la inflamación de los tendones por una lesión presentada derivada de un un golpe, esfuerzo excesivo o repetitivo, pero en la misma no se presenta  un desgarro del tendón, para esta patología el tratamiento indicado es reposo,  rehabilitación y medicamentos antinflamatorios.

La tendinosis se presenta por un dolor  en el tendón producto de un proceso degenerativo  por el desgaste o por los minis desgarros que pueden producirse en la fibra que contiene el colágeno y la elastina dentro de los tendones, la misma se puede producir   por una mala curación de una tendinitis previa o  por el paso del tiempo, para esta patología los antinflamatorios no están indicados ya que no es un padecimiento inflamatorio. 

NOTA: La información aquí plasmada tiene como objeto informar de manera general sobre los tópicos aquí planteados, en ningún momento establece opiniones médicas, en caso de duda consulte a su médico especialista.

Si fue de su agrado éste artículo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 49 times, 1 visits today)