Toda sobre la Sepsis, como se produce y como tratarla

El sistema inmune tiene por objetivo combatir y eliminar aquellos microorganismos patógenos que pueden hacer daño a nuestro organismo. En muchas situaciones esta respuesta inmune puede llegar a descontrolarse dependiendo de la infección y es cuando se produce la sepsis y en este artículo hablaremos de ello.

Sepsis

¿Qué es la sepsis?

Podemos definir la sepsis o conocido también como septicemia como una afección médica grave que es provocada por una respuesta inmune agresiva hacia un agente patógeno. El organismo libera sustancias químicas del sistema inmune hacia la sangre con el fin de combatir la infección, estas sustancias químicas causan una inflamación de forma generalizada la cual produce coágulos de sangre y también rupturas en los vasos sanguíneos.

Esta situación provoca una alteración en el sistema circulatorio y esto no permite que los órganos puedan oxigenarse o bien nutrirse y de esta manera se producen fallas en los órganos.  En situaciones muy graves la sepsis provoca fallo de uno o de varios órganos que podría poner en peligro la vida del paciente. La sepsis podría hacerse fulminante cuando la presión sanguínea disminuye de tal forma que el corazón se debilita y el paciente puede llegar a sufrir de un shock séptico.

Cuando se produce el shock séptico órganos como los pulmones, los riñones y el hígado podrían dejar de funcionar de forma abrupta y esto puede provocar la muerte del paciente. En las salas de emergencia la sepsis representa uno de los mayores desafíos ya que representa una de las principales causas de muerte en hospitales.

Como es de esperarse, la sepsis también es una de las principales causas por lo que los pacientes son hospitalizados, es importante destacar que esta afección suele ser impredecible y de un avance muy agresivo por lo que es importante acudir inmediatamente al hospital si se sospecha de esta patología.

Tipos

Los tipos de sepsis van en dependencia de su gravedad, es decir que existen sepsis no complicadas, sepsis graves y shock séptico. El curso de la enfermedad usualmente es que de una infección que sufra el paciente la sepsis pasara por estas tres fases hasta provocar la muerte. Otro tipo de sepsis es la neonatal la cual merece la pena explicar a parte. A continuación detallaremos estos tipos de sepsis.

Sepsis no complicada

Este tipo de sepsis suele ser provocada por una gripe o cualquier tipo de infección viral, también se puede producir por gastroenteritis o por un absceso dental. Esta forma de sepsis es muy frecuente, se estima que puede afectar a millones de personas cada año, se debe destacar que en estos casos no es necesario un tratamiento hospitalario pero si debe mantenerse en observación.

Sepsis Grave

Todos los casos de sepsis grave deben de ser tratados en el hospital, durante esta etapa se produce una combinación de la infección que afecta al organismo junto con fallas en uno o más órganos como lo pueden ser el corazón, los riñones, los pulmones o el hígado. Esta combinación de factores puede provocar graves problemas en los pacientes, tanto así que podría causar la muerte. Se estima que la tasa de mortalidad de la sepsis grave es del 30 al 35% .

Shock Séptico​

El shock séptico se produce cuando una sepsis grave se complica debido a un descenso en la presión arterial, dicho descenso no responde a la administración de líquidos y esto conlleva al fallo de uno o más órganos.  En esa situación el organismo no puede recibir la cantidad de oxigeno suficiente para oxigenar los pulmones y por ende los órganos no funcionarán correctamente.

Sepsis

Es frecuente que se usen fármacos vasopresores con la finalidad de incrementar la presión arterial. Aquellos pacientes que padecen de shock séptico se encuentran en una situación bastante delicada y es necesario que sean internados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). A pesar de que se establezca un tratamiento rápido para revertir esta enfermedad, la tasa de mortalidad que prevalece en esta situación es del 50%.

Sepsis neonatal

En lo que respecta a la sepsis neonatal se trata de una infección de carácter invasivo provocada por bacterias generalmente, dicha infección ocurre durante el periodo neonatal el cual trascurre durante las primeras cuatro semanas de vida de un recién nacido.

Los síntomas de la sepsis neonatal son diversos y muchas veces inespecíficos, entre estos podemos destacar una disminución en las actividades espontaneas del bebé, succión floja, dificultades para respirar, pulsaciones bajas, fiebre, vómitos, diarrea, distensión abdominal y en los casos más graves pueden producirse convulsiones e ictericia.

 Causas

Existen  muchos tipos de microorganismos patógenos que pueden provocar la sepsis dentro de estos se pueden destacar bacterias, hongos y virus en menor medida. Se debe destacar que las infecciones bacterianas son la causa más común de sepsis. Cuando la sepsis se torna grave es consecuencia de una infección bacteriana que se propaga por todo el organismo por medio del sistema circulatorio.

Sepsis

Existen casos de sepsis en los que la infección no puede ser detectada en la sangre por lo que los médicos acuden a otros métodos diagnósticos de la sepsis como la temperatura corporal o incluso el estado mental del paciente.

Las infecciones que frecuentemente pueden producir sepsis son aquellas que se producen en los pulmones, el estómago, los riñones o en la vejiga. También se han reseñado casos de sepsis con cortes en la piel en pacientes cuyo sistema inmune está comprometido y luego de una intervención quirúrgica en donde no se tomaron las medidas de higiene adecuadas. En muchas situaciones la sepsis se desarrolla en personas que desconocían o que no presentaron síntomas de una infección previa.

Síntomas de la sepsis

En lo que respecta a los síntomas de la sepsis estos van a variar en dependencia del lugar en donde se haya producido la infección inicial que desembocó en un cuadro de sepsis. Uno de los primeros síntomas que aparecen de la sepsis es una alteración en el estado mental del paciente. Otros síntomas que se pueden destacar son la caída de la presión arterial que podría provocar un shock séptico que se acompaña con un fallo de uno o de varios órganos. A continuación mencionaremos algunos síntomas vinculados con la sepsis.

  • Fiebre.
  • Delirios o confusiones.
  • Hipotermia que son bajadas súbitas de la temperatura corporal.
  • Mareos.
  • Incremento en la frecuencia cardiaca.
  • Temblores.
  • Erupciones cutáneas.
  • En ocasiones se puede incrementar la temperatura de la piel.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la sepsis no es fácil para los médicos puestos que esta enfermedad involucra diversos órganos y dependiendo del órgano donde se haya provocado la infección inicial se podrían presentar diversos síntomas. A continuación comentaremos las pruebas más usadas por los médicos para el diagnóstico de la sepsis.

Análisis de sangre

Las pruebas de análisis de sangre son el principal indicador para el diagnóstico de la sepsis ya que permite conocer su la bacteria se encuentra o no circulando en la sangre. Con esta prueba existe una limitante y es que si el paciente a ingerido antibióticos es probable que los resultados de este análisis salgan alterados.

Otra prueba de análisis de sangre es la Fórmula leucocitaria, esta evaluación consiste en el análisis de sangre que busca principalmente medir la cantidad de cada uno de los glóbulos blancos que se encuentran en el sistema circulatorio combatiendo la enfermedad.

El conteo de plaquetas es una prueba de análisis de sangre que consiste en comprobar los riesgos de que se produzca un sangrado repentino durante la sepsis. Esta prueba suele acompañarse con la prueba de conteo de los productos de la fibrina, estos son sustancias residuales de la degradación de los coágulos que se disuelven en la sangre.

Tratamiento

El tratamiento de la sepsis ya se encuentra estandarizado y este ha permitido que se incrementen las expectativas de vida de los pacientes que padecen de esta enfermedad.  Este tratamiento consiste en la administración de antibióticos los cuales van en dependencia del tipo de bacteria que provoque esta patología. Cuando un paciente es internado por sepsis en el hospital, los médicos suelen suministrar vía intravenosa antibióticos y también suero para mantener al paciente hidratado y prevenir una caída abrupta de la presión arterial.

Dependiendo de la respuesta al tratamiento con antibióticos, podría ser necesaria la administración de otros fármacos como lo podrían ser aquellos que incrementen la fuerza de los latidos del corazón o bien aquellos que incrementen la presión arterial. Este tratamiento adicional va a depender del órgano que haya sido afectado por la infección inicial, entre estos se pueden destacar la respiración asistida o la hemodiálisis.

¿Cómo prevenir la sepsis?

Así como la mayoría de las enfermedades, la mejor cura es la prevención y la principal recomendación para prevenir la sepsis es evitar las infecciones que puedan provocar esta patología. Otra forma de prevención es cumplir con el esquema de vacunación para evitar que estas enfermedades provoquen cuadros graves que pueden desembocar en sepsis.

En caso de que no se haya podido evitar la infección, es necesario de un diagnóstico y tratamiento precoz para evitar la evolución del cuadro de sepsis. Este tratamiento rápido evitara una respuesta agresiva del sistema inmune puesto que esta respuesta es lo que provoca el cuadro de sepsis.

En este artículo conocimos sobre la sepsis la cual es una reacción generalizada y agresiva del sistema inmune ante un agente patógeno que se encuentra circulando en la sangre. Existen diversos tipos de esta enfermedad  y estos van en dependencia de la gravedad de la misma, el tratamiento consiste en el control y eliminación del agente que está provocando esta patología. Si esta patología no es tratada de forma correcta podría incluso provocar la muerto por ende ante una sospecha de esta enfermedad consulte a su médico. También te pueden interesar los siguientes artículos:

  • ¿Sabes qué es el Atazanavir? Descúbrelo todo aquí.
  • Descubre todo sobre el medicamento Dolutegravir y mucho más.
  • Aprende todo sobre el Telaprevir y muchas cosas más.
  • Ribavirina: Para qué sirve, nombre comercial, mecanismo de acción y más.
(Visited 12 times, 1 visits today)