Salpingitis: una afección causa infertilidad femenina

La salpingitis  es un enfermedad originada por una bacteria que termina por afectar e inflamar las trompas de Falopio. Tiende a ser uno de los factores que origina la infertilidad, e incluso, a producido en algunos casos embarazos ectópicos. Conoce acá cómo se presenta y el tratamiento al que suele ser sometida la mujer con esta condición.

salpingitis

¿Qué es la salpingitis?

La salpingitis es una condición donde la se inflaman considerablemente las trompas de Falopio, causando dificultades para quedar embarazada u ocasionado que el óvulo se aloje en el camino provocando un embarazo ectópico. Para muchas mujeres los síntomas principales de la salpingitis se da con una inflamación y fuerte dolor del área pélvica.

Tipos de salpingitis

Al presentarse esta afección, el cuerpo de la mujer se ve sometido a ciertos padecimientos, en su mayoría infeccioso y se aloja en todo lo que comprende el tracto genital superior. Puede afectar y causar de manera considerablemente: el endometrio, los ovarios y el peritoneo pélvico. Dentro de esta afección se pueden dar dos tipos de salpingitis.

Salpingitis aguda

La salpingitis aguda causa fuertes cuadros febriles, dolor muy agudo en la parte baja de la pelvis. En esta la salpingitis puede afectar una trompa o dos. Cuando perjudica a una se le dice salpingitis unilateral. Y cuando está en ambas trompas la denominan salpingitis bilateral.

Salpingitis crónica

La salpingitis  crónica se presenta solo cuando la mujer está en pleno ciclo menstrual. De lo contrario no refleja los síntomas ni padecimientos. Pero es de igual manera peligrosa, requiere el mismo cuidado y tratamiento.

salpingitis

Epidemiología

La infección que provoca la salpingitis puede presentarse entre los 15 y 20 años de edad, y estadísticamente suelen afectar entre el 10 y 15 por ciento de las mujeres que se encuentran sexualmente activas, y se presenta inicialmente con una infección genital que comienza a crecer rápidamente.

Cuando esta infección que aumenta gradualmente no es atendida a tiempo se presenta una segunda fase de la salpingitis. Liberándose una secreción conocida como fimosis tubárica, inflamando y afectando el funcionamiento de las trompas. De continuar la infección sin la atención médica; luego de la tercera semana se produce un pus tubárico,

Causando serias complicaciones e incrementando la infección. Es acá donde se debe ser muy cuidadoso, ya que al seguir ignorando esta infección, la salpingitis puede afectar gravemente todo el útero y luego diseminarse por el resto del cuerpo.

Causas

Estudios científicos a determinado que la salpingitis es producida por una bacteria que se origina en la vagina o el cuello uterino, la cual pasa hasta la parte interna y se vuelve una infección. Estas bacterias suelen ser: la clamidia y gonorrea; cuyos términos médico son la Chlamydia trachomatis y la Neisseria gonorrhoeae respectivamente.

Estas bacterias que produce la salpingitis, pueden haberse transmitido por la vía sexual, lo que se conoce con las siglas ETS. Dentro de estas también están los patógenos que se aumentan con la transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y otras enfermedades que se puedan transmitir mediante el acto sexual.

Factores de riesgo

Con frecuencia ante la presencia de la enfermedad de la salpingitis, se pueden presentar situaciones donde algunos factores crean complicaciones y ponen en alto riesgo la salud de la mujer, entre los más comunes tenemos:

  • Parejas con alguna infección en sus genitales
  • Presencia activa de las bacterias gonorrea o clamidia
  • La mujer este pronta a recibir una cirugía pélvica previa
  • El uso del dispositivo intrauterino, método anticonceptivo que se aloja en el útero
  • Antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica
  • Antecedentes de enfermedad de transmisión sexual
  • Varias parejas sexuales
  • Ser sexualmente activa antes de los 20 años

Síntomas de la salpingitis

Una vez que la bacteria ingresa al organismo, esta da lugar a la enfermedad de salpingitis, con una serie de microorganismo que poco a poco empiezan a afectar el útero, arrojando una serie de síntomas que con el tiempo irán aumentando gradualmente sí la atención debida no se presenta.

La salpingitis inicia con un dolor pélvico, en muchas ocasiones se presenta durante el ciclo menstrual y al momento de mantener relaciones sexuales. Con frecuencia la mujer empieza a presentar cuadros de fiebres sin justificación, sangrado vaginal espontáneos, calambres pélvicos, náuseas y vómitos.

Los síntomas de la salpingitis pueden aumentar gradualmente entre el segundo día y la tercera semana. Aunque se han presentado casos aislados donde la inflamación y la infección puede durar por meses, invadiendo progresivamente el resto de los órganos.

Diagnóstico y tratamiento

La detección temprana de la salpingitis es importante, por lo que se orienta ante las primeras señales acudir al médico para ser evaluada. Entre sus primeros síntomas están obviamente el dolor agudo e inflamación en el parte baja de la pelvis. Una vez que se acude al doctor, este procederá a realizar un prueba diagnóstico.

Primeramente el doctor realizará un pequeño cuestionario de preguntas donde le ayudará determinar si esta ante la enfermedad de la salpingitis. Un ejemplo de estas preguntas es: ¿Es sexualmente activa? ¿Posee una pareja estable? ¿Utiliza algún método anticonceptivo?

Esta información, aunque no lo parezca, ayudará al médico a considerar o descarta la salpingitis. En caso de considerarlo necesario realizar un examen físico con un aparato llamado ultrasonido; donde se hará una ecografía en la parte baja de la pelvis, buscando la inflamación y otras señales.

Para descartar de igual manera ordenará unos exámenes de sangre, donde buscará que sea detectada la bacteria. Algunos casos extremos requieren otro tipo de evaluación; en esta es extraído a través de un hisopo muy largo, una muestra del interior de la vagina de la mujer, para ser analizados bajo la lupa.

Tratamiento  

Posterior a todos los exámenes y evaluaciones, el doctor conocerá ante los resultados la presencia de la salpingitis. Dependiendo de la gravedad de la infección, se puede tomar medidas correctivas, de las cuales puede iniciar con la dosificación de antibióticos, muchos son tomados, inyectados y alguna aplicada vía local, con una cápsula blanda llamada supositorio, la se introduce en la vagina.

El 70% de los casos tienden a mejorar cuando asisten a la evaluación médica a tiempo y cumplen todo el tratamiento a cabalidad. En ocasiones, cuando la mujer posee una pareja estable, el hombre o su concubino, debe regirse de igual manera a estos tratamientos.

En el caso de los caballeros se les orienta aplicar cremas antibióticas en su miembro. Incluyendo la ingesta de medicamentos que sirven también como antibiótico. Ahora bien, es importante acotar que existen casos de salpingitis que son realmente alarmantes o están en una condición muy grave.

Ante estos casos se realiza un drenaje, bajo condiciones higiénicas. Solo se usa un aparato especial donde la mujer es acostada con las piernas en alto, y se introduce en sus partes íntimas para realizar el lavado. Este método aunque suene alarmante, se ha llegado a aplicar, pero en casos muy aislados y graves de salpingitis.

Medicación    

Tal como explicamos en líneas anteriores, muy pocas veces se realiza un método invasivo, la mayoría de las veces la salpingitis es curada con la ingesta de medicamentos antibióticos, realmente útiles para acabar con la presencia de microorganismo que causan la infección. Entre los fármacos más recomendados para este tipo de afección tenemos la doxiciclina, azitromicina, eritromicina o levofloxacino.

Lamentablemente la salpingitis tiene casos en la línea roja, los cuales no ceden ante ningún tratamiento, por lo que el doctor debe recurrir a la cirugía de la salpingectomía: donde se debe extirpar las trompas, dejando una delicada consecuencia. Un claro impedimento para concebir o quedar embarazada.

Influencia de la Salpingitis ante el acto de concebir

Retomamos en este punto parte de lo que se explicó en líneas anteriores, la salpingitis inflama de manera considerable las trompas de Falopio, lo que evita de manera considerable que se produzca todo el proceso biológico entre el óvulo y el espermatozoide. Una inflamación que deja casi nulo la oportunidad de fecundar.

Por lo que en aquellos casos donde la mujer esté buscando quedar embarazada, la presencia de la salpingitis puede volverse en su contra. Sin embargo, existen momentos donde la inflamación e infección no han llegado a su punto crítico, permitiendo que se ejecute el proceso de fundación, pero fuera de la trompa.

A esto los médicos le llaman embarazos ectópicos, los cuales ponen en riesgo la salud de la mujer. Terminado en su mayoría en abortos espontáneos, debido a que el feto no es capaz de sostener en el conducto de la trompa.

A parte, existen casos donde la salpingitis generó grandes daños en la trompa y obligan a buscar tratamientos alternativos para poder quedar embarazadas, donde solo la inseminación artificial es su única opción.

Orientación final

Ofrecemos una orientación final donde se le debe dar una notable importancia a la salpingitis. Una enfermedad que se previene con una actividad sexual sana, evitando los sobre esfuerzos físicos y una constante evaluación de sus partes íntimas. Las cuáles deberían realizarse cada doce meses aproximadamente.

Es necesario recordar que la prevención es su mejor arma para evitar este tipo de afecciones que pueden causar daños severos en su organismo. Concluimos este interesante artículo obsequiando un interesante vídeo donde conocerá un poco más sobre la salpingitis.

Ofrecemos tres interesantes artículos sobre los fármacos y sus cualidades:

  • Conoce la Pectox Lisina, sus componentes y características
  • Doxiciclina: un medicamento muy útil para este tipo de padecimientos
  • Sabías cómo se debe administrar la Tobramicina
(Visited 33 times, 1 visits today)