El orzuelo: una enfermedad muy reconocida

El Orzuelo es una enfermedad que afecta directamente al párpado, se produce por una infección localizada, que puede llegar a obstruir las glándulas sebáceas que se encuentran en nuestros párpados, provocando un intenso dolor. Si desea conocer en detalle de que se trata esta afección ocular, lo invitamos a continuar la lectura de este artículo. Recuerde si reconoce algún síntoma, no se automedique y visite a su médico.

ORZUELO

¿Qué es un orzuelo?

El orzuelo es una de las enfermedades de los ojos más comunes y reconocidas. Se trata de la presencia en nuestros párpados de un bulto rojo que suele estar acompañado de mucho dolor, usualmente se ubica en los bordes de los párpados.

Puede ser reconocido por su apariencia muy parecida a una espinilla cuando esta avanzado su desarrollo, inicialmente es una inflamación con una coloración rojiza. En muchas ocasiones estos bultos suelen tener una supuración verdosa amarillenta, la cual es denominada pus. El término médico utilizado para llamar a un orzuelo es Hordeolum.

Los párpados cumplen una función sumamente importante en la salud visual, son ellos los que se encargan de proteger el ingreso de cuerpos extraños al glóbulo ocular. También son el soporte de las pestañas, las cuales al igual que los párpados sirven como barreras de partículas cuerpos extraños, partículas de polvo, sudor, entre otras.

Los párpados también distribuyen de manera homogénea las lágrimas, por lo que mantienen hidratados de manera adecuada nuestros ojos. Cuando en nuestros párpados se genera una infección, su funcionalidad se encuentra comprometida, por lo tanto, la salud ocular en consecuencia, también estará en riesgo.

Los párpados podemos describirlos como velos musculomembranosos debido a que se encuentran conformados por músculos, piel y mucosas. Se sitúan en la base de la órbita y contamos con un párpado superior y un párpado inferior en cada ojo. Los párpados en realidad no forman parte del glóbulo ocular, pero si del sistema que permite y protege la visión.

ORZUELO

Los párpados están formados por varias capas superpuestas, la piel por la que están formados es muy fina e irrigada. En la parte interna de los parpados se encuentran las glándulas sebáceas ubicadas en su superficie exterior, estas son poco desarrolladas.

También cuentan con glándulas sudoríparas, las cuales son muy pequeñas pero están presentes en gran cantidad. La capa celular subcutánea es muy delgada y esta se encuentra formada por tejido conjuntivo laxo. Se deja fácilmente infiltrar ya sea por líquidos normales o patológicos.

En este momento son las capas que deben tener nuestra atención porque son las que generalmente son afectadas por la presencia de un orzuelo. Los párpados están conformados por otra serie de capas, músculo y tendones, de los que comentaremos en otra oportunidad.

Los orzuelos en la mayoría de los casos suelen formarse en el lado externo del párpado, pero no siempre es así, en oportunidades también se desarrollan en la parte interna, lesionando la mucosa del párpado. Los orzuelos se desarrollan cuando una glándula sebácea del borde del párpado se infecta. El desarrollo de la infección no tienen una dirección determinada, este puede crecer hacia adentro o hacia fuera del párpado. Es una patología dolorosa, que genera el enrojecimiento del área afectada.

ORZUELO

Generalmente no causan problemas de la visión y en la mayoría de los casos no son atendidos de manera adecuada, debido a que es considerada una enfermedad común que es atendida en el hogar, sin la intervención de un diagnóstico médico, lo cual es un error. No se debe restar importancia al desarrollo de un orzuelo, porque es una infección, que amerita un diagnóstico y un tratamiento.

Causas

Son varias las causas que pueden provocar la aparición de un orzuelo, en la mayoría de los casos se trata de un ataque por bacterias, que provoca una infección en los párpados, provocando la inflamación de los mismos. Una de las bacterias más comunes que han sido identificadas, asociadas a esta patología son las estafilococos. A pesar de haberse identificado al menos 51 tipos de estafilococos, la especie que se asocia a este tipo de patología es el Staphylococcus aureus.

Es una bacteria anaeróbica facultativa, es decir, que se puede desarrollar en presencia o en ausencia de oxigeno. Esta ampliamente distribuida a nivel mundial y puede convivir en nuestro organismo sin infectarnos. No obstante, esta bacteria puede generar una gama muy amplia de enfermedades, entre ellas, el orzuelo, la conjuntivitis, entre otras.

Este tipo de bacterias se encuentran en nuestra piel o en la nariz, en condiciones normales son realmente inofensivas, se convierten en patológicas cuando entran en contacto y se encuentra en un ambiente que permite su desarrollo, como es en este caso el borde de nuestros párpados.

ORZUELO

Existen también condiciones que pueden promover el desarrollo de esta bacteria como es la ausencia de hábitos higiénicos, como el lavado de nuestras manos. En las damas que acostumbran a no retirarse el maquillaje antes de acostarse, también puede ser promovido el ambiente propicio para que se desarrolle la infección.

En las personas que utilizan lentes de contactos correctivos o estéticos y suelen retirárselos y guardarlos sin desinfectarlos, también es un hábito que promueve la infección por estafilococos. Otra de las causas que pueden provocar el desarrollo de un orzuelo es tener una patología de base como la Blefaritis crónica.

Se trata de una alteración del funcionamiento normal de las glándulas que se encuentran en el borde del párpado, que ocasiona que la grasa se acumule en el margen del borde palpebral, lo que crea el ambiente perfecto para el desarrollo de bacterias.

Si la grasa obstruye la glándula se pueden producir un orzuelo. Provocando en consecuencia la inflamación del borde del párpado que, generalmente, afecta a los dos ojos y provoca la irritación y el enrojecimiento. Cuando la causa de la aparición o desarrollo de un orzuelo es por blefaritis, este puede desarrollarse por delante del párpado y las pestañas o por detrás de estos.

ORZUELO

Síntomas

Los síntomas que se han identificado en los pacientes que han desarrollado un orzuelo son varios, sin embargo, el que refieren con mayor frecuencia es el dolor del párpado en donde se encuentra el orzuelo. Se desarrollará un bulto de color rojo en el párpado, como hemos señalado, el mismo puede desarrollarse indistintamente en el párpado superior o en el párpado inferior, en la parte externa o interna de los mismo.

Se intensificará el lagrimeo de los ojos. Se puede desarrollar en el bulto rojo la presencia de pus. Otro de los síntomas asociados es la presencia de lagañas que se desarrollan alrededor de los párpados y en ocasiones llegan a unir los ojos, dificultando la apertura de los mismos.

Por supuesto que la inflamación del párpado afectado, así como sensibilidad a luz son de los síntomas provocados por la presencia de un orzuelo. Cuando el orzuelo se desarrolla en la parte interna del párpado, puede provocar el roce con el globo ocular, provocando la irritación y enrojecimiento del ojo.

¿Cómo evitar un orzuelo?

Por suerte en este tipo de enfermedad podemos prevenir su aparición, porque se trata de evitar el desarrollo de una infección. Lo primero que se debe hacer para evitar desarrollar un orzuelo, es no crear el ambiente propicio para el establecimiento de las bacterias que lo generan. Se debe mantener una adecuada higiene facial y una adecuada higiene de nuestras manos.

Debemos evitar el contacto de nuestras manos con los ojos. En caso que tengamos la patología de base como es la presencia de sufrir de Blefaritis, se debe mantener un control oftalmológico regular para tratar esta patología.

Generalmente las mujeres tienen un mayor riesgo de desarrollar esta patología, por el uso de maquillaje. Es importante que el maquillaje sea tratado de manera personal, no se deben compartir el maquillaje con otras personas. Se debe estar atenta a los tiempos de vigencia del producto a utilizar.

El maquillaje que este vencido debe desecharse y esto disminuirá el riesgo de infecciones. Recordar retirar todo el maquillaje en la noche, para lo que debe utilizar no solo una loción desmaquillante, sino también abundante agua. En caso de utilizar lentes de contacto, debe mantener sus manos limpias al momento de colocárselos y de retirárselos, así como también lavar cada lente al momento de colocarlos en el estuche en donde son guardados.

Tipos de Orzuelo

Los orzuelos han sido clasificados en dos tipos, dependiendo de la ubicación en la que se hayan desarrollado reciben un nombre. Como señalamos anteriormente nuestros párpados constan de una zona externa y una zona interna.

La zona externa se caracteriza por la presencia de una piel muy delgada, la cual en el párpado superior tienen la capacidad de replegarse y tienen una forma cóncava que se ajusta al glóbulo ocular. Por su parte en la parte interna presenta un tejido mucoso conjuntivo en el que se encuentran las diferentes glándulas. El párpado interno tiene forma convexa. Con base entonces en estas características existen en nuestros párpados los orzuelos han sido clasificados en tipo externo y tipo interno.

Los síntomas y características que se desarrollan en cada uno de los tipos de orzuelos, es diferente y por ello la posibilidad de identificarlos de manera individual, no solo por su ubicación, sino también por el tipo de desarrollo, cualidades y síntomas asociados a cada uno de ellos. Comentaremos brevemente de cada tipo de orzuelo a continuación.

Orzuelo externo

La infección que hará que se desarrolle el orzuelo se ubicará en la parte externa del párpado. El paciente desarrollará un bulto que se enrojecerá, será doloroso y al tacto puede ser duro y posiblemente sea más caliente esa zona que el resto del párpado. Los orzuelos externos se pueden desarrollar tanto en párpado superior, como en el párpado inferior. El desarrollo del mismo suele ser en pocos días, para el momento de madurar, drenará y la infección será superada.

Orzuelo interno

Por su parte el orzuelo de tipo interno, se desarrollara en el tejido mucoso conjuntivo del párpado, el cual se encuentra en la parte interna del párpado. Se desarrollará una región de color rojo, es muy frecuente que los orzuelos de tipo interno desarrollen una mácula amarilla sobre el bulto. La piel que se encuentra alrededor de la lesión se tornará de color rojo.

El desarrollo de los orzuelos internos suele ser más lento que el de tipo externo, pero con seguridad serán aún más dolorosos que los externos. Es posible que si produce una sobre infección, se puedan producir eventos febriles en el paciente.

Diagnóstico y tratamiento

Como hemos señalado siendo una enfermedad común y reconocida por la mayoría de las personas, los orzuelos generalmente son desestimados en cuanto a las consecuencias que pueden estar asociadas a la patología. Como ya hemos visto, se trata de una bacteria que se desarrolla en nuestro párpado, por lo que es una infección que no debe ser desatendida.

También es cierto que en la mayoría de los casos no es grave, sin embargo, debe ser vigilada de cerca. Frecuentemente las personas soportan la molestia  y el dolor y en unos pocos días el orzuelo desaparece, no obstante, siempre es recomendable recibir el diagnóstico de un especialista y confirmar que en realidad se trata de un orzuelo y recibir en consecuencia el tratamiento indicado.

Por lo tanto, al identificar el crecimiento y enrojecimiento de nuestro párpado, debemos asistir al médico para que este realice un examen del párpado, para determinar que se trata de la presencia y desarrollo de un orzuelo. Al confirmar que se trata de un orzuelo, dependiendo del tamaño, desarrollo y ubicación del mismo, el especialista determinará el tratamiento.

En los casos en que el orzuelo es incipiente y de tipo externo, generalmente nos recomiendan realizar masajes con calor al seco. Se puede calentar un pañuelo utilizando una plancha y colocarlo en la zona afectada, realizando masajes por espacio de 3 minutos.

La recomendación que debemos respetar por sobre todo es la no extirpación del orzuelo, recuerde que no se trata de una espinilla, es una inflamación que surge en respuesta a una infección. Si se extirpa el orzuelo podemos esparcir la infección a otras partes del párpado y empeorar la situación médica.

Otra recomendación es tratar de evitar el uso de lentes de contactos, mientras dure la inflamación y la infección, al igual que evitar el uso de maquillaje. Es una bacteria que produce el desarrollo de la patología y podemos infectar los lentes y nuestro maquillaje con ella, haciendo que la aparición del orzuelo se convierta en una enfermedad crónica.

También en posible que sea recomendado el uso de pomadas o gotas oftálmicas con antibiótico, para ayudar a reducir los tiempos y mejorar la sintomatología asociada a la presencia y desarrollo del orzuelo. Existen otras medidas adicionales que podemos realizar para mejorar los síntomas, en la mayoría de los casos los orzuelos se desarrollan hasta que drenan y alivian los síntomas, desapareciendo la infección. Sin embargo, debemos aumentar las medidas de higiene para no trasmitir la infección al otro ojo.

Es conveniente cambiar la funda de la almohada mientras tengamos la infección, de esta manera evitamos el contagio del otro ojo y también de otras personas. La colocación de calor varias veces al día mejorará el dolor.

Si se trata de un tipo de orzuelo interno, debemos estar muy atentos a su evolución, debido que en ocasiones pueden surgir complicaciones, por lo que se necesita la intervención de un profesional para abrirlo y drenarlo.

Si este artículo ha sido de su interés y la información desarrollada cubrió sus expectativas, lo invitamos a continuar la lectura de los enlaces que recomendamos a continuación:

(Visited 190 times, 1 visits today)