La Gingivitis, unas de las enfermedades bucales más polémicas

La gingivitis es una enfermedad bucal causada por la acumulación de baterías alrededor de los dientes y que producen la placa y el sarro, con un adecuado hábito de limpieza es muy difícil padecer de esta patología, a través de este articulo te comentamos todo lo necesario sobre este particular padecimiento.

GINGIVITIS

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es la inflamación de las encías provocada por bacterias en la boca,  las cuales se alojan entre la  línea del diente y la encía, regularmente esta infección viene acompañada de sangramiento, irritación y enrojecimiento del contorno de piel que rodea al diente, si este padecimiento es atacado oportunamente las afectaciones son mínimas o nulas, pero si se deja pasar y no se le pone atención con un tratamiento oportuno, se puede tornar en algo más serio, ya que la infección provocada se pude convertir en una periodontitis y causar la perdida de los dientes, inclusive infectar los huesos de las encías o de las mandíbulas.

Síntomas

Unas encías sanas por lo general tiene un color rosado pálido, su textura es estable y los dientes se colocan sobre la encía de manera firme. Los  siguientes síntomas son características de una encía enferma que posiblemente este padeciendo de gingivitis.

Encías enrojecidas o hinchadas

En la etapa inicial de la gingivitis se presenta en la encía una leve hinchazón y el color característico de la misma es de un rojo brillante, en esta fase, se puede bajar la inflamación si se efectúa de manera correcta los hábitos de higiene bucal, realizando un método correcto en el cepillado, haciendo uso del hilo dental y del enjuague bucal

Encías que presenten un color rojo negruzco o violeta oscuro.

La presencia de estos colores es signo inmediato de peligro, la encía esta alertando que algo malo esta pasando, las bacterias alojadas en la boca, pueden estar causando una infección y una  inflamación dolorosa, una detección temprana tiene solución pero si no se pone atención puede degenerar en una periodontitis.

Encías que presenten sangramiento de manera rutinaria al cepillarse los dientes o cuando se utiliza el hilo dental.

Esta situación se da por la acumulación de placas en los dientes y en el limite de las encías, esta situación hace que las encías se tornen sensibles provocando la gingivitis e incluso la caída del diente.

Mal aliento

La señal del mal aliento o de un sabor a oxido en la boca, así como la placa que se forma alrededor de los dientes, también está considerado como una de las primeras alarmas de la gingivitis.

Encías retraídas

Cuando el diente parece que tiene un tamaño más grande que tus otros dientes y se observa que la base de la encía esta retrocediendo, es un símbolo inequívoco de la etapa inicial de un padecimiento periodontal, este síntoma no tiene que ver con la edad ni el envejecimiento.

Encías muy sensibles al calor o al frío

Esta situación ocurre cuando las encías retraídas, esta situación hace que se exponga los nervios de los dientes y la dentina puede estar expuesta, esta situación sucede, ya que la dentina esta llena de canaletas que va directo al nervio del diente y hace que las encías sufran ante un cambio repentino en la temperatura, este es uno de los síntomas más comunes de la gingivitis.

GINGIVITIS

Causas

La causa por la cual este padecimiento se presenta, es por una deficiencia en los hábitos de limpieza de la zona bucal, el cual colabora con la aparición de placas en los dientes, estas placas causan inflamación de la piel que cubre los dientes, a continuación se mencionan el proceso o el ciclo por medio del cual se desarrolla la gingivitis:

  • Formación de Placas en los dientes: Las placas son una especie de membrana con una textura gelatinosa difícil de ver a simple vista, son bacterias que se generan de la comida principalmente de las que contiene almidones y azúcares, las cuales se pegan a los dientes, esta placa es de fácil eliminación a través del cepillado diario de los dientes, la misma se reproduce de manera vertiginosa por lo cual el cepillado es fundamental.
  • La placa convertida en sarro: La placa que se queda en los dientes, por un mal hábito o por la falta de una buena higiene bucal, se va pegando al diente haciendo grumos de placas, las cuales se van depositando y endureciéndose al nivel donde se ubica el limite entre los dientes y la encía,  cuando el grumo es mayor se convierte en sarro, una especie de piedrecillas que protegen a las bacterias y causa molestia e irritación en la encía. Cuando la persona presenta sarro en los dientes, la única manera de quitarlo en con una visita al odontólogo para que realice una limpieza dental de manera profesional.
  • Inflamación de las encías: El tiempo que perduren o se fijen las placas y el sarro alrededor de los dientes, va a debilitar el agarre natural de la encía al diente, por lo que se provocará una irritación de la misma, dándole paso al almacenamiento de más bacterias en el lugar, esta situación provocará una hinchazón la cual generará en el sangramiento de las mismas, esta situación también provocará la aparición de las caries en los dientes, si no se trata adecuadamente la gingivitis la misma se transformará en una periodontitis que puede causar la pérdida de las piezas dentales.

Otras causas que pueden generar la gingivitis:

  • Las infecciones crónicas o sistémicas esta última se refiere a los padecimientos que  afectan al cuerpo en su totalidad,  a través del torrente sanguíneo y entre ellas tenemos la hipertensión, gripes, leucemias, VIH o tratamientos oncológicos.
  • El embarazo, ya que en esta etapa ocurre una alteración de las hormonas que afecta la receptividad de las encías.
  • La diabetes que no esta controlada.
  • La desalineación o desviación de los dientes, los bordes gruesos productos de inadecuadas obturaciones dentales, los aparatos dentales que están colocados de manera inapropiada entre ellos se encuentran las prótesis, las coronas  y  los puentes.
  • Algunos medicamentos también producen una inflamación de las encías como por ejemplo: la fenitoína, el bismuto y algunos componentes de las pastillas anticonceptivas.

Estudios odontológicos establecen que la gingivitis se presenta con mayor frecuencia en la etapa de la pubertad con la adolescencia y en los primeros años de la edad del  adulto mayor, ya que se presentan la menopausia y andropausia que es cuando la mujer y el hombre a causa de los cambios hormonales tienen una disminución de en las glándulas sexuales, por lo tanto si hay una buena salud bucal los riesgos de padecer gingivitis son menores o nulos.

¿Cómo prevenir la gingivitis?

La gingivitis es prevenible, los simples hábitos de higiene bucal, contribuyen grandemente a evitar esta enfermedad, tomado en consideración las recomendaciones que se indican a continuación:

  • Tener el hábito diario de Cepillarse los dientes por al menos dos veces al día.
  • El cepillado nocturno no puede posponerse, ya que con la boca permanecerá cerrada por un largo tiempo más los restos de residuos alimenticios, el foco de reproducción de las bacterias es enorme y con ello la conformación de la placa dental.
  • El cepillado deber durar por lo menos 3 minutos y se recomienda que la pasta contenga flúor, ya que este elemento actúa en contra de las caries, protege y fortalece el esmalte de los dientes, luego utilizar el hilo dental y posteriormente utilizar enjuague bucal.
  • El cepillo dental debe ser de cerdas suaves y preferiblemente finas para que puedan penetrar entre los dientes, igualmente se deberá cambiar el cepillo dental cada 3 a 4 meses.
  • La dieta alimenticia también es fundamental, disminuir los alimentos con alto contenido en azúcar, ya que las baterías se reproducen rápidamente con este elemento y son los que producen las placas, así mismo incrementar los alimentos con alto contenido de vitamina C.
  • Tomar abundante agua.
  • Evitar los hábitos de fumar y mucho menos el de mascar tabaco, ya que el tabaco además de manchar a los dientes por efecto de la nicotina y el alquitrán, aumenta el riesgo de padecer caries, ya que el tabaco disminuye el flujo de la saliva, así como también disminuye el fluyo del oxigeno por las encías, lo que provoca un mayor riesgo de padecer de gingivitis.
  • Realizar el chequeo odontológico por lo menos dos veces al año.

Tratamiento

En su primera fase la gingivitis no causa ningún dolor, las complicaciones aparecen si no se tratan adecuadamente y oportunamente,  si esto no se realiza  puede haber una complicación con la gingivitis que puede generar una periodontitis y la perdida del diente, por lo tanto la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración la cual tiene como finalidad promover la salud bucal, indica la importancia de un adecuado diagnostico en las fases de la gingivitis, ya se puede confundir con otras patologías bucales y errar en el tratamiento oportuno.

El procedimiento a aplicar se inicia con un diagnostico acertado de la enfermedad y el mismo se establecerá a través de una placa de radiografía en los dientes y proceder a las mediciones de los huesos dentales.

Una vez diagnosticada la patología de la gingivitis, se procede al tratamiento, el cual será una limpieza bucodental para la eliminación del sarro y adicionalmente se procederá a:

  • Utilización del ultrasonido para eliminación de las capas de sarro.
  • Aplicación de la pasta de profilaxis, para ayudar al aumento de los niveles de flúor, contribuir a una mejor limpieza y a minimizar las machas de los dientes.
  • Aplicación de la tiras interproximales, las cuales son colocadas entre diente y diente para eliminar todo rastro  residual de sarro.
  • Se recetarán enjuagues bucales que contengan antibacteriales y colutorios clorhexidina que también es un enjuague bucal, pero con componentes antisépticos contenidos en este último enjuague son de comprobada  utilidad ante las placas bucales por espacio de una semana.
  • Se realizará un el tratamiento para reparar los dientes con caries, los que estén desalineados y se remplazarán los aparatos dentales de ser necesario.
  • El odontólogo deberá informar al paciente la forma correcta del cepillado y del uso del hilo dental.

Los síntomas de sangrado, así como presentados por inflamación de encías y la coloración de la misma debe normalizarse en el transcurso de una a dos semanas luego del tratamiento de la limpieza bucal.

Complicaciones por no tratarla

La gingivitis tratada de manera oportuna y adecuadamente no debe ser causas de mayores males, sin embargo si no se trata adecuadamente puede convertirse y evolucionar en una enfermedad grave, ya que la gingivitis puede afectar las encías y continuar hacia los tejidos, incluso perforar los tejidos de las encías y  llegar a los huesos de la mandíbula con la correspondiente perdida de los dientes a causa de una periodontitis.

A continuación se mencionan las posible complicaciones de no tratar la gingivitis oportunamente:

  • Absceso en la encía: Ésta se refiere a la infección bucodental en el cual se presenta unas pequeñas fundas llena de pus.
  • Absceso en los huesos de la mandíbula, Este padecimiento se refiere a la infección de una cavidad en el diente o muela, el cual se llena de pus y lo almacena en la raíz y posteriormente pasa al hueso de la mandíbula.
  • Los abscesos en las encías o en los huesos de la mandíbula: En este caso necesitara la extracción de la pieza dentales,  a través de un procedimiento quirúrgico con la finalidad de limpiar muy bien los huesos  y no pase la infección a la médula del hueso.
  • Periodontitis: Se produce por la inflamación y la posterior infección de las encías, el cual  produce daño al  tejido blando  de la encía, y no  permitirá el agarre del diente, esta afección produce que se aflojen los dientes o se pierdan.
  • La boca de trinchera: Esta  se origina por una infección a causa de las bacterias que producen la placa en los dientes, la misma causa inflamación de las encías y úlceras con pus, son muy dolorosas.

Ya que por la boca entran todos los elementos que nutren o dañan a nuestro organismo, varios estudios han demostrado que la gingivitis, además de traer complicaciones en las encías incluyendo la perdida de las piezas dentales, puede causar otras patologías, que ponen en peligro la salud en general, como por ejemplo; las afecciones cardiovasculares y pulmonares.

Si fue de su agrado éste artículo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 75 times, 1 visits today)