Entérate todo acerca de la Gangrena y su tratamiento

Conoce la gangrena, una enfermedad donde los tejidos del cuerpo muere y afecta su circulación seriamente, una afección que es originada por la presencia de una bacteria, causando muy serias lesiones, con casos donde el miembro corre el riesgo de ser amputado.

gangrena

¿Qué es la gangrena?

La gangrena es en síntesis la muerte de un tejido, con una ausencia total de circulación de la sangre, la cual suele quedarse acumulada, afectando seriamente los miembros donde se encuentre, usualmente se puede ver en manos y pies, aunque se han dado casos donde se aloja en algunos músculos del cuerpo y órganos internos.

Médicamente la gangrena es el daño de los vasos sanguíneos y la circulación de la sangre, endureciendo las arterias o los músculos, en pacientes con la patología de diabetes es muy común observar el endurecimiento de estas arterias y con ella la presencia de la gangrena.

Se ha visto en casos donde se presenta una lesión y no se ha realizado la cura apropiada, causando la muerte del tejido, por lo que ante su presencia, la aplicación de antibióticos y ciertos fármacos es casi inmediata. Es una afección que no debe tomarse a la ligera.

Existen algunos casos donde la gangrena no ha sido atendida a tiempo, o en su defecto; el tratamiento no a sido el más apropiado, degenerando drásticamente un órgano que se encuentra en el interior del cuerpo humano, causando un mal funcionamiento y con esto la extracción de este órgano a través de una cirugía de emergencia, a fin de evitar males mayores y preservar la vida del paciente.

Tipos

Su presencia es notable a simple vista, con una decoloración total de la piel, con mucho dolor y endurecimiento del tejido. En muchos casos la gangrena se puede presentar tras una herida. Pero se diferencia en varios tipos de gangrena, por lo que a continuación les explicaremos a detalles en que consiste cada una.

Gangrena seca

La gangrena seca es conocida como la infección que se presenta de manera muy lenta y progresiva, se identifica con la piel seca y muy arrugada, cambiando a un color marrón oscuro a un tono morado que da un contraste entre negro y azul. Este caso puntual se da en personas que padecen de diabetes o lesiones donde se ven obstruidos los vasos sanguíneos arteriales.

Gangrena húmeda 

La gangrena húmeda está entre los diagnósticos poco visto, es fácil reconocer porque su apariencia es húmeda. Reflejando a simple vista la infección, con ampollas, fuerte dolor e inflamación en todo el área afectada. Con frecuencia este tipo de afección aparece cuando la piel ha sido expuesta a quemaduras graves, mediante el fuego o frío extremo.

Muchos de los casos de este tipo de gangrena se da en un dedo del pie o de la mano, afectando el miembro, y luego empieza rápidamente a regarse por el resto del pie a la mano, hasta completar el órgano, y de hecho; en ocasiones se expande más allá. Afectando seriamente la movilidad de estos miembros.

gangrena

Gangrena gaseosa 

No es de las más comunes, pero si es una de las más peligrosas. La gangrena gaseosa no se muestra a simple vista sobre la piel como las dos anteriores, esta se aloja en los tejidos musculares profundos. Mostrando un aspecto normal en el exterior.

Una vez que comienza a avanzar y no es atendida debidamente, la piel empieza a ponerse pálida y luego adopta un color grisáceo o púrpura rojizo. La zona afectada pareciera estar llena de burbujas, y al presionar se escucha un sonido crepitante.

Esto es debido a los gases que se acumulan dentro del tejido, pero estas características se dejan ver cuando ya está muy avanzada. Su causa está ligada a la infección o la presencia de la bacteria Clostridium perfringens, dada en muchos de los casos posterior una lesión abierta o herida por quirúrgica.

Sobre todo si en estas el suministro de las sangre se ha reducido considerablemente, originando la infección y en esta una acumulación de toxinas que se transforman en los gases que se sienten y escuchan al presionar la herida.

Gangrena interna

Estamos ante una gangrena que se presenta dentro del cuerpo, afectando los tejidos de algunos de los órganos, interrumpiendo en su totalidad la circulación del flujo sanguíneo, provocando una deficiencia en su funcionamiento, quebrantando gravemente la salud del individuo.

Un ejemplo de este tipo de gangrena es cuando en los intestinos se forma un globo, debilitando al músculo, conocido como hernia, para luego retorcer e interrumpir el flujo de sangre, es en ese momento cuando comienza a formarse la gangrena interna.

Causando serios dolores, que se presentan justo cuando ya están en su punto crítico, por lo que muchos de los casos terminan en cirugía para ser atendidos por emergencia, y en algunos casos donde se ignoran las primeras señales, puede llegar a causar la muerte.

Gangrena de Fournier 

Esta gangrena en particular, tiende atacar un área en específico. Esta son los órganos genitales, dándose con mayor frecuencia en los hombres. La gangrena de Fournier afecta la zona genital o las vías urinarias, generando unos dolores muy fuertes. Incluso, algunos pacientes han indicado que desarrollan cierta sensibilidad, además del enrojecimiento o inflamación de sus genitales.

Gangrena sinérgica bacteriana progresiva 

La gangrena sinérgica bacteriana progresiva es mencionada por los médicos como gangrena de Meleney. Esta infección se da posterior a una intervención quirúrgica, en la que una bacteria ingresa al área operada. Esto no se ve al comienzo, ella afecta unas semanas posteriores a la intervención, cuando la infección ha invadido la zona causando la enfermedad.

Causas

Ciertamente ya sabemos que la gangrena es producida por las infecciones, causando la muerte del tejido y una ausencia de la circulación, pero existen ciertas causas que pueden dar origen a la infección o la bacteria. A continuación te ofrecemos una lista de las circunstancias que pueden dar su origen :

  • Posterior a una lesión o herida abierta seria
  • Presencia de una enfermedad vascular que afecta la correcta circulación de la sangre en las arterias presentes en los brazos o piernas
  • En casos de diabetes
  • Ante un sistema inmunitario deficiente, por ejemplo: VIH/SIDA o quimioterapia por un cáncer
  • Tras cirugías atendidas de manera inadecuada

Algunos hallazgos médicos han determinado que existen otras causas por las cuales se puede presentar la gangrena, entre estos están:

Problemas circulatorios

 Es necesario acotar la importancia que tiene la circulación de la sangre en todo nuestro organismo. La sangre además de suministrar oxígeno, tiende a aportar una serie de nutrientes que alimentan las células y los componentes de todo el sistema inmunitario. Formando anticuerpos que terminan por protegernos ante cualquier infección.

Es acá donde se aprecia la falla de los problemas circulatorios, causando deficiencias perjudiciales del oxígeno y demás nutrientes. Provocando la muerte prematura del tejido y todo lo que le rodea, causando la enfermedad de gangrena.

Infecciones

Ante la presencia de muchas bacterias, y la deficiencia de nutrientes, el tejido no es capaz de activar sus mecanismos de defensas. Quedando totalmente vulnerable ante este patógeno que termina por infectar el área, dando cabida a la presencia de la gangrena.

Traumatismo

Otra causa son las lesiones traumáticas, bien sea en un órgano, extremidades o músculo, los cuales quedaron expuestos y presentan heridas. Estas deben ser atendidas de la manera correcta. Pues en caso contrario estas lesiones pueden dar orígenes a infecciones, convirtiéndose con los días en una gangrena. 

Obesidad

En personas que tiene sobrepeso es muy probable que estén expuestos a la gangrena, pero esta afección tienda a darse por falta de movilidad de sus miembros, causados por la misma obesidad. Aunque esta causa no es muy común, existen casos clínicos aislados registrados en los que una persona que es muy obesa, desarrolla la gangrena en sus extremidades inferiores, es decir; las piernas.

Medicamentos o drogas

No es un caso muy común, se puede ver uno entre miles, pero ha dejado precedentes. Casos donde una persona se inyecta alguna droga o medicamento, que con el tiempo desarrolla la gangrena en el área donde aplica la inyección.

Síntomas

Como se ha podido dar cuenta la gangrena es una enfermedad de rasgos y características únicas, Quienes padecen de esta condición muestran de manera progresiva varios síntomas que tienden ir en aumento al no ser atendido prudentemente. Inicia con  cambios de color de piel, que pasa de pálido a azul. Seguido de cierto tono donde se mezclan los colores morados, negro y rojo.

El área afectada comienza a inflamarse, y en ocasiones se forman unas ampollas que se llenan de líquido. La persona desde su comienzo empieza a tener dolores intensos y constantes. Con una sensación de entumecimiento. Al tacto su piel se siente fría y desaparece el vello. Luego de ella empieza a liberarse una secreción de olor desagradable.

Algunos pacientes han arrojado otros síntomas como una acelerada frecuencia cardíaca, cierto grado de aturdimiento, dificultad para respirar y confusión. Todo debido a que el propio dolor y la fiebre causada por la gangrena mantiene a la persona en un total estrés y aturdimiento.

Diagnóstico y tratamiento

Cuando una persona empiece a percibir los síntomas de la gangrena, los que en los párrafos anteriores le explicamos. Debe acudir de inmediato al médico, quien primeramente realizará una prueba diagnóstica. Usualmente revisa físicamente a través del tacto y simultáneamente realiza un breve test de preguntas a fin de detectar el origen.

Posteriormente ordena realizar un examen que llaman arteriografía: este consta de una radiografía que tiene la capacidad de evaluar y detectar la existencia de alguna obstrucción en los vasos sanguíneos, acompañado de un examen de laboratorio, específicamente un conteo de los glóbulos rojos y blancos.

En caso de estar elevados los valores de los glóbulos blancos, es una clara señal de estar ante una infección. Entre las otras evaluaciones están las tomografías computarizadas, las cuales evalúan las condiciones de los órganos internos. Ante casos muy graves, se realiza un cultivo del tejido o los fluidos que salen de las heridas, un proceso necesario para saber cuál es la bacteria que produce la infección.

Tratamiento

Posterior a las evaluaciones y exámenes médicos, el doctor ya sabe el tipo de bacteria y el origen que dio lugar a la gangrena. Cuando está muy avanzado, se tiende a extraer el tejido muerto, este procedimiento se realiza mediante una cirugía. En lo que es común un injerto de piel que ayuda a reparar los daños en la piel causados por la gangrena.

Con un cuidado avanzado, mucha higiene, medicamentos y antiinflamatorios, esta afección puede ser corregida. Aunque es importante acotar que no todos los casos graves tienen cura, en ocasiones la única solución viable es amputar el miembro que tiene la gangrena, para evitar que se siga extendiendo.

La administración y aplicación de antibióticos, está siempre presente, para tratar la gangrena. Más tenemos un dato curioso, gracias al avance de la medicina existe un tratamiento eficaz. Este la oxigenoterapia hiperbárica: un método alternativo que ha contribuido en la sanación de muchos.

Este tratamiento se realiza ingresando al paciente a una cámara especial, en la que de manera progresiva el experto irá incrementando la presión y graduando los niveles de oxígeno, los cuales irán afectando de manera positiva todo el cuerpo, incluyendo el área afectada. Este procedimiento ayudará a activar la circulación y permitirá minimizar la infección y curar las heridas de manera sana.

Expectativas

Las probabilidades de mejorar ante la enfermedad de la gangrena tiende a variar por la pronta atención, mientras más tarde sea la observación médica, menos probable serán las expectativas de mejorar. Debido a que el tejido se degrada y muere muy rápido. Por lo que se aconseja ante los primeros síntomas acudir de inmediato al centros asistencial para ser evaluado y tomar el tratamiento adecuado.

Complicaciones

Existen ciertas circunstancia donde la persona puede encontrarse con impedimentos ante la cura de la gangrena. Estos se dan cuando la persona posee problemas o tiene algunas condiciones de salud. Un ejemplo de estos son las personas con casos crónicos de diabetes, una enfermedad que puede complicar todo el procedimiento de la cura.

En pacientes que se encuentren bajo tratamiento de quimioterapias pueden presentar dificultades al momento de someterse a tratamientos por la gangrena. De igual manera están expuestas a dificultades las personas que son obesas o padecen de enfermedades relacionadas con dificultad de circulación y oxigenación de la sangre.

¿Cómo prevenir la gangrena?

Es probable que en este instante tengas una interrogante, ¿Cómo prevenir la gangrena?, sobre todo si eres diabético, o eres propenso a las heridas. La pregunta tiene una respuesta muy sencilla. Las heridas deben estar curadas muy bien, con antibióticos adecuados y antiinflamatorios. Una herida, luego de las 24 horas de cura, no debe mostrar señales de enrojecimiento a su alrededor.

Es decir; luego de las 48 horas, no debe haber borde rojo, inflamación o alguna otra secreción, si esta no cambia debes acudir de inmediata al especialista. Debido a que el tratamiento usado no es el adecuado y la salud se pone en riesgo.

Se debe de igual manera tener precaución con las prolongadas exposiciones al frío o al sol, debido a que la piel se ve sometida a estos cambios bruscos de temperatura y puede llegar a producirse lesiones o heridas que luego se pueden transformar en gangrena.

Mantener un estado de alerta ante las heridas y golpes que recibe tu cuerpo es realmente muy importante, observar el comportamiento y la evolución de las lesiones debe ser tu día a día. Algunos casos de heridas suelen empeorar y mostrar su gravedad en primer momento, por lo que es quien padece la lesión él que debe estar atento a su comportamiento.

Consideraciones

De presentar una herida, que consideras no es de gravedad, lo primero que debes hacer es lavar con un jabón neutral, abundante agua fresca y limpia. Luego secar con una gaza y aplicar un antiséptico, el mejor que se puede conseguir en el mercado farmacéutico es el alcohol. Aunque ciertamente pica y arde mucho, es sin lugar a duda el mejor de todos.

Si posees un medicamento que sea para aplicación y su componente activo sea de origen antibiótico, aplica generosamente. Muchos especialistas aconsejan que estos fármacos sean tipo polvo o se apliquen en spray. Esto es debido a que su acción de secado se da muy rápido, siendo un punto favorable ya que de esta manera se curan más rápido y de manera sana.

En caso de que pasen una 48 horas y observes que está herida no mejora, su aspecto es muy quebrantado, te está causando malestares y a su alrededor su aspecto se ve rojizo e inflamado. Debes acudir de inmediato al médico. Sobre todo es los casos donde la persona padece de diabetes, obesidad o problemas crónicos circulatorios.

Es necesario recalcar de nuevo que la mejor prevención ante la gangrena es el cuidado, cura adecuada, higiene y vital observación de las heridas, bien sea interna y externa. Es quien padece la infección y los problemas circulatorios su propio observador, y podrá detectar a tiempo el evitar que la gangrena se incremente, evitando los agobiantes dolores, malestares, procesos quirúrgicos y las amputaciones.

Esperando que toda la información acá suministrada haya sido útil, concluimos este detallado apartado, ofreciendo un vídeo donde podrá apreciar otras consideraciones medicas sobre la gangrena.

También te sugerimos ingresar a los siguientes enlaces:

(Visited 89 times, 1 visits today)