¿Qué es Erisipela? Descubre sus Síntomas y Complicaciones

La erisipela es una enfermedad inflamatoria – infecciosa de la piel, es muy dolorosa y tiene su puerta de entrada en otras afecciones previas en la piel, como por ejemplo las dermatitis, su diagnóstico es muy simple  así como el tratamiento, si se realizan oportunamente. Te invitamos a indagar un poco más sobre este tema.

ERISIPELA

La piel

La piel, está considerada como el órgano más extenso del ser humano, sus dimensiones son de aproximadamente 2 m2 y pesa alrededor de 10 kilos, es la barrera protectora natural de los órganos internos del cuerpo humano, de los elementos presentados en el ambiente.

La piel esta compuesta por tres capas la epidermis, la dermis y la hipodermis. La epidermis es la capa más superficial, tiene un grosor de 0,02 mm a 0.04 mm y en ella se efectúa el proceso de cambio de piel, el cual se da constantemente en forma de escamas muy pequeñas, la renovación de la piel se efectúa en un periodo aproximado de tres meses, después se ubica la dermis que es donde se encuentran las células de la piel, así como los vasos sanguíneos, nervios, raíces capilares y glándulas sudoríparas, posteriormente se encuentra la hipodermis, ésta capa  es la que le da asiento a la epidermis y a la dermis, también contiene vasos sanguíneos y nervios, allí se ubica el almacenamiento energético de la piel.

Este órgano tan espectacular ya que nos permite tener un contacto real con nuestro entorno, ya que a través de él podemos percibir las sensaciones de frío, calor, tacto y temperatura, la piel funciona como una barra protectora frente a situaciones adversas como las radiaciones, el sol, los daños químicos y mecánico  y es tan bondadoso transforma la luz del sol en vitamina D.

Pero a pesar de ser un órgano tan grande y  que nos suministra tanto bienestar, algunas veces se encuentra con enemigos patógenos como gérmenes, bacterias y hongos que la pueden enfermar, a continuación vamos a presentarles  uno de los agentes infecciosos que puede hacer mucho daño a la piel denominado erisipela.

ERISIPELA

¿Qué es la erisipela?

La erisipela es una patología infecciosa de la piel, la cual es provocada por un microorganismo que solo pueden ser observados a través del microscopio esta bacteria tiene como nombre el Streptococcus pyogenes,  la misma se desarrolla y se multiplica de una manera muy acelerada y es muy fuerte a las respuesta inmune del organismo humano, porque además de afectar la piel también afecta a los vasos linfáticos que son conductos muy pequeños que trasladan las  substancias de residuo de nuestras células al sistema inmunitario denominado Linfa y en  los cuales se estacionan en los ganglios linfáticos.

Esta  infección ocurre en la capa de la piel denominada epidermis, la erisipela tiene la característica de desarrollarse a través de placas eritematosas que es el enrojecimiento de la piel causado por una inflamación y de acuerdo al grado de infección se establece la extensión de la misma, ella causa prurito o picor, se presenta en cualquier parte del cuerpo,  pero especialmente en las piernas, la cara y los brazos.

Los registros indican que éste padecimiento se presenta mayoritariamente en personas mayores de 50 años, con sobrepeso y también están incluidos los diabéticos. Esta enfermedad si no se atiende a tiempo puede generar heridas más amplias en la piel, transformándose en ampollas con líquidos que van del color transparente blancuzco a marrón,  a esta última condición se le denomina erisipela bullosa.

Esta enfermedad es atacada a través de antibióticos como la Penicilina, prescrita por un médico dermatólogo que es el especialista en diagnosticar las patologías en las piel, el pelo y las uñas, el tiempo de la curación es muy rápida, sin embargo esta enfermedad puede retornar en varias oportunidades y volverse crónica.

Síntomas

Los síntomas de inflamación  en la zona afectada en la piel, se puede decir que se produce de manera abrupta, en sus inicios no presenta fiebre, sin embargo después de la inflamación a los pocos días si no es tratada adecuadamente puede presentar fiebre superior a 38° grados de temperatura corporal, adicional a este síntoma se puede establecer los siguientes:

  • Úlceras o heridas de color rojo en la piel, las cuales vienen acompañadas inflamación y dolor.
  • Sensación que sufrir una quemadura en lugar de la afectación.
  • Manchas de color rojizo,  sus bordes son elevados, discontinuos y desiguales.
  • Dolores de cabeza muy fuertes acompañado de vómitos, inclusive puede haber confusión mental.
  • Los lactantes les puede aparecer la erisipela por la zona del abdomen por un inadecuado tratamiento de limpieza del cordón umbilical.
  • Los niños pequeños que presentan obesidad se les puede presentar en los pliegues de las piernas y brazos.

Si la lesión no se trata con el antibiótico adecuado  y de manera oportuna es muy probable que las bacterias se multipliquen y abarquen una zona más amplia y así como se va ampliando hacia los lados también se va profundizando en la capa de la dermis  de la piel,  ya que la infección  puede crecer de 2 cms a 25 cms en el transcurso de poco días,   generando una infección más profunda que puede generar pus, necrosis que se refiere a la muerte de la piel donde esta la infección e inclusive puede llegar hasta el torrente sanguíneo, llevando la infección a otras zonas del cuerpo  pudiendo la muerte.

Cuando la infección de la erisipela se ubica en la capa de la epidermis de la piel, la lesión puede convertirse en otra patología denominada celulitis infecciosa, ésta enfermedad, también puede generar complicaciones severas en la zona donde esta evolucionando, inclusive puede causar septicemia  al organismo debido al desarrollo de la infección,  en el cual los gérmenes pasan al torrente sanguíneo.

Causas

La patología de la erisipela no se considera una enfermedad contagiosa, ya que su desarrollo se produce cuando las bacterias penetran la piel  y  colonizan el cuerpo del paciente, que regularmente presenta alguna lesión previa como una herida, una picadura de algún insecto, alguna úlcera varicosa crónica, un corte inadecuado en las uñas, las lesiones producto del pie de atleta, así como también lesiones producto de un padecimiento de psoriasis o micosis en la piel.

Ella se puede desarrollar en cualquier parte del cuerpo, pero el diagnóstico es más frecuente se ubica en los miembros inferiores en las  piernas y los pies.

Todas las personas pueden presentar esta infección, sin embargo hay mayores probabilidades en las que tienen un sistema inmune disminuido,  como por ejemplo los que tienen algún tratamiento oncológico, las personas obesas o con padecimiento de diabetes mellitus, ya que estas patologías están relacionadas con problemas de circulación sanguínea, adicionalmente  las personas que tienen problemas de alcoholismo también pueden presentar esta patología.

Una de las causas de la infección es el trato inadecuado relacionado con el tratamiento médico e higiénico de las heridas relacionado con una  adecuada protección, para evitar que sea infectadas por estos agentes patógenos infecciosos que pueden provocar infecciones secundarias como erisipela.

El principales microorganismo  que son aquellos que pueden ser apreciados a través de un microscopio, que  provoca esta afección es  la  bacteria  Streptococcus pyogenes,  sin embargo las bacterias ubicadas en la boca como la   Streptococcus y la Staphylococcus que son las que están ubicados en cualquier parte de la piel, también provocan la infección.

Hay estudios que demuestran que el 50% de la infección es provocada por gérmenes ubicados en la garganta.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico oportuno y el tratamiento adecuado es lo que va a permitir que esta enfermedad infecciosa  no tenga una mayor evolución, en este sentido se presenta como se realiza el diagnóstico y como es el tratamiento de la erisipela.

Diagnóstico

El proceso de diagnóstico comienza con la apertura de un historial médico donde el paciente informar si  padece de:  úlceras, obesidad, diabetes, operaciones reciente, otras patologías de la piel como  psoriasis, entre otras enfermedades, igualmente si hubo síntomas febriles de 38°C a 40°C, antes de la presentación del síntoma local de la infección en la piel, malestar corporal, dolores de cabeza y vómitos.

Se procede a observar la lesión en la piel,  la cual deberá ser forma redondeada e irregular en los bordes  y la misma se manifiesta con dolores en el paciente.

Al iniciar la semiología que es el estudio del cuerpo del paciente,  procede a buscar  la puerta de entrada del microorganismo que genero la erisipela, según la información reflejada en de la historia clínica, si no se ubica la puerta de entrada, se hace una búsqueda más profunda, a fin de encontrar, picadas, rasguñosos, heridas, úlcera, dermatitis, entre otros, hasta que se dé con el origen del ingreso de la bacteria al cuerpo humano y se procede con el tratamiento médico.

Cuando la erisipela esta ubicada en la cara puede deberse a complicaciones con afecciones como la sinusitis, tratamientos odontológicos y otitis.

Cuando la lesión es  menor y esta categorizada como clásica,  sea ésta de pequeñas proporciones y no se observa lesiones mayores a la dermis, no se requerirá exámenes de sangre complementarios para establecer la erisipela, este tipo de diagnóstico se establecerá sólo en  aquellos pacientes con fiebres superior a los 39 °C .

Cuando el paciente presente síntomas de fiebre mayor a 40°C, y ésta  sea  difícil de bajar,  y adicionalmente presenten  síntomas como  taquicardia, hipotensión arterial que es cuando la tensión arterial esta por debajo los niveles 90/60, esto significa que el corazón y el cerebro no le está llegando suficiente oxígeno a través del recorrido de la sangre por esos órganos, será necesario la hospitalización del paciente.

Otros síntomas que le indican al médico tratante que el paciente requiere hospitalización, es cuando se muestran manifestaciones de un fuerte dolor en la lesión, edemas o hinchazón blanda en los cuales se ubiquen  una gran cantidad de líquido y éste se deba drenar, así como también cuando haya ampollas con sangre y necrosis en la lesión.

Cuando el paciente presenta tromboflebitis a causa de la infección de erisipela, tendrá que se hospitalizado ya que hay una manifestación de coágulos y el tratamiento debe ser inmediato, ya que este padecimiento puede degenerase en un accidente cerebrovascular e infartos cardiovasculares.

En los casos de infecciones en la dermis necrosadas, ésta puede ser provocada por una insuficiencia arterial, el cual la sangre no se irriga la zona con suficiente oxígeno  y se requerirá tratamiento quirúrgico,  a fin de retirar la piel muerta y que ésta no contamine la zona, estos casos se presentan mayoritariamente en pacientes adultos mayores y en diabéticos.

Tratamiento

Para la erisipela ubicada en las piernas  y que las misma haya sido diagnóstica de manera temprana y la misma sea considerada como leve el tratamiento a indicar  es la  penisilina 500 mg. vía oral cada 6 seis horas, por dos semanas.

Si la erisipela se ubica en la cara el tratamiento será con el antibiótico Vancomicina de 500 mg, vía oral cada 6 horas por dos semanas. Si el paciente es alérgico a la penicilina, se deberá recetar eritromicina de 500 mg, vía oral cada 6 horas por un lapso de diez días.

Erisipela

Para casos considerados como graves, se receta penicilina G 1.2 millones de unidades por vía endovenosa el cual el procedimiento es adentro de la vena cada 6 horas por un lapso de 36 a 48 horas, seguida de un tratamiento oral por un periodo de dos a tres días.

Los antibióticos prescritos para la erisipela son los denominados macrólidos que están vinculados con la bacteria que los produce, entre ellos se encuentran la eritromicina, roxitromicina y la azitromicina, también se puede aplicar las cefalosporinas que son antibióticos semisintéticos, entre los que se encuentran cefalexina, cefadroxilo y cefotaxima)

Adicionalmente para las personas enfermas que presenten trombosis venosas, embolia pulmonar o venas varicosas sólo se  le indicará heparina como agente anticoagulante.

Con el tratamiento adecuado las expectativas de curación son muy buenas, en un lapso de dos semanas ya debe haber una cura total en donde se pueda evidenciar la piel en su contextura normal, solo quedará una descamación producto de calor y la deshidratación ocurrida en la zona.

Se deberá de tomar en cuenta que el tratamiento varía de acuerdo a las condiciones del paciente, edad y peso, por lo tanto el médico tratante será el único que puede indicar el tratamiento a seguir.

Adicionalmente al tratamiento farmacológico, el médico  mandará reposo absoluto, si el padecimiento es en los miembros inferiores o superiores, tendrá que elevar la pierna o brazo afectado a un ángulo de unos 45°,  también se indicará el uso de medias elásticas de compresión, así mismo colocar en la lesión compresas de agua fría.

Complicaciones de la erisipela

Las complicaciones de la erisipela están relacionados con pacientes que presentan abscesos producto de la inflación e infección del tejido, los que presentan septicemias o sea que son recurrentes a la infección como una respuesta inmune a los antibióticos, aquellos que presentan bacterias en la sangre  y  aquellos que presenten tromboflebitis venosa. Se tiene registro que están complicaciones están entre el 1% y el 5% de los pacientes consultados.

A los padecimientos antes indicados hay que prestarles mucha atención, ya que estas infecciones pueden desencadenar en:

  • Cangrena: Los tejidos infectados por la erisipela, pueden dejar de recibir la irrigación sanguínea, trayendo como consecuencia la necropsia del tejido.
  • Infección bacteriana: Se produce cuando  la bacteria entra en el torrente sanguíneo e infecta a otras zonas del cuerpo humano, también puede atacar a las válvulas cardíacas, las articulaciones e inclusive el sistema oseo.
  • Shock séptico: Esta complicación se presenta en aquellos pacientes que tienen un sistema inmunitario muy débil, al estar las bacterias en el torrente sanguíneo liberan toxinas que hacen que la presión arterial baje drásticamente,  presentándose una descompensación del paciente y  afectando el funcionamiento de todos los órganos.

Estas complicaciones pueden provocar lesiones que pueden dejar impedido al paciente a causa de la pérdida de una pierna o de alguna parte del miembro como un dedo. Estas complicaciones pueden provocarle la muerte a un paciente.

Prevención

Teniendo en cuenta que el mayor órgano del ser humano es la piel y que  es la capa protectora de los órganos interno a los ataques de los agentes externos,  la misma  se debe cuidar tal como se cuida los pulmones o el corazón, en este sentido la prevención de la erisipela radica en el conocimiento de las  puertas de entrada de  los factores de riesgo que pueden provocar la infección, tales como  úlceras en la piel, el pie de atleta, las llagas y las heridas y todas aquellas afecciones en la piel,  las mismas deben curarse adecuadamente ya que es la que permite en ingreso a las  bacterias al organismo.

Los hábitos higiénicos como bañarse diariamente también permiten la eliminación de cualquier agente contaminante.

Mantener la piel limpia, seca de sudor e hidratada también minimiza el padecimiento de la erisipela.

Utilizar un bloqueador solar para proteger la piel de los  embates del clima sea éste de mucho frío o calor, ya que ambas situaciones dañan la dermis provocando dermatitis que puede ser la puerta de entrada a las bacterias.

NOTA: La información aquí plasmada tiene como objeto informar de manera general sobre los tópicos aquí planteados, no se pretende realizar opiniones médicas, en caso de duda consulte a su medico especialista.

Si fue de su agrado éste artículo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

  • Ivermectina: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más
  • Tuberculosis: Para qué sirve, edad, efectos secundarios, y más
  • Neumococo: Qué es, para qué sirve, significado y más
(Visited 76 times, 1 visits today)