Conozcamos Las Características De Cada Una De Las Medicinas header image
≡ Menu

La mala posicion del borde palpebral causada por el Entropión

Entropión es una patología en la que el párpado toma una posición invertida, en donde el área externa del párpado y las pestañas entran en contacto con la superficie ocular. La misma puede llevar incluso a la pérdida de la visión del ojo afectado si no es atendida a tiempo. Si quiere conocer todo sobre Entropión, lo invitamos a continuar la lectura del artículo. Le recordamos que es una guía informativa, si reconoce algunos de los síntomas no se automedique y consulte a su médico.

¿Qué es el entropión?

En esta oportunidad conoceremos sobre la salud de nuestros ojos, especialmente de una patología que se desarrolla en nuestros párpados. El Entropión es una patología que trata de la inversión del borde palpebral o párpado, por lo que la piel externa y nuestras pestañas entran en contacto con el globo ocular, causando una gran molestia e irritación de nuestros ojos.

Para poder comprender con detalle de que se trata el entropión, comenzaremos explicando brevemente y de manera muy sencilla, la anatomía de los párpados.  Nuestros párpados se caracterizan por tener una capa superficial que está conformada por una piel muy fina y bien vascularizada, es decir, que recibe una buena irrigación sanguínea. Tenemos párpados superiores y párpados inferiores. Los párpados tienen una cara anterior o cutánea y una cara posterior o mucosa.

La cara cutánea del párpado inferior tiene una forma convexa, mientras que la interior tiene una forma cóncava. El párpado inferior y el párpado superior se reúnen en sus extremos formando la comisura exterior y la comisura interna. Las partes del párpado superior que se une con la ceja y en el caso del párpado inferior con la mejilla, ambos reciben el nombre de borde adherente o limbo o surco orbitopalpebral.

Los bordes que se encuentran libres de ambos párpados, se dividen en la porción lagrimal y la porción ciliar. La porción lagrimal, no tiene pestañas y en ella se encuentran los conductos lagrimales. En la porción ciliar se encuentran las pestañas, las cuales están distribuidas a distintos niveles, pero en una sola fila.

También nuestros párpados tienen diferentes glándulas, como las glándulas sudoríparas comunes y modificadas llamadas glándulas de Moll. Las glándulas sebáceas modificadas llamadas glándulas de Zeis. El movimiento de nuestros párpados los realiza a través de fibras musculares estriadas del músculo orbicular de los párpados, las cuales cierran el ojo de forma activa inervado por el nervio facial.

Las fibras musculares estriadas del músculo elevador del párpado superior, el cual abre el ojo de forma activa inervado por el nervio motor ocular común. Y se compone de una capa profunda donde se encuentra la placa tarsal, que da al ojo forma y firmeza.

Como podemos ver es un sistema con una estructura compleja y articulada, que siendo sinceros, poco cuidamos y son de gran importancia. Nuestros párpados protegen a nuestros ojos de agentes externos, distribuyen de manera homogénea nuestras lágrimas para mantener hidratado el glóbulo ocular, entre otras, funciones.

Existen varias maneras en las cuales se puede presentar el entropión, ya que el párpado puede doblarse hacia adentro de manera permanente o solamente doblarse cuando los ojos son cerrados con fuerza y también cuando se aprietan al cerrarlo se puede producir que el párpado se volteé hacia dentro.  Esta es una patología que en la mayoría de los casos afecta a nuestros párpados inferiores y se puede presentar en personas mayores.

 

El entropión debe ser tratado, con rapidez, ya que puede causar daños en la córnea, que es la cubierta transparente de la parte frontal del ojo, generar infecciones oculares e incluso en casos graves la pérdida de la visión.

Es posible que el entropión sea confundido con la triquiasis, sin embargo, y a pesar que pueden generar afecciones y síntomas parecidos, son dos patologías distintas, el entropión es la colocación anormal del párpado, el cual se coloca hacia adentro, mientras que la triquiasis por su parte, es el crecimiento anómalo de las pestañas, que crecen en dirección al ojo, en esta ultima patología el borde palpebral, es decir, el borde del parpado se encuentra en posición normal.

Tipos

Existen en referencia a esta patología ocular, diferentes tipos de entropión los cuales se  clasifican con base en la causa que lo genera, o lo que es lo mismo con base en la etiología de la patología. Los tipos de entropión son cuatro, comenzaremos comentado sobre el  más común de todos que es el Entropión Involutivo, también llamado Entropión senil, este se produce por el envejecimiento de las estructuras oculares.

La pérdida de tonicidad y tensión de los tendones y músculos de los párpados se pierde con a edad, por lo que se compromete la funcionalidad de los mismos. La piel se distiende y con movimientos de parpadeos bruscos, con facilidad los bordes se voltean hacia la parte interna del glóbulo ocular, generando el entropión.

ENTROPIÓN

En contraste también se encuentra el Entropión Congénito, es este el menos común de todos los tipos de entropión, el mismo es originado por factores genéticos y se hace presente al momento del nacimiento del bebé. Otro tipo es el Entropión Cicatricial, el cual se genera por un proceso de cicatrización, cercanos al borde de las pestañas.

La causa del proceso de cicatrización puede ser generado desde un proceso autoinmune, por causas provocadas por un trauma, también posterior a una intervención quirúrgica e incluso en respuesta a tratamientos médicos que produzcan algún proceso inflamatorio en los tejidos adyacentes al párpado, pueden generar un entropión.   Por último, el tipo de Entropión Espástico, el cual es promovido por procesos infecciosos o inflamatorios.

Causas

Como podemos deducir de la previa información sobre los tipos de Entropión, las causas que pueden promover su aparición, son muy diversas. La más común es la pérdida de tonicidad en los músculos de los párpados, lo cual a su vez es consecuencia del envejecimiento de las personas, es decir, es una causa natural, lo que no quiere decir, que todas las personas mayores vayan a padecer de entropión.

Otra de las causas asociadas al envejecimiento es la hipertrofia del músculo orbicular también contribuye a la aparición de esta patología. La hipertrofia hace que el músculo se sobreponga sobre el tarso, lo que provoca la tensión que genera la inversión del mismo.

ENTROPIÓN

Otra de las causas que pueden derivar en la presencia de un entropión es tener una afección de salud relacionada con enfermedades cicatrizantes, más aún si la misma se hace presente en el tejido conjuntival, que es la capa mucosa que recubre la porción externa del globo ocular y también la cara interna de los párpados.

Dentro de las enfermedades asociadas que se ha determinado que contribuyen a la patología, podemos nombrar el Penfigoide, la cual es una enfermedad dérmica que provoca la aparición de ampollas. Estas pueden desarrollar una fibrosis y provocar el acortamiento de la conjuntiva, provocando la tensión en el borde del párpado, generando el entropión.

La parálisis faciales también pueden causar un entropión, debido a la contracción del músculo orbicular. Recordemos que este tipo de parálisis puede ser provocada por la presencia de virus o bacterias. Pero también por este tipo de organismo se pueden producir procesos inflamatorios que afecten el tejido conjuntivo ocular y del párpado y provocar el entropión.

Como señalamos anteriormente la presencia de entropión por factores genéticos es poco común, sin embargo, se han presentado casos en los que malformaciones congénitas han provocado la presencia en infantes de entropión, no obstante, los efectos o síntomas son de menor impacto, debido a lo delicado de la piel y la suavidad de las pestañas, por lo que se puede presentar, enrojecimiento, lagrimeo e irritación de los ojos del bebé, pero es muy poco probable que se lesione la córnea.

Síntomas del entropión

Cuando se produce el entropión, la inversión del párpado conjuntamente con las pestañas, producirá un roce con la superficie del glóbulo ocular, lo que producirá una irritación que por lo general es bastante incómoda.

Esta irritación conlleva a una producción de lágrimas excesiva, el enrojecimiento del ojo. También se produce la sensación de mantener un cuerpo extraño, lo que puede provocar incluso dolor. La hipersensibilidad también hará que la persona no soporte la claridad y luz del sol.

En la mayoría de los casos el entropión se genera en el párpado inferior, no obstante, no queda exenta la posibilidad de que se produzca en el párpado superior. Cuando el borde del párpado se invierte no solo se afecta el glóbulo ocular sino también la conjuntiva del párpado, lo que produce en esta zona del ojo la sensación de irritación, dolor, enrojecimiento.

La generación de un lagrimeo excesivo, provocará que de manera constante sequemos el área, lo que no contribuye con la patología. En casos graves que no son atendidos a tiempo se puede poner en peligro la visión del ojo afectado y también pueden aparecer costras y secreción mucosa en los párpados.  Se recomienda que al presentar estos síntomas se busque atención médica especializada lo más pronto posible, ya que el daño en la córnea puede ser irreversible, comprometiendo la visión del ojo.

Diagnostico y tratamiento

Cuando se sospecha de la presencia de un entropión, el mismo debe ser diagnosticado por un médico especialista, para ello se debe realizar un examen ocular y un examen físico de rutina. Debemos esperar que el médico nos solicite la apertura y cierre de nuestros ojos, a pesar de la molestia que podamos sentir al momento de la consulta, ya que debe confirmar la funcionalidad de nuestros párpados y cuan avanzado o grave es la situación médica por la que se acude.

Para evaluar la posición del párpado, nos solicitará mantener los ojos cerrados, esto le permitirá identificar y comparar la funcionalidad con respecto al ojo sano y al ojo en el que se presenta el entropión. Es posible que el médico tratante tire del párpado durante el examen, es necesario determinar el tono y la tensión muscular del párpado.

Si la causa del entropión se debe a un proceso de tejido cicatricial, generado por una cirugía u otras afecciones, el médico con toda seguridad realizará el examen de todo el tejido adyacente al párpado comprometido.

Dependiendo entonces del diagnóstico y la causa determinada por la cual se generó la patología, el médico desarrollará el abordaje del caso. Es oportuno recordar que no deben automedicarse, que cada caso es particular y de esa manera será abordado por el médico tratante. Se pueden realizar tratamientos para aliviar los síntomas, los cuales no necesariamente sean quirúrgicos.

ENTROPIÓN

Si el entropión se debe a procesos inflamatorios  o por una  infección, el párpado  puede recobrar su posición original, con un tratamiento dirigido al proceso inflamatorio o infeccioso que lo generó. En caso que necesariamente se deba realizar una intervención quirúrgica para regresar el párpado afectado a su posición normal, también existen tratamientos de sostenimiento para hacer sentir un poco más cómodo al paciente.

En estos casos mientras se espera la intervención, se recomienda la utilización de gotas oftalmológicas para disminuir la sensación de ardor y el enrojecimiento del glóbulo ocular. También se puede utilizar como medida paliativa el uso  de lentes de contacto blandos, lo que servirá como barrera ante el roce y además protegerá a la córnea.

Actualmente se utiliza también el tratamiento con botox, el cual se coloca inyectado en la zona afectada y provoca que el párpado retorne a su posición  normal, sin embargo, es conveniente hacerles saber que el retorno del párpado a su lugar es temporal. La utilización de cinta adhesiva para piel, también puede ser una solución temporal, la misma se colocará haciendo tensión hacia abajo, para separar el tejido conjuntivo y las pestañas del glóbulo ocular.

La última opción cuando las anteriores no dan los resultados satisfactorios, es la cirugía, la técnica a utilizar va a depender del diagnóstico, ya que en el mismo se determina el estado del tejido, así como la causa que generó el entropión. Si se debe a la pérdida de tonicidad del tejido del párpado es muy posible  que se deba realizar la extirpación de una parte del párpado inferior.

Este tipo de intervención no solo regresará el párpado a su lugar, sino que también ayudará a tensar los tendones y músculos afectados. Si la causa es la presencia de tejido cicatricial en el interior del párpado o ha sido causa de traumatismo o cirugías previas, es posible surja la necesidad de realizar un injerto. El tejido puede ser tomado del techo de la boca o de las fosas nasales, si es mucoso y de otro párpado o detrás de la oreja si se necesita piel.

Se aplicará por supuesto anestesia local, aunque hay casos donde colocan una anestesia para sedar un poco más al paciente, de esta manera los cirujanos trabajan más tranquilos porque el paciente está más cómodo en la intervención.

Luego de la cirugía tendrán puntos de sutura, deberán tener un tratamiento con antibióticos, los cuales seguramente serán administrados a través de pomadas que deberán colocar en el ojo, por espacio mínimo de siete días. Se inflamará la zona, por lo que es recomendable utilizar compresas frías para ayudar con la inflamación. Los puntos se suelen retirar aproximadamente una semana después de la cirugía.

Complicaciones

Por supuesto que pueden surgir complicaciones con la aparición de un entropión y mucho más si el mismo no es atendido de manera oportuna. El roce permanente de una conjuntiva inflamada, puede producir una infección, permitiendo el crecimiento de bacterias que pueden generar una complicación que va más allá de un entropión.

El roce constante por el parpadeo naturalmente instintivo, puede derivar en abrasiones de la córnea, lo que puede provocar la ulceración de la misma, provocando infecciones oculares que pueden derivar en la pérdida de la visión.

También si no se realiza el tratamiento de manera adecuada y apegado a las recordaciones médicas, pueden surgir complicaciones postoperatorias, lo que no es nada deseable. Por lo que se debe mantener la aplicación de los antibióticos en el horario y tiempo indicado, para evitar desarrollar algún tipo de infección.

Si este artículo ha sido de su agrado le recomendamos la lectura de los enlaces que dejamos a continuación: