Enfermedad de Crohn, un grave padecimiento intestinal

Las enfermedades de hiperreactividad inmunitaria no son muy frecuentes pero las personas que lo padecen sufren mucho con estas patologías, este es el caso de la Enfermedad de Crohn la cual abordaremos a continuación en este artículo.

Enfermedad de Crohn

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es una patología inflamatoria a nivel intestinal, se trata de una inflamación de carácter crónico que ataca la porción final del intestino delgado, el intestino grueso o incluso ambos órganos. En la actualidad se desconoce a ciencia cierta que podría causarlo aunque se sabe que gran parte de la enfermedad se desarrolla por un desorden de carácter autoinmunitario.

La incidencia de la enfermedad de Crohn ha ido en aumento en todo el mundo estos últimos años, siendo cada día más común en personas de ascendencia europea.  Diversos estudios han demostrado que esta enfermedad afecta de igual forma a hombres y a mujeres. Se piensa que esta patología  tiene un cierto carácter genético, puesto que es frecuente en miembros de la misma familia.  Se debe destacar que las personas desarrollan esta enfermedad antes de los 30 años, siendo más frecuente entre los 14 y 24 años

Frecuentemente, la enfermedad de Crohn afecta a la última parte del intestino delgado conocida como íleon, también se sabe que puede llegar a afectar el intestino grueso o bien todo el tracto digestivo, esto quiere decir, desde la boca hasta el ano, estos casos no suelen ser muy frecuentes.

Ahora bien, cuando la enfermedad de Crohn ataca al intestino grueso, se le conoce como colitis de Crohn. Por otro lado, debemos destacar que solo el 35% de los casos afecta el intestino delgado, un 20% de los casos ataca al intestino delgado pero infortunadamente el 45% de los casos abarca tanto el intestino grueso como el delgado.

 

Reacción Autoinmune

Cómo mencionamos previamente, aun se desconoce la causa de la enfermedad de Crohn, aunque muchos expertos aseguran que se debe a un error del sistema inmunitario. Este error consiste en una reacción inmunitaria exagerada del intestino ante agentes provenientes de la dieta o bien agentes infecciosos.

Se sabe que un gran porcentaje de los pacientes con enfermedad de Crohn tienen cierta predisposición genética a padecer esta patología. Por otro lado, el hábito tabáquico contribuye mucho al padecimiento de la  Enfermedad de Crohn, a esta lista se incluye también los  anticonceptivos orales.

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad de Crohn se caracterizan por durar días o semanas y curarse sin tratamiento alguno. Debemos mencionar que la  recuperación total y permanente luego de un brote de esta enfermedad es muy raro. Son sumamente frecuentes las reapariciones luego de un primer brote y son variables tanto en intensidad como duración. Dentro de los síntomas más comunes en la enfermedad de Crohn son:

  • Dolor abdominal muy similar a un cólico
  • Diarrea crónica que muchas veces puede presentarse sangre, esto sucede cuando el intestino delgado está muy afectado por la enfermedad.
  • Fiebre
  • Anorexia (Falta de apetito)
  • Pérdida de peso

Enfermedad de Cronh

A pesar de los avances respecto a esta patología, aun se desconoce el por qué los síntomas suelen ceder sin tratamiento, también se desconoce cuál es el desencadenante de los síntomas asociados a esta enfermedad. Se sabe que la inflamación tiene la tendencia de localizarse en la misma zona en cada episodio de malestar.

En niños la enfermedad de Crohn varía, puesto que, los síntomas como dolor abdominal y diarrea no son frecuentes que se presenten. Los síntomas que podemos ver en niños respecto a esta patología son el crecimiento lento, la artritis, fiebre y anemia.

Diagnóstico y Tratamiento de la Enfermedad de Crohn

Se podría sospechar que una persona padece de Enfermedad de Crohn cuando esta presenta dolores abdominales con frecuencia acompañado de diarrea, estas sospechas se incrementan si existe algún antecedente de enfermedad de Crohn en la familia del paciente. Otros síntomas que podrían orientar este diagnóstico es la artritis e inflamación en los ojos y piel.

Para que un personal de salud pueda diagnosticar Enfermedad de Crohn es necesaria primero una palpación abdominal la cual debe sentirse una zona distendida en la parte inferior del abdomen. A pesar de esto, es necesario que su médico le ordene unas pruebas para confirmar dicho diagnóstico, estas serán detalladas a continuación:

Enfermedad de Crohn

Análisis de sangre y de heces

No existe una prueba de sangre específica que diagnostique la Enfermedad de Crohn pero en estos análisis de sangre podemos apreciar anemia el cual es un signo característico de esta patología así como también un incremento inusual de los glóbulos blancos conocidos como leucocitos.

Otros valores que pueden orientar el diagnóstico de la enfermedad de crohn son las concentraciones bajas de albúmina, una sedimentación globular considerablemente elevada acompañada de valores elevados de Proteína C reactiva a la cual es una proteína que produce el hígado en estados de inflamación. En lo que respecta a las pruebas de heces, cuando se presentan diarreas con frecuencia, el médico le pedirá este análisis para descartar posibles infecciones.

Pruebas de diagnóstico por la imagen

Es común que en personas que presenten dolor abdominal se les indiquen realizarse tomografías computarizadas o bien una resonancia magnética del abdomen. Estos estudios permitirán apreciar obstrucciones o bien las causas de inflamación abdominal como puede ser la inflamación.

Para las personas que han presentado síntomas relacionados con la enfermedad de Crohn se les pide una radiografía de estómago o de intestino con un contraste, este contraste es el bario. Este puede ser suministrado vía líquida o en enema, el fin del contraste es apreciar las zonas que se encuentran inflamadas.

Enfermedad de crohn

Colonoscopia

En el caso de aquellas personas que presenten poco dolor abdominal pero sí episodios recurrentes de diarreas, se les ordena realizarse una colonoscopía.  En el caso de que la enfermedad de Crohn se encuentre ubicada sólo en el intestino delgado, será difícil hacer el diagnóstico mediante la colonoscopia a menos de que se recorra todo el colon hasta introducirlo en el intestino delgado.

Tratamiento

Aun no se ha desarrollado un tratamiento específico para la enfermedad de Crohn pero si existe un tratamiento sintomático para los pacientes. Los calambres y la diarrea suelen aliviarse con anti diarreicos y antiespasmódicos. Por otro lado, los pacientes durante un brote de la enfermedad deben evitar el consumo de fibra tanto insoluble como soluble. A continuación profundizaremos un poco en los fármacos recomendados para el tratamiento de los síntomas relacionados con un brote de esta enfermedad.

Fármacos antidiarreicos

Estos podrían aliviar los espasmos y la diarrea, dentro de estos se incluyen el difenoxilato y la loperamida, son suministrados vía oral y se recomienda por lo general antes de las comidas.

Antiinflamatorios Intestinales

En el caso de aquellas personas que presenten poco dolor abdominal pero sí episodios recurrentes de diarreas, se les ordena realizarse una colonoscopía.  En el caso de que la enfermedad de Crohn se encuentre ubicada solo en el intestino delgado, será difícil hacer el diagnóstico mediante la colonoscopia a menos de que se recorra todo el colon hasta introducirlo en el intestino delgado.

Corticoesteroides

Dentro de estos encontramos a la prednisona o la prednisolona, con estos fármacos se busca reducir la fiebre, la diarrea y aliviar el dolor abdominal.  Se debe tener sumo cuidado con el uso de estos fármacos, puesto que su uso prolongado trae efectos secundarios como la Enfermedad de Cushing.

Por lo general, se recomiendan dosis altas para aliviar la inflamación y los síntomas asociados a un episodio de brote, luego de que pase, se disminuye la dosis e incluso busca suspenderse su consumo por causa de los efectos secundarios asociados. Existe otro corticoesteroide conocido como budesonida, a este fármaco se le han asociado menos reacciones adversas en comparación con la prednisona pero no la acción de la budesonida es mucho más lenta.

Fármacos inmunomoduladores

En esta categoría se destaca la azatioprina y la mercaptopurina, estos tienen como finalidad disminuir la acción del sistema inmune sobre los intestinos. Estos fármacos mejoran de manera notable la condición general del paciente, además que reducen el uso de corticosteroides. Es importante mencionar que los efectos benéficos de estos fármacos no se aprecian sino hasta 1 a 3 meses de su consumo.

Es necesario que el médico se mantenga informado mediante exámenes de sangre en los cuales les permita apreciar las variaciones relacionadas con las enzimas encargadas de metabolizar la azatioprina y la mercaptopurina, esto con el fin de asegurarse de que la dosis que este indicando sea segura y a su vez efectiva para el paciente.

Enfermedad de crohn

Otro fármaco indicado por su médico podría ser el metotrexato el cual debe ser suministrado 1 vez a la semana, es administrado por inyección o también por vía oral. Este medicamento  da buenos resultados en personas en los cuales los corticoesteroides, la azatioprina o la mercaptopurina no tienen efecto alguno para aliviar los síntomas de la Enfermedad de Crohn.

Un efecto secundario llamativo es que las personas que consumen metotrexato disminuye el conteo de glóbulos blancos y es que su acción radica en disminuir el mismo para que la hiperreactividad inmunológica característica de esta patología sea en menor magnitud.

Fármacos biológicos

En estos fármacos encontraremos al infliximab, el cual está hecho con anticuerpos monoclonales del factor de necrosis tumoral (TNF) el cual es un modulador de las acciones del sistema inmune. El infliximab se administra por vía intravenosa y es usado para tratar casos moderados a graves de enfermedad de Crohn o bien cuando el paciente no ha respondido al tratamiento con corticosteroides ni con fármacos inmunomoduladores.

Cuando se administra el infliximab vía intravenosa suelen sentirse síntomas como fiebre, nauseas, dolor de cabeza y prurito. Por otro lado, el médico debe asegurarse que el paciente no sufra de tuberculosis o hepatitis B, ya que este fármaco podría intensificar estas patologías mencionadas.

Enfermedad de crohn

Otro fármaco biológico similar al infliximab es el adalimumab, este igualmente se encarga de regular la respuesta del sistema inmune en cada episodio de hiperreactividad inmunológica. Lo que diferencia al adalimumab con el infliximab es que debe ser suministrado mediante inyecipon subcutánea, esto conlleva a no presentar los síntomas que provoca el infliximab que es suministrado por vía intravenosa.

Antibióticos de amplio espectro

El antibiótico llamado metronidazol es el que se usa con más frecuencia para el tratamiento de las fístulas perianales y abscesos. En el caso de la Enfermedad de Crohn, el metronidazol ayuda en gran manera a aliviar los síntomas que no están asociados a infección, entre estos destacamos la diarrea y los espasmos.

Es importante mencionar que las personas que estén bajo tratamiento con metronidazol no deben ingerir bebidas alcohólicas o productos que contengan propilenglicol (Alimentos congelados y helados), dicha recomendación debe mantenerse por lo menos 3 días luego de que se culmine el tratamiento con este fármaco. Existen otros antibióticos que pueden sustituir al metronidazol podrían ser el ciprofloxacino o el levofloxacino

Probióticos

De manera natural, en el intestino existen bacterias cuyo efecto es benéfico para la salud, estas son conocidas como probióticos. El consumo diario de probióticos como es el caso del Lactobacillus el cual se encuentra en el yogurt, son efectivos para prevenir la reservoritis.

La reservoritis es la inflamación del reservorio que se genera luego de la extirpación quirúrgica de la porción del intestino afectada por la enfermedad de Crohn, esto en el caso de que la cirugía haya sido el tratamiento por el que paciente optó para mejorar su enfermedad.

Régimen dietético

Existen casos de pacientes que aseguran que ciertos regímenes dietéticos les han ayudado a mejorar los episodios de hiperreactividad inmunológica de la Enfermedad de Crohn. Debemos destacar que hasta ahora, los estudios clínicos no han aseverado que las dietas sean verdaderamente eficaces.

Un hecho que es importante recalcar es que el consumo de fibra dietética el cual no es recomendado en el curso de la enfermedad. Para explicar el por qué no se debe consumir fibra debemos destacar que existen dos tipos de fibras, la insoluble y la soluble. Por su parte la insoluble incrementa el volumen de la materia fecal mientras que la soluble pude ser fermentada por las bacterias del colon.

Ahora bien, se recomienda no consumir fibra en pacientes con enfermedad de crohn, puesto que la fibra insoluble al aumentar la materia fecal produciría una mayor hinchazón a nivel intestinal y probablemente una mayor hiperreactividad del sistema inmune. En lo que respecta a la fibra soluble, al ser fermentada por las bacterias colónicas, estas producen gases que durante los episodios de hiperreactividad suelen ser muy dolorosos en el paciente.

La terapia nutricional suele ser muy efectiva en niños, puesto que, la enfermedad de Crohn provoca un retardo en el crecimiento y con esta terapia podría permitirles ingerir aquellos nutrientes que les son privados por motivos de la mala digestión que produce la enfermedad.

Cirugía

En algún momento durante el padecimiento de la Enfermedad de Crohn, la persona necesitara de someterse a cirugía. Esta es recomendada cuando se produce una obstrucción a nivel intestinal o bien cuando las fístulas no se pueden curar. La cirugía alivia los síntomas pero no cura la enfermedad. Cerca de la mitad de las personas que se someten a cirugía, necesitarán de una segunda operación.

Factores de riesgo y complicaciones

A pesar de que el causante de la Enfermedad de Crohn es desconocido en la actualidad, se han descrito una gran cantidad de factores de riesgos asociados a esta patología los cuales serán detallados a continuación:

Edad

Esta enfermedad puede producirse a cualquier edad, pero es frecuente que esta afección inicie en la juventud, por lo general las personas son diagnosticadas con Enfermedad de Crohn antes de los 30 años de edad.

Antecedentes familiares

Diversos estudios clínicos señalan que 1 de cada 5 personas que padecen de enfermedad de Crohn, poseen un familiar que padece de esta enfermedad. Si una persona que no padezca de enfermedad de Crohn tiene algún familiar directo con esta patología, tiene una gran probabilidad de llegar a padecer esta patología.

Tabaquismo

Este destaca por ser uno de los factores de riesgo más controlables en lo que respecta al desarrollo de esta enfermedad. Se ha demostrado que las personas que fuman o alguna vez fumaron y padecen de la Enfermedad de Crohn son más propensos a ser sometidos a cirugía por esta enfermedad.

Lugar de residencia

Existe una correlación entre el lugar de residencia y la Enfermedad de Crohn, puesto que, en caso de que el paciente viva en una zona urbana tiene mayor probabilidad de desarrollar esta enfermedad. Esta correlación se vincula mas con los factores ambientales y las dietas, puesto que en estos lugares es más frecuente el consumo de alimentos refinados que son cruciales durante esta enfermedad.

Complicaciones

En caso de que la Enfermedad de Crohn no pueda ser controlada, la inflamación causada por la hiperreactividad de carácter inmune puede provocar las siguientes complicaciones:

  • Obstrucción intestinal
  • Ruptura del intestino
  • Abscesos en el abdomen
  • Fístulas
  • Cáncer de colon

El megacolon tóxico es una complicación que es poco frecuente en estas personas aunque es probable que esto ocurra. El megacolon tóxico se produce porque los movimientos intestinales normales del colon se ven interrumpidos y este se dilata como consecuencia de ello, esto podría conducir a una peritonitis la cual podría derivar en una cirugía de emergencia.

Cuando el intestino grueso se ve muy afectado por la enfermedad de Crohn, se podría llegar a producir una hemorragia rectal la cual es sumamente grave. Por otro lado, cuando se padece de esta enfermedad, se  incrementan las probabilidades de sufrir cáncer de colon. Además de estas complicaciones asociadas al intestino, esta patología podría conllevar a las siguientes complicaciones extra intestinales:

  • Cálculos biliares
  • Malabsorción
  • Infecciones de las vías urinarias
  • Piedras en los riñones
  • Artritis
  • Aftas en la boca
  • Eritema nudoso
  • Sacroileítis
  • Llagas de color púrpura oscuro en la piel que pueden contener pus (pioderma gangrenoso).

En este artículo pudimos indagar sobre la Enfermedad de Crohn la cual es una patología presentada por un error de carácter inmune, suele aparecer durante la juventud y ser diagnosticada a los 30 años. Aun no existe una cura para esta enfermedad pero si una amplia gama de fármacos orientadas para dar un tratamiento asintomático, recuerde no auto medicarse y si tiene dudas consulte a su médico. También te pueden interesar los siguientes artículos:

 

(Visited 18 times, 1 visits today)