Conjuntivitis: Todo sobre esta enfermedad infecciosa

La Conjuntivitis es una enfermedad que afecta a los ojos, se genera por el desarrollo de un proceso infeccioso que modifica la membrana externa del glóbulo ocular, puede también afectar a las estructuras que protegen al ojo contra el ingreso de cuerpos extraños, resultando en un proceso inflamatorio del área. Le invitamos a conocer todo sobre la conjuntivitis, aquí. Recuerde no automedicarse, en caso de reconocer alguno de los síntomas visite a su médico.

CONJUNTIVITIS

¿Qué es la Conjuntivitis?

La conjuntivitis recibe ese nombre porque el tejido que es atacado por patógenos o irritantes recibe el nombre de conjuntiva, los procesos que se desarrollan en ella provocan su inflamación. Vamos a conocer un poco sobre la anatomía del ojo, para poder comprender sobre esta enfermedad que resulta ser muy común.

Para que podamos tener el privilegio de ver, nuestro cuerpo esta constituido por un sistema visual y los ojos forman parte importante del mismo, cuidado si no en el órgano más importante de todo ese sistema, si bien todo el sistema visual debe funcionar y articularse, los ojos son imprescindibles.

Es a través de los ojos que recibimos las imágenes, las decodificamos y transformamos en señales eléctricas, para que puedan ser reconocidas por nuestro cerebro, luego de la intervención de otras partes y estructuras que conforman el sistema visual, como por ejemplo el nervio óptico.

El ojo se compone de las siguientes estructuras: Conjuntiva, Nervio óptico, Punto ciego, Fovea, Retina, Coroides, Esclerótica, Cuerpos ciliares, Lente , iris, pupila,  Córnea, Humor acuoso, ligamentos de suspensión y vasos sanguíneos.  Además de músculos y glándulas que complementan la estructura del ojo. Como podemos observar es una anatomía compleja y delicada.

La conjuntiva es la membrana transparente que se ubica por la parte delantera de la esclerótica, que es lo que comúnmente reconocemos como “lo blanco del ojo”. La conjuntiva también recubre la parte interna de los párpados, tanto de los párpados superiores, como de los párpados inferiores. Cuando la presencia de un cuerpo extraño hace contacto con la conjuntiva, esta puede iniciar un proceso inflamatorio y desarrollarse una conjuntivitis, la cual puede ser muy contagiosa.

CONJUNTIVITIS

La conjuntivitis puede ser clasificada dependiendo del tipo de patógeno que la haya provocado, es por eso, que podemos escuchar hablar sobre varios tipos de conjuntivitis. Esta pueden ser provocadas por el contacto del glóbulo ocular con virus, alergias, bacterias o productos irritantes.

Como podemos suponer el tipo viral es la respuesta a la afección por éste tipo de patógenos, lo importante que debemos saber en referencia a este tipo de conjuntivitis, es que es de muy fácil trasmisión. También esta enfermedad de tipo viral puede generar brotes epidemiológicos, por lo que cuando escuchemos, sobre un brote de conjuntivitis viral, debemos extremar en las medidas preventivas para no contagiarnos.

Esta enfermedad en su forma bacteriana será originada por la presencia de bacterias, en referencia a este tipo de conjuntivitis podemos informarles que hay épocas del año en las que se hacen más presentes. Cuando se realiza el análisis de morbilidad de la enfermedad, se puede identificar que los infantes suelen ser más afectados que los adultos.

El hábito de llevarse todo a la boca y tocar con frecuencia sus ojos, es una de las razones de la mayor incidencia en los infantes.  Saber que existen muchos tipos de bacterias, con las que inclusive convivimos porque se encuentran en nuestro cuerpo, debe llamar la atención de la importancia y lo cuidadosos que debemos ser con nuestro aseo personal.

Esta patología en su forma alérgica es simplemente una condición preexistente que predispone la presencia y desarrollo de conjuntivitis. Existen personas que son alérgicas a las partículas de polen de las plantas, a los organismos microscópicos e incluso a ciertos cosméticos, lo que los hace propenso a desarrollar esta enfermedad cuando están en contacto con este tipo de alergénicos.

CONJUNTIVITIS

Este tipo de conjuntivitis no es contagiosa, suelen afectar a las personas de manera más frecuentes en las  épocas o estaciones del año que favorecen la presencia de los alergénicos en el ambiente, también se potencian si las personas tienen otras patologías de base que pueden hacer a la persona más sensible de desarrollar esta enfermedad.

Esta enfermedad suele trasmitirse generalmente porque estamos en contacto con fluidos oculares contaminados. En la mayoría de los casos la conjuntivitis produce irritación y escozor en la zona afectada y las personas suelen tocarse los ojos con las manos, para aliviar los síntomas. Si hacemos contacto con esta persona y la saludamos tocando sus manos y luego tocamos nuestros ojos, es muy probable que desarrollemos nosotros también una conjuntivitis.

La conjuntivitis es de las enfermedades visuales más comunes, la razón es que existen muchas causas que la generan y a demás es de fácil propagación. Otra condición es que puede transformarse en una epidemia y la misma no tiene distinción para afectar a grupos con ciertas características de edad o sexo, todos por igual tenemos la posibilidad de desarrollar la enfermedad

Por su parte la afección de tipo irritante es originada por el contacto que se puede producir entre un cuerpo exógeno y el ojo. La presencia en el ambiente de sustancias irritantes en forma de humos, gases o líquidos, puede provocar se desarrolle la patología. También al igual que la de tipo alérgico es no contagiosa.

Causas

Pero qué puede provocarnos una conjuntivitis, cuales son las causas de que nuestros ojos desarrollen con tanta facilidad y rapidez, esta incomoda afección de nuestros ojos. Esta enfermedad puede ser provocada por la presencia y contacto de diversos patógenos que afectan la mucosa de los ojos, los cuales van desde organismos microscópicos hasta agentes químicos y objetos contaminados.

 

CONJUNTIVITIS

Nuestras manos son los principales artífices transmisores y propulsores del desarrollo de la conjuntivitis, sin embargo, la presencia de agentes virales el polvo ambiental, el desarrollo de una colonia bacteriana, son agentes que actúan y promueven la conjuntivitis.

Los virus tienen la capacidad de mantenerse en un estado latente en superficies secas, con las que podemos entrar en contacto, realizando actividades cotidianas. Nuestras sabanas, toallas, entre otros, pueden estar contaminadas sin nosotros saberlo y al realizar su uso, podemos llevar al ambiente perfecto al virus, nuestra mucosa ocular y de esta manera iniciar el desarrollo de una conjuntivitis.

También el contacto con fluidos que tienen patógenos, pueden contaminar la mucosa ocular. Como ya hemos mencionado nuestras manos son los transmisores directos y perfectos para introducir un agente bacteriano, viral, agente químico o ambiental hacia nuestros ojos, provocando el desarrollo de la enfermedad, pero como ya sabemos también pueden producirse por predisposición. alérgica de la persona.

La conjuntivitis puede aparecer de manera intermitente, esporádica y también desarrollar brotes que pueden identificarse como epidémicos, ya que afecta a un número importante de personas cuando surgen en lugares laborales, colegios, gimnasios, entre otros sitios, en donde coinciden grupos de personas.

Síntomas

Los síntomas de la conjuntivitis se reconocen de inmediato, debido a que el ojo afectado se torna de un color rojizo, se presenta ardor debido a la irritación ocular que se genera y aumento de la irrigación sanguínea en la zona. Esta irritación suele ser erosiva por lo que las personas que desarrollan una conjuntivitis suelen sentir la sensación de tener en el ojo un cuerpo extraño.

También se produce una excesiva producción de lágrimas. Las personas suelen referir un grado de intolerancia a la luz, por lo que usualmente más que por razones estéticas, las personas utilizan lentes oscuros.

Curiosamente la mayoría de los síntomas señalados se presentan sin importar el tipo de conjuntivitis que se esté desarrollando, sin embargo, cuando se trata de conjuntivitis bacteriana, hay ocasiones que el ojo comienza a producir una sustancia de color verde amarillento, especialmente durante la noche.

Cuando se produce esa mucosidad espesa, las personas suelen amanecer con las pestañas impregnadas de ella y por eso los ojos se pegan. Entonces como síntomas comunes podemos resaltar la vascularización que hace que los ojos se tornen de colo rojo y lo notamos en la parte blanca de los ojos,  lagrimeo profuso, escozor, sensación de cuerpo extraño en los ojos.

Diagnóstico y Tratamiento

Para realizar el diagnóstico de una conjuntivitis lo recomendable es ir a una consulta con el oftalmólogo, quien es el médico especialista. El diagnóstico es en realidad algo sencillo, el especialista realizará el examen físico y revisión de la historia clínica del paciente.

Identificará  la presencia de síntomas característicos de la enfermedad como es los ojos rojos por la vascularización de la conjuntiva, la presencia o no de secreciones oculares y con toda seguridad preguntará por las sensaciones del paciente.  Dependiendo de la severidad de la conjuntivitis, así como de la necesidad que refiera el paciente de mejorar la sintomatología asociada, el médico recomendará el tratamiento.

En aquellas personas en las que la patología se hace un caso crónico, debido a que no responden de manera satisfactoria a los tratamientos, es necesario identificar el agente que está provocando los episodios repetitivos de la enfermedad.

Por lo tanto, se debe  realizar el análisis de las secreciones que puedan ser anormales, con la finalidad de identificar el tipo de ´patógeno que puede estar causando la enfermedad. Debido a que de no identificar al agente se pueden derivar complicaciones que pueden comprometer la visión de la persona.

También puede suceder que el paciente presente una posible defensa desarrollada a los antibióticos que se están utilizando en el tratamiento, esto también debe ser determinado a través de  estudios de sensibilidad del paciente, al antibiótico recomendado.

En los casos en que la enfermedad haya tenido una evolución que la hizo ser muy agresiva o es una enfermedad recurrente en la persona y un caso que además no respondió inicialmente de manera satisfactoria a los tratamientos, se recomienda que al ser controlada y el paciente esté sano, deba asistir a una nueva consulta médica para realizar una valoración de agudeza visual, para verificar que la misma no haya sido afectada por la patología.

Con respecto a los tipos de tratamientos, como ya hemos comentado los mismos van a estar dirigidos al control de la causa que esta provocando la patología y a la mejora de los síntomas en la persona afectada. En los casos que se diagnostique que la misma es de tipo viral, generalmente los médicos sugieren que la misma continúe su ciclo y no indican tratamiento, más allá de tratar de aliviar los síntomas.

Para ello, recomiendan el uso de pañitos fríos colocados en los ojos. Es importante que los pañitos utilizados sean de uso exclusivo del paciente, ya que debemos recordar que es altamente contagiosa. Cuando se trata del tipo bacteriano se recomienda el uso de antibióticos, pero debemos ser muy cuidadosos y respetuosos de la indicación del médico, no podemos olvidar que podemos crear resistencia y esto es contraproducente.

Estos antibióticos pueden ser recomendados en diferentes presentaciones comerciales, los mismos son ofrecidos por las farmacéuticas en crema o en gotas. Por su parte la patología de tipo alérgica, suelen ser recetados antihistamínicos para su tratamiento, los mismos dependiendo del paciente podrán ser recomendados como medida preventiva, es decir, antes de que desarrolle la enfermedad o como tratamiento correctivo.

En el mismo orden de ideas, no como tratamiento pero si como una recomendación para las personas que desarrollan la enfermedad y utilizan lentes correctivos o estéticos de contacto es evitar su uso, ya que los médicos prefieren que mientras dure la conjuntivitis y el tratamiento, no hacer uso de los lentes de contacto.

Como debemos suponer es sencillo reconocer el desarrollo de una conjuntivitis, sin embargo, no es nada fácil determinar la causa de la misma, y mucho más complicado cuando es solo a través de la identificación de sus síntomas. En caso de que el paciente refiera intolerancia a la claridad, el médico recomendará el uso de lentes oscuros, mientras dure la patología. Como podemos ver se trata de una enfermedad que afecta a los ojos, pero que puede ser tratada y dura solo unos días.

Cómo prevenir la conjuntivitis?

Como hemos aprendido la conjuntivitis es una enfermedad de la vista que es provocada por múltiples causas, a pesar de ser una enfermedad fácil de diagnosticar  y también sencilla de tratar, no podemos dejar de prestarle atención y consultar a nuestro médico especialista, debido a que la conjuntivitis puede derivar en otro tipo de patologías asociadas a ella.

Algunas y las más comunes de las patologías que se pueden desarrollar a partir de una conjuntivitis no atendida de manera adecuada, se encuentran la blefaritis, esta genera cambios en la anatomía de los párpados. Esta patología del ojo puede desarrollarse en la parte interior del párpado o en la parte exterior de los párpados, en uno de los ojos o en ambos, al igual que en uno de los párpados o en ambos, superiores e inferiores.

También otra de las patología puede ser el desarrollo de ojo seco, la cual es un daño de las estructuras responsables de mantener hidratados los ojos, así como es inadecuado la cantidad excesiva de lagrimas, también lo es una baja cantidad, ya que hace sentir la sensación de arenilla en los ojos. Una conjuntivitis bacteriana pueden derivar  en una úlcera en la cornea e incluso en una pérdida de la agudeza visual. Por todo lo anterior y a pesar de existir tratamientos, lo mejor es prevenir el desarrollo de una conjuntivitis.

La primera recomendación para prevenir una conjuntivitis es mantener una higiene adecuada de las manos, actualmente con la experiencia de la pandemia del COVID-19, se habrá convertido en un hábito mantener las manos limpias, lo que con seguridad repercutirá de manera favorable para evitar desarrollar un episodio de conjuntivitis. El uso de las soluciones alcoholadas también son útiles para limpiar nuestras manos y prevenir una conjuntivitis.

Se debe evitar lo más posible el contacto de las manos con los ojos, menos aún frotárselos,  ya que con ese tipo de prácticas habituales potenciamos la introducción de patógenos que provocan la patología. Cuando despertamos en la mañana debemos evitar retirar cualquier vestigio de secreción ocular antes de lavarnos las manos, luego debemos lavar bien nuestra cara y en caso de quedar todavía algo de secreción, debemos utilizar un paño limpio o preferiblemente un pañuelo desechable.

En caso de haber utilizado un colirio para aliviar los síntomas de la afección, se recomienda realizar el uso de éste cuando nuestros ojos estén sanos, es posible que el mismo se haya contaminado y debemos evitar a toda costa, una nueva infección. También se recomienda a las personas que utilizan lentes de contacto correctivos o estéticos, realizar la limpieza y cuidado adecuado de los mismos, ya que se pueden convertirse en una fuente de infección.

Un error común en las mujeres es prestarnos el maquillaje, esta práctica puede potenciar el desarrollo de una conjuntivitis. El Maquillaje debe ser utilizado de manera personalizada y también tener el hábito de desinfectar nuestros implementos de maquillaje.

En caso de haber realizado todas las medidas preventivas y lamentablemente desarrollamos la patología debemos aumentar las medidas preventivas, no podemos dejar de lavar la ropa de cama, paños utilizados durante la enfermedad, ya que podemos contagiarnos de nuevo.

Debemos evitar durante esos días convertirnos en un agente contaminante. Si bien la enfermedad en la mayoría de los casos no requiere de reposo clínico, es bueno mantener la distancia, evitar el contacto físico, no bañarnos en piscinas porque podemos complicar la patología.

Si este artículo ha sido de su agrado y ayuda le invitamos a conocer sobre otras afecciones de la vista en los enlaces que recomendamos a continuación:

(Visited 39 times, 1 visits today)