Que son las cataratas, cuantos tipos existen y como tratarlas

Las cataratas son una enfermedad que afecta el cristalino del ojo, en específico la transparencia del mismo volviéndolo opaco. En el artículo de hoy nos dedicaremos a hablar de todo lo referente a esta enfermedad ocular, sus tipos y los tratamientos que amerita.

cataratas

¿Qué son las cataratas?

Las cataratas se entienden como una enfermedad que afecta la transparencia del cristalino del ojo, haciendo que este se vuelva opaco. En el caso de las personas con esta afección visual, ver a través del cristalino de esta manera es como mirar por un vidrio empañado o con escarcha.

La visión nublada como consecuencia de esta enfermedad dificulta el realizar algunas tareas como leer, manejar un auto (en especial en la noche) o hasta en reconocer el rostro de otra persona familiar a lo lejos o cerca.

Por lo general, esta enfermedad evoluciona de manera lenta por lo que la visión no se ve alterada durante las primeras etapas. No obstante, a medida de que el tiempo transcurra las cataratas irán afectando la visión drásticamente.

Al inicio de la afección se puede emplear unos lentes especiales que brinden una mejor iluminación con el fin de hacer más llevadera la enfermedad. Sin embargo, como la misma irá avanzando la opción recomendable es la cirugía que resulta segura y eficaz.

¿Cómo se forman?

En la mayoría de los casos, las cataratas se forman con el paso de los años o cuando se sufre alguna lesión en donde el tejido del ojo se ve afectado de forma negativa.

Asimismo, algunos trastornos que son hereditarios ocasionan problemas en la salud que más adelante conllevan a aumentar las probabilidades de sufrir de esta enfermedad. En este sentido, las cataratas también pueden ser causadas por alguna afección en los ojos por alguna cirugía o por la diabetes, así como el uso de medicamento de esteroides a largo plazo.

Las cataratas se forman en el lente del ojo, justo en la zona colorida conocida como el iris. El lente es el encargado de focalizar la luz que entra lo que produce la imagen nítida en la retina, que es la membrana sensible transparente del ojos, tal como un carrete fotográfico.

Conforme los años pasan, el lente de los ojos se va haciendo menos flexible, va perdiendo su transparencia y se vuelve más grueso. Algunas afecciones relacionadas con la edad y de otro tipo hacen que los tejidos que se encuentran dentro del ojo se rompan, se aglutinen o se opaquen.

cataratas

A medida de que la catarata se va desarrollando, la opacidad se vuelve cada vez más densa haciendo ver al lente más grande de lo que es realmente. La catarata se va desplazando haciendo que la luz no entre en el lente y así la imagen no se muestre nítida en la retina, dando como consecuencia, una visión borrosa.

Generalmente, las cataratas se van desarrollando en ambos ojos de manera paralela. Sin embargo, es posible que en uno de los dos la misma evolucione más rápida que la otra y la visión sea más nublada.

Tipos de cataratas

Al ser una enfermedad ocular que se va desenvolviendo de manera lenta, la misma se encuentra diversificada en distintos tipos de cataratas. A continuación presentaremos los tipos más recurrentes que se encuentran en la mayoría de las personas.

Subcapsular

Una catarata subcapsular hace alusión a que la misma comienza en la parte posterior del lente, justo en la zona en donde se da la entrada de la luz. Las cataratas de este tipo habitualmente suelen afectar la lectura, la visión es reducida a causa de la brillantez y provoca resplandor o halos sobre las luces de la noche. Este tipo de cataratas tienden a evolucionar más rápido que cualquier otro tipo.

Nuclear

Las cataratas nucleares tienden a generar una miopía alta (dificultad para ver con claridad objetos a lo lejos) o producen una mejora temporal en la capacidad de lectura. No obstante, con el paso de los años el lente se vuelve amarillo y se opaca la visión.

Conforme la catarata se ve intensificando el ojo inclusive puede adquirir un tinte marrón. Esta adquisición de color, ya sea amarilla o marrón en el lente puede causar una dificultad para diferenciar las tonalidades de los colores.

Cortical

Por su parte, las cataratas corticales se forman en un principio como una mancha blanquecina en forma de cuña o estría en la parte exterior de la corteza del lente. A medida que va evolucionando la enfermedad, las estrías se van extendiendo hasta el centro del lente afectando de esta manera, la luz que traspasa por dicha zona.

Congénitas

Este es un tipo de catarata que se da al momento de nacer o se desarrolla durante la infancia. Esta catarata puede ser congénita, es decir, hereditaria o puede generarse por una infección intrauterina o un traumatismo.

Igualmente, este tipo de afección puede causarse por otras enfermedades, como distrofia miotónica (debilidad muscular progresiva), galactosemia (incapacidad de utilizar el azúcar de galactosa), neurofibromatosis tipo 2 (afección genética que afecta el sistema nervioso) o rubéola. Este tipo de cataratas por lo general no afectan la visión, y al hacerlo se extraen inmediatamente.

Causas

Además del paso de la edad, existen otros factores que contribuyen con la aparición de las cataratas. Un golpe, una punción, un corte, el calor intenso o una quemadura provocada por una reacción química, son algunos de los eventos que pueden provocar una lesión en el cristalino del ojo y así generar una catarata.

Con respecto a este tema, existen ciertos mitos acerca de la formación de las cataratas, por ejemplo, que estas no aparecen con el uso excesivo de la vista o si no se fuerza. Sin embargo, hay ciertas verdades dentro de estos hechos sobre la enfermedad, sobretodo en el caso de los sopladores de vidrio.

Los individuos que se dedican a la fabricación de cristales, constantemente se ven obligados a estar bajo muy altas temperatura y posicionar su visión en un horno por largos periodos de tiempo. Por lo general, estas personas desarrollan la afección antes de lo esperado. De esta manera, existe una relación alta entre la exposición excesiva hacia fuentes de luz intensas con la presencia de las cataratas.

No obstante, existen otro tipo de circunstancias en donde se emplean medios para evitar el daño de la visión. Tome por ejemplo el deporte de esquí en nieve, los ojos se resguardan por medio de protectores visuales para que la luz no impacte directamente sobre ellos.

Otro factor recurrente es que durante el embarazo la madre haya padecido de rubéola, esto afecta directamente al feto y aumenta las probabilidades que este nazca con la afección. A pesar de esto, es muy raro que se de este tipo de situación puesto que existen medidas preventivas eficaces para que el bebé no sea afectado de ninguna forma.

De una misma manera, así como hay factores externos que elevan la probabilidad de tener cataratas, hay ciertas enfermedades que traen como consecuencia esta enfermedad, entre ellas podemos mencionar:

  • La diabetes.
  • La hinchazón de ojos.
  • Antecedentes familiares con este trastorno.
  • El uso extendido de corticosteroides u otros medicamentos.
  • Constante exposición hacia la radiación.
  • El consumo de tabaco o cigarrillo.
  • Haber pasado por una operación quirúrgica ocular anteriormente.

Síntomas

A pesar de que las cataratas se encuentra divididas en varios tipos, los signos y síntomas que se presentan son iguales en cada uno de ellos. Entre ellos se pueden mencionar los siguientes:

  • La visión lentamente se va volviendo opaca, nublada y tenue.
  • Dificultad para ver, sobretodo durante la noche.
  • Molestia ante la luz y el resplandor.
  • Dificultad para leer y realizar otras actividades, necesitando un brillo de luz más intenso.
  • Visión de halos o círculos alrededor de las luces de la noche.
  • Los cambios en los lentes o en los lentes de contactos son más regulares, puesto que la visión va empeorando.
  • Pérdida en la percepción de los colores.
  • Visión doble en uno de los ojos afectados.

Al inicio, la catarata puede solamente afectar una pequeña parte del ojos volviéndose opaco por lo que la persona suele no percatarse de la situación. Conforme la misma se va intensificando, la opacidad va creciendo afectando más la visión del ojo y haciendo que los síntomas sean más notorios.

Diagnóstico y tratamiento

En líneas generales, el paciente suele ir directo al oftalmólogo porque ha percibido que su visión está fallando. Para dar con su diagnóstico es necesario aplicar una serie de exámenes tales como la determinación de la agudeza visual, al leer las letras o las filas y con la lámpara de agudeza visual.

El especialista puede ver una catarata mientras examina el ojo por medio de un oftalmoscopio (un instrumento utilizado para observar la parte interna del ojo). Mientras el mismo emplea un instrumento conocido como la lámpara de hendidura, el médico puede determinar con exactitud la ubicación de la catarata así como la extensión de su opacidad.

En el mercado existen algunos fármacos, gotas, pastillas, ungüentos y hasta ejercicios oculares para retrasar el envejecimiento del ojo. No obstante, los mismos no son recomendamos puesto que dicho envejecimiento es irreversible dado que llega por la edad.

El único tratamiento que es efectivo para las cataratas es la cirugía ocular. La misma consiste en extraer todo el cristalino opaco del ojo. Se hace un ultrasonido en donde luego se procede a realizar un incisión de al menos 3 milímetros por encima del ojo.

Una vez hecho el procedimiento se extrae toda la catarata y por la misma incisión se posiciona un lente intraocular de acrílico plegable para reemplazar el cristalino ya retirado. Dado que la herida es muy pequeña no se necesitan puntos para su cierre, aunque algunos doctores lo hacen como medida preventiva.

Habitualmente, las personas que padecen de esta afección pueden decidir en qué momento desean que se les sean extraídas las cataratas. Cuando se empiezan a sentir inseguras, incómodas o ya las mismas empiezan a afectar sus actividades regulares, lo mejor es realizar la operación.

Prevención de las cataratas

En los estudios e investigaciones que se han realizado con respecto al tema se han encontrado medidas preventivas que retrases la aparición de las cataratas. No obstante, muchos médicos piensan que hay ciertas estrategias pueden ser útiles, las cuales son:

  • Realización de pruebas oculares de manera regular: A través de los exámenes oculares se pueden detectar a tiempo la aparición de esta afección así como de otros problemas en la visión. Pregúntale al médico con qué frecuencia deberías realizarte un examen ocular.
  • No fumar o dejarlo: Se ha demostrado en diversos estudios que el cigarrillo se encuentra altamente relacionado con la aparición precoz de esta enfermedad. Por lo que lo recomendable es dejarlo lo antes posible.
  • Llevar un ritmo de vida saludable: Esta es una recomendación en la cual lo mejor es llevar una vida sana y en donde si se padece de alguna enfermedad que pueda desarrollar la aparición de las cataratas tal como lo es la diabetes, seguir el plan establecido por el médico al pie de la letra.
  • Dieta que se encuentre basada en frutas y verduras: El incorporar a la dieta una basta variedad de frutas y verduras ayuda al organismo a recibir una buena cantidad de vitaminas y minerales. Asimismo, tanto las frutas como las verduras contienen muchos antioxidantes, que son los responsables de mantener sanos los ojos.
  • Proteger los ojos utilizando gafas de sol: La luz ultravioleta que irradia el sol es una de las responsables de la aparición de las cataratas. El utilizar los lentes de sol cuando se está al aire libre ayuda a bloquear estos rayos ultravioletas.
  • Reducir la ingesta de bebidas alcohólicas: Se ha encontrado el consumo prolongado y excesivo de alcohol contribuye a la temprana aparición de las cataratas.

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionado le haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: orzuelo y Triquiasis

(Visited 24 times, 1 visits today)