Dimeticona: ¿qué es? ¿para qué sirve?, nombre comercial y más

En el presente artículo hablaremos de la Dimeticona, medicamento de la familia de los antiflatulentos se usa para aliviar los gases y las flatulencias (síntomas muy comunes). Hablaremos  también de las diferentes patologías en las que se usa, las interacciones con otros medicamentos, dosis, contraindicaciones, recomendaciones para su consumo y mucho más.

dimeticona

Dimeticona: ¿qué es? ¿para qué sirve?

La Dimeticona es un fármaco que pertenece al grupo de los antiflatulentos que se usa para el tratamiento los gases y las flatulencias. Este fármaco es una combinación de óxido de silicio y el polímero dimetilpolisiloxano, que sirve para reducir la tensión superficial en las burbujas que son las que causan la retención de gases.

El anti flatulencia sirve para aliviar  las contracciones del sistema muscular del tracto gastrointestinal y actúa como agente antiespumante reduciendo la ventosidad (grupo de gases intestinales que se expulsan por el ano). Está disponible  en el mercado en presentación como genérico y en diferentes marcas farmacológicas.

La Dimeticona se emplea para el tratamiento y prevención de:

  • Acumulación de gases por meteorismo o aerofagia (ingestión de aire que provoca flatulencia o molestias en los intestinos).
  • Hinchazón e inflamación.
  • Cólicos y malestar producido por flatulencias.
  • Dolor abdominal, incluido el post quirúrgico.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Otras condiciones que pueda considerar el médico.

Es muy normal y necesario para el organismo el producir gases en el intestino. Estos gases son el fruto del trabajo que realizan las bacterias que habitan en nuestra flora intestinal y que nos ayudan a la digestión de los alimentos y absorber todos sus nutrientes. Algunas personas aseguran que los gases son indicio de una buena salud intestinal, lo que significa que las bacterias están bien y reciben las sustancias necesarias para alimentarse correctamente.(Ver Artículo: Trimebunina)

Los problemas comienzan cuando se producen demasiados gases o cuando éstos no se eliminan correctamente, provocando hinchazón y dolor  abdominal.

dimeticona

¿Qué es flatulencia?

La flatulencia se refiere a la molestia, dolor o indisposición debida a la acumulación excesiva de gases en el aparato digestivo, es la mezcla de gases intestinales que se expulsa por el ano, con un sonido y olor (vulgarmente conocido como pedo o peo).

La flatulencia es la acumulación interna de gases. Cualquier persona puede sufrir de flatulencia con mucha frecuencia. Éstos gases se componen de: metano e hidrógeno, de nitrógeno, dióxido de carbono y oxígeno entre otros.

Aunque estos gases normalmente se forman durante  la realización de actividades normales como son el proceso de la  respiración y  la digestión, la causa del exceso de gases dependerá únicamente de las circunstancias personales, es decir de cada persona (organismo). En su mayor parte de los casos, son silenciosos e inodoros, y se calcula que sólo a un 1% producen un mal olor.

No es necesario que te sientas avergonzado o apenado por ello. Es algo muy natural y, en muchos casos, hasta  ¡saludable!. De hecho, una persona puede llegar a tener gases alrededor de 15 a 20 veces por día.

dimeticona

¿Qué es un antiflatulento?

Son medicamentos o fármacos utilizados para el aliviar o prevenir el exceso de gases intestinales, también son conocidos como las flatulencias. A pesar de que se considera que son parte natural de nuestro organismo la verdad es que pueden llegar a prevenir a tiempo.

Hay algunos suplementos alimenticios  compuestos por enzimas, las que actúan descomponiendo los alimentos ya digeridos o sustancias  y evitan que lleguen al intestino grueso completas o intactas  (en ese lugar o área es en donde se reúnen las bacterias anaeróbicas, las mismas que producen los gases).

¿Qué es un antiespumante?

Son medicamentos para reducir la formación de natas y espumas. Los antiespumantes, nos permiten que podamos consumir  bebidas comerciales, incluidos el vino y la cerveza (excepto cuando su fabricación es artesanal); que están  cargadas de aditivos, para poder consumirlas igualmente de la forma más placentera posible, y para que puedan envasarse convenientemente y que así duren mucho tiempo sin estropearse. Afectando lo menos posible su digestión.

Nombre comercial

dimeticona

En el mercado farmacéutico existen una gran variedad de nombres de los diferentes laboratorios:

Nombres comerciales: Diotexona, Espavén Pediátrico, Especticom, Galaver, etc. la mayoría de estos contienen dimeticona como principio activo, se combinan con otras fórmulas, para complementar su efecto.
Nombre genérico: Dimeticona.

dimeticona

Fórmula quimica

La fórmula química de la dimeticona es:

CH3[Si(CH3)2O]n 

Mecanismo de acción

La dimeticona es una mezcla de dimetilpolisiloxano y de óxido de silicio ,estos polímeros inertes tienen propiedades tensioactivas(son sustancias que influyen a disminuir de la tensión superficial, en la superficie de contacto entre dos fases entre dos líquidos insolubles uno en otro).

Se administra por vía oral, actúa tanto en el estómago como en el  intestino en una acción de disminución de  la tensión superficial de las burbujas mucogaseosas, que son directamente responsables de la acumulación los de gases.

El cambio de ésta tensión (de las burbujas pequeñas) produce que se rompan y seguidamente se combinen formando burbujas más grandes. Estos gases es eliminan fácilmente por el tracto gastrointestinal a través de la expulsión del flato, de los eructos o aumentando la absorción de dichos gases al torrente sanguíneo.

Este mecanismo explica los efectos terapéuticos de la dimeticona. Ésta no se absorbe en el tracto gastrointestinal, tampoco interfiere con la secreción gástrica, ni tampoco con la absorción de nutrientes. Se elimina sin cambios por medio de las heces.

Efectos secundarios

Los posibles efectos secundarios del tratamiento con dimeticona tendrán mayor o menor incidencia en las personas que tomen el medicamento. Estos suelen ser transitorios y leves, siendo el más habitual un moderado estreñimiento.

dimeticona

Las siguientes son síntomas  indeseados  y poco frecuentes pero no se descartan, y que podrían mantenerse o intensificarse:

  • Resequedad en las mucosas bucales.
  • Mareos.
  • Hinchazón.
  • Náuseas.
  • Diarrea.
  • Visión borrosa.
  • Irritación de la piel.
  • Somnolencia.
  •  Y otros efectos que dependerán de la condición del paciente y del consumo de otros medicamentos, vitaminas, suplementos.

Es necesario contactar al médico y consultarle, si estas respuestas contrarias no se superan en poco tiempo o si se manifiestan otras diferentes no incluidas en esta lista.(Ver Artículo: Clorotrimeton)

https://www.youtube.com/watch?v=jN45p_nAV_c

Contraindicaciones

El consumo de la dimeticona no se debe emplear o seguir usando si se es hipersensible al mismo principio activo o a alguno de sus componentes, tampoco si se tiene glaucoma o una obstrucción o una perforación intestinal. La Dimeticona tampoco se recomienda ser administrada en recién nacidos o niños menores  de seis (6) meses. Si experimenta una erupción o urticaria (prurito), dificultad para respirar, hinchazón de la boca o cara, consulte siempre de inmediato con el médico tratante.

Embarazo y lactancia

dimeticona

La dimeticona se puede administrar durante el embarazo con toda tranquilidad, ya que éste fármaco no atraviesa la placenta, por lo cual no afecta de ningún modo al feto. Su uso será solamente cuando sea estrictamente necesario y bajo la supervisión  del médico, quien sabrá indicar las dosis adecuadas para cada caso en particular, según las necesidades pertinentes.

dimeticona

No hay conocimiento de si este medicamento pasa a la leche materna en cantidades que puedan tener efectos en el lactante. En general, se permite el uso de dimeticona durante la lactancia materna.

Otras consideraciones

Ancianos: las personas de edad avanzada de tienen buena salud podrán consumir el medicamento sin ninguna precaución en particular.

Dependencia: el riesgo de crear alguna dependencia con la Dimeticona es muy bajo. Su consumo puede ser interrumpido con total seguridad cuando ya no se necesite. No existen reportes de problemas por su uso a largo plazo.

Receta: se puede comprar sin recipe, pero la dimeticona se debe consumir bajo supervisión médica.

Almacenamiento: el medicamento se puede guardarse en un lugar limpio, seco, evitando el calor, exposión a la luz directa y la humedad.

Precauciones adicionales

El paciente no deberá sugerir,  ni administra la dimeticona a otras personas, siempre debe hacerse bajo a supervisión médica, no importa que presente los mismos síntomas. Sólo el médico es la persona con el conocimiento suficiente para dar indicaciones sobre el uso y dosis del medicamento según las necesidades del caso.

Presentación

La dimeticona viene en varias presentaciones por vía oral:  en comprimidos, en gotas y en emulsión o suspensión. Se recomienda una dosis de 80 a 125 mg administradas cada 6 u 8 horas para los adultos, y de 40 a 60 mg cada 6 u 8 horas para los niños. Las gotas pueden tomarse mezcladas con cualquier líquido o solas según lo desee el paciente.

La solución en gotas de 100 mg de dimeticona/ 1 ml, en frascos con 15 y 30 ml de contenido, esta presentación es generalmente de uso pediátrico.

Las tabletas: Cada una de las tabletas contiene 40 mg de dimeticona, hay también presentaciones de comprimidos masticables.

Dosis

Existen comercializadas muchas formas orales de la dimeticona: en comprimidos, en gotas y en emulsión.
La dosis adecuada de dimeticona puede variar según las necesidades de cada paciente. A continuación le describimos las más recomendadas habitualmente.

La última palabra la tiene su médico el le indicará si necesita otra dosis distinta, no la modifique sin consultar con él o con su farmacéutico de confianza.

  • Dosis oral para adultos: De 80 a 125 mg administrados cada 6 ó cada 8 horas.
  • Dosis oral para niños: De 40 a 60 mg administrados cada 6 ó cada 8 horas.
  • La administración de los comprimidos: deben ser masticados completamente antes de tragar. Las gotas pueden tomarse solas o diluidas en algún líquido.

General

  •  Los comprimidos: se deben masticar completamente antes de tragar.
  • Las gotas: se pueden tomar solas o diluirse en algún líquido.
  • El efecto  de la dimeticona comienza dentro de los sesenta (60) minutos posteriores a su consumo y dura 4 horas aproximadamente.

Sobredosis:

Aumentar la cantidad de la dosis recetada por el doctor no mejorará los síntomas y puede provocar algunos efectos dañinos. Aunque los riesgos de consumir una pequeña sobredosis de Dimeticona son muy bajos.

dimeticona

En cualquier caso es necesario contactar al doctor, al centro local de intoxicaciones o dirigirse al servicio de emergencia hospitalaria, si hay existen síntomas tras una sobredosis de dimeticona.(Ver Artículo: Celestamine).

Interacciones

La dimeticona interactúa con otros medicamentos y productos con receta o de venta libre. No se descarta que los efectos de uno o varios de los fármacos empleados durante el tratamiento pueden disminuir, quedar anulados o provoquen respuestas negativas diferentes.

La dimeticona presenta interacciones con algunos fármacos:

  • Con la amantadina,  medicamento empleado contra el mal de Parkinson y el virus de la influenza.
  • Con los antiácidos.
  • Con los antihistamínicos.
  • Con las benzodiazepinas (medicamentos psicotrópicos).
  • Con los corticosteroides (hormonas esteroideas sintéticas).
  • Con la digoxina, es un compuesto glucósido empleado como agente antiarrítmico y para otro tipo de trastornos cardíacos.

Con la información de las medicinas y demás productos consumidos por el paciente, el médico tendrá la información necesaria para valorar las posibles interacciones con la dimeticona y posiblemente cambie las dosis o interrumpa la administración de alguno de los fármacos.

Dimeticona vs. Simeticona

La simeticona (dimeticona activada) es una mezcla de polidimetilsiloxano y óxido de silicio que in vitro ( fuera de un organismo vivo). disminuye la tensión superficial de las burbujas gaseosas. Cuando se administra por la vía oral actúa en el estómago y en el intestino disminuyendo la tensión superficial de las burbujas mucogaseosas, que son las  encargadas de la retención de los gases.

Actúa cambiando la tensión superficial de las burbujas de menor tamaño permitiendo que se rompan, evitando así la formación de otras (liberando gases). El gas liberado se elimina con mayor facilidad por el tubo digestivo con el eructo, expulsión del flato o mediante el incremento en la absorción de gas al torrente sanguíneo. De ésta manera se explican los efectos terapéuticos. La simeticona no es absorbida por el tubo digestivo como con la dimeticona y tampoco se conocen efectos sistémicos (significa que afecta al cuerpo entero). Se excreta sin ningún tipo de cambios por las heces.

dimeticona

Dimeticona y metoclopramida

La combinación de un regulador del tubo digestivo con acción antiemética como la metoclopramida y un antiespumante como la dimeticona que suprime la acumulación de gases, se utiliza para la prevención de náuseas y vómitos postoperatorios , provocados por la radioterapia o los inducidos por quimioterapia y para el tratamiento sintomático de náuseas y vómitos incluyendo los producidos por la migraña aguda.

https://www.youtube.com/watch?v=hFJ8KBknTls

En niños y adolescentes de 1-18 años: como segunda línea de tratamiento en la prevención de náuseas y vómitos producidos por la quimioterapia y en el tratamiento de náuseas y vómitos postoperatorios.

También disminuye las molestias de la endoscopia y radiología del tubo digestivo alto. Ayuda a la intubación del tubo digestivo alto. Antiemético: es un fármaco que impide el vómito (emesis) o la náusea.

dimeticona

Dimeticona y ciclometicona

La dimeticona es una silicona de alta densidad, que combinada con la ciclometicona funciona como un efectivo en el tratamiento para eliminar los piojos. Esta sustancia recubre totalmente al piojo y evita el contagio desde el primer momento. Se trata de un producto que resulta inofensivo para la salud capilar, para nuestra piel inclusive para las personas con pieles sensibles por lo que su uso es muy seguro.

La dimeticona crea una película que cubre paraliza por completo al piojo, provocando asfixia, deshidratación y un colapso intestinal causándole la muerte. Se trata de una solución muy efectiva para combatir a estos insectos y prevenir su aparición.

Entre sus ventajas están: que no cuenta con efectos secundarios y puede aplicarse con frecuencia sin riesgos, por lo que resulta uno de los mejores tratamientos preventivos para piojos que se puede encontrar. Es un producto incoloro (sin color) e incoloro (sin olor) que es bien tolerado por niños pequeños y que además puede aplicarse durante largos períodos sin causar ningún tipo de inconvenientes.

¿Para qué tipo de pieles se utiliza?

Esta sustancia se utiliza mayormente para pieles sensibles. Se consideran pieles sensibles las de los niños menores de los  dos (2) años, los niños asmáticos, las mujeres embarazadas y las madres en periodo de lactancia.

dimeticona

Dimeticona y trimebutina

La trimebutina que es un medicamento utilizado en el tratamiento del síndrome de intestino irritable o colitis, por su efecto de calmar cólicos . Ayuda regular el movimiento de los músculos del intestino y también ayuda a recuperar su función normal en caso de inflamación.

Ésta combinada con la dimeticona es de uso pediátrico. Indicado para niños, para preescolares, para escolares y para adolescentes que estudien con: cólico abdominal frecuente y síndrome disfunción digestiva del lactante, reflujo gastroesofágico, malestar abdominal frecuente de causa funcional, flatulencia, acumulación de gases, náuseas, vómito, regulador natural del tono y de la movilidad gastroesofágica e intestinal, actúa como antiflatulento.

dimeticona

Dimeticona y pancreatina

La pancreatina esta compuesta por una serie de enzimas las cuales por su función en el organismo ayudan a la digestión y la absorción de los alimentos.

La pancreatina se usa para tratamiento de la insuficiencia pancreática. Los medicamentos en cuya formulación están presentes tanto la dimeticona y la pancreatina están indicadas para tratar: dispepsia, distensión abdominal, esteatorrea (es un tipo de diarrea, que se caracteriza por la presencia de secreciones lipídicas en las heces fecales, flatulencias, insuficiencia pancreática, malabsorción; Síndrome de Meteorismo, tránsito intestinal lento.

Dimeticona y carbón activado

El carbón activado es una medicina con gran capacidad de adsorsorción, ésto le permite unirse a diferentes sustancias químicas, inclusive a los medicamentos, los gérmenes y las toxinas bacterianas y a otras combinaciones no medicamentosos, a las que es capaz de inactivar en el interior del aparato digestivo.

Por todas estas razones, este principio activo tiene las siguientes aplicaciones en la medicina:

dimeticona

Como antitóxico:

El carbón activado es utilizado en el tratamiento de casos de  sobredosis, intoxicaciones y envenenamientos por la vía oral, por el uso tanto de fármacos como de sustancias químicas, el carbón activado actúa sobre estas sustancias, en una acción neutralizante dentro de el aparato digestivo, evitando de ésta manera la absorción (que pasen al interior del organismo). También se usa para eliminar algunos tóxicos del organismo incluso después de que estos hayan sido absorbidos.

El carbón activado no sólo está indicado en el tratamiento de muchos tipos de emergencias por intoxicación a través de la vía oral, sino también para un cierto número de envenenamientos que resultan de sobredosis por la vía parenteral o cuando la toxina ha sido totalmente absorbida por el organismo.

El carbón activado, no se absorbe ni tampoco se modifica durante su tránsito intestinal.

No todos los tóxicos son eliminados por el tratamiento con carbón activado, lo que hay que tener en cuenta antes de aplicarlo.

Esta es la mayorl utilidad terapéutica de esta medicina, que puede salvar vidas cuando es pertinente su empleo.

También es utilizado para el alivio de los síntomas de diversas molestias digestivas:

– Como antidiarréico: inactivando las toxinas y los microorganismos en el tubo digestivo, mediante su adsorción,
– Como antiflatulento, ayudando a aliviar las molestias (flatulencia, sensación de llenura o distensión abdominal) debido al exceso de gases. El carbón activado actúa adsorbiendo los gases y otras sustancias que son producidas por fermentación intestinal.

Debido a estas propiedades, el carbón activado está indicado en:

– El tratamiento de emergencia para determinadas intoxicaciones. Esta aplicación siempre se debe realizar bajo estricta vigilancia médica, y en algunas circunstancias excepcionales, en el hospital.
– El tratamiento de eliminación de la diarrea ocasional y de la halitosis (mal aliento).
– En el alivio de las molestias ocasionadas por acumulación o producción excesiva de gases como: meteorismo, flatulencia e indigestión.
– El tratamiento prequirúrgico de lesiones mamarias en algunas enfermedades de la mama.

Dimeticona y oxido de zinc

Dimeticona es un fluido de silicona, que actúa como un repelente de agua. Cuando se aplica a la piel se crea una barrera entre la piel y el agua, o cualquier otro irritante de la piel soluble en agua.

El óxido de zinc tiene propiedades antisépticas y  actúa ayudando a sanar la piel.

dimeticona

Éstos dos componente unidos se utilizan junto con otras sustancias se puede utilizar para el tratamiento de la dermatitis del pañal en los bebes, las escaras en las personas mayores o las confinadas a una cama, y ​​para la protección de la piel alrededor del estoma en personas que tienen una ileostomía o colostomía, como algunos ejemplos.

Dieta

¿Qué alimentos debemos tratar de no consumir si padecemos gases?

  • Evitar comer el pan caliente cuando lo compramos (recién horneado). Ya que estando caliente puede estar activo aún el proceso de fermentación de la levadura y de esta manera producir gases. Sí lo podemos tostar y consumir una vez se ha haya enfriado.
  • Tratar de no ingerir comidas fuertes o demasiado pesadas que sean de digestión difícil y lenta.
  • Evitar todos los fritos, rebozados y guisos ricos en gran cantidad de grasa.
  • Las verduras flatulentas: como las alcachofas, col, coliflor, brócoli, coles de Bruselas, pimientos, etc. Evitarlas  en función de la tolerancia de cada persona u organismo, también habría que vigilar con la cebolla, el ajo y los puerros.
  • Evitar el consumo excesivo del café y del té.
  • Reducir o eliminar las bebidas con gas según sea el caso.
  • Evitar las bebidas alcohólicas. Porque existen bacterias que utilizan el alcohol como alimento, se fermentan produciendo gases. Al consumir alcohol se puede llegar a multiplicar por 1.000 el número de bacterias, y de ésta manera aumentar la cantidad de flatulencias en el organismo.
  • Evitar los edulcorantes artificiales. Vigilar con cuidado el consumo de alimentos edulcorados con manitol, xilitol y sorbitol que pueden llegar a provocar molestias digestivas.

¿Qué podemos hacer para eliminar los gases de forma natural?

  • Se debe cocinar muy bien la pasta, evitar comerla “al dente”.
  • Tomar infusiones de menta, comino, canela anís, salvia, hinojo, manzanilla y cardamomo, pueden ayudar a una mejor digestión.
  • Se recomienda comer yogur como postre después de las comidas, es excelente.
  • Consumir las legumbres sin piel. Por ejemplo, las lentejas naranjas o rosadas que ya vienen sin piel y van muy bien para preparar cremas, sopas o purés, cualquier grano preferiblemente sin la concha. También se pueden pasar los garbanzos por pasa-purés (eliminándole así la cáscara) y preparar un hummus.
  • Pelar las frutas antes de consumirlas.
  • Comer piña y papaya (lechosa), facilitan el trabajo en nuestro tracto gastrointestinal porque contienen enzimas digestivas.
  • Se debe consumir algunos alimentos integrales  en pequeñas cantidades o con en moderación.

¿Hay otros factores que se deben considerar?

  • Se debe comer lento y masticar bien.
  • Evitar  hablar mientras comemos para no tragar aire, comer con la boca cerrada.
  • El comer con malas compañías o en un ambiente tenso se debe evitar porque también influye en la digestión.
  • Tratar de no comer más de la cuenta, es decir, raciones muy grandes, más de lo que deberíamos comer.
  • Si tenemos  aire en el estómago después de comer tratar de eructar para eliminarlo.
  • Hay fármacos que producen gases. Asegurarse con el  médico si alguno de los medicamentos que estamos  tomando nos podría estar afectando.
  • Hay que descartar cualquier intolerancia alimentaria que haya o cualquier sobrecrecimiento bacteriano que pueda provocar el exceso de gas. Por ejemplo, intolerancia a la lactosa,intolerancia al gluten, intolerancia a la fructosa e intolerancia al sorbitol.

Eliminar los gases por completo es imposible y mucho menos adecuado, pero sí se puede reducir el exceso de ellos tratando de  desaparecer las molestias producidas por su efecto.

El anterior artículo fue redactado a manera solamente informativa, en ningún momento se pretende sustituir las recomendaciones dadas por el especialista, ya sea el médico tratante o el farmacéutico, que son las personas indicadas para resolver cualquier duda que pueda surgir sobre el tema tratado, por eso insistimos a lo largo del mismo en consultar al especialista. Nunca se debe automedicar, puede resultar contraproducente y a veces hasta peligroso para su salud.

(Visited 470 times, 1 visits today)