≡ Menu

Cinitaprida: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La cinitaprida es un fármaco perteneciente a la categoría gastrointestinal, y es muy efectiva, además de bastante aceptada para tratar pacientes con reflujo gastroesofágico, dispepsia y síndrome de intestino irritable.

cinitaprida

¿Qué es y para qué sirve?

La cinitaprida es un fármaco de tipo procinético, lo que significa que estos colaboran con la estimulación selectiva de las funciones motoras intestinales. En otras palabras, esta es una medicina eficaz que se usa para incrementar la movilidad de los alimentos en el estómago y a través del intestino. algunos fármacos parecidos son: escopolamina, atropina, lansoprazol y floroglucinol.

La cinitaprida es mayormente utilizada para tratar y la prevenir de la pirosis, la dispepsia funcional, la inflamación del esófago y la secreción ácida del estómago, la enfermedad por reflujo gastroesofágico, dispepsia no ulcerosa, trastornos de la movilidad gastrointestinal regular, entre otros. Cabe destacar que esta medicina no se recomienda en niños o adolescentes menores de 18 años de edad.

Entre las principales enfermedades (más en específico) que son tratadas con este fármaco tenemos: la enfermedad por reflujo gastroesofágico, una afección en la que los jugos que se encuentran en el estómago se devuelven al esófago y se caracteriza por generar síntomas tales como acidez estomacal, mal aliento, sensación o sabor a ácido en la boca, entre otros.

Dispepsia no ulcerosa: también conocida como dispepsia funcional, es una afección o cortejo sintomático, mas no una enfermedad en sí, que se caracteriza por generar síntomas tales como dolor abdominal crónico, náuseas, malestar abdominal, sensación de saciedad, entre otros. Gastroparesis: este medicamento se utiliza para el tratamiento de la gastroparesia, una afección en la que el movimiento de los alimentos del estómago se vuelve muy lento, lo que genera un retraso en la excreción de la materia fecal.

Nombre comercial

La cinitaprida, como todos los medicamentos, se vende bajo distintos nombres comerciales. Los principales y más conocidos son Pemix y Cidine. Estos nombres varían según el fabricante y el país donde se venden. Los más conocidos a nivel internacional son: Buprex (compuesto de cinitaprida y omeprazol), fabricado por Zydus Cadila en India. Endial, fabricado por Roemmers, Colombia; Roemmers, Ecuador y Roemmers, Perú. Rogastril Plus (compuesto de cinitaprida y simeticona), fabricado por Roemmers en Argentina.

Blaston, fabricado por Lacer en España. Cidine, fabricado por Recordat en España. Cinigest, fabricado por Baliarda en Argentina. Cinitaprida Normon, fabricado por Normon en España. Cinitaprida Zentiva, fabricado por Sanofi Aventis en España. Endial, fabricado por Roemmers Centroamérica, Costa Rica; Roemmers Centroamérica, Guatemala; Roemmers Centroamérica, Honduras; Roemmers Centroamérica, Nicaragua; Roemmers Centroamérica, Panamá; Roemmers Centroamérica, El Salvador. Rogastril, fabricado por Roemmers, Argentina y Siegfried, México.

Mecanismo de acción

La cinitaprida forma parte de una clase de fármacos llamados benzamidas. Esta funciona al incrementar el movimiento del esófago, o el tubo de alimentación, el estómago y los intestinos durante la digestión. También se encarga de aumentar la fuerza del músculo entre el esófago y el estómago.

En términos más técnicos, la cinitaprida es una benzamida sustituida con el antagonista del receptor 5-HT y actividad agonista. Para la A5-hidroxitriptamina, receptor 1A, es agonista en humanos. Para la A5-hidroxitriptamina, receptor 2, es antagonista en humanos. Para la U5-hidroxitriptamina, receptor 4, es agonista en humanos.

Indicaciones

Como mencionamos anteriormente, la cinitaprida está indicada para tratamientos de ciertas afecciones tales como la pirosis, la dispepsia funcional, la inflamación del esófago, la secreción ácida del estómago, la enfermedad por reflujo gastroesofágico, dispepsia no ulcerosa, trastornos de la movilidad gastrointestinal regular, entre otros. Se relaciona mayormente con afecciones del tracto intestinal, el estómago y sus componentes.

Contraindicaciones

Entre las contraindicaciones conocidas para la cinitaprida son únicamente la hipersensibilidad al fármaco o a cualquiera de sus componentes. Los componentes de este medicamento son: como principio activo, es el tartrato ácido, es decir, por sí misma la cinitaprida.

En cuanto a los excipientes, es decir, los demás componentes del fármaco, son la celulosa microcristalina, la sílice coloidal, la lactosa anhidra, el estearato de magnesio y el almidón glicolato de sodio. Por lo tanto, si posee alguna hipersensibilidad o reacción alérgica a alguno de estos componentes, debe abstenerse de tomar esta medicina.

Dosis

La persona indicada para determinar que dosis debe tomar, basándose en su afección, edad, peso y demás condiciones, es su médico de confianza. Recuerde que este es un artículo netamente informativo, por lo que no debe asumir que las dosis recomendadas serán las mejores para tratar su afección, ya que existen muchos factores que pueden influir. Por lo tanto, lo más recomendable es que consulte con su médico antes de tomar este o cualquier otro fármaco.

La dosis recomendada para adultos, generalmente mayores de 18 o 20 años, es de 1 comprimido de 1 mg, que suele ser el que venden normalmente, 3 veces al día y siempre 15 minutos antes de cada comida. No se recomienda tomar una cantidad mayor o menos de este medicamento,  al igual que no se recomienda suspenderlo antes de finalizar su tratamiento. Su médico le indicará que tan largo será su plazo y es importante que no se pase ni culmine el tiempo de este.

Además, cada comprimido debe ser pasado con un vaso de agua. Igualmente, si cree o sospecha que el fármaco está generando una acción excesiva o por el contrario, que no la está generando, debe comunicarse con su médico para que cambie su tratamiento.

Cinitaprida y omeprazol

La cinitaprida se suele utilizar en tratamientos combinados junto con el omeprazol. Antes de definir para que se usa esta combinación, conozcamos un poco de trata el omeprazol por sí solo.  Algunos puntos resaltantes a manera de resumen sobre el omeprazol son: la cápsula oral de este fármaco está disponible únicamente como una medicina genérica, este no posee una versión de marca. El omeprazol también viene en presentación de suspensión líquida, la cual se ingiere igualmente vía oral.

Las cápsulas de este medicamento se utilizan para disminuir el ácido que se produce en el estómago. Este fármaco se utiliza en tratamientos de úlceras gástricas o duodenales, enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), la esofagitis erosiva y situaciones hipersecretoras. Esta medicina también se utiliza para atacar las infecciones del estómago generadas por la bacteria helicobacter pylori.

Advertencias importantes a manera de resumen: este fármaco puede incrementar el riesgo de que desarrolle diarrea severa. Esto puede ser consecuencia de una infección que ataca directamente a su intestino, generada por la bacteria Clostridium difficile. Consulte con su médico si padece de  diarrea muy líquida, dolores de estómago y fiebre consistente.

Además, los pacientes que toman numerosas dosis de algún fármaco inhibidor de la bomba de protones, así como lo es el omeprazol, diariamente durante un año o más tiempo pueden padecer de un mayor riesgo de que se generen fracturas óseas. Es posible que estas aparezcan en la cadera, la muñeca o la columna vertebral. Discuta con su médico sobre el posible riesgo de fracturas óseas relacionadas con este fármaco, al igual que es importante que tome la medicina siguiendo exactamente las indicaciones de su médico.

Este debería indicar la dosis más baja posible, al igual que por la menor cantidad de tiempo que sea necesario para su tratamiento. Igualmente, si se toma este fármaco consecutivamente por 3 meses o más, puede generar la disminución de los niveles de magnesio en su cuerpo. Este riesgo aumenta si ha tomado omeprazol durante un año o más. Llame a su médico de confianza inmediatamente si padece de síntomas característicos del nivel de magnesio bajo, los cuales incluyen convulsiones, frecuencia cardíaca anormal o acelerada, nerviosismo, movimientos bruscos o temblores y debilidad muscular.

cinitaprida

Adicionalmente podrían incluir calambres o dolores musculares y espasmos en las manos, los pies y la garganta. Es posible que su médico quiera controlar sus niveles de magnesio antes y durante su tratamiento para así estar al tanto de algún cambio brusco. Por otra parte, el omeprazol puede generar lupus eritematoso cutáneo (LEC) y lupus eritematoso sistémico (LES). El LEC y el LES son enfermedades de tipo autoinmunes, y los posibles síntomas del LEC pueden ir desde un simple sarpullido en la piel y la nariz hasta una erupción enrojecida, escamosa, de color rojo o púrpura en ciertas partes del cuerpo.

Por su lado, Los síntomas de LES pueden incluir fiebre, cansancio, pérdida de peso, coágulos de sangre, ardor de estómago y dolor de estómago. Si llega a experimentar alguno de estos síntomas, debe llamar a su médico.

Ahora veamos más a fondo que es el omeprazol. Este fármaco, como mencionamos anteriormente, es un fármaco que se receta únicamente en forma genérica, si hablamos de las cápsulas vía oral, ya que no tiene una versión de marca. Esta medicina también se encuentra  disponible como suspensión oral y es un fármaco de venta libre. La cápsula oral de omeprazol es un fármaco de liberación retardada, lo que significa que vuelve mucho más lento el proceso de liberación del fármaco hasta que logra pasar a través del estómago. Esta demora impide que el estómago se inactive debido al medicamento.

El omeprazol se tiende a utilizar para tratar enfermedades generadas por la producción en exceso de ácido en estomacal, como lo son: la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), esofagitis erosiva (daño ligado con el ácido del esófago y el tubo que conecta su boca con su estómago), úlceras gástricas (del estómago) o úlceras duodenales, que aparecen en el duodeno, como su nombre bien lo dice, el cual es la primera parte de su intestino delgado y la que conecta a su estómago.

cinitaprida

También para atacar condiciones en las que el estómago produce demasiado ácido, como el síndrome de Zollinger-Ellison e infecciones estomacales generadas por la bacteria helicobacter pylori. Es importante saber que este fármaco puede utilizarse como parte de un plan combinado, lo que significa que es muy posible que le indiquen este fármaco junto con otro para tratar más eficientemente su afección, como lo es el caso de la cinitaprida.

El omeprazol forma parte de un tipo de medicinas llamadas inhibidores de la bomba de protones (IBP). Por clase de medicinas se entiende al grupo de medicinas que tienden a trabajar de manera parecida, por lo que generalmente se utilizan para atacar afecciones similares. El omeprazol trabaja al reducir el ácido que genera el estómago de manera excesiva, y lo logra bloqueando la bomba de protones en las células del estómago. La bomba de protones tiene acción en el paso final de la producción de ácido, y cuando la bomba de protones está bloqueada, en consecuencia su estómago genera menos ácido, por lo que debería reducir sus síntomas.

Cabe destacar que el omeprazol no genera somnolencia. Sin embargo, puede generar la aparición de otros efectos secundarios. Es importante mencionar que los efectos adversos de este fármaco pueden variar ligeramente entre niños y adultos. Entre los efectos secundarios más comunes en adultos se pueden incluir: dolor de estómago, náuseas, dolor de cabeza, diarrea, vómitos y producción de gases.

Los efectos secundarios en los niños pueden incluir todos los mencionados anteriormente, más los la aparición de fiebre. Si estos efectos son suaves, pueden curarse unos días o máximo 2 semanas.

Si son más graves o no se curan entre este tiempo, hable con su médico de confianza. Entre los efectos secundarios graves, los cuales si aparecen deberá llamar a su médico o incluso a emergencias si parecen ser mortales o si cree que está padeciendo de una emergencia, tenemos: reducción de los niveles de magnesio (el uso de este fármaco por 3 meses o más tiempo puede generar la reducción de los niveles de magnesio), y los síntomas identificables son: temblores, nerviosismo, debilidad muscular, convulsiones, ritmo cardíaco anormal o acelerado, mareos.

Espasmos de sus manos y pies, calambres o dolores musculares y espasmos en la garganta o caja de voz. Otro posible efecto grave sería la deficiencia de vitamina B-12 (el uso de este fármaco por más de 3 años puede generar dificultades para que  su cuerpo absorba la vitamina B-12 adecuadamente), y los síntomas identificables son: entumecimiento u hormigueo en sus manos y pies, mala coordinación muscular, nerviosismo, neuritis (inflamación de un nervio), cambios en la menstruación y diarrea severa.

En el caso de que se genere una infección por Clostridium difficile, la cual ataca a sus intestinos, que está relacionado con la absorción insuficiente de la vitamina B-12, podrían generar los siguientes síntomas pueden incluir: heces líquidas, dolores de estómago y fiebre consistente. Otro efecto adverso que se puede generar es la inflamación del revestimiento del estómago, entre los síntomas están: náuseas, vómitos, pérdida de peso, dolores de estómago y fracturas de hueso.

Otro efecto es el daño en los riñones. Entre los posibles síntomas están: dolor en el flanco (dolor en el costado y la espalda) y cambios al momento de orinar. Otro efecto sería la aparición de lupus eritematoso cutáneo (LEC). Entre los posibles síntomas están: sarpullido en la piel y la nariz, sarpullido  de color rojo, escamoso o color púrpura en su cuerpo. Al igual que el anterior, también se podría generar lupus eritematoso sistémico (LES). Los posibles síntomas pueden incluir: cansancio, pérdida de peso aparición de coágulos de sangre, fiebre, y acidez.

Ahora que ya conocemos para sirve el omeprazol y la cinitaprida por sí solos, podemos ver para que se utilizan en conjunto. El omeprazol con cinitaprida se utiliza para tratar el dolor abdominal, la acidez gástrica, las enfermedades por reflujo gastroesofágico, la producción de ácidos en el estómago, las úlceras estomacales e intestinales, las úlceras inducidas por medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como tratamiento de la dispepsia funcional, como tratamiento del vaciamiento gástrico retardado y varias otras afecciones.

Los efectos secundarios del omeprazol con cinitaprida que se nombrarán a continuación son muy posibles, pero no es un hecho que siempre ocurren, y algunos de ellos pueden ser muy raros pero generar consecuencias considerables para la salud. En todo caso consulte con su médico de confianza si observa que alguno de estos síntomas aparece y persiste o si no se siente bien.

Entre los principales tenemos: calor excesivo, dolor de cabeza, reacciones hipersensibles a los fármacos, fractura de los huesos de la cadera, la muñeca o la columna vertebral, incremento de las enzimas hepáticas, dolor abdominal, sensación de desorientación junto con la pérdida del equilibrio, deficiencia de vitamina B-12, náuseas y sensación de malestar.

En cuanto al mecanismo de acción y farmacología de este compuesto, mejora la afección del paciente a través de la generación de la siguiente función: bloqueando la producción de ácido en el estómago, ya que actúa como un agonista en el receptor serotoninérgico 5HT4 y como un antagonista en el receptor 5HT2 serotoninérgico y dopaminérgico D2.

En cuanto a las precauciones y el uso del omeprazol con la cinitaprida tenemos que: antes de comenzar a utilizar este compuesto debe comunicarle a su médico sobre todos los fármacos que utiliza actualmente, al igual que cualquier producto de venta libre (por ejemplo, vitaminas, suplementos herbales, entre otros), alergias, enfermedades que le hayan afectado antes y sus condiciones de salud actuales (por ejemplo, embarazo, cirugías que se tenga que realizar, entre otros).

Esto se requiere ya que algunas condiciones de salud podrían volverlo más susceptible a los efectos adversos de este fármaco. Es importante que administre este fármaco tal y como su médico se lo indicó o siguiendo las instrucciones en el prospecto del producto. La dosis debe estar basada en su condición y otros factores determinantes que varían individualmente. Debe informar a su médico si su enfermedad persiste o empeora luego de tomar este compuesto.

En cuanto a lo que el asesoramiento se refiere, estos son algunos puntos importantes: consultar a su médico si padece de sangrado gastrointestinal, obstrucción, perforación o trastorno de la motilidad de este. No debe masticar ni triturar las tabletas. No es recomendable consumir alcohol bajo el tratamiento de ese compuesto. Tampoco de tomar una dosis doble para suplir la dosis que olvidó. Si sabe que es alérgico a alguno de los compuestos, no debe utilizarlo. La utilización de este fármaco podría causar trastornos de la motilidad o alargar la frecuencia de los latidos del corazón en pacientes ancianos.

También puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas y también se recomienda tomar este fármaco al menos 15 minutos antes de cada comida. Si el paciente ingiere otros fármacos o productos de venta libre al mismo tiempo que toma el compuesto del omeprazol con cinitaprida, los efectos de este pueden variar, lo cual también significa que el riesgo de generar efectos adversos puede aumentar o hacer que su medicina no funcione correctamente.

Como se mencionó anteriormente, debe informar a su médico de todos los fármacos, vitaminas y suplementos de hierbas que esté tomando actualmente, para que de esta manera su médico pueda indicarlo para prevenir o controlar las interacciones entre distintos fármacos. Entre las medicinas que pueden interactuar con este compuesto tenemos: el atazanavir, el cilostazol, la claritromicina, el clopidogrel, la amoxicilina, los agentes anticolinérgicos, la diazepam, la digoxina, el erlotinib y el Itraconazol.

Entre las principales contraindicaciones de este medicamento tenemos: tumores malignos gástricos, deterioro de las funciones renal y hepática, hipersensibilidad al omeprazol o a la cinitaprida, período de lactancia y embarazo.

Cinitaprida simeticona

La combinación de la cinitaprida con simeticona es otro tratamiento compuesto usado muy frecuentemente. Vamos a ver de qué se trata la simeticona: la simeticona es un fármaco que se utiliza para reducir la presión, hinchazón y el gas acumulado en el tracto digestivo. Igualmente se puede utilizar para tratar otras afecciones si su médico lo indica. La simeticona es un fármaco que mezcla las propiedades antiflatulentas y adsorbentes, ya que funciona al fraccionar las burbujas de gas, lo que hace que este sea más sencillo de eliminar.

Este fármaco se toma por vía oral, normalmente luego de cada comida y antes de acostarse, o bien según lo que le indique su médico. Debe tragar cápsulas enteras y no debe aplastarlas ni masticarlas. En dado caso, debe seguir todas las instrucciones que aparecen en el paquete del fármaco, y si no está seguro sobre la información, es mejor que consulte directamente con su médico o farmacéutico. Si se automedica con simeticona (que no es recomendado), la dosis máxima diaria para adultos es de 500 miligramos.

Es importante que identifique si su condición persiste o empeora, o bien si considera que podría tener un problema médico grave, ya que deberá consultar con un médico inmediatamente. Antes de someterse a un tratamiento de simeticona, comuniquele a su médico sobre otros fármacos que utilice diariamente y que le generen sueño (como fármacos para el resfrío o alergias, sedantes, analgésicos, narcóticos, pastillas para dormir, relajantes musculares y pastillas para las convulsiones, la depresión o la ansiedad), ya que este fármaco de por sí genera somnolencia.

Tenga especial cuidado si toma alguno de los siguientes fármacos: acetaminofeno (tylenol), ciclosporina (Gengraf, Neoral, Sandimmune), digoxina (Lanoxin), glicopirrolato (Robinul), levodopa (Larodopa, Atamet, Parcopa, Sinemet), mepenzolato (Cantil), tetraciclina (Brodspec, Panmycin, Robitet, Sumycin, Tetracap y otros), atropina (Donnatal, y otros), benztropina (Cogentin), dimenhidrinato (Dramamine), methscopolamina (Pamine), o escopolamina (Transderm-Scop), fármacos urinarios como darifenacina (Enablex), tolterodina (Detrol) o solifenacina (Vesicare).

Broncodilatadores tales como ipratroprium (Atrovent) o tiotropium (Spiriva), medicinas para tratar el intestino irritable tales como diciclomina (Bentyl), hiosciamina (Anaspaz, Cystospaz, Levsin) o propantelina (Pro-Banthine), algún inhibidor de MAO tal como isocarboxazid (Marplan), fenelzina (Nardil), rasagilina (Azilect), selegilina (Eldepryl, Emsam), o tranilcipromina (Parnate); o medicinas para trastornos psiquiátricos, como clorpromazina (Thorazina), clozapina (Clozaril, FazaClo), haloperidol (Haldol), olanzapina (Zyprexa, Symbyax), proclorperazina (Compazine), risperidona (Risperdal), tiotixeno (Navane) y otros.

En cuanto a los efectos adversos de la simeticona, deberá buscar atención médica de emergencia si padece de alguno de estos síntomas que se relacionan con una reacción alérgica a la simeticona: aparición de ronchas, respiración dificultosa, hinchazón de la cara, labios, lengua o garganta. Igualmente, debe suspender el tratamiento con simeticona y llamar a su médico de inmediato si padece de alguno de los siguientes efectos secundarios graves:

Fiebre alta, sudoración, confusión, latidos cardíacos acelerados o desiguales, sensación de que podría desmayarse, temblores o movimientos musculares involuntarios en sus ojos, lengua, mandíbula o cuello, apariencia de resequedad en su cara, músculos muy rígidos, estado de ánimo depresivo, pensamientos de suicidio o acciones violentas contra sí mismo, alucinaciones, ansiedad, agitación, sensación de nerviosismo, problemas para mantenerse quieto.

Hinchazón, retención de líquidos, ictericia (coloración amarillenta de su piel u ojos) y convulsiones. Entre los efectos adversos menos severos de la simeticona tenemos: sensación de inquietud, somnolencia, sensibilidad o hinchazón en los senos, cambios en sus periodos menstruales y orinar más de lo habitual, cansancio o mareos, dolor de cabeza, problemas para dormir (insomnio), náuseas, vómitos y diarrea.

En cuanto a las contraindicaciones de la simeticona, tenemos que no debe utilizarse cuando que la estimulación de la motilidad gastrointestinal pueda llegar a ser peligrosa, por ejemplo, en presencia de hemorragia gastrointestinal, obstrucciones o perforaciones. La simeticona también está contraindicada en pacientes que presenten feocromocitoma, ya que este fármaco puede generar un ataque hipertensivo, generalmente debido a la liberación de catecolaminas del tumor. En dado caso, estos ataques hipertensivos pueden ser controlados con fentolamina.

Como bien se sabe, la simeticona está contraindicada en pacientes siempre y cuando presenten sensibilidad o intolerancia conocida al fármaco. Tampoco debe utilizarse en pacientes epilépticos ni en pacientes que reciban otros fármacos que puedan generar reacciones extrapiramidales, ya que la frecuencia e intensidad de los ataques o las reacciones extrapiramidales pueden incrementar.

Ahora, la cinitaprida combinado con la simeticona se usa para pacientes que presenten complicaciones o afecciones que impliquen o combinen los síntomas que trata cada fármaco por individual.

Tabletas

La forma de presentación más utilizada de cinitaprida son las tabletas. Las tabletas son unos comprimidos de fármaco mezclado con otros excipientes para que luego de ser tragadas puedan liberar eficazmente sus compuestos y atacar a la afección.

Dejar Comentario