≡ Menu

Candesartan: Nombre comercial, efectos secundarios, dosis y más

El Candesartan es un medicamento bastante importante para todas aquellas personas que padecen de hipertensión, este aparte de proteger al organismo, ayuda a tratar distintos problemas que suelen relacionarse con la insuficiencia cardíaca.

candesartan

 

Qué es y para qué sirve

El condesartan es un fármaco que puede ingerirse tanto solo, como en combinación con otros medicamentos, esto no será una limitante para surtir su efecto, al contrario, se caracteriza por controlar la presión arterial alta también conocida como (hipertensión), y además de ello “para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva (afección en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre a otras partes del cuerpo).”   

Resulta este fármaco una buena opción para todas aquellas personas que necesitan mantener su presión arterial alta, en un grado estable, de igual manera será un especialista el único responsable de recetar el mismo, según sea la condición del paciente, y según sea su patología.

Como lo citamos anteriormente el candesartan además de ayudar a prevenir la conocida hipertensión, también ayuda a tratar todos aquellos problemas que puedan presentarse en cuanto a la insuficiencia cardíaca. Estas peculiaridades sitúan a este fármaco a perfilarse como una buena opción para la ingesta de los pacientes que así lo ameriten.

El candesartan, al igual que el lisinopril y también el ramipril, son medicamentos que forman parte de “una clase de medicamentos llamados antagonistas del receptor de la angiotensina II. Actúa bloqueando la acción de determinadas sustancias naturales que contraen los vasos sanguíneos, lo que permite que la sangre circule mejor y que el corazón bombee con mayor eficiencia.”  (Ver articulo: Ramipril)

Como hacemos referencia en la cita anterior, en su mayoría estos medicamentos que son recomendados para tratar la presión arterial alta, ayudan a nivelar la hormona conocida como angiotensina, esta hormona debe encontrarse en equilibrio, y no en los extremos ya que de ser así puede encargarse de presentar la presión arterial descontrolada.

Si esta se encuentra fuera de sus límites normales, o bien sea en uno de sus extremos puede incluso llegar a causar hipotensión (presión arterial baja), así como también de estar elevada puede llegar a causar hipertensión (presión arterial alta); es frecuente que en cuanto acudimos a un especialista en caso de padecer algún tipo de hipertensión, este suele revisar principalmente el valor de dicha hormona.

Aunque no siempre dicha hormona es la responsable en cuanto a los problemas de la hipertensión, pueden ser variadas las causas, el hecho de que en esta oportunidad hagamos referencia a lo que ella puede causar, no quiere decir que sea la total responsable de los síntomas de una presión arterial alta.

Es el especialista la persona capacitada en darnos un diagnóstico responsable, al hacernos una evaluación pertinente, luego de ello el corrobora si es prudente medicarnos y en un caso tal de serlo, el sabrá el fármaco que más se ajuste a nuestra condición, teniendo claro que cada paciente es distinto y por ende la medicación varía de acuerdo sea el caso. Lisinopril y ramipril se sitúan también como unos buenos fármacos para tratar la hipertensión. (Ver articulo: Lisinopril)

Nombre comercial

El candesartan suele conseguirse bajo otros nombres comerciales tales como: Atacand, Parapres, Blopress  y bajo otras presentaciones, además de ello debemos mencionar que el mismo también se consigue en su forma genérica con los siguientes nombres: Atacad plus, Blopress forte, Blopress plus, Parapres plus forte así como también Parapres plus.

Los nombres anteriormente mencionados hacen referencia, en primer lugar a los nombres comerciales que posee el fármaco candesartan y en segundo lugar también hicimos referencia a los nombres del medicamento pero es su forma genérica.

Es importante mencionar que los medicamentos en su forma genérica, surten el mismo efecto que el compuesto original, con la única diferencia de que su efecto a causar es mucho más lento, sin embargo es recomendable que ante la ingesta del mismo debe consultarse con el médico tratante del caso.

Si bien los medicamentos genéricos surten el mismo efecto que los que no lo son genérico, solo el especialista está en la labor responsable de recomendárnoslos o no, según sea la situación de cada paciente, ya que puede haber pacientes que no toleran estos medicamentos genérico, debido a que probablemente lleguen a causarles efectos adversos, un tanto negativos.

Es por ello la importancia de tomar estos medicamentos pero solo y únicamente bajo la prescripción médica pertinente, ya que solo un especialista puede delimitar que nos conviene y que no. Se recomienda que consulte a su médico antes de utilizar este medicamento.

Efectos secundarios

El candesartan es un fármaco especial para tratar la hipertensión arterial, al igual que la gran mayoría de los medicamentos puede presentar diversos efectos secundarios, los cuales de manifestarse deben ser tratados a tiempo por un médico especialista, para que los mismos no lleguen a perjudicar nuestro organismo, de manera negativa claro esta; ante la presencia de efectos secundarios le sugerimos asistir inmediatamente con su médico tratante.

Varios de los efectos secundarios que puede llegar a causar el fármaco conocido como candesartan son los siguientes: presencia de una reacción alérgica en la piel, se manifiestan ciertas ronchas, hinchazón tanto en las manos como en el rostro, así como también se manifiesta una hinchazón u hormigueo a nivel de la boca y la garganta, cierta dificultad para respirar, así como también una opresión constante a nivel del pecho.

Además de ello suele presentarse un cambio en cuanto al aumento y frecuencia con la que se orina, aquí inmediatamente hay que acudir al médico, ya que debe hacerse un seguimiento en cuanto al funcionamiento renal; y dentro de los efectos presentados con aun más frecuencia tenemos: debilidad en el cuerpo, confusión, cierta dificultad para respirar.

También suelen ser frecuentes los mareos, los desmayos,  así como también la presencia de adormecimientos en las manos, pies y labios, presencia de desvanecimientos, suele presentarse un aumento progresivo de peso, y a su vez una continua inflamación en los pies, tobillos y manos.

Además provoca un aumento progresivo en el color amarillento tanto en la piel como en los ojos, y hasta suele causar dolor de tórax. La mayoría de los efectos arriba mencionados pueden ser causados por así decirlo, en una menor medida en diferentes personas que ingieren el medicamento, es por ello que se les recomienda que de presentar algunos de los siguientes malestares, se debe contactar inmediatamente al médico tratante.

Es importante tener esto en cuenta, ya que un efecto secundario no tratado a tiempo, puede generar otro efecto aún peor, lo que sería catastrófico para nuestra salud, y en vez del medicamento causar efectos positivos estaría generando negativos, por ello es importante mantenernos alerta y acudir al médico tratante ante cualquier malestar o efecto desconocido.

Efectos adversos

Los efectos adversos o bien sean las contraindicaciones suelen relacionarse ya que muchos de los malestares que ocasionan los efectos adversos, son los mismos, sin embargo en esta ocasión nosotros volveremos a explicar detalladamente todos esos malestares que pueden ser causados debido a la ingesta del fármaco. Por lo cual reiteramos, que de presentarse alguno de ellos, lo recomendable es contactar inmediatamente al médico encargado de llevar el caso.

Muchos de los efectos adversos suelen ser los siguientes: constantes malestares estomacales, fiebre, escalofríos, presencia de calambres, vómitos, cierta debilidad muscular, en algunos casos sed, convulsiones, ansiedad, taquicardia (rápidos latidos cardíacos), dolor de pecho, cierto hormigueo tanto en los brazos así como en las piernas, desvanecimiento, y hasta la piel fría y un tanto gris.

Todos los efectos arriba mencionados suelen presentarse al ingerir candesartan, sin embargo no es un patrón o bien sea una norma de que al ingerir el medicamento este causara ciertos efectos, hay bajas probabilidades de que al ingerir el medicamento el mismo cause tantos efectos. Por igual se recomienda estar alerta a la hora de consumir un medicamento nuevo, y mucho más aún si se refiere al control de la presión arterial.

Puede incluso una persona que esté ingiriendo el medicamento no presentar absolutamente ninguno de los malestares arriba mencionados, y en el caso de presentarlos le recomendamos hablar con su médico y consultárselo en la brevedad posible, de esta manera se previene de cierto modo algún daño en nuestro organismo, un diagnóstico temprano y a tiempo siempre es mejor.

Precauciones

Una de las precauciones más presentes que debemos tener al ingerir un fármaco hipertensivo, es nos sospechar ni siquiera de un embarazo, ya que de ingerir este medicamento estando una mujer embarazada podría dañar por completo al feto, así que si sospecha del mismo inmediatamente debe acudir con un especialista.

Debe tenerse también cierta prudencia si se está lactando, ya que el fármaco de ser así no estaría tampoco recomendado para estas mujeres; también si el paciente padece de ciertos problemas renales o bien sea hepático, no puede ingerir dicho medicamento. El fármaco también en ocasiones suele causar hipotensión (presión arterial baja), probablemente en cuanto se inicia la dosis inicial.

El medicamento no puede suspenderse de manera drástica, antes de disminuir su ingesta debe contactarse al médico tratante, el será el indicado en prescribir si debe dejarse o no, y en caso de dejarlo, el manifestara de qué manera hacerlo, si bien sabemos que la hipertensión no tiene cura si podemos regularla haciendo uso de una buena ingesta del fármaco recomendado.

En el caso de acudir a un dentista debemos alertarlo en caso tal de ingerir algún fármaco para tratar la hipertensión; es frecuente también que en citas médicas posteriores el médico solicite exámenes de rutina para de eso modo ver, de qué manera se comporta el fármaco dentro del organismo y si a su vez ver si logra causar el efecto esperado.

Y por último para concluir este punto, se recomienda mantener el medicamento fuera del alcance de los niños y el mismo no puede compartirse con otra persona, ya que es de uso personal, incluso podemos observar que cada caja de este fármaco trae las pastillas correspondientes a un mes de tratamiento y de ser compartidas con alguien más, este se descompletaría y probablemente si se detiene su ingesta inmediatamente dejaría de surtir su efecto dejando al organismo totalmente desprotegido y vulnerable.

 

En este caso las precauciones anteriormente mencionadas deben tenerse en cuenta, ya que son importantes para el cuidado responsable de nuestro organismo, como recomendación les sugerimos que cada vez que inicien una nueva ingesta de medicamentos, antes lean todo lo que tiene que ver con las precauciones ya que de esta manera estaríamos cuidando responsablemente a nuestro organismo, sabiendo que podemos hacer y qué no durante el consumo del mismo.

Dosis

La dosis a ingerir de un medicamento en particular resulta siempre un punto importante, debemos tener en cuenta que la misma únicamente puede ser prescrita por un médico, nosotros no podemos automedicarnos, además de ello el caso de cada paciente es totalmente distinto, por lo que incluso no podemos tomar de referencia una dosis de algún familiar o incluso de algún conocido.

Se recomienda que la ingesta de candesartan sea diariamente a la misma hora, esto haría que el medicamento surta el efecto deseado, el fármaco puede ingerirse entre comidas esto no afecta en nada en cuanto a su efecto, lo que si reiteramos es la puntualidad para su ingesta; el fármaco al momento de su ingesta debe ir acompañado por el vital líquido prioritariamente, el mismo no debe masticarse ni incluso triturarse, esto está prohibido con este fármaco.

Estas dosis se irán ajustando de acuerdo al resultado obtenido en cada paciente, bajo la estricta supervisión médica, lo ideal es que inicialmente los pacientes al empezar el suministro del mismo lo hagan desde su dosis más baja, pero en un tal caso, esto no aplicaría en los pacientes que presenten una crónica hipertensión.

En el caso de los pacientes con reducción del volumen intravascular, a ellos se les recomienda iniciar con una dosis especial de 4 miligramos, ya que ellos como efectos adversos pueden manifestar hipotensión, por ello deben iniciar con la ingesta de tan solo 4 miligramos que paulatinamente se irán ajustando, según sea el caso del paciente.

Los pacientes con función renal alterada, en este caso a ellos se les recomiendan iniciar con una dosis baja de tan solo 4 miligramos, los cuales se irán ajustando de acuerdo a su respuesta ante el mismo.

Haciendo referencia en este caso a los pacientes con función hepática alterada, bien sea de carácter moderado o leve, se les recomienda iniciar con una dosis de 4 miligramos, ingerir una cápsula una vez al día y a la misma hora; importante hacer referencia que este fármaco no puede ser ingerido por aquellos pacientes que presenten una insuficiencia hepática grave o colestasis, de igual modo será el médico tratante el encargado de corroborar dicha afirmación.

Y finalmente en cuanto a los pacientes con insuficiencia cardíaca, se recomienda la ingesta de la dosis mínima que es de 4 miligramos, y en un caso tal de que sea bien tolerado el fármaco, la misma suele incrementarse siendo la dosis máxima a ingerir de 32 miligramos, estas dosis se irán incrementando según sea el caso del paciente y su grado de tolerancia en cuanto a dicho medicamento.

Concluyendo este punto, consideramos importante hacer referencia a que cuando nos referimos al consumo de un medicamento y su posterior dosis en este caso candesartan, la estricta supervisión médica es totalmente relevante, ya que solo un especialista es el capacitado en este caso de asignar las dosis correctas y certeras ante diversos casos clínicos.

De igual forma en el presente artículo nos tomamos la molestia de dar unas breves referencias, en cuanto a las dosis iniciales que pueden ingerir los pacientes hipertensos de acuerdo a su condición, claro está, sin embargo reiteramos que el principal autorizado para decretar las mismas es únicamente un especialista.

Candesartan con hidroclorotiazida

Antes de avanzar en este punto primero explicaremos que es la hidroclorotiazida, esta suele utilizarse tanto solo como acompañada y aun así, esta no será una limitante para que ella surta su efecto deseado, su función es prioritariamente diurética, ella es muy particular ya que ayuda a mejorar la conocida hipertensión, aparte de ello consolida de manera positiva la expulsión de los líquidos retenidos en el organismo y que tanto daño hacen.

Todos aquellos líquidos retenidos en nuestro organismo no son buenos, y en su mayoría ellos suelen ser causados por dificultades a nivel del corazón, los riñones así como también por enfermedades del hígado; toda esta excreción de líquidos del cuerpo suelen manifestarse a través de la orina, si no se le presta atención a la retención de líquido, esto puede llegar a deteriorar nuestro organismo de una manera bastante negativa.

Esta capsula también es conocida actualmente en el mercado como la píldora de agua.

La ingesta de hidroclorotiazida es común en pacientes diabéticos, esta les ayuda particularmente a ellos para evitar la formación de los conocidos cálculos renales, además de ello logra mantener limpios y sanos nuestros riñones, por lo que permite mantener un buen funcionamiento renal, y ello es totalmente fundamental para nuestra salud.

Actualmente es frecuente el uso de hipertensivos con una dosis de diurético, ya que como lo mencionamos anteriormente esta ayuda a eliminar todos aquellos líquidos que se depositan en nuestro organismo.

Hoy en día el mercado se encuentra poblado de tratamientos hipertensivos con una dosis de diurético incluida, lo que nos indica que el medicamento ingerido de ese modo nos ayuda a mantener un buen funcionamiento renal, e incluso ayuda a mantener un mejor asimilamiento del mismo, lo que lo sitúa en una buena opción para el consumo de todas aquellas personas que puedan necesitarlo.

Es importante conocer el significado de un fármaco cuando posee algún otro componente que le complementa, siguiendo el hilo de nuestro artículo, confirmamos entonces que la ingesta de los hipertensivos con diurético, favorece el funcionamiento de nuestro organismo y por ende es vital tenerlo en cuenta.

Sin embargo, es un especialista el encargado de confirmar el porqué de aquellos pacientes que si pueden ingerir el medicamento con una dosis de diurético y los que no, ya que así como puede llegar a ser beneficioso para unos, probablemente para otros no tanto.

Candesartan vs valsartán

El valsartán es un fármaco que puede ser ingerido tanto por niños, a partir de 6 años de edad como por adultos, solo o entremezclado con otros medicamentos sirve para tratar la hipertensión (presión arterial alta). Además de ello también suele ser utilizado en varias oportunidades para tratar todo lo referente a la insuficiencia cardiaca especialmente en la “afección en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre al resto del cuerpo.”

Además de la cita anterior, la ingesta del valsartán ayuda a todos aquellos pacientes que han padecido un ataque cardiaco; el valsartan al igual que el candesartan pertenecen “a una clase de medicamentos llamados antagonistas del receptor de la angiotensina II.” Esta hormona como lo explicamos líneas más arriba, es la encargada de mantener de cierto modo un equilibrio en la presión arterial. (Ver articulo: Valsartán)

Si la misma se mantiene en uno de sus extremos, puede traer como una inmediata consecuencia el descontrol de la presión arterial, llegando a causar hipotensión (baja presión arterial) o hipertensión (alta presión arterial), es por ello que ante un descontrol en la presión arterial lo primero que suele revisar el especialista en el valor de esta hormona.

Aunque pueden ser variadas las causas que generen este descontrol, el hecho de que los medicamentos que tratan la hipertensión vayan directamente a su control, no quiere decir que la misma es la única causante del descontrol, el descontrol en la presión arterial puede ser también causado por otras razones, no necesariamente hormonales.

Candesartan vs losartán

El losartán al igual que el candesartan es un medicamento que se utiliza de forma positiva ante la presencia de la conocida hipertensión, además de ello el losartán destaca por ayudar a “disminuir el riesgo de accidente cerebrovascular en personas que tienen presión arterial alta y una afección del corazón llamada hipertrofia ventricular izquierda (agrandamiento de las paredes del lado izquierdo del corazón).”

Con la citado anteriormente podemos dejar por afirmado la eficaz función que posee el losartán, además de ser una excelente opción ante el padecimiento de hipertensión, ayuda a prevenir de cierto modo los accidentes cerebrovasculares; y a su vez también se sitúa en una buena opción para aquellas personas hipertensas, además diabéticas y con enfermedades de riñón.

Este fármaco es experto para lograr bloquear todo aquello que contrae los vasos sanguíneos, ello produce que la sangre del corazón circule con mayor eficacia y que aparte de ello el corazón bombee sangre como debería.

Como líneas más arriba comentamos, la presión arterial alta no controlada puede ser muy dañina para la salud de cualquier persona, ya que la misma logra causar diversos daños y deterioros a nivel del corazón, del cerebro, los riñones así como también en los vasos sanguíneos y además en varias partes del organismo.

Cualquier daño causado principalmente sobre la salud del corazón puede traer consecuencias aún más drásticas para la salud del organismo, así como una insuficiencia cardiaca, accidentes cerebrovasculares, pérdida de la visión, deterioro en los riñones entre otras consecuencias.

Además de ser diagnosticados a tiempo y a su vez tratados por especialistas, es importante acompañar la ingesta de estos fármacos con una dieta sana y saludable, y una rutina de ejercicios diarios de aproximadamente 30 minutos, ello ayudará a una mejor aceptación del medicamento y de esta manera se logran evitar muchos de sus efectos adversos, que líneas más arriba ya mencionamos.

Actualmente son diversas las opciones que el mercado nos ofrece, pero esto no puede hacernos atribuirnos una de ellas, si antes no consultamos con un especialista, ya que este es él es encargado de evaluarnos minuciosamente y de esta manera recetarnos el medicamento prudente y eficaz ante nuestra condición.

Candesartan vs telmisartan

El telmisartan es conocido como un fármaco especialmente para tratar la hipertensión, además de ello “se utiliza para disminuir probabilidades de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular o muerte en personas de 55 años o más que están en riesgo de enfermedad cardiovascular.” Con lo citado anteriormente, podemos ver la relevancia que posee este medicamento ante el trato y posterior cuidado de aquellas personas que padecen de hipertensión.

Tanto candesartan como telmisartan son medicamentos ideales para tratar la hipertensión, ambos tienen mucho en común, el solo hecho de que surtan casi el mismo efecto los hace ya familia, además de ello son medicamentos completamente necesarios para personas diagnosticadas con presión arterial alta.

Ya sabemos que la presión arterial alta no se cura, actualmente se ha vuelto común entre la población incluso en edades tempranas, por ello nosotros recomendamos asistir con un especialista en un caso tal se manifiesten sospechas de padecimiento, un diagnóstico temprano mantendría fuerte y sano nuestro organismo y a su vez no lo dejaría en riesgo. En la actualidad son muchos los medicamentos que llenan el mercado, para tratar estos problemas.

 

Tabletas

El medicamento en estudio conocido como candesartán se le conoce su presentación en forma de tabletas, las cuales deben ser ingeridas de forma oral, estas no pueden ni masticarse y mucho menos triturarse, ya que de hacerlo se le estaría perturbando su efecto, se recomienda que la ingesta de la misma se realice diariamente a la misma hora, según sea la dosis prescrita por el médico tratante.

No hay problema alguno si el medicamento se ingiere entre comidas esto no repercutirá en cuanto a su efecto; y en caso de presentarse alguna situación irregular ante la ingesta del medicamento se recomienda acudir en la brevedad posible con el especialista encargado de llevar nuestro caso.

Cuando se toman estos medicamentos hay que tener estricto cuidado, ya que una mala ingesta podría acarrear grandes problemas para la salud así como también para nuestro organismo, lo cual puede llegar a deteriorarlo inconscientemente, es por ello que no se recomienda el hecho de automedicarnos ya que esto podría traernos efectos aún peores sobre nuestra salud.

Las tabletas de candesartán deben mantenerse fuera del alcance de los niños, a su vez deben tenerse en un ambiente acorde para su mantenimiento y preferiblemente envasadas.

Dejar Comentario