Buscapina: ¿Qué es y para qué sirve? Te lo contamos acá

La Buscapina es un antiespasmódico abdominal formulado a base de butilescopolamina, que se utiliza comúnmente para espasmos enfocados en el tracto gastrointestinal, dolor de estómago y genitourinario en adultos y niños; además de algunas otras actividades espasmódicas presentadas a nivel del sistema digestivo. Te invitamos a conocer toda la información necesaria sobre este fármaco mundialmente empleado, evitando siempre la automedicación.

Buscapina

Introducción

Los seres humanos con frecuencia y de manera común son atacados por molestos trastornos digestivos, sin que algunos de ellos sean considerados como una enfermedad reincidente; pero ante los cuales es necesario buscar un remedio que permita el alivio de las crisis dolorosas que afectan el organismo de los pacientes.

Es cierto que muchas de estas molestias están asociadas por los malos hábitos alimenticios, abusos a la hora de comer en cuanto a la calidad y cantidad de los alimentos ingeridos o posiblemente a causa de la presencia del constante estrés al cual están sometidas las personas, durante el desarrollo de las actividades de su vida cotidiana.

Por ello su sistema digestivo puede estar constantemente sometido a todas estas alteraciones, lo que le lleva a sufrir problemas que son evidenciados mediante la presencia de dolores abdominales realmente molestos, que impiden a las personas seguir su ritmo de vida; teniendo en este caso que recurrir a un medicamento que les alivie de inmediata esta condición.

Es aquí donde la Buscapina entra en acción, como un antiespasmódico por excelencia sobre su efecto a nivel abdominal, siendo uno de los tratamientos más utilizados a la hora de necesitar el control efectivo de esta molestia; el cual por otro lado puede ser adquirido sin previa receta médica en algunos países, no obstante de que se debe cuidar y no exagerar su consumo.

Por tal motivo a continuación les brindaremos una información detallada de este producto farmacéutico, tan necesario como delicado cuando se consume de manera incontrolada, debido a que puede ocasionar una serie de efectos secundarios sobre el organismo del paciente.

¿Qué es la Buscapina?

La Buscapina forma parte de los medicamentos que son conocidos como Alcaloides semi-sintéticos de la Belladona, una planta de la cual se obtiene la atropina y donde cada una de sus partes es narcótica y venenosa.

La atropina, es un alcaloide que se emplea dentro del campo de la medicina, como droga antiespasmódica y sedante; por lo cual forma parte de la composición de la Buscapina junto a algunos otros compuestos, lo que le permite ejercer su mecanismo de acción sobre el músculo liso de las vías gastrointestinales, biliares y genitourinarios.

El componente genérico de este medicamento es denominado Butilescopolamina, el cual a su vez es derivado de la escopolamina, que a nivel popular es conocida como burundanga, un alcaloide tropánico empleado como antimuscarínico, por su acción sobre los receptores que pueden ser bloqueados por la atropina.

Estos receptores están generalmente localizados como parte del músculo liso que compone la estructura de algunos órganos y glándulas, al ser bloqueados, se evita la manifestación de dolor percibida por el paciente debido a cualquier trastorno que esté sufriendo en su tracto gastrointestinal, espasmos o alteraciones del funcionamiento biliar o genitourinario.

Buscapina

Este tipo de medicamento, también cuenta con presentaciones comerciales mediante las cuales es ofrecido como Buscapina Compositum, el cual es un producto elaborado mediante la asociación del antiespasmódico identificado como Butilbromuro de Escopolamina, más un potente analgésico que es derivado de la Aminofenazona, Metamizol.

La finalidad de este tipo de combinación, es que el paciente cuente con un fármaco de mayor efectividad y prolongado efecto sobre su organismo con el cual detener los dolores agudos, cuando son demasiado fuertes y constantes; y donde la acción de la Buscapina de manera simple no es suficiente.

La Buscapina Compositum es generalmente indicada, como parte del tratamiento de pacientes durante su período post-operatorio o cuando han sufrido algún tipo de trauma relacionado con los tractos gastrointestinales, biliares o genitourinarios; donde experimentan cólicos que pueden ir de moderados a intensos, con la finalidad de aliviar este tipo de síntoma, de forma rápida y efectiva.

Buscapina

¿Para qué sirve?

La Buscapina es empleada por muchas personas a nivel mundial, con la finalidad de calmar los espasmos o dolores que sufren a nivel gastrointestinal, trastornos de motilidad o excesivos movimientos, debido a la presencia de enfermedades dentro del tracto digestivo; alteraciones en las vías biliares o del tracto genitourinario.

Todas estas manifestaciones físicas suelen ser bastante dolorosas y ante ellas las personas hacen uso de la Buscapina, por tener la particularidad de actuar a nivel de estos órganos de una manera directa y rápida; logrando calmar el dolor casi de inmediato por la acción de la butilescopolamina, que frena los espasmos musculares.

Un ejemplo de la amplia utilización que se ha dado a la Buscapina, lo encontramos cuando las mujeres sufren de cólicos durante su período menstrual; ante lo cual suelen tomar una pastilla de este medicamento para poder continuar su ritmo de vida como de costumbre, sin tener que mantenerse en cama, sufriendo a causa del dolor.

Advertencias y precauciones del uso de la Buscapina

La Buscapina es un fármaco que actúa como antiespasmódico abdominal, por lo cual es considerado como un relajante que altera la función del sistema músculoesquelético, con la finalidad de detener el dolor experimentado por los pacientes tanto en sus organismos gastrointestinales, biliares o genitourinarios; pero con efectos que pueden alterar la condición física de algunas personas.

Es por ello que se recomienda la lectura previa del prospecto adjunto al medicamento dentro de su empaque; debido a que contiene una serie de advertencias y precauciones que deben ser seguidas por ellos, antes de iniciar el consumo de la Buscapina, a pesar de poderla adquirir sin previa receta médica; no obstante que debería ser recomendada por su médico tratante.

La Buscapina debe ser evitada cuando el dolor abdominal sea de origen desconocido, de forma grave o reincidente; al igual que si el paciente experimenta síntomas de fiebre, náuseas, vómitos y alteración en sus defecaciones.

También en el caso de que este dolor abdominal se encuentre acompañado por la presencia de aumento del dolor al palpar la zona adolorida, baja de la tensión arterial, desmayo o sangre en las heces; en vista de que podría tratarse de una enfermedad crónica que se ocultaría mediante la sedación.

Buscapina

Su uso deberá ser evitado ante reacciones hematológicas (de la sangre), ya que el medicamento puede ocasionar un mayor riesgo de adquirir Agranulocitosis, un trastorno donde se presenta una reducción severa de los neutrófilos circulantes, un tipo de célula inmunitaria que se dirige al sitio donde está presente una infección y que suele ser una reacción adversa a los medicamentos.

Cuando el paciente experimenta este trastorno denominado Agranulocitosis luego del consumo de Buscapina, especialmente en la de tipo Compositum, es posible que tenga un alto riesgo a reacción con otros fármacos a base de pirazolanas y pirazolidinas.

Otra de las precauciones que se debe tener presente con el uso de la Buscapina, son las reacciones anafilácticas con pacientes que sufran de asma ocasionada por intolerancia a los analgésicos, asma bronquial, urticarias crónicas, intolerancia a colorantes o conservantes e incluso al uso del alcohol.

Por lo cual se recomienda evitar su utilización en estos casos como medida preventiva, para evitar el riesgo de padecer un shock anafiláctico, lo que sería una reacción alérgica aguda y potencialmente mortal, ya que podría ser de consecuencias bastante graves para el organismo del paciente.

Se debe estar atento a reacciones aisladas de hipotensión, que es cuando baja excesivamente la presión arterial de la sangre, especialmente en función de las dosis administradas y generalmente cuando esto es realizado mediante vía intravenosa, cuando la medicación se administra demasiado rápido; ante lo cual se sugiere una estrecha monitorización de la condición constante del paciente.

Buscapina

Entre otras de las advertencias sobre la utilización de la Buscapina por parte de las personas, se sugiere mantenerse alertas en los siguientes casos:

  • Reacciones cutáneas graves, ante las cuales se presentan lesiones a nivel de las mucosas o formación de ampollas.
  • Hemorragias gastrointestinales.
  • Alteraciones de la presión intraocular, ocasionando el trastorno denominado glaucoma.
  • Inadecuado uso de la vía de administración intravenosa del medicamento, la cual puede ocasionar necrosis, ante lo cual es necesaria una amputación del área deteriorada.
  • En casos especiales donde los pacientes presentan deficiencias renales, hepáticas o se trata de personas ancianas, para los cuales el medicamento deberá ser empleado en función del balance entre el beneficio y su riesgo de aplicación.

Es importante tomar nota de todas estas indicaciones, ya que en caso de ser objeto de cualquiera de ellas, se debe suspender el consumo de la Buscapina de inmediato y buscar ayuda profesional.

Contraindicaciones

De manera específica se establece que la Buscapina en función de su principio activo a base de butilescopolamina, no deberá ser empleada por las personas que sean hipersensibles a este o cualquiera de los otros componentes mediante los cuales ha sido elaborado este medicamento, tal como se ha indicado anteriormente.

Tampoco es recomendable que se emplee en pacientes que sufren de glaucoma de ángulo estrecho, cuando esta enfermedad no se encuentra siendo adecuadamente tratada; recordando que se trata de un trastorno asociado con la presión dentro del globo ocular, que puede ocasionar la pérdida de la visión.

Otra de las contraindicaciones está dirigida a los pacientes que padecen de hipertrofia prostática, donde se presenta un crecimiento excesivo del tejido de este órgano, lo cual ocasiona presión tanto a la uretra como a la vejiga, y con ello se bloquea el adecuado flujo de la orina.

Por lo tanto, este medicamento no deberá ser empleado con pacientes que manifiesten una retención urinaria, por el padecimiento de cualquier otro trastorno físico que se lo esté ocasionando.

Buscapina

Entre otras de las contraindicaciones, ante las cuales no debe ser ingerida la Buscapina por parte de las personas, están las siguientes consideraciones:

  • Estrechamiento del tracto gastrointestinal.
  • Estenosis, o lo que se identifica como estrechamiento del píloro, que es la abertura inferior del estómago, mediante la cual se comunica con el intestino delgado.
  • Obstrucción del íleo, una parte del intestino que si se encuentra bloqueada, interrumpe el tránsito intestinal adecuado.
  • Cuando el paciente sufra de recrecimiento de su colon, taquicardias o miastenia gravis, enfermedad neuromuscular crónica y autoinmune.

La Buscapina puede ser administrada también mediante vía intramuscular, pero esto está contraindicado en aquellos pacientes que están siendo medicados con anticoagulantes, debido a que se puede ocasionar la presencia de hematomas. En cuyo caso se sugiere que este fármaco se administre de manera subcutánea o por vía intravenosa.

Es importante que las personas sepan que contiene sacarosa, de manera que si la persona es intolerante al consumo de ciertos azúcares, deberá evitar la ingesta de este tipo de fármaco. Precaución, consulte siempre con su médico.

Niños 

La Buscapina es un fármaco que puede ser empleado en niños, pero siempre que estos sean mayores de los seis años; para lo cual se cuenta con presentaciones que vienen incluso en forma de gotas.

Recomendándose como dosis sugeridas para los niños mayores de seis años, utilizando el medicamento en gotas: 1 ml o 20 gotas de tres a cinco veces al día, hasta calmar el dolor presentado por los niños. Medida que igualmente puede ser empleada en el caso de los adultos, especialmente si se trata de personas ancianas.

En caso de requerirse el uso de la Buscapina con niños entre uno y seis años, siempre bajo la autorización del pediatra, se recomienda emplear una dosis de 10 gotas tres veces al día y para menores de un año, 5 ml tres veces al día.

La Buscapina,como se ha comentado, también se puede adquirir en forma de ampollas, indicándose en este caso que con niños mayores de 12 años, se pueden administrar de una a dos ampollas mediante vía Intravenosa, las cuales corresponden a unos 20 a 40 mg del medicamento.

Combinación con otros medicamentos 

Existen algunos medicamentos que no deben ser empleados de manera concomitante con la Buscapina, es decir de manera simultánea; en vista de que pueden ocasionar una serie de reacciones de adversas considerables, por lo cual se indica a continuación cuál es el riesgo de emplear este fármaco con los siguientes medicamentos:

  • Metrotexato empleado en tratamientos contra el cáncer, puede aumentar su toxicidad sanguínea en combinación con la Buscapina, especialmente en pacientes de edad avanzada.
  • Clorpromazina, empleada en el control de náuseas, vómito e hipo; de ser empleado de manera simultánea con Buscapina, puede originar grave hipotermia.
  • Ácido acetilsalicílico, medicamento antipirético, antiinflamatorio e anticoagulante; su uso concomitante puede ocasionar disminución de su efecto antiplaquetario.
  • Bupropión, empleado en trastornos depresivos, cuya acción se puede ver disminuida a causa del uso de la Buscapina.
  • Ciclosporina, empleada para lubricar los ojos secos, puede reducirse su efecto tras el uso simultáneo con los componentes de la Buscapina.

De igual manera se sugiere precaución durante el uso concomitante de antagonistas dopaminérgicos, medicamentos adrenérgicos o el alcohol, debido a que en algunos casos se disminuye el efecto del medicamento y en otros se repotencia.

Es sumamente importante que toda persona que necesite consumir la Buscapina, para aliviar cualquier síntoma de dolor que se encuentre experimentando a nivel de su sistema gastrointestinal, biliar o genitourinario, evite utilizarla si además se encuentra siendo medicada con los fármacos anteriormente mencionados, a fin de prevenir trastornos graves en su organismo.

Embarazo y lactancia 

La Buscapina es uno de los medicamentos que no se recomienda emplear durante el embarazo o lactancia, por lo cual se debe evitar este tipo de medicación, la cual será indicada por su médico tratante cuando considere que el beneficio para la madre es superior al posible riesgo al que se expone su hijo.

A pesar de que los datos disponibles sobre el uso de este medicamento son limitados, se ha demostrado mediante el uso de animales que este fármaco atraviesa la barrera placentaria, por lo cual puede provocar toxicidad sobre la condición reproductiva, pero sin efectos teratógenos, o lo que se conoce como malformaciones.

Con respecto a la Buscapina en caso de ser empleada durante el período de lactancia, se debe comentar que como el resto de los anticolinérgicos, puede ocasionar la inhibición de la leche materna.

Efectos Secundarios de la Buscapina

La Buscapina es un fármaco bien tolerado por la mayoría de las personas, sin embargo según estudios realizados con algunos pacientes luego de seguir tratamientos mediante su administración, es posible que pueda ocasionar una serie de efectos secundarios en su organismo.

La mayoría de los síntomas que son manifestados como consecuencia del consumo de Buscapina, indican que al menos una de cada diez personas puede experimentar presencia de taquicardia, lo que se conoce como alteraciones del ritmo normal de los latidos del corazón; sequedad en la boca, reacciones a nivel cutáneo, también dishidrosis, un trastorno caracterizados por la formación de pequeñas ampollas en las palmas de las manos y al lado de los dedos.

Además es posible la presencia de trastornos visuales, mareos, retención urinaria o dificultades para orinar. Es posible que el paciente experimente, dificultades para respirar o disnea; al igual que sea propenso a reacciones anafilácticas en las cuales está propenso a sufrir de shock.

Por todo esto y a pesar del tradicional uso que se ha dado a la Buscapina dentro de cada hogar, con el cual se consigue el rápido alivio a esos dolores tan molestos que llegan a dejar en cama a las personas; es importante tener presente que no se trata de un fármaco que se debe utilizar a la ligera, pues se trata de una droga, y como tal termina ocasionando daños físicos al organismo si no se emplea con mucha cautela y a su justa medida.

Si el contenido de este artículo, le permitió ampliar sus conocimientos sobre la Buscapina, se sugiere la lectura de los siguientes temas:

(Visited 279 times, 1 visits today)