Bisolvon: Todo lo que debes saber en este artículo

Bisolvon es un medicamento asociado a aquellos llamados mucolíticos y expectorantes, que se encargan de reducir la densidad mucosa y facilitar de esta manera la eliminación de la flema que suele acumularse en los pulmones de los pacientes que están padeciendo cuadros clínicos virales. Le invitamos a conocer toda la información pertinente sobre este tipo de fármaco, siempre evitando la automedicación.

Bisolvon

¿Qué es el Bisolvon?

El Bisolvon es uno de los medicamentos conocido a nivel mundial desde hace ya muchos años, el cual es especialmente empleado cuando se necesita la acción de un fármaco con cualidades mucolíticas y expectorantes, que permita la fluidificación efectiva de las flemas, para alcanzar con ello su expulsión del organismo del paciente.

El principio activo de este medicamento es conocido como bromhexina, un típico componente de los fármacos denominados como mucolíticos, que se caracterizan por disminuir la viscosidad y consistencia de las secreciones mucosas; debido a que las fluidifica y logra con ello que el paciente pueda eliminarlas con facilidad, mediante la tos.

La bromhexina es un componente que favorece los mecanismos naturales del cuerpo, mediante los cuales se puede limpiar la mucosidad acumulada en las vías respiratorias.

Bisolvon

Cuando el paciente comienza a padecer cuadros clínicos asociados con las gripes o el resfriado común, uno de los síntomas generalmente manifestado a consecuencia de su enfermedad es la presencia de mocos, que dentro de sus límites normales son considerados como los elementos que protegen los pulmones, en virtud de que atrapan partículas del ambiente, evitando que lleguen hasta estos órganos vitales y ocasionen la presencia de infecciones.

Ahora bien, si el paciente se encuentra resfriado, la producción de mocos tanto a nivel nasal como en su bronquios tiende a ser mayor, además cambia su consistencia y color, de modo que se vuelven más abundantes, pegajosos y adherentes; lo que hace que su expulsión sea cada vez más difícil llegando incluso a obstaculizar la correcta respiración por parte del paciente, bloqueando además sus fosas nasales.

En este punto se hace necesario ayudar al paciente, mediante un tratamiento que le facilite la expulsión de estas mucosidades, sin ocasionarle un mayor desgaste físico, para lo cual se recomienda el uso de Bisolvon.

Bisolvon

¿Para qué sirve?

Es un fármaco ampliamente conocido a nivel mundial del cual existen varias presentaciones, estas lo incluyen en forma de expectorante, mucolítico y para aliviar la tos seca. En este orden de ideas podemos abordar estos tres aspectos y considerar que un mucolítico, es aquella sustancia que ayuda a disolver el moco, fluidificando y facilitando con ello su expulsión.

Mientras que un expectorante, es aquel tipo de medicamento que facilita la expulsión de las flemas mediante el carraspeo o la propia tos. Las cuales una vez obtenidas a nivel de la boca, pueden ser adecuadamente expulsadas.

Como último elemento está el alivio de la tos seca, aquella que se manifiesta en los pacientes y durante la cual no se produce la presencia ni de moco o flema; pero que por otro lado suele ocasionar tanto la inflamación como la irritación de las vías respiratorias superiores, entre las cuales está la garganta y la nariz.

En todos estos casos el Bisolvon se presenta como un medicamento usualmente empleado para mejorar la condición física del paciente, cuando está experimentando todos estos desagradables síntomas. En función de cada una de sus presentaciones, el producto puede atacar la gripe desde tres frentes diferentes, facilitando con ello la recuperación de la personal.

La adecuada administración de este medicamento, debe ser establecida por el médico tratante en función de la tos experimentada por el paciente, como consecuencia de su resfrío y donde además se evidenciara si cuenta con la presencia de mucosidades o dificultades respiratorias.

Advertencias y precauciones de uso del Bisolvon

El Bisolvon en cada 5 ml del producto, cuenta con 10 mg de hidrobromuro de dextrometorfano, además de otros componentes entre los cuales se encuentra: sacarina de sodio, maltitol, propilenglicol, olor a vainilla, olor a albaricoque, parahidroxibenzoato de metilo y agua purificada. Por lo cual antes de ser consumido por una persona, se debe estar seguro de no ser alérgico a ninguno de estos componentes.

De igual manera se recomienda prevención con pacientes que sean asmáticos o con aquellas personas que consumen medicamentos antidepresivos que siguen tratamiento con aminooxidasa; bajo estas circunstancias antes de consumir este tipo de fármaco, es importante la autorización de su médico tratante. Adicionalmente, no se debe ingerir alcohol, mientras se encuentre bajo tratamiento mediante el Bisolvon.

Por otro lado tampoco está recomendado su uso en pacientes menores de los seis años y debe vitarse su uso simultáneo con otros medicamentos que puedan potenciar la acción de este fármaco o alterar su efecto dentro del organismo del paciente.

Bisolvon

Contraindicaciones

El medicamento no debe ser administrado en pacientes que tengan hipersensibilidad a sus componentes.

Asimismo deberá ser evitado o empleado mediante estricta vigilancia y seguimiento médico riguroso en pacientes que tengan enfermedades del hígado o riñón; predisposición a sufrir hemorragias digestivas por la presencia de úlceras, tanto en el estómago como en el duodeno o sean asmáticos, con enfermedades respiratorias graves.

Embarazo y lactancia 

Este es un tipo de medicamento que no debe ser tomado durante el embarazo, a menos que el médico tratante determine que el beneficio para la madre es superior al riesgo que podría ocasionarse a la salud física del feto.

Tampoco deberá ser empleado durante la lactancia, en vista de que no se cuenta con estudios que demuestren si el fármaco es excretado o no mediante la leche materna; por lo tanto es necesario que sea evitada su ingesta en este período o de ser posible, suspender la lactancia.

Uso con otros medicamentos 

Antes de iniciar un tratamiento mediante la ingesta de Bisolvon, el paciente deberá hacer del conocimiento del médico tratante si se encuentra consumiendo otros medicamentos en la actualidad.

Esto es un aspecto muy importante, ya que la mayoría de las veces existen medicamentos que al ser consumidos de forma simultánea, tienden a potenciarse mutuamente, o por el contrario, perder la acción para la cual le ha sido recetado al paciente.

Entre los medicamentos que deben ser evitados durante el consumo del Bisolvon están otros antitusivos o antibronquiales, que pueden provocar una mayor acumulación del moco fluidificado. De igual manera que los antidepresivos, fármacos como Bupropión (para evitar adicción al tabaco), Linezolid (antibacteriano), Procarbazina (tratamiento en cáncer), Selegilina (empleada en Parkinson) o Terbinafina (antifúngico).

En general será necesario consultar previamente con su médico, si el paciente sigue tratamientos cardíacos, antiiflamatorios, psicóticos o cualquier otro tipo de medicación, que puede interactuar con la utilización del Bisolvon, para mejorar la acumulación de flemas en su organismo.

Por el contrario, en cuanto a la utilización de antibióticos de manera simultánea con el Bisolvon, hasta el momento no se conocen de interacciones negativas.

Bisolvon

Efectos Secundarios

El Bisolvon es un tipo de medicamento que en general es bien aceptado por la mayoría de los pacientes, no obstante se han observado algunos efectos secundarios que son síntomas de posible aparición tras su uso.

Estos efectos secundarios pueden ser frecuentes cuando el tratamiento es seguido con niños y adolescentes, los cuales pueden experimentar síntomas caracterizados por la presencia de: náuseas, molestias a nivel gastrointestinal, mareos, vómitos, fatiga, somnolencia e incluso alucinaciones; pero se ha determinado que estas manifestaciones son debido al consumo de dosis mayores a las establecidas para este tipo de pacientes.

En este orden de ideas, es importante mantener este y cualquier otro medicamento fuera del alcance de los niños, para evitar que ellos mismos se automediquen y que pueden experimentar sobredosis, con graves consecuencias para su salud.

Dosis y Administración del Bisolvon

La dosis y administración de este tipo de medicamento, dependerá de la finalidad que se busca en función del tratamiento con el resultado deseado para el paciente; ya que este fármaco puede estar dirigido al alivio de un resfriado común, para eliminar la tos seca o como método efectivo para disminuir las secreciones y acumulación de flemas dentro del organismo de la persona.

Con base en lo anterior, el médico tratante seleccionará el tipo de presentación de Bisolvon adecuada para cualquiera de estos casos. Considerándose previamente los siguientes aspectos:

Ante la presencia de tos con mucosidad 

En cuyo caso la función del medicamento será la adecuada eliminación de las secreciones acumuladas, mediante su mecanismo expectorante.

Para combatir la tos seca 

El Bisolvon cuenta con un jarabe especialmente creado con la finalidad de combatir la incidencia de tos seca en los pacientes, la cual termina por ocasionarle una serie de irritaciones a nivel de su garganta; pero en donde la persona no tiene congestión y cuenta con su pecho libre de flemas; no obstante que la tos seca suele llevarle a padecer posibles dolores de cabeza a causa del esfuerzo constante.

Como tratamiento de Resfriado Común 

Este fármaco que estamos conociendo bajo el nombre de Bisolvon, cuenta con una presentación farmacéutica creada con la finalidad de mejorar el malestar ocasionado por el resfriado a nivel de las vías respiratorias del paciente. Bajo este concepto se pueden evitar malestares identificados como congestión nasal, mucosidades acumuladas en los bronquios, estornudos, dolor de cabeza y cualquier otro malestar a nivel general.

De manera usual la dosis recomendada para el tratamiento mediante el Bisolvon, empleando la tapa medidora provista con el medicamento, es la siguiente:

  • Adultos y niños mayores de 12 años: Se recomienda tomar 10 ml  (16 mg), 3 veces al día. Evitando en todo momento superar la dosis de 30 ml al día (48 mg).
  • Niños y adolescentes: Se ha establecido mediante estudios que los niños de edades comprendidas entre 2 y 12 años no deben tomar este medicamento, a menos que les sea recomendado previamente y de manera particular en cada caso por el médico tratante.

La forma de administración del Bisolvon es realizada mediante el uso del vaso dosificador que se incluye con el medicamento, como medida de cada dosis. Además se sugiere la toma posterior de un vaso de agua o cualquier otra bebida, siempre que no contenga alcohol y que durante el día se consuma una suficiente cantidad de líquido, para ayudar a fluidificar las flemas.

Se recomienda que antes de iniciar el consumo del Bisolvon, lea cuidadosamente el prospecto adjunto al medicamento, ya que cuenta con información importante del fármaco, además de una serie de advertencias que debe conocer.

Recuerde que el Bisolvon debe ser únicamente consumido por el paciente para el cual ha sido indicado mediante receta médica y no por cualquier otra persona, a pesar de experimentar los mismos trastornos físicos relacionados con la acumulación de flemas. Evite la automedicación.

Si el contenido de este artículo le ha sido de utilidad, le invitamos a leer los temas que se sugieren a continuación:

(Visited 322 times, 1 visits today)