Aprende todo sobre el medicamento llamado Aztreonam y más

Son muchos los medicamentos que se recetan para combatir la serie de bacterias que provocan distintas infecciones en el tracto urinario, de la sangre, de la piel y demás afecciones. El Aztreonam es uno de ellos, y en este artículo se explicarán los ámbitos más importantes respecto a este antibiótico.

aztreonam

¿Qué es?

El Aztreonam, es un antibiótico que tiene propiedades curativas que tratan muchos microbios que afectan el correcto funcionamiento de ciertas partes del cuerpo humano, entre las que destacan infecciones del tracto respiratorio como bronquitis y neumonía, además de afecciones de las vías urinarias y de la sangre.

Este antibiótico pertenece a la familia de los llamados betalactámico monocíclico, los cuales se encargan de inhibir la síntesis de la barrera molecular de diversas bacterias y de la profilaxis de las  infecciones, es decir, la prevención.

Asimismo, el Aztreonam es un bactericida de espectro reducido, lo que quiere decir que no actúa frente a contra otras bacterias que no sean las de la familia de las Gram- negativas aerobias, las cuales no cambian a los colores azul o violetas por la tinción de Gram, un mecanismo utilizado en bacteriología para diferenciar los tipos de microorganismos.

Además, es una excelente opción para sustituir antibióticos aminoglucósidos, por su bajo nivel nefrotóxico.

En el siguiente vìdeo se muestran algunos de los datos más importantes de la ficha técnica de este potente antibiótico

¿Para qué sirve?

El Aztreonam está principalmente indicado, como ya se ha mencionado, para tratar infecciones de diversos órganos, sobre todo aquellos que están relacionados con la neumonía y la bronquitis, además de enfermedades ginecológicas y abdominales, así como también aquellas que se originas en la sangre y, de forma visible, en la piel.

Sumado a estos usos, el Aztreonam está indicado para ser prescrito antes, durante y durante poco tiempo después de que el paciente sea sometido a una cirugía, esto debido a sus funciones preventivas a las infecciones donde actúa como barrera para que los microbios no tengan contacto con el torrente sanguíneo.

Dicho esto, es importante desglosar cuáles son las afecciones que combate este antibiótico.

  • Infecciones del tracto urinario (complicadas y no complicadas): entre las infecciones no complicadas se encuentra las del tracto urinario inferior, es decir, aquellas que no llegan a la cérvix.

Entre éstas, las más conocidas son la cistitis, la prostatitis y la uretritis, y se consideran no complicadas porque pueden desaparecer con tratamientos de pocos días, además que no tienen mayor riesgo de invasiones del tejido de los órganos internos.

Por su parte, las infecciones del tracto urinario complicadas son aquellas que no cumplen con lo antes mencionado, entre las que se destacan los abscesos intrarrenales, los abscesos perinéfricos y la nefritis aguda focal y difusa.

  • Septicemia/ bacteriemia: Estas afecciones son, básicamente, aquellas bacterias que están presentes en la sangre, las cuales deberán ser detectadas mediante exámenes especiales como hemocultivos, en el caso de la bacteriemia.

Asimismo, el término septicemia fue propuesto en la literatura como sinónimo de sepsis grave y de bacteriemia, por lo que engloba las mismas infecciones explicadas al principio.

  • Infecciones de la piel y tejidos blandos: Son  variadas las infecciones que afectan a la dermis y a los demás tejidos blandos, pero entre las destacadas se encuentran elimpétigo, infecciones asociadas al folículo piloso (principalmente la foliculitis, forunculosis y la carbunco), además de las muy comunes celulitis, bursitis séptica, tenosinovitis y piomiositis.

Sumado a todas estas afecciones de la piel, se encuentran las que son producidas por heridas postoperatorias como cicatrices, así como también úlceras y quemaduras.

  • Infecciones intraabdominales: Las infecciones de este tipo son causadas por microorganismos provenientes del intestino o algún órgano abdominal que se desvían al sistema peritoneal sano, haciendo que se presenten infecciones no deseadas.

La más común de las afecciones intraabdominales es la peritonitis, la cual, a menudo, se acompaña de bacteriema. Tanto dicha enfermedad como todas las relacionadas a los órganos abdominales deben tener especial cuidado por parte del paciente, pues pueden desencadenar consecuencias graves para el cuerpo humano.

  • Infecciones de las articulaciones y de los huesos: Aunque no es común este tipo de afecciones, los huesos también pueden sufrir infecciones causadas por las bacterias y demás microorganismos (como hongos dañinos), que pueden desencadenar enfermedades como osteomielitis.

La mayor parte de las afecciones de los huesos provienen de la piel más cercada, a través de la cual ingresa la infección. Es importante resaltar que los más afectados por estas enfermedades son las personas que padecen otras más graves como diabetes, además de aquellas que sufren de mala circulación o han tenido un percance reciente en la estructura ósea.

  • Infecciones ginecológicas: Como se mencionó al principio de este artículo, el Aztreonam sirve para combatir diversas afecciones de la cavidad vaginal, entre las cuales destacan la cistitis y la utetritis.

No obstante, a éstas se les incluyen otras enfermedades ginecológicas, como la enfermedad inflamatoria pélvica, la celulitis pélvica y la endometritis. En todos los casos, el médico ginecológico detectar cuál es la afección base, y de ese diagnóstico deberá partir para prescribir el antibiótico.

  • Gonorrea cervical/ anorrectal/ uretral: La gonorrea es un tipo de padecimiento que se contrae, generalmente, a través de relaciones sexuales con una persona infectada. Por ser una enfermedad de transmisión sexual, su tratamiento debe estar vigilado por un ginecobstetra.

En el caso de la Aztreonam, este antibiótico solo trata el tipo de gonorrea no complicada, es decir, cuando sus efectos no han avanzado y no han afectado al tracto vaginal interno pues, para estos contextos, existen otros fármacos.

  • Infecciones del tracto respiratorio inferior: Algunas enfermedades que afectan el tracto respiratorio pueden ser tratadas con el Aztreonam, aunque esto va a depender, claro está, del nivel de gravedad de la infección.

Sin embargo, este antibiótico está formulado para combatir afecciones como bronquitis, neumonía, bronconeumonía (siempre y cuando no esté en una fase complicada), además de otros malestares como rinitis, sinusitis y asma, donde el medicamento actúa para inhibir la reproducción de las bacterias que se desarrollan dentro del tracto respiratorio.

  • Infecciones del tracto colorrectal: En cuanto a las bacterias que afectan el tracto colorrectal (que comprende la vía desde el colón hasta el recto), el Aztreonam se usa para prevenir posibles infecciones que puedan perjudicar el desempeño normal de esta parte del cuerpo.

Todos estos usos deben estar vigilados exhaustivamente por el médico tratante. No es aconsejable que el paciente por sí solo ingiera el Aztreonam, pues sus componentes y sus dosis deben estar prescritas correctamente.

Nombre comercial

El Aztreonam se puede conseguir en el mercado bajo el nombre de Azactam®. En la mayoría de los países, este antibiótico se comercializa bajo la forma de administración parerental, específicamente por vía intravenosa o intramuscular.

Su presentación es en un polvo que debe unirse con agua para su aplicación, aunque también puede conseguirse para inhalar para su medicación en los pacientes con asma. (Ver artículo: Nitrofurantoína)

Modo de uso

Ahora bien, para ahondar en el modo de uso del Aztreonam, una vez mezclado el polvo con el agua se creará un líquido que será inyectado a través de una vía intravenosa (a través de la vena) o por vía intramuscular (mediante el músculo) del paciente afectado.

De ser el caso de inyectarse a través de los músculos, deben ser a través de glúteos o los muslos, mientras que si es intravenoso debe ser infundido (es decir, aplicado de forma lenta) en la vena por un período de 20 minutos a una hora aproximadamente.

Por su parte, las indicaciones en cuanto al tiempo de administración y la frecuencia dependerán del tratamiento que prescriba el médico tratante y del nivel de gravedad de la infección que presente el paciente. Además, será necesario esperar a que el cuerpo dé su respuestas a las primeras dosis del medicamento, y de ahí se definirá si se aplican otras cantidades o se suspenderá.

Asimismo, existen otras opciones de antibióticos orales que el médico puede recetar una vez que se haya disminuido el nivel de la infección, lo cual debería suceder en los primeros tres días del tratamiento. Si no ocurre de esta manera, será necesario que repita el tratamiento de manera correcta, pero esta vez sin omitir ninguna dosis y sin interrumpir el tiempo recetado por el galeno tratante.

En cuanto al lugar donde se aplicará la inyección de Aztrenoam, +este puede ser un hospital donde haya disponibilidad del antibiótico en manos de algún médico de turno, sin importar si es especialista o el médico tratante de la infección.

Además, este fármaco puede ser inyectado en la casa del paciente, siempre y cuando cumpla, claro está, las normas básicas de salubridad y la esterilización de la inyectadora (en caso de ser vía intramuscular) y de la mariposa (en caso de ser vía intravenosa).

Este punto es sumamente importante cuando se va a aplicar el tratamiento por personas que no son los médicos, pues cualquier bacteria que entre al cuerpo a través del antibiótico pueden perjudicar seriamente su efecto y la salud. (Ver artículo: Metenamina)

Dosis

Debido a que es una solución inyectable, el Aztrenoam debe ser administrado mediante dosis recomendadas por los médicos especialistas o, en su defecto, por aquellos que lleven estén encargados de la prescripción del medicamento. No obstante, se mencionarán a continuación las dosis que son generalmente recomendadas de acuerdo a las edades de los pacientes.

Recién nacidos con menos de 29 semanas

  • El tratamiento puede durar de 0 a 28 días, aproximadamente, y se aplica 60 mg por kilogramo cada día cada 12 horas.

Infantes mayores de 30 a 36 semanas

  • De 0 a 14 días de aplicación diaria cada 12 horas, con una cantidad aproximada de 60 mg por kilogramo.

Infantes mayores de 37 a 44 semanas

  • De 0 a 7 días 90 mg por cada kilogramo diariamente cada 8 horas.

Niños mayores de 45 semanas (hasta el máximo de edad postnatal)

  • 120 mg por cada kilogramo cada 6 horas, dependiendo de la prescripción del médico.

Niños mayores de 2 años con afecciones agudas

  • 150 a 200 mg por cada kilogramo de peso cada 6 u 8 horas. El máximo permitido en esta dosis es de 2 gramos; no se recomienda exceder de esta cantidad.

Niños mayores de 12 años y adultos

  • Tanto para las personas en edad de adultez, y los niños mayores de 12 años, la dosis recomendada es de 50 mg cada 6 u 8 horas, dependiendo de las condiciones individuales de cada paciente.En los casos de infecciones graves, la mayor cantidad que se puede ingerir en un día es de 8 gramos.

Por su parte, el Aztreonam inhalado tiene otras cantidades recomendadas:

  • Generalmente, se recomienda administrar al paciente 75 mg del antibióticos 3 veces al día durante al menos 4 semanas, con un intervalo de tiempo de, mínimo, 4 horas entre cada dosis.

Además, antes de usar el medicamento, el paciente deberá inhalar una solución broncodilatadora que prepare al tracto respiratorio para recibir el antibiótico. Este proceso debe realizarse entre 15 minutos y 4 horas antes de cada nebulización si el broncodilatador es de acción corta, y entre 30 minutos y 12 horas si es de acción prolongada.

En el caso de las nebulizaciones, no será necesario alterar las dosis del Aztreonam para pacientes con insuficiencia renal o hepática, aunque sí se deberán redoblar los cuidados los primeros días del tratamiento debido a que el organismo debe regular los componentes recibidos.

Cabe destacar que estos datos son generales, por lo que podrían funcionar o no de acuerdo a las condiciones de cada paciente, las cuales deberán ser evaluadas por el médico tratante.

Sobredosis de Aztreonam

En caso de que el paciente incurra en una sobredosis del medicamento de forma accidental, deberá ingerir la mayor cantidad de agua, aunque esto dependerá de la cantidad ingerida.

Sin embargo, lo más recomendable es que la persona recurra al centro asistencial más cercano para que les presten los primeros auxilios, pues los componentes de este antibiótico pueden provocar graves consecuencias debido a la activación de niveles de toxicidad elevados.

Los síntomas de una sobredosis se manifiestan con derrumbes, pérdida del conocimiento, convulsiones constantes, dificultad para respirar y la imposibilidad de despertarse del paciente. Esta situación representa el estado máximo de alerta, por lo que se debe llamar de manera inmediata al servicio de emergencias.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones de este antibiótico no son muy extensas, por lo que se pueden resumir en la hipersensibilidad de la persona que padezca la infección al Aztreonam o a algunos de los componentes que lo conforman, lo cual será determinado por el médico especialista.

Es importante, de esta manera, que se realicen exámenes previos a la prescripción de este antibiótico, para así descubrir si el paciente es alérgico a algunos de los químicos que están presentes en las presentaciones disponibles del medicamento, bien sea la suspensión para inhalar o la inyectable en sus dos variables: intramuscular e intravenosa. (Ver articulo: espectinomicina)

Efectos secundarios

Tanto la inyección de Aztreonam, como la solución para inhalar, pueden ocasionar una serie de efectos secundarios que podrían repercutir en el correcto funcionamiento de distintos sistemas del cuerpo humano.

Entre los efectos secundarios más comunes y menos dañinos que pueden aparecer con el uso del Aztreonam, se encuentran:

  • Náuseas: Algunos de los componentes pueden acarrear alteraciones del sistema digestivo, provocando náuseas.
  • Diarrea y dolor de estómago: Aunque el Aztreonam no es una solución oral, su paso a través del cuerpo puede ocasionar que se altere el normal funcionamiento del sistema digestivo, donde, además, se puede disminuir el apetito de la persona afectada.
  • Vómitos: Como se ha mencionado anteriormente, son muchos los efectos secundarios que se pueden experimentar en el tracto digestivo, a los cuales se les suma el vómito.
  • Inflamación, irritación o enrojecimiento del lugar donde fue colocada la inyección: En el caso de la presentación inyectable, bien sea por vía intravenosa o intramuscular, se pueden percibir reacciones que, aunque no son muy graves, pueden causar molestias al paciente.

Las  más comunes de ellas son la inflamación del muslo o la vena donde se aplicó el antibiótico, la irritación que se manifiesta con pequeñas protuberancias en la piel, y enrojecimiento fuera de lo normal.

Los síntomas mencionados forman parte de las reacciones adversas más comunes que pueden aparecer con la ingesta del Aztreonam; no obstante, existen otros efectos secundarios que pueden ser más graves.

  • Picazón: Una de las reacciones adversas que necesita la atención de un médico es la picazón, la cual aparece en la zona donde se aplicó el medicamento o en cualquier otro lugar de la piel.
  • Sarpullido: La reacción alérgica a alguno de los componentes del Aztreonam se puede manifestar a través de pepas en gran cantidad, bien sea alrededor de la parte donde fue inyectado o en otras partes del cuerpo.
  • Urticaria: La urticaria es aquella afección que resulta de un sarpullido, pero que se agrava por falta de tratamiento o por el nivel de alergia que tenga la persona a algo consumido, en este caso, al Aztreonam.

Esta condición se manifiesta a través de la aparición de ronchas rojas en todo el cuerpo que se levantan y producen una fuerte comezón en la base de la piel, además de las incesables ganas de rascarse de la persona afectada.

  • Dificultad para tragar o respirar: Otras de las reacciones adversas del antibiótico Aztreonam consiste en la dificultad para respirar o para tragar, tanto comida como líquidos.

La primera de las mencionadas afecciones es producida, principalmente, por la solución para inhalar que se usa para la nebulización, aunque, igualmente, no se descarta que sea producido por la solución inyectable.

  • Ampollas en la piel, nariz, la boca y los ojos: Estas complicaciones son, como se ha venido mencionado, más complicadas y deben ser atendidas apenas el paciente note que estos síntomas aparecen.

Es importante resaltar que estas condiciones no son tan comunes como reacciones adversas, pero se han conocido casos donde aparecen ampollas en las mucosas y generan malestares en los afectados.

  • Hepatobiliares: Entre las reacciones adversas con más consecuencias se encuentran las hepatobiliares, las cuales consisten en desniveles de las transaminasas hepáticas y de la fosfatasa alcalina, cuya gravedad radica en que, la mayoría de las veces, son asintomáticas.

Estos casos se han dado en niños menores de dos años de edad, donde las dosis fueron de 30 mg por cada kilogramo del infante tratado.

Por su parte, diversos estudios clínicos han demostrado que en casos de pediatría, un aumento de los efectos secundarios del Aztreonam, lo cual puede asociarse abusos de dosis en los infantes o con la severidad de las infecciones que se presentan.

Es importante resaltar que, si bien todas estas afecciones pertenecen a casos extremos de reacciones adversas, no se desestiman sus apariciones.

En estos casos, se recomienda que el paciente afectado acuda inmediatamente al médico tratante y le exponga todos los síntomas que presenta, ya que solo así el especialista podrá determinar si las causas son los componentes del antibiótico Aztreonam y, de ser así, deberá prescribir los medicamentos necesarios para desaparecerlos.

Es interesante dejar el siguiente vídeo donde se explican algunos de los afectos secundarios de los antibióticos:

No obstante, en general, este fármaco es bien tolerado por el organismo, pues solo el 2 % de los pacientes ha tenido que suspender el uso de éste en sus tratamientos.

Interacciones del Aztreonam

Es posible que el paciente al que se le prescriba la ingesta del Aztreonam tenga que, a su vez, un tratamiento para combatir otras afecciones o mantener los niveles en caso de padecer de una enfermedad crónica. A continuación se explicarán algunos de los fármacos que pueden interactuar o no con el mencionado antibiótico.

  • Antibióticos aminoglucósidos: El Aztreonam administrado con antibióticos aminoglucósidos tiene un efecto sinérgico (también llamado aditivo) que actúa para aumentar los efectos del primero, los cuales generan un efecto aniquilador frente a cepas de distintas bacterias causantes de las infecciones que se tratan, como las Enterobacteriaceae en sus variables más peligrosas, como pueden serlo la Klebsiella, Enterobacter, E. coli y la Serratía, además de microbios pertenecientes a las Pseudomonas aeruginos.
  • Antibióticos beta- lactámicos: De la misma manera, el uso del Aztreonam en paralelo con antibióticos beta- lactámicos como la cefoperazona, la piperacilina y la cefotaxima, tienen un elemento aditivo que puede combatir de manera más eficaz las cepas de Pseudomonas aeruginosa.

Esta conclusión se encontró gracias a estudios realizados por médicos especialistas en infecciones, cuyos resultados arrojaron que la combinación del Aztreonam con la piperacilina tiene un sinergismo de 4,3%, mientras que el porcentaje del efecto aditivo fue de un 19.7 %.

  • Imipenem, cilastatina y cefoxitina: Por su parte, la combinación del Aztreonam con el Imipenem, la cilastatina y la cefoxitina puede ser contraproducentes para los efectos del primer antibiótico mencionado, pues los componentes de los demás pueden interferir en las capacidades de producir beta- lactamasas.

Esto puede traer como consecuencia que la función del Aztreonam de destruir las bacterias causantes de las infecciones se inactive.

  • Ácido clavulánico: La combinación de medicamentos que tengan en su interior ácido clavulánico y el Aztreonam pueden funcionar de manera positiva en la lucha contra las cepas de Además, juntas actúan con sinergia para contrariar la producción de enzimas de beta-lactamasas, las cuales son las responsables de la resistencia de los microbios a la acción de los antibióticos.

En este sentido, el ácido clavulánico en paralelo con el Aztreonam puede acelerar la desaparición de los organismos dañinos, puesto que el primero mencionado se adhiere a las beta- lactamasas originadas por cromosomas o plásmidos, evitando así que el segundo antibiótico inactive sus funciones.

Estos son solo algunos de los medicamentos de amplio espectro que pueden actuar de manera positiva o negativa junto al Aztreonam; no obstante, si quiere saber la acción de un fármaco especifico junto a este antibiótico, deberá preguntar a su médico especialista sobre las posibilidades que existen para determinar si pueden ser o no prescritos en paralelo.

A tomar en cuenta antes de ingerirlo

Antes de empezar a tomar el antibiótico Aztreonam, es importante que se tomen en cuenta algunos factores.

  • El paciente debe informar a su médico especialista (o al farmaceuta que lo estará tratando), sobre cualquier otro medicamento que esté consumiendo, estén prescritos por récipe médico o no.

Esto debe ser tomado en cuenta, sobre todo, en aquellas personas que ya tengan tratamientos con antibióticos de amplio espectro, sin dejar a un lado, claro está, aquellas medicinas naturales a base de hierbas y suplementos nutricionales que esté tomando en el presente o esté planificando tomar.

  • Asimismo, el paciente debe informar a su médico si sufre de alguna enfermedad crónica, como insuficiencia renal, insuficiencia hepática o diabetes, para que, de esta manera, el especialista podrá estudiar si el tratamiento que recibe la persona por su condición base puede actuar en paralelo con el Aztreonam.
  • Además, el paciente debe indicar a su médico tratante si es alérgico a alguno de los componentes del Aztreonam, para esto, es necesario que pida la lista de los ingredientes del medicamento al farmaceuta, y de ahí deberá asegurarse que ninguno de ellos son contraproducentes para el organismo.
  • En el caso de las mujeres en estado de gestación, o que piensen estarlo en la proximidad, deben informar a su médico antes de que éste prescriba el Aztreonam para combatir las infecciones.

Sumado a estas acotaciones que deben tener presentes los pacientes, se encuentra la estabilidad del antibiótico, el cual debe mantenerse refrigerado bajo una temperatura de 2 a 8ºC; no obstante, puede conservarse bajo una temperatura no superior a 25 ºC. (Ver artículo: levofloxacino)

(Visited 415 times, 2 visits today)