Amitriptilina: Conoce la información sobre este fármaco

La Amitriptilina es el medicamento que se utiliza para elevar los niveles de concentración de los neurotransmisores que emiten los impulsos nerviosos del cerebro, como la noradrenalina y la serotonina y cuando se encuentran en niveles  bajos  producen trastornos depresivos o nerviosos, con la actuación de este medicamento se logra aumentar los niveles neurotransmisores aliviando los síntomas provocados por estas perturbaciones nerviosas, logrando un equilibrio mental. A continuación, te invitamos a descubrir un poco más sobre las particularidades de este medicamento.

¿Qué es la Amitriptilina?

La Amitriptilina es una medicina que tiene la capacidad de elevar las capacidades de la concentración de algunos elementos neurotransmisores  y son los encargados de transmitir los estímulos nerviosos al cerebro, a través de las noradrenalinas y la serotonina, por lo que la composición farmacológica  de este medicamento tiene la capacidad de elevar los niveles de noradrenalina y serotonina, en pro del alivio de la depresión y otros trastornos nerviosos.

La Amitriptilina es una medicina destinada para el tratamiento de patologías mentales, como  son los provocados por trastornos depresivos, trastornos de ansiedad, trastorno por déficit de atención con presencia de hiperactividad, trastorno bipolar y la ensoñación excesiva que se presenta a través de una actividad fantasiosa de manera exorbitante que afecta la interacción humana, social  y de trabajo.

La Amitriptilina también se receta para los dolores neuropáticos, que son los que provienen de los nervios atrofiados, como, por ejemplo: neuropatía diabética dolorosa, neuralgia posherpética o los dolores provenientes de los accidentes cerebrovascular.

La Amitriptilina está disponible en el mercado con una presentación en comprimidos de 10 mg, 25 mg, y 50 mg, para ser administrado de forma oral.

La Amitriptilina fue producida en el año de 1960 y autorizada por la Food and Drug Administration – FDA de los Estados Unidos;  en el año de 1961, se ubica en el catálogo de los medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud – OMS, organismo que lo clasificó  como uno de los medicamentos que ofrecen mayor efectividad y seguridad en el sistema de salud.

AMITRIPTILINA

¿Para qué sirve?

La Amitriptilina es un tratamiento que se utiliza para  los padecimientos que se mencionan a continuación:

  • Depresión clínica, caracterizada por un trastorno en el estado de ánimo el cual puede ser transitorio o permanente, que se manifiesta con cuadros de sentimientos de infelicidad, culpabilidad y  no permite una interacción social sana.
  • La melancolía de involución la cual se considera como un trastorno depresivo mayor que se distingue por un estado anímico invasivo y de manera persistente, que influye severamente en la autoestima provocando una pérdida del interés y del placer.
  • Psicosis de la tercera edad, es el estado mental que se caracteriza por la pérdida de la relación con la realidad, en el cual se presentan alucinaciones o delirio, además de cambios de personalidad e ideas desorganizadas, que les impide interactuar socialmente y los incapacita para ejecutar actividades de la vida cotidiana.

Por sus propiedades analgésicas la Amitriptilina también es utilizada para las patologías que se  relacionan con el dolor, ya que estudios han demostrado que su efecto analgésico es independiente al efecto antidepresivo, por lo que también se administran para padecimientos de:

  • Migraña crónica.
  • Cefalea tensional.
  • Dolor neuropático.
  • Fibromialgia.
  • Trastorno del sueño e insomnio.
  • Por sus componentes este fármaco es utilizado como segunda elección, para el tratamiento de enuresis nocturna padecimiento que se caracteriza por pérdida involuntaria de la orina en los niños a una edad entre los 7 y los 10 años, que no presentan una patología orgánica asociada.

Nota: la Amitriptilina, no tiene efectos curativos para los dolores neuropáticos que están vinculados con el virus de la inmunodeficiencia humana VIH ni los relacionados con el cáncer.

Dosis y administración de la Amitriptilina

La administración de la Amitriptilina es vía oral, regularmente las dosis se ubican entre una a cuatro veces al día, es recomendable que las tomas se programen a la misma hora, no se  incrementen,  ni se minimicen las dosis, posiblemente su médico especialista le recete dosis bajas al principio del tratamiento y posteriormente vaya aumentando su frecuencia, siga rigurosamente las indicaciones emanadas de su médico.

Cuando se trate de patologías relacionadas con síntomas de depresión, la dosis y administración de la Amitriptilina, será de acuerdo al tipo y grado del padecimiento, sin embargo, las dosis habituales se ubican entre los 25 y 150 miligramos por día en dosis divididas,  se recomienda que la última toma se realice antes de acostarse; cuando se trata de personas de la tercera edad o adolescentes, regularmente la dosis es la mitad de lo señalado.

Las dosis de mantenimiento para los casos de patologías depresivas, pueden ubicarse entre los 50 a 100 miligramos por día, el médico puede recetarle una dosis única, la cual tomará en la noche antes de acostarse.

Para los casos de enuresis nocturna en niños entre los 7 y los 10 años de edad, las dosis habituales están ubicadas entre los 10 a 20 miligramos y en niños mayores de los 10 años de edad entre los 25 y 50 miligramos, debe ser suministrada en la noche y se debe evitar su ingesta por un lapso mayor a los tres meses.

Para los casos de cefalea, migraña, fibromialgia e insomnio, las dosis se ubican entre los 25 a 75 miligramos.

Para todos los casos es recomendable que consulte a su médico de confianza, ya que el profesional con competencia para evaluar cada uno de los casos.

AMITRIPTILINA

Instrucciones especiales para la administración

Generalmente la Amitriptilina se toma solo una vez al día antes de acostarse, pero  es posiblemente que se pueda presentar somnolencia durante el día y se presenten inconvenientes a la hora de dormir, si este es el caso es recomendable cambiar la hora de la ingesta del medicamento a horas de la mañana.

La Amitriptilina es recetada para los casos de depresión, posiblemente requerirá de varias semanas para que el medicamento comience a causar los efectos para el cual fue prescrito

Por ningún concepto debe parar  las tomas del medicamento, siga las instrucciones de su médico, si lo ha consumido por un largo período, es necesario que la disminución de la dosis se realice de forma progresiva y gradual, ya que su suspensión de manera abrupta puede generar los siguientes síntomas:

  • Irritabilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio inusual.
  • Mareos, náuseas y vómitos.
  • Dificultades para dormir.

La ingesta de este medicamento puede producir mareos o soñolencia, por tal motivo es recomendable que no  manipule equipos pesados o maneje, hasta que observe cómo afecta este medicamento su aparato motor y sistema nervioso.

Los efectos secundarios que se pueden generar del consumo de este medicamento, pueden que disminuyan o desaparezcan en la medida que continúe tomándolos, ya que el cuerpo se ajustará a este componente químico.

Si el tratamiento con Amitriptilina es de varias dosis al día y se le olvidó tomar una de ellas, proceda de acuerdo a las siguientes indicaciones:

  • Si la próxima dosis es en un tiempo mayor a 4 horas, proceda a tomar la dosis en cuanto se percate que no la ha tomado.
  • Si por el contrario la próxima dosis es en un tiempo menor a las 4 horas, sale esa dosis y espere hasta la hora que le toque la siguiente dosis, es importante que sepa que jamás debe tomar una dosis doble.

Si el paciente que está consumiendo Amitriptilina  padece de diabetes, se recomienda que controle los niveles de glicemia en sangre de manera más recurrente.

Es importante que informe a su médico si está tomando otros medicamentos, ya que  los componentes de la Amitriptilina pueden verse afectados con  la actuación de otros medicamentos, así como también otros medicamentos pueden ser afectado con  la acción de la Amitriptilina, entre estos se encuentran:

  • Medicamentos para el resfriado y la tos, ya que muchos de ellos contienen alcohol.
  • Medicamentos para las convulsiones, como carbamazepina, fenobarbital y ácido valproico.
  • Tratamientos farmacéuticos para la depresión, como fluoxetina y paroxetina.
  • Cimetidina.
  • Clonidina
  • Levotiroxina.
  • Warfaina.

Es sumamente importante que el paciente no falte a ninguna cita médica y se practique todos los exámenes clínicos que le soliciten, de esta manera se podrá determinar cómo está respondiendo y cuál es el progreso que tiene su organismo con el uso de la Amitriptilina.

Es de gran importancia que el paciente mantenga una lista con todas las medicinas que está tomando, incluyendo las que tienen recetas médicas y las que ha comprado sin la receta o sin indicaciones, incluyendo las vitaminas y suplementos dietéticos.

Contraindicaciones

Este medicamento no está indicado para los pacientes que presenten los síntomas o las condiciones patológicas que se indican a continuación:

  • Alergias a los componentes de la Amitriptilina o a los antidepresivos tricíclicos.
  • Alteraciones bipolares o condiciones maníacas, ya que puede acelerar la transferencia a la fase hipomaníaca e inducir de manera rápida a la situación de manía y depresión.
  • Infartos de corazón de data reciente, ya que se corre el riesgo de generar un bloqueo cardiaco, por lo que hay que tener precaución con las alteraciones cardiovasculares relacionadas con: la angina de pecho, las arritmias cardiacas, los factores de la hipertensión, la insuficiencia cardiaca congestiva y la insuficiencia coronaria.
  • Disminuye el umbral para el proceso de la epilepsia o actividades convulsivas.
  • Incrementa los eventos de alteraciones psicóticas producto de la esquizofrenia y la psicosis.
  • Evitar su uso en casos de glaucoma en ángulo cerrado, alta presión intraocular, hipertrofia prostática.
  • Hipertiroidismo, producto del riesgo por toxicidad cardiovascular.
  • Insuficiencia hepática, en estos casos es conveniente ajustar la dosis a administrar, ya que este medicamento se metaboliza en grandes proporciones en el hígado.
  • Fotosensibilidad, este medicamente produce en el paciente con una gran rapidez  quemaduras solares y erupciones en la piel, por lo que recomienda evitar la exposición prolongada al sol.
  • Síndrome neuroléptico maligno, se debe evitar el uso prolongado de este medicamento, ya que causa rigidez muscular, perturbación de la conciencia, latidos del corazón de manera irregular y descontrolado, hipersudoración, taquicardia entre otros, en caso de presentar estos síntomas suspenda la administración y consulte a su médico de manera inmediata.

Interacciones e interferencias con otros elementos

La Amitriptilina no debe ligarse con los elementos o componentes que se mencionan a continuación:

  • Alcohol etílico, produce una potenciación de la toxicidad que altera de manera directa la actividad psicomotora.
  • Anticolinérgicos que están relacionados con los medicamentos broncodilatadores por lo que se puede dar una potenciación de la acción o por el contrario una toxicidad de la acción anticolinérgicos.
  • Antidepresivos inhibidores de la monoamino-oxidasa, no es recomendable la administración simultánea de la Amitriptilina con otro antidepresivo como clomipramina o Imipramina, ya que potencia la toxicidad, afectando los niveles de serotonina que es la sustancia química natural que regula los estados de ánimo, el comportamiento social, el sueño, la memoria, entre otros elementos.
  • Antifúngicos azólicos, como el fluconazol, se tienen registro que se produce un aumento de los niveles plasmático potenciando la toxicidad por una posible inhibición de su metabolismo hepático, por lo que puede afectar las infecciones producidas por hongos y levaduras.
  • Antihipertensivos como la guanetidina, metildopa, la mezcla de estos medicamentos con la Amitriptilina produce una disminución de los antihipertensivos, ya que se inhiben los mecanismos de transportación química.
  • Baclofeno, se han registrado la potenciación de la acción y toxicidad del baclofeno, por lo tanto, se corre el riesgo de producirse una atonía muscular,  por lo que  el musculo puede perder su fuerza de manera completa y llevar a una incapacitación motriz.
  • Carbamazepina, hay registros en los que se han señalado que se presenta una disminución de los niveles plasmáticos de Amitriptilina a causa de la inhibición de su efectividad por la actividad de inducción de su metabolismo hepático.
  • Diazepam, los estudios han reflejado que se presenta una potenciación mutua en la toxicidad que deteriora la alerta mental, causada por la adición de los efectos sedantes.
  • Tabaco, esta sustancia refleja una reducción de los valores plasmáticos de la Amitriptilina, debido a la inducción de su metabolismo hepático, a causa de la presencia de hidrocarburos policíclicos contenidos en el tabaco.

Efectos secundarios

La Amitriptilina puede generar reacciones adversas que pueden generar efectos secundarios, entre los cuales se pueden mencionar:

  • Aumento o pérdida de peso.
  • Ataques de nervios o sensibilidad irritante.
  • Cansancio inusual.
  • Cuadros asmáticos.
  • Convulsiones.
  • Desmayos, sobre todo cuando se levanta o se sienta de manera muy rápida.
  • Dolor estomacal.
  • Dolor de cabeza frecuente.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Fiebre con aumento en la sudoración.
  • Hipotensión o presión arterial baja.
  • Mareos, estados de sueño y pérdida del equilibrio.
  • Náuseas y vómitos.
  • Presencia de fases de confusión o alucinaciones.
  • Ritmo cardíaco anormal.
  • Trastornos visuales, como visión doble, borrosa, sequedad o dolor de ojos.
  • Sequedad bucal.
  • Sensibilidad de la piel a la exposición al sol, así como erupciones epidérmicas.
  • Sensación de dolor o imposibilidad para orinar, incontinencia urinaria o aumento en la frecuencia de micción.
  • Variación en los valores de la glicemia o azúcar en la sangre.

Como se debe resguardar o desechar la Amitriptilina

Conserve este medicamento en su empaque original, bien cerrado y protegido del alcance de los niños, manténgalo a temperatura ambiente y en un sitio apartado de cualquier fuente que genere exceso de calor y humedad, jamás lo almacene en el cuarto de baño.

Es imprescindible colocar todos los fármacos lejos de la vista y del acceso de los niños, ya que algunos de estos  envases que están destinados a su almacenamiento como por ejemplo los pastilleros semanales y los que contienen gotas para los ojos, cremas, parches e inhaladores, no son seguros para los niños y pueden ser abiertos fácilmente por ellos. Para protegerlos de una intoxicación, utilice siempre dispositivos que contengan un dispositivo de cierre de seguridad y una vez que los use, ciérrelos y coloque los medicamentos  de manera  inmediata en un lugar seguro,  a un nivel alto y lejos de su vista y de su alcance.

Tanto la Amitriptilina como todos los medicamentos de manera general deben ser eliminados de forma adecuada, de esta manera se asegura que los niños, mascotas u otras personas no vayan a ingerirlos de manera inadecuada.

No se deben eliminar los fármacos por los inodoros, la mejor práctica para deshacerse de los medicamentos, es por medio de planes de recolección de medicamentos, póngase en contacto con su farmacéutico, él está capacitado para desechar los medicamentos o contacte a asociaciones que estén encargadas de recolectar los medicamentos para donarlos a personas o instituciones que lo requieran.

Que hacer en casos de sobredosis

En caso de sobredosis, se deberá llamar inmediatamente al centro médico más cercano a su domicilio, si la persona se ha desmayado, ha presentado convulsiones, presenta problema para respirar o tiene limitaciones para pararse, llame inmediatamente a emergencia.

Algunos de los síntomas de sobredosis son:

  • Latidos del corazón de manera irregular.
  • Convulsiones.
  • Desmayo por espacio de tiempo largo.
  • Desorientación.
  • Incapacidad para concentrarse.
  • Alucinaciones.
  • Estado emocional alto.
  • Somnolencia.
  • Endurecimiento muscular.
  • Vómitos.
  • Fiebre.
  • Temperatura corporal baja.

Marcas comerciales

La Amitriptilina la puede ubicar en su farmacia de confianza con las siguientes marcas comerciales:

  • Elavil®
  • Endep®
  • Vanatrip®

Y de manera combinada se encuentra en las siguientes marcas comerciales:

  • Duo-Vil® , con un contenido de Amitriptilina y Perfenazina.
  • Etrafon® , con un contenido de Amitriptilina y Perfenazina.
  • Limbitrol®, con un contenido de Amitriptilina y Clordiazepóxido.
  • Triavil® , con un contenido de Amitriptilina y Perfenazina.

NOTA: La información aquí plasmada tiene como objeto informar de manera general sobre los tópicos planteados, en ningún momento establece opiniones médicas, en caso de duda consulte a su médico especialista.

 

Con esta información hemos terminado el tema relacionado con la Amitriptilina. Sí este artículo fue de tu agrado, te invitamos a conocer otros temas de interés, a través de los siguientes enlaces:

  • Amiodarona: Información, prospecto y uso del fármaco.
  • Fisostigmina: Antídoto para intoxicación por sobredosis.
  • Aleudrina: Toda la información sobre este medicamento.
(Visited 25 times, 1 visits today)