Aldactone: Todo lo que necesita saber de este fármaco

Aldactone es un medicamento basado en el componente genérico denominado spironolactone, utilizado para tratar la insuficiencia cardíaca y reducir la tensión arterial elevada en combinación con otros fármacos; por ser conocido como antagonista del receptor de la aldosterona, hormona que provoca la retención del sodio y favorece la eliminación del potasio de los riñones. Entérese de todo lo necesario, evitando siempre la automedicación.

Aldactone

¿Qué es el Aldactone?

El Aldactone se conoce como un fármaco que permite reducir la hipertensión y la acumulación de líquidos que producen edemas y ocasionan el padecimiento de patologías asociadas con enfermedades hepáticas, de riñón o del corazón; por lo cual puede ser empleado de manera simultánea con otros medicamentos, lo que se conoce dentro de la medicina como de forma concomitante.

Por su contenido genérico de spironolactone, se identifica dentro del grupo de medicamentos denominados como diuréticos, que tienen como función aumentar la rápida eliminación de los líquidos retenidos dentro del cuerpo humano.

Los mismos son indicados como tratamiento de un trastorno severo que llega incluso a producir edema, debido a la retención de líquidos de manera anormal. Mediante la manifestación del edema, estos fluidos se acumulan bajo la piel dentro de los tejidos que se encuentran fuera del sistema circulatorio; mientras que las piernas por ejemplo, se mantienen hinchadas manifestando dolor regional y dificultades para caminar adecuadamente.

El Aldactone es un fármaco que suele ser administrado con la finalidad de reducir no solamente la acumulación de líquidos, sino además evitar el aumento de la tensión arterial, un trastorno que es identificado como hipertensión.

Estas dos patologías son las que generalmente inciden en las enfermedades hepáticas, de los riñones o del corazón, por lo cual se hace necesaria su utilización para alcanzar el adecuado control de la sintomatología experimentada por el paciente.

Otra de las propiedades del Aldactone está representada por ser el receptor de la aldosterona, una hormona que incide de manera directa sobre la retención del sodio acumulado dentro del organismo, con lo cual se favorece su eliminación, garantizado el adecuado funcionamiento de los riñones.

¿Para qué sirve?

Basándonos en la utilidad de este tipo de medicamento, se puede indicar que debido a su componente activo conformado por la espironolactona, es empleado para controlar los niveles de la aldosterona dentro del organismo, que como se ha comentado, es una hormona natural relacionada con la retención del sodio.

Por otro lado, la aplicación de tratamientos mediante Aldactone favorece los niveles bajos de potasio, ayuda en la terapia de pacientes con insuficiencia cardíaca y evita los trastornos tanto hipertensivos, como aquellos ocasionados por la retención de líquido dentro del organismo.

Tiene la particularidad de ser un medicamento que puede ser empleado solo o mediante combinaciones con otros fármacos, siendo en este sentido aquellos que están básicamente dirigidos al control de la presión arterial alta, lo que se conoce como hipertensión.

En este orden de ideas resulta oportuno comentar que la hipertensión es una enfermedad bastante común, generalmente manifestada en las personas mayores, y cuando no es controlada médicamente puede ocasionar lesiones en el corazón, cerebro, vasos sanguíneos, riñones y muchas otras partes del cuerpo, además de ser una patología que una vez adquirida se sufre de por vida.

Aldactone

Advertencias y precauciones de uso del Aldactone

No se debe administrar el Aldactone en pacientes que sean hipersensibles a la espironolactona, debido a que se corre el riesgo de sufrir un cuadro clínico alérgico de relevantes consecuencias para su organismo.

El Aldactone es un medicamento que no debe ser empleado en pacientes que tienen insuficiencia renal o presentan altos niveles de potasio en su sangre; tampoco si padecen de la enfermedad de Addison, donde los pacientes presentan daño en la corteza suprarrenal, con lo cual sus niveles hormonales son demasiado bajos.

Se debe evitar la utilización de este medicamento, cuando se tengan dificultades para orinar, o se esté tomando Eplerenone. En el caso de los niños, el Aldactone solamente será empleado bajo la estricta supervisión de su pediatra, y nunca si presenta insuficiencia renal grave.

Se recomienda un especial cuidado durante el tratamiento con este tipo de medicamento, debido a que su componente a base de espironolactona, ocasionó la presencia de ciertos tumores en estudios realizados con animales, cuyo efecto sobre las personas no ha sido establecido adecuadamente.

Por lo tanto, es necesario que este medicamento solamente sea empleado luego del chequeo de la condición física del paciente, y adquirido previa receta médica.

Aldactone

Contraindicaciones

El Aldactone se encuentra contraindicado en pacientes que sean alérgicos a la espironolactona; asimismo su uso debe ser evitado en personas que sufran de insuficiencia renal grave, tengan dificultades para orinar o padezcan de la enfermedad de Addison.

Es un medicamento que no se recomienda emplear en el caso de los niños, a menos que su pediatra considere que no reviste riesgo alguno para ellos; además debe ser manejado con sumo cuidado en pacientes ancianos que puedan tener trastornos hepáticos o cardíacos y que pudiesen agravarse tras la ingesta del medicamento.

Embarazo y Lactancia 

El uso del Aldactone no se recomienda en el caso de mujeres embarazadas, pues es posible que les ocasione una serie de efectos antiandrogénicos, debido a que tiene acción sobre la supresión hormonal, especialmente de la aldosterona que controla el sodio y el potasio dentro de organismo.

En caso de considerarse extremadamente necesaria su utilización durante el embarazo, el médico tratante balanceará el beneficio para la madre en función del posible riesgo para su bebé gestante, antes de indicar el tratamiento.

Aldactone

La espironolactona, una vez ingerida y luego de ser metabolizada en el organismo de la mujer, se convierte en un metabolito denominado canrenona,  el cual posteriormente es excretado mediante la leche materna, durante la lactancia.

Los estudios realizados han servido para estimar que el bebé consume mediante esta vía un 0,2% de la dosis ingerida por su mamá. En este punto es necesario indicar que el tratamiento de las mujeres durante el período de lactancia en muchas oportunidades es imprescindible, por lo cual necesitan someterse a medicación mediante Aldactone.

Lo ideal en este caso es que se suspenda la lactancia materna, por otra de tipo artificial, con la finalidad de que la madre pueda recibir el tratamiento adecuado para evitar la retención de líquidos y todos los demás trastornos que ponen en riesgo su integridad física.

Aldactone

Uso con otros Medicamentos 

Cuando se indica un tratamiento a un paciente, es importante tener presente que quizá la persona se encuentre consumiendo otros medicamentos, para atender otras patologías que esté sufriendo. Por lo que antes de iniciar el consumo de Aldactone, su médico tratante debe conocer todo lo que se encuentre tomando, bien si son fármacos o medicinas naturales.

Vamos a considerar mediante una serie de puntos, todos aquellos medicamentos que pueden tener interacción con la espironolactona, componente activo del Aldactone:

  • Evitar su uso con otros ahorradores de potasio o suplementos de este tipo de mineral.
  • No se recomienda con antagonistas de los receptores de la angiotensina, la cual es una hormona que causa vasoconstricción; ni con AINES, que son los antiinflamatorios no esteroides, como en el caso de la trimetroprima/sulfametozxazol.
  • Se debe tener precaución con el uso de la colestiramina o el cloruro de amonio, pues se puede ocasionar una acidosis metabólica, lo que es una condición anormal en los tejidos y en la sangre, debido al exceso de ácidos.
  • El uso de barbitúricos, narcóticos o el alcohol, potencia la hipotensión del paciente mediante su uso simultáneo con el Aldactone.
  • El medicamento incrementa los efectos antihipertensivos del paciente, por lo cual es posible que se necesite combinar con un medicamento que permita controlar la presión arterial de la persona.
  • Incrementa el metabolismo de la Fenazona, un analgésico que es derivado de la Pirazolona.
  • Cuando se emplea de manera simultánea con la Carbenoxolona, su eficacia puede verse disminuida.

Efectos Secundarios

Aldactone es un medicamento que se emplea en el tratamiento de alteraciones físicas asociadas con la retención de líquidos en el organismo o cuando se necesita controlar los niveles de aldosterona en él. Se busca con este tratamiento que las personas mantengan adecuadamente los niveles de potasio en su cuerpo, para evitar a la vez que puedan padecer una insuficiencia cardíaca.

Pero en línea general es un medicamento que se basa en un componente químico denominado espironolactona, que como agente extraño al organismo, puede ocasionar algunos trastornos físicos, y no son necesariamente los esperados.

La mayoría de la personas toleran bien este producto, pero puede darse el caso que padezcan síntomas considerados como efectos secundarios ocasionados por el consumo del medicamento, entre los cuales se señalan los siguientes:

  • Manifestaciones en la piel como irritaciones, erupciones, hinchazón o alteraciones a nivel de la lengua o garganta; que puedan ser indicios de una intoxicación de tipo medicamentosa, o síntomas alérgicos.
  • Desmayos, mareos o desvanecimiento.
  • Retención urinaria o dificultades al orinar.
  • Presencia de posible sangrado estomacal, con evidencia de sangre en las heces, presencia de tos o vómito provisto de sangre.
  • Disminución de los niveles de potasio en el organismo.
  • Alteraciones del ritmo cardíaco.
  • Presencia de sed extrema, aumento de las ganas de orinar.
  • Flacidez muscular o debilidad en las piernas.
  • Desequilibrios en el conteo de los electrolitos que deben estar presentes en la sangre.
  • Espasmos, contracciones musculares, entumecimiento u hormigueo.
  • Dolores de cabeza, confusión, debilidad.
  • Falta de estabilidad, pérdida de la coordinación motora.
  • Diarreas, náuseas.
  • Sensibilidad en las mamas o hinchazón.
  • Impotencia o dificultades para tener una erección.

Ante cualquiera de estos síntomas es necesario que el paciente se comunique de inmediato con su médico tratante, a fin de que él pueda determinar con toda certeza, que se trata de un efecto secundario ocasionado por el consumo de Aldactone.

De igual manera se indica, que dentro de estos síntomas no se han incluido todos, por lo cual si experimenta cualquier trastorno diferente a su condición normal es importante que se lo haga saber a su médico, para que tome las previsiones necesarias, ajustando la dosis del fármaco o cambiándole este producto por cualquier otro similar, que se adapte mejor a su organismo.

Dosis y Administración del Aldactone

La dosis y la forma como deberá ser consumido el Aldactone, se establece de manera particular para cada paciente luego de su control clínico, y en función de la patología presentada.

El Aldactone es un medicamento de uso oral, que se presenta en forma de tabletas cuyo contenido es variable en función de su miligramos; se pueden encontrar algunas presentaciones que van desde los 25 mg hasta unos 100 mg; en función de lo cual se ajusta al tratamiento de los pacientes.

La dosis recomendada a ser empleada para el caso del tratamiento de la hipertensión arterial generalmente es de 50 a 100 mg al día, en función de la condición del paciente, los que pueden ser aumentados en caso de ser necesario hasta 200 mg al día.

Pero en el caso de pacientes que presentan una insuficiencia a nivel cardíaco, se emplean dosis de 25 mg al día y nunca se deben superar los 50 mg diarios.

Es muy importante tener presente que se debe evitar superar la dosis máxima de este producto al día, como es el caso de los 400 mg, empleados en aquellos casos que se consideran graves, donde es necesario alcanzar la estabilidad física del organismo del paciente lo antes posible.

El Aldactone es un fármaco empleado en niños, siempre y cuando cuenten con la capacidad de ingerir las tabletas; teniendo presente que antes de hacerlo, es importante que su médico le realice todas las evaluaciones físicas pertinentes para garantizar su uso seguro.

El tratamiento deberá seguirse durante todo el tiempo indicado y siendo cuidadosos en cuanto a la cantidad del medicamento; en caso de no encontrar la cantidad de miligramos que le han recetado; puede adquirir una de mayor contenido y dividirla hasta alcanzar la dosis adecuada.

De igual manera, si le indican tomar 50 mg del producto y solo encuentra empaques de 25 mg; solamente necesitará en este caso tomar dos pastillas, para alcanzar con ellas la dosis que le corresponde al día.

Si olvida realizar alguna dosis, tómela tan pronto como lo recuerde; pero si está próxima la siguiente toma, deberá olvidarla y seguir con su medicación como de costumbre, evitando consumir más Aldactone del indicado para evitar padecer una sobredosis, lo que tendría serias consecuencias sobre su salud.

Lea detenidamente el prospecto adjunto en el empaque del medicamento para aclarar cualquier otra duda que se le pasara por alto a su médico, además de conocer todas las advertencias y precauciones sobre el uso de este fármaco, que le ha sido recetado para su uso personal, por lo cual no debe ser empleado con otra persona, a pesar de tener los mismos síntomas, evite la automedicación.

Si la lectura de este artículo le ha permitido conocer todo lo necesario sobre el Aldactone, le sugerimos los siguientes temas:

(Visited 146 times, 1 visits today)