El ajenjo,y sus excelentes beneficios para la salud

En el continente americano, sobre todo en el sur del continente, se dan plantas bastante exóticas y con grandes poderes curativos que han podido ser aprovechados desde los inicios de la civilización. En este artículo hablaremos sobre el ajenjo, una planta con muchos beneficios y proveniente de Suramérica.

Ajenjo

¿Qué es el ajenjo?

Podemos definir al  ajenjo como una planta herbácea propia de Suramérica, también se ha determinado que esta planta ha crecido en zonas templadas de Europa y África. Se ha caracterizado a esta planta como una que aporta muchos beneficios a la salud. Esto se puede comprobar por la historia puesto que las civilizaciones más antiguas del planeta hicieron uso de ella y la describieron como una planta medicinal sumamente efectiva.

Actualmente, el ajenjo es cultivado en vario países, esto se debe a la gran popularidad que ha tomado con sus efectos benéficos y además  a su gran capacidad de adaptación a suelos pobres y a condiciones climáticas adversas.

El ajenjo se caracteriza por tener un sabor amargo.  En lo que respecta a sus propiedades medicinales, estas son beneficiosas para el tratamiento de problemas a nivel gástrico, se recomienda siempre buscar el consejo de un médico o un experto fármaco antes de proceder a auto medicarse con esta planta.

Beneficios del ajenjo

El principal beneficio del ajenjo en la salud es la mejora tanto en el rendimiento como en la salud de nuestro sistema digestivo. Este efecto en ese sistema se debe a sus dos principales componentes, la Gracias absintina y la anabsintina. Se ha demostrado que ambos pueden mejorar notablemente el proceso de digestión al estimular el sistema digestivo. Por otro lado, esta planta es considerada también como uno de los mejores antibióticos naturales.

Dentro de las afecciones digestivas para las que se recomienda el ajenjo se destacan las indigestiones, el exceso de gases y para la eliminación de parásitos intestinales. Por otro lado, se sabe que esta planta ayuda en la función del hígado y de la vesícula biliar ya que potencia la secreción de la bilis y esto permite una descongestión del hígado lo que se traduce también en mejoras en su funcionamiento.

Una infusión de ajenjo ayuda a disminuir las molestias provocadas por una indigestión o por la acidez estomacal, de igual manera incrementa la actividad del sistema digestivo y esto incrementa a su vez el apetito, es por ello que se recomienda esta infusión a personas con problemas de anorexia.

En el caso de las mujeres, el ajenjo podría aliviar problemas relacionados con la menstruación ya que regula el ciclo menstrual. Se conoce además que esta planta posee cualidades que ayudan a adelgazar ya que estimula la emulsión de grasas a nivel intestinal y además desinflama el aparato digestivo. Algunas investigaciones han arrojado datos de que el ajenjo posee además efectos antidepresivos.

Para el sistema digestivo

Como ya mencionamos, el ajenjo un efectivo tratamiento contra la acidez y las digestiones lentas. Es importante recalcar que se debe de tomar esta planta bajo prescripción médica ya que podría estar contraindicada en algunos casos.

Ajenjo

Para dolores y heridas

El ajenjo también podría ser utilizado para el tratamiento de heridas. Para tratar este problema se debe de hacer un ungüento el cual aliviara el dolor de la herida o bien el dolor muscular o articular. Esta planta tiene propiedades antisépticas por lo que es muy recomendada para tratar heridas abiertas, úlceras o picaduras de insectos.

¿Cómo utilizar el ajenjo para aprovechar sus beneficios?

Con todos estos beneficios que te hemos mencionado sobre el ajenjo, debes de tener curiosidad sobre cómo usar esta planta. A continuación te indicaremos como aprovechar estos beneficios bien sea ingiriendo una infusión de ajenjo o bien haciendo un ungüento para colocarlo sobre la piel.

Infusión

Para poder preparar una infusión de ajenjo se necesitan 7 gr de la planta los cuales se deben de mezclar en un litro de agua hervida. Luego de esto se debe dejar reposando por 15 minutos. Se recomienda ingerir como una dosis máxima dos vasos al día y antes de las comidas.

Ungüento

Este ungüento casero se puede realizar combinando el ajenjo con otras hierbas naturales que tengan el mismo efecto antibiótico y antiinflamatorio.  Por su parte, el ajenjo disminuirá el enrojecimiento de la herida, la irritación y además la sensación de ardor.

Este ungüento se puede mezclar con un poco de aceite de oliva y miel. El aceite de oliva rico en ácidos grasos y Vitamina E potenciará la acción de nuestro ungüento. En lo que respecta a la miel, esta hidrata los tejidos secos y maltratados lo que aceleraría la cicatrización del tejido.

Ingredientes y Preparación

Para poder preparar este ungüento de ajenjo necesitaremos: 2 cucharadas de ajenjo, ¼ de taza de aceite de oliva y ½ taza de miel de abejas. Para comenzar a preparar, debemos meter el ajenjo en un envase y agregar el aceite de oliva. Dejamos cocinando en baño de maría por cerca de dos horas a fuego lento.

Luego de este tiempo, obtendrás un aceite concentrado y pasas esta solución por un colador fino para que los pequeños trozos de planta se queden en el colador y tener un extracto lo más limpio posible. Debemos dejar reposar este aceite y luego añadimos la miel de abeja para obtener así una textura un poco más densa, dejamos enfriar completamente y almacenamos en un lugar fresco y oscuro.

Contraindicaciones

Así como muchas otras plantas medicinales, el ajenjo no es un remedio que pueda ser indicado para cualquier persona. Por un lado, debemos destacar que no se recomienda la ingesta de esta planta en mujeres embarazadas o mientras estén dando lactancia puesto que es una planta bastante fuerte de sabor. En pacientes que sufren de hipertensión igualmente está contraindicada la ingesta de ajenjo.

El ajenjo se utiliza como un antiespasmódico ginecológico, es por ello que se contraindica durante el embarazo. Por otro lado, su ingesta durante un tiempo prolongado no se recomienda ya que un aceite que posee en su composición resulta ser nocivo para la salud si se ingiere durante largos periodos de tiempo. Además, un hecho que suele pasar por alto, son aquellos alérgicos a las plantas. En el caso de aquellos que son alérgicos a las plantas del género Asteraceae, tienen completamente contraindicado el ajenjo.

¿Cómo cosechar ajenjo?

Muy probablemente los beneficios del ajenjo así como también su cualidad de ser una planta bastante resistente te hayan motivado a querer una para tu jardín, bien sea para uso ornamental o para tener en caso de requerirla como un tratamiento para cualquier afección ara la que sea útil el ajenjo. A continuación te guiaremos sobre como cosechar una planta de ajenjo.

Siembra

El proceso de siembra se debe de realizar en semilleros, para ello agregamos las semillas y las cubrimos con una capa de tierra arenosa. Se recomienda que la siembra se haga a finales del invierno o bien a principios de la primavera. Debes regar el semillero una vez las hayas plantado y debes hacerlo diariamente.

Trasplantado

Una vez que las semillas hayan germinado y las plantas comiencen a desarrollarse poco a poco, es necesario realizar el trasplantado. El terreno para hacer la plantación definitiva debe ser preparado de forma muy cautelosa. Se recomienda que  cuando las plantes alcancen los 10 centímetros de altura se proceda a trasplantarlas. Le aconsejamos colocar las plantas en el nuevo terreno con una separación de unos 70 a 80 centímetros. Se estima que luego de un año, el ajenjo esté completamente desarrollado y que además haya floreado.

Recolección

Es importante recolectar el ajenjo antes de que se dé la floración, para ello se debe cortar el tallo de la planta con poca separación de la tierra.  Luego del primer año de siembra, es posible realizar 2 cosechas de ajenjo, una a finales de la primavera o bien a inicios del  verano y otra cosecha a principios del invierno, es importante mencionar que la cosecha del invierno tendrá un menor rendimiento en comparación a la cosecha de la primavera.

En este artículo pudimos conocer acerca del ajenjo, una planta con bastantes beneficios pero sobre todo es recomendada para problemas a nivel digestivo. Esto se debe a que es una planta que potencia el proceso de digestión y además estimula la producción de bilis por parte del hígado lo que permitirá una mejor absorción de los nutrientes. Para poder obtener estos beneficios, puedes ingerir el ajenjo como una infusión o bien hacer un ungüento para tratar heridas externas. También te pueden interesar los siguientes artículos:

(Visited 6 times, 1 visits today)