Abatacept: Nombre comercial, mecanismo de acción y más

La artritis reumatoide es una afección del sistema inmunológico que causa inflamación y lesiones articulares, lo que produce mucho dolor e incapacidad en aquellos que la padecen, el abatacept es un fármaco empleado para tratar esta enfermedad cuando no responde adecuadamente a otros medicamentos. Conoce todo sobre este producto farmacológico a continuación.

abatacept

Nota importante

Es necesario que consulte a su medico antes de emplear cualquier medicamento, incluyendo el abatacept. Recuerde que este articulo es informativo y no sustituye la apreciación de un profesional de la salud.

¿Qué es el abatacept?

El abatacept es un fármaco de tipo antiinflamatorio que se emplea combinado con metotrexato, producto farmacológico que ejerce su acción directamente sobre el sistema inmunitario, para tratar algunas formas de artritis.

Esta proteína se produce en cultivos celulares mediante un método llamado: tecnología de ADN recombinante. Este método consiste en un grupo de técnicas que logran aislar un gen de un organismo, para luego manipularlo, modificarlo e insertarlo en otro distinto.

Marca comercial

ORENCIA

abatacept-1

Presentaciones

Solución inyectable en pluma precargada 125 mg

Polvo para preparación de solución inyectable 250 mg

Indicaciones

El abatacept se indica para trata casos de artritis:

  1. Reumatoide en pacientes adultos
  2. Psoriásica en adultos
  3. Idiopática juvenil poliarticular

La artritis reumatoide

Es una dolencia sistémica progresiva crónica o de larga duración, que sin el debido tratamiento provoca consecuencias y desenlaces bastante graves para el cuerpo: destrucción de las articulaciones, incapacidad y limitación física para realizar las actividades de la vida diaria.

La artritis reumatoide es el resultante del ataque constante del sistema inmunológico del cuerpo a los tejidos normales, esto genera dolor e hinchazón en las articulaciones, causando su progresivo deterioro. Esta enfermedad afecta a cada individuo de manera muy diferente, la mayor parte de los casos el desarrollo de la dolencia es gradual durante varios años.

Por el contrario, hay pacientes que sufren un deterioro rápido por un tiempo limitado y entran en etapa de remisión. Sin embargo es importante entender que la artritis reumatoides una enfermedad crónica y progresiva, que aun sin la presencia de síntomas y recibiendo tratamiento puede continuar atacando el organismo.

Una terapia adecuada puede ser capaz de controlar y retrasar el curso de la enfermedad reduciendo el deterioro de las articulaciones a largo plazo, además de las molestias y el dolor, permitiéndole tener una mejor calidad de vida.

Abatacept se utiliza para la terapia de la artritis reumatoide activa de moderada a grave, si esta no se controla con tratamientos a base de medicamentos modificadores de la enfermedad (antirreumáticos) e inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF), empleándose en conjunto con metotrexato, aun si haber tenido un tratamiento previo con este último.

Artritis psoriásica

Esta variación de la enfermedad inflamatoria de las articulaciones se acompañada de psoriasis, que consiste en un trastorno inflamatorio de la piel. Cuando un paciente presenta artritis psoriásica activa, recibirá otros tipos de tratamientos primero y en caso de no lograr los efectos esperados se le administrara el abatacept, con el objetivo de:

  • Minimizar las manifestaciones y síntomas de la enfermedad.
  • Disminuir el deterioro de los huesos y articulaciones.
  • Beneficiar y mejorar su capacidad física, lo que permitirá realizar sus actividades de rutina con cierta normalidad.

Para esta forma de la enfermedad el fármaco puede ser empleado solo o en conjunto con metotrexato.

Artritis idiopática juvenil poliarticular

Esta forma de la artritis compromete a una o más articulaciones en niños y adolescentes. El abatacept se emplea en los pacientes entre 6 y 17 años que han sido tratados con otros medicamentos llamados bloqueantes del TNF y los resultados no fueron satisfactorios. Solo en este caso se prescribe abatacept con metotrexato para la terapia de la artritis idiopática juvenil poliarticular, con el objetivo de:

  • Disminuir y ralentizar el daño a las articulaciones.
  • En lo posible mejorar el funcionamiento físico.
  • Controlar y aliviar los signos y síntomas de este tipo de artritis.

Dosis y modo de uso de abatacept

La aplicación del medicamento debe ser realizada y observado por un especialista con experiencia en el tratamiento de la artritis. La dosis de abatacept para pacientes con artritis reumatoide o artritis psoriásica proviene del peso corporal del mismo y lo establece el médico tratante, sin embargo se aconsejan las siguientes cantidades:

  • Peso menor a 60 kg, son 500 mg que equivale a dos viales.
  • Entre 60 kg y 100 kg,  una cantidad de 750 mg, equivalente a tres viales
  • Pesos superiores a 100 kg, dosis de 1.000 mg, equivalente a cuatro viales

La presentación de este producto como polvo para solución para perfusión se debe diluir en el cloruro de sodio 9 mg/ml (del 0.9%) solución inyectable, antes de ser administrado.

La forma de aplicación del abatacept es como una infusión intravenosa es decir directamente a la vena por un lapso de 30 minutos. Durante el primer mes de tratamiento se coloca la infusión cada dos semanas para un total de tres dosis y cada cuatro semanas a partir de entonces. (Ver articulo: prednisona)

Si el tratamiento no genera las respuestas esperadas en seis meses, se debe considerar los beneficios y riesgos de continuarlo y además las terapias que pueden considerarse una alternativas  para el paciente.

Niños y adolescentes

En pacientes entre 6 y 17 años de edad con artritis idiopática juvenil poliarticular que tiene un peso corporal:

  • Menor de 75 kg, la dosis es de 10 mg/kg.
  • Mayor de 75 kg se aplica la dosificación de un adulto según su peso.

El médico tratante le informará sobre la duración de la terapia.

En el caso de abatacept de dosificación subcutánea, no se tiene información referente a su uso en pacientes menores de 18 años, por lo que se desconoce si es seguro y eficaz emplearla en esta población.

Dosificación de abatacept  subcutánea

El paciente debe recibir  una dosis intravenosa única de acuerdo a las cantidades indicadas anteriormente dependiendo del peso corporal, luego se procede a inyectar la primera dosis subcutánea de 125 mg de abatacept en un lapso de un día, se continua con las inyecciones subcutáneas de 125 mg una vez a la semana. Aquellos individuos a los que no se les puede administrar infusión comienzan el tratamiento solo con las inyecciones subcutáneas  semanales.

Si se debe cambiar de terapia intravenosa a la administración subcutánea, solo se debe administrar la primera dosis subcutánea sustituyendo la siguiente dosis intravenosa de la planificación.

El abatacept en esta presentación viene listo para aplicarlo debajo de la piel, cada semana una sola vez. Se recomienda elegir el día conveniente para el uso del fármaco y no variarlo, colocar la inyección el mismo día de la semana. El tratamiento es continuo y sin falta por el lapso de tiempo que indique el medico tratante. Este medicamento puede ser aplicado por el mismo paciente, después de recibir las instrucciones del medico o enfermero.

Sin embargo aquí te presentamos los pasos a seguir para colocar la inyección de abatacept:

1. Retire del refrigerador la jeringa, unos 10 o 15 minutos previos a la administración.

2. Debe lavarse cuidadosamente las manos y ademas con un algodón o gasa proceder a desinfectar la piel donde aplicara la inyección.

3. Con el dedo índice y el pulgar haga un pliegue en la piel sin oprimir.

4. coloque la aguja de la jeringa en un ángulo de 45º- 90º.

5. Empuje el émbolo con lentitud y vacíe completamente la jeringa.

6. Saque la aguja y retire de la piel, coloque inmediatamente un algodón en el lugar y presione suavemente por diez segundos, sin frotar.

Las áreas mas adecuadas para inyectar el fármaco son:

  • Zona superior de los muslos.
  • El abdomen, esto no incluye la cintura y el ombligo.
  • Área posterior de los brazos

Es muy importante que se inyecte en un área distinta cada semana, evitando los lugares donde existe mucho dolor, alguna lesión o daño, enrojecimiento, hinchazón, etc.

Sobredosis

Si recibe una dosis mayor de abatacept de la debid,a el medico tratante le supervisará para tratar cualquier efecto adverso que se pueda presentar.

Si olvidó la dosis de abatacept

En el caso de que olvide recibir la dosis del medicamento correspondiente, debe consultar con su medico tratante para que este planifique o programe la próxima dosificación.

Mecanismo de acción del abatacept

El abatacept tiene como función suprimir la acción de las “células T” del sistema inmunitario, o el sistema que se encarga de defender el cuerpo y que son las causantes de la inflamación y el daño a las articulaciones que caracterizan a la artritis reumatoide.

Las células T son activadas por moléculas que se unen a los receptores que se encuentran en la superficie de las mismas. Abatacept se encarga básicamente de unirse a estas moléculas llamadas CD80 y CD86, evitando que las células T se activen y comiencen su acción. Esto permite disminuir la inflamación, controla y mejora el daño articular además de otros síntomas de la enfermedad.

Efectos adversos

Este producto puede causar efectos adversos, al igual que otros fármacos, pero es importante destacar que no todos los pacientes los padecen. Generalmente los efectos no deseados más frecuentes son las infecciones de las vías respiratorias superiores que incluye nariz y garganta, dolor de cabeza o cefalea y náuseas. (Ver articulo: Ibuprofeno)

En algunos caso los efectos adversos pueden ser muy severos y necesitar de tratamiento para ser controlados y aliviados, estos pueden incluir: infecciones graves, problemas dentales, sensación de quemazón o ardor excesivo al orinar, neoplasias malignas o cáncer y reacciones alérgicas que presentan síntomas tales como: erupciones graves y dolorosas, ampollas, urticaria, hinchazón en la cara, manos o pies, problemas para respirar o tragar, fiebre,  tos persistente, adelgazamiento, cansancio, fatiga, etc.

A continuación se realizó una lista de efectos secundarios que se registraron en pacientes adultos en diferentes frecuencias, que abarcan:

Muy frecuentes (afectan más de uno de cada 10 pacientes)

Frecuentes (afectan hasta uno de cada 10 pacientes)

Poco frecuentes (afectan hasta uno de cada 100 pacientes)

Raros (afectan hasta uno de cada 1000 pacientes)

Listado de efectos adversos:

Se presentan los efectos adversos que han sido notificados en pacientes adultos que reciben abatacept:

Muy frecuentes

  • Infecciones de las vías respiratorias superiores: nariz, garganta y senos nasales.

Frecuentes

  • Infecciones de los pulmones
  • Infecciones urinarias
  • Ampollas dolorosas en la piel
  • Rinitis
  • Gripe
  • Cefalea o dolor de cabeza
  • Vértigo
  • Aumento de la presión arterial
  • Tos
  • Dolor en el abdomen
  • Diarrea
  • Náuseas y vómitos
  • Malestar estomacal
  • Llagas en la cavidad bucal
  • Erupción cutánea
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Anormalidades en las pruebas de función hepática

Poco frecuentes

  • Complicaciones e infecciones dentales
  • Proliferación de hongos en las uñas.
  • Infección muscular y del torrente sanguíneo
  • Acumulación de pus bajo la piel
  • Afección renal provocada por bacterias
  • Malestar e infección de oído
  • Disminuye la presencia de leucocitos en la sangre
  • Cáncer de piel
  • Verrugas
  • Bajos niveles de plaquetas en sangre
  • Reacciones alérgicas
  • Estados depresivos, ansiedad y alteración del sueño
  • Migrañas
  • Entumecimiento
  • Síndrome del ojo seco ojo
  • Disminución de la visión
  • Inflamación de los ojos
  • Palpitación
  • Cambios en el ritmo cardíaco  se torna rápido o lento
  • Presión arterial baja
  • Sofocos
  • Inflamación de los vasos sanguíneos
  • Rubor

  • Problemas para respirar
  • Sibilancias y  falta de aire
  • Agravamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Opresión en la garganta
  • Aparición de hematomas
  • Piel seca
  • Psoriasis
  • Enrojecimiento en áreas de la piel
  • Sudoración excesiva
  • Acné
  • Alopecia
  • Prurito
  • Dolor en las articulaciones y extremidades
  • Ausencia de menstruación o reglas muy abundantes
  • Síndrome pseudogripal
  • Aumento de peso

Raros

  • Tuberculosis
  • Inflamación en diversos órganos de aparato reproductivo femenino (útero, trompas de Falopio y/o ovarios)
  • Infección gastroinstestinal
  • Leucemia
  • Cáncer de pulmón

Efectos adversos en niños y adolescentes con artritis idiopática juvenil poliarticular

Los efectos secundarios en niños y adolescentes con artritis idiopática juvenil articular son muy parecidos a los que  experimentan los adultos con artritis reumatoide, con algunas diferencias:

Frecuentes

  • Infección de las vías respiratorias superiores que incluyen nariz y garganta
  • Malestares e infecciones de oído
  • Rastros de sangre en la orina
  • Fiebre.

Si percibe o experimente algún efecto no deseado, aunque no figure en los prospectos es importante que sea notificado a su equipo médico.

Comunicación de efectos adversos

Es importante que informe a su médico tratante todos los  efectos secundarios y no deseados que perciba o experimente, aun cuando no aparecen en el prospecto o en las listas anteriores. Esto permite recopilar información sobre el uso y la seguridad de este producto farmacológico

Contraindicaciones

No es apropiado para personas con alergia o hipersensibilidad a esta sustancia activa o a los demás componentes del medicamento. Verifique cuales son y comuníquelo a su médico.

La presencia de una infección grave o no controlada, tales como una sepsis o  infección de la sangre o ciertas infecciones oportunistas que atacan al sistema inmunitario deteriorado, constituyen un riesgo para iniciar un tratamiento con abatacept, ya que pueden complicarse con la manifestación de los efectos adversos. En caso de presentar una infección durante el tratamiento comuníquese con su especialista.

Advertencias y precauciones

Antes de iniciar el tratamiento con el abatacept debe conocer algunos aspectos importantes, que debe informar a su médico en caso de que ocurran:

  • El medicamento para infusión intravenosa se debe administrar bajo la vigilancia de un médico especialista.
  • Su médico tratante le indicara la duración del tratamiento con abatacept  y qué otros fármacos en caso de que los hubiera, puede continuar ingiriendo mientras dura la terapia.
  • En caso de percibir algún síntoma de una reacción alérgica, tales como: opresión en el pecho, asma, vértigo severo, mareo, hinchazón o erupción de la piel.
  • Presenta infecciones de cualquier tipo, ya sean prolongadas o localizadas, o es propenso a padecerlas. Este fármaco disminuye la facultad del organismo de contrarrestar y combatir las infecciones.
  • Padece tuberculosis (TB) o síntomas de la dolencia como tos persistente, pérdida de peso, apatía, fiebre leve. Se deben realizar las pruebas respectivas antes de iniciar la terapia.
  • Tiene hepatitis vírica  que consiste en una inflamación del hígado causada por la contaminación con alguno de los cinco virus de la hepatitis (A, B, C, D y E).
  • Fue diagnosticado con cáncer.

  • Recibió alguna vacuna o requiere vacunarse. Esto es de suma importancia ya que existen algunos tipos de inmunizaciones que no deben ser administradas si se encuentra en terapia con el abatacept. Los pacientes con artritis idiopática juvenil poliarticular, deben actualizar su calendario de vacunas antes de iniciar el tratamiento.
  • Si recibió el fármaco durante el embarazo debe notificarle al equipo médico para establecer las posibles fechas de vacunación del bebe, ya que puede desarrollar alguna infección si lo inmunizan.
  • Si es necesario que compruebe sus niveles de glucosa periódicamente.
  • El producto contiene un azúcar llamado maltosa, esta puede causar resultados falsos de altos niveles de glucosa en la sangre cuando se emplea ciertos controles de la misma. Comunique a su médico para que este le indique un método diferente para verificar sus niveles de glucosa, previo a realizar y examinar pruebas de los valores sanguíneos.
  • Este fármaco contiene 8,625 miligramos de sodio por vial, en caso de recibir la dosis máxima de cuatro viales sería un total de 34,5 miligramos de sodio, esto debe tomarse muy en cuenta si tiene un régimen bajo en sodio.
  • Los pacientes que están siendo tratados con abatacept deben poseer una tarjeta de alerta especial, donde se explica todas las  restricciones y precauciones en caso de ser atendido de emergencia en algún centro de salud, ademas recomienda la comunicación inmediata con el médico tratante.
  • No debe interrumpir el tratamiento con abatacept, sin consultar antes a su médico tratante.
  • Si existe alguna duda o interrogante sobre su tratamiento y el uso de este producto, pregunte directamente  a su médico.

Pacientes de edad avanzada

Este medicamento puede ser prescrito y empleado en pacientes con más de 65 años, sin que se requiera ajustar la dosis.

Niños y adolescentes

No se han realizado estudios e investigaciones del uso de abatacept en pacientes pediátricos menores de seis años, por lo que no es aconsejable su administración en este grupo.

Embarazo y lactancia

Solo se debe administrar este fármaco por orden expresa del médico, ya que se desconoce  el efecto que puede causar en el feto.

Si esta en edad fértil, se le recomienda emplear métodos anticonceptivos efectivos y fiables mientras se encuentre en tratamiento y hasta catorce semanas luego de la última dosis. El medico le indicara el método apropiado en su caso.

En caso de quedar embarazada mientras está en tratamiento con abatacept es necesario que informe a su médico inmediatamente, ya que en esto casos el feto esta propenso a contraer infecciones.

No amamante si está en tratamiento con este producto o luego de catorce semanas desde la última dosis recibida, pues se desconoce si abatacept pasa a la leche materna.

Conducción y uso de máquinas

Generalmente el abatacept no afecta  la capacidad para conducir o usar máquinas y herramientas, pero si ocurre algún efecto secundario como fatiga, mareo, cansancio, etc., no debe conducir o manipular vehículos y maquinaria.

Abatacept y alcohol

No ingiera alcohol si esta en tratamiento con este fármaco, ya que existe una gran posibilidad que intensifique las reacciones o efectos adversos.

Interacciones

Ante todo es importante que mencione a su médico todos los medicamentos con o sin prescripción, complejos vitamínicos y productos naturales hechos con semillas, raíces o hierbas que este utilizando.

El abatacept no se puede administrar en asociación con medicamentos biológicos para la artritis reumatoide, entre los que se cuentan:

  • Inhibidores del TNF como el adalimumab, etanercept, e infliximab.
  •  Modificador de la respuesta biológica como anakinra
  • Anticuerpo monoclonal quimérico como el rituximab.

Por el contrario se puede emplear en conjunto con otros  medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la artritis reumatoide, tales como esteroides y antiinflamatorios no esteroideos que incluyen ibuprofeno o diclofenaco.

De igual forma debe consultar a su médico antes de consumir cualquier otro producto farmacológico, ya que solo él puede autorizarlo.

Conservación y almacenamiento

-Guarde el medicamento en lugares poco accesibles para niños y mascotas. Evitando que estén a su vista y alcance.

-No administre este medicamento si ya se encuentra vencido. La fecha de caducidad aparece impreso en la etiqueta o  envase y corresponde al último día del mes señalado.

-Es importante mantener refrigerado  a una temperatura que oscile entre 2°C y 8°C.

-Conserve el producto en su empaque original, ya que este le protege de la luz.

-Después de su preparación la solución de perfusión es estable refrigerada durante 24 horas, sin embargo se debe utilizar inmediatamente.

-Cuando el fármaco presenta partículas opacas o extrañas y variaciones en el color, no lo utilice.

-En el caso de las jeringas para aplicar vía subcutánea deben conservarse igualmente en la nevera, sin congelar. En caso de viaje debe guardarlas en una nevera portátil con suficiente hielo y sin exponerla a la luz.

Composición del fármaco

El principio activo del medicamento es abatacept.

Los otros componentes son:

  • Maltosa
  • Dihidrógeno fosfato sódico monohidrato
  • Cloruro sódico

Aspecto del producto

El fármaco es un polvo para concentrado para solución para perfusión, de color blanco o blanquecino.

Consideraciones para la Administración Subcutánea de abatacept

  • El fármaco para administración subcutánea de abatacept de 125 mg/ml, no debe ser utilizada para infusión intravenosa.
  • Este medicamento debe ser utilizado bajo la vigilancia y supervisión de un médico o enfermero quien instruirá al paciente para que pueda posteriormente inyectarse el mismo. Esto siempre y cuando el profesional de la salud lo considere apropiado.
  • Antes de administra un  producto farmacológico parenterales deben verificar la presencia de partículas y variaciones del color, siempre que el envase lo permita. Si observa que las jeringas pre- llenadas de abatacept tienen estas anomalías no las utilice, el aspecto debe ser transparente, y varía entre incoloro y color amarillo pálido.
  • El contenido de la jeringa debe ser administrado en su totalidad, es de 1 ml y  proporciona 125 mg de abatacept.
  • Siga al pie de la letra todas las instrucciones de uso del medicamento y aquellas indicadas por el personal de salud que le adiestró.
  • Las zonas de inyección deben variarse y rotarse, evite aplicar en áreas donde la piel este excesivamente sensible, lesionada, enrojecida o endurecida.

Alimentación adecuada en personas con artritis

Una alimentación saludable es vital y esencial para cualquier persona, pero cuando  se padece una enfermedad, por ejemplo la artritis, ingerir los nutrientes apropiados influye de forma positiva  en la salud, aliviando en muchos caso los síntomas de la enfermedad.

Recuerde que el sobrepeso agudiza la inflamación, pues ejerce mucha más presión sobre las articulaciones que están afectadas por la enfermedad. Una dieta balanceada y saludable le permite eliminar los kilos demás y conservar en lo posible la salud de huesos, articulaciones y tejidos comprometidos.

La relación entre la nutrición y la enfermedad

La forma en que nos alimentamos y la salud están ligadas, por lo que muchos expertos en el área aseguran que aquello que comemos  influye en gran medida en el desarrollo y la sintomatología de algunos tipos de artritis y dolencias relacionadas con la misma.

Se recomienda en la mayoría de los casos para disminuir el dolor de la afección, brindar al cuerpo potentes nutrientes antiinflamatorios presentes en una dieta estilo mediterráneo. Esta consiste básicamente en el consumo de frutas, verduras, aceite de oliva, frijoles, nueces y semillas.

Evitando en lo posible ingerir alimentos procesados, ricos en azúcar y grasa, ya que estos tienden a incrementar la inflamación, empeorando los síntomas de la artritis; sin mencionar la gran variedad de enfermedades crónicas que pueden afectar el organismo.   (Ver articulo: Apremilast)

(Visited 12 times, 1 visits today)