≡ Menu




Descubre todo sobre el medicamento ropinirol

El ropinirol es un medicamento que contiene agonista, una sustancia que provoca la unión de una célula en específico, siendo este caso la dopamina. Empleada para la terapia del padecimiento de Parkinson. Es suministra de manera oral antes de dormir, sin embargo puede llegar a ser ingerido hasta las tres (3) horas previas. Este fármaco puede ingerirse con otros alimentos sin algún problema ya que este ayudará a mejorar la vía gastrointestinal.

Nota: Este artículo es solo informativo, no se automedique.

Condiciones o enfermedades para las que se prescribe

Este medicamento ropinirol se usa únicamente con otros fármacos para poder aminorar los indicios del trastorno de Parkinson, siendo este padecimiento que sufre el sistema nervioso y que perjudica la parte motriz, la movilidad de los músculos y hasta el sentido de orientación, en este sentido, también puede dar lugar a temblores involuntarios frecuentes en ciertas partes del cuerpo, así como rigidez, y movimientos lentos.

Por otra parte, el ropinirol de igual forma se emplea para la terapia del denominado síndrome de piernas inquietas que es en términos concretos, es un traumatismo que afecta a las piernas y que por consiguiente se necesita de la movilidad de las mismas, especialmente en horas de la noche e incluso cuando el paciente adopta posiciones como acostarse o sentarse. (ver artículo: Propifenazona).

Este fármaco, el ropinirol, se clasifica dentro de la familia de fármacos llamados agonistas de la dopamina, es decir, que no provoca efectos fisiológicos por sí solo, al ser dosificado, pero lo que si llega a hacer tener es un rango de actividad al punto que llega a ser sustituto de la dopamina, que es un componente que se encuentra en el cerebro de manera innata y que resulta ser indispensable para lograr controlar los movimientos del cuerpo.

Marcas comerciales

Este medicamento al igual que muchos, llega a encontrarse en las farmacias, en los centros de salud y hasta en botiquerías baja otras denominaciones, no obstante es importante que le consulte primero a su médico especialistas acerca de estas denominaciones comerciales, ya que él mismo lo orientará de la manera más adecuada y precisa.

En este sentido, el medicamento ropinirol se le conoce como Requip o bajo la denominación de Requip XL.

Propiedades farmacocinéticas

En cuanto a la absorción requerida por el organismo tras haber suministrado de forma oral, es decir, por medio de tabletas de liberación prolongada o extensa, primeramente llega a existir una notoria concentración en el plasma del paciente que incrementa despacio, bajo un tiempo medio que por lo general llega a alcanzar un rango de seis (6) y diez (10) horas.

En un estudio donde se tomó en consideración a veinticinco (25) personas que padecían de Parkinson, se le llegó a suministrar doce (12)mg de este fármaco en tabletas de liberación prolongada diariamente y por una sola vez, acompañado con una comida rica en grasa, donde se pudo demostrar un incremento a nivel sistémico producto del ropinirol.

Sin embargo, en cuanto al tiempo hubo un retraso considerable de aproximadamente tres (3) horas, aunque estos cambios de temperatura son irrelevantes en estos ensayos, ya que no tienen alguna influencia en las reacciones o efectos secundario de manera relevantes.

En cuanto al esparcimiento de este fármaco en el cuerpo, el mismo llega a establecer una unión con las proteínas plasmáticas.

Ahora bien, se ha podido llegar a un acuerdo de que tras aplicarse una elevada dosis de ropinirol se llega a observar un aumento considerable en su distribución en el cuerpo. Sin embargo, la transformación que sufre el ropinirol en el organismo llega a ser eliminado primariamente por el metabolismo y sus componentes denominados metabolitos, y son desechados a través de la orina.

Al desechar el ropinirol, la circulación sanguínea elimina el fármaco alrededor de unas seis (6) horas. Sin embargo,  el incremento de ropinirol llega a ser proporcional al rango de las dosis suministradas. En este sentido, no se observó un cambio notorio como el aclaramiento del fármaco tras haber sido suministrado de manera oral, en dosificación única o de forma repetida.

Aunque lo que sí se pudo observar fue una inestabilidad en cada uno de las personas a quien se les aplicó el fármaco, sobre todo en lo que respecta a los parámetros farmacocinéticos; esta administración de ropinirol en manera de comprimidos de liberación extensa, afectó el equilibrio y dio como resultado una especie de variabilidad entre cada uno de los pacientes, esta versatilidad se encuentra alrededor de los treinta (30)% y cincuenta y cinco (55)% por ciento.

En personas que padecían de insuficiencia renal leve y los que padecían de Parkinson, no se logró observar algún cambio que incidiera en los parámetros farmacocinéticos del fármaco. Por otro lado, en personas que sufrían de algún padecimiento renal terminal y que fueran de manera constante sometidas a hemodiálisis, se notó una especie de el aclaramiento de ropinirol, aproximadamente en un alrededor de treinta (30)% por ciento.

Sin embargo este aclaramiento del fármaco tomado de manera oral, también disminuyó alrededor de un ochenta (80) por ciento. Es por eso,que la dosificación que se recomienda tomar de manera máxima para este tipo de pacientes con Parkinson es de hasta dieciocho (18) mg diario.

Formas de utilizar el ropinirol

Es preciso mencionar que las formas en que se presenta este medicamento ropinirol, es primeramente en forma de tabletas normales para su consumo con agua y por otro lado, en forma de comprimidos de liberación prolongada, es decir, con un amplio espectro o de acción extendida para ser suministrado de forma oral.

En este sentido, el ropinirol puede llegar a ser ingerido con otros alimentos sin algún problema, ya que esta combinación ayuda a que se produzcan ciertas molestias en el estómago.

Cuando se emplea el fármaco ropinirol con el fin de tratar el padecimiento de Parkinson, el comprimido normal por lo general debe ingerirse al menos tres (3) veces diario, mientras que por otro lado, la tableta de liberación extendida se debe de ingerir al menos una (1) sola vez diario.

En el caso de emplear el fármaco ropinirol para el tratamiento del denominado síndrome o padecimiento de piernas inquietas, el comprimido normal se debe de ingerir una (1) vez al día por lo menos, previo a las tres (3) horas para irse a descansar por la noche.

En este sentido, en el caso de las denominadas tabletas de liberación prolongada o amplio espectro del medicamento, no se utilizan para el tratamiento del denominado síndrome de piernas inquietas. Sin embargo, fuera de este caso por lo general el ropinirol se debe de ingerir más o menos a la misma hora, hasta que se cambie de tratamiento o su médico se lo prohíba.

Debe continuar de manera cautelosa con las indicaciones, que le enseña la receta, en caso de duda solicite a su especialista en el área de la medicina o en dado caso a su farmacéutico de confianza que le puedan explicar las dudas que se le presenten, o alguna otra cosa que no logre entender.

Ingiera las tabletas de ropinirol según le haya sido dosificado, no intente incrementar ni disminuirla, procure no tomarla con más periodicidad de la adecuada y ajustada por su médico especialista.

Existen otros fármacos que poseen una denominación muy similar a la del ropinirol, por lo que debe de estar muy seguro de que el fármaco que va a comprar y posteriormente a utilizar, tenga el nombre de ropinirol y que no sea uno de los fármacos muy parecidos a los que se encuentran en las farmacias cada vez que vaya a surtir la receta.

Procure que la receta que le está proporcionando su especialista en el área de la medicina sea legible, clara y sencilla de analizar, ya que es usted quien debe de saber la denominación del fármaco y por qué motivo lo está tomando. De igual forma, si considera que le vendieron el fármaco equivocado, es preciso que hable de inmediato con su farmacéutico.

ropinirol

No intente ingerir ningún otro fármaco a menos que se encuentre determinado, y sepa que es el fármaco que su especialista le recetó desde el inicio. Al momento de tragar las tabletas de liberación extensa o prolongada procure comerlas enteras sin partirlas, triturarlas ni masticarlas.

Por lo general, el médico recetará de manera inicial una dosificación muy mínima del fármaco ropinirol y tras el paso del tiempo irá en aumento de manera gradual con el fin de ayudar a mantener bajo control los síntomas. En caso de estar tomando el medicamento ropinirol para lograr mantener controlados los síntomas del padecimiento de Parkinson, es muy posible que el médico especialista no llegue a incrementar la dosificación más de una vez semanal.

En caso de estar ingiriendo ropinirol para el tratamiento de la denominada afección de piernas inquietas, es muy posible que el especialista en el área de la medicina incremente la dosificación del tratamiento luego de haber transcurrido dos (2) días, luego de haber terminado la primera semana, sin haber transcurrido más de una (1) vez semanal. (ver artículo: Tirotropina).

Por lo general es probable que tarde varias semanas para lograr alcanzar la dosificación que le sea más efectiva para el tratar la afección que esté padeciendo. Para el caso de la terapia de piernas inquietas, si se encuentra tomando el fármaco ropinirol, lo más probable es que se le permita un paquete que al inicio contendrá comprimidos con dosis cada vez más altas, siendo estas tomadas las primeras dos (2) semanas de haber comenzado el tratamiento.

Aunque todo esto dependerá de la respuesta que tenga el cuerpo al empezar a tomar ropinirol, ya que este suministro puede variar en el paquete de inicio. Sin embargo, su médico especialista le indicará la forma en cómo se debe usar el paquete y si tiene que ingerir todas las pastillas que contiene.

Es importante recordarle que el ropinirol solo tiene la función de controlar los síntomas que se presentan producto del padecimiento de Parkinson y del síndrome de piernas inquietas, pero este no representa la cura a estos síndromes. En este sentido, no deje de ingerir el medicamento sin haber previamente consultado con su médico especialista.

Precauciones que se deben seguir

  • Antes de empezar a tomar este fármaco ropinirol, comuníquese con su especialista en el área de la medicina y con su farmacéutico de confianza si usted presenta signos de alergia al medicamento, a otros fármacos o cualquier otro componente que contenga ropinirol así sea en tabletas, que tiene un rango de actuación normal o por el contrario de liberación extensiva. En este sentido, solicite a su médico especialista el listado de la composición de cada una de las tabletas de ropinirol.
  • Comuníquele a su médico especialista y en dado caso a su farmacéutico de confianza, qué fármacos recetados o no, suplementos vitamínicos, tanto nutricionales y algún otro fármaco a base de hierbas se encuentra tomando o por el contrario está pensando tomar. No olvide nombrar si está tomando algún antidepresivo; antipsicótico; antibiótico; algún anticonceptivo hormonal tal como la píldora, el parche, o está aplicándose inyecciones anticonceptivas.
  • Si se encuentra bajo un tratamiento a base de insulina; está tomando fármacos para la ansiedad o está tomando algún anticonvulsivante; algún fármaco que cause somnolencia; algún sedante o píldoras para dormir, incluso tranquilizantes, ya que es muy probable de que el médico cambie la dosificación estos fármacos para posteriormente estar bajo observación por si llega a presentar algún efecto secundario.

  • Indíquele a su especialista si ha padecido o ha sufrido de algún impulso descontrolado y que resulta ser difícil de mantener bajo control, o si ha sufrido o actualmente sufre de somnolencia durante el día de manera imprevista, incluso si padece de algún trastorno del sueño severo aparte de este síndrome de piernas inquietas;

De igual forma, comuníquele a su especialista si sufre de presión sanguínea muy elevada o muy baja; si padece de alguna enfermedad mental que ocasione pensamientos negativos como quitarse la vida; alguna afección del corazón, así como del riñón o hígado.

  • Comuníquele de inmediato a su médico especialista si se encuentra en estado de gestación, o si está pensando en quedar embarazada. En dado caso, de quedar embarazada en el transcurso de tratamiento con el fármaco ropinirol, de igual forma, es importante que también le diga su especialista médico si se encuentra amamantando, dado que el ropinirol puede llegar a reducir las cantidades de leche materna en el cuerpo.
  • Es importante mencionar que el ropinirol puede ocasionar somnolencia en la persona de forma inesperada, inclusive se ha llegado a saber que el suministro del fármaco ropinirol hace que los pacientes se duerman repentinamente en el transcurso de su actividad diaria. Es probable que al inicio no sienta síntomas de somnolencia o alguna advertencia del cuerpo, previo a quedarse dormido de manera repentina.
  • Es por ello que debe tener algunos cuidados al comenzar la terapia con ropinirol, tal como evitar en lo posible conducir vehículos, maquinaria pesada, estar en lugares altos y estar haciendo actividades que resulten potencialmente mortales y que por lo tanto, no sepa cómo actúa el ropinirol.

  • De quedar dormido de forma repentina o en dado caso si se encuentra haciendo alguna actividad como hablar, comer o viajar por algún asunto de trabajo o de vacaciones, y está muy somnoliento, más que todo en el transcurso del día, comuníquese con su médico especialista.
  • Es importante que sepa que una elevada ingesta de alcohol, puede incrementar la somnolencia que este fármaco. En este sentido, comuníquese con su especialista acerca de esta situación o si ha consumido de forma habitual algún tipo de bebida alcohólica.
  • Comuníquese con su especialista si usted es de las personas que consume de forma frecuente algún producto derivado del tabaco, o si está fumando y de repente lo deja de hacer en el transcurso de la terapia con ropinirol ya que este hábito, como es el de fumar, puede disminuir la eficiencia del fármaco.
  • Debe tener en cuenta que al empezar a tomar ropinirol, existen personas que llegan a desarrollar uno que otra conducta de manera impulsiva, siendo esto muy extraño en ellos ya que antes no lo tenían. Comuníquele esto a su familia acerca de este riesgo, de manera que ellos mismos llamen al médico especialista cuando usted no se encuentre consciente de esta dificultad. (ver artículo: Ropivacaína).
  • Es preciso acotar que el fármaco ropinirol puede ocasionar cierto aturdimiento, y hasta sudoración luego de haber estado acostado. Esto resulta ser común al comienzo del tratamiento de ropinirol, o cada que se incremente o ajuste la dosificación del mismo. Para evitar este tipo de dificultad, se recomienda levantarse muy lánguidamente del lugar donde se encuentre y coloque los pies en el piso, previo a ponerse de pie.

  • El fármaco ropinirol se relaciona por lo general con el síntoma de la somnolencia y ciertos episodios de sueño inesperado, sobre todo en lo que respecta a los pacientes que padecen de Parkinson, ya que se sabe que el sueño de forma repentina durante el transcurso de las actividades cotidianas llegan a ocurrir sin alguna señal previa de aviso.

En este sentido, se puede llegar a considerar la disminución de las dosis o posiblemente hasta llegar a dar por terminado el tratamiento. En el caso de las personas que padecen de algún trastorno psiquiátrico, las mismas no deben de estar tratadas con medicamentos dopaminérgicos.

  • Si se encuentra tomando el fármaco ropinirol y por algún motivo ajeno a usted deja de tomarlo, es muy probable de que presente síntomas desfavorables como taquicardia o rigidez. En este sentido, sólo si su médico especialista le orienta que deje de tomar las dosis establecidas de ropinirol, lo más posible es que vaya reduciendo de manera gradual la dosificación tras llegar a los siete (7) días.
  • Si por algún motivo deja de tomar el fármaco ropinirol, no vuelva a ingerirlo sin antes haber consultado con su médico especialista, ya que es muy probable que su médico de confianza vuelva a incrementar la dosificación de manera gradual; en este sentido es importante que le pida a su farmacéutico una copia a cerca de la información del fabricante.

Posología del ropinirol

En cuanto a la dosis de ropinirol, el mismo se presenta en forma de comprimido de manera normal o común y en forma de liberación prolongada, por lo que debe de tomarse una sola vez por día, a la misma hora que fue establecido de ese mismo día. En este sentido, dependiendo de la característica de los comprimidos los mismos, si son de liberación prolongada, pueden ser ingeridos ya sea con o sin alimentos.

Estas mismas tabletas de liberación extensiva o prolongada se deben de ingerir de manera entera, no deben de masticarse, triturarse, o incluso partirse ya que el recubrimiento se usa con ese propósito, es decir, para lograr de manera segura su liberación de forma prolongada. En el caso de las personas adultas, se exhorta a realizar los ajustes de las dosis de forma individual, según sea la eficacia y el nivel de tolerabilidad que tenga el individuo con la medicación. (ver artículo: Pioglitazona).

En cuanto al inicio de la dosis del fármaco ropinirol, para ser tomado en forma de tableta de liberación prolongada el mismo se compone de dos (2) mg para ser tomado la primera semana; sin embargo, el médico debe de aumentar la dosis a cuatro (4) mg diario a partir de la segunda semana de haber comenzado la terapia.

En el caso de los niños y adolescentes, el fármaco ropinirol en forma de comprimidos de liberación prolongada, los médicos no recomiendan su utilización si la persona es menor de los dieciocho (18) años, ya que hasta la actualidad no se conoce de la información necesaria a cerca de eficacia.

En el caso de personas de edad avanzada, es decir, a partir de la edad comprendida de los sesenta y cinco (65) años de edad o mayores, se recomienda un ajuste en la dosificación de ser necesario, ya que por lo general la dosis de este fármaco está individualizado, siendo la persona vigilada constantemente de forma cuidadosa y tomando en cuenta el nivel de tolerancia, hasta lograr tener la respuesta clínica necesaria.

En personas que padecen de insuficiencia renal de forma leve, los médicos no necesitan realizar algún ajuste en las dosis, ya que a diferencia con el uso de este fármaco en personas que padecen de alguna enfermedad renal en su fase terminal y que utilizan hemodiálisis, se ha podido demostrar la necesidad de realizar cualquier ajuste en la dosificación.

Siendo a través de la siguiente forma: una dosificación que comienza por lo general, que es aconsejada por los médicos especialistas de ropinirol, en forma de tabletas o comprimidos de liberación extensiva o prolongada de dos (2) mg diario.

Efectos secundarios que podría provocar el ropinirol

Al igual que muchos fármacos, el ropinirol puede ocasionar efectos que pueden resultar ser secundarios. Por lo tanto es importante que le avise a su médico especialista si llega a presentar cualquiera de estos síntomas, ya que los mismos pueden tornarse graves y no desaparecer con el transcurso del tiempo:

  • Vómito.
  • Acidez estomacal.
  • Estreñimiento.
  • Disminución del apetito.
  • Dolores de cabeza.
  • Sudoración excesiva.
  • La persona presenta náuseas constantes.
  • Dolor de estómago.
  • Dificultad para recordar o para concentrarse.
  • Movimientos súbitos e incontrolables del cuerpo.
  • Disminución de la sensibilidad (o la respuesta) al tacto.
  • Dificultad o dolor al orinar.
  • Dolores de espalda y de los músculos y las articulaciones.
  • Confusión.
  • Ganas frecuentes o urgentes de orinar.
  • Ardor o dolor en las manos o los pies.
  • Hinchazón de las manos, los brazos, los pies, los tobillos o las pantorrillas.
  • Boca seca.
  • Temblor incontrolable de alguna parte del cuerpo.
  • Dolor en el pecho.
  • El paciente presenta falta de aire y oxígeno.

  • Alucinaciones (la persona ve cosas y escuchar voces que no existen en la realidad).
  • Latidos rápidos del corazón, de igual forma se vuelven lentos o irregulares.
  • Picazón.
  • Visión doble u otros cambios en la visión.
  • Dificultad para tragar o respirar.
  • Síndrome Neuroléptico Maligno.
  • Hinchazón de la cara, los labios, la boca, la lengua, o la garganta.
  • Rigidez muscular.
  • Confusión.

En el caso de los individuos que padecen de Parkinson, las mismas presentan más probabilidades de contraer melanoma, que es una especie de cáncer de la piel, en comparación con aquellos que no tienen este padecimiento.

Sin embargo, hasta el momento no se tiene una información certera para lograr saber si los fármacos que se utilizan para el tratamiento del Parkinson, como lo es el ropinirol, llega a subir los riesgos de llegar a tener cáncer de la piel.

En este sentido, se deben hacer las pruebas habituales de piel para lograr comprobar que el paciente no tenga este melanoma durante el transcurso de la terapia con ropinirol, aunque la persona no posea Parkinson. Discuta con su médico acerca de los síntomas que esté presentando tras haber comenzado la terapia con ropinirol.

En algunas personas que empiezan a ingerir ropinirol y otros fármacos muy parecidos, se han llegado a desarrollar cambios a nivel fibrótico, tal como el desarrollo de cicatrices en el cuerpo hasta llegar a engrosarse en áreas como los pulmones y en el corazón. Sin embargo estos síntomas no son del todo certeros y no se sabe si está afecciones son causa del fármaco ropinirol.

Dejar Comentario