≡ Menu




Pramipexol: Para qué sirve, nombre comercial, y más

El fármaco pramipexol es catalogado dentro del grupo de fármacos que se hacen llamar agonistas dopaminérgicos, es decir, que provocan a los receptores de dopamina que es una sustancia que se encuentra en el cerebro. Ahora bien, esta estimulación logra desencadenar las reacciones nerviosas a nivel cerebral con el fin de poder que auxiliar y mantener bajo control las reacciones que tenga el cuerpo.

Nota: este artículo es informativo, no se automedique.

¿Para qué sirve el pramipexol?

Este fármaco se llega a emplear únicamente o bajo la combinación de otro tipo de fármacos para el tratamiento, tras presentarse los síntomas del síndrome de parkinson idiopático en personas adultas, que es un trastorno que sufre el sistema a nivel nervioso, que ocasiona complicaciones de los movimientos del cuerpo, así como los movimientos musculares, temblores en ciertas partes del cuerpo, dureza, y ocasiona que la persona tenga una movilidad más pausada, al igual que el reflejo de problemas en el equilibrio.

El medicamento pramipexol de igual forma se emplea para el tratamiento del padecimiento de piernas inquietas, esto es un tipo de afección que ocasiona el movimiento incontrolable de las piernas y una enérgica presión por querer movilizarlas, sobre todo en horas de la noche y más que todo cuando la personas se encuentra sentada o acostada.

El fármaco pramipexol se encuentra dentro de la clase de medicinas denominadas agonistas dopaminérgicos, que llega a desempeñarse en su actuación sustituyendo a la sustancia denominada dopamina. Ahora bien, este tipo de sustancia se encuentra de manera indispensable en el cerebro, útil para lograr mantener los movimientos del cuerpo.

En este sentido, el medicamento denominado pramipexol, se emplea únicamente en conjunto con el levodopa que es otro fármaco, para la terapia de los síntomas del parkinson. (ver artículo: Biperideno).

Nombre comercial

Este medicamento al igual que muchos otros, para lograr ser vendido en farmacias y centros de salud se conoce bajo otra denominación comercial, en este sentido solicite a su médico especialista más información acerca de este medicamento, ya que él le proporcionará la información necesaria. Ahora bien este fármaco se conoce a nivel comercial bajo el nombre de Mirapex.

Mecanismo de acción

El fármaco pramipexol es catalogado dentro de los denominados agonistas dopaminérgicos, demostrando través de su accionar que resulta naturalmente intrínseco en su contenido, lográndose unir con una elevada adherencia en los receptores dopaminérgicos.

En este sentido, el pramipexol llega a tener un rango de acción bastante determinado, es decir, llega a mitigar la falta motora llegando a incitar los receptores dopaminérgicos que se encuentran en el cerebro. Pruebas realizadas en animales, se ha podido confirmar que el fármaco pramipexol logra disminuir la liberación de la sustancia dopaminica en el cerebro.

Sin embargo, se desconoce el mecanismo de acción específico del medicamento pramipexol, en específico cuando se emplea en las terapias para el padecimiento de las piernas inquietas, aunque existen pruebas de tipo neuro farmacológicas que proponen la administración de este medicamento, ya que el mismo de manera general ayuda al sistema dopaminérgico.

Propiedades farmacocinéticas

En cuanto a su absorción, este fármaco luego de haber sido suministrado de manera oral, por lo general suele ser rápido y completo. Su biodisponibilidad o semivida en el organismo es superior al noventa (90)% y su concentración en general es por mucho, y a nivel plasmático entre una (1) y tres (3) horas.

En este sentido, el suministro de fármaco con alimentos no llego a disminuir la magnitud de su propiedad farmacocinética, pero sí tuvo repercusiones en la velocidad de absorción que tuvo en el organismo. Por lo general el pramipexol demuestra un cinetismo muy variable y limitado, de lo que respecta a los niveles plasmáticos. (ver artículo: Droperidol).

Por consiguiente, es decir, su distribución en el cuerpo de la persona, el fármaco rico en proteínas llega a unirse al cuerpo en dosis muy bajas, es decir, dentro de un alrededor del veinte (20)% acompañado de un nivel de distribución alrededor de los cuatrocientos (400 l).

En pruebas realizadas con ratas, se pudo notar las elevadas concentraciones del fármaco en la masa encefálica, es decir, superiores a las ocho (8) veces en comparación de los humanos. La biotransformación del fármaco llega a ser metabolizada en el hombre únicamente, en porciones muy disminuidas.

En lo que respecta a la eliminación de este fármaco, la excreción de manera renal constituye la vía más idónea para ser desechado el fármaco. Dentro de un alrededor del noventa (90)% de la dosis tomada llega a ser eliminada por los riñones, por lo que solo el dos (2)% llega a ser desechado por las heces.

Dando como resultado un aclaramiento total del fármaco dentro de los quinientos (500) ml por minuto,y en lo que respecta al aclaramiento renal, el mismo es de aproximadamente de cuatrocientos (400) ml por minuto. Teniendo un semivida entre las ocho (8) horas en el caso de los adultos y jóvenes, pero en el caso de las personas ancianas una duración alrededor de las doce (12) horas.

Formas de usar este medicamento

Este medicamento denominado pramipexol se encuentra en forma de comprimidos o tabletas normales, y en comprimidos de liberación extendida o de acción prolongada, para lograr se suministrado vía oral. Cuando este fármaco, si bien es cierto que se emplea para el tratamiento de parkinson, este comprimido en su forma normal, por lo general se llega a ingerir al menos tres veces diario, mientras que el mismo comprimido pero de acción prolongada, ingerido una sola vez diaria.

Cuando el pramipexol se aplica para la terapia del síndrome de piernas inquietas, la tableta normalmente se toma una vez al día, 2 a 3 horas antes de ise a dormir. Las tabletas de liberación prolongada de pramipexol no se administran para el síndrome de piernas inquietas.

Este fármaco denominado pramipexol se puede llegar a ingerir con alimentos, sin ningún problema, ya que tomarlo con otros alimentos ayuda a disminuir los síntomas de náuseas que la persona pueda llegar a sentir en algún momento, y que este mismo fármaco pueda llegar a ocasionar.

Continúe con las indicaciones que se muestran en la parte delantera de la etiqueta, o la receta médica que lleve consigo la caja del fármaco, ya que es importante que médico especialista o farmacéutico de confianza le explique las dudas que se le puedan presentar en las partes de la receta que no pueda comprender. Sea prudente y tome el fármaco pramipexol tal cual le fue indicado.

pramipexol

Trate de no variar las tomas, es decir, ingerir una cantidad mayor o menor al fármaco, ni lo ingiera con tanta frecuencia, es decir, más de la que su especialista le medique. Tome los comprimidos de forma entera sean normales o de acción prolongada; en este sentido al momento de tomarla no la triture, ni la parta, mucho menos la mastique.

Si se encuentra ingiriendo pramipexol con el fin de lograr tratar el padecimiento de piernas inquietas, debe tener presente que, en el transcurso de la terapia la salud de la persona puede llegar a desmejorar, sin embargo los síntomas pueden llegar a presentarse tanto en la noche como por la tarde, o incluso pueden llegar a transcurrir por la mañana.

Es importante que se comunique a su médico si la salud de la persona se deteriora, llega a empeorar o si se presentan episodios distintos a los que normalmente la persona suele presentar. (ver artículo: Pipotiazina).

El fármaco pramipexol llega a controlar la sintomatología del padecimiento de parkinson, de igual forma el denominado síndrome de piernas inquietas, pero su administración no logra curar en su totalidad estos padecimientos. Es por ello que aunque la persona se siga sintiendo bien, no debe dejar de tomar el fármaco pramipexol.

De igual forma, no deje de continuar tomando pramipexol sin que por lo menos haya hablado de forma previa con su médico especialista. Si se encuentra ingiriendo pramipexol para el tratamiento de la enfermedad de parkinson y deja de ingerirlo de forma inesperada, puede llegar a desencadenar síntomas fiebre alta, tensión a nivel muscular, y síntomas a nivel de la conciencia.

Por otro lado, si se encuentra ingiriendo pramipexol para el tratamiento en lo que respecta al padecimiento de piernas inquietas y deja de ingerir la tableta de forma inesperada, se pueden llegar a presentar síntomas mucho más agravados de lo que era anteriormente, es decir, previo a haber empezado a ingerir este fármaco. Sin embargo, es muy posible el médico que le haya recetado este fármaco disminuya las tomas de manera gradual.

En caso de haber dejado de ingerir el medicamento pramipexol bajo alguna circunstancia, si piensa en volverlo a retomar, no empiece a ingerirlo de nuevo sin antes haber consultado o hablado con su médico especialista, ya que los más posible es que su médico especialista aumente la cantidad de tomas nuevamente y de manera gradual a la que ya venía tomándose.

Precauciones que se deben seguir

Previo al empezar a ingerir pramipexol, debe dirigirse con su médico de confianza o en dado caso con su farmacéutico e informarle que es alérgico a este fármaco, o cualquier otro fármaco que contenga algún componente a base de los comprimidos de pramipexol normales, o de acción prolongada. Solicite a su especialista, o en dado caso a su farmacéutico, un listado de los ingredientes que componen el fármaco.

Debe de notificarle a su médico especialista o farmacéutico qué fármacos recetados o no, así sean vitaminas, suplementos o algún compuesto a base de hierbas se encuentra ingiriendo o está pensando en tomar. Procure mencionar alguno de estos compuestos como antihistamínicos, fármacos para evitar las alergias, para controlar alguna enfermedad mental o incluso para evitar tener náuseas; si está tomando algún barbitúrico, sedante; tableta para lograr dormir; y hasta tabletas tranquilizantes.

Es muy posible que su especialista haga cambios en la dosificación de estos fármacos que se encuentra tomando o le sugiera mantenerlo vigilado, con el fin de obtener información acerca de la presencia de algunos efectos secundarios.

Comuníquele a su especialista si tiene o ha padecido de alguna enfermedad mental, así como algún problema para lograr mantener bajo control la movilidad de la musculatura, si ha padecido de algún otro trastorno del sueño que no sea el denominado síndrome de piernas inquietas, si ha presentado mareos, o si ha llegado a desmayarse; por otro lado si ha presentado presión arterial muy baja, o alguna afección de tipo renal.

En este sentido, notifique a su médico especialista si se encuentra en etapa de gestación, o si tiene pensado quedar embarazada, o por otro lado si se encuentra amamantando. En caso de quedar embarazada en el transcurso del tratamiento con pramipexol, comuníquese de inmediato con su médico especialista.

Debe de tener en cuenta que el fármaco pramipexol puede ocasionarle somnolencia y pesadez, o incluso puede provocar que se quede dormido de manera inesperada en el transcurso de las actividades rutinarias. Sin embargo, es muy probable de que no encuentre o presente algún síntoma de somnolencia, previo a quedarse dormido de forma repentina.

No es recomendable que conduzca vehículos, ni maneje cierto tipo de maquinaria pesada al empezar la terapia, hasta saber en qué forma lo afecta el fármaco pramipexol. De quedarse dormido de forma repentina mientras se encuentra haciendo alguna actividad como ver televisión o conduciendo un vehículo, o si siente mucha pesadez en el cuerpo, mucha somnolencia, comuníquese con su médico especialista. Sea prudente y no conduzca ni maneje máquinas pesadas, hasta haber hablado con su especialista.

Por otro lado, debe de saber que el medicamento pramipexol puede llegar a provocar mareos intensos, así como aturdimiento, o inclusive sudoración excesiva si se despierta o levanta con gran rapidez, luego de encontrarse sentado o en la posición más relajante, como es la de estar acostado. Sin embargo, esto es muy común al comenzar a tomar pramipexol y hasta cuando se incrementa el número de tomas.

Para controlar o evitar lo máximo posible este tipo de circunstancias, levántese del lugar de donde se encuentra sentado o del lugar de donde se encuentra acostado, continúe apoyándose con ambos pies desde el piso por un tiempo prudencial, hasta lograr sentirse firme y seguro en la posición que quiera llegar a tener.

Es importante que sepa que ciertas personas que ingirieron el fármaco como pramipexol, para lograr tener una mejoría en los síntomas de la enfermedad de parkinson o en el caso del síndrome de piernas inquietas, llegaron a desarrollar problemas en el transcurso del tratamiento, así como comer de manera excesiva o incluso otro tipo de impulsos incontrolados, hasta conductas compulsivas e inusuales.

Sin embargo, no existe suficiente información para lograr saber si estas conductas desarrolladas por estas personas, fueron producto de haber ingerido el medicamento o si es bajo alguna influencia u otro motivo. En este sentido, comuníquese con su médico especialista si llega a desarrollar algún impulso fuerte, o llega a tener algún problema para lograr controlar este tipo de comportamientos.

Comuníquese con sus familiares acerca de este tipo de consecuencias que está propenso a tener, para que en caso de cualquier eventualidad puedan comunicarse con el médico, inclusive si no se ha dado cuenta de que esa conducta se ha transformado en alguna situación incontrolable.

Indicaciones terapéuticas

Este fármaco pramipexol se encuentra indicado para la terapia de los síntomas del padecimiento de parkinson en adultos de forma idiopática, ya sea ingerido solo o en combinación con el medicamento denominado levodopa, es decir, en el transcurso de este padecimiento, hasta llegar a la última etapa en la que el efecto del medicamento levodopa, llega a  producirse oscilantes efectos a nivel terapéutico.

Por otro lado, el fármaco pramipexol está indicado para personas adultas que se encuentran bajo la terapia sintomática del denominado Síndrome de Piernas Inquietas de forma grave, para lograr controlar los síntomas que se presentan.

Contraindicaciones del pramipexol

Este medicamento se encuentra contraindicado para las personas que han desarrollado algún tipo de hipersensibilidad a este principio activo, o incluso alguno de los excipientes que él lleva consigo. De igual forma, el medicamento pramipexol no es recomendado por los médicos para su utilización en niños y adolescentes menores de los dieciocho (18) años de edad.

Dosis

Por lo general este fármaco se emplea inicialmente bajo una dosis muy reducida de pramipexol, incrementando la dosificación de forma gradual. Aunque lo más posible, es que el médico no las llegue a incrementar por lo menos más de una sola vez cada cuatro (4) o siete (7) días. Pero también puede pasar que se ajusten las dosis por semana, previo a haber llegado a la dosis requerida y que funcione mejor.

En personas con la enfermedad de parkinson, los médicos aplican una dosis diaria que debe ser dividida en tomas iguales, es decir, por tres (3) veces diario. Siendo esta terapia inicial con una dosificación que tras el transcurso del tiempo debe de incrementarse de manera gradual, esta dosis inicial será de forma diaria y de doscientos sesenta y cuatro (0,264) mg de base, con trescientos setenta y cinco (0,375 mg) a base de sal, que aumentará cada cinco o siete (5-7) días.

Siempre y cuando que las personas a quien se les dosifica este fármaco no experimente otros síntomas adversos que le sean insoportables, la dosis debe mantenerse hasta llegar a lograr un equilibrio terapéutico favorable. (ver artículo: Carbidopa).

De ser necesario el aumento en la dosificación aplicada de manera adicional, aplicada de forma diaria debe de ser aumentada a unos cincuenta y cuatro (0,54) mg de base y setenta y cinco (0,75) mg de sal en una media semanal, hasta alcanzar una posología superior de tres punto tres (3,3) mg de base y cuatro punto cinco (4,5 mg) de sal diario.

Por lo que debe de tenerse en cuenta, que el nivel para sufrir de somnolencia llega a ser con una dosificación mayor a los uno punto cinco (1,5) mg de sal diario. En cuanto a la terapia para su mantenimiento, se debe de administrar una dosis compuesta entre los doscientos sesenta y cuatro (0,264) mg de base, trescientos setenta y cinco (0,375) mg de sal, con un máximo de tres punto tres (3,3) mg.

La interrupción de esta terapia de forma brusca puede llegar a ocasionar el progreso de un tipo de síndrome denominado neuroléptico maligno, que llega a atacar de manera directa el cerebro.

En este sentido, la dosificación de este fármaco pramipexol debe de reducirse en períodos de cincuenta y cuatro (0,54) mg de base, y setenta y cinco (0,75) mg de sal de forma diaria, hasta alcanzar a una posología de cincuenta y cuatro (0,54) mg de base y setenta y cinco (0,75) mg de sal. Por lo que subsiguientemente, la dosis debe de reducirse en ciclos de doscientos sesenta y cuatro (0,264) mg de base y trescientos setenta y cinco (0,375) mg de sal diario.

En cuanto a la posología que ha de aplicarse a las personas que padecen del Síndrome de Piernas Inquietas, los médicos especialistas recomiendan una posología inicial de este fármaco de ochenta y ocho (0,088) mg de base y ciento veinticinco (0,125) mg de sal, suministrada de forma diaria, por lo menos dos o tres (2-3) horas previas al irse a dormir.

Se debe mantener bajo observación a este tipo de pacientes, ya que la respuesta dependerá del tiempo que se haya aplicado el tratamiento, para lograr hacer los exámenes pertinentes y así evaluar el desempeño del tratamiento todo este tiempo, y lograr reconsiderar la necesidad de continuar con el mismo. Si esta terapia llegó a interrumpirse debe reconsiderar su reinicio.

En este sentido, tras haber sido suspendida la terapia, la misma deberá retomarse en una dosis de forma diaria para lograr obtener un resultado más próspero bajo una toma que no logre superar los cincuenta y cuatro (0,54) mg de base, y setenta y cinco (0,75) mg de sal, aunque este mismo tratamiento con pramipexol se puede lograr interrumpir sin requerir de la disminución de las dosis.

En personas que padecen de insuficiencia hepática, por lo general no se requiere de un ajuste en la posología para este tipo de pacientes, ya que alrededor de un noventa (90)% de este principio activo llega a ser aprovechado y desechado por el riñón. Sin embargo, la influencia de este fármaco en el organismo de este tipo de pacientes, no ha sido investigada a profundidad.

Efectos secundarios que provoca el pramipexol

El medicamento pramipexol puede llegar a provocar ciertos efectos secundarios, al igual que muchos otros fármacos. En este sentido debe de informarle a su médico especialista si estos síntomas que se mencionan a continuación se tornan graves, o no llegan a desaparecer con el transcurso del tiempo:

  • Náuseas constantes.

  • Estreñimiento.

  • Acidez.

  • Micción frecuente o necesidad urgente de orinar.

  • Dificultad para recordar.

  • Dolor en la espalda, así como en las extremidades como los brazos o las piernas.

  • Debilidad.

  • Dificultad para dormir.

  • Boca seca.

  • Articulaciones hinchadas, rígidas o adoloridas.

  • Mareos.

  • En el peor de los casos la persona puede perder el equilibrio y caerse.

  • Pérdida de equilibrio.

  • Dificultad para permanecer dormido.

  • Dificultad o dolor al orinar.

  • Diarrea.

  • Alucinaciones tal como ver cosas o escuchar voces que no existen en la realidad.

  • Confusión.

  • comportamiento agresivo.

  • Agitación.

  • Pensamientos fuera de lo normal.

  • Cambios en la visión.

  • Movimientos anormales del cuerpo y que no puede controlar.

  • Cambios incontrolables en la forma de estar, tal como sentarse o pararse, así como mover el cuello hacia una posición, inclinarse desde la cintura o algún un lado.

  • Orina de color rojizo o color oscuro.

  • Sensibilidad muscular.

  • Dolor muscular.

Fertilidad, embarazo y lactancia

Actualmente no se ha podido saber a cerca de los efectos sobre la etapa de gestación y la etapa de lactancia en personas. En este sentido, los médicos no recomiendan suministrar el fármaco pramipexol durante la etapa de gestación ,a menos que sea muy necesario.

Ya que producto a la aplicación de esta terapia con pramipexol, el mismo llega a privar el contenido de prolactina en el cuerpo de la persona, por lo que se puede llegar a esperar una contención de la lactancia. Sin embargo, no se han podido establecer estudios para saber con certeza que la excreción de pramipexol en la leche materna de las mujeres, sea en dosis altas o bajas.

En pruebas realizadas en ratas, el nivel de concentración de este fármaco en conjunto con este principio activo, fue mucho más elevado en la leche, que en el plasma del animal. Debido a esto y en relación al desconocimiento tras no tener algún tipo de información certera en el caso de las personas, el fármaco pramipexol no debe ser usado en el período de la lactancia. Sin embargo, en caso de ser imprescindible, o en caso de observar alguna reacción desfavorable se debe de suspender la lactancia.

Pramipexol diclorhidrato monohidrato

El pramipexol suele contener alguno de los mismos compuestos químicos de la dopamina, por lo que en cuanto a los niveles de este padecimiento, que por lo general suelen ser bajos, de este químico como lo es la dopamina en el cerebro se encuentran relacionados con la enfermedad de parkinson.

Si bien es cierto que este fármaco es antiparkinsoniano, cada comprimido se encuentra compuesto a base de pramipexol diclorhidrato monohidrato de veinticinco (0.25) mg, y pramipexol diclorhidrato monohidrato de un (1.0) mg. De igual forma se encuentra indicado para tratar los síntomas del parkinson, como monoterapia en la primera fase y en conjunto con el fármaco levodopa en fases más avanzadas. Así como para las terapias del síndrome de piernas inquietas idiopático, leve o grave.

Dejar Comentario