≡ Menu




Aprende todo sobre el medicamento benserazida

El fármaco benserazida es un tipo de inhibidor, que en combinación con la denominada L-DOPA aplicado en el cuerpo del paciente ayuda a reducir los síntomas de la enfermedad de Parkinson, y que actuando él mismo no llega a establecerse en el sistema nervioso central.

Por lo general, este fármaco administrado con para el tratamiento del parkinsonismo, para lograr precaver la conversión de la dopamina, que es una sustancia del cerebro. En este sentido, este fármaco por sí solo no posee rango de actuación antiparkinsoniano cuando es suministro por sí solo.

Para qué sirve la benserazida

Este fármaco se emplea por lo general y más comúnmente para la terapia del conocido padecimiento de Parkinson, y en ciertos casos la enfermedad denominada Talasemia, que es una anemia de tipo hereditaria que actúan en el cuerpo, destruyendo los glóbulos rojos de la sangre y que inicialmente se presenta a través de algún trastorno o padecimiento en la creación de hemoglobina.

Nombre comercial

Este fármaco al igual que muchos para poder ser comercializado en farmacias y centros de salud especializados bajo receta médica, se conoce bajo la denominación comercial de Madopar y Prolopa, ambos de la empresa farmacéutica Roche.

Composición

El fármaco benserazida tiene una composición bastante tradicional, ya que el mismo se encuentra en tabletas simples o cápsulas para ser ingeridas, donde cada una posee doscientos (200)mg de levodopa, conocida como L-DOPA, que es un medicamento metabólico que ayuda a relajar la dopamina en el cerebro, y cincuenta (50)mg de benserazida. (ver artículo: Probenecid).

Presentación

Este medicamento se presenta en las farmacias para su venta en forma de frasco, bajo un contenido de cien (100) tabletas. De igual forma se puede observar una presentación más conservadora como lo son las cajas de treinta (30) y cien (100) comprimidos, bajo unos cien (100) o veinticinco (25)mg.

Cómo tomar benserazida

Procure continuar tal cual las indicaciones para ser suministrado este fármaco, de igual forma siga las pautas delegadas por su médico especialista. En caso de existir alguna interrogante no dude en consultar a su farmacéutico de confianza.

Recuerde que solo y únicamente su médico especialista le guiará, y le dispondrá a cerca del tiempo de duración que estará utilizando este tratamiento con benserazida. No es prudente que suspenda la terapia de benserazida mucho antes de tiempo, ni de forma brusca o de golpe ya que esto podría desencadenar síntomas o reacciones que podrían afectar gravemente a la salud del paciente.

Es importante que continúe con las instrucciones que establecerá el médico, ya que este tratamiento seguido de forma discontinua no es tan eficaz. Ésta terapia aplicada con benserazida se utilizará únicamente bajo estricta vigilancia y recomendación de un especialista en el área de la medicina, preferiblemente un médico.

Ahora bien, esta terapia con benserazida por lo general se establece un inicio con una dosificación muy baja, un ejemplo de ello es una terapia que inicia con un cuarto (1/4) de este comprimido, por lo menos dos (2) veces al día y aumentando hasta llegar a los cuatro (4) veces por día. Todo esto se establece de forma inicial.

Luego de esto se empieza a aplicar a partir de los cuatro (4) hasta los siete (7) días, el especialista en el área de la medicina de ser necesario puede comenzar a incrementar la dosis hasta lograr obtener los resultados apropiados de los síntomas, en las personas a quien se les aplicó la benserazida. Asimismo hasta llegar a una dosificación máxima estimada, de alrededor de las cuatro (4) tabletas diaria.

Por otra parte, si la persona ya había empezado a tomar benserazida junto con otro tipo de inhibidor de dopamina, el mismo debe de discontinuar las tomas de ese otro inhibidor por lo menos durante las doce (12) horas previas, al comenzar a utilizar y tomar benserazida.

Este cambio de inhibidor podrá realizarse por lo general de un día a otro, pero en base a un esquema que por lo general aplican los médicos especialistas, y bajo las siguiente forma: la benserazida al ser tomada como tableta o aspirina la misma al prescribirse a partir del medio ½ comprimido, o incluso al tomarse inicialmente con menos de la mitad de la tableta, esto varía ya que cada paciente tiene un nivel de tolerancia distinto.

Es muy probable que al comenzar la terapia se logre comprobar un desmejoramiento, pero no se preocupe ya que esto no será por mucho tiempo, sino más bien pasajero al presentarse algunos síntomas adversos que más adelante se mencionarán; en este sentido y para lograr obtener una mejoría en el paciente, el médico utilizará los ajustes necesarios.

Luego de esto puede transcurrir cierto tiempo, es decir, inclusive pueden llegar a pasar un par de semanas para lograr observar que el efecto sea el más eficaz, desde que se empezó a tomar este medicamento.

Es importante que sepa que al empezar a tomar benserazida, por lo menos media hora antes o incluso una (1) hora luego de cada comida, esta no tendrá alguna incidencia desfavorecedora en la digestión. Sin embargo y de ser el caso, al notar alguna molestia a nivel gastrointestinal lo mejor es que ingiera la benserazida con abundante agua o algún líquido, de ser lo más adecuado. (ver artículo: Bendamustina).

Si la persona toma más benserazida del que debe, llame y consulte de manera inmediata con su médico especialista, incluso debe consultar con su farmacéutico de confianza, ya que podría llegar a desarrollar una reacción desfavorable de tipo toxicológica en su cuerpo. Comuníquele a su especialista, recordándole el medicamento que le hubiera sido indicado, y la cantidad que se estimara tomar.

En caso de sobredosificación, la persona puede llegar a presentar y aparecer de ciertos movimientos involuntarios en cualquier sitio del cuerpo, inclusive perturbación e insomnio. Es muy raro que por tomar benserazida más de lo estimado, se llegue a presentar muy raramente la presencia de náuseas, y hasta arritmias en el corazón. Por lo que al tomar benserazida de manera no correspondida, debe de tener el envase y la recomendación de un médico profesional.

Si por algún motivo al individuo se le paso tomar benserazida, el mismo no debe de tomar una dosificación doble con el fin de lograr compensar las dosis que se le olvidó, en lugar de eso procure tomar el comprimido siguiente tal cual lo venía tomando de costumbre.

En caso de interrumpir la terapia con benserazida, el mismo no debe de ser de manera brusca ya que esto podría desencadenar reacciones que podrían ser graves. En este sentido, debe seguir de forma estricta las indicaciones que le ofrece su médico especialista, en caso de discontinuación de la terapia. En caso de tener cualquier otro interrogante  acerca de cómo tomar este fármaco, no dude en consultarle a su médico especialista o de ser el caso a su farmacéutico.

Mecanismo de acción de la benserazida

Este tipo de combinación entre la benserazida y la denominada levodopa, resulta ser un tipo de medicamento antiparkinsoniano. En este sentido, el fármaco levodopa de por sí es un medicamento catalogado como precursor metabólico de la dopamina, que es una sustancia que se encuentra en el cerebro.

En este tipo padecimiento como lo es el Parkinson, junto con el actuar de la benserazida en el cerebro, el mismo llega a agotar la dopamina en la medida que el cuerpo lo tolere, y de alguna forma la sustancia actúa en lo que concierne al Sistema Nervioso Central.

En cuanto al suministro de benserazida y levodopa para lograr tratar este padecimiento, por lo general se estima que para lograr más fácilmente el incremento de los estándares de la dopamina que se encuentra establecido en el cerebro, se debe de disponer de estas áreas. En este sentido, el metabolismo del cuerpo producto de esta combinación llega a retraerse.

El actuar de la levodopa y la benserazida a la dopamina, llega a producirse por la actividad enzimática de la denominada dopa descarboxilasa, que no es más que un aminoácido y una importante enzima que contiene el cuerpo aunque tristemente, este rango de actuación también puede afectar otro tipo de tejidos, como lo son la musculatura del paciente, dando esto como resultado, una demostración del efecto de tipo terapéutico, de la manera más completa en el cuerpo de la persona.

Ahora bien, este tipo de suministro de benserazida y levodopa no se puede lograr obtener si gran parte de este medicamento llega a catabolizarse fuera del Sistema Nervioso Central, ya que este tipo de accionar en los distintos pacientes a quien se les aplicó este fármaco, llegó a disminuir los efectos secundarios tal como las náuseas, la concentración, inclusive los episodios de arritmias cardíacas.

Ahora bien y posterior a esto, este tipo de inhibidor de la descarboxilasa de tipo periférico como lo es la benserazida, llega a impedir la descarboxilación extracerebral del fármaco levodopa, cuando llega a suministrarse en conjunto.

Se incluye dentro de esta combinación una disminución de los efectos desfavorables que se puedan obtener, tal como a nivel gastrointestinal; de igual forma este fármaco tiene un amplio espectro, a través de una respuesta más veloz y entera al comienzo de la terapia, bajo una normativa de dosificación asignada para cada tipo de paciente que resulta ser más fácil.

Es de hacer notar, que este fármaco denominado benserazida es denominada trihidroxibencilhidracina, que es una reacción producto de las sustancias que se encuentran en el cuerpo, y que llega a efectuarse a través del hígado y el intestino, actuando para lograr retraer la fuerza de este aminoácido para que sea metabolizado, protegiendo primariamente a la levodopa, para que la descarboxilación de la sustancia ubicada en el cerebro, como lo es la dopamina, sea través del intestino y de igual forma alrededor del cuerpo, pero alejado de la barrera encefálica.

Es importante hacer notar, que la enfermedad de Parkinson sigue incrementando inclusive con el tratamiento en combinación de benserazida y levodopa, ya que este tipo de terapia combinada solo se encuentra prescrita si únicamente este tiene la posibilidad de optimizar la calidad de vida y la forma en que se presentan los efectos adversos, producto de la utilización de dichos fármacos para personas que padecen de Parkinson.

Existe muy poca ganancia tan solo cuando se empieza a emplear este tratamiento en combinación, ya que si las personas ya están siendo dosificadas bajo una terapia únicamente de levodopa, la misma por sí sola resulta efectiva y bastante tolerada por el paciente, ya que no se requiere de más.

Después de esto, algunos médicos especialistas estiman que el fármaco benserazida puede llegar a tratar la talasemia, que es un trastorno en la sangre que afecta a los glóbulos rojos desde la niñez, y que pueda ayudar a mantener la hemoglobina, de manera que la obtención constante de esta sustancia pueda llegar a variar en la etapa de la adultez siendo eficaz, ya que la falta de hemoglobina resulta ser muy particular en las personas con esta afección.

Sin embargo, tras haber utilizado este fármaco las personas con este padecimiento denominado talasemia, se pudo demostrar una notoria disminución en la necesidad de realizarse transfusiones de sangre. Ahora bien ,en términos generales el fármaco benserazida actúa en general en el cuerpo, transformando la sustancia dopamina.

Esta sustancia denominada dopamina ubicada en el cerebro, que resulta ser el principio activo que requiere el cerebro para lograr manejar la enfermedad de Parkinson, permite a la benserazida otorgar más levodopa de la suministrada para que llegue al cerebro, siendo esto antes de que esta misma levodopa llegue a transformarse en dopamina.

Farmacocinética

En cuanto a la absorción de este fármaco, ambos componentes llegan a absorberse a nivel del intestino delgado, siendo que la concentración máxima de levodopa puede llegar a estimarse alrededor de una (1) hora, luego de la ingestión realizada por la combinación de levodopa y benserazida se logra compensar la falta de dopamina en el cerebro.

En cuanto al metabolismo que se logra obtener producto de la decarboxilasa a nivel cerebral, la levodopa logra transformarse en dopamina, en un nivel menor, de igual forma en norepinefrina y en gran parte logra convertirse en metabolitos inactivos. De igual forma este fármaco denominado benserazida se hidroxila a nivel intestinal, para luego ser desechado tanto la levodopa como la benserazida, pasando por el hígado a través de la vía renal.

Indicaciones

Este fármaco se encuentra indicado principalmente para el tratamiento a cerca del padecimiento de Parkinson, de igual se encuentra indicada para tratar la talasemia, que es una enfermedad que afecta los glóbulos rojos y que resulta ser hereditaria.

Contraindicaciones

Este medicamento se encuentra contraindicado para personas que desarrollan una especie de hipersensibilidad hacia este medicamento. De igual forma se encuentra contraindicado en personas con alguna alteración a nivel endocrino de forma grave, pacientes con alguna afección renal, hepática o de tipo cardíaco. Personas con algún trastorno psicótico o psiconeurótico, que sea potencialmente grave.

Este fármaco no debe de ser suministrado en personas menores de los veinticinco (25) años de edad, ni administrarse a mujeres en etapa de gestación o embarazo. En el caso de que este tipo de pacientes llegue a usar este fármaco durante la etapa de gestación, se debe de detener de forma inmediata la terapia. Contraindicado para pacientes que padecen de glaucoma de ángulo cerrado.

De igual forma se encuentra contraindicado en mujeres que se encuentren en edad de fertilidad y que no dispongan de un método anticonceptivo apropiado.

Precauciones

  • Antes de comenzar a usar este medicamento, primero hable con médico especialista o en dado caso con su farmacéutico, de igual forma comuníquele si usted tiene o ha sufrido alguna alteración a nivel del hígado o de los riñones, ya que usted puede tener indicios de presentar diabetes, ya que lo más probable es que necesite mantenerse bajo control de los niveles del azúcar

  • Es importante que le comunique a su médico si padece de glaucoma de ángulo abierto, ya que el mismo indicará las pruebas que debe realizarse de manera periódica para medir la presión intraocular.
  • Si ha padecido alguna vez de un episodio, ataque o problema en el corazón, la función cardiaca debe ser examinada desde el comienzo de la terapia, incluso luego de haber terminado el tratamiento de manera periódica, hasta incluso durante todo lo que dure la terapia.
  • Cuando decida someterse a una intervención quirúrgica, lo más recomendable es que le comente acerca del tratamiento, ya que lo más probable es que el médico que le haga la cirugía le indique interrumpir el tratamiento con benserazida.
  • Al empezar el tratamiento con benserazida, su médico puede que le indique realizarse los exámenes pertinentes para observar la situación en que se encuentra el hígado así como su función y otras alteraciones a nivel sanguíneo.
  • Es muy probable que al comenzar el tratamiento con benserazida, la persona que se encuentre expuesta a un empeoramiento de salud, pero los mismos llegan a mejorar con el tiempo y bajo un adecuado ajuste en la dosificación. Tome en cuenta que este fármaco puede llegar a ocasionar alteraciones en los resultados que se obtienen, en ciertos los exámenes realizados.
  • Es importante que previo al inicio de la terapia y en el transcurso de este mismo, deba realizarse las pruebas pertinentes de forma frecuente a nivel cutáneo.
  • Tras estar bajo un tratamiento de larga duración, se pueden ocasionar movimientos de naturaleza involuntaria, alguno que otro episodio de bloqueo que logran disminuir o hasta eliminarse, sólo si se disminuyen las dosis.
  • Hay que tener en cuenta que tras empezar a tomar benserazida, con más frecuencia aparecen episodios de depresión, inclusive pensamientos suicidas, aunque no hay que descartar que esto sea por la presencia de otra enfermedad. No dude en llamar a su médico si está deprimido o que su conducta cambie de forma inesperada, ya que él mismo lo guiará.

  • Procure seguir esta terapia, siempre que su médico se lo permita, se lo indique y no se lo prohiba. Ya que detener repentinamente este fármaco podría ocasionar efectos no deseados, y que en gran medida podrían resultar peligrosos para la vida del paciente.

Posología

En cuanto a las dosis que deben de ser suministradas a cada paciente, la misma debe de ser diaria ya que esta unión de levodopa y la benserazida, debe recibir un arreglo en las dosis, sin embargo todo dependerá de las características y los grados de respuesta a nivel terapéutico que se reciba por parte de cada paciente, ya que no todos son iguales.

Al comenzar este tratamiento, el mismo inicia de forma muy leve, es decir, el médico empieza con una dosificación muy reducida, lográndose incrementar de forma progresiva hasta que el paciente alcanza los resultados más propicios.

En este sentido, el médico logra indicarlos desde el comienzo con una tableta o comprimido compuesto principalmente por levodopa de cien (100) mg y benserazida de veinticinco (25) mg, tres veces de forma diaria, llegando a incrementarse media tableta por semana, hasta poder observar que la persona logra controlar los síntomas.

El médico en la medida de lo posible logra examinar a la persona a diario, ya que estos aumentos pueden llegar a realizarse por medio de intervalos de tiempo muy reducidos o cortos, es decir, de veinticuatro a cuarenta y ocho (24 a 48) horas. (Ver artículo: Dienogest).

Ahora bien, por el momento, es sabido que para lograr alcanzar una dosificación eficaz, la misma se puede llegar a encontrar entre las dos (2) a las cuatro (4) tabletas o comprimidos diarios, lográndose fragmentar en cuatro (4) tomas, por intervalos regulares de tiempo. Sin embargo, la dosis promedio aplicada para lograr el mantenimiento, por lo general es de una media de cuatro (4) ó inclusive seis (6) veces por día, tomada en tabletas o comprimidos.

benserazida

En cuanto al número de dosificación que se debe tomar cada persona de manera individual, no debe ser menor de tres tomas, y en lo que respecta a su distribución en el transcurso del día, se debe de adaptar a las solicitudes hechas por cada persona en particular.

Este fármaco no debe de aplicarse en niños pequeños, ya que su dosificación podría llegar a desencadenar efectos desfavorables en el organismo, tal como el incremento en la presión cardiaca.

Efectos adversos

En cuanto a los posibles efectos que pueden llegar a presentarse tras el uso de este medicamento denominado benserazida, pueden tornarse molestos y no desaparecer tras el transcurso del tiempo; los mismos no suelen presentarse en todos los pacientes a quien se les dosificó en principio. En este sentido, es importante que se comunique con su médico si estos efectos no cesan, ya que es la persona adecuada que le podrá brindar la orientación más acorde a sus problemas de salud. (ver artículo: Bencilpenicilina).

Existen efectos que resultan ser adversos pero poco frecuentes, y más aún no resultan ser muy conocidos, pero lo que sí es cierto, es que estos mismos efectos se llegan a producir en el transcurso de la terapia con benserazida:

  • Movimientos involuntarios más fuertes o afectados.
  • Alucinaciones, especialmente en personas ancianas.
  • Desorientación en el tiempo.
  • Reacciones alérgicas especialmente de la piel.
  • Picor y erupción cutánea.
  • Hipotensión.
  • Reducción en el número de glóbulos rojos, blancos incluso plaquetas ya que la persona presenta anemia, leucopenia y hasta trombocitopenia.
  • Alteraciones en las enzimas hepática.
  • Agitación.
  • Trastornos del sueño.
  • Pérdida del apetito.
  • Episodios repentinos de sueño.
  • Ritmo cardiaco anormal o acelerado.
  • Disminución en la presión sanguínea.
  • Síndrome de las piernas inquietas.
  • Depresión.
  • Alteraciones o pérdidas del sabor.

  • Vómitos.
  • Decoloración de la orina, por lo general de color rojizo.
  • Leve euforia.
  • Agresión.
  • Alteraciones a nivel cognitivo.
  • Comer en exceso.
  • Decoloración en la lengua y mucosidad.
  • Incremento en los niveles urea en la sangre.
  • La persona se ruboriza y suda en exceso.
  • leucopenia y trombocitopenia transitorias.
  • Aumento de la presión intraocular.

Efectos sobre la capacidad de conducir

En cuanto a este efecto, todo dependerá del nivel de respuesta de cada una de las personas en particular, ya que este tipo de combinación entre la benserazina y la levodopa puede llegar a tener una afectación de forma muy ligera en la habilidad para manejar vehículos, o estar bajo el mando de maquinaria pesada.

Por lo que se deben tener ciertas precauciones, por lo menos hasta que se sepa de forma certera acerca de cómo es el nivel de respuesta del paciente en relación a la terapia de benserazida. Ya que por lo general esta terapia se encuentra relacionada con la presencia de somnolencia y ciertos episodios de sueño inesperados.

Es preciso aclarar que en pacientes bajo esta terapia con benserazina, donde se ha podido saber que padecen de somnolencia o algún trastorno del sueño repentino, producto de esto, los médicos en general no están de acuerdo con que la persona conduzca o realice actividades en las que implique estar alerta, ya que esto puede ocasionar un riesgo inminente tanto para su salud como para su vida, por lo menos hasta saber que tales trastornos de somnolencia hayan desaparecido.

Efectos por sobredosis

En lo que respecta a los efectos que se pueden llegar a presentar por sobredosis, se presentan los movimientos involuntarios, así como la confusión, trastornos de sueño como insomnio y muy rara vez se presentan náuseas y arritmias. De ser el caso y estar intoxicado, la persona debe cuanto antes evacuar o inducir el vómito para sacar de su sistema el medicamento ingerido; de igual forma se recomienda controlar la respiración.

Dejar Comentario