≡ Menu




Descubre todo sobre el medicamento oxaceprol

En este artículo hablaremos del oxaceprol que es un medicamento antiinflamatorio que se utiliza para el tratamiento de la artritis y de otras afecciones similares, también hablaremos de sus patologías, indicaciones, dosis, precauciones y algo más.

oxaceprol

El oxaceprol ¿qué es?

El oxaceprol es un medicamento que es derivado de la hidroxiprolina que tiene características anti-inflamatorias y de regeneración del tejido conjuntivo, que se utiliza como medicamento auxiliar en el tratamiento o como medicamento en solitario para tratar la artritis reumatoide, y para fomentar la condrogénesis (es el proceso mediante el cual se logra desarrollar el cartílago) y la cicatrización.

El oxaceprol es un fármaco tan eficiente como puede ser el ibuprofeno o el diclofenac para tratar el alivio del dolor reumático, pero tiene la ventaja de presentar menos efectos secundarios a nivel gastrointestinal, y esto se debe a que este medicamento no inhibe la elaboración de las prostagandinas.

Nombre comercial

El nombre comercial a nivel internacional del oxaceprol es: Robertvital, que se encuentra en comprimidos de 200 mg; y así mismo, el se encuentra como Tejuntivo, en comprimidos de 200 mg.

oxaceprol

Mecanismo de acción

Realmente hasta el momento se desconoce con certeza cuál es el mecanismo de acción de el oxaceprol. Los ensayos realizados in vitro han dado como conclusión que el oxaceprol puede llegar a disminuir la adhesión de los leucocitos llegando a ser un fuerte vasoconstrictor (que cierra los vasos sanguíneos), y un estimulante en el desarrollo de los músculos lisos, que son células que se encuentran en los vasos sanguíneos.

En algunos modelos experimentales de la artritis, el oxaceprol tiene la capacidad de poder disminuir la salida fuera de la sangre de los leucocitos (extravasación), así como puede llegar a disminuir la capacidad de adherencia de los leucocitos a las vénulas capilares (son una clase de vasos sanguíneos) después de que ocurran los eventos de isquemia-reperfusión (eventos que causan lesiones a los tejidos).

oxaceprol

Ambos fenómenos, adherencia y la extravasación tienen un papel muy importante en el progreso de la artritis reumatoide y, de menor importancia, en el desarrollo de la artritis.

Se ha llegado a sugerir que el oxaceprol podría llegar a disminuir la aglomeración de leucocitos, en los casos de la artritis que es estimulada por antígenos (se refiere cualquier sustancia extraña que provenga del medio ambiente, como pueden ser los químicos, las bacterias, los virus o el polen).

En ensayos realizados in vitro se ha llegado a la conclusión, de que el oxaceprol tiene la capacidad de estimular la captación de 3H-glucosamina y de 3H-prolina dentro de los condrocitos (células que están en el cartílago) y la integración de 3H-prolina a las estructuras macromoleculares que conforman el cartílago.

En experimentos realizados con animales, la inyección aplicada de forma intra-articular del oxaceprol llega a aumentar de una manera significativa la incitación de la producción de la glucosamina, un líquido que se encuentra en las articulaciones. Se ha llegado a sugerir, que dichos efectos podrían ser los responsables de la acción del oxaceprol en cuanto a el restablecimiento del tejido conjuntivo, que son los encargados de unir los tejidos en el cuerpo como por ejemplo una cortada.

Farmacocinética

Después de la aplicación del oxaceprol por la vía oral, la cantidad de medicamento en la sangre llega a su nivel máximo, posteriormente que hayan transcurrido alrededor de entre dos (2) y dos y media (2,5) horas de la administración de la dosis.

La eliminación en su gran mayoría se realiza por la vía renal en forma intacta, llegándose a recuperar una gran parte de la dosis administrada en la orina al cabo de una setenta y dos (72) horas. Su vida promedio de eliminación es de unas 2.2 horas.

oxaceprol

Indicaciones

El oxaceprol se encuentra indicado para el tratamiento de las diferentes afecciones: patologías degenerativas de las articulaciones, la artritis reumatoide, las escaras de decúbito, entre otras.

Las artropatías degenerativas

El término artropatía degenerativa abarca a un grupo de distintos trastornos que afectan al cartílago hialino y al hueso subcondral (se refiere a el tejido que se extiende entre el cartílago y la médula ósea), con un desarrollo excesivo de todos los tejidos que se encuentran presentes o que envuelven a las articulaciones que se encuentran afectadas.

Según el origen de la palabra, artritis significa inflamación de la articulación, y la palabra artrosis significa degeneración de las articulaciones. Por la afectación a nivel óseo, es muy usual el utilizar los términos como la osteoartritis y la osteoartrosis. Aunque éstos no son sinónimos, prácticamente se usan de forma indistinta. Por esto mismo, también son términos usados con frecuencia los de artrosis o de artritis degenerativa.

En la etapa inicial, la artrosis habitualmente no suele ser de tipo inflamatoria, el síntoma que se presenta comúnmente es el dolor de una o de varias articulaciones que se encuentran afectadas (artralgia), cuando se realiza un esfuerzo o después de uso reiterado. Usualmente empeora en el transcurso de el día. A medida que la enfermedad avanza, el dolor se puede llegar a presentar inclusive cuando se encuentra en reposo o durante el descanso nocturno.

oxaceprol

Después de permanecer un rato en reposo (cuando se está sentado o acostado), los pacientes pueden llegar a presentar algunas dificultades en comenzar a mover la articulación que e encuentra afectada, como si le faltara lubricación. Esta afección se inicia de manera gradual, llegando a afectar a una o varias articulaciones.

Después avanza hacia una rigidez matutina, que por lo general es breve (en raras ocasiones dura más de media hora), llegando a mejorar con el movimiento. Con el paso del tiempo la enfermedad continúa progresando, y la movilidad de la articulación que se encuentra afectada se va reduciendo, presentando contracciones involuntarias a la hora de flexionar y sintiendo dolor a la presión y hasta sentir un crujido en la articulación afectada.

Algunas veces, pueden llegar a producirse ciertos bloqueos a nivel mecánico, que son resultado de la presencia de osteofitos o de ciertos cuerpos libres que se encuentran en el interior de la articulación.

Tanto el dolor como la inflamación de las articulaciones también pueden llegar a aparecer, después de períodos largos de no tener actividad física durante el día (como por ejemplo después de ver una película en el cine).

El desarrollo de las puntas del hueso que forma parte de la articulación puede provocar que la misma se deforme, agrandándose o ensanchándose. Esto pasa con mucha frecuencia en las articulaciones de los dedos de las manos, en la zona superior y lateral de la articulación.

En los casos más graves de osteoartritis, se presenta la pérdida por completo de el cartílago hialino, generando una fricción entre los huesos, llegando a provocar dolor ante cualquier movimiento o inclusive cuando se está en reposo.

La artrosis generalmente no afecta la alineación de los huesos que conforman la articulación, excepto cuando se trata de la rodilla y de las articulaciones terminales de los dedos de las manos (es decir dedos torcidos en la falange final).

En la artrosis que afecta la columna vertebral llega a causar dolor en la zona del cuello o de la zona lumbar, así como un incremento de la dificultad para poder moverse y de la contractura de los músculos de la zona que se encuentra afectada.

En ciertas ocasiones, el dolor puede llegar a transmitirse a las extremidades, en especial a las extremidades inferiores, presentando algún tipo de crisis en el nervio ciático, esto se debe a la inflamación de los nervios que brotan de entre las vértebras.

oxaceprol

Los distintos síntomas de la osteoartritis son variables de un paciente a otro. Se pueden presentar de manera intermitente e inclusive, es muy frecuente que en los pacientes que padecen la osteoartritis en las manos y en las rodillas presenten períodos sin dolor, que pueden ser de algunos años de duración.

La osteoartritis que afecta la articulación de la rodilla usualmente se vincula a obesidad del paciente, a lesiones causadas repetidamente o a la cirugía de la articulación.

El engrosamiento importante y la multiplicación de los ligamentos a la altura de los discos causan un reborde que puede llegar a invadir la médula espinal, generando muchas veces complicaciones de tipo neurológico, que pueden llegar a ser importantes eventualmente.

Además, es muy posible que por la presión se presente una afectación de las funciones de las arterias vertebrales, pudiendo llegar a causar un infarto de médula espinal.

También los osteofitos (protuberancias óseas que tienen forma de espuelas en las vértebras) pueden comprimir el esófago, lo que puede llegar a ocasionar manifestaciones clínicas. Y finalmente, el incremento de la presión venosa en la parte interior de la médula ósea suele originar en dolor, que a veces puede ser intenso.

La osteoartritis genera la formación de unas durezas óseas en las articulaciones de las manos, llamados nódulos de Heberden, que no siempre causan dolor, pero si pueden limitar la movilidad y las funciones de los dedos.

Artrosis

La artrosis es el tipo de trastorno articular que se presenta con mayor regularidad, puede aparecer en individuos de los 20 años de edad y existe en la mayoría de las personas que son mayores de 70 años de edad.

Cuando las personas tienen más de 40 años de edad, casi todas tienden a presentar ciertas alteraciones de tipo anatomopatológicas en las articulaciones principales que son las que soportan el peso de el cuerpo, aunque gran cantidad no tienen síntomas.

oxaceprol

En las personas que tienen menos de 45 años, la artropatía degenerativa se presenta más comúnmente en los hombres, mientras que por arriba de los 55 años de edad se presenta con más frecuente en mujeres.

Osteoartritis

La osteoartritis parece que se trata de un mecanismo biológico para reparar las articulaciones que se encuentra presente en la mayoría de los animales terrestres, los acuáticos y los aéreos, exceptuando a los murciélagos y a el perezoso (cuya característica en común es que descansan y duermen en posición invertida, es decir cabeza abajo).

Normalmente, sólo un 5% de el cartílago hialino se ubica formado por células (condrocitos). La fricción que tienen que soportar, dentro de condiciones normales, es tan poca que es casi  imposible que sufra un desgaste, excepto cuando haya lesiones provocadas por el exceso de ejercicio o por algún traumatismo.

Los condrocitos tienen un ciclo celular muy largo (es el más largo de todo el organismo), hasta llegar a el punto de que no se dividen, solamente si existe alguna alteración de las articulaciones. Por todo esto, la osteoartritis parece que es el resultado de una inestabilidad de los distintos factores que están implicados en la regulación de las articulaciones.

oxaceprol

El primer evento que indica enfermedad que está ligado a la osteoartrosis es el inicio de la división de los condrocitos, incrementando también la elaboración de los proteoglucanos (glucoproteínas que son altamente glicosiladas) y del colágeno de tipo II, que son los principales componentes de la estructura del cartílago. (Ver artículo clarityne)

Como resultado de lo mencionado antes, hay un incremento de la elaboración de el hueso, cuando se activan los osteoblastos en el hueso subcondral, éste se torna más rígido y frágil, llegando a facilitar la presencia de microfracturas. Estas provocan que se forme un callo óseo, que aumenta la rigidez del hueso, formando de ésta manera un círculo vicioso.

Después, se presenta una transformación de las células sinoviales periféricas, dando como resultado la formación de los osteocondrofitos (osteofitos), que se encuentran formados por una combinación de hueso y tejido, con un revestimiento de tejido cartilaginosos; esto ocurre en las zonas cercanas a las articulaciones.

Son los conocidos como espolones producto de la artrosis. Y por último, se conforman quistes óseos dentro de la médula ósea, que se encuentra por debajo de el hueso subcondral (tejido subarticular que está mineralizado).

Hay osteoartritis secundarias, que son las provocadas por otras afecciones o condiciones, entre las que se destacan la obesidad, la cirugía o los traumatismos consecutivos en las estructuras de las articulaciones, las anomalías de tipo congénitas en las articulaciones, la gota (conocida también como artritis gotosa), la diabetes y otros trastornos de tipo endocrino.

Las escaras de decúbito

Las úlceras de decúbito, también conocidas como escaras de decúbito, se pueden llegar a presentar cuando los músculos y el tejido blando se encuentran presionados contra una superficie como puede ser una silla o una cama. Esta presión ocasiona el corte la distribución de la sangre en dicha zona y esto puede ocasionar que el tejido cutáneo de esa zona muera. Cuando esto acontece, se puede llegar a formar lo que se conoce como una úlcera de decúbito.

Ahora bien, los individuos que pueden sufrir de una úlcera de decúbito:

-Si se pasa la gran parte del día acostado en una cama o sentado en una silla con escaso movimiento.

-Si sufre de sobrepeso o de peso insuficiente.

-Si no está en capacidad de lograr controlar los intestinos o la vejiga.

-Si presenta una reducción de la sensibilidad en alguna área del cuerpo.

-Si pasa demasiado tiempo colocado en la misma posición.

Es necesario que se tomen algunas medidas para poder evitar este tipo de problemas.

Cuidados personales

Es recomendable que el paciente o el cuidador, revisen el cuerpo de la persona que se encuentra postrada, todos los días desde la cabeza hasta los pies. Se debe prestar una atención muy especial a las áreas  donde las úlceras de decúbito se presentan con mayor frecuencia. Estas zonas son:

-La zona de los talones y los tobillos.

-La zona de las rodillas.

-La zona de las caderas.

-Toda la zona de la columna vertebral.

-El área del cóccix.

-La zona de los codos.

-La zona de los hombros y de los omóplatos.

-La zona de la parte de atrás de la cabeza.

-La zona de las orejas.

oxaceprol

Debe consultar con el médico si llega a observar algunas señales de la presencia de úlceras de decúbito. Como pueden ser: enrojecimiento en alguna zona de la piel, zonas que se encuentren excesivamente calientes, piel dura o esponjosa, presencia de cierta erosión de la piel o presencia de úlceras en la piel.

Se debe tener especial cuidado con la piel, se debe limpiar con suavidad para de ésta forma ayudar a evitar la aparición de las úlceras de decúbito. (ver artículo benadryl)

Dosis de el oxaceprol

Para el tratamiento de todo tipo de afecciones reumáticas inflamatorias crónicas y para las afecciones degenerativas de las articulaciones y tejidos: (como la artritis reumatoide, la artrosis, la mialgias, la bursitis y la sinovitis).

oxaceprol

Aplicación por la vía oral:

  • Para los pacientes adultos y adolescentes de más de 14 años de edad: las dosis que se recomiendan son de 200 mg cada 8 horas.
  • Para la población pediátrica: hasta el momento no se han podido establecer la eficiencia y la seguridad de el oxaceprol en los pacientes de menos de 14 años de edad.

Para la reparación de los tejidos blandos, como los injertos cutáneos, la cirugía plástica, las quemaduras, las cicatrices, entre otras:

Aplicación por la vía oral:

  • Para los pacientes adultos y los adolescentes que son mayores de catorce (14) años de edad: Al igual que la dosis mencionada anteriormente se aconseja 200 mg cada 8 horas.
  • Para la población pediátrica: La dosis no es recomendable para pacientes pediátricos que no superen a la edad 14 años, ya que no se conoce su eficiencia y seguridad.

El oxaceprol se debe consumir antes de ingerir los alimentos, acompañado con un vaso con agua.

Precauciones

Antes de comenzar a tomar el tratamiento con el oxaceprol, debe informar al médico sobre los fármacos, los productos de venta libre (como por ejemplo, las vitaminas, suplementos fabricados a base de hierbas, entre otros.); si presenta alergias, qué enfermedades ha padecido anteriormente, y el estados actual (como por ejemplo, un embarazo, una cirugía próxima, entre otras).

Si tiene ciertos trastornos de salud pueden hacer que sea más sensible a los efectos secundarios del oxaceprol. Debe consumir el oxaceprol tal cual como lo indicó el médico o puede seguir las instrucciones que trae impresa la etiqueta de el oxaceprol. La dosis que se recomienda depende de la afección que presente cada paciente.

oxaceprol

Debe informar al médico si su enfermedad es persistente o se ha agravado. Se deben tener en cuenta los siguientes puntos: los medicamentos deben estar lejos del alcance de los niños, no se debe consumir durante el tiempo de el embarazo o en el periodo de lactancia, no se debe usar el oxaceprol si se es alérgico al mismo.

Si consume otro tipo de fármacos de venta libre de forma simultánea, los efectos de el oxaceprol se podrían ver alterados. Esto puede llegar a incrementar el posible riesgo de presentar efectos secundarios o de provocar hacer que el fármaco no funcione de forma adecuada.

Como se mencionó anteriormente, se debe informar al médico sobre todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos elaborados a base de hierbas que se encuentre consumiendo, para que entonces el médico pueda prestarle ayuda para poder evitar o manejar las interacciones con otros medicamentos. El oxaceprol puede llegar a presentar interacción con los siguientes medicamentos y productos: el lithium y el methotrexate. (ver artículo cetirina)

Contraindicaciones

El oxaceprol se encuentra contraindicado para los pacientes que hayan presentado reacciones de alergia o hipersensibilidad al principio activo de el medicamento, o a cualquiera de los elementos que conforman la fórmula del oxaceprol.

Interacciones

El oxaceprol presenta interacción con los anticoagulantes orales: ciertos antiinflamatorios no esteroídicos (como el ácido meclofenámico, la fenilbutazona, el piroxicam, el sulindac) pueden provocar un aumento del efecto anticoagulante con el posible riesgo de la presencia de hemorragias, que son debidas al desplazamiento de su enlace con las proteínas del plasma.

oxaceprol

Es recomendable tener precaución si se aplica el oxaceprol a los pacientes que han sido anticoagulados, es decir que toman medicamentos para el corazón.

El oxaceprol presenta interacción con los medicamentos antihipertensivos: se ha informado que ciertos antiinflamatorios no esteroídicos (como el flurbiprofeno, la indometacina), pueden provocar una reducción de la acción antihipertensiva, esto es debido a la cohibición de la elaboración de las prostaglandinas.

Es recomendable que se realice una vigilancia frecuente de la presión arterial, cuando se indica la terapia con el oxaceprol en los pacientes que son hipertensos.

El oxaceprol presenta interacción con el metotrexato: se ha informado que ciertos antiinflamatorios no esteroídicos (como la indometacina, el naproxeno), pueden provocar un incremento de la toxicidad, por la inhibición del mecanismo de eliminación por la vía  renal.

El oxaceprol presenta interacción con las sales de litio: ciertos antiinflamatorios no esteroídicos (como la indometacina, el piroxicam), pueden generar un incremento de la toxicidad por la disminución de la excreción del litio, esto se debe al bloqueo de la elaboración de las prostaglandinas. (Ver artículo astemizol)

oxaceprol

Reacciones adversas

Las reacciones adversas que causa el oxaceprol son, por lo general, mínimas y de poca duración. Las reacciones adversas que se presentan con mayor frecuencia son los trastornos a nivel digestivo que están representadas por las náuseas y los vómitos (siendo entre 1-9%).

También se han informado de algunas reacciones adversas que se presentan con menos frecuencia (menos del 1%) dolores de cabeza (cefalea), mareos, ritmo cardíaco acelerado (palpitaciones) y erupciones exantemáticas (de origen viral).

Embarazo

En ensayos realizados con animales utilizando distintos antiinflamatorios no esteroideos AINEs, se han presentado distocia (parto lento y difícil), un incremento de la pérdida post-implantación y retardo en el parto. En los casos de el uso de el oxaceprol, no hay estudios que sean adecuados y que estén bien controlados en seres humanos.

No parece que el consumo de forma ocasional, a menos que sea poco tiempo antes del parto, llegue a causar algún efecto adverso sobre el feto.

Pero el consumo crónico durante el último trimestre del embarazo podría llegar a generar, en teoría, el cierre prematuro del ductus arterioso del feto (se refiere a la comunicación que hay normalmente entre el sistema arterial pulmonar y la aorta durante el tiempo de la vida fetal), por el bloqueo de la elaboración de las prostaglandinas, que son células que se encuentran en todo el organismo como por ejemplo en la parte uterina.

oxaceprol

También puede llegar a provocar un efecto antiagregante plaquetario (fármacos que alteran la coagulación), que podría llegar a complicar o a alargar el sangrado de la madre y incitar al recién nacido. Previamente al parto, puede disminuir e inclusive llegar a anular la capacidad de contraerse o de dilatarse de el útero, retardando de esta forma el parto y alargando la gestación.

El consumo de estos medicamentos, en especial en el último durante trimestre de el embarazo, solamente es aceptable en el caso de no exista otra alternativa terapéutica que sea más segura.

Lactancia

No se conoce si el oxaceprol es eliminado a través de la leche materna. Pero como la gran mayoría de los antiinflamatorios no esteroideos AINEs son eliminados en cantidades muy variadas, por lo que y debido a el riesgo de los posibles efectos adversos que se pueden presentar en el recién nacido, es recomendable realizar una vigilancia especial y tener mucha precaución con el uso de el oxaceprol en las madres que se encuentran en periodo de lactancia.

Este artículo es de carácter netamente informativo, en ningún momento se pretende sustituir la opinión de el médico especialista, siempre es recomendable consultar con el médico antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento con fármacos, el médico es la persona indicada para prescribir la terapia a seguir.