≡ Menu




Metocarbamol: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

El metocarbamol es un fármaco que provoca relajación muscular, se emplea para calmar el dolor y la molestia en afecciones no crónicas, por ejemplo en alguna lesión muscular, torcedura o esguince. En este artículo conocerás todo lo referente a este relajante muscular.

metocarbamol

Antes de utilizar algún medicamento debe consultar a su medico, este articulo es informativo y  no reemplaza la apreciación de un profesional del área.

¿Qué es y para qué sirve el metocarbamol?

Es un medicamento del grupo de los relajantes musculares, se emplea en conjunto con fisioterapia, descanso y algunas otras medidas para relajar los músculos y disminuir el dolor o el malestar que causa una lesión.

Fórmula

C11H15NO5

Presentación

Tabletas

Inyección Intravenosa (IV) o intramuscular (IM) (descontinuada)

Nombre comercial

Robaxin

Robaxisal

Robaxifen

Indicaciones

Está indicado para:

Calmar el dolor que provoca la rigidez de los músculos.

Tratar los espasmos musculares que producen dolor.

Lesiones musculares, torceduras y esguinces.

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción preciso del metocarbamol no está bien definido, porque aún se desconoce, sin embargo se afirma que el medicamento puede actuar sobre el sistema nervioso central y disminuyendo los reflejos polisinápticos o reflejos de retirada, llamados así porque son reflejos de defensa frente a estímulos que causan daño al individuo. Es decir el metocarbamol ralentiza o desacelera la actividad del sistema nervioso y esto hace que el cuerpo se relaje.

Dosis y modo de uso

Es importante que siga las instrucciones que el médico le indique y no varíe las dosis o tiempos de duración del tratamiento. En caso de duda o preguntas debe consultar a su médico tratante. Este producto se administra por vía oral y se debe procurar que el tratamiento sea lo más corto posible.

Las dosis recomendadas son:

Adultos

La dosis recomendada es de 2 a 3 tabletas, cuatro veces al día. La dosis diaria oscila entre 4 a 6 gramos.

Pacientes de edad avanzada

Los pacientes que tiene edad avanzada generalmente necesitan ajustes en las dosis, pues las cantidades requeridas son menores para obtener el alivio de los dolores y los espasmos musculares. En este caso se recomienda tomar un solo comprimido, cuatro veces al día.

Pacientes con deterioro hepático

En estos casos el lapso de tiempo que separa la tomas de los comprimidos debe ser mayor, pero tenga en cuenta que no debe variar las indicaciones y recomendaciones que le especifique el médico tratante.

Dosis máxima

Solo puede aumentarse hasta un máximo de 8 gr al día, en el transcurso de las primeras 48 a 72 horas, si el caso es grave y estrictamente necesario.

Dosis pediátrica

El uso de este fármaco en niños y adolescentes menores de 18 años no es apropiado, ya que no existe información que confirme si es seguro y eficaz en este grupo.

Modo de uso:

  1. No olvide tomar su medicamento en los horarios correspondientes.
  2. Evite ingerir más de la dosis recomendada.
  3. Cuando considere que la acción de metocarbamol es muy fuerte o débil infórmelo al médico.
  4. Ingiera el medicamento con abundante líquido, preferiblemente agua.
  5. Si necesita partir la tableta, pique utilizando la ranura.

Sobredosis

Si ha tomado más metocarbamol del debido por alguna razón, debe consultar a su médico o acuda al centro de salud más cercano, es importante que lleve los comprimidos o el envase para qué tipo de fármaco ingirió.

Evite el consumo en conjunto junto con alcohol y otros depresores del sistema nervioso central, pues causa náuseas, mareos, problemas visuales, descontrol de la tensión arterial, convulsiones y coma.

Si olvidó tomar la dosis

Evite tomar dosis dobles tratando de compensar la dosis olvidada.

Toma el comprimido en cuanto recuerde la falta y continúe con sus dosis normalmente.

Deje transcurrir por lo menos cuatro horas entre comprimidos.

Si tiene dudas consulte a su médico o farmacéutico.

 Interrupción del tratamiento

El médico tratante es el encargado de establecer el tiempo de duración del tratamiento, este estará condicionado a la condición del paciente y la manifestación de síntomas dolorosos o de contractura. En la medida que estos se alivien y desaparezcan, la medicación será interrumpida. Las dudas deben ser consultadas con el médico o farmacéutico.

Contraindicaciones

  • Hipersensibilidad o alergia al metocarbamol o demás componentes del fármaco.
  • Estados de coma o precoma.
  • Enfermedad cerebral conocida.
  • Historia de crisis convulsivas o epilepsia.
  • Miastenia gravis o debilidad muscular.

Advertencias y precauciones

Es necesario que tome en cuenta estos aspectos antes de iniciar el tratamiento con este producto y consulte con su médico tratante cualquier duda o información. Antes de tomar metocarbamol tenga presente:

Si padece enfermedad hepática o renal, puede requerir un ajuste en la dosis y el intervalo entre una toma y otra, haciéndolo generalmente más largo.

Evite extender el tratamiento más de lo indicado por el profesional de la salud.

Notifique que se encuentra en tratamiento con metocarbamol si requiere realizarse pruebas diagnósticas, como de sangre u orina. El medicamento puede modificar o alterar algunos valores y resultados.

No inicie el tratamiento si es alérgico a esta sustancia activa u otros componentes presentes en el fármaco.

Niños y adolescentes

No administre en menores de 18 años, pues no existe la información de seguridad y eficacia suficientes para el uso de metocarbamol en este grupo de pacientes.

Alcohol

Es necesario que evite el consumo de alcohol mientras  esté en tratamiento con este producto farmacológico, pues ambas sustancias son depresores del sistema nervioso central y su consumo combinado potencia sus efectos.

Embarazo y lactancia

Si se encuentra en periodo de gestación o de lactancia, debe notificar a su médico antes de utilizar este medicamento. De igual forma si sospecha que está embarazada o en planes de concebir.

No tome este medicamento si está embarazada, a menos que su médico lo especifique. Si descubre durante el tratamiento que está notifique para que este sea ajustado o adaptado a su estado.

Si se encuentra en periodo de lactancia, es posible que no pueda amamantar a su bebé ya que aún no se conoce si el  metocarbamol pasa a la leche materna en humanos. Por lo tanto notifique a su médico para que le indique los ajustes a realizar.

Conducción y uso de máquinas

Uno de los efectos secundarios que causa el metocarbamol es la somnolencia, por lo tanto se aconseja que no realice actividades donde exponga su seguridad y la de otros, tales como conducir vehículos y manejar maquinarias. Compruebe su capacidad mental, sobre todo si se administran en asociación con otros medicamentos que afecten de la misma forma.

Efectos secundarios o efectos adversos

Es muy usual que los medicamentos produzcan efectos adversos, sin embargo no todas las personas los sufren,  algunos pueden ser muy leves, otros más severos.

Si manifiesta reacciones o efectos secundarios es importante que lo comunique a su médico, en algunos casos será necesario suspender el tratamiento. Entre los efectos secundarios graves más usuales están:

  • Reacciones alérgicas graves, tales como angioedema, con síntomas como erupción, picor, inflamación de las extremidades, cara, labios, boca o garganta
  • Dificultad para tragar o respirar.
  • Ictericia, la piel y ojos se torna de color amarillo. Lo que indica un problema hepático.

  • Predisposición a las infecciones generalmente causada por la disminución de los glóbulos blancos lo que reduce la resistencia a las mismas.
  • Fiebre
  • Dolor

Algunos de los efectos adversos que han sido registrados están:

  • Nerviosismo y ansiedad.
  • Temblor.
  • Confusión y pérdida de memoria.
  • Mareos o aturdimiento.
  • Vértigo.
  • Somnolencia.
  • Insomnio.
  • Descoordinación muscular que suele ser leve.
  • Ataques y convulsiones.
  • Dificultades visuales (visión borrosa, doble).
  • Conjuntivitis.
  • Congestión nasal.
  • Nistagmo (movimientos rápidos e involuntarios de los ojos).
  • Disminución de la tensión arterial.
  • Alteración de la frecuencia cardíaca.
  • Síncope.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Pesadez.
  • Dolor estomacal.
  • Acidez.
  • Emisión excesiva de gases, flatulencia.
  • Náuseas y vómitos.
  • Alteración del sentido del gusto, sabor metálico. (Ver articulo: Halotano)

  • Fiebre y cefalea o dolor de cabeza.
  • Reacción alérgica.
  • Picor o comezón.
  • Erupción.
  • Urticaria.

Conservación y almacenamiento

Es necesario mantener el medicamento lejos del alcance y la vista de los niños y mascotas.

No utilice este producto si ya expiro, verifique la fecha de caducidad impresa en el envase.

El medicamento no amerita medidas especiales para conservarlo.

Infórmese cómo desechar los medicamentos de forma correcta, no los arroje a los desagües ni a la basura doméstica, así evitamos el deterioro del medio ambiente.

Metocarbamol + meloxicam

Es un fármaco elaborado a partir de la asociación de un anti-inflamatorio, analgésico y antipirético no esteroideo (meloxicam) y un relajante muscular (metocarbamol). Se prescribe en condiciones o afecciones musculoesqueléticas donde existe dolor, inflamación, espasmos musculares y problemas o limitaciones en la movilidad del afectado.

Presentación

Cápsulas

Marca comercial

Dolocam plus

Flexiver Compuesto

Retoflam F

Dosis

Dependiendo de la presentación del medicamento de puede administrar una capsula cada doce horas o cada veinticuatro horas, su medico tratante establecerá la dosis del medicamento que el paciente debe tomar.

Indicaciones terapéuticas metocarbamol + meloxicam

Este fármaco se prescribe en casos de:

  • Traumatismos músculo esqueléticos.
  • Tortícolis.
  • Bursitis.
  • Artritis.
  • Tendinitis.
  • Contracturas musculares.

Contraindicaciones del metocarbamol + meloxicam

No tomar este producto si presenta:

  • Hipersensibilidad o alergia a los principios activos u otros componentes del medicamento.
  • No debe tomarlo si está consumiendo alcohol, puede provocar la depresión del sistema nervioso central.
  • Paciente que presenten sensibilidad cruzada con el AAS y otros AINE, por lo que no debe prescribirse en pacientes con antecedentes de manifestaciones de asma, angioedema o urticaria por la administración de dichos medicamentos.
  • No emplear en casos de úlcera péptica activa
  • Evitar su uso en casos de insuficiencia hepática o insuficiencia renal severa.

Advertencias y precauciones metocarbamol + meloxicam

Es importante tener las mismas precauciones que con otros AINEs, tales como:

Pacientes con enfermedad ácido péptica (EAP).

Individuos sometidos a terapia con anticoagulantes.

Supervisar la ingesta en pacientes ancianos

Vigilar el consumo del fármaco en caso de insuficiencia cardíaca crónica (ICC), cirrosis hepática, síndrome nefrótico o dolencias renales previas.

Personas sometidas a procedimientos quirúrgicos mayores, en riesgo de sufrir hipovolemia (disminución del volumen de sangre).

No se recomienda su uso durante la etapa de gestación (embarazo) y lactancia.

Interacciones

Este medicamento combinado puede reaccionar con otros fármacos y productos. No administrar con:

-Otros AINEs: ácido acetilsalicílico (Aspirina), ibuprofeno (Advil, Brugesic, Motrin), indometacina (Indocin, Tivorvex, Indocin SR) , diclofenaco (Artrotec, Di Retard , Dicloabac , Dolo Voltaren, Dolotren , Luase , Normuen, Voltaren), piroxicam (Feldene, Feldene Flas), naproxeno (Aleve),  celecoxib (Celebrex).

-Anticoagulantes orales y parenterales (Warfarina, Coumadin, Jantoven)

-Litio

-Metotrexato

-Betabloqueantes o agentes bloqueantes beta-adrenérgicos : Acebutolol (Sectral), Atenolol (Tenormin), Bisoprolol (Zebeta), Metoprolol (Lopressor, Toprol-XL), Nadolol (Corgard), Nebivolol (Bystolic), Propranolol (Inderal LA, InnoPran XL).

-Inhibidores de la  (ECA) enzima convertidora de la angiotensina (Captopril, Enalapril, Lisinopril, Quinapril, Ramipril)

-Esteroides  (prednisona)

-Alcohol

Reacciones adversas del metocarbamol + meloxicam

Generalmente los efectos adversos reportados son síntomas gastrointestinales, siendo los más frecuentes:

  • Dispepsia
  • Náusea y vómitos
  • Diarrea
  • Dolores en el abdomen
  • Estreñimiento o constipación
  • Flatulencia

Además puede presentarse:

  • Aturdimiento
  • Somnolencia
  • Dificultades visuales (visión borrosa)
  • Dolor de cabeza o cefalea
  • Fiebre
  • Prurito
  • Rash cutáneo
  • Mareo
  • Anemia
  • Edema.
  • Síntomas de resfriado

Si presenta cualquiera de estos síntomas suspenda su uso y comuníquese con su medico:

  • Problemas para respirar, falta de aire en actividades leves
  • Hinchazón
  • Aumento muy rápido en su peso
  • Algunos signos de tener sangrado estomacal: heces alquitranadas o rastros de sangre, tos y vomito con presencia de  sangre.
  • Lesiones en el hígado que se manifiestan con: dolor en la parte superior del estómago, comezón, cansancio, síntomas similares a la gripe, disminución del apetito y el peso, cambios de color en la orina (se torna oscura), heces de color arcilla, coloración amarilla en la piel y los ojos (ictericia).
  • Problemas renales: orina poco o nada, dificultad y molestias al orinar, hinchazón en los pies y/o tobillos, cansancio y problemas para respirar.
  • Disminución de los glóbulos rojos o anemia, presentando una piel pálida, sensación de desvanecimiento y dificultad para respirar, alteraciones del latido cardíaco problemas de concentración.
  • Reacciones severas de la piel, fiebre, dolor de garganta, inflamación en la cara y lengua, ardor en los ojos, sensibilidad y dolor en la piel con la aparición de sarpullido rojo o púrpura en la cara o la parte superior del cuerpo, en muchos casos presencia de ampollas y descamación.

Conservación y almacenamiento

  1. Almacene a una temperatura inferior a 30°C. No congele.
  2. No coloque a la vista y alcance de niños y mascotas.
  3. Evite utilizar el medicamento si esta vencido.
  4. No desechar el medicamento en los desagües o la basura domestica, esto contamina y deteriora el medio ambiente.

Metocarbamol + ibuprofeno

Este fármaco combinado con características analgésicas proporcionadas por el ibuprofeno y relajantes por el metocarbamol, se emplea comúnmente para tratar:

  1. Afecciones osteo-musculares agudas, con presencia de dolor y espasmo muscular, por ejemplo: síndrome miofascial, fibromialgia, lumbalgia y cervicalgia.
  2. Patologías espásticas donde ciertos músculos se mantienen contraídos de forma permanente y dolorosa.
  3. Afecciones neurológica que se asocian con espasticidad muscular.
  4. Espasmos musculares postraumáticos y postquirúrgicos, muy dolorosos.
  5. Espasmos músculo-esqueléticos debido a malas posturas: espasmos de los músculos de la nuca o de la región lumbo-sacra, llamados comúnmente tortícolis y lumbalgias.

Trata ademas algunas condiciones comunes tales como: mialgia, distensión muscular, policondritis recidivante, contractura muscular y hallux valgus o mejor conocido como juanete.

Nombres comerciales

BINÉFAR

DOLIFLAM PLUS

ESPASYDOL

INFIBU-M

MEEL

MIOLAXIN

NIALGIN

RELADOL

ROBAX GOLD

ROBAXIN GOLD

ROBIPROFEN

Contraindicaciones del metocarbamol + ibuprofeno

No debe tomar este medicamento en caso de:

  • Alergia o hipersensibilidad a los ingredientes activos (metocarbamol o ibuprofeno) u otros componentes o excipientes del fármaco.
  • Hipersensibilidad a: aspirina u otros AINEs, antipiréticos y/o analgésicos, otros relajantes músculo esqueléticos y derivados del carbamato.
  • Encontrarse en el tercer trimestre del embarazo.
  • Presentar una úlcera péptica activa
  • Historia de ulceración gastrointestinal o sangrado gastrointestinal
  • Pacientes con daño hepático severo y significativo o una enfermedad del hígado activa
  • Función renal muy comprometida o deteriorada.
  • Pacientes con el síndrome de pólipos nasales (completos o parciales)
  • Individuos a quienes los agentes antiinflamatorios no esteroidales les causan o intensifican crisis de asma, anafilaxia, urticaria, rinitis u otros síntomas alérgicos

Advertencias y precauciones metocarbamol + ibuprofeno

Existen ciertas recomendaciones y advertencia que son importante conocer y considerar si le indican un tratamiento con este producto combinado:

  • No es aconsejable utilizarse con otros AINEs.
  • No emplee en pacientes menores de 12 años.
  • Causa en algunos individuos reacciones alérgicas severas, que incluyen enrojecimiento de la piel, erupción cutánea o ampollas.
  • Debe de ser consumido con mucho cuidado si el paciente padece de afecciones como asma, enfermedades cardíacas, hipertensión o afecciones del riñón.
  • Su uso en adultos mayores debe ser controlado y supervisado.
  • En algunos pacientes genera somnolencia, mareo, vértigo, insomnio o depresión, sea muy cuidadoso y precavido si debe llevar a cabo actividades que requieran atención y un estado de alerta constante, tales como: manejo de maquinaria y vehículos automotores.
  • La administración en pacientes con trastornos hematológicos debe ser supervisada con cuidado.
  • En algunos  individuos se presenta retención de fluidos y edema al consumir ibuprofeno.
  •  Existen condiciones en alguno pacientes, tales como diabetes mellitas, falla renal, edad avanzada o se encuentran en terapia con bloqueadores beta-adrenérgicos, IECA o algunos diuréticos, que al ser tratados con AINEs puede ocasionar hipercalemia o hiperpotasemia, que no es otra cosa que concentraciones elevadas de potasio en la sangre y que son más altas de lo normal.

  • Está contraindicado en personas con daño hepático grave o enfermedades activas de este órgano.
  • No administra en pacientes con función renal muy deteriorada, donde la depuración de creatinina es menor a 30ml/min. Si padece deterioro renal menor, este puede empeorar cuando se somete a tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y por lo tanto deben ser monitoreados.

Embarazo y lactancia

El uso de metocarbamol + ibuprofeno no se recomienda en mujeres embarazadas, pues no existe información suficiente y adecuada sobre su eficacia y seguridad en este grupo. El producto se elimina o excreta a través de la leche materna. Se recomienda consultar a su medico.

Conducir o manipular vehículos y máquinas

El metocarbamol + ibuprofeno causa en algunas personas efectos secundarios tales como somnolencia, mareo, vértigo, dificultad para obtener sueño o depresión, por esta razón se recomienda tomar las debidas precauciones si debe manipular maquinaria o conducir algún automóvil, durante el uso del producto para evitar daños a otras personas y a sí mismo.

Interacciones del metocarbamol + ibuprofeno

La administración de este medicamento en asociación con otros fármacos puede generar interacciones o reacciones, razón por la cual debe indicar a su doctor todos los productos que este consumiendo, sean medicinas de venta libre o no, preparados naturales de hierbas, raíces o semillas, suplementos, vitaminas, etc.

Algunos de los medicamentos que no debe olvidar mencionar son:

  • Metotrexato
  • Litio
  • Otros AINEs (aspirina, diclofenaco, naproxeno, indomentacina, etc)
  • Digoxina
  • Antihipertensivos
  • Diuréticos
  • Alcohol y otros depresores del sistema nervioso central (SNC)
  • Cumarinas
  • Hipoglucemiantes orales (glipizida, gliburida, glimepirida, repaglinida , nateglinida, metformina, rosiglitazona, troglitazona,  pioglitazona, etc.)

El metocarbamol puede alterar exámenes de laboratorio, produciendo pruebas urinarias falso positivas para 5- ácido hidroxiindoleacético (5-HIAA) y ácido vanillimandélico (VMA)

Reacciones adversas del metocarbamol + ibuprofeno

  • Dolor epigástrico
  • Ardor estomacal
  • Diarrea
  • Distensión abdominal
  • Náusea y vómito
  • Indigestión
  • Constipación o estreñimiento
  • Cólicos o dolor abdominal
  • Flatulencia
  • Ulcera gástrica o duodenal con sangrado y/o perforación
  • Hemorragia gastrointestinal
  • Melena (hemorragia originada en la parte alta del tubo digestivo)
  • Hematemesis (vómito de sangre que proviene del aparato digestivo)
  • Estomatitis ulcerativa (afección caracterizada por la aparición de úlceras dolorosas y recurrentes en la cavidad bucal)
  • Enfermedad de Crohn (trastorno inflamatorio crónico del tracto intestinal)
  • Colitis agravada
  • Gastritis

  • Fiebre
  • Enfermedad del suero (reacción del sistema inmunitario a medicamentos o proteínas inyectadas que se utilizan para tratar ciertas enfermedades del sistema inmune).
  • Lupus eritematoso
  • Hipersensibilidad
  • Mareo
  • Cefalea o dolor de cabeza.
  • Nerviosismo.
  • Depresión
  • Insomnio
  • Fallo congestivo cardíaco
  • Hipertensión arterial (HTA)
  • Arritmias
  • Tinitus.
  • Ambliopía (perdida de la visión por falta de sensibilidad en la retina)
  • Conjuntivitis
  • Diplopía (visión doble)
  • Neuritis óptica (inflamación del nervio óptico)
  • Vértigo
  • Leucopenia (reducción de la cantidad de leucocitos en la sangre)
  • Disminución en los niveles de hemoglobina y hematocrito
  • Depuración disminuida de creatinina
  • Poliuria (excreción excesiva de orina).
  • Azotemia (niveles muy elevados de compuestos nitrogenados en la sangre)
  • Nefritis intersticial (enfermedad renal que genera una reducción en la facultad o capacidad de los riñones de depurar los desechos y líquidos del organismo).
  • Falla renal

  • Síndrome nefrítico (inflamación de los glomérulos renales que causa daño a los riñones)
  • Proteinuria (presencia de cantidades anormales de proteínas en la orina).
  • Necrosis papilar renal ( muerte de las papilas renales)
  • Hepatitis (afección causada por el virus de la hepatitis)
  • Ictericia (coloración amarilla de la piel y ojos)
  • Función hepática anormal (AST, bilirrubina sérica y fosfatasa alcalina)
  • Menorragia (menstruación muy abundante o duradera).
  • Ginecomastia (aumento de las mamas en los caballeros)
  • Reacción hipoglicémica.
  • Retrasos menstruales hasta por dos semanas
  • Sangrado uterino disfuncional
  • Pérdida del apetito
  • Edema y retención de fluidos.

Metocarbamol + paracetamol

La combinación de estos dos principios activos brinda al paciente que lo emplea un efecto analgésico, antipirético y antiinflamatorio que ofrece el paracetamol, además de la acción relajante propia del metocarbamol.

Indicaciones

Es adecuado para tratar la existencia de dolor con espasmo de la musculatura esquelética:

-Dolores de espalda causados por hernias discales, lumbalgia, etc.

-Molestias y dolores musculares, sobre todo aquellos producidos por contracturas y torceduras.

Nombre comercial

ROBAXISAL COMPUESTO

Contraindicaciones

No administrar cuando:

  • El individuo presenta enfermedades hepáticas.
  • Se conoce que existe hipersensibilidad o alergia a los ingredientes activos o demás componentes
  • Presencia de miastenia grave.
  • La paciente se encuentra en estado de gestación (embarazada) o período de lactancia (amamantando).

Efectos secundarios o adversos

Generalmente los efectos secundarios provocados por el medicamento son de tipo gastrointestinal, entre los que encontramos:

  • Náuseas
  • Mareos
  • Diarreas o estreñimiento

Otros efectos que se han reportado son:

  • Astenia (debilidad y fatiga)
  • Somnolencia
  • Ataxia
  • Vértigos
  • Aturdimiento
  • Dolor en el abdomen
  • Dificultades visuales (Visión borrosa)
  • Fiebre
  • Cefalea o dolor de cabeza

Precauciones y advertencias

Es necesario tener precaución al consumir este fármaco  combinado en caso de:

  • Insuficiencia hepática o insuficiencia renal, evite tratamientos prolongados y mantenga vigilancia a cualquier síntoma o reacción.
  • Presencia de anemia
  • Existencia de dolencias y afecciones del corazón y los pulmones
  • Evite exceder el tiempo establecido por el médico para el tratamiento y respete las dosis asignadas.
  • Afecta o interfiere en la valoración clínica del ácido 5-hidroxiindolacético y ácido vanililmandélico.
  • Interacciones de metocarbamol + paracetamol
  • Cloranfenicol.
  • Depresores y estimulantes del sistema nervioso central (SNC).

Metocarbamol + ácido acetilsalicílico

Esta asociación de un relajante muscular y un analgésico, se prescribe para aliviar dolores provocados por espasmos o contracturas musculares y algunas dolencias reumáticas.

Indicaciones

  • Afecciones musculo esqueléticas muy dolorosas
  • Contusiones
  • Artritis
  • Bursitis
  • Miositis
  • Torceduras
  • Lumbago
  • Esguinces y luxaciones.
  • Torticolis

Marca comercial

ROBAXISAL

REMISOL PLS

Contraindicaciones

No debe ser dosificado en caso de:

  • Hipersensibilidad o alergia conocida a cualquiera de los ingredientes activos o demás componentes del producto farmacológico  o cualquier compuesto relacionado.
  • Pacientes con asma
  • Presencia de  insuficiencia renal e insuficiencia hepática
  • Problemas relacionados a sangrado estomacal.

Precauciones y advertencias

Es necesario verificar si el paciente presenta alergias o hipersensibilidad al ácido acetilsalicílico, ya que este puede causar un choque anafiláctico y varias reacciones alérgicas graves. Es necesario determinar este aspecto aunque no exista una historia específica de alergia.

El ácido acetilsalicílico y aquellos productos que lo contengan, deben ser ingeridos con mucha precaución en aquellos individuos que presentan gastritis, úlcera péptica, asma, problemas de la coagulación, hipoprotrombinemia o disminución considerable y anormal de la cantidad de protrombina, deficiencia de la vitamina K (VKDB) o que sean tratados con medicamentos anticoagulantes.

En individuos con daño hepático la depuración media total de metocarbamol redujo un 70% comparado con la población que se encuentra saludable.

En pacientes con deterioro de la función renal en hemodiálisis de mantenimiento la depuración del metocarbamol disminuye en un 40% en comparación con la población sin este tipo de afección.

Muchos de los efectos adversos pueden ser gastrointestinales, estos pueden evitarse o minimizarse si se ingiere el medicamento con los alimentos.

Efectos adversos o secundarios

Las siguientes reacciones adversas o no deseadas fueron reportadas con la administración de este fármaco:

  • Reacción anafiláctica
  • Fiebre
  • Cefalea y migraña
  • Afecciones del sistema cardiovascular tales como bradicardia, hipotensión, sincope y rubor.
  • Dispepsia
  • Náusea y vómito
  • Ictericia, esto incluye la ictericia colestática.
  • Leucopenia.
  • Amnesia
  • Estado de confusión
  • Insomnio y problemas de sueño
  • Vértigo
  • Somnolencia
  • Diplopía
  • Mareo
  • Aturdimiento
  • Falta de conexión entre los movimientos musculares (incoordinación muscular media)
  • Convulsiones
  • Nistagmus (movimiento involuntario y rápido de los ojos, que se repite constantemente)
  • Problemas visuales (visión borrosa)
  • Conjuntivitis asociada  con congestión nasal
  • Sabor metálico
  • Prurito, rash y urticaria.
  • Gastritis
  • Erosión gástrica
  • Estreñimiento o constipación
  • Diarrea.
  • Angioedema
  • Asma

Interacciones del metocarbamol+ ácido acetilsalicílico

Existen medicamentos y productos que pueden afectar o verse afectados por la ingesta conjunta de este fármaco, entre las principales  tenemos:

Alcohol.

Bromuro de piridostigmina

Corticoesteroides

Anticoagulantes orales

Agentes antidiabéticos orales e insulina,

6-mercaptopurina y metotrexato

Agentes antiinflamatorios no esteroideos,

Agentes uricosúricos (probenecid y sulfinpirazona)

Metocarbamol + naproxeno

Esta combinación de metocarbamol y naproxeno generalmente es empleada para dolores fuertes y espasmos musculares, sin embargo  y a pesar de que no se registran  interacción entre ellas al usarlas de manera simultánea, no se recomienda tomarlas por tiempo prolongado.

Indicaciones

Su uso está indicado para el alivio del dolor y el espasmo muscular.

Contraindicaciones

Es recomendable tomar en cuenta que si padece alguna de estas condiciones no debería toma estos fármacos:

Presencia de broncoespasmo o problemas para respirar

Rinitis aguda

Pólipos nasales

Alergia o hipersensibilidad al ácido acetilsalicílico o a los AINES (antiinflamatorios no esteroideos)

Úlcera gástrica o duodenal, puede ocasionar hemorragias gastrointestinales

Precauciones

Evite auto medicarse, los fármacos pueden causar reacciones adversas, que muchas ocasiones pueden llegar a ser muy severas y graves. Es recomendable que las dosis y tiempo de duración del tratamiento lo establezca su médico tratante.

Metocarbamol + diclofenaco

La combinación de ingredientes activos como el  diclofenaco y el metocarbamol se emplea ante todo para el alivio del dolor de la osteoartritis de las rodillas y las manos, algunas condiciones musculo esqueléticas muy dolorosas, esguinces musculares y cepas, etc.  Generalmente son los fármacos que funcionan como complemento para el reposo y la terapia física, necesario para sanar ciertas afecciones.

Indicaciones

El diclofenao + metocarbamol se empleas en la terapia para el control, prevención y mejoría de las siguientes afecciones y trastornos:

Control y alivio del dolor causado por la osteoartritis en las rodillas y las manos

Diferentes condiciones musculo-esqueléticas que generan mucho dolor y molestia.

Esguinces musculares y cepas.

Complemento y añadidura en un tratamiento que incluye descanso y terapia física.

Efectos adversos o secundarios

Algunos de los efectos secundarios que se contemplan a continuación son posibles, sin embargo no siempre ocurren, es importante que ante la presencia de alguno consulte a su medico, en especial si no desaparecen o se hacen más severos. Entre ellos están:

  • Hinchazón de los párpados o zona alrededor de los ojos
  • Inflamación de la conjuntiva del ojo asociada con congestión nasal
  • Reacciones de hipersensibilidad o alergia
  • Mareo
  • Fiebre
  • Dolor abdominal o de estómago
  • Dolor de cabeza o cefalea
  • Erupciones cutáneas
  • Dificultad visual (Visiones borrosas)
  • Falta o pérdida de apetito
  • Sabor metálico
  • Sensación de aturdimiento
  • Pérdida del equilibrio
  • Movimiento brusco, violento, rápido e irregular del cuerpo
  • Impulsos y movimientos rápidos e involuntarios de los ojos

Contraindicaciones

Esta combinación no se debe tomar en caso de presentar alguna de estas condiciones:

  • Hipersensibilidad al diclofenaco, metocarbamol o algún otro componente del medicamento.
  • Pacientes con daño cerebral
  • Epilepsia
  • Antecedentes o historia de asma, reacciones cutáneas o alérgicas luego de tomar aspirina o algún otro medicamento anti-inflamatorio no esteroideos (AINE)
  • Tratamiento del dolor perioperatorio (lapso de tiempo de la cirugía o procedimiento quirúrgico, este abarca el ingreso en la sala, la  anestesia, cirugía y recuperación) en la cirugía de injerto de derivación de la arteria coronaria.
  • Convulsiones
  • Musculatura muy débil y cansancio inusual.

Precauciones y advertencias

Es importante y necesario conocer ciertas recomendaciones si requiere tratamiento con estos fármacos:

  • Controle la presión arterial durante el tratamiento.
  • Si presenta dolor en el pecho, dificultad para respirar, debilidad notifique a su médico.
  • Es necesario informar si presenta dificultad en el habla.
  • Informe inmediatamente si presenta síntomas similares a un resfriado o gripe, náuseas, fatiga, letargo, prurito, ictericia, dolor en el cuadrante superior derecho, etc.
  • No ingiera si presenta alergia al metocarbamol o el diclofenaco
  • Deben tomarlo con precaución  los individuos con:
  • Enfermedad cardiovascular conocida, insuficiencia cardíaca
  • Tratados con diuréticos e inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina(ECA)
  • Dolencias y problemas del hígado, disfunción hepática, pruebas hepáticas con anomalías persistentes.
  • Propensos a trastornos o eventos gastrointestinales
  • Puede presentarse en algunos casos dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica, en estos casos suspenda o interrumpa su uso y reporte a su médico, ya que son reacciones cutáneas muy graves.
  • Monitorizar y supervisar a los pacientes de edad avanzada que están tomando estos fármacos.
  • Es importante vigilar la ingesta en pacientes con problemas de riñón, puede presentarse entre otras cosas riesgo de necrosis papilar renal y otras lesiones en los riñones.
  • Debe indicar o reportar si nota un aumento de peso y/o edema.

Metocarbamol + fenilbutazona + dexametasona

El uso combinado de estos tres ingredientes activos es apropiado para el tratamiento del dolor y la inflación osteomuscular.

Nombre comercial

Vengesic

Indicaciones

Se prescribe para el tratamiento de:

  • Trastornos y afecciones musculo esqueléticos reumáticos agudos crónicos y degenerativos, que presentan inflamación, dolor y discapacidad funcional.
  • Terapia a corto plazo de padecimientos reumáticos dolorosos agudos
  • Agudización de trastornos musculo-esqueléticos crónicos, por ejemplo artritis gotosa aguda, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, osteoartritis, bursitis y tendosinovitis.
  • Complemento de la terapia física y el reposo
  • Enfermedades que provocan dolor agudo de origen óseo o muscular.
  • Tromboflebitis y traumatismos.

Contraindicaciones metocarbamol + fenilbutazona + dexametasona

No debe emplearse o esta contraindicado en pacientes con:

  • Enfermedad gastrointestinal tales como gastritis, úlcera gástrica o duodenal, sangrado de tubo digestivo activo o reciente.
  • Personas con enfermedad  renal, cardíaca, tiroidea, hematopoyética y disfunción hepática.
  • Pacientes sometidos a terapia anti-coagulante.
  • Hipersensibilidad o alergia a las sustancias activas y demás componentes del medicamento.
  • No administrar a personas con hipertensión arterial (HTA)
  • No emplear en pacientes de edad avanzada, ya que los efectos tóxicos de la fenilbutazona se hacen más severos en ancianos.
  • Pacientes menores de catorce años.
  • Micosis sistémicas
  • Infecciones
  • Evite la ingesta del medicamento si recibió vacunas de virus vivos.
  • Si está tomando otros depresores del sistema nervioso central (SNC).

Advertencias y precauciones metocarbamol + fenilbutazona + dexametasona

Es un medicamento que debe emplearse con cuidado, siguiendo las indicaciones del médico en cuanto a los límites de las dosificaciones y la duración. Debido a sus efectos tóxicos se recomienda no emplear durante periodos de tiempo prolongados.

No se debe administrar en el primer y segundo trimestre de embarazo solo si el medico lo considera necesario. Suspender o evitar en el tercer trimestre. El medico decidirá si es necesaria la terapia durante la etapa de lactancia e indicara las recomendaciones.

Efectos secundarios o adversos

Este producto igual que muchos otros medicamentos puede causar algunos efectos indeseados, aunque puede que no se presenten en todos los pacientes. Entre estos encontramos:

  • Erupción cutánea
  • Reacción alérgica muy parecida a la enfermedad del suero.
  • Eritema
  • Prurito
  • Retención de sodio
  • Edema
  • Náusea y  vómito
  • Estomatitis
  • Ulceración péptica
  • Discrasias sanguíneas (trastornos sanguíneos causados por la alteración de cualquiera de los constituyentes de la sangre)
  • Depresión protrombínica.

Algunos efectos adversos son muy severos y graves, estos incluyen:

  • Aparición o re-activación de la úlcera péptica con presencia de hemorragia o perforación.
  • Reacciones de hipersensibilidad severas, tales como: síndrome de Stevens-Johnson.
  • Estomatitis ulcerosa
  • Hepatitis
  • Nefritis
  • Anemia aplásica
  • Leucopenia
  • Agranulocitosis
  • Trombocitopenia.

Metocarbamol + indometacina + betametasona

Medicamento con propiedades antiinflamatorias y analgésicas que se utiliza para tratar afecciones y problemas de articulaciones, las bolsas sinoviales y otras zonas intra-articulares. Se emplea con frecuencia para calmar dolores fuertes producidos por este tipo de enfermedades.

Nombre comercial

Ardosons

Indicaciones

Es indicado frecuentemente para:

  • Dolor agudo por presencia de la enfermedad de gota.
  • Artritis reumatoide, afección que inflama el revestimiento de las articulaciones pequeñas y medianas.
  • Osteoartritis, desgaste de los extremos de los huesos que participan en las articulaciones y que causa inflamación y dolor.
  • Espondilitis anquilosante que afecta las articulaciones de la columna vertebral
  • Bursitis, afección de las bolsas sinoviales que causa dolor e hinchazón.
  • Tendinitis o inflamación de los tendones.
  • Sinovitis, inflamación y molestias de las membranas sinoviales.

Contraindicaciones

No emplear este medicamento en individuos con hipertensión, diabetes, insuficiencia renal, úlceras gástricas o duodenales o infecciones por hongos.

En caso de padecer alergias o hipersensibilidad a los ingredientes activos, los salicilatos u otros componentes del fármaco.

No debe administrarse durante el embarazo, específicamente durante el tercer trimestre.

Evitar durante la etapa de lactancia.

Advertencias

Evite mezclar con alcohol, ya que se intensifican o incrementan los efectos de la bebida.

No tome en concomitancia con Efedrina, Rifampicina, Difenilhidantoína, Fenobarbital o depresores del sistema nervioso central.

Efectos secundarios

Muchos de los efectos secundarios de este fármaco son causados por la Indometacina y el metocarbamol, sin embargo no se manifiestan en todas las personas. Estos generalmente son:

  • Falta o disminución del apetito
  • Náuseas y vómito
  • Dolor en el estómago
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Flatulencias
  • Gastritis.
  • Somnolencia
  • Aturdimiento
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Fatiga
  • Vértigo
  • Apatía o depresión.
  • Hepatitis
  • Coloración amarillenta de ojos y piel (ictericia)
  • Erupciones en la cara
  • Acné
  • Urticaria.
  • Aumento de la presión arterial
  • Palpitaciones.
  • Visión borrosa
  • Cataratas.
  • Disminución de los leucocitos.

Pueden presentarse además estos síntomas:

  • Ulceración y hemorragias.
  • Hinchazón de la cara
  • Caída de cabello
  • Deterioro de la piel
  • Dolores musculares.
  • Infecciones.
  • Baja de presión arterial.
  • Amnesia.
  • Bochornos.
  • Sudoración.

Metocarbamol y alcohol

Es importante hacer énfasis en los peligros que representa consumir este fármaco en conjunto con bebidas alcohólicas, y otros depresores y estimulantes del sistema nervioso central (SNC). Generalmente intensifica los efectos de los mismos y puede ser muy peligroso para la salud.

Existen más de cien medicamentos que pueden interactuar con bebidas como el vino, la cerveza y el licor fuerte, muchos generan efectos que no pasan de ser molestos, como las náusea, vómito y dolor de cabeza, sin embargo existen algunas reacciones que pueden ser mortales, tales como hemorragia y sangrado interno, dificultad para respirar, etc.

El riesgo se incrementa con el envejecimiento, la edad disminuye la capacidad del organismo para descomponer el alcohol permaneciendo en el cuerpo por mucho más tiempo. Además, si se toma mas de un medicamento a la vez, los riesgos de interacciones se incrementan e intensifican.

Existen algunos medicamentos que son peligrosos si se combinan con bebidas alcohólicas, pues pueden causar problemas a la salud. Entre estos tenemos:

Medicamentos contra la ansiedad tales como:

  • Aalprazolam (Xanax)
  • Diazepam (Valium)
  • Lorazepam (Ativan)
  • Antihistamínicos.
  • Bromfeniramina (Dimetapp)
  • Cetirizina (Zyrtec)
  • Clorfeniramina y difenhidramina (Benadryl Allergy, Sominex)

Antibióticos

  • Azitromicina (Zithromax)
  • Doxiciclina (Vibramycin)
  • Eritromicina
  • Metronidazol (Flagyl)

Medicamentos para la presión arterial:

  • Captopril (Capoten)
  • Felodipina (Plendil)
  • Nifedipina

Diuréticos:

  • Hidroclorotiazida
  • Anticoagulantes
  • Warfarina (Coumadin)

Fármacos para el colesterol

  • Estatinas: atorvastatina (Lipitor) y simvastatina (Zocor)

Relajantes musculares:

  • Carisoprodol (Soma)
  • Ciclobenzaprina (Flexeril)

Analgésicos opioides:

  • Hidrocodona/acetaminofeno (Vicodin)
  • Meperidina (Demerol)
  • Morfina (Kadian)
  • Oxicodona/ acetaminofeno (Percocet)

Analgésicos de venta libre

  • Antiinflamatorios no esteroides: aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin IB) y naproxeno (Aleve)
  • Acetaminofen (Tylenol)

Algunos de los síntomas más comunes de esta interacción  son:

  • Mareos y vértigo
  • Somnolencia
  • Riesgo de sobredosis
  • Problemas o dificultades para respirar o respiración lenta y forzada.
  • Náusea y vómitos
  • Rubor
  • Eficacia reducida, es decir el efecto del medicamento se ve afectado.
  • Intoxicación
  • Desmayos y perdida de conciencia.
  • Problemas cardíacos
  • Sangrado interno
  • Coágulos de sangre
  • Ataque cerebral y ataque cardíaco
  • Daño y deterioro del hígado
  • Riesgo de convulsiones
  • Úlceras

Relajantes musculares

Los relajantes musculares son medicamentos que ejercen su acción sobre los centros nerviosos del organismo, y disminuye o deprime la acción o actividad del músculo esquelético, esto reduce el tono y los movimientos involuntarios.

Se clasifican en dos grupos de acciones y objetivos diferentes:

– Bloqueadores neuromusculares: se emplean en los procedimientos quirúrgicos combinados con los anestésicos generales. En este grupo encontramos: atracuronio, pancuronio, succinilcolina, etc.

– Espasmolíticos: estos disminuyen la espasticidad o la permanente contracción de los músculos en las diferentes dolencias y afecciones neurológicas. Generalmente los indican para atender el espasmo muscular local agudo.

Aunque son fármacos muy utilizados y lo normal es que al presentarse una contractura o un dolor muscular, las personas  toman relajantes musculares que tienen en casa porque se los prescribió en alguna oportunidad médico, procurándole alivio rápido y eficaz. Esta no es la solución adecuada y más saludable para el paciente.

Muchos médicos aseveran que las personas desconocen que esta acción no va a solucionar el problema, pues esto solo disfraza o enmascarar el verdadero mal. Además, su gran cantidad de efectos secundarios en muchas ocasionas empeoran el malestar y  no ofrecen un completo alivio.

Generalmente los relajantes musculares afectan tu sistema nervioso, influyen o inciden en el cerebro y la médula espinal, en pocas palabras sobre todos los nervios que tienen el control de los músculos. El error esta en pensar que solo actúan disminuyendo la tensión en el músculo contraído.

El relajante causa algunos efectos de manera directa en el sistema nervioso y relaja de manera general, es decir no solo el musculo contracturado. Provoca síntomas y signos neurológicos, tales como: sedación, mareos, somnolencia, vómitos, descoordinación de los brazos, confusión, pérdida de reflejos, visión borrosa, etc. Presentándose alguno de estos síntomas en un aproximado del 70% de los pacientes que lo consumen.

Se han reportado casos en los que el paciente presenta ronquidos mientras duerme, debido a que todos los músculos se relajan y  aquellos ubicados en el área del cuello se distienden y reducen las vías respiratorias, por lo que el aire pasa con cierto problema y dificultad por estas vías. Los tejidos blandos ubicados en la garganta vibran y produce los ronquidos.

Los peligros de combinar relajantes musculares con otros fármacos

Si verificamos la lista de medicamentos que interaccionan con los relajantes musculares, pueden notar que es bastante extensa y esa es una de las razones por las que automedicarse con este tipo de productos sin la supervisión de un médico conlleva a un alto riesgo.

Combinar un relajante muscular con ansiolíticos y analgésicos es muy peligrosa, sobre todo en personas de edad avanzada ( mayores de 65 años), que manipulan maquinaria, personas con problemas del corazón, enfermedades del hígado tales como la hepatitis,  glaucoma, etc.

Torticolis

Este término se refiere a una deformidad o afección transitoria que afecta a la columna cervical y causa dolor e inflamación. Este trastorno suele caracterizarse por una posición anormal que asume o toma la cabeza luego de una rotación violenta o flexión del cuello. Suele ser responsable de rigidez muscular, cervicalgia, braquialgia e incapacidad de mover y rotar el cuello.

La tortícolis muscular / osteoarticular puede ser causada por:

  • Traumas violentos
  • Corrientes de aire
  • Postura incorrecta
  • Latigazo cervical
  • Retracción del músculo esternocleidomastoideo (congénita)
  • Artritis o reumatismo
  • Malformaciones óseas de las vértebras cervicales

En muchos casos se trata con terapias o corrección quirúrgica, como es el caso de la tortícolis cervical con hernia cervicular.

Algunas recomendaciones para tratar la tortícolis

1-Que debemos hacer:

  • Clases de yoga o pilates de relajación, es una buena manera de eliminar el  estrés, condición que puede intensificar el dolor cervical que genera la tortícolis.
  • Aplica compresas en el cuello, justo en el área adolorida. Inicia con compresas frescas, luego de dos días realizar compresas calientes.
  • Coloca una bolsa de hielo que debes envolver previamente en un paño suave sobre el cuello, esto disminuye la hinchazón y el dolor.
  • Es aconsejable recibir masajes específicos de fisioterapia en la columna cervical, solo realizados por personas calificadas y profesionales.
  • Procure descansar en un colchón en buenas condiciones y adecuado, este no debe ser muy blando.
  • Es recomendable descansar la cabeza sobre una almohada ortopédica, indicada para el dolor cervical o no emplear almohada para dormir.
  • Someterse a un tratamiento osteopático, apropiado para aliviar las complicaciones nerviosas a nivel de la cervical.
  • Debe rectificar o corregir los hábitos incorrectos, tales como mala postura, posiciones de tensión sobre todo durante el sueño, etc.

  • Es importante consultar a su médico en caso de presentar torticolis o cuello rígido de forma repentina y sin causas aparentes, ya que puede ser síntomas indicativos de una infección viral en proceso.
  • Ingiera medicamentos bajo prescripción médica, no se automedique.
  • Reciba terapias combinadas, es decir terapia farmacológica, con masajes de fisioterapia realizado por profesionales del área y reposo.
  • Escoja sillas sólidas y completas donde el cuello y la espalda estén bien apoyados.
  • Coloque una toalla sobre sí mismo, justo detrás de su espalda en el área lumbar. Permite apoyar el raquis y está indicado para personas que padecen tortícolis por razones de trabajo, pues requieren permanecer sentados durante largos periodos de tiempo.
  • Durante el trabajo de oficina practique esta postura: mantener la cabeza levantada y doblar la barbilla un poco hacia atrás.  Además ajuste la posición de la pantalla de la computadora, así no debe girar la cabeza o cambiar continuamente la mirada en la pantalla.

2-Qué NO debes hacer

  • Permitir que personas sin la formación y experiencia apropiada le practique un masaje, ya que la columna cervical es un área sumamente delicada. Estos masajes deben ser realizados por profesionales competentes y calificados.
  • Postergar la atención médica, esta debe ser requerida de manera inmediata, de esta forma se puede iniciar el tratamiento apropiado lo antes posible.
  • Practicar tenis o deportes de potencia.
  • Prolongar la terapia con la bolsa de hielo sobre el área del cuello. Se debe aplicar por 15 o 20 minutos, intercalando con pausas de igual tiempo de duración.
  • Ingesta de analgésicos de forma  excesiva y sin prescripción médica, causando efectos secundarios graves
  • Descanso excesivo y prolongado, pues esto no beneficia al paciente con tortícolis. Esto favorece la rigidez de las articulaciones y los músculos que se encuentra también muy débiles. Procure tomar una posición de descanso por treinta minutos, realizar caminatas o ejercicios ligeros de fisioterapia, específicos e indicados para esta afección.
  • Levantar peso excesivo si padece de dolor cervical.
  • Doblar  la cabeza y colocarla en posiciones que generan más estrés en el área del cuello. Ajuste la  pantalla del computador en la posición correcta.
  • Realizar ejercicios rápidamente y con movimientos bruscos, incluso si son los indicados para la torticolis este ritmo puede agravar la lesión.
  • Administrar aspirina a pacientes menores de 12 años, esto causa efectos secundarios y adversos bastante graves, tales como el síndrome de Reye, disfunción hepática y cambios cerebrales.

Qué comer y qué NO comer

Puede consumir yogur o un probiótico si está recibiendo terapia antibiótica por tiempo prolongado, esto fortalecer el sistema inmunológico. En muchos casos la tortícolis puede indicar infecciones bacterianas, que ameritan una terapia con antibióticos.

Realmente no existen datos o información científica que indique que ciertos alimentos pueden mejorar o empeorar los síntomas de rigidez en el cuello o tortícolis. Sin embargo, siempre se  recomienda mantener una dieta saludable y balanceada, rica en frutas, verduras y baja en grasa. Esto evita el sobrepeso y otras condiciones que pueden afectar su problema cervical.

Luego de una intervención quirúrgica, para tratar la tortícolis derivada de una hernia de disco cervical o patologías malformativas, es necesario y aconsejable seguir una dieta ligera, balanceada y equilibrada, siempre sugerida e indicada por un nutricionista o un profesional de la salud competente.

Remedios naturales que pueden aliviar contracturas

Si padece o sufre una contractura muscular, lo ideal es no acudir a los fármacos como primera opción, pruebe primero a solucionar con otras alternativas. El reposo, un poco de actividad física, terapias manuales tales como masajes, fisioterapia, osteopatía, calor local, etc., suelen bastar para aliviar este tipo de molestias.

Las plantas medicinales son una opción que presenta menos efectos secundarios y permite tratar las contracturas, pero esto no quiere decir que puede tomarlas o usarlas a libre demanda, también debe consultar a su médico para utilizarlas. Entre estas encontramos:

Lavanda: relajante musculare de origen natural más eficaz y conocido. Se emplea en forma de aceite esencial, colocando unas gotas en un baño caliente.

Valeriana: posee actividad relajante y antiespasmódica sobre los músculos, ayudando a tratar las contracturas. Se puede consumir como una infusión, una o dos veces al día.

Harpagofito: es una planta que está presente en algunos suplementos, posee beneficios  analgésicos y antiinflamatorios que brinda alivio en este tipo de lesiones.

Romero: esta planta posee muchas cualidades y beneficios para la salud, entre esas su poder relajante, facilita la disminución de la tensión en los músculos. Recibir un masaje en la zona afectada con el aceite esencial de romero es de gran ayuda.

Estas son alternativas que puede emplear antes de recurrir a productos farmacológicos, sin embargo si esas opciones naturales no funcionan y el dolor se mantiene muy intenso, el médico tratante recetara un analgésico.

Si aun así el dolor no se alivia o revierte, se estudia la idea de administrar un antiinflamatorio no esteroideo, solo si esta alternativa no alivia, entonces se recurre al uso de un relajante muscular, por un lapso menor a una semana. (Ver articulo: Bupivacaina)

Dejar Comentario