≡ Menu




Heparina sódica: Para qué sirve, nombre comercial y más

El fármaco heparina sódica es un tipo de anticoagulante que se debe de suministrar, por lo general bajo momentos de extremada necesidad y urgencia a través de la denominada perfusión intravenosa, siendo el método mayormente más utilizado y bajo distintas dosis, tal cual fuera indicado por el médico tanto en jóvenes como en adultos.

heparina sódica

No se automedique, esto es solo un artículo informativo.

Para qué sirve

Si bien es cierto que el uso primordial de este medicamento es ser un anticoagulante, aún es desconocido su verdadero rol a nivel fisiológico, ya que en el sistema del paciente perdura de manera desconocida, ya que la anticoagulación en el sistema sanguíneo se consigue especialmente por los proteoglicanos de sulfato, producto de las células endoteliales encontrados en el cuerpo.

Por lo general la heparina sódica es de unos cinco mil (5.000) siendo una inyección soluble, y que dentro de esta misma inyección se encuentra la heparina sódica como principio activo. En este sentido, el medicamento en mención encuadra dentro del grupo de fármacos denominados antitrombóticos.

Ahora bien, el fármaco a base de heparina sódica donde se compone por los cinco mil (5.000) ml de esta solución en su etiqueta, se podrá encontrar para que se utiliza; en este sentido los médicos la emplean para las terapias de tromboembolia venosa, donde el paciente llega a formar grumos en las venas hasta llegar a truncar el paso de la circulación sanguínea.

De igual forma se encuentra su uso en los pacientes que padecen de trombosis venosa peligrosa, y en personas que han llegado a desarrollar tromboembolismo en los pulmones. Empleado para personas que se encuentran bajo el tratamiento de algún padecimiento vinculado con las arterias, al igual que las venas situadas en el corazón.

Dolores en el área torácica, causado por las afecciones agudas que se ocasionan en el corazón, donde no llega mucho oxígeno y que en ciertos casos puede llegar a ser síntoma de aviso por parte del corazón, donde va a demostrar un ataque cardíaco e inclusive un infarto en el miocardio.

Nombre comercial

Este medicamento se encuentra en las farmacias bajo distintas denominaciones, sin embargo consulte primero con su médico especialista ya que es la persona indicada para brindarle alguna respuesta certera y más conveniente ,al momento de que él mismo lo recete y que usted deba buscarlo. Entre las denominaciones comerciales se encuentran la menaven; el sobrius; la sodiparin; heparina northia y tuteur. (ver artículo: Fenitoína).

Mecanismo de acción

En cuanto a su mecanismo de acción la heparina tiene un rango de actuación de manera indirecta y ataca múltiples sitios, es decir, tanto en el sistema circulatorio evitando la coagulación sanguínea, así como para incrementar la tarea inhibidora del componente denominado antitrombina III, que es una proteína que por lo general la provoca el hígado.

Ahora bien, tras la formación de esta proteína, es decir, de la antitrombina III y ocasionándose un cambio en su concentración molecular, el mismo llega incidir en gran medida en la coagulación de la sangre del paciente.

Este fármaco a base de heparina sódica de igual forma activa de manera acelerada la formación de un enlace dentro del cuerpo del paciente, compuesto por la unión antitrombina III-trombina, que en principio se encontraba inactivando.

Este enlace surge a razón de evitar que exista una conversión de fibrinógeno, que es una sustancia que puede estar soluble en la sangre; evitando que se convierte en fibrina, que es una proteína que es producida como resultado de la descomposición del fibrinógeno, ocasionando finalmente los coágulos sanguíneos.

Con el fin de evitar que la denominada trombina llegue a aislarse, en su formación se necesita de una dosificación elevada del fármaco. Ahora el medicamento compuesto por heparina sódica de igual forma ayuda a que se ocasione algún coágulo, llevando a una concentración leve de trombina, que es el factor estabilizador de la fibrina. Por lo que la heparina sódica no muestra actividad fibrinolítica.

Una dosificación alta de heparina sódica, por lo general extiende el período medio de tromboplastina, influyendo en el tiempo de coagulación sanguíneo completo. Entre otros mecanismos de acción que posee este fármaco a base de heparina sódica, la misma disminuye los niveles de concentración en los triglicéridos, en el plasma contenido en la sangre con la liberación de la enzima denominada lipoproteína lipasa, que se encuentra en el cuerpo.

Propiedades farmacocinéticas 

En cuanto a las propiedades farmacocinéticas que presenta este medicamento a base heparina sódica, la misma llega a ser suministrada por vía intravenosa para llegar a ser absorbido por el tracto intestinal. Esta solución una vez absorbida por el organismo, el mismo se dispersa a través del plasma en la sangre y finalmente se llega a enlazar con las denominadas proteínas plasmáticas.

En lo que respeccta a la unión de la denominada proteína plasmática con la heparina sódica, el resultado se centra en el organismo donde las lipoproteínas bajan su densidad. En cuanto al metabolismo de la persona luego de haber tomado la dosis de heparina sódica, el farmaco se  metaboliza parcialmente.

En cuanto a la vida media de la medicina el mismo normalmente es de una a seis (1 a 6) horas; la dosificación y la vía de suministro dependerá de cada paciente, ya que en el caso de los pacientes que padecen de insuficiencia renal, insuficiencia hepática y obesidad, el mecanismo de acción variará en el tiempo.

En tal sentido el médico encargado del tratamiento, puede disminuir la dosis en las personas que padecen de embolismo pulmonar, o alguna otra infección maligna. Por otro lado al comenzar la acción de este fármaco por la vía subcutánea, normalmente resulta ser de unos veinte a sesenta (20 a 60) minutos, pero este tiempo varía según la condición de cada paciente.

Por último, la excreción del fármaco heparina sódica se llega a expulsar a través de la orina de manera inalterada tras haber sido aplicada por la vía intravenosa. Aunque el aclaramiento que pudiese sufrir la orina producto de la heparina sódica, es muy baja y más que todo en personas que padecen de alguna afección renal.

Indicaciones terapéuticas

Este medicamento se encuentra indicado para pacientes que se encuentran en el transcurso de alguna terapia anticoagulante, en personas que se encuentran bajo el tratamiento de la denominada trombosis venosa. De igual forma se encuentra indicada para evitar la denominada trombosis postoperatoria de la trombosis venosa, que puede llegar a complicarse, y pacientes que se encuentren propensos a sufrir de embolismo pulmonar.

En este sentido, este fármaco se encuentra de igual forma indicado para los pacientes que se encuentran bajo alguna intervención quirúrgica en el área abdominal, o incluso en aquellos casos en que por otras circunstancias representen un riesgo inminente de llegar a complicaciones tromboembólicas.

Indicado también en la profilaxis y terapias para tratar las embolias pulmonares, así como la denominada fibrilación arterial, para evitar como ya se ha mencionado antes la coagulación sanguínea en alguna intervención quirúrgica a nivel cardiovascular, en la profilaxis y terapia de embolismo arterial. Así como anticoagulante en las transfusiones de sangre que se requieran para diálisis y en la detección de algún padecimiento en la sangre. (Ver artículo: Golimumab).

Contraindicaciones

Este fármaco se encuentra contraindicado para las personas que hayan desarrollado hipersensibilidad a este medicamento, pacientes con alguna hemorragia latente, personas que sufran de hemofilia, trombocitopenia que es una situación que llega a disminuir la cuantía de las plaquetas en la sangre.

Contraindicado para personas con tuberculosis, con úlceras a nivel digestivo, pacientes con hipertensión arterial, personas que desarrollan aneurismas en el cerebro; mujeres que se encuentra bajo advertencia de poder abortar; personas que padecen de carcinoma visceral, contraindicado contra las personas que padecen de punción lumbar.

De igual forma se encuentra contraindicado para los pacientes que presentan obstrucción a nivel lumbar en la etapa de gestación, en este sentido los especialistas recomiendan realizar exámenes de sanguíneos para descartar alguna coagulación junto con pruebas, donde se demuestre que el recuento de las plaquetas; estos mismos exámenes por lo general se deben de realizar previamente al tratamiento y en el transcurso del mismo.

Ahora, en cuanto al consumo de otros fármacos tales como el ácido acetilsalicílico, el ibuprofeno, y el dipiridamol por lo general llegan a incrementar la reacción anticoagulante del fármaco a base de heparina sódica y por otro lado, en cuanto a otros medicamentos como es el caso de los antihistamínicos y la nicotina, llegan a disminuir de forma casi moderada los efectos del fármaco, por lo tanto en ambos casos se encuentra contraindicado.

Fármacos como la insulina y los denominados corticosteroides por otro lado llegan a aumentar los niveles plasmáticos de la sangre, pero en combinación con el fármaco bajo estudio está contraindicado.

Efectos secundarios

En cuanto a los efectos que aquejan al paciente tras empezar a tomar la heparina sódica, el mismo puede ocasionar consecuencia que con el tiempo no llegan a desaparecer ni aminorar. En este sentido es importante que si llegan a presentarse estos síntomas, comuníquese con su especialista en el área para asesorarse mejor:

  • La persona tiene la parte de la cara enrojecida.
  • Dolor constante e insoportable.
  • Moretones o llagas en el lugar de la inyección del fármaco.
  • La persona presenta alopecia o caída del cabello más de lo común.

Estos efectos mencionados pueden tornarse graves hasta llegar a empeorar, incluso pueden llegar a presentarse efectos nuevos, con síntomas que antes no concebía el paciente. Si llega a observar que el paciente tiene ciertos signos comuníquese con su especialista en el área de la medicina que sea de confianza de manera inmediata:

  • Sangrado que si bien no es abundante, resulta extraño para la persona ya que es ocasional.
  • Moretones que se presentan de manera anormal.
  • Mareos acompañados de vómito tipo sanguinolento.
  • Presencia de sangre muy reciente en las heces.

  • Heces alquitranadas y oscuras.
  • Cuando la persona va a orinar presenta sangre.
  • El paciente está constantemente cansado de forma anormal y excesiva.
  • Náuseas.
  • La persona se siente ahogada para respirar.
  • Presión a nivel del pecho, acompañado con dolor insoportable.
  • El paciente presenta molestia en los hombros, brazos, la mandíbula, el cuello y a nivel de la espalda.
  • La persona al toser salpica sangre en la saliva.
  • Sudoración en excesivo e incontrolado.
  • Dolor intenso de cabeza y de manera inusual.
  • Vértigo junto con síntomas de desvanecimiento.
  • Pérdida del conocimiento, la orientación, el equilibrio y la coordinación.
  • Dificultad para poder caminar y movilizarse de un lado a otro.
  • La persona se encuentra débil y con el cuerpo entumecido
  • Existe de igual forma entumecimiento muy pronunciado a nivel de la cara, aunque también presenta dolor en un solo brazo, en una solo pierna, o en casos especiales en un solo lado del cuerpo.
  • El paciente puede llegar a experimentar confusión de manera muy repentina, dificultad al hablar o para poder comprender alguna palabra, incluso conversación.
  • Dificultad a nivel visual, incluso para poder ver con uno de los ojos.
  • El paciente presenta manchas moradas u oscuras en la piel.
  • Dolor y la presencia de manchas de color azul, manchas, rosetones oscuros en los brazos y ambas piernas.
  • Picazón insostenible y ardor, más que todo en la planta de los pies.

  • Escalofríos.
  • Fiebre alta.
  • Erupción a nivel cutáneo.
  • Falta de oxígeno.
  • La persona se le dificulta respirar incluso tragar.

En este sentido, la heparina sódica llegar a ocasionar osteoporosis, siendo una enfermedad que se produce en los huesos tras existir un debilitamiento hasta llegar a la fracturar del hueso, más que todo a las personas que utilizan este fármaco por un tiempo prolongado. Discuta con su médico acerca de los riesgos que se pueden llegar a presentar tras usar este medicamento.

Efectos adversos de la heparina sódica

La principal complicación que se puede llegar a presentar en los pacientes que empiezan a utilizar este fármaco es el desarrollo de alguna hemorragia o complicación que pueda resultar. La existencia de sangrado en el tracto gastrointestinal es de forma muy significativa, así como en  el tracto urinario donde puede encontrarse una lesión latente.

Puede incluso existir este tipo de sangramiento en cualquier lugar del cuerpo. Estas hemorragias pueden tornarse difíciles de encontrar. En este sentido, se pueden llegar a encontrar las hemorragias de tipo adrenal, las ovárica y en ciertas ocasiones la hemorragia retroperitoneal.

Puede llegar a existir una irritación leve en el cuerpo acompañado de un dolor tolerable, aunque a pesar de esto se puede seguir utilizando el medicamento. En ciertas ocasiones se han podido manifestar reacciones como la presencia de necrosis cutánea, y en ciertas ocasiones el paciente llega a desarrollar hipersensibilidad al fármaco.

Entre los efectos adversos más comunes se pueden llegar a presentar escalofríos, fiebres altas, asma, dolor de cabeza, rinitis, lagrimeo descontrolado, y shock. Entre los efectos que se pueden mencionar está la gangrena en las extremidades que ocasiona la amputación de la misma, parálisis a nivel general y posiblemente la muerte.

Dentro de los efectos que resultan ser poco frecuentes, se presenta una alteración general y poco frecuente en el lugar donde llegó a ser suministrada la medicina; así como la existencia de una crisis a nivel sanguíneo, tal como el incremento de forma descomunal de potasio en la sangre, por lo general se da en los pacientes que presentan la enfermedad de diabetes, y algún padecimiento en los riñones. (ver artículo: Tetracaína).

Por otro lado, pueden llegar a existir efectos muy raros donde los trastornos que se presentan en el sitio del suministro del fármaco, llega a ser alguna reacción alérgica muy severa acompañado de otros síntomas como hinchazón a nivel facial afectando la garganta, hasta para poder respirar es difícil, así como la disminución de la tensión arterial, y una disminución en el número de las plaquetas.

Dentro de los síntomas que resultan ser muy raros tras empezar a utilizar este fármaco, se encuentra en los procedimientos quirúrgicos, ya que este fármaco se emplea como anestésico espinal con el fin de que no se produzca una punción lumbar, aunque se han llegado a saber de casos donde los hematomas pueden ser producto de distintos niveles de ciertos problemas neurológicos, inclusive parálisis que puede perdurar en el tiempo.

En caso de considerar que tiene alguno de los síntomas que se llegaron a mencionar y siente que el trastorno es insoportable, grave o si considera que presenta algún efecto que no se menciona en este artículo, comuníquele de forma inmediata a su especialista en el área de la medicina.

Dosis

El fármaco heparina sódica es una solución que se encuentra esterilizada, este mismo es producto únicamente de la mucosa intestinal de los cerdos de corral, y se ajusta de acuerdo a su despliegue como anticoagulante para ser suministrado por vía intravenosa o subcutánea.

En este sentido la solución acuosa en su forma estéril contiene un pH de 5.0 a 7.5; por lo que para lograr hacer la formulación de heparina sódica, se requiere tener extremo cuidado al verter el frasco de la solución, con el fin de tener la mezcla adecuada; en este sentido se requiere de la más estricta observancia por lo que no deben quedar burbujas de heparina sódica.

Ahora bien, la dosis generalizada de este fármaco es una (1) aplicada entre las ocho y veinticuatro (8-24) horas. En cuanto a las dosis aplicadas cuando se utiliza gel o pomada cubriendo la zona afectada, la misma debe masajearse con suavidad, en este sentido la dosis a aplicar es de setenta y cinco a cien (75-100)kg por el transcurso de los diez (10) minutos.

Al empezar a aplicar el fármaco en su forma de pomada, se debe hacer desde una capa de aproximadamente un (1) mm de grosor encima del sitio afectado, frotándose hasta que se cerciore que la pomada haya sido absorbida por la piel.

En cuanto a la dosis inicial que los médicos recomiendan, en el primer caso que es por un tiempo menor de un año la dosificación es de veintiocho (28)kg por hora, y en el segundo caso al ser mayor de un año la dosificación es de veinte (20)kg por hora.

En el caso de los adolescentes la dosis recomendada es de dieciocho (18)kg por hora, aunque en el transcurso del tiempo se llega a modificar. En este sentido la dosificación de heparina sódica es individualizada y se puede llegar a ajustar  en base al tiempo de coagulación. Hay que tener en cuenta que este tratamiento se debe hacer de manera diaria.

En cuanto a la terapia anticoagulante generalmente empleada en los pacientes, si bien la dosificación tiene que ser individualizada, los médicos emplean una dosificación de aproximadamente sesenta y ocho (68) kg; los pacientes que utilizan el fármaco a través de una inyección subcutánea, la dosis es de cinco mil (5,000 U), siendo una solución concentrada que pasa por la vía subcutánea.

Tras existir una variación de la solución concentrada, la misma puede ir en aumento a razón de ocho mil a diez mil (8,000 a 10,000 U) por cada ocho (8) horas, o de quince mil a veinte mil (15,000 a 20,000 U) por cada doce (12) horas.

Por otra parte, al ser inyectado vía intravenoso de forma intermitente, la dosificación inicial es de diez mil (10,000 U) sin diluir el fármaco, o bien dentro del rango de los cincuenta a los cien (50 a los 100 ml) llegando a suministrarse luego de cada cuatro a seis (4 a 6 horas), y dentro de los cinco mil a diez mil (5,000 a 10,000 U) en la misma forma.

En cuanto a su dosificación por vía intravenosa, por lo general se inicia a partir de unos cinco mil (5,000 U) a través de una inyección y aumenta hasta los cuarenta mil (40,000 U), por cada veinticuatro horas disuelto en mil (1,000 ml) de solución de cloruro de sodio al 0.9%.

En cuanto a su dosificación en niños, el mismo inicia desde los cincuenta (50kg) y va aumentando la dosis de cien (100 U por kg) por cada cuatro (4) horas a veinte mil (20,000 U por m2), por un tiempo estimado desde la primera dosis, siendo aplicada a través de una pomada alrededor de la superficie del cuerpo.

Tras el paciente someterse a una cirugía cardiovascular, el mismo debe recibir una dosificación inicial muy disminuida de ciento cincuenta (150 U por kg de peso). Aunque es muy habitual que se lleguen a suministrar unos trescientos (300 U por kg) para procedimientos quirúrgicos, con un tiempo menor de los sesenta (60) minutos y alrededor de los cuatrocientos (400 U por kg), para aquellas operaciones que se estimen superiores en su duración a los sesenta (60) minutos.

Administración de la heparina sódica

El fármaco heparina sódica se aplica o por vía intravenosa, a través de una inyección de manera pausada o bien por la administración subcutánea aplicada de forma profunda, preferiblemente desde la cadera o de ser el caso en la parte grasa del área abdominal. En cuanto al suministro del fármaco en el área intramuscular, se debe tener sumo cuidado ya que el paciente es más propenso a que le aparezcan con más frecuencia moretones más notorios, en el sitio de la inyección.

En caso de ser suministrado por la vía intravenosa, hay que tener en cuenta que el tiempo estimado de coagulación sanguíneo se establecerá por un período de tiempo considerado, a partir de las primeras cuatro horas en la primera etapa del tratamiento.

En cambio al suministrarse a través de la inyección intravenosa de forma discontinua el fármaco, el tiempo de coagulación deberá calcularse previo al recibir cada dosis de la inyección, es decir, al inicio de la terapia y finalizando, con intervalos de tiempo beneficiosos.

En cambio de llegarse a suministrar por vía subcutánea de forma profunda el fármaco, se deben realizar exámenes por un tiempo estimado de cuatro a seis (4 a 6) horas, luego de aplicarse la inyección.

En conclusión, independientemente de la vía de administración que se vaya a utilizar durante el tratamiento con heparina sódica, se deben realizar los exámenes pertinentes para encontrar la sangre contaminada que se encuentra escondida en alguna parte del cuerpo de la persona, así como realizar los exámenes pertinentes para cerciorarse de que las cuentas plaquetarias se encuentren en sus valores normales. (ver artículo: Adalimumab).

Advertencias y precauciones de la heparina sódica

Es importante mencionarle que antes de utilizar este medicamento debe consultar con su médico. En este sentido no aplique el fármaco de manera intramuscular, ya que los riesgos que implica son muy altos incluyendo los moretones tan pronunciados solo durante el suministro, de igual forma evite que le inyecten vía intramuscular otros medicamentos si ya empezó el tratamiento a base de heparina sódica.

Los médicos recomiendan tener especial mesura en los casos donde el paciente presente insuficiencia hepática o renal, hipertensión; haya sufrido de alguna úlcera gastroduodenal, alguna enfermedad vascular o retinal, incluso alguna otra lesión donde la persona sangre con facilidad, pacientes bajo anestesia espinal o de punción lumbar.

En el caso de las mujeres que se encuentran en la etapa de lactancia se estima tener mucha precaución, ya que se han llegado a conocer de ciertos casos donde la mujer desarrolla de manera rápida osteoporosis, y ciertas alteraciones en la columna vertebral.

En el caso de los neonatos se sugiere aplicar el fármaco sólo si ha sido estrictamente recetado, ya que en estos casos los neonatos de bajo peso son más propensos a sufrir de hemorragia intraventricular, aunque los médicos prefieren utilizar esta solución de heparina sódica en concentraciones menores.

Dejar Comentario