≡ Menu




Fitomenadiona: Usos, nombre comercial, mecanismo de acción y más

La fitomenadiona pertenece al grupo de medicamentos llamados vitaminas, particularmente vitamina K; su función es proveer la cantidad necesaria de esta sustancia, para que el organismo carente de ella tenga un proceso de coagulación de la sangre dentro de los valores normales. Continua leyendo y conoce mucho mas de este fármaco.

Fitomenadione

Fitomenadione

La vitamina K

Es una vitamina liposoluble (soluble en agua) que contribuyen al buen funcionamiento de las proteínas que conforman y mantienen nuestros huesos sanos y fuertes. Además, está estrechamente relacionada con la coagulación de la sangre (actividad antihemorrágica).

Por lo general gracias a una buena nutrición y manteniendo una dieta equilibrada y saludable, puede consumir la cantidad necesaria y correcta de vitamina K, sin necesidad de suplementos.

Estructura química de esta vitamina

La vitamina K es el término general utilizado para indicar las diferentes formas de la misma. Estas incluyen:

-Filoquinona o vitamina K1 de origen vegetal: 2-metil-3-fitol-1,4-naftoquinona

-Menachinona-n o vitamina K2 de origen bacteriano

-Menadiona o vitamina K3, sintetica y soluble en agua: 2-metil-1,4-naftoquinona

Absorción

Las formas de vitamina K se asimilan igual que los lípidos, en presencia de bilis y jugo pancreático. La filoquinona es absorbida por un mecanismo activo en la parte proximal del intestino delgado, mientras que las menaquinonas y la menadiona son absorbidas por la difusión pasiva (paso de una sustancia a través de la membrana, pasando de la zona de mayor concentración a la de menor concentración), fenómeno que ocurre también en el colon. (Ver Articulo: famotidina)

Transporte y metabolismo

Una vez que la vitamina K se absorbe, se transporta al hígado, lugar donde se traspasa a la VLDL y posteriormente a la LDL que lo traslada a los tejidos. Se concentra en grandes cantidades en el hígado, sin embargo se eliminan de manera rápida, también la encuentras en las glándulas suprarrenales, los pulmones, la médula espinal y los riñones, pero en cantidades mucho menores.

La vitamina K se elimina:

-Menadiona se excreta en la orina en forma de fosfato de menadiol, sulfato y glucurónido

-Filoquinona y menaquinona se degradan más lentamente en forma de glucurónidos.

Deficiencia y toxicidad

La deficiencia de esta vitamina es muy extraña en personas que están sanas, sobre todo porque forma parte de muchos alimentos. La deficiencia de vitamina K en adultos puede ocurrir debido a:

  • Disfunción en el sistema gastrointestinal
  • Poca secreción biliar
  • Trastornos hepáticos
  • Tratamientos con anticoagulantes (dicumarol)
  • Mala absorción de grasas

En los recién nacidos:

  • Transporte deficiente a través de la placenta
  • Infertilidad del intestino en los primeros días de nacido
  • Biosíntesis hepática deficiente en lo factores de coagulación
  • Pocas vitaminas en la leche materna.

Generalmente la falta de esta vitamina causa hemorragias debido a una falla en la coagulación sanguínea. Esto refleja síntomas tales como:

  • Hematomas
  • Sangrando por la nariz o las encías
  • Sangre en la orina, las heces (heces negras y pegajosas) o un sangrado menstrual excesivo.
  • Hemorragias dentro del cráneo (hemorragia intracraneal) presente sobre todo en los bebés y que mayormente son fatales.

Alimentos y raciones recomendadas

Esta vitamina normalmente esta presente en muchos alimentos, los mas ricos son:

Espinaca

Lechuga

Brócoli

Repollo

Coles de Bruselas

Las frutas, cereales, carne y productos lácteos contienen concentraciones mucho menores y por ende menos significativas.
La ración recomendada es de 1 μg / kg de peso / día, fácilmente alcanzable con una dieta mixta normal.

Fitomenadione

Fitomenadione

La fitomenadiona

Este medicamento previene trastornos en el sangrado, promoviendo una mejor coagulación de la sangre, es decir es un factor procoagulante.

Grupo terapéutico

Vitamina K y otros antihemorrágicos

Marcas comerciales

Konakion

Amidalak

Kavitex f-1

Presentación de la fitomenadiona

Solución inyectable ampolla 1 mg / ml. (IM).

Solución inyectable ampolla 10 mg / 1 ml. (IM).

Solución inyectable ampolla 2 mg / 0,2 ml. (EV)

Solución inyectable ampolla 1O mg / ml. (EV) 

Indicaciones Fitomenadiona

Este fármaco se emplea para tratar:

  • Enfermedades hemorragias neonatales o enfermedad hemorragia del recién nacido (EHNR)
  • Enfermedades hemorrágicas provocadas por una deficiencia en los factores de coagulación que dependen de la vitamina K.

 

Fitomenadione

Fitomenadione

Mecanismo de acción Fitomenadione

La fitomenadiona, conocida también como filoquinona, es una sustancia de origen vegetal que forma parte de la familia de la vitamina K, específicamente como vitamina K1. Esta vitamina tiene un papel sumamente importante en el proceso de coagulación activando todas las series de coagulación (II, VII, IX y X), que son dependientes de la vitamina K.

La reacción química, que además de involucrar a la vitamina K también requiere la intervención de la epóxido reductasa, se hace presente en la activación biológica de los factores implicados en la coagulación. La vitamina K1 es una sustancia antagonista de los anticoagulantes cumarínicos.

Las alteraciones en los factores de coagulación por lo general, se presentan en pacientes que reciben tratamientos anticoagulante vía oral a largo plazo y en casos muy aislados y raros en niños desnutridos o en casos de deficiencia hereditaria.

Farmacocinética

Las dosis de vitamina K1 ingeridas vía oral se absorben de manera efectiva en las secciones intermedias del intestino delgado, haciéndose imprescindible la bilis y el jugo pancreático para tal fin. La disponibilidad de la sustancia en el sistema al ser ingerido vía oral es de el cincuenta por ciento, variando según la condición individual. Su acción inicia entre una y tres horas si la administración es vía intravenosa y entre cuatro y seis horas luego de la ingesta vía oral.

La vitamina K tiene la propiedad de ser absorbida de manera efectiva por la mucosa ileal, incluso si es administrada vía oral, lo que permite restaurar rápidamente las deficiencias existentes, mostrando mejorías en condiciones como la diátesis hemorrágica (trastorno de la coagulación de la sangre).

fitomenadiona

fitomenadiona

Estudios realizados y eficacia clínica

1. LOS EFECTOS DE VITAMINA K1 EN MARCADORES TUMORALES

Algunos trabajos de investigación han comprobado que suministrar la vitamina K1 puede reducir de manera importante y significativa algunos marcadores tumorales de carcinoma hepatocelular en la sangre, esto genera nuevas posibilidades de investigación y estudio.

2. VITAMINA K Y D

Vitaminas D y K suministradas en conjunto protegen el sistema vascular y esquelético, siendo útiles para evitar enfermedades y dolencias degenerativas y crónicas, demostrando que ambas se refuerzan y se hacen más efectivas.

3.VITAMINA K Y LA SALUD ÓSEA

Trabajos de investigación demuestran que las bajas concentraciones de vitamina K en la sangre pueden estar involucradas en una mayor presencia de citoquinas inflamatorias, que influyen en el proceso de desmineralización de los huesos. Sin embargo el tratamiento con esta vitamina no mejoró los parámetros de la densidad ósea.

fitomenadiona

Fitomenadione

Método de uso y dosificación de la fitomenadiona

Adultos:

Hemorragias graves: posteriormente a la culminación de la terapia con el anticoagulante, se dosifica por vía intravenosa una dosis entre 10-20 mg de fitomenadiona, de forma lenta. Se debe verificar el nivel de protrombina tres horas después de la administración y se repite la dosis si no se alcanza el nivel esperado, sin superar los 50 mg del fármaco intravenoso al día.

Normalmente la fitomenadiona debe ser aplicada en conjunto con otras terapias para reacciones más rápidas (transfusiones de sangre completa o de factores de coagulación sanguínea)

Hemorragias menos graves o tendencia a la hemorragia: la dosis de fitomenadiona que se aconseja es de una ampolla de 10 mg, por vía intramuscular. Si los efectos no son suficientes se prescribe una segunda dosis al término de ocho a doce horas de hasta 20 mg. .

Adultos mayores:

Se deben administrar las dosis más pequeñas del tratamiento para adultos, pues los adultos mayores son más sensibles a los efectos de la fitomenadiona.

Pacientes pediátricos mayores de un año

La terapia indica una dosis de entre 5 y 10 mg por vía IV o IM. Solo prescrito por un médico en casos estrictamente necesarios.

Profilaxis de la enfermedad hemorragica del recién nacido

Un miligramo de fitomenadiona por vía intramuscular para neonatos sanos

Un miligramo por vía intravenosa para niños en riesgo, que se administra al nacer o luego de este, la frecuencia del tratamiento y su concentración dependerá de las condiciones de coagulación del neonato.

Tratamiento de la enfermedad hemorrágica del recién nacido

Un miligramo de fitomenadiona por vía intravenosa para comenzar, el resto del tratamiento se ajusta a las condiciones del niño. Es importante destacar que este fármaco debe ser combinado con otras alternativas que aceleren los resultados de la terapia, tales como la transfusión de sangre completa o factores de la coagulación sanguínea para equilibrar la pérdida de sangre y la lenta respuesta a la administración de la vitamina K1.

fitomenadiona

fitomenadiona

Por ningún motivo debe diluirse o mezclarse la solución de fitomenadiona con otros medicamentos, sin embargo se puede administrar durante la infusión de cloruro sódico 0,9% o dextrosa al 5%. La solución oral o inyectable  se indica exclusivamente en la profilaxis y el tratamiento de síndrome hemorrágico neonatal, asociada con la deficiencia de factores de la coagulación generada por el mismo organismo,otros productos están indicados en el tratamiento de la hemorragia de hipoprotrombinemia.

Las dosis para las terapias de las afecciones hemorrágicas deben ser decididas y ordenadas por el médico, en base a los análisis clínicos y sus resultados, sobre todo en las pruebas de coagulación y demás síntomas involucrados. Todo el tratamiento debe ser vigilado por un médico especialista en el área.

Advertencias de la fitomenadiona

Antes de administrar este fármaco se deben realizar exámenes médicos sumamente meticulosos para determinar la ausencia de patologías que no sean compatibles con el consumo de antihemorrágicos, como las afecciones ateroscleróticas y trombóticas.

Se deben realizar ajustes de dosis en individuos con afecciones hepáticas de cualquier grado, pues el tratamiento para controlar hemorragias puede variar dependiendo de estas afecciones. Muchas marcas comerciales en su presentación de tabletas masticables puede contener glucosa y sacarosa, característica que debe ser considerada en caso de pacientes con diabetes, malabsorción de glucosa-galactosa e intolerancia a la fructosa, para quienes estaría contraindicada. También se pueden presentar reacciones alérgicas en pacientes sensibles a los parahidroxibenzoatos.

fitomenadiona

fitomenadiona

Embarazo y lactancia

La administración de fitomenadiona durante la etapa de gestación y el período de lactancia, es exclusivamente en casos de gran necesidad y será ordenado y supervisado por el médico tratante.

Interacciones

La fitomenadiona antagoniza con:

-Las dicumarínicas

-Si esta tratándose con antibióticos debe realizarse un ajuste en la dosis de vitamina K.

-Analgésicos de salicilato como:

  • Aspirina o productos que contienen aspirina
  • Trisalicilatos de colina magnesio
  • Salicilatos de colina
  • Diflunisal (Dolobid)
  • Salicilato de magnesio
  • Salsalate (Argesic, Disalcid)

Contraindicaciones de la fitomenadiona

Está contraindicado si presenta hipersensibilidad a la sustancia activa o a los excipientes presentes en el fármaco.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios que se presentan y describen a continuación en la mayoría de los casos ocurre después de ser administrado por vía intravenosa, entre estos encontramos:

Más recurrentes en adultos

  • Bronco espasmo
  • Cianosis
  • Dolor en el lugar de la inyección
  • Prurito
  • Taquicardia

Más recurrentes en los niños

  • Ictericia
  • Estreñimiento
  • Dolor abdominal
  • Erupción cutánea
  • Malestar general

Es muy común que los síntomas y reacciones desaparezcan con le suspensión de la terapia. Es sumamente importante que el tratamiento sea establecido por el médico especialista y sea respetado por el paciente al pie de la letra. La fitomenadiona es un medicamento que se debe vender con receta médica.

Trastornos de la coagulación

La coagulación sanguínea defectuosa por lo general es causada por una alteración en desempeño del sistema de coagulación hemostático, este sistema es el encargado de hacer que las hemorragias se detengan en caso de que se produzcan daños en un vaso sanguíneo (hemostasia); esto ocurre debido al trabajo conjunto de factores vasculares, plaquetarios y plasmáticos, que ponen en funcionamiento mecanismos de control de gran importancia que mantienen la sangre en estado líquido, pero que permiten la formación de un coágulo hemostático sólo en la presencia de una lesión vascular.

Generalmente la alteración de este mecanismo encargado de este equilibrio puede causar una condición donde el sangrado se produzca con facilidad, es decir que se convierte en una situación  espontánea y no secundaria a una lesión o trauma significativo, o en caso contrario la coagulación excesiva.

Las anomalías hemostáticas pueden generar dificultad para que la sangre se coagule, como sucede en la hemofilia, o  situaciones totalmente opuestas, donde se produce la coagulación de la sangre hasta cuando no debería hacerlo, formando coágulos que pueden bloquear los vasos sanguíneos en el punto donde se originaron causando trombosis arterial o venosa y en vasos distantes: como la embolia. Cuando se obstruyen vasos arteriales  en el cerebro o en el corazón, las  consecuencias pueden ser realmente graves  causando afecciones como la  apoplejía cerebral y ataque cardíaco. (Ver Articulo: canagliflozina)

Los trastornos de la coagulación pueden ser adquiridos o hereditarios.

Las causas de coagulopatías adquiridas son generalmente:

-La deficiencia de vitamina K

-Diabetes

-Coagulación intravascular diseminada, que consiste en la generación excesiva y anormal de trombina y fibrina en la sangre circulante, que genera pequeños trombos en los vasos sanguíneos.

-Las dosis excesivas de anticoagulantes orales, como la warfarina o heparina.

-Las afecciones hepáticas graves, como la cirrosis y hepatitis fulminante, también pueden desequilibrar la hemostasia, alterando de igual manera la síntesis de los factores de la coagulación que por lo general se sintetizan en el hígado.

En lo que respecta a las patologías hereditarias, la más conocida son:

-La hemofilia, esta enfermedad es típicamente masculina, pues se desarrolla en los hombres mientras que las mujeres pueden ser portadores silenciosos. Ocurre debido a una deficiencia del factor VIII (hemofilia A) o factor IX (hemofilia B).

-La enfermedad de von Willebrand

-Algunas formas de enfermedad plaquetaria, debido a cambios que están relacionados con la función de la misma.

Síntomas y signos más comunes de los trastornos de coagulación

Se presentan algunos signos que son muy comunes en estas patologías, coincidiendo en la gran mayoría:

  • Hematomas
  • Hemartrosis o hemorragia en las articulaciones, que causa inflamación y mucho dolor.
  • Hemorragia posparto
  • Hemotórax, presencia de sangre en la cavidad pleural, ocasionado por lesiones en el torax (arterias), cáncer pulmonar o pleural, y  cirugías torácicas o del corazón.
  • Livedo Reticularis es un síntoma que se refleja en la piel, patrón en forma de red con una coloración rojiza y azulada.
  • Menorragia, menstruación muy abundante o duradera.
  • Metrorragia, hemorragia fuera del período menstrual.
  • Priapismo, erección continua y que causa mucho dolor en el pene
  • Reumatismo
  • Sangrado por la nariz
  • Sangre en la eyaculación
  • Sangre en saliva
  • Sangrado anal
  • Sangrado vaginal
  • Sangrado de las encías
  • Trombocitosis o hiperplaquetosis, presencia elevada de plaquetas en la sangre

Algunos son síntomas típicos, pero no exclusivos de los trastornos de la coagulación.

Cuando existen trastornos de coagulación reducida, los síntomas hemorrágicos son muy típicos: las equimosis y hematomas subcutáneos, además de traumatismos menores.

Las hemorragias en las  mucosa más frecuentes son la epistaxis (hemorragias nasales abundantes y recurrentes) y  el sangrado a nivel de la cavidad oral (lengua, mejillas y encías).Mucho menos frecuentes son la hematuria (sangre en la orina) y las hemorragias del tracto gastrointestinal.

El diagnóstico de este tipo de afecciones se lleva a cabo mediante:

  • Un hemograma con conteos de plaquetas
  • Un examen morfológico
  • Perfil de Coagulación Completo (tiempo de protrombina, INR y tiempo parcial de tromboplastina)
  • Análisis del antígeno del factor von Willebrand (vWF) y otros factores de la coagulación.

Obviamente el tratamiento depende de la enfermedad que ocasiona o respalda el fenómeno de la deficiencia de coagulación. Se pueden utilizar:

  • Intervenciones locales: como el taponamiento nasal en epistaxis
  • Tratamiento de eventos trombóticos con heparina, coumadina y otros anticoagulantes
  • Terapias de reemplazo con plasma y/o concentrados de plaquetas (plasma o recombinante).

Hemorragia

La hemorragia se define como la fuga de sangre de los vasos sanguíneos y tomando en cuenta el elemento involucrado, se puede nombrar varios tipos de hemorragia: hemorragia arterial, venosa, mixta y capilar. (Ver Articulo: enoxaparina)

Hemorragia arterial: la sangre es de color rojo brillante y sale en forma de un chorro más o menos intenso y sincronizado con los latidos del corazón; a menudo la piel circundante permanece limpia. Si la lesión perjudica un vaso arterial de gran calibre, como la arteria femoral en el tracto inguinal, la distancia del chorro puede alcanzar algunos metros.

Hemorragia venosa: la sangre de un color rojo intenso generalmente sobresale  de los bordes de la herida, como el agua que se derrama de un vaso demasiado lleno; los bordes y la piel circundante parecen estar sucios de sangre.

Sangrado mixto: la lesión afecta los vasos venosos y arteriales; la sangre no sale en chorros, pero si en cantidades considerables y con una mayor rapidez que las hemorragias venosas.

Hemorragia capilar: sangre de coloración rojo brillante, sale con un flujo lento pero continúo.

Sangrado interno y externo

Dependiendo de la ubicación, el sangrado se divide en externos, internos y exteriorizados.

  • Sangrado externo: la sangre sale del cuerpo debido de un trauma o lesión que ha dañado la piel y las estructuras que están junto a ella.
  • Hemorragia interna: la sangre que se filtra de los vasos no llega al exterior,  permaneciendo dentro del cuerpo acumulada en cavidades naturales o en el espesor del tejido que rodea la lesión lo que se conoce como sangrado intersticial. Este tipo de hemorragias  incluye pérdidas sanguíneas subcutáneas pequeñas causadas por un traumatismo, hasta sangrados graves causadas por el deterioro de los vasos sanguíneos en el tórax, el abdomen o el cráneo.
  • Hemorragia exteriorizada: la sangre que sale de los vasos llega al exterior a través de orificios naturales como la nariz, la  boca, el ano, la vagina, el canal auditivo, el orificio uretral, etc.
fitomenadiona

Fitomenadiona

Los sangrados externos permiten evaluar y verificar la cantidad de sangre perdida y los órganos del cuerpo involucrados, a diferencia del sangrado interno que normalmente es difícil de reconocer; razón por la cual el diagnóstico se realiza mediante la vigilancia y observación de los síntomas que se producen.

Se puede suponer la existencia de una hemorragia interna cuando se observan:

  • Heridas penetrantes en el cráneo, el tronco o el abdomen
  • Fluidos que contienen sangre o sangre misma en los oídos y/o nariz
  • Vómitos o tos con sangre
  • Hematomas en el tórax, el abdomen, el cuello y las extremidades
  • Sangre en la orina
  • Sangrado vaginal o rectal
  • Fractura de huesos pélvicos
  • Palidez, sudoración, aumento del latido del corazón, fatiga y alteración de la conciencia.

Causas

Tomando en cuenta sus causas, las hemorragias se dividen en: traumáticas y espontáneas.

-Hemorragias traumáticas: ocasionadas por a heridas o magulladuras que causan  la ruptura o lesión de órganos profundos, tanto internos como externos, aunque con mayor frecuencia externos.

-Hemorragias espontáneas o patológicas: en apariencia ocurren sin razón o luego de traumatismos menores; su aparición se debe a una afección preexistente que debilita o lesiona un vaso, tales como: la aneurisma, tumores, venas varicosas, etc., o gracias a una anomalía en la coagulación, como la hemofilia. Estos son tanto internos como externos, aunque generalmente internos. (Ver Articulo: Levocarnitina)

Localización

De acuerdo con la ubicación:

Las hemorragias normalmente se les da el nombre del órgano  o parte de la anatomía afectada: abdominal, gástrica, cerebral, cardíaca, etc., en otros casos toman nombres particulares, ejemplo la epistaxis o sangrado de la nariz, rectorragia o rectorragia o hemorragia del recto.

Medidas de emergencia en caso de una hemorragia

En el cuerpo de un adulto, la  sangre circulante constituye casi el 8% del peso corporal, eso se traduce en un aproximado de 5 o 6 litros. Cuando esta cantidad reduce de manera súbita y rápida es considerado una hemorragia.

Cuando ocurre una pérdida de sangre cuantiosa, ocurre el llamado shock hipovolémico o hemorrágico, aunque existen casos de que se presentan por la pérdida de 3/4 de litro y considerarse mortal  para hemorragia de 1.5 a 2 litros. Esta se caracteriza por la presencia de:

Taquicardia o aumento de la frecuencia cardíaca

Bradicardia

Palidez y sudoración

Hipotermia e hipotensión

Respiración rápida y frecuente

Sed

Disnea

Síncope

Cianosis

En estos casos si el individuo no se atiende de inmediato, se produce la muerte. Razón por la cual es esencial poner en práctica las medidas de primeros auxilios, que se sujetan al tipo y el alcance de la hemorragia.

En caso de hemorragia interna

Si existen indicios de la existencia de una hemorragia interna, de mantener al paciente en reposo,  acostado es lo más indicado, busquen inmediatamente ayuda médica y no le dé nada por la boca. En presencia de otorragia (sangrado de la canal del oído) este no debe ser impedido y la persona  debe ser colocada en una posición segura hacia el lado de la hemorragia.

Si el sangrado de los vasos sanguíneos presentes en las cavidades nasales, no se debe a una lesión en la cabeza debe poner al individuo semisentado, con la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante, la ropa alrededor de su cuello debe estar suelta y comprimir la fosa nasal sangrante con un dedo durante unos minutos, si existe la posibilidad, debe enfriar con hielo o agua fría  la raíz de la nariz, evite que el individuo sople o frote la nariz.

En caso de hemorragia externa

Retirar la vestimenta de la parte lesionada; con una gasa estéril si existiese la opción o un tejido limpio comprime el punto de sangrado en el área elegida a lo largo del recorrido de la arteria entre el corazón y la herida; si se trata de un vaso arterial,  después de la lesión.

Si ocurre una pérdida de sangre  abundante, se debe envolver la herida con cierta presión: mayor en presencia de hemorragia arterial, menor cuando si es de origen venoso; cuando se aplican torniquetes deben ser solo en caso de amputaciones y por períodos muy cortos.

Si el sangrado ocurre por lesión de una extremidad y  no hay sospecha de fractura, levantelo más alto que el cuerpo. Si el sangrado es venoso y no se puede realizar la compresión de la herida por la presencia de cuerpos extraños como astillas de vidrio, metal o madera, esta técnica simple permite reducir el sangrado de manera considerable. (Ver Articulo: Nadroparina)

Dejar Comentario