≡ Menu




Bicarbonato de Sodio: Origen, qué es, para qué sirve y más

El bicarbonato de sodio es una sustancia blanca cristalina sólida, soluble en agua. Se obtiene del mineral llamado natrón; también se conoce como ácido de sodio, hidrógeno carbonato de sodio, bicarbonato de soda o sal de vichy. Conoce todos los beneficios de este compuesto, considerado por muchos como una sustancia mágica.

bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

 Indicaciones bicarbonato de sodio

Esta sustancia está indicada en el tratamiento de la pirosis y los síntomas dolorosos asociados con la hiperacidez gástrica, entre otros.

Fórmula química

NaHCO3

Presentación

El bicarbonato de sodio se encuentra disponible en diversas formas:

  • Soluciones
  • Polvos
  • Comprimidos y cápsulas
  • Gránulos
Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

Tipos de bicarbonato de sodio

Este producto tan versátil y conocido, es de fácil adquisición y uso para el público en general, razón por la cual tiene tantos usos. Existen tres tipos de bicarbonato, clasificados por la utilidad que tienen:

  • Bicarbonato de uso industrial: empleado a nivel empresarial y doméstico, es de menor calidad y no debe consumirse. Es útil para la fabricación de productos de limpieza (jabón para lavar ropa y vajilla, limpiadores de cerámica, vidrios, etc.), productos de jardinería y extintores de incendios. Se adquiere en droguerías, expendió de productos de limpieza, aseo y jardinería o  en supermercados.
  • Bicarbonato alimentario: se emplea para el aseo personal (como dentífrico, champú y desodorante), la elaboración de refrescos, además de su uso en la cocina, para la preparación de dulces,panes, postres, remojar granos, etc. Lo pueden adquirir en supermercados y expendios de alimentos.
  • Bicarbonato de uso médico: es un producto refinado para que sea puro y concentrado, siendo bastante costoso. Se utiliza en el área de la medicina como antiácido, alcalinizante urinario y para atender quemaduras por ácidos, gracias a sus propiedades  alcalinas.

Bicarbonato de sodio

Mecanismo de acción

El bicarbonato de sodio es una sal derivada de ácido carbónico, es un polvo blanco, que tiene un átomo de hidrógeno que se puede sustituir por un metal. Se utiliza como medicamento para calmar la acidez gástrica y el dolor estomacal.

Si se establece una comparación con otros antiácidos, el bicarbonato de sodio, ofrece un efecto antiácido inmediato. Actúa como una sustancia tampón, ya tiene la facultad de mantener estable el pH cuando se le adiciona cantidades pequeñas de ácidos o bases fuertes; en pocas palabras regula el pH (concentración de iones hidrógeno presentes en determinadas disoluciones).

Sin embargo, no es común que se indique en el tratamiento crónico y prolongado de la acidez estomacal, ya que influye en la formación de productos, tales como cloruro de sodio, que en concentraciones elevadas por tiempo prolongado, puede resultar en un aumento de la reabsorción de agua, con el consiguiente aumento en el volumen de plasma, lo que puede ser un factor de riesgo determinante en la hipertensión y CO2 que puede causar acidosis reactiva, debido a que promueve la secreción gástrica.

La alta capacidad de amortiguación es decir su capacidad de no variar frente a los ácidos o bases fuertes, la rapidez de acción y los posibles efectos secundarios que puede causar, hacen del bicarbonato un remedio útil para episodios agudos y aislados de acidez  estomacal.

Bicarbonato de sodio

Empleos y Propiedad

Gracias a su propiedad de neutralizar ácidos el  bicarbonato de sodio, se prescribe para el ardor de estómago, gastritis, úlceras pépticas y para alcalinizar la orina u otros fluidos del cuerpo. Sin embargo tiene otros usos:

Intoxicación por drogas

Cuando ocurre una intoxicación por drogas con propiedades ácidas débiles, como la aspirina y los barbitúricos, el bicarbonato de sodio evita la reabsorción renal favoreciendo su excreción.

Cálculos renales

La alcalinización de la orina con este compuesto es útil para evitar la formación de cálculos renales de ácido úrico.

Indigestión y reflujoResultado de imagen para indigestion

Su aplicación más conocida es la cura de la indigestión, el reflujo ácido y las afecciones acumuladas por la constante y excesiva acidez gástrica.  En el mercado existen combinaciones y preparaciones farmacéuticas que tienen acción antiácida, muchas incluyen el bicarbonato de sodio asociado con dimeticona, que actúa como carminativo y reduce el tamaño de las burbujas de CO2 que se originan en el estómago, lo que alivia la flatulencia y  los eructos.

La rápida neutralización del bicarbonato hace necesario un consumo frecuente y esto puede provocar una ingesta excesiva de sodio, mineral que en altas concentraciones, causa riesgo de hipertensión, edema y retención de agua.

Niveles de pH en el organismo

El  bicarbonato actúa como  tampón de ácidos, manteniendo el pH de la sangre en niveles normales y constantes. Se aplica en las áreas de hospitales y clínicas como una solución intravenosa para la acidosis metabólica.

Los atletas que realizan ejercicios de alta intensidad suelen producir grandes cantidades de lactato, condición que disminuye el pH, provoca acidez y reduce la contracción de las fibras musculares. El bicarbonato de sodio es utilizado  para contrarrestar los descensos de pH, por lo tanto es administrado en estos para retrasar estas bajas y aumentar el rendimiento.

Esta sustancia es considerada una ayuda ergogénicas para el deporte, es decir una sustancia que se emplea para mejorar la producción de energía, lo que influye directamente en el rendimiento humano, sobre todo cuando nos referimos a los deportes y el ejercicio.

Dosificación del bicarbonato de sodio

Debido a los numerosos efectos secundarios que pueden aparecer la administración del bicarbonato de sodio debe ser prescrito por un médico quien realizará todos los análisis y evaluaciones previas, sobre todo si existen enfermedades en curso o terapias farmacológicas que no pueden ser suspendidas.

Cuando la causa para la ingesta es por acidez, se aconseja administrar la dosis de 325 a 2000 mg de bicarbonato de sodio por vía oral una o dos horas después de las comidas, con un vaso de agua de una a cuatro veces al día. (Ver Articulo: Bromuro de otilonio)

Estudios realizados y eficacia clínica

BICARBONATO DE SODIO Y PATOLOGÍA RENAL

La enfermedad renal aguda normalmente causa la presencia de ácido en la sangre por encima de los niveles normales o lo que se denomina acidosis, causando daños al organismo. Una de las terapias implementadas para estos pacientes con acidosis es dosificar soluciones alcalinas para contrarrestar o neutralizar los ácidos; siendo la más empleada el bicarbonato de sodio.

Sin embargo no existe estudios e investigaciones controladas y minuciosas que establezcan los efectos beneficiosos o perjudiciales de la administración de bicarbonato de sodio a este tipo de pacientes con trastornos renales agudos. Razón por la que no se recomienda o rechaza su uso, dependerá del criterio del médico tratante y la observación controlada del paciente.

BICARBONATO DE SODIO Y DIABETES

La cetoacidosis diabética afecta comúnmente a los pacientes diabéticos, reduciendo mucho más la sensibilidad de los tejidos a la insulina. Las cetonas, venenosas en grandes cantidades, se acumulan y afectan los fluidos corporales, estas pueden ser neutralizadas administrando una terapia con bicarbonato de sodio. (Ver Articulo: Cisteína)

BICARBONATO DE SODIO Y ACTIVIDAD FÍSICA

Muchos estudios se refieren a la efectividad del bicarbonato de sodio en las mejoras del rendimiento atlético, sin embargo este aspecto aún genera ciertas controversias.

Diferentes estudios apoyan la eficacia de esta sustancia en las actividades deportivas, sobre todo aquellos en los que la musculatura y el grado de acidez en la sangre puede ser un factor que determina el rendimiento, por ejemplo: remo, carreras, natación, etc.

Cáncer y bicarbonato de sodio

Algunas investigaciones sobre esta versátil sustancia indican que tiene propiedades que podrían ayudar a reducir el crecimiento, desarrollo y la dispersión del cáncer.

El pH o la medida de acidez o alcalinidad  de la sangre, deben ser estable, es decir no puede estar sujeto a variaciones repentinas y debe mantenerse entre 7.35 y 7.45, que son los niveles óptimos. El equilibrio del pH de la sangre se mantiene gracias a varios sistemas de regulación fisiológica que trabajan sobre todo en los niveles respiratorio, sanguíneo y urinario.

Muchas son las afirmaciones que indican que la reducción continua de pH puede perjudicar la salud, causando dolencias como la osteoporosis, deterioro de la aptitud física y envejecimiento prematuro. El estilo de vida actual, es el primer causante de muchos de los desequilibrios del organismo, los estragos y excesos del hombre moderno, más que los defectos del organismo comprometen su funcionalidad.

Los descontroles del pH sanguíneo ocurren por varios factores, entre los cuales se incluyen:

  • Demasiada proteína
  • Deficiencia de magnesio, potasio y calcio
  • Exceso de alcohol
  • Estrés y ansiedad
  • Poco consumo de agua
  • Tabaquismo
  • Exceso de sodio

Esta condición genera muchos efectos perjudiciales para la salud, deteriorando varias funciones corporales, que pueden ser factores de riesgo para desarrollar enfermedades como el cáncer.

El impacto de hábitos alimenticios desequilibrados o lo que se denomina una dieta ácida,  pobre en frutas y verduras frescas y rica en proteínas y grasas animales, con una ingesta excesiva de calorías, sal, alcohol y azúcares; pueden además de impactar en el equilibrio del pH,  contribuir y favorecer en el desarrollo de muchas enfermedades, incluyendo algunos tipos de cáncer.  Sin embargo para muchos la acidez crónica del pH de la sangre no es aceptada como elemento carcinógeno.

Pero para otros no es casualidad que el bicarbonato de sodio sea un compuesto muy común en los diferentes tratamientos alternativos de cáncer, la gran mayoría desestimados por carecer de valor científico. Lo encuentras en formulaciones complejas, cóctel de una gran variedad de sustancias; por ejemplo: vitamina C, selenio, ácido cítrico, THC (cannabinoides), la curcumina, la melatonina y diferentes antioxidantes.

Beneficios potenciales sobre el cáncer

Resultado de imagen para pacientes con cancer

Considerando los efectos negativos de los malos hábitos alimenticios en el organismo, entre los que se cuentan los descensos de los niveles del pH de la sangre por debajo del límite normal, es fácil suponer que los buenos hábitos deben subir o al menos mantener en niveles óptimos y normales los valores, condición que ayuda a prevenir la aparición de cáncer.

Muchos investigadores en busca aportar descubrimientos para combatir esta enfermedad, se encuentran estudiando el potencial terapéutico de el bicarbonato de sodio (NaHCO3) en el tratamiento del cáncer. Sin embargo mucho se ha magnificado y distorsionado esta información, que aún se encuentra en estudio.

Si bien se demostró que el pH extracelular ideal para el crecimiento de cáncer es tipo ácido (llegan a tener hasta un pH de 7,6 o superior) porque:

-Aumenta el metabolismo de la glucosa del tejido neoplásico (masa anormal de tejido, producido por la multiplicación de las células a un ritmo superior al normal)

-La perfusión sanguínea reduce en beneficio del crecimiento tumoral

-Estimula la invasividad y el potencial de la metástasis del cáncer.

El tratamiento oral,  con bicarbonato de sodio produjo un ligero aumento del pH, pero no tuvo efecto sobre el tumor primario, por lo que  no resultó útil  para curarlo, pero si permitió frenar su propagación y reducir su agresividad. También se demostró su utilidad en algunos casos, mejorando la eficacia de algunos fármacos contra el cáncer.

Es mucho lo que aún se continúa estudiando, sin embargo hasta ahora el uso del bicarbonato de sodio en pacientes con cáncer es tema de debate y discrepancias.

Bicarbonato de sodio en la cosmética

Resultado de imagen para Bicarbonato de sodio en la cosmética

El bicarbonato de sodio es un compuesto que tiene muchas bondades para ofrecer, aquí te presentamos algunas que pueden hacer más completas y eficaces rutinas de belleza, estas son:

Recomendado como exfoliante facial y corporal

El bicarbonato puede ser muy abrasivo, por lo que muchos lo recomiendan como exfoliante. La sugerencia es  mezclar tres cucharaditas de bicarbonato de sodio con una cucharadita de agua hasta formar una pasta, con la que debes frotar  la piel sin hacer presión, masajear suavemente por unos minutos y luego enjuagar con abundante agua.

Sin embargo muchos sugieren que emplear sustancias puras como el bicarbonato en proporciones inadecuadas y durante mucho tiempo puede causar irritaciones en la piel.

Para la limpieza del cabello graso

Este producto tiene excelentes  cualidades y mucho poder para la limpieza, eso incluye también el aseo personal, en este caso el lavado del cabello no es la excepción. El bicarbonato de sodio ayuda a eliminar el exceso de grasa en el cabello y los residuos de los productos de peluquería (aceites y fijadores). Mucho lo recomiendan para equilibrar el cuero cabelludo y darle brillo a la cabellera. Se aplican dos cucharadas del bicarbonato al champú de uso diario y comenzar a usar como acostumbra, en tres semanas comenzaras a ver resultados y notar las diferencias.

Desodorante

El bicarbonato de sodio tiene la propiedad de neutralizar los olores, razón  por lo que es muy empleado como desodorante, para evitar el olor desagradable del sudor. Este producto colabora en la regulación del pH de la piel y en la limpieza de esta área.

En la limpieza de los pies.

Muchas personas acostumbran a lavarse los pies con este compuesto, ya que neutraliza los olores, previene cualquier infección u hongo y es bueno para aclarar las uñas, por lo tanto se puede considerar un excelente aliado para realizar una buena pedicura. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un litro de agua y remojarlos durante diez minutos, es recomendable no excederse de este tiempo.

Bicarbonato de sodio para blanquear los dientes

El bicarbonato de sodio es muy utilizado para blanquear los dientes, ya que contribuye a la eliminación de manchas, haciéndolos más  blancos y brillantes. Esta práctica la implementan los profesionales en prácticas dentales o la gente común como una alternativa doméstica.

Blanqueamiento profesional

El llamado pulido por presión de aire elimina la biopelícula (Placas) supragingival, la placa extrínseca y las manchas de forma segura y precisa; esta técnica de blanqueamiento profesional clásico aprovecha la acción de limpieza de un chorro de agua, aire y bicarbonato de sodio para ser proyectado con una cierta presión sobre el diente que se desea tratar.

Por supuesto se puede controlar y  modular la acción abrasiva, variando la concentración de agua y bicarbonato de sodio, la intensidad del chorro y su distancia de la superficie de las piezas dentales.

Blanqueamiento casero

El bicarbonato de sodio se encuentra a menudo entre los ingredientes de los  dentífricos blanqueadores que son útiles para eliminar las manchas e imperfecciones del esmalte dental.

El amplio uso del bicarbonato, sobre todo como antiácido, lo hace fácil de adquirir por su gran disponibilidad en el mercado y por lo tanto son muchas las recetas y técnicas que podemos encontrar para hacer nosotros mismos un blanqueamiento dental, por ejemplo.

Sin embargo existen algunos peligros y contraindicaciones de estas prácticas  en que el bicarbonato de sodio juega un papel protagónico, muchas técnicas, secretos y consejos lo recomiendan:

-Mezclado con unas gotas de limón para ser frotado sobre los dientes.

-Disuelto en una cantidad muy pequeña de agua, para formar una pasta suave y utilizarlo como si fuera una pasta de dientes.

-Sin mezclar. Mojando el cepillo  y frotando los dientes por dos minutos.

-Combinado con peróxido de hidrógeno y cepillando los dientes por dos minutos al menos.

Aunque entre las recomendaciones de aquellos que se consideran expertos figuran: enjuagar la boca después de su uso, hacerlo una vez por semana, evitar el tratamiento prolongado y el cepillado demasiado enérgico; estos tratamientos de blanqueamiento caseros erosionan el esmalte y ponen en riesgo la salud de los dientes.

Aunque el bicarbonato de sodio aparece como una sustancia segura, en las dosis y métodos correctos, los  problemas surgen cuando personas inexpertas dan consejos desde su falta de conocimiento o los usuarios con un excesivo entusiasmo terminan  usándolo en demasiadas cantidades, combinaciones peligrosas o con demasiada frecuencia. (Ver Articulo: Apixaban)

Riesgos y contraindicaciones

Como se explicó anteriormente el blanqueamiento casero no es una práctica segura en su totalidad, sobre todo si se lleva a cabo por personas sin experiencia que desconocen los riesgos que conllevan realizar estos procedimientos en casa.  Algunos riesgos del uso del  bicarbonato de sodio para blanquear los dientes:

-Quemaduras en la superficie de la mucosa oral, cuando se realiza una dilución inadecuada.

-Descenso excesivo de pH por vía oral, si se utiliza el producto de manera excesiva y demasiado frecuente. Es bien conocido que la acidez de la cavidad oral es un factor que permite el desarrollo de la caries dental, sin embargo  un aumento excesivo del pH oral crea daños en la flora bacteriana normal de la boca.

-La acción abrasiva de este compuesto puede afectar de forma negativa el esmalte y los tejidos que le rodean, además puede causar micro-traumatismo en el borde coronal de la encía o margen gingival, provocando sangrado.

-Tiene un sabor desagradable, ya que no está compensado por correctores de sabor.

-Empeoramiento de los daños y afecciones ya existentes. Antes de los tratamientos de blanqueamiento, el dentista establecer ante todo la salud de la dentadura y todos los tratamientos que deben implementarse para corregir cualquier afección. Pero si un paciente utiliza bicarbonato de sodio para blanquear los dientes desconociendo cualquier afección, el efecto abrasivo del bicarbonato probablemente conduzca a un empeoramiento de la condición.

-Aumento de la sensibilidad dental, debido a la exposición de la dentina a la abrasión excesiva del esmalte.

-La posibilidad de empeorar la apariencia de la sonrisa, debido al desgaste en exceso del esmalte en el constante intento de blanquear los dientes con bicarbonato de sodio

-La absorción del bicarbonato de sodio por la mucosa oral puede perjudicar terriblemente a los pacientes se utiliza para hacer que los dientes más blancos, esta práctica pueden estar contraindicados para los pacientes que tienen trastornos como:

  • La hipertensión
  • Insuficiencia renal
  • Enfermedad de Addison
  • Enfermedad de Cushing
  • Alcalosis metabólica
  • Dieta baja en sodio
  • Ingesta de algunos fármacos como diuréticos y esteroides

Bicarbonato de sodio +  ácido cítrico

Este fármaco se emplea para el tratamiento de episodios eventuales de acidez gástrica.

Marca comercial

Citrosodina

Alka-Seltzer

Presentación

Granulado

Sobres

Comprimidos

Método de uso y dosificación

Se recomienda tomar 2 cucharaditas de gránulos efervescentes, 1 sobre o 4 comprimidos tres o cuatro veces al  día, la duración del tratamiento queda a juicio del médico tratante, pero debería ser un  tratamientos por períodos cortos.

Interacciones

Se recomienda no ingerir ningún medicamento en las dos horas siguientes a la toma de este fármaco antiácido, ya que por lo general afectan la biodisponibilidad y la eficacia de otras sustancias.

Advertencias

Aunque estos fármacos carecen de efectos secundarios la presencia de las sales de sodio puede estar poco indicada en pacientes con insuficiencia renal grave, hipertensión alta o individuos que se someten a una dieta hemodinámica.

La presencia de sacarosa en algunas marcas comerciales de este medicamento puede ocasionar algunos efectos secundarios gastrointestinales en individuos con:

  • Intolerancia a la glucosa y/o galactosa
  • Intolerancia a la fructosa
  • Deficiencia de la enzima isomaltasa (enzima que convierte la isomaltosa en las dos glucosas que la componen)

No afecta la capacidad para manipular maquinarias y el manejo de los vehículos.

Bicarbonato de sodio +  ácido cítrico en el embarazo y lactancia

La terapia en dosis adecuadas no ha causado en la madre o el feto, efectos tóxicos y nocivos durante la etapa de gestación y lactancia. Sin embargo es recomendable consultar a su médico tratante antes de tomar este medicamento durante el embarazo o durante el período de lactancia.

Contraindicaciones

No se debe administrar en caso de:

  • Hipersensibilidad a cualquiera de sus componentes
  • Hipertensión grave
  • Insuficiencia cardíaca
  • Insuficiencia renal grave.

Efectos secundarios

El medicamento es bien tolerado y no presenta ningún efecto secundario si se ingiere la dosis adecuada, tal cual como la prescribió el médico. Sin embargo cuando el paciente tiene alguna dolencia puede verse afectado por el fármaco, por ejemplo, en pacientes hipertensos puede suceder un aumento en el volumen plasmático de sodio causando un empeoramiento de la enfermedad. (Ver Articulo:Metionina)

Natrón

El natrón es un carbonato de sodio natural; una mezcla natural conformada por:

  • Carbonato sódico
  • Bicarbonato sódico
  • Cloruro sódico
  • Sulfato sódico.

Normalmente puedes encontrarlos en las orillas o el fondo de los lagos ricos en sodio y en las eflorescencia (depósitos de sales cristalizadas)  en lavas. Es frecuente encontrarlo  en la naturaleza asociado a otros minerales tales como: termonatrita, trona, calcita, mirabilita, gaylussita o yeso.  Existen importantes yacimientos  ubicados en zonas de Egipto y Rusia.

Su nombre se origina de la palabra NTR, que en el antiguo Egipto se refería a algo divino o puro, de hay el término sal divina con el que se le denominaba y podías encontrarlo en los cauces secos  de ríos y torrentes.  En la antigüedad fue muy utilizado para la momificación,  la fabricación de cerámica fayenza (cerámica con acabado vidrioso), la limpieza de las viviendas y la higiene del cuerpo.

Origen del bicarbonato de sodio

Los primeros indicios del uso de este producto se encuentra en épocas remotas, en el antiguo Egipto y lo que realmente se  empleaba era carbonato de sodio o carbonato sódico, sal blanca y translúcida empleada en como jabón para bañarse y lavar, teñir tejidos y  para elaborar cristal y acabados vidriosos. También fue un compuesto muy necesario en el proceso de momificación.

El carbonato de sodio considerado el antepasado del bicarbonato, se utilizó a lo largo de la historia en el área de la producción, su presencia era imprescindible en la industria del papel, el jabón, los textiles y la producción de vidrio. Era tanta su demanda que para los finales del siglo XVIII, un químico de origen francés, Nicolas Leblanc, ideó un proceso para su obtención en grandes cantidades. Sin embargo este invento fue desestimado debido a la elevada cantidad de residuos tóxicos que generaba y las altas temperaturas requeridas para su producción.

Unos años después, hacia 1846, John Dwight y Austin Church, dedicados a la pastelería, encontraron que mezclar el carbonato de sodio con la leche daba lugar a un gas  que igualaba el efecto de la levadura. Partiendo de esto, lograron procesar y refinar el carbonato de sodio, lo que originó el  bicarbonato de sodio.

Sin embargo este experimento de Le Blanc, fue el punto de partida para otros investigadores, como el químico Ernest Solvay que perfeccionó un método que posteriormente se llamó el Proceso Solvay. Este proceso químico permitió la fabricación de carbonato de sodio a nivel industrial, siendo más sencillo, económico y menos agresivo que sus antecesores, ya que no requería de temperaturas tan altas para la transformación y su fabricación no causaba tantos residuos tóxicos. En una de las reacciones de este proceso es posible obtener bicarbonato sódico. (Ver Articulo:Cloruro de Sodio )

Bicarbonato de sodio

Conservación y almacenamiento

Es importante conservar el bicarbonato de sodio en su envase original, en un lugar seco y lejos de la luz excesiva, siendo este una condición importante ya que al humedecerse se pierde su calidad. Si su envase original se deteriora, es preciso sustituirlo por un envase opaco con tapa que ajuste bien.

Acidez y ardor de estómago

La acidez estomacal, conocida como pirosis o acidez gástrica, es un síntoma que tienen en común  diferentes problemas y afecciones. Es tan frecuente que es muy difícil encontrar individuos que no hayan sufrido los síntomas relacionados con las molestias causadas por el ácido del estómago.

Cuando se tiene acidez, el paciente expresa una sensación bastante molesta de ardor, que se produce en el estómago y tiende a elevarse hacia el cuello de manera más o menos intensa.

Causas y síntomas

Generalmente el aumento de la acidez estomacal está relacionado con diversos factores predisponentes y algunas enfermedades. Entre los que se pueden enumerar:

-Gastritis aguda: es un proceso inflamatorio que afecta la pared gástrica en sus parte interna, afianzada por la ingestión de alcohol, tabaquismo, alimentos irritantes o algunas drogas; en este caso la acidez estomacal se presenta ocasionalmente y se convierte en un problema que resulta fácil de identificar.

Bicarbonato de sodio

Las causas principales de esta afección son: demasiadas comidas, alimentos de difícil digestión, estrés, drogas etc. Cuando se trata de un episodio de gastritis, la acidez surge en el transcurso de una comida.

-Úlceras: cuando la acidez y el ardor se presentan en  los primeros treinta minutos después de la comida y se acompañan de dolor, podría ser una úlcera gástrica. Si este síntoma se vuelve crónico, ocurre por la noche y se suaviza por la ingestión de alimentos, podría ser una úlcera duodenal.

-La enfermedad por reflujo gastroesofágico: en este caso la sensación de ardor no se percibe únicamente en el área gástrica sino que se irradia hacia arriba, pudiendo llegar  incluso hacia la boca. Esta problemática situación es causada por el ascenso de los contenidos gástricos en el esófago, cuando la válvula muscular que cierra la boca del estómago y solo abre para permitir el tránsito de alimentos, eructos y vómitos no puede ejercer bien su función.

Bicarbonato de sodio

Cuando el diagnóstico es reflujo gastroesofágico, la acidez y el ardor puede presentarse con los cambios en la postura corporal, por ejemplo inclinarse para colocarse los zapatos, recoger un objeto o acostarse en la cama.

El reflujo gastroesofágico también puede ser causado por una hernia hiatal, un estado patológico en el que una parte considerable de la extensión del estómago pasa desde la cavidad abdominal en el pecho, a través del diafragma, por el agujero por el cual pasa el esófago (hiato esofágico).

Ansiedad o trastornos de la personalidad: los factores emocionales no deben ser subestimados o menospreciados. Muchos son los caso donde la acidez y la regurgitación se producen con frecuencia en individuos que están afectados por ansiedad, disgusto, estrés, etc.

Tratamiento de la acidez

Todas las condiciones responsables de la acidez que no sean atendidas continuarán causando  esta molestia, que al convertirse en algo constante y excesivo, puede superar la capa de moco que protege la pared del estómago, irritando la mucosa hasta causar heridas reales. Existen diferentes alternativas para controlar esta situación, entre las que se cuentan:

Drogas medicinales

El tratamiento farmacológico de la acidez es tan centrado en el uso de medicamentos antiácidos:

Procinéticos: mejoran el tránsito por los intestinos, para acelerar el vaciado gástrico y obstaculizar el reflujo (metoclopramida, domperidona, cisaprida, monosapride, entre otros)

Antisecretor encargados de disminuir la secreción gástrica ácida (cimetidina, ranitidina, famotidina, nizatidine IBPs,  omeprazol, lansoprazol, pantoprazol, rabeprazol, bicarbonato sódico, carbonato cálcico, hidróxido de aluminio, hidróxido de magnesio, almagato, magaldrato, etc.)

Remedios caseros

Cuando se trata de acidez estomacal la automedicación es frecuente, uno de las alternativas más utilizadas es el bicarbonato de sodio, ya que su efecto positivo sobre esta molestia es bastante rápido, sin embargo este efecto tiende a desaparecer muy pronto y en algunos casos puede exacerbar los síntomas del trastorno. Tal es el caso de aquellos que utilizan la leche

También se debe recordar que el bicarbonato de sodio está contraindicado en el embarazo, la insuficiencia renal y la hipertensión, ya que aumenta las concentraciones de sodio.

En la fitoterapia (tratamiento de las dolencias con los recursos que nos ofrece la naturaleza, plantas y vegetales) cuando se trata de dolencias estomacales existe muchas y variadas alternativas que incluyen: los mucílagos,  el áloe,  la menta, la genciana, la alcachofa, el diente de león, el ajenjo, el cardo bendito, la alcaravea, el hinojo y el ruibarbo.

Examen médico

Antes de tomar cualquier medida o automedicarse es muy importante y constituye una buena práctica consultar a su médico. Por lo general los antiácidos son en realidad remedios de emergencia, útiles para tratar la molestia causada por el ácido del estómago al momento, pero cuando la situación persiste, la consulta médica resulta imprescindible, ya que permite identificar las causas precisas y reales y además tomar la terapia más adecuada, lo que evitará prolongar más las molestias y evitar las consecuencias de la misma cuando ocurren por mucho tiempo.

La investigación a fondo permite a los médicos  un diagnóstico preciso, ya que la acidez puede ser común en diferentes enfermedades que afectan el sistema digestivo y por lo tanto sin exámenes y evaluaciones correspondientes no existe un diagnóstico fiable. Para excluir la presencia de patologías específicas, es importante y necesario investigaciones diagnósticas, como radiografía del primer tracto digestivo, pHmetría (prueba diagnóstica que consiste en el estudio de los movimientos del esófago y del esfínter esofágico inferior ) y manometría esofágica.

Un consejo útil, mientras se realiza todas las evaluaciones, análisis y exámenes pertinentes es:

Una dieta sobria: comidas leves pero sustanciales, donde los protagonistas sean los alimentos fáciles de digerir y moderados en sustancias irritantes, ya que permiten mantener bajo control el ardor y la acidez. Por ejemplo, se deben limitar el consumo de jugos de frutas (pH 3-5, alimentos muy ácidos: lima, albaricoque, limón, fresas, etc.), café, refrescos y todas las sustancias que estimulan la secreción gástrica.

Además es importante abandonar el tabaquismo, el alcohol y respetar el tiempo de masticación correcto, para ayudar a disminuir la intensidad del ardor.

Bicarbonato de sodio

Algunos consejos para remediar  la acidez de estómago

La acidez estomacal o ardor de estómago, es un síntoma que se presenta cuando  la mucosa gástrica está sometida a algún sufrimiento o trastorno. La mucosa estomacal se encarga de la producción de jugo digestivo y la secreción de moco protector.

La superficie interna del órgano normalmente está protegida por el moco, lo que evita la acción corrosiva e irritante del ácido clorhídrico producido con fines digestivos y antisépticos por el estómago.  La acidez es causada por el contacto del ácido gástrico con la superficie que no está protegida por el moco, debido a un exceso de jugos gástricos o falta de esta sustancia protectora.

La acidez estomacal suele relacionarse con:

Hernia hiatal.

Enfermedad por reflujo gastroesofágico

Gastritis.

Úlcera gástrica o duodenal.

Infección por Helicobacter pylori.

Factores emocionales.

Dieta incorrecta y alimentos nocivos.

Abuso de alcohol.

Humo de cigarro

Bicarbonato de sodio

Que hacer en caso de acidez estomacal

-Cuando existe acidez y no está justificada o asociada con factores dietéticos o emocionales, se debe consultar al médico. Este se encargará de llevar a cabo un procedimiento de diagnóstico para identificar los factores desencadenantes; esto casi siempre incluye:

  • Gastroscopia.
  • Algunas veces la biopsia.
  • Análisis de sangre
  • Prueba de aliento
  • Examen de heces

-Realizar el tratamiento y/o terapia en función de la causa específica

-Factores emocionales: ante todo reducir el estrés general y  manejar la ansiedad o la irascibilidad. Realizar actividades para recrearse y relajarse, organizar los turnos de trabajo para no saturarse y  en algunos casos, fármacos ansiolíticos recetados, son las principales medidas que puede sugerir su médico. (Ver Artículo: cisaprida)

-Edad avanzada y secreción insuficiente de moco: esta molestia puede ser eliminada o mejorada con el uso de algunos fármacos que recetara su médico tratante, además de una meticulosa modificación y organización de la dieta.

-Eliminar adicciones y hábitos nocivos, entre estos está el tabaquismo, el alcoholismo, el exceso de bebidas y especias irritantes, por lo tanto aunque se resista debe considerar dejar de fumar, beber alcohol, café o bebidas energéticas y consumir alimentos picantes y muy  condimentados.

-Medicamentos: reemplace aquellos medicamentos responsables de la acidez, como NSAID, antibióticos, etc., si esta medida no es posible, asóciese con un protector gástrico. Por supuesto esta medida siempre va a ser ordenada por el médico, quien además recetara los fármacos correspondientes.

-Eliminar el consumo excesivo de alimentos poco digeribles o su reducción significativa, además de elegir técnicas de cocción más adecuadas. Siga la  dieta específica que le fue indicada y tome los medicamentos como fueron recetados, sin modificar dosis o duración del tratamiento. Masticar siempre despacio, evite las comidas abundantes  y divida la dieta en al menos 5-6 comidas al día.

-Evite comportamientos y otros factores que afectan la digestión, como por ejemplo: la ropa demasiado apretada en la cintura, el cinturón demasiado ajustado, acostarse inmediatamente después de comer, etc.

Qué NO hacer en caso de acidez estomacal

Imagen relacionada

-Ignorar la pirosis gástrica.

-Posponer o evitar la visita al médico para el diagnóstico.

-Llevar una vida estresante, con turnos de trabajo excesivos, demasiados compromisos sociales y familiares, etc.

-Fumar.

-Beber alcohol, sobre todo si no ha comido.

-Consumir grandes cantidades de café o bebidas energéticas, mucho más con el estómago vacío.

-Utilizar  constante y masivamente especias irritantes.

-Tomar medicamentos a la ligera, con el estómago vacío o sin un protector gastrointestinal.

-Consumir comidas muy abundantes

-Consumir muchos alimentos no digeribles

-Iniciar la dieta de forma incorrecta

-Comer rápido masticando muy poco.

-Ayunar y saltarse comidas

-Vestirse con prendas muy ajustadas en la cintura.

-Acostarse inmediatamente después de comer.

Qué debemos comer

-En lo posible consumir alimentos frescos, evitando aquellos almacenados y conservados con métodos diferentes a la refrigeración o congelación.

-Todos aquellos alimentos y comidas bajos en grasa, ya que se digieren mejor. Entre los más idóneos se encuentran: legumbres, verduras frescas, frutas (evitar las que son demasiado ácidas), cereales y derivados, carne y pescado magro, quesos bajos en grasa, clara de huevo, etc.

-Los alimentos de origen animal con poco tejido conectivo (tejido que establece conexión con los otros tejidos, rico en fibras y de abundante sustancia intercelular), carne blanca o roja, pero limpia y cortada adecuadamente, para su preparación.

-Alimentos ricos en proteínas cocidos a término medio, ni muy crudos ni demasiado cocidos.

-Alimentos y comidas con la cantidad de fibra apropiada, que puedes encontrar en los productos de origen vegetal: legumbres cocidas y crudas,  granos enteros en porciones moderadas, verduras crudas de hoja verde, frutas con piel, etc. En porciones adecuadas y sin excederse.

-Pequeñas raciones de alimentos líquidos, en especial leche y yogur (desnatadas si es posible)

-Alimentos y comidas sin sal o con muy poca presencia de la misma, ya que esta daña la mucosa del estómago y aumenta la secreción gástrica.

-Alimentos tibios o a temperatura ambiente, nada de temperaturas extremas.

-Someter a los alimentos a  métodos de cocción más adecuados, sobre todo aquellos de duración media:

  • Ahogamiento en agua caliente.
  • Cocción a baño maría.
  • Hervir en una olla a presión.
  • La cocción en recipiente (técnica saludable donde los alimentos se cocinan directamente en frascos de vidrio)
  • Horneando
  • Cocinar a fuego muy suave en un sartén con un poco o nada de grasa.

Bicarbonato de sodio

Qué NO debe comer

-Todo tipo de alimentos y comidas con alto contenido de grasa, ya que su digestión es muy lenta y aumenta el tiempo de permanencia en el estómago. Eliminar por lo tanto el consumo de carne y pescado graso, quesos grasos y fermentados, salchichas, conservas en vinagre y aceite, condimentos y picante excesivo, alimentos fritos, etc.

-Toda la comida denominada “chatarra”, especialmente la comida rápida: papas fritas, hamburguesas, perritos calientes, carnes rebozadas, croquetas, etc.

-Alimentos y comidas ricas en tejido conectivo: moluscos, cortes de carne para sopas y caldos, algunos despojos, etc.

-Alimentos y comidas elaborados con proteínas crudas, ejemplo carpaccio de carne o pescado, tartar, sushi, etc.

-Alimentos elaborados a base de proteínas: carne estofada, sopa de pescado, huevos en tortilla, etc.

-Alimentos y comidas ricos en fibras insolubles o indigeribles: sopas de legumbres, salvado, pimientos, berenjenas, etc.

-Grandes porciones de bebidas, porque diluyen la acción de los jugos gástricos, relajan el estómago y causan más acidez.

-Exceso de leche y yogur, ya que son alimentos difíciles para digerir por su riqueza en agua y abundancia en proteínas y grasas.

-Alimentos y comidas con demasiada sal, por ejemplo los alimentos demasiado aliñados, en salmuera, embutidos como salchichas y quesos salados, etc.

-Las bebidas alcohólicas (vino, cerveza, ron)

-Bebidas energéticas, café, té en exceso, etc.

-Bebidas carbonatadas y ácidas (cola, jugo de naranja, limón, lima etc.)

-Comida muy fría, sobre todo con el estómago vacío (helado, bebidas congeladas, frappe, etc.)

-Comida demasiado caliente, especialmente con el estómago vacío (caldos, atoles, alimentos a la parrilla, etc.)

-Especies muy picantes ( pimienta, jengibre, rábano picante, cebolla roja, etc.)

Curas y remedios naturales

Los remedios naturales para la acidez estomacal tienen como función principal optimizar la digestión, que a su vez permite controlar la acidez y el reflujo ácido. Muchas de estas alternativas han dado un resultado positivo en el tratamiento de este problema. Entre estos encontramos:

Jengibre: raíz con cualidades gastroprotectoras, que bloquean los ácidos, evita el crecimiento de la bacteria Helicobacter pylori y previene la formación de úlceras. Se aconseja preparar un té de jengibre, colocando en dos tazas de agua caliente, tres rodajas de jengibre; deje reposar y se beba unos quince minutos antes de la comida.

Mucílago: es una fibra viscosa soluble, producida por las semillas de plantas como el algarrobo, lino, mostaza, chía, etc. También está presente en los higos, judías verdes, linaza, quimbombó.

Aloe vera: El jugo de esta planta tiene propiedades que  reducen la inflamación del estómago, lo que además puede contribuir al alivio de los síntomas del reflujo ácido. Se recomienda beber ½ taza de jugo de aloe vera antes de cada comida; sin excederse  en el consumo pues tiene efectos laxantes.

Menta: las  cualidades anti-inflamatorias y anti espasmódico del té de menta benefician enormemente el funcionamiento normal del estómago.

Gran genciana: esta planta estimula el apetito y el proceso de digestión, sin embargo está contraindicada en caso de gastritis y úlceras gastroduodenales. Empleada en infusiones y preparados amargos.

Alcachofa: excelente para aliviar la acidez del estómago, eliminando dolores, distensiones, molestias; ayudar a realizar la digestión y permite eliminar el flujo de la bilis. Sus fibras vegetales permiten controlar el apetito y es una fuente de vitaminas y minerales.

Diente de león: es una hierba floral que puede crecer salvajemente, con ella se elabora té que se utiliza como un estimulante del apetito y para ayudar a una buena digestión. Además sus raíces son útiles como un laxante suave, puede regular las funciones del aparato digestivo si se ingiere con regularidad,  beneficia  el control de gases, flatulencias y estreñimiento.

Cardo bendito: llamado también Cardo Santo, esta planta es efectiva en el tratamiento contra la anorexia, la diabetes, el herpes zóster y facilita el proceso digestivo. La preparación de la infusión se realiza colocando diez gramos de planta en un  litro de agua recién hervida para lograr una decocción (hacerla hervir en agua a fuego lento) de 10 minutos, o triturar algunas hojas y flores para preparar infusiones. En caso de problemas digestivos se debe beber una taza después de comer.

Comino: preparar y disfrutar de una infusión de comino evita la formación de gases y favorecer la digestión. En una taza con agua hirviendo coloca dos gramos  de semillas de comino enteras o bien trituradas, luego deja reposar.

Hinojo: una de las tantas virtudes medicinales del Foeniculum vulgare, son sus propiedades digestivas, además estimula la motilidad gástrica y la secreción de jugos gástricos.

Ruibarbo: su alto contenido de fibra es uno de sus beneficios para la salud, siendo excelente para  aliviar malestares estomacales y eliminar el estreñimiento.

Regaliz: tiene un efecto inhibidor y directo sobre la acidez estomacal.

Manzanilla: esta planta que goza de múltiples beneficios medicinales, se consume en forma de infusión para disminuir la tensión en las malas digestiones, colabora en la eliminación de gases intestinales y gracias a cualidades antiinflamatorias, permite tratar las úlceras gástricas.

Zanahoria: este alimento es muy útil para eliminar los cólicos y  los gases, excelente para aquellos que padecen de estreñimiento y sufren dolor de estómago debido a una intoxicación. Además impide la formación de úlceras.

Para aquellos que padecen de acidez causada por alteraciones de origen psicológico se les recomienda además:

  • Técnicas avanzadas de relajación.
  • Entrenamiento mental.
  • Actividades relajantes como yoga, taichí, etc.
  • Psicoterapia.

Cuidados farmacológicos

Cuando se habla de cuidados farmacológicos, debemos tener en cuenta que los tratamientos con fármacos dependen de la afección que origina la acidez y que además deben ser prescritos por un especialista, recuerde que no debe automedicarse y mucho menos alterar el tratamiento que le fue ordenado, sin autorización del médico. Los tratamientos farmacológicos para la acidez se dividen en categorías:

-Antiácidos: normalmente aumentan el pH del estómago al reducir la acidez. Entre ellos encontramos:

Bicarbonato de sodio (Citrosodina). Contraindicado en caso de hipertensión.

Carbonato de calcio ( Cacit, Metocal y Recal). Contraindicado en caso de estreñimiento.

Hidróxido de magnesio. Contraindicado en caso de diarrea.

Hidróxido de aluminio (Maalox). Contraindicado en caso de estreñimiento.

-Inhibidores de la bomba de protones: que bloquean la secreción del ácido gástrico.

Lansoprazol (Pergastid, Lomevel y Lansox)

Omeprazol (Antra y Nansen)

-Antagonistas de los receptores de histamina H2: estos reducen la producción de ácido clorhídrico:

Nizatidina (Nizax, Cronizat y Zaniza)

Ranitidina (Zantac y Ranibloc)

Cimetidina (Ulis, Biomag y Tagamet)

Famotidina (Famotidine EG y Myliconacid)

-Procinéticos: mejora el tránsito en el intestino, acelera el vaciado del estómago y obviamente la digestión

Clebopride.

Domperidona.

Metoclopramida.

Eritromicina.

Levosulpiride.

-Antibióticos específicos: se utilizan para  infecciones crónica y sintomática por Helicobacter pylori.

-Ansiolíticos: su efecto calmante los hace un fármaco apropiado para la hiperacidez psicosomática, por supuesto la elección de este tratamiento queda a discreción del médico, pero en general se trata de benzodiacepinas.

Siendo la acidez estomacal un trastorno que puede ser causado por diversos orígenes y naturaleza, el tratamiento puede variar de paciente a paciente. Sin embargo lo primero y más importante es identificar ante todo el factor desencadenante, que ha conducido a la aparición de este molesto síntoma.

Ciertamente se puede decir que los principales medicamentos utilizados para tratar el ácido del estómago son los llamados antiácidos, entre estos uno de los más populares el bicarbonato de sodio. Estas drogas medicinales que neutralizan de manera temporal  la acidez excesiva en el estómago, no alteran la producción de ácido clorhídrico en las células gástricas,  cualidad que es útil sólo en casos de acidez estomacal esporádica, tal vez causado por comidas excesivamente abundantes, muy aliñadas o picantes, alimentos de difícil digestión, etc.

Pero cuando el ardor del estómago es causado por afecciones  más graves , entonces el especialista o médico tratante puede requerir el uso de fármacos que intervengan directamente con la producción de ácido clorhídrico en el estómago, o que sean capaces de proteger la pared estomacal del  ácido excesivo.

Estos son los llamados fármacos gastroprotectores, entre los que se incluyen: inhibidores de la bomba de protones, antihistamínicos H2 y los agentes citoprotectores.

Prevención

Por lo general evitar la pirosis está muy relacionado con la enfermedad subyacente, ya que esta es la causa desencadenante. Algunos consejos útiles son:

  1. Reduce estrés realizando actividades que te permitan relajarte y aprendiendo a controlar tus nervios.
  2. Establece y sigue una dieta adecuada.
  3. Evita ayunos
  4. Abandonar el alcohol y los cigarrillos.
  5. Minimice los medicamentos y/o suplementos que puedan ser perjudiciales.

Tratamientos médicos

Los tratamientos médicos para la acidez estomacal se centra en la afección  desencadenante. Algunos son:

Cirugía necesaria en caso de neoplasia y en algunas oportunidades por úlcera.

Extirpación de implantes como el balón o la banda gástrica, realizada en caso de graves problemas de obesidad, especialmente en situación de riesgo; sin embargo muchas veces desencadenan efectos adversos  tan intensos, como la acidez estomacal, que deben eliminarse.

Dejar Comentario