≡ Menu




Parametasona: para qué sirve, nombre comercial, dosis y más

La parametasona es un glucocorticoide con excelente acción antiinflamatoria, reumatoide y antialérgica, por lo que se emplea en diferentes afecciones que van desde la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, hasta la conjuntivitis alérgica. Es importante recordar que el uso de este fármaco debe ser ordenado y supervisado por su médico especialista; le invito a conocer todas sus propiedades.

parametasona

Corticosteroides

Los corticosteroides, también denominados hormonas corticosteroides o corticoides, son una familia de hormonas esteroides producidas en la corteza suprarrenal. Por su acción fisiológica, se dividen en tres conjuntos:

-Glucocorticoides, llamados así por su intervención e importancia en el metabolismo de la glucosa

-Mineralocorticoides, sustancias activas en el equilibrio de las sales minerales, sobre todo en el sodio y el potasio.

-Hormonas sexuales. (Ver articulo: Estriol)

Algunos de los corticosteroides más empleados

-Propionato de fluticasona:  (síntomas inflamatorios y pruríticos de la dermatosis y la psoriasis, la rinitis alérgica y no alérgica, tratamientos del asma, incluyendo los profilácticos y de mantenimiento).

-Diflorasona (dermatosis)

-Alclometasone (dermatosis)

-Medrysone (conjuntivitis alérgica, conjuntivitis vernal, epiescleritis y sensibilidad a la epinefrina)

-Amcinonida (dermatosis sensibles a los corticosteroides)

-Dipropionato de beclometasona ( asma, rinitis alérgica estacional o perenne, enfermedad de Crohn leve a moderada)

-Betametasona (dermatosis de la piel, dermatosis del cuero cabelludo, trastornos endocrinos, males reumáticos, afecciones relacionadas al colágeno, varias enfermedades dermatológicas, estados alérgicos, enfermedades oftálmicas, enfermedades respiratorias, trastornos hematológicos, enfermedades neoplásicas, estados edematosos, enfermedades gastrointestinales, meningitis tuberculosa y triquinosis)

-Desoximetasona (dermatosis)

-Ulobetasol (dermatosis)

-Mometasone (asma, rinitis alérgica estacional y perenne).

Glucocorticoides

El glucocorticoide más conocido es el cortisol, aunque existen varias hormonas que están incluidas en la misma familia y son igualmente utilizadas, como la cortisona y la corticosterona. La acción de los glucocorticoides eleva los niveles de azúcar en la sangre, aumenta la producción de glucosa a partir de algunos aminoácidos y disminuye su uso periférico.

También promueven el almacenamiento de glucógeno en el hígado y el aumento en la concentración de glucosa en sangre, asegurando así la actividad cerebral normal aún bajo estrés.

Los efectos de estas hormonas en el metabolismo, la piel y el hueso son esencialmente catabólica:

-Disminución de la mineralización ósea.

-Descomposición de proteínas

-Estimular la movilización de ácidos grasos y glicerol a partir de los depósitos de grasa.

Tienen una actividad importante sobre el sistema inmune y una acción reprimida en las defensas del cuerpo, por esta razón se emplea en tratamientos para disminuir la inflamación ya sea por causas traumáticas, asmática, artrítica, reumática, alérgica, etc.

Sin embargo, es innegable que el uso de estos medicamentos o fármacos presenta una larga lista de efectos adversos o secundarios, razón por la cual son prescritos sólo en la presencia de una patología importante, que no se resuelve con la administración de otros medicamentos con una actividad parecida.

Efectos adversos

El uso excesivo puede implicar efectos secundarios significativos, tales como:

  • La osteoporosis,
  • La inflamación y la tensión debido a la retención de agua
  • Hipertricosis
  • Hiperlipidemia
  • Disminución de la secreción de GH
  • Defecto de crecimiento
  • Aumento de y la redistribución de la masa grasa
  • Anormalidades menstruales
  • Desequilibrio electrolítico
  • Hipertensión
  • Glaucoma
  • Úlceras gástricas
  • Psicosis
  • Aumento de la susceptibilidad a las infecciones
  • Reduce la síntesis de colágeno, por lo tanto desmejora la resistencia de los tendones y ligamentos. (Ver Articulo: Teriparatida)

Estudios e investigaciones

Debido a la necesidad de su uso y el interés en perfeccionar se están sometiendo a estudios  una gran cantidad de compuestos sintéticos muy relacionados a nivel estructural con los glucocorticoides, todo esto con la idea de producir fármacos con gran actividad terapéutica y menos efectos secundarios.  Ademas, los glucocorticoides  presentan interacciones importantes con otros medicamentos.

Gracias a estas investigaciones, han surgido las más diversas formas,  desde productos administrados por vía intramuscular o intravenosa, pomadas, aerosoles y gotas para los ojos.

La aparición de los efectos secundarios asociados por ejemplo, a la cortisona está sujeto a la dosis ingerida y a la duración del tratamiento; razón por la cual son más comunes en el caso de la terapia sistémica oral o inyectada y muy raro para terapias locales con cremas, pomadas y gotas para los ojos, que además se emplean en dosis bajas.

Fármacos glucocorticoides

Este grupo de hormonas afectan el metabolismo de los carbohidratos (depósito de glucógeno hepático y aumento del azúcar en la sangre), interviene en la secreción de adrenocorticotropina (corticotropina y HACT) y tiene una eficaz actividad antiinflamatoria.

También están presentes en:

  • El metabolismo de las grasas y las proteínas.
  • El mantenimiento de la presión sanguínea.
  • La alteración de la respuesta del tejido conectivo a las lesiones.
  • La disminución del número de linfocitos circulantes.
  • El funcionamiento del sistema nervioso central.

Entre los más utilizados se pueden enumerar:

Parametasona: trata todas las afecciones  indicadas en  las terapias con corticosteroides, excepto los estados de deficiencia suprarrenal, siendo más adecuada la hidrocortisona con fludrocortisona suplementaria.

Triamcinolona: para rinitis alérgica perenne y estacional.

Medrysone: conjuntivitis alérgica, conjuntivitis vernal, epiescleritis y sensibilidad a la epinefrina.

Amcinonida: alivia los síntomas inflamatorios y pruríticos de las dermatosis susceptible a los corticosteroides.

Fluorometolona: inflamaciones (oftálmicas) de la conjuntiva palpebral y bulbar, la córnea y el segmento anterior del globo ocular.

Dipropionato de beclometasona: tratamiento del asma incluyenco la terapia de mantenimiento y profiláctica,  la rinitis alérgica (estacional o perenne),la enfermedad de Crohn leve a moderada de localización colónica ileal o ileal-derecha y la  enfermedad de injerto contra huésped leve a moderada.

La Betametasona: para aliviar las manifestaciones inflamatorias y pruríticas de las dermatosis incluyendo las del cuero cabelludo, tratamiento de trastornos endocrinos y reumáticos, enfermedades del colágeno, algunas enfermedades de la piel, alergias, enfermedades oftálmicas y respiratorias, trastornos hematológicos, enfermedades neoplásicas, estados edematosos, enfermedades gastrointestinales, meningitis tuberculosa y triquinosis.

Prednisona:

Es empleada en una gran cantidad de dolencias:

  • Reacciones alérgicas inducidas por medicamentos
  • Rinitis alérgica
  • Enfermedad del suero
  • Arteritis de células gigantes
  • Carditis reumática o no,
  • Dermatomiositis sistémica
  • Lupus eritematoso sistémico
  • Dermatitis:  atópica y de contacto,exfoliativa, herpetiforme bullosa y seborreica  severa.
  • Eritema multiforme
  • Micosis fungoide
  • Pénfigo
  • Psoriasis severa
  • Insuficiencia adrenocortical aguda y secundaria
  • Enfermedad de Addison
  • Hiperplasia suprarrenal congénita
  • Hipercalcemia asociada con neoplasmas
  • Tiroiditis no supurativa
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Crohn
  • Anemia hemolítica adquirida e hipoplásica congénita
  • Eritroblastopenia
  • Trombocitopenia
  • Púrpura trombocitopénica idiopática adulta
  • Bursitis aguda o subaguda
  • Epicondilitis
  • Tenosinovitis aguda inespecífica
  • Leucemia linfocítica aguda o crónica
  • Linfomas Hodgkin o no Hodgkin
  • Macroglobulinemia de Waldenstrom
  • Tumores cerebrales primarios
  • Síndrome nefrótico
  • Meningitis tuberculosa
  • Esclerosis múltiple
  • Miastenia gravis
  • Edema cerebral
  • Coriorretinitis
  • Coroiditis posterior difusa
  • Conjuntivitis alergica
  • Herpes zoster oftálmico
  • Iridociclitis
  • Iritis
  • Queratitis
  • Neuritis
  • Úlceras corneales alérgicas
  • Sarcoidosis sintomática
  • Síndrome de Loeffler
  • Beriliosis
  • Tuberculosis pulmonar fulminante o diseminada en conjunto con quimioterapia antituberculosa
  • Neumonitis por aspiración.

Rimexolona: inflamación postoperatoria por cirugía ocular y  tratamiento de uveítis anterior.

Clobetasol propionato: tratamiento de las lesiones inflamatorias y pruríticas de las dermatosis moderadas a severas del cuero cabelludo.

Fluocinonide: Producto tópico antiinflamatorio para el alivio de las manifestaciones inflamatorias y pruríticas de las dermatosis sensibles a los corticosteroides.

Ciclesonida: rinitis alérgica estacional y perenne en adultos y adolescentes.

La parametasona ¿Qué es?

Es un glucocorticoide con propiedades similares a los corticosteroides, con pocos efectos secundarios mineralocorticoide (esteroides secretados por la capa glomerular de la corteza suprarrenal, cuya función es la regulación del metabolismo hidroelectrolítico), se prescribe por su eficacia como antiinflamatorio y antialérgico, especialmente en la forma de acetato (C24H31FO6)

Se usa por vía oral en la terapia de las afecciones en las que se indicada el uso de  corticosteroides, excepto en los estados de deficiencia suprarrenal, ya que su cualidad para la retención de sodio la hace menos idónea que la hidrocortisona con fludrocortisona. (Ver Articulo: Glucagón)

Nombre comercial

Dilar

Presentación

Tabletas

Suspensión inyectable

Dosis

La cantidad sera decidida por el medico especialista de manera individualizada según la patología y la respuesta al tratamiento:

Intramuscular  de 20 a 40 mg, si debe repetir es a intervalos de 1-3 semanas.

Intralesional de 2 a 4 mg por punto de inyección.

Intraarticular y en tejidos blandos de 10 a 40 mg , repitiendo a intervalos de 1-3 semanas.

Oral: la dosis inicial es de 2 a 24 mg, dependiendo de la condición se pueden requerir dosis mas elevadas. La cantidad de fármaco deberá ser reducida poco a poco en pequeñas cantidades hasta llegar a un nivel mínimo, con el que se pueda controlar la enfermedad, de igual forma se deberá descontinuar lentamente.

Al suspender la terapia o cuando se disminuya a menos de 2 mg al día, la exposición a mucho estrés puede asociarse a un incremento en la dosis de parametasona.

Dosis pediátrica

En los pacientes de edad pediátrica la dosis inicial es de 0.2 a 0.8 mg/kg/día ó 5 a 24 mg/m2/día. El fármaco se deberá reducir a la cantidad  mínima o descontinuar en su totalidad después de cuatro semanas.

Indicaciones

Se prescribe para el tratamiento de todas las afecciones susceptibles a los corticosteroides, con excepción de aquellas afecciones de deficiencia suprarrenal. Entre ellas podemos enumerar:

  • Artritis reumatoide.
  • Nefropatía gotosa.
  • Carditis reumática y reumatismos.
  • Lupus eritematoso.
  • Dermatitis alérgicas.
  • Esclerodermia.
  • Periarteritis nodosa.
  • Psoriasis.
  • Asma bronquial.
  • Rinitis alérgicas.
  • Neuritis óptica.
  • Oftalmia simpática.
  • Conjuntivitis.
  • Uveítis.
  • Coroiditis.
  • Sindrome de Löffler.
  • Tuberculosis pulmonar.
  • Púrpura trombocitopénica idiopática.
  • Trombocitopenia.
  • Eritroblastopenia.
  • Colitis ulcerosa.
  • Enteritis regional.
  • Sinovitis.
  • Bursitis.
  • Epicondilitis,
  • Tenosinovitis.
  • Osteoartritis.
  • Queloides.
  • Liquen plano.
  • Neurodermatitis.
  • Alopecia areata.
  • Leucemia aguda en la niñéz
  • Linfomas y leucemia en adultos.

Farmacodinámica

Parametasona es un glucocorticoide con las propiedades y características de los corticosteroides. Esta clase de hormonas esteroideas son conocidas por la capacidad de aliarse  al receptor de cortisol y desencadenar efectos cardiovasculares, metabólicos, inmunológicos y homeostáticos sumamente importantes.

Se diferencian de los mineralocorticoides y los esteroides sexuales por tener diferentes efectos, receptores y células diana (célula en la cual una hormona se une a su receptor). Los glucocorticoides evitan la inmunidad mediada por células y actúan bloqueando los genes que codifican las citoquinas (proteínas capaces de coordinar la respuesta del sistema inmunológico), siendo la más importante la IL -2.

Cuando la producción de citosina (inducen la activación de algunos receptores específicos de membrana) es poca, se limita representativamente la proliferación de células T. Estos además, suprimen la inmunidad humoral, por lo tanto las células B expresan cantidades más bajas de receptores IL-2 e IL-2,  disminuyendo la expansión clonal de células B y la síntesis de anticuerpos.

Las pocas cantidades de IL-2 logran disminuir la activación de células de linfocitos T (células especializadas del sistema inmune mediadoras de la respuesta inmune de la célula).

Mecanismo de acción

Los glucocorticoides como la parametasona pueden:

-Evitar la infiltración de leucocitos en el sitio de la inflamación

-Influir en los mediadores de la respuesta inflamatoria

-Suprimir la respuesta inmune humoral.

Las respuestas antiinflamatorias de los glucocorticoides presentan proteínas inhibidoras de la fosfolipasa A2, lipocortinas, que tienen control en la síntesis de mediadores potentes de la inflamación,entre las que encontramos las prostaglandinas y los leucotrienos.

Este compuesto disminuye o reduce la reacción inflamatoria ya que limita la dilatación capilar y la permeabilidad de las estructuras vasculares. Estas sustancias evitan la acumulación de leucocitos y macrófagos polimorfonucleares y además reducen la liberación de quininas vasoactivas.

Algunos estudios alegan que los corticosteroides pueden bloquear la liberación de ácido araquidónico a partir de los fosfolípidos, esto disminuye la formación de prostaglandinas.

Ruta de eliminación

Se metabolizan en el hígado y luego se eliminan a través de los riñones, sin embargo existen corticosteroides tópicos que se excretan en la bilis.

Contraindicaciones

El fármaco no debe ser administrado en caso de:

  • Presencia de úlcera gastroduodenal en fase activa,
  • Presentar varicela reciente.
  • Personas con cuadros psicóticos agudos
  • Hipersensibilidad o  alergia a la sustancia activa o demás componentes de la formula.
  • Micosis sistémicas
  • Presencia de hepatitis viral no complicada,
  • Insuficiencia hepática fulminante
  • Queratitis herpética simple,
  • Recibir inmunización con vacunas de gérmenes vivos recientemente.

Advertencias y precauciones

Es importante tener especial cuidado cuando se recibe tratamiento con parametasona, si presenta:

  • Hipertensión Arterial
  • Diabetes
  • Herpes simple ocular,
  • Insufisiencia cardiaca cronica (ICC)
  • Geriatría (enfermedades de la vejez)
  • Tuberculosis.
  • Amebiasis
  • Infecciones piógenas (infección que produce la acumulación de leucocitos y bacterias muertas, conocido como pus)
  • Anastomosis intestinales (unión de ambos elementos anatómicos)
  • Insuficiencia hepatica
  • Insuficiencia renal
  • Hipotiroidismo

-Las situaciones de estrés, por lo general requiere aumentar la dosis de este fármaco.

-La ingesta de parametasona empeora las sintomatologías psicótica.

-Debe evitar la suspensión brusca del tratamiento.

Efectos secundarios

Esta opción farmacológica puede causar algunos efectos adversos que están asociados a la dosis y tiempo de duración de la terapia. Entre los mas frecuentes están:

  • Equimosis (hematomas)
  • Insomnio
  • Aumento de peso
  • Hipertricosis o síndrome del hombre lobo  (existencia de un exceso de vello)
  • Estrías
  • Úlcera péptica
  • Hipertensión arterial
  • Osteoporosis
  • Sensación de debilidad muscular
  • Alteraciones psíquicas
  • Irregularidades menstruales  (Ver Articulo: Meloxicam)

Clorfenamina + parametasona

Entre las alternativas existentes en el mercado hay un medicamento elaborado a partir de la combinación de dos sustancias sumamente efectivas, parametasona y clofernina.

Una acción conjunta  del acetato de parametasona con sus propiedades antialérgicas, antirreumáticas y antiinflamatorias  y del maleato de clorfenamina, un antihistamínico de rápida acción y muy bien tolerado, permite obtener mayor potencia y eficacia antialérgica por el buen desempeño de sus componentes.

Marca Comercial

Dilarmine

Presentación

Suspensión

Tabletas

Posología

La dosis de este fármaco sera asignada por el medico tratante, quien tomara la decisión de acuerdo a la condición individual del paciente, sus necesidades y respuesta al tratamiento. Sin embargo la dosis recomendada en promedio para los adultos es de una tableta o una cucharadita tres veces al día, pudiendo aumentar de ser necesario esta cantidad hasta seis tabletas o cucharaditas en 24 horas.

Los pacientes de seis a  catorce años deben ingerir media tableta o media cucharadita, unas tres a cuatro veces al día. Cuando sea necesario administrar dosis adicionales, es preferible hacerlo en horas de la noche y la dosis no debe ser mayor de cuatro tabletas o cuatro cucharaditas al día.

Indicaciones terapéuticas de clorfenamina + parametasona

Esta indicado en el tratamiento de:

  • Afecciones inflamatorias alérgicas.
  • Dermatitis atópica por contacto.
  • Edema angioneurótico.
  • Dermatitis eccematoide.
  • Dermatitis seborreica grave.
  • Neurodermatitis
  • Eritema multiforme.
  • Urticaria.
  • Picadura de insectos.
  • Fiebre del heno y  rinitis estacionales.
  • Rinitis vasomotora.
  • Asma bronquial.
  • Reacciones a medicamentos
  • Conjuntivitis e iridociclitis.

Contraindicaciones clorfenamina + parametasona

Este medicamento no debe ser ingerido por pacientes con:

  • Hipersensibilidad o alergia a los componentes de la fórmula
  • Infecciones sistémicas micótica
  • Hepatitis viral no complicada
  • Insuficiencia hepatica fulminante
  • Queratitis por  virus herpes simple (VHS)
  • Aplicaciones recientes de vacuna con productos vivos (sarampión, las paperas, la rubeola, la varicela, la gripe y el rotavirus)
  • Miastenia grave
  • Hipertrofia prostática
  • Glaucoma
  • Tratamientos con inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO)

Advertencias y precauciones clorfenamina + parametasona

Es importante que este medicamento combinado no se administre a pacientes con:

  • Ulcera péptica
  • Osteoporosis
  • Psicosis
  • Psiconeurosis grave
  • Infecciones agudas
  •  Insufisiencia cardiaca cronica (ICC)
  • Diabetes mellitus
  • Insuficiencia renal crónica
  • Uremia
  • Edad muy avanzada

-En individuos con hipotiroidismo, daño renal o hepático puede intensificarse los efectos de los corticosteroides

-Se de tener precaución si debe conducir o manipular maquinarias ya que puede originar somnolencia

-Los corticosteroides retrasan el crecimiento durante la infancia y adolescencia, el tratamiento debe ser en dosis mínimas por corto tiempo.

-Las infecciones deben ser consideradas una emergencia.

-En pacientes de edad avanzada se debe considerar las consecuencias de un tratamiento prolongado con este producto, pues existe riesgo potencial de dolencias serias como son la osteoporosis, diabetes, hipersensible arterial, susceptibilidad a las infecciones y adelgazamiento de la piel.

-No se debe iniciar un tratamiento con estas hormonas hasta establecer un diagnóstico, ya que los síntomas pueden ser disfrazados y esconder la verdadera dolencia.

-Algunas pruebas de función tiroidea pueden verse modificadas por el uso de esteroides. (Ver Articulo: Cinacalcet)

Embarazo y lactancia

Las consecuencias del consumo de clorfenamina + parametasona durante la etapa de gestación está asociado con algunas formas de defectos congénitos y con retraso en el crecimiento.

En la etapa de lactancia su ingesta puede causar signos de hipoadrenalismo en los niños, por lo tanto no se debe amamantar si esta en tratamiento con parametasona.

Interacciones clorfenamina + parametasona

-Medicamentos como la fenitoína, los barbitúricos, la efedrina y la rifampicina disminuyen los niveles sanguíneos de los corticosteroides.

-Si se administra en combinación con diuréticos que causan la pérdida de potasio puede provocar hipopotasemia (se debe evitar el consumo de sodio y se aumentará el de potasio).

-La vida media de la hidrocortisona es reducida por los corticosteroides, por lo tanto los pacientes asmáticos tratados con corticosteroides generalmente necesitan dosis mayores de hidrocortisona para un ataque agudo.

-Troleandomicina y la eritromicina pueden reducir la eliminación y depuración de los esteroides.

-Si consume estrógenos requiere una reducción en la dosificación de esteroides e incrementarse otra vez cuando los suspenda.

-Los corticosteroides tienen acción hiperglucémica, por lo que puede necesitar un aumento de los medicamentos hipoglucemiantes.

-La administración de corticosteroides se asocia con una mayor depuración de salicilatos y la disminución en la eficacia de los anticoagulantes, por lo tanto se requiere un ajuste de su dosis.

Efectos adversos de clorfenamina + parametasona

Como cualquier otro fármaco este producto genera efectos secundarios,  entre los que podemos encontrar:

  • Somnolencia
  • Retención de sodio
  • Hipertensión arterial
  • Pérdida de potasio
  • Debilidad muscular
  • Osteoporosis
  • Distensión abdominal
  • Pancreatitis
  • Petequias (pequeños derrames vasculares cutáneos)
  • Equimosis (acumulación de sangre bajo de la piel o hematoma)
  • Eritema facial
  • Aumento de la presión intracraneal
  • Desarrollo del estado cushingoide
  • Supresión de crecimiento en niños
  • Irregularidades menstruales (Ver Articulo: Ácido mefenámico)

  • Glaucoma
  • Catarata subcapsular
  • Insomnio
  • Irritabilidad
  • Nerviosismo
  • Euforia
  • Hirsutismo (crecimiento excesivo de vello en la mujer​ siguiendo un patrón masculino)

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una afección inflamatoria crónica, sistémica e incapacitante, sus causas u orígenes no están bien definidas , pero se considera que posiblemente es de origen auto inmune, esto quiere decir que nuestro sistema inmune produce anticuerpos contra los componentes de nuestro organismo y nuestras células sanas son atacadas por error.

Esta dolencia perjudica principalmente a las articulaciones, sin embargo también afecta los tendones, sinoviales, músculos, bolsas y otros tejidos del organismo.

Síntomas

Los síntomas comúnmente asociados con la artritis reumatoide que afecta entre otras cosas las articulaciones son:

-Hinchazón en las articulaciones

-Sensación de calor

-Dolor y sensibilidad al tacto

-Limitación del movimiento. 

-Rigidez articular, particularmente  por la mañana y después de la actividad fisica

-Deformidades en las articulaciones, principalmente a nivel de las manos

-Fiebre

-Pérdida de peso

-Hipotrofia muscular (disminución del tamaño del músculo con la respectiva perdida de su fuerza)

-Anomalías tendinosas (lesiones en los tendones)

Tratamiento de la artritis reumatoide

Actualmente y muy a pesar de los avances médicos no existe una cura definitiva que erradique la artritis reumatoide. Todos los  tratamientos están  dirigidos en su mayoría a reducir el dolor, revisar y ajustar los hábitos y conductas y sobre todo prevenir lesiones en las articulaciones; todo esto para que aquellos que padecen la enfermedad aprendan a vivir con ella y mantener una buena calidad de vida.

Debido a lo complejo de esta afección, el tratamiento de la artritis reumatoide es un trabajo conjunto y la colaboración de varios profesionales en el área, entre los que se enumeran y destaca el reumatólogo, que es el especialista en el trato y cuidado de individuos afectados por esta enfermedad. (Ver Articulo: Naproxeno)

Las lesiones y manifestaciones asociadas con esta enfermedad, así como su progreso se pueden controlar con terapias físicas y farmacológicas. Entre estos tratamientos encontramos:

1-Llevar una historia clínica detallada con información correcta del paciente

Conocer su condición física permite un efectivo control y manejo de la afección, brindando una información adecuada al paciente, por ejemplo:

-Advertir sobre lo perjudicial de realizar esfuerzos físicos o movimientos particulares que podrían dañar aún más las articulaciones afectadas.

-El empleo de dispositivos de asistencia para las tareas domésticas y los viajes a pie o en automóvil.

2-Practica de la fisioterapia y el mantenimiento de la condición física general

Realizando ejercicios activos útiles para prevenir la pérdida de la fuerza muscular, la movilidad y peso. Es importante aunque obvio recordar que las articulaciones perjudicadas por la enfermedad no toleran cargas pesadas y deben ser tratadas con las precauciones necesarias y apropiadas al caso.

3-Opciones farmacológicas

Fármacos anti inflamatorios no esteroideos y opiáceos débiles para el tratamiento del dolor, además de terapia local con corticosteroides para las etapas avanzadas. También se requiere el uso de drogas inmunosupresoras, los  DMARD son ampliamente utilizados, pues estos  medicamentos sirven para controlar o mejorar los signos y síntomas en las  articulaciones, inducir un cambio en la calidad de vida del paciente  y retrasar en lo posible los procesos erosivos y de deterioro óseos.

Sin embargo el tratamiento idóneo u óptimo de un paciente que padece artritis reumatoide consta de muchas alternativas farmacológicas, es decir múltiples medicamentos que a menudo se alternan con el tiempo.

4-La cirugía, es la última opción y solo en el peor de los casos, cuando es requerida y necesaria para corregir las anomalías y modificaciones graves en las articulaciones y también reducir el dolor. Puede requerirse el uso de las prótesis articulares.

5-Medicina física

Existen algunas alternativas no farmacológicas que también brindan alivio y ciertas mejorías al paciente que tiene la enfermedad.

La aplicación de calor húmedo es eficaz para el alivio del dolor, duchas de agua caliente, las compresas y los baños húmedos, lodos y los guantes eléctricos, pueden tener un efecto tranquilizador y favorable.

El calor húmedo es muy útil cuando se trata de  preparar movilizaciones activas (ejercicio físico) o pasivas (masajes.), pues este permite disminuir la rigidez de las articulaciones.

Es importante evitar quemaduras, muchos pacientes pierden sensibilidad de la piel y por lo tanto deben ser controlados antes de comenzar la terapia. La frecuencia con que se aplican este tipo de terapias es de al menos dos veces al día. (Ver Articulo: Diclofenaco)

Dejar Comentario