≡ Menu




Ácido ascórbico: Origen, significado, qué es y más

El ácido ascórbico o mejor conocido como la vitamina C debe su nombre a la capacidad de curar el escorbuto, enfermedad que en tiempos pasados afectaba a los marineros que por su profesión no consumían verduras frescas por largas temporadas. En este artículo encontrarás los beneficios, propiedades y más de este importante fármaco.

ácido ascorbico

Indice De Contenido

¿Qué es y para qué sirve el ácido ascórbico?

El ácido ascórbico, es conocido por la mayoría de las personas como vitamina C, forma parte del grupo de vitaminas solubles en agua, característica que no permite que el organismo se sature o almacene altas concentraciones de vitamina C, controla los riesgos de sobredosis y  los efectos adversos o secundarios de un suplemento vitamínico.

Es importante consumir vitamina C con alimentos o suplementos, porque el organismo no puede producirlo o sintetizarlo. La única reserva que existe en nuestro cuerpo es dentro de las glándulas suprarrenales.

Las funciones de esta vitamina son múltiples y variadas:

  • Permite la absorción del hierro en el organismo.
  • Incentiva y estimula el sistema inmunológico.
  • Disminuye el daño que causan los productos alimenticios con conservantes, como los nitratos y los nitritos.
  • Participa en la producción de colágeno, sustancia intracelular de gran importancia en la estructura de los músculos, los huesos, los cartílagos y los tejidos.
  • Forma parte en el proceso de síntesis de algunas hormonas y neurotransmisores del cuerpo.
  • Es un efectivo antioxidante
  • Contrarresta los efectos y consecuencias de diferentes sustancias tóxicas del medio ambiente,  como el humo y la contaminación.
  • Brinda protección de los rayos ultravioleta.

Significado

El termino «ascórbico», tiene origen en el prefijo a– que significa «no» y del latín scorbuticus que en castellano significa escorbuto, dolencia causada por la falta de vitamina C.

Origen de esta sustancia

Hacia el siglo dieciocho, época donde la actividad marítima era muy común al igual que los males que esta producía, se notó que el jugo de limón prevenía el escorbuto, un mal que aquejaba a los marineros que no consumían verduras y frutas frescas durante las largas temporadas en el mar. (Ver articulo: Gayuba)

Originalmente se suponía que las propiedades ácidas de esta fruta era responsable de este excelente beneficio, sin embargo rápidamente se notó otros ácidos que se incluían en la dieta: como el vinagre, no brindaba el mismo resultado beneficioso.

En el año 1907, dos galenos de origen noruego, dieron a conocer un compuesto presente en ciertos alimentos que era esencial para prevenir la enfermedad. Su investigación se centraba en enfermedades por deficiencias dietéticas, empleando cobayas, que eran susceptibles al escorbuto. A este factor alimentario recién descubierto se le denomino finalmente vitamina C.

Para 1933  Walter Norman Haworth, químico de origen británico experto en el azúcar en trabajo conjunto con Edmund Hirst y sus equipos de investigación, dedujeron la estructura exacta de la vitamina C y  al año siguiente se anunció la primera síntesis de la vitamina.

ácido ascórbico

Características

Es un ácido de azúcar  que tiene propiedades antioxidantes. Presenta las siguientes características:

-Polvo o cristales de color blanco.

-Soluble en agua.

-Inodoro.

-Sabor ácido.

Propiedades del ácido ascórbico

El ácido ascórbico presenta muy variadas y versátiles propiedades:

-Tiene poder antioxidante

– Hidrosoluble

-Es una sustancia sensible a las reacciones de oxidación; es decir se deteriora y destruye fácilmente al procesar los alimentos en presencia del oxígeno.

-Interviene en el metabolismo de muchas sustancias del organismo: tirosina, carbohidratos, norepinefrina, histamina, fenilalanina y hierro.

-Participa en la producción de colágeno.

-Esta presente en la síntesis de lípidos, de proteínas y de carnitina.

-Contribuye  en la resistencia a las infecciones

-Media en la hidroxilación de la serotonina

-Mantiene la integridad de los vasos sanguíneos y

-Está presente en el proceso de respiración celular.

Dosis diaria requerida por el organismo

Se requiere la ingesta de entre 45 y 60 miligramos diariamente, sin embargo si desea notar y gozar de sus efectos antioxidantes, es necesario un consumo diario de 200 miligramos al día. La cantidad mínima requerida de vitamina C para mantener el estado de salud de un adulto y evitar el escorbuto, se estima en un aproximado de 10 miligramos por día. (Ver articulo: La darifenacina)

Principales fuentes en la naturaleza

Existen alimentos con un alto contenido de vitamina C, ideal para cubrir los requerimientos de nuestro organismo en lo que se refiere a esta sustancia:

Kiwis

Grosellas negras

Fresas

Guindillas

Perejil

Coliflor

Batatas

Brócoli

Coles de Bruselas

Fresas

Tomates.

Clementinas

Lechuga

Limones

Naranjas

Mandarinas

Kiwis

Pimientos picantes y dulces

Pimientos rojos, amarillos y verdes.

Pomelos

Mantener una dieta variada y balanceada, proporciona los nutrientes necesarios y requeridos para el  optimo funcionamiento de nuestro organismo. Esto implica a personas con una rutina de vida normal, como a los atletas y deportistas, que a pesar de ser muy activos y gastar mas energía, con un ajuste en su alimentación y  haciéndola  más rica, logras aumentar la contribución de los diversos nutrientes. (Ver articulo: Octreotide)

Vitamina C: natural o sintética

Químicamente no existe diferencia entre la forma natural y la sintética de la vitamina C, pues sea cual sea la forma de síntesis o extracción empleada, o la fuente de donde se obtiene el ácido ascórbico, este mantiene su actividad biológica y su biodisponibilidad sin alteraciones.

Por esta razón las diferencias no están presentes en la vitamina C en sí misma, sino en los compuestos que asocian con ella. Por ejemplo un extracto estandarizado de acerola (Malpighia glabra L. frutos) fruta con una presencia abundante de vitamina c, no aporta solo ácido ascórbico sino las sustancias asociadas a ella.

En otras palabras, si consumes 100 miligramos de vitamina C sintética y tomas la misma cantidad a través de una acerola, no es lo mismo, no porque la vitamina C tenga una actividad biológica diferente, sino porque hay varias sustancias que la acompañan en una forma que en la otra esta ausentes. En el primer caso la vitamina C esta en forma pura y aislada, en la acerola también encontramos sustancias como los flavonoides y las vitaminas (carotenoides, B1, B2, PP)

El ejemplo anterior también se extiende a otros alimentos comunes, es muy diferente comer una naranja o un kiwi y tomar una tableta que a la vista de cualquiera proporciona las mismas cantidades de vitamina C,  pues los complementos alimenticios no pueden, ni podrán nunca sin importar lo completos, efectivos y prácticos que sean, sustituir una alimentación sana y equilibrada.

Si únicamente desea enriquecer su dieta con ácido ascórbico puede emplear un suplemento de vitamina C, mientras que si la intención es aumentar la ingesta de antioxidantes opte por extractos vegetales ricos en vitamina C o suplemento complejos que contienen también otras sustancias como ácido lipoico, resveratrol, tocoferoles y tocotrienoles.

Entre las fuentes alimenticias más generosas de vitamina C natural, encontramos los clásicos cítricos, kiwi, pimientos de todos los colores, bayas, brócoli, frutas y verduras en general.

Sin embargo hay unas no tan conocidas que también son ricas en esta vitamina:

Frutas de Acerola (Malpighia glabra L.), que aporta entre 1000-4500 miligramos de vitamina C por 100 gramos.

Frutas de rosa mosqueta (Rosa canina L.), entre 300-1700 miligramos de vitamina C por 100 gramos.

Baobab (Adansonia digitata L.) de 150 – 499 miligramos por 100 gramos.

Camu Camu (Myrciaria dubia (Kunth) McVaugh) de 2000-3000 miligramos de ácido ascórbico  por 100 gramos.

Kakadu Plum (Terminalia ferdinandiana Exell) de 3200-5000 miligramos por 100 gramos.

Beneficios que aporta a nuestra salud

El ácido ascórbico o vitamina C tiene muchos beneficios para nuestro organismo, lo que se traduce en una mejora en nuestra salud, por lo tanto su consumo en las dosis requeridas, es importante para cada individuo. Entre las ventajas que nos ofrece se incluyen:

Ayuda a la captación y absorción del hierro.

Promueve la síntesis de colágeno, lo que evita de cierta forma el envejecimiento prematuro de las células. y  mantiene en excelentes condiciones  la piel, los huesos y  los dientes.

Favorece la cicatrización de las heridas.

Fortalece el sistema inmune.

Tiene influencia en la buena salud cardiovascular.

Para la piel:

Tiene poder antioxidante que evita en gran medida el daño en el ADN de las células, expuestas a los radicales libres (átomos o grupos de átomos que van deteriorando las células)  y a la radiación solar.

Propiedades blanqueadoras

Contribuye a detener el envejecimiento cutáneo.

Tratamiento farmacológico con ácido ascórbico

Se indican para cubrir los requerimientos del organismo en circunstancias normales o extraordinarias, empleando suplementos de esta sustancia en diferentes presentaciones.

Pediátrico

En niños sanos, esta sustancia facilita la absorción del hierro (en forma de fumarato ferroso) que se encuentra en los alimentos de la dieta diaria habitual.

Indicaciones terapéuticas

Esta vitamina en sus formas farmacológicas se prescribe para:

  • El tratamiento y la prevención del escorbuto.
  • Quemaduras
  • Demora en la curación de heridas y fracturas
  • Casos en que se indica aumentar el consumo diario de la vitamina.
  • Tratar la metahemoglobinemia idiopática que consiste en un trastorno sanguíneo en el que este tipo de hemoglobina (metahemoglobinemia) transporta el oxígeno, pero no esta en la capacidad de liberarlo en los tejidos del organismo.
  • Terapia de la intoxicación por hierro en tratamientos con deferoxamina.
  • La acidificación de la orina. (Ver articulo: Estriol)

Presentación

  • Ampollas
  • Tabletas masticables y efervescentes
  • Comprimidos
  • Solución jarabe y gotas

Nombre Comercial

  • Cebion
  • Citrovit
  • RedoxC
  • Redoxon
  • Agruvit
  • Univit
  • Duo C

Dosis de ácido ascórbico

La cantidad de ácido ascórbico  en cada caso debe ser indicada por el médico, dependiendo de la condición de cada paciente. Sin embargo estas son las dosis sugeridas para adultos son:

Escorbuto

Varía entre 300 miligramos  o 3 mililitros a 2 gramos o 20mililitros al día. En algunos casos se administran dosis mayores sin evidencia de toxicidad, sin embargo queda a juicio del médico tratante.

Metahemoglobinemia idiopática

Dosis divididas de 300 a 600 miligramos

Intoxicación por hierro en la terapia con deferoxamina

De 100 a 200 miligramos una sola vez al día, luego de dos horas de ser dosificada la deferoxamina.

Acidificación de la orina

Se administra entre cuatro y doce gramos, repartidas en  tres o cuatro dosis

Heridas

Para acelerar la curación de algunas heridas se sugiere administrar de 300 a 500 miligramos diarios, por una semana  o diez días antes de una intervención quirúrgica.

Quemaduras

Empleado para tratar quemaduras graves, se aconsejan dosis de 1 a 2 gramos, de acuerdo al tamaño de las heridas.

Otras circunstancias

Puede ocurrir que existan condiciones que requieran elevar los niveles en el consumo de ácido ascórbico y la dosis adecuada sería de tres a cinco veces más los requerimientos óptimos diarios.

Como complemento nutricional

Varones: 90 miligramos al día.

Mujeres: 75 miligramos al día

Adolescentes entre 14 y 18 años: de 65 a 75 miligramos al día

Pacientes bajo nutrición parenteral 100 miligramos al día

Embarazo y lactancia

Debe administrarse a las mujeres en periodo de gestación y lactancia sólo cuando sea estrictamente necesario, ya que una ingesta en grandes cantidades ha sido causante de escorbuto en el bebe.

Embarazo: entre 80 y 85 miligramos al día.

Lactancia: entre 115 y 120 miligramos al día

Dosis pediátricas

Cantidades sugeridas en niños (un año en adelante) y bebes (hasta un año)

Escorbuto

Niños: entre 100 y 300 miligramos en dosis divididas.

Bebes: entre 50 y 100 miligramos en dosis divididas.

Metahemoglobinemia idiopática e intoxicación por hierro en le terapia con deferoxamina

Dosis aún no establecidas.

 Acidificación de la orina

500 miligramos cada seis u ocho horas

Como complemento nutricional en caso de ser requerido

Niños en edades comprendidas entre:

9 y 13 años: 45 miligramos por día

4 y 8 años: 25 miligramos por día

1 y 3 años: 15 miligramos por día

Bebés: entre 40 y 50 miligramos por día 

Contraindicaciones

Es importante evitar el consumo de vitamina C en algunos casos:

  • El ácido ascórbico y los cálculos renales

La vitamina C no cambia el pH urinario, pero incrementa la excreción urinaria de oxalatos. Estas  sales del ácido oxálico se combina con cationes metálicos como el calcio, formando cristales de oxalato que se eliminan en la orina.

Estos oxalatos, suelen formar piedras en el riñón que obstruyen o bloquean los túbulos renales. Esto puede ocurrir en individuos sanos y en aquellos con predisposición a la formación de cálculos renales.

Esto se traduce en: todos los individuos con cálculos renales o antecedentes a la formación de los mismos deben evitar las dosis crónicas y elevadas de vitamina C, limitando su ingesta a 300 miligramos por día, dosis suficiente en su caso. (Ver articulo: Acemetacina)

  • El ácido ascórbico y hemocromatosis

Esta vitamina aumenta la absorción intestinal de hierro, manteniendo un estado reducido de Fe2+ y previniendo la oxidación en forma de Fe3 +. Este beneficio es ventajoso para la mayoría de la población, pues son muchos los casos de anemia por deficiencia de hierro; sin embargo puede causar efectos negativos en los sujetos afectados por hemocromatosis y trastornos por exceso de hierro.

  • Ácido ascórbico y los análisis de orina

Cuando la vitamina C es consumida en altas dosis, el excedente se elimina en concentraciones importantes por la orina, esto podría alterar los resultados de los análisis urinarios  para verificar los niveles urinarios de algunos metabolitos.

Los altos niveles de vitamina C en la orina suelen arrojar resultados alterados en la glucosa, bilirrubina, nitrito, urobilinógeno y leucocitos. Por lo tanto el individuo que toma dosis elevadas de vitamina C puede parecer saludable, pero no es lo correcto.

Esto puede retrasar el diagnóstico de alguna enfermedad en progreso, aunque esta situación es tan común y ya conocida desde hace años que existen medidas para solventarla. Antes de realizar los exámenes de laboratorio de orina, debe dejar de consumir vitamina C unas diez horas antes, esto incluye frutas, verduras y suplementos. La sugerencia es suspender el ácido ascórbico  el día antes del análisis urinario.

Reacciones o efectos secundarios

Los efectos adversos producidos por esta sustancia son generalmente gastrointestinales y ocurren cuando se administran cantidades elevadas:

  • Es desagradable al paladar por su sabor amargo.
  • No es tolerado por sujetos que sufren de gastritis y acidez estomacal.
  • Trastornos gástricos
  • Diarrea.
  •  Náuseas y/o vómito
  • Acidez
  • Cólicos abdominales
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Insomnio y/o somnolencia.
  • Favorece la litiasis renal.
  • Artritis.

Precauciones de uso

Antes de iniciar  un tratamiento que incluya ácido ascórbico es importante saber:

  • Esta sustancia se debe utilizar de forma cuidadosa, en personas que sufren o tienen  predisposición a la litiasis renal mejor conocida como cálculos renales.
  • Emplear con precaución en pacientes con deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD), la hemocromatosis y la talasemia o anemia sideroblástica.
  • Personas con diabetes, o que tienen un régimen bajo en calorías deben considerar que ciertas marcas comerciales tienen entre sus componentes cierta cantidad de sacarosa.
  • Las personas con dietas bajas en sodio pobres, deben tener en cuenta que muchas marcas comerciales presentan el sodio entre sus lista de excipientes.

Absorción y excreción

Esta sustancia se encuentra generalmente en los alimentos de origen vegetal, se absorbe de manera satisfactoria en el estómago y en el intestino y luego pasa a los tejidos y la sangre. Su eliminación es por la filtración renal y se excreta en la orina.

La ingesta dietética normal de la vitamina C se absorbe entre el 70 y el 95% de la dosis administrada, la capacidad de absorción intestinal disminuye al elevar la dosis,  por ejemplo al administrar 1,25 gramos de vitamina C, la cantidad absorbida puede bajar al 33%, en el caso de una ingesta mucho menor de 200 mg, hasta el 98% de la vitamina se asimila.

Los riñones contribuyen a la homeostasis (fenómenos de autorregulación) del ácido ascórbico, pues permiten la excreción y la re-absorción del mismo en función de producir y mantener las reservas corporales.

Existe un límite máximo de esta sustancia en la sangre y al superarlo el riñón ya no puede reabsorber toda la vitamina C filtrada del plasma, entonces las concentraciones de ácido ascórbico en la orina comienzan a aumentar.

Con esto queremos enfatizar que no tiene sentido tomar mega dosis de vitamina C, es decir más de 2 gramos por día,  pues el cuerpo no puede retener el ácido ascórbico y porque este tipo de acción no está exenta de efectos secundarios y contraindicaciones.

Toxicidad

El ácido ascórbico puede incrementar la posibilidad de toxicidad por hierro en los casos de hemocromatosis, por esta razón aquellos que la padecen deben consumir un máximo de 500 miligramos al día de la vitamina. Algunos casos bastante raros y poco frecuentes se asocia a intoxicación por ácido ascórbico al ingerir dosis muy elevadas, causando arritmias potencialmente fatales en individuos con excesos de hierro.

Recuerde consultar a su medico tratante, evite automedicarse y respete las indicaciones que le fueron dadas por el profesional de la salud.

Conservación y almacenamiento

  1. No utilice los medicamentos después de la fecha de caducidad que esta impresa en el paquete.
  2. El fármaco debe permanecer en su envase original y estar almacenado correctamente.
  3. No guarde el medicamento en lugares húmedos o muy calientes, almacene a temperatura ambiente.
  4. Evite exponer a la luz solar directa.
  5. Mantenga las medicinas fuera del alcance y de la vista de los niños y mascotas
  6. Es de suma importancia tener siempre disponible la información del medicamento en caso de emergencia, así que se recomienda conservar tanto la caja como el prospecto.
  7. No arroje los fármacos en los desechos domésticos o en los desagües, es una recomendación importante para evitar daños al medio ambiente. Infórmese como desecharlos correctamente.

Propiedades antioxidantes

Es muy conocido el hecho, de que el ácido ascórbico tiene importantes propiedades antioxidantes. El ascorbato genera una oxidación energéticamente favorable.

Los oxidantes como el radical hidroxilo que se genera a partir del agua oxigenada, tienen un electrón no emparejado, característica que los hace reactivos y perjudiciales a nivel molecular, en seres humanos y plantas, debido a la interacción que establecen con los ácidos nucleicos, proteínas y lípidos.

Las especies de oxígeno reactivas, oxidantes por excelencia, toman electrones (oxidan) del ascorbato, dando origen al monodehidroascorbato y al dehidroascorbato.  Estas especies se reducen a agua y las formas resultantes del ascorbato no son reactivas y no causan deterioro celular.

Pueden deducir entonces lo importante y necesaria que es la vitamina C para la buena salud y la vida en los seres humanos. Pues graves enfermedades y dolencias como la aterosclerosis, el cáncer, etc., pueden ser causadas  en parte por el daño de los oxidantes a los tejidos. El ácido ascórbico es un donante de electrones, y esta propiedad lo convierte en un excelente y potente antioxidante.

El colágeno y el ácido ascórbico

Uno de los principales factores externos, que causan daño y envejecen prematuramente la piel es la exposición excesiva y sin protección a la luz del sol. La radiación ultravioleta, es capaz de dañar las estructuras de la piel y esto daños resultan en un aumento de la rugosidad de la piel, la formación de arrugas, la pérdida de tono y la firmeza, además de alteraciones en la  pigmentación.

Todo esto se debe a la acción directa de la radiación en la piel, y a la formación de radicales libres que deterioran las células y las estructuras extracelulares de la piel lo que también incluye el colágeno.

La hidroxiprolina, es un aminoácido presente en las cadenas peptídicas que integran las fibras de colágeno y posee un rol esencial en mantener la estabilidad del mismo.

Este aminoácido se genera por hidroxilación de prolina, una reacción en la que la intervención y la presencia de vitamina C es vital. Esta vitamina no es sintetizada por el ser humando razón por la que debe incluirse necesariamente en la dieta para suministrarla al organismo.

Cuando existe deficiencia o  ausencia de ácido ascórbico, debido a una ingesta pobre e inadecuada de alimentos o la excesiva exposición a radicales libres que puedan disminuir las reservas que posee el cuerpo, afectan peligrosamente la estabilidad del colágeno al evitar y bloquear la regeneración de las fibras.

La deficiencia muy marcada  de vitamina C es la causa principal del escorbuto, afección que causa piel escamosa, dificultad de la curación y cicatrización de heridas y la pérdida de los dientes, todo esto en gran medida por la incapacidad del organismo para generar un colágeno útil y funcional.

Es evidente y palpable, la importancia de la vitamina C para que nuestro organismo sintetice de manera óptima el colágeno, y así contrarrestar los fenómenos del envejecimiento cutáneo que tanto nos afectan.

Glucosamina + condroitina + ácido ascórbico

Anteriormente explicamos los beneficios del ácido ascórbico, cualidades que se refuerzan y mejoran en combinación con otros compuestos, en este caso la glucosamina y la condroitina.

El sulfato de condroitina y glucosamina, son dos compuestos que se encuentran de forma natural en los tejidos conectivos del organismo humano, tales como las que cubren los extremos de los huesos, especialmente los cartílagos.

Ambas sustancias, son dos componentes naturales del cartílago articular y teniendo en cuenta el papel biológico de ambas, se asume que su desgaste es obvio debido al mismo. Por lo tanto la introducción de cantidades suficientes en la dieta diaria es imprescindible, para ayudar a este tejido a retener el agua, protegiéndolo de desgaste mecánico debido a la edad, mejor conocida como osteoartritis.

¿Dónde se encuentran la glucosamina y el sulfato de condroitina?

La glucosamina se obtiene de los tejidos que forman el caparazón de los mariscos, como: los cangrejos, langostas y conchas de camarón. El sulfato de condroitina por otro lado, se encuentra en el cartílago de ciertos animales,  como el que conforma la tráquea o  el cartílago de tiburones y rayas del tipo Chondrichthyes.

Estas sustancias individualmente o asociadas, se toman generalmente como suplementos alimenticios para los cartílagos.

Glucosamina

El sulfato de glucosamina mejora la síntesis y reparación del cartílago,  además puede ayudar a proteger el cartílago articular al evitar su rotura y ayudar a producir más cartílago.

El clorhidrato de glucosamina, se considera igualmente eficaz, pero se absorbe más fácilmente y puede tomarse en dosis más bajas.

Sulfato de condroitina

El sulfato de condroitina forma parte de una proteína que le otorga elasticidad al cartílago y entre otras cosas también se le atribuyen las siguientes propiedades:

  • Funciona como antiinflamatorio de las articulaciones
  • Reducir la inflamación de aquellas  articulaciones que ya esta afectadas.
  • Disminuye el dolor en las articulaciones
  • Retarda la ruptura del cartílago
  • Permite restaurar el crecimiento del cartílago, esto amortigua las articulaciones.

Presentación

Cápsulas blandas

Marca comercial

Flextrin

SIMIFLEX TRIN

Indicaciones

Este suplemento se prescribe para mejorar la salud del cartílago, tejido elástico, pero muy fuerte, que cubre los extremos de los huesos que participan en la articulación, para cuidarlos de traumas y desgastes.

Las aplicaciones más comunes son:

  • Prevención y/o tratamiento de la osteoartritis
  • Adelgazamiento cartilaginoso por actividades deportivas
  • Lesiones y traumas que implican la reparación del cartílago
  • Prevención de la artrosis

Propiedades y Efectividad

Algunas investigaciones coinciden, en que el consumo regular de estos suplementos podría estimular la reparación del cartílago dañado. Muchos pacientes también indican haber percibido, una reducción del dolor mientras tomaban este suplemento.

Sin embargo, todavía existen dudas sobre la utilidad real de los suplementos a base de estas tres sustancias.

Dosis y modo de uso

Las dosis diarias recomendadas para estos suplementos nutricionales son de un comprimido tres veces al día, acompañados con los alimentos y con suficiente liquido

Aquellos pacientes que presentan obesidad o que pesan más de 90 kilogramo, pueden necesitar tomar niveles más altos de este suplemento, por lo tanto la dosis exacta será decidida por su médico tratante.

Por lo general puedes encontrar cada sustancia en presentaciones separadas, pero se comercializan en fórmulas combinadas porque es más práctico para la gran mayoría de los pacientes ingerir un solo fármaco que estar atentos a tres diferentes. Por lo general su venta no requieren receta.

Efectos secundarios

En general, los parecen ser bastante seguros y los efectos secundarios que se generan normalmente son de naturaleza gastrointestinal:

  • Incomodidad gástrica
  • Acidez estomacal
  • Náusea
  • Diarrea

Para disminuir la ocurrencia o la aparición de alguno de los efectos adversos descritos anteriormente, se recomienda tomar el suplemento de glucosamina+condroitina+ ácido ascorbico con el estómago lleno y notara que la incidencia de los efectos secundarios tiende a disminuir significativamente.

No se han informado de otros efectos secundarios significativos, aunque es necesario e importante culminar los estudios de seguridad a largo plazo. (Ver articulo: Pirazinamida)

Contraindicaciones

Los siguientes grupos de pacientes, no deben tomar este medicamento o en caso de hacerlo tiene que estar bajo estricta vigilancia y supervisión médica:

-Personas diabéticas, ya que el uso de sulfato de glucosamina puede elevar  la resistencia a la insulina

-Individuos alérgicos a los crustáceos, y productos del mar deben informar este inconveniente a su médico antes de tomar el suplemento. Esto como medida preventiva, ya que el sulfato de glucosamina se extrae de un carbohidrato y las alergias las desencadenan las moléculas de proteínas.

-Niños, mujeres embarazadas o  en periodo de lactancia, pues no hay estudios suficientes para determinar si estas sustancias constituyen un riesgo en estas circunstancias.

-Los pacientes que toman anticoagulantes / antiplaquetarios ya que puede inducir una hemorragia accidental.

-Pacientes con hipersensibilidad, alergia o que en algún momento presentaran reacciones adversas inusuales o efectos secundarios a los suplementos elaborados con estos compuestos.

-Si presenta reacciones adversas  severas al tomar el compuesto debe dejar de usarlo inmediatamente e informar a su médico tratante.

Embarazo y lactancia

No se aconseja uso durante la etapa de gestación y lactancia.

Interacciones farmacológicas

Se recomienda tener mucha precaución si está en tratamiento con warfarina, conocido como Coumadin, un medicamento de tipo anticoagulante que se  utiliza comúnmente en la profilaxis de la trombosis venosa.

Precauciones de uso

Antes de iniciar un tratamiento con este suplemento nutricional, siempre debe, por su propio bienestar consultar a un profesional de la salud, sobre todo si está  pensando en cambiar su dieta al mismo tiempo o tiene otro tipo de tratamientos con medicamentos.

Las personas que pueden beneficiarse más con el consumo de este suplemento, son aquellos afectados por la osteoartritis; en los demás casos, la relevancia y la efectividad  no están garantizadas.

Ácido ascórbico y ácido cítrico

Las composiciones químicas de ambos ácidos, son muy similares diferenciándose por un átomo de oxígeno, son cristalinos, débiles y solubles en agua. Sin embargo las estructuras moleculares de estos ácidos si difieren, además de sus funciones, ya que el ácido cítrico permite la  absorción de de ciertos minerales, como calcio y el ácido ascórbico tiene entre sus usos principales ser un antioxidante natural en la prevención del daño molecular.

Ácido cítrico

El ácido cítrico es un compuesto natural, lo puedes encontrar en las frutas cítricas como las naranjas, los limones y las limas. Interviene en el ciclo del ácido cítrico (conversión de la glucosa en dióxido de carbono en casi todas las células) parte esencial para el metabolismo y producción de energía para muchos organismos cualidad que lo hace vital e imprescindible para casi todos los seres vivos.

Este ácido es empleado como un conservante natural en algunos alimentos y bebidas, ademas es un producto de limpieza que se considera amigable con el ambiente, por lo tanto es recomendado para preserva por su poco impacto ecológico.

Ácido ascórbico

Mejor conocido como vitamina C y contenido en gran cantidad de frutas y verduras, como las naranjas, las espinacas, los tomates y las bayas. Es soluble en agua y el cuerpo no puede almacenarlo, por lo tanto debe obtenerse de fuentes alimenticias.

El ácido ascórbico participa en la cicatrización de heridas, la producción de colágeno e influye en la buena salud de los huesos y dientes.

Minerales asociados con la vitamina C y sus efectos

En el caso del sodio, aunque es esencial, es normal los casos donde se consume en exceso, por lo tanto en el caso de aquellos que toman suplementos deben tener especial cuidado en evitar el ascorbato de sodio, si padeces de hipertensión o tienes una dieta baja en sal.

El potasio generalmente no causa problemas a personas sanas, pero es peligroso para las personas con enfermedad renal o en tratamientos con diuréticos ahorradores de potasio.

El calcio contribuye a la prevención de la osteoporosis, y en dosis bien ajustada al caso no tiene efectos secundarios y contraindicaciones, incluso en pacientes que sufren de cálculos renales. Sin embargo esta combinación puede generar estreñimiento en algunas personas que son sensibles.

Recuerde que lo indicado es que el calcio total ingerido, que lo representa la suma del contenido en los alimentos más los suplementos, no debe exceder los 2000-2500 miligramos  por día.

Ácido ascórbico y carbonatos minerales: bicarbonato de sodio entre otros

Los polvos que resultan de la  reacción del ácido ascórbico, con carbonatos minerales son los llamados ascorbatos minerales. Estas sales del ácido ascórbico, se producen en soluciones acuosas, luego se airea el dióxido de carbono, secan la sustancia resultante de esta reacción y lo muelen, de acuerdo a la textura y tamaño que se requiera o desee.

Los carbonatos minerales pueden ser: el carbonato de calcio, carbonato de potasio, bicarbonato de sodio, carbonato de magnesio, entre otras clases de minerales. Los ascorbatos que se elaboran tienen un poder antioxidante capaz de desencadenar muchas reacciones y son eficaces como conservantes de los alimentos.

Las sales de ascorbato por lo general son mucho más  tolerables que el ácido ascórbico. Algunos ejemplos de ascorbatos minerales son:

  • Ascorbato de monosodio (E301),
  • Diascorbato de calcio (E302)
  • Ascorbato de potasio (E303)
  • Ascorbato de magnesio.

Entonces podemos concluir que el ácido ascórbico, puede como cualquier otro ácido, reaccionar con una base (por ejemplo, bicarbonato sódico,  carbonato de sodio o de potasio) para formar una sal. Esta característica se explota y aprovecha en el área de la industria para elaborar empleando reacciones y técnicas muy simples, las sales del ácido ascórbico.

Estos productos denominados ascorbatos minerales, son en comparación con la vitamina C pura, mejor tolerados por su menor nivel de acidez. Algunos de los mas empleados en el área de producción industrial son:

 (E301) Ascorbato de sodio

Esta sustancia es blanca, carece de olor y es solida. Se emplea comúnmente como un  aditivo para los alimentos por sus cualidades antioxidantes, conservantes y estabilizadoras del color, ademas incrementa el contenido de vitamina C en el producto. Los utilizan muy seguido en jugos de frutas y verduras, mermeladas, carne y otros productos derivados de ella, en pan, mezclas para bizcochos y  pasteles, en bebidas como la cerveza y el vino.

(E302) Ascorbato de calcio

Este polvo se emplea también como aditivo alimentario, es cristalino de color blanco o ligeramente amarillo y no tiene olor.

 (E303) Ascorbato de potasio

Se emplea como aditivo en la producción de alimentos y antioxidante, sin embargo a nivel mundial muy pocos países lo están utilizando, por ejemplo Estados Unidos y Europa ya no autorizan su uso.

Ascorbato de magnesio

Esta sal magnésica  es excelente para revertir los problemas o daños generados ​​por el exceso de calcio, un trastorno muy presente en gran parte de la población de mayor edad. Además pone en movimiento el calcio que se deposita de manera anormal,  en diferentes partes del cuerpo. Es un tratamiento bastante eficaz pero poco empleado contra la peligrosa osteoporosis(Ver articulo: Famciclovir)

 La vitamina C y el resfriado

La vitamina C o más correctamente el ácido ascórbico, es una molécula que desempeña muchas funciones importantes y esenciales en nuestro cuerpo, entre ellas parece estar la cualidad de prevenir y reducir los síntomas del resfriado común, sin embargo es un beneficio que muchos profesionales refutan.

Esta vitamina  permite la formación de colágeno, adrenalina y compuestos aromáticos en el hígado, es un eficaz y poderoso antioxidante que promueve la defensa celular contra los radicales libres, la reducción del ácido fólico y la transformación de hierro ferroso (Fe2) en hierro férrico (Fe3).

Sin embargo  la comunidad científica se ha dividido cuando se trata de afirmar la utilidad clínica del ácido ascórbico en el tratamiento y la prevención del resfriado común.

Muchos alegan  que la vitamina C es una molécula esencial para la homeostasis de los leucocitos, su carencia afectaría de manera relevante las defensas inmunológicas, haciéndolas menos activas. Por lo tanto defienden que dosis farmacológicas apropiadas de vitamina C puede combatir los síntomas del resfriado y también la aparición del mismo.

Administrando entre uno y cuatro gramos de ácido ascórbico, se lograría reducir los síntomas del resfriado común en un 23% y prevenir su aparición en  30% de los casos, sobre todo en individuos con un fuerte estrés oxidativo. (Ver articulo: Caspofungina)

La vitamina C y la prevención del cáncer

El ácido ascórbico es una molécula que desempeña numerosas funciones en nuestro organismo. Entre todas sus características metabólicas, la vitamina C parece luchar de manera eficaz contra la propagación de los radicales libres y el daño que generan a nuestro sistema, gracias a sus cualidades antioxidantes que resultan muy importante para la preservación de la buena salud.

La lucha contra los radicales libres, y la reducción de la oxidación molecular es de suma importancia para evitar enfermedades como el cáncer y en este aspecto, la presencia del ácido ascórbico es clave.

Este ácido  contrarresta eficazmente la acción perjudicial de peróxido de hidrógeno (H2O2), estimula y promueve la preservación de células y reduce la probabilidad de transformación neoplásica. Además muchos estudios insisten en que tiene la cualidad de prevenir algunos tipos de tumores.

Varios estudios concuerdan y han demostrado que en muchos casos, el principal causante de la mutación  neoplásica es una infección viral por ciertos patógenos llamados oncovirus o «virus transformantes»  y la propiedades de la vitamina C en estos casos es relevante.

Además, si se tiene en consideración que muchas formas de cáncer son propensas a la ulceración, generando un alto riesgo de contaminación bacteriana, se aconseja  la administración farmacológica de ácido ascórbico para entre otras cosas, estimular la cicatrización.

El ácido ascórbico y el tratamiento de tumores

La vitamina C, ha demostrado ser beneficiosa en el tratamiento de tumores asociada  a la terapia farmacológica convencional, sin embargo la imposibilidad de establecer su efectividad real de manera independiente de otros fármacos no ha sido comprobada.

La administración farmacológica del ácido ascórbico, parece tener un efecto que beneficia en la regresión del tumor, pero los resultados varían entre los diferentes tipos de tumores y las condiciones del paciente.

Muchos concuerdan, que administrar esta vitamina ha demostrado ser útil para aumentar el tiempo de supervivencia y mejorar la calidad de vida, en ciertas enfermedades graves.

Es importante, y muy oportuno continuar profundizando el papel de la vitamina C y los beneficios que pueden generar en la terapia antitumoral, pero también tomando en cuenta que la administración intravenosa de ácido ascórbico no afecte negativamente la función y desempeño otros órganos vitales.

Escorbuto

El escorbuto es una de las dolencias más antiguas de las que se tienen registros, fue conocida por el hombre, aun cuando no estaba muy claro sus causas y orígenes, los cuales fueron identificados y expuestos hasta 1932.

Es una enfermedad que está relacionada a una deficiencia grave de ácido ascórbico o vitamina C. El requerimiento diario para prevenirla es de alrededor de 90 miligramos, una cantidad de vitamina C pequeña, que está contenida en tres gramos de pimentones rojos frescos o en unos diez gramos de kiwi o en una naranja pequeña.

Sin embargo, la vitamina C por ser una sustancia muy frágil, se pierde al cocinar, en el almacenamiento prolongado, por exposición a  luz solar, etc., razón por la cual el escorbuto se desarrollaba frecuentemente entre los marineros, que gracias a su labor no consumían vegetales frescos durante los largos viajes cruzando los océanos.

Los diversos esfuerzos físicos y mentales, incrementan la necesidad del cuerpo de recibir cierta cantidad de ácido ascórbico, otra razón que no hacia casual que el escorbuto fuera típico de los soldados y de los marineros. En la tripulación el escorbuto comienza a aparecer alrededor del tercer o cuarto mes de navegación.

Aunque existe  diversidad de opiniones, y conjeturas sobre las dosis de vitamina C ideal y necesaria para mantener la salud de manera óptima; que van desde los que alegan que 60 miligramos por día es suficiente, hasta los que apoyan las megadosis de 2 o más gramos por día. La mayoría de los especialistas están de acuerdo en la importancia de complementar la dieta con vitamina C y sugieren dosis que oscilan entre 180 a 1000 mg por día.

El escorbuto, es una dolencia que también pueden padecer niños entre seis y dieciocho meses de edad, que son alimentados exclusivamente con leche pasteurizada o leche de vaca hervida. Es importante acotar que la vitamina C contenida en la leche materna es suficiente, pero en la leche de vaca no y esto aunado a que su contenido disminuye bastante durante el proceso de esterilización.

Los requerimientos de vitamina C pueden aumentar de manera muy ligera durante el embarazo y la lactancia, también en condiciones de alcoholismo, tabaquismo, enfermedades agudas y tratamientos farmacológicos muy prolongados. (Ver articulo: Solifenacina)

Síntomas del escorbuto

Esta enfermedad está caracterizada por variados signos y síntomas. Estos incluyen:

Trastornos digestivos

Sangrado múltiple

Anemia

Hiperpigmentación de la piel.

La ocurrencia de hemorragias es consecuencia del aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos, puesto que la vitamina C es vital e importante para la formación de tejido conectivo, que brinda su fuerza y ​​flexibilidad a la pared vascular.

Los trastornos gastrointestinales son generalmente producto de lesiones ulcerativas de la mucosa intestinal.

Las hemorragias de la mucosa oral, la inflamación de las encías, el enrojecimiento, el sangrado fácil y constante y dientes flojos que se caen con facilidad, son otros síntomas comunes. Se aprecian alrededor de los folículos pilosos en las extremidades, especialmente en las extremidades inferiores hemorragias muy pequeñas.

También es común los dolores en las articulaciones  y una serie de síntomas neuropsiquiátricos que incluyen depresión, histeria e hipocondría (preocupación excesiva e infundada sobre la salud).

Los síntomas iniciales de la enfermedad suelen ser:

  • Sangrado gingival
  • Pérdida de apetito
  • Fatiga y la debilidad
  • Disminución de la capacidad para desplazarse, trabajar, etc.
  • La disminución de la absorción intestinal de hierro
  • Retraso en la cicatrización de las heridas

Tratamiento de la enfermedad

Es posible y muy común que si no se aplican los tratamientos debidos a tiempo, el escorbuto pueda provocar la muerte, ya que la el individuo esta propenso y susceptible a las infecciones de cualquier índole, anemias severas y hemorragias internas muy graves. El único tratamiento para prevenir o revertir la patología de esta afección, es la ingesta regular de vitamina C.

Normalmente administrar vitamina C en una dosis que varía entre  200 y 1000 miligramos por día, es más que suficiente para promover la regresión de los síntomas del escorbuto, en un lapso de tiempo de dos a cuatro días.

Sin embargo lo ideal es prevenir esta afección, la profilaxis de esta dolencia conocida como escorbuto se centra en una dieta que incluye la ingesta regular de alimentos vegetales frescos.

Medicamentos para el tratamiento del escorbuto

Vitamina C (por ejemplo Redoxon, Letisan, Bioletisan, Cebion, Cimille, Univit, C Tard, Agruvit, Univit, Duo C o presentaciones genéricas):

Cuando la enfermedad está en curso, se recomienda tomar vitamina C en dosis de 100 a 250 miligramos, una o dos veces al día, por un mínimo de catorce días.

Se puede administrar el medicamento por vía oral, intramuscular, intravenosa o subcutánea. Normalmente, los síntomas desaparecen o se revierten dentro de los dos a cuatro primeros días de comenzar la terapia. En algunos casos, donde la deficiencia de ácido ascórbico es considerablemente importante, se requieren dosis de 1 a 2 gramos por día para revertir los síntomas.

Sin embargo es importante acudir al médico, solo él puede determinar su condición real y aplicar el tratamiento que considere pertinente. Evite auto-medicarse.

Metahemoglobinemia

La metahemoglobinemia es una afección sumamente rara  de la sangre, esta puede ser causada por:

-Condiciones hereditarias o congénitas

-Exposición a toxinas, especialmente nitratos

-Deshidratación particularmente en los bebés.

Esta enfermedad, se caracteriza por la presencia extremadamente elevada de metahemoglobina, una forma de la hemoglobina está presente en nuestra sangre. Este tipo de hemoglobina no puede transportar, o liberar eficientemente el oxígeno, lo que indica que la cantidad de células rojas de la sangre que contienen oxígeno disminuye.

El mal suministro de oxígeno a las células de la sangre, causa anemia y puede deteriorar la función de los órganos de manera peligrosa, pues cuando la  metahemoglobina está presente en grandes cantidades, los órganos puede comenzar a fallar.

Por lo tanto la metahemoglobinemia puede ser mortal sin el tratamiento adecuado, provocando insuficiencia cardíaca total. La enfermedad generalmente presenta signos antes de la falla de los órganos, particularmente en individuos de piel clara. Comienza a presentarse la cianosis o la llamada piel azul, las  personas se ven un poco azul y suele notarse bastante.

Síntomas de la metahemoglobinemia

Existen  síntomas propios de la enfermedad que incluyen:

  • Cianosis
  • Cambios en el estado mental
  • Confusión
  • Falta de aliento
  • Mareos
  • Dolores de cabeza.

Diagnóstico

La acumulación de metahemoglobina de forma constante puede causar la pérdida del conocimiento, estados de coma y finalmente la muerte. El diagnóstico de la enfermedad se puede confirmar comprobando la presencia de metahemoglobina en la sangre, esta debería ser menor al 1%.

Porcentajes superiores a este confirman la metahemoglobinemia. En las personas que padecen esta dolencia suele cambiar la coloración de la sangre en las arterias, que no es el característico rojo brillante, sino marrón. (Ver articulo: Prednisona)

Tratamiento

Esta afección es tratable, si el paciente la presenta en un nivel crónico bajo se le puede administrar diariamente azul de metileno por vía oral. El ácido ascórbico, puede contribuir en la reducción de la cianosis asociada con esta dolencia cuando es crónica, sin embargo  no ocurre de la misma forma con la metahemoglobinemia aguda adquirida, donde esta vitamina no representa gran ayuda.

Los casos más severos, se les administra por vía intravenosa de 1 a 2 miligramos por kilogramo de suplementos de oxígeno y azul de metileno​ en solución al 1% (10 mg/ml).

El azul de metileno, tiene la propiedad de restaurar el hierro presente en la hemoglobina a su estado transportador de oxígeno normal, es decir, que las moléculas de hierro volverán a transportar oxígeno y liberarlo con efectividad. A medida que el tratamiento avanza, el color de la  piel comienza a normalizarse y los órganos principales del cuerpo están mejor oxigenados.

La metahemoglobinemia puede ser hereditaria, sin embargo esta incidencia es bastante baja. Normalmente esta enfermedad se presenta después una deshidratación severa o la exposición a toxinas. Los pacientes pediátricos menores de seis meses de edad,  son vulnerables a la metahemoglobinemia si por alguna razón se  deshidratan, condición producida normalmente por la diarrea y el vómito severo, aunado a su bajo peso corporal.

A diferencia de los adultos, ellos pueden deshidratarse a las pocas horas, lo cual puede crear un aumento rápido de los niveles de metahemoglobina. Por esta razón que es muy importante tratar cuanto antes a los niños pequeños con diarrea severa o vómito, siendo primordial mantenerlos hidratados si es preciso por vía intravenosa, si el niño no puede tolerar o retener líquidos.

Dejar Comentario