≡ Menu




Metoclopramida: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La metoclopramida es un medicamento prostéticos  prescrito principalmente para evitar las náuseas y los vómitos, además de mejorar el tránsito intestinal, es de uso delicado y debe ser prescrito por su médico tratante. Continua leyendo y conoce en detalle los beneficios de este fármaco.

metoclopramida

Metoclopramida

 Prostinéticos

Los fármacos procinéticos son sustancias activas utilizadas para estimular selectivamente la motilidad del estómago y el intestino. Por lo que se utilizan en el tratamiento de:

  • Atonía gastrointestinal
  • Profilaxis pre y post operatoria de la atonía intestinal
  •  El vaciamiento gástrico en pacientes con síndrome dispéptico o gastroparesia.

Además de poseer cualidades que permiten emplearlos en la terapia para ejercer una acción antiemética.

Mecanismo de acción

Existen en el mercado una gran variedad de diferentes tipos de fármacos procinéticos, que poseen distintos mecanismos de acción. Sin embargo, en principio se puede decir que estos ingredientes activos realizan su acción procitética cuando interaccionan con receptores específicos que se localizan en el tracto gastrointestinal.

Estos receptores son:

Receptores dopaminérgicos: al bloquear estos receptores (acción que realiza el fármaco procinéticos) se incrementa el tono del músculo liso intestinal, mejorando así su motilidad.

Receptores colinérgicos o muscarínicos: algunos fármacos procinéticos son agonistas de este tipo de receptores, eso quiere decir que los activan y a nivel gastrointestinal se traduce en la estimulación de las contracciones de los músculos lisos del tracto gastrointestinal, incrementando la motilidad y colaborando con la expulsión de las sustancias que contiene.

-Receptores serotoninérgicos 5-HT4: algunas drogas influyen sobre estos receptores, ejerciendo una acción agonística es su contra, logrando de esta manera estimular el peristaltismo y el vaciamiento gastrointestinal.

Tipos de drogas procinéticas

Anteriormente se recalcó que existen varios tipos de fármacos procinético con características diferentes, que pueden utilizarse para generar e incrementar la peristalsis gastrointestinal.

Algunos de los fármacos más utilizados incluyen:

Betanecol

El betanecol es un ingrediente activo con una acción directa sobre el sistema nervioso simpático, es decir que esta sustancia puede activar directamente los receptores colinérgicos presentes en el  estómago y los intestinos. Además de prescribirse en el tratamiento de la hipotonía (trastorno que implica la disminución del tono muscular) gastrointestinal y la hipotonía vesical.

Neostigmina

Neostigmina pertenece a la categoría de fármacos procinéticos que afectan sistema nervioso simpático de manera indirecta, es un inhibidor de la acetilcolinesterasa (enzimas responsables de la degradación de la acetilcolina).

Es decir la neostigmina realiza su acción procinética a través del incremento indirecto de la transmisión colinérgica.

Su uso es común en:

  • Pre-profilaxis gastrointestinal
  • Hipotonía gastrointestinal postoperatoria
  • Miastenia gravis.

Metoclopramida

Este pertenece a la categoría de fármacos procinéticos pero además poseen actividad antiemética. Es una molécula agonista de los receptores serotoninérgicos 5-HT4 localizados en el tracto gastrointestinal y a la vez antagonista de los receptores D2 y 5-HT3 receptores en el CTZ y presente en el tracto gastrointestinal.

La metoclopramida ejerce su influencia principalmente a nivel gástrico, pero es prescrito principalmente para el tratamiento y la prevención de las náuseas y los vómitos. Su acción antiemética es utilizada con éxito  en náuseas y vómitos causados por la quimioterapia, la radioterapia antineoplásica, dolor de cabeza, migraña y cirugía.

Levosulpiride

El levosulpiride tiene un mecanismo muy similar  a la acción de la metoclopramida, es decir, ejerce una acción agonista contra los receptores 5-HT4 y la acción antagonista frente a receptores de dopamina D2 de TI. Es decir también tiene una actividad antiemética.

Igual que la metoclopramida, levosulpiride ejerce su acción procinética especialmente a nivel estomacal, siendo uno de sus principales usos terapéuticos el tratamiento del síndrome dispéptico con retraso en el vaciamiento gástrico.

Domperidona

Domperidona es una droga procinética que también posee a una actividad antiemética. La acción de este medicamento se lleva a cabo a través de la antagonización de los receptores dopaminérgicos presentes en el estomago e intestinos, lo que acelera el vaciado gástrico y fomenta la tonicidad intestinal y el peristaltismo.

Dexpantenol

Este medicamento que se obtiene a partir del ácido pantoténico, también conocido como vitamina B5, es utilizado para tratar la atonía intestinal y aunque no pertenece especificamente al grupo de los fármacos procinéticos,promueve el peristaltismo intestinal mediante la estimulación indirecta de la transmisión colinérgica.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios y la intensidad de los mismos esta determinada por el tipo de farmaco que se esta consumiendo y por supuesto,de la predisposición y suceptibilidad de cada individuo al mismo.
Gran parte de los principales efectos secundarios generados por la terapia con estos fármacos son causados ​​por su acción a nivel central, debido a su capacidad para cruzar la barrera hematoencefalica (sangre-cerebro) y no sólo a nivel periférico, es decir en la zona gastrointestinal.

Un ejemplo muy claro, es la metoclopramida puede causar algunos efectos adversos, como inquietud, ansiedad, trastornos del movimiento y fatiga. En cambio la neostigmina puede generar somnolencia, dolor de cabeza, mareos, convulsiones y pérdida del conocimiento.
En cambio la domperidona, no puede atravesar la barrera hematoencefálica, razón por la cual causa menos efectos molestos. Obviamente como con cualquier otra droga medicinal estos medicamentos también pueden causar reacciones de hipersensibilidad en individuos suceptibles o propensos a las alergias. (Ver Articulo: Cinitaprida)

 metoclopramida

Metoclopramida

Antieméticos

Los medicamentos antieméticos se emplean en el tratamiento de vómitos y náuseas causados por diferentes condiciones o afecciones, es decir de diversos orígenes y naturaleza.

El vomito no es una enfermedad simplemente es un síntoma causado por una enfermedad oculta o en desarrollo, que puede ser o no patológica, como por ejemplo: irritación gastrointestinal, enfermedad de movimiento, desequilibrios hormonales, dolores de cabeza, trastornos metabólicos, etc., o que también puede surgir como un efecto secundario de algunas terapias con ciertos tipos de medicamentos, como es el caso de la quimioterapia.

Está muy claro la incidencia negativa de esta afección en la vida diaria de un individuo, por lo que la utilización de los fármacos antieméticos es simplemente imprescindible y necesaria para aliviar a los pacientes afectados; destacando y entendiéndose que, no se trata solo de eliminar este síntoma molesto, si no de realizar los estudios necesarios que permitan determinar la causa principal que desencadena el vómito y tratarla adecuadamente, sea lo que sea. (Ver Articulo: Triamcinolona)

Principales clases de fármacos antieméticos

Antagonistas dopaminérgicos

Estos fármacos que ejercen sus efectos a través del receptor D2 de dopamina, presentes a nivel de la zona de activación de los quimiorreceptores conocidos como CTZ (zona gatillo). El CTZ detecta las sustancias emetógenas en el organismo y envía la información al centro del vómito, modulando su actividad.

Pertenecen a esta clase de fármacos antieméticos:

-Clorpromazina (Largactil, Prozin),
-Haloperidol (Haldol, Serenase)
-Droperidol
-Metoclopramida (Plasil)
-Domperidona (Peridon).

Algunas de estas sustancias como metoclopramida y domperidona tienen una cierta afinidad por los receptores serotoninérgicos, ejerciendo una acción antagonista contra los receptores 5-HT3 y una acción agonista contra los receptores 5HT4 presentes en el intestino.La interacción con este último tipo de receptores les da a estos fármacos una actividad procinética.

Los principales efectos secundarios que pueden ocurrir después del uso de estos fármacos son: fatiga, inquietud y trastornos del movimiento. La domperidona, genera menos efectos indeseables que los otros ingredientes activos de la misma clase. (Ver Articulo: Nicorandil)

Antagonistas serotoninérgicos

Este tipo de fármacos antieméticos ejercen su acción mediante la antagonización del tipo de serotonina 5-HT3, presente tanto en el nivel central en el CTZ, como a nivel periférico en el tracto gastrointestinal.

Esta categoría incluye:

Ondansetron (Zofran)

Granisetron (Sancuso, Kytril)

Tropisetron (Navoban).

Estos medicamentos se utilizan principalmente en la prevención y el tratamiento de las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia y la radioterapia antitumoral, así como las náuseas y los vómitos post operatorios.
Algunos efectos indeseables y molestos que pueden ocurrir después de la terapia con antieméticos con un tipo de acción como esta son: somnolencia, astenia, dolor de cabeza y estreñimiento.

Antimuscarínicos

Este producto se utiliza para la prevención y el tratamiento de las náuseas y los vómitos causados ​​por la cinetosis, o lo que conocemos como mareo por movimiento.
La escopolamina (Transcop) pertenece a esta clase de medicamentos y su acción contra las náuseas se logra a través de los receptores muscarínicos que se ubican en el aparato vestibular y el nivel del núcleo del tracto solitario. En general la escopolamina se usa en la forma farmacéutica de un parche transdérmico, para aliviar los síntomas por cinetosis.
Los principales efectos secundarios que pueden ocurrir después del uso de este tipo de medicamentos antieméticos son: sequedad de boca, somnolencia y midriasis. (Ver Articulo: Escopolamina)

Los antihistamínicos

Los fármacos con acción antihistamínica realizan su función de antagonización de los receptores de histamina H1 a nivel de los núcleos vestibulares, el núcleo del tracto solitario y el núcleo motor dorsal del vago.
Los medicamentos antieméticos pertenecientes a esta clase se utilizan principalmente en:
-La prevención y el tratamiento de las náuseas y los vómitos causados ​​por la enfermedad del movimiento.
-Tratamiento de las náuseas y los vómitos asociados con el síndrome de Ménière.
Algunos productos que pertenecen a este grupo son: Dimenhidrinato (Xamamina, Travelgum).
Los principales efectos adversos que se presentan cuando se ingiere esta droga medicinal son: dolor de cabeza, pérdida de apetito y somnolencia.

Antieméticos naturales

En fitoterapia (práctica donde se utilizan las plantas con fines curativos) se usan una gran variedad de plantas por sus excelentes propiedades antiemética; sin embargo recordemos que pueden aparecer náuseas durante un tratamiento de quimioterapia, después de una cirugía bajo anestesia general y durante el embarazo, además por enfermedades como el VIH, además de ansiedad, apendicitis, depresión, diabetes, gripe, mareos, gastroenteritis, migraña, drogas, hipercalcemia, etc

No existen pruebas y documentación que acrediten el uso de una gran mayoría de plantas por sus facultades antieméticas, sin embargo entre las que podemos encontrar con muy buenas referencias es definitivamente el jengibre. Los gingeroles y los shogaol contenidos en su rizoma tienen sorprendentes e interesantes propiedades anticancerígenas, además su uso ha obtenido el visto bueno oficial para la prevención y el tratamiento de las náuseas y los vómitos, sobre todo aquellos que se relacionan con la enfermedad del movimiento.

Plantas medicinales y suplementos útiles contra las náuseas y los vómitos: belladona, giusquiami, jengibre, clavo de olor, hinojo, bálsamo de limón, menta, opio, manzanilla, limón.

 

Metoclopramida

Es un fármaco para trastornos funcionales gastrointestinales – procinéticos.

Presentación

Comprimidos 10 mg

Comprimidos sublinguales 30 mg

Jarabe 5 mg / 5 ml

Ampollas. 10 mg / 2 ml, 100 mg /20 ml

Indicaciones metoclopramida

Este fármaco se utiliza, en el tratamiento de trastornos funcionales del tracto gastrointestinal originados por:

-Tratamientos prolongados de algunas drogas medicinales.

-Gastritis y úlceras pépticas.

-Síndromes dispépticos quirúrgicos.

-Terapias radiológicas.

Es frecuentemente utilizado en el tratamiento de las náuseas y vómitos de diversos orígenes: asociados con dolores de cabeza, trastornos de ansiedad, terapia de anestesia, etc. ( Ver Articulo: Simeticona)

metoclopramida

Metoclopramida

Marcas comerciales

Primperan

Reliverán

Pramotil

Primier

Mecanismo de acción de metoclopramida

La metoclopramida es una molécula soluble en grasa, característica por la cual es absorbida de manera eficaz por los intestinos después de ser administrada por vía oral y que luego se distribuirá a varios tejidos en unión a proteínas plasmáticas. La biodisponibilidad estará sujeta a las  características y condiciones individuales que son más notorias cuando el fármaco es administrado por vía intramuscular, presentando mayor biodisponibilidad y la concentración máxima.

Esta droga estimula la motilidad del tracto gastrointestinal superior, sin favorecer la producción de secreciones pancreáticas, biliares o gástricas. Sensibiliza a los tejidos a la acción de la acetilcolina (sustancia química que actúa en la transmisión de los impulsos nerviosos)

Es un bloqueante dopaminérgico,  contribuye en el vaciado (retardado) gastrointestinal; estimulante peristáltico (movimiento normal de contracción del estómago y los intestinos, que impulsa los contenidos en el tubo digestivo).

Se desconoce cuál es el mecanismo de acción exactamente, pero se cree que la metoclopramida no permite  la relajación del músculo liso gástrico producida por la dopamina (neurotransmisor presente en el cerebro y que interviene en la función motora del organismo) potenciando de esta forma las respuestas colinérgicas (sustancia que produce, altera o libera acetilcolina) del músculo liso gastrointestinal.

Propicia el tránsito intestinal y el vaciamiento gástrico impidiendo la relajación del cuerpo gástrico y aumentando la actividad de la musculatura fásica.  Unidas a esta acción encontramos la  relajación del intestino delgado, dando lugar a una mejora en la coordinación entre el cuerpo, la cavidad estomacal y el intestino delgado proximal. (Ver Articulo: Famotidina)

Además:

-Disminuye el reflejo hacia el esófago

-Aumenta la presión de reposo del esfínter esofágico inferior

-Mejora el aclaramiento del ácido desde el esófago,

-Aumenta la amplitud de las contracciones peristálticas esofágicas.

Sus propiedades antieméticas (evitan vómitos y náuseas) son posibles gracias a la acción antagonista de la dopamina, que aumenta el momento en que inicia la actividad de la zona gatillo quimiorreceptora (área del bulbo raquídeo, que se comunica con el centro del vómito para iniciar el arco reflejo del mismo) y disminuye la entrada desde los nervios viscerales aferentes.

Luego de su acción, en un lapso  de 3 a 5 horas después, la metoclopramida experimenta un ligero metabolismo hepático y luego es excretado por la orina.

metaclopramida

Metaclopramida

Eficacia clínica

1. METOCLOPRAMIDA EN EL EMBARAZO

Las náuseas y los vómitos son dolencias muy comunes y bastante usuales durante la etapa de gestación, que realmente deterioran la calidad de vida de las futuras madres durante el embarazo. La metoclopramida es un antiemético, que durante mucho tiempo se descarto en el primer trimestre del embarazo.

Sin embargo se han realizado recientemente muchos estudios  para comprobar la incidencia de anomalías congénitas, muerte perinatal, bebés bajos de peso al nacer o embarazos pretérmino (se produce antes de la semana número 37) en mujeres que consumen metoclopramida. Ante las posibilidades de una ligera tendencia, se han solicitado más estudios clínicos necesarios para despejar la posibilidad de peligros reales producidos por el medicamento cuando se ingiere en la etapa del embarazo.

2. METOCLOPRAMIDA Y HEMICRANIA AGUDA (CEFALEA)

Administrar metoclopramida es parte de la terapia para tratar la migraña aguda y aunque su uso es muy continuo en la práctica clínica común, aún no se establece una dosificación óptima. Razón por la cual se realizó la administración intravenosa de 10, 20 y 40 mg, estableciendo que uno dosificación de 10 mg es apropiada para el caso.

3. METOCLOPRAMIDA EN LA PREVENCIÓN DE LA NAUSEA Y LOS VÓMITOS POSTERIOR A LA INTERVENCIÓN

Luego de la cirugía con sedación relativa existe una gran posibilidad de que se presenten algunas reacciones desfavorables, entre las que podemos encontrar las náuseas y los vómitos, lo que genera bastantes molestias durante la recuperación postoperatoria. Entre los fármacos utilizados para tratar esta condición, se incluye la metoclopramida, aunque, no por eso es la más efectiva para la prevención y mejoría de estos molestos síntomas. (Ver Articulo: Verapamilo)

metoclopramida

Metoclopramida

Método de uso y dosificación

Las dosis recomendadas para el uso de metoclopramida en sus diferentes aplicaciones se presentan a continuación, sin embargo y como siempre se enfatiza, lo mejor es no automedicarse y consultar al médico.

Tabletas de 10,5 mg de metoclopramida monohidrato: una tableta 3 veces al día antes de las comidas.

Solución de 10.5 mg  metoclopramida monohidrato: 10 ml de jarabe 3 veces al día, antes de las comidas.

Vial para 10.5 mg solución inyectable de metoclopramida monohidrato: un vial intramuscular o intravenoso de liberación lenta y administrado por personal experto en el área.

Como se sugirió anteriormente este fármaco debe tomarse bajo supervisión médica, y es él quien puede realizar los ajustes necesarios de las dosis, en casos de individuos con fallas hepáticas y renales, por supuesto luego de una detallada evaluación del estado físico del paciente.

Advertencias de metoclopramida

Tomando en cuenta el metabolismo hepático y la excreción renal de metoclopramida monohidrato, esta debe prescribirse con sumo cuidado en individuos con insuficiencia hepática y renal.

Los pacientes deprimidos y epilépticos también son casos de cuidado, dada la capacidad del ingrediente activo para reducir los umbrales relativos de aparición de los síntomas.

En caso del inicio de fiebre, trastornos extrapiramidales (enfermedades de la red neuronal que forma parte del sistema nervioso central y es parte del sistema motor relacionado con el movimiento), aumento de las concentraciones séricas de enzimas musculares, incremento de las concentraciones en sangre de prolactina en los pacientes con cáncer de mama o adenoma de la pituitaria, que se puedan producir después de la toma del fármaco, con suspender la terapia debería  ser suficiente para poner fin a los síntomas.

La ingesta de esta medicina puede generar algunos efectos secundarios tales como: somnolencia, mareos y disminución de las capacidades perceptivas; por lo tanto no se recomienda en lo absoluto la conducción de automóviles o maquinaria, por considerarse un riesgo para su seguridad.

Uso durante el embarazo y lactancia

Durante las etapas de embarazo y la lactancia, es importante consultar a su médico tratante o farmacéutico antes de la ingesta de algún medicamento. Evite auto medicarse.

Embarazo

Una gran cantidad de datos suministrados en diferentes estudios demuestran que el uso del fármaco en mujeres embarazadas  no presenta toxicidad malformativa y fetotoxicidad. Sin embargo se prescribe sólo si su uso es clínicamente necesario durante el embarazo.

Debido a las propiedades farmacológicas (como para otros neurolépticos), en el caso de la administración de metoclopramida durante la etapa final del embarazo, no se descartar el síndrome extrapiramidal en el recién nacido, por lo que la metoclopramida debe evitarse  durante este lapso de tiempo. En caso contrario se requiere la monitorización neonatal.

Lactancia

La metoclopramida se excreta en la leche materna, pero en concentraciones muy bajas, pero de igual manera las reacciones adversas no se pueden excluir en el lactante. Por lo tanto, no se recomienda este fármaco durante esta etapa y se sugiere la interrupción de la terapia en mujeres durante este periodo. (Ver Articulo: Digoxina)

Interacciones

Los efectos de este ingrediente activo  se pueden ver afectadas con la administración en conjunto de:

Alcohol

Fármacos con acción inhibidora sobre el sistema nervioso central, levodopa, anticolinérgicos, y la morfina y sus derivados.

Además de generar una alteración de las propiedades farmacocinéticas de diferentes ingredientes activos cuando se toman al mismo tiempo que él.

Contraindicaciones de la metoclopramida

No se recomienda en pacientes con:

Glaucoma

Feocromocitoma

Epilepsia

Síndrome de Parkinson

Trastornos extrapiramidales

Pacientes bajo tratamiento farmacológico con anticolinérgicos, levodopa y otros medicamentos pueden causar reacciones extrapiramidales.

En caso de hipersensibilidad a la sustancia activa o a cualquiera de sus componentes, en el primer trimestre del embarazo,

Aquellos casos en los que el aumento de la peristalsis y la motilidad intestinal puede agravar condiciones de salud del individuo, tal es el caso de los que padecen hemorragia gastrointestinal, perforaciones y obstrucciones intestinales.

Efectos secundarios o adversos

La ingesta de forma prolongada de metoclopramida, puede estar asociada con síndromes extrapiramidales tales como:

Temblor.

Distonía y discinesia aguda.

Somnolencia.

Alucinaciones y confusión.

Cambios repentinos de personalidad.

Convulsiones.

Depresión.

Posterior a la comercialización y bajo vigilancia clínica también se han enumerado casos de posible incidencia de:

Diarrea

Metahemoglobinemia  (cantidad anómala de metahemoglobina)

Hiperprolactinemiaun (nivel alto de una hormona llamada prolactina en la sangre) en pacientes con riesgo.

Hipotensión.

Reacciones alérgicas.

Notas

Este medicamento solo puede ser vendido con prescripción médica. (Ver Articulo: Pargeverina)

Metoclopramida y dimeticona

Es una combinación de fármacos que pertenece a la categoría terapéutica de procinéticos. Este medicamentos permite:
-Acelerar el vaciado gástrico.
-El tratamiento de trastornos resultantes de el exceso de ácido en el estomago (hiperacidez gástrica)
-Consecuencias de la ingesta excesiva de alimentos.
-La presencia anormal de aire y gas en el estómago.
-Dificultades digestivas.
-Dolor y ardor de estómago cuando se acompaña de la desaceleración del tránsito gástrico (digestión lenta)
-Náuseas
-Distensión abdominal y flatulencia (acumulación anormal de gas en el estómago o los intestinos).
Es importante que hable con su médico si no existe alguna mejoría o si por el contrario se siente peor después de 3 días.

Marcas comerciales

Geffer

Espraden

Espaven md

Digenor

Digeplus

Contraindicaciones

No se debe usar este medicamento en los siguientes casos:
-Cuando se presenta alergia a los principios activos o a cualquiera de los demás componentes de la fórmula.
-Si esta en etapa de gestacion o en periodo de lactancia
-Individuos menores de 16 años
-Si está recibiendo tratamiento con medicamentos pertenecientes al grupo de anticolinérgicos (medicamentos que inhiben el efecto de la acetilcolina)
-Si padece de hemorragia o perforación gastrointestinal y/o alguna obstrucción mecánica que bloquea el tracto intestinal, pues en estos casos estimular la motilidad intestinal puede ser sumamente peligroso.
-Si sufre de las siguientes enfermedades:

  • Glaucoma (un trastorno del ojo caracterizado por aumento de la presión en el ojo)
  • Feocromocitoma (tumor de la glándula adrenal)
  • Epilepsia
  • Enfermedad de Parkinson y otros trastornos de movimientos involuntarios

Precauciones de uso del fármaco

Antes de tomar este fármaco o cualquier otro, es muy importante que consulte con su médico cualquier detalle de su historia clínica. Si es un adulto mayor, es importante no exceder más de 3 días consecutivos el tratamiento y debe cumplir con las dosis mínimas que le fueron indicadas, sin variar las dosis a menos que su médico tratante lo especifique.
No se debe administrar en niños y adolescentes menores de 16 años.

Interacciones de la metoclopramida y dimeticona

Otras medicinas

Comunique a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamento, tales como:
-Neurolépticos, antipsicóticos, por ejemplo: Fenotiazinas, butirofenonas, tioxantenos, etc.
-Sedantes, tranquilizantes, píldoras para dormir, ansiolíticos, antihistamínicos sedantes, sedantes, antidepresivos, barbitúricos, etc.
-Monoamino oxidasa medicinales (utilizadas en la depresión)
-Los simpaticomiméticos (utilizados por ejemplo para elevar la presión de la sangre)
-Antidepresivos tricíclicos.
Debido a la ingesta de metoclopramida la velocidad de aceleración del tránsito intestinal es mayor y la absorción de algunos medicamentos puede ser alterada. Algunos casos puntuales incluyen:

  • Reduce la cantidad de digoxina (utilizada en enfermedades cardíacas) en la sangre.
  • Aumenta la concentración de ciclosporina (utilizada contra el rechazo de trasplantes de órganos).
  • Disminuye los efectos del apomor (utilizado en la enfermedad de Parkinson y la disfunción eréctil) sobre el sistema nervioso central.
  • Reduce la cantidad de cimetidina en la sangre (medicamento contra las úlceras), pero sin perder de manera notable la eficacia.
  • Interactúa con fármacos serotoninérgicos (utilizados contra la depresión), aumentando la posibilidad del riesgo de síndrome de serotonina, una intoxicación bastante grave.

Otras interacciones

Debido a que los efectos sedantes provocados por la ingesta de la metoclopramida se hacen mucho más potentes con el alcohol, se recomienda no ingerir bebidas alcohólicas durante el tratamiento.
Advertencias.
Es de suma importancia saber que:
-Si está embarazada o cree que puede estarlo embarazada o por el contrario está en periodo de lactancia, no debe ingerir este medicamento. Es importante que durante esta etapa Informe a su médico o farmacéutico antes de tomar cualquier fármaco.
-El uso de este medicamento especialmente en dosis altas puede causar algunas alteraciones que afecten el estado de alerta necesario a la hora de conducir vehículos o maquinaria potencialmente peligrosas.
-Estos fármacos en muchos casos contienen sodio, situación que deben tener en cuenta las personas con dietas especiales bajas en sodio.
-Si padece intolerancia a algunos azúcares,es posible la presencia de sacarosa, por lo tanto verifique y comuníquese con su médico antes de tomar el medicamento.

Posología

Siga con exactitud las instrucciones de administración que le indica su médico o farmacéutico. Si tiene dudas comuníquese con el profesional del área y recuerde que el uso de este medicamento es exclusivo para adultos.
La dosis recomendada es: 1 sobre disuelto en medio vaso de agua, dos o tres veces al día; antes de las comidas o en el momento de la molestia.
Se recomienda que no aumente las dosis indicadas sin la previa aprobación del médico, en especial los pacientes de edad avanzada, a quien se le indica que deben cumplir con las dosis mínimas prescritas.
Si en un máximo de 3 días de tratamiento no existen resultados apreciables o si nota algún cambio de último momento en las características de la afección, consulte a su médico. (Ver Articulo: Isosorbida mononitrato)

metoclopramida

Metoclopramida

Sobredosis

En caso de sobredosis el individuo debe ser trasladado con prontitud al hospital más cercano. La metoclopramida ocasiona alteraciones en el estado de conciencia, como somnolencia, desorientación y movimientos involuntarios que generalmente ocurren en los músculos de las extremidades.

El uso prolongado de metoclopramida puede generar altas concentraciones que ocasionan galactorrea (secreción de leche en hombres o mujeres no lactantes) y amenorrea (ausencia de menstruación).

Si tiene dudas y preguntas sobre el fármaco, consulte a su médico o farmacéutico.

Efectos no deseados

Este al igual que cualquier otro fármaco causa efectos secundarios que pueden generar algunas molestias, sin embargo hay que destacar que no todos los pacientes pueden padecerlos y en la misma intensidad.

Los siguientes efectos secundarios son poco frecuentes:

  • Hiperprolactinemia (aumento en los niveles sanguíneos de prolactina)
  • Trastornos del ciclo menstrual
  • Galactorrea (secreción de leche en hombres o  mujeres no lactantes)
  • Ginecomastia (desarrollo de ubre) en humanos
  • Somnolencia
  • Fatiga
  • Mareos
  • Porfiria (enfermedad producida por la acumulación de sustancias químicas naturales que producen porfirina en el cuerpo)
  • Espasmos faciales
  • Trismo (espasmo mandíbula que impide la apertura de la boca)
  • Espasmos en los músculos extra oculares con crisis oculogira (los ojos y los párpados se rotan)

En pacientes con feocromocitoma (tumor de glándula suprarrenal) se han notificado algunas crisis hipertensivas graves, con desenlaces fatales. Por lo que es recomendable que no se les administre este fármaco.

En pacientes de avanzada edad ( ancianos) tratados durante períodos muy largos, se ha desarrollado casos de discinesia tardía (caracterizado por movimientos involuntarios del cuerpo) severa y potencialmente irreversible. Los grupos de edad avanzada deben evitar terapias de una duración mayor a 3 días.

El cumplimiento de las recomendaciones médicas reduce en gran medida el riesgo de efectos no molestos e indeseados. La mayoría de estos efectos secundarios son por lo regular transitorios, sin embargo es muy importante que al presentarse dichos síntomas consulte a su médico tratante. Además notificar este tipo de detalles permite recabar más y mejor información acerca del uso y seguridad del producto. Por lo tanto informe cualquier efecto no deseado.

Vencimiento y conservación

  1. Guarde y mantenga este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños y mascotas.
  2. No consumir este medicamento después de la fecha de caducidad, este dato es posible verificarlo en los sobres y en la caja,donde aparece escrito el mes y año de caducidad que aparece en el sobre y en la caja.
  3. Conserve a temperatura ambiente , no mas de 25 ° C.
  4. No arroje ningún fármaco en aguas residuales o desechos domésticos. Investigue cómo eliminar los medicamentos que ya no son útiles y así protege el medio ambiente.

Composición

Ingredientes activos:

Hidrocloruro de metoclopramida
Dimeticona

Otros componentes:

Citrato de potasio
Ácido cítrico
Ácido tartárico
Bicarbonato de sodio.
Aroma
Sacarosa.

Reflujo gastroesofágico

La afección en el que los jugos digestivos del estómago llegan al esófago e incluso en casos graves a la garganta, se llama reflujo gastroesofágico o reflujo gástrico.

El reflujo gastroesofágico afecta a muchas personas en la actualidad, pasando de ser una afección esporádica a convertirse en un trastorno crónico; mostrando las características y por ende las consecuencias de una enfermedad crónica real, cuyo nombre es la enfermedad de reflujo gastroesofágico.

En los países industrializados, la enfermedad por reflujo gastroesofágico es una dolencia bastante común afectando entre el 20 y el 40% de las personas que rondan entre 45 y 65 años.
El reflujo gastroesofágico crónico ocurre debido a un mal funcionamiento del cardias, que no es mas que el orificio de la parte superior del estómago por donde se comunica con el esófago y que funciona como una válvula, encargada de impedir el retorno de los alimentos. (Ver Articulo: Atropina)


Algunas malas costumbre y trastornos pueden afectar el funcionamiento de las cardias y generar esta dolencia; estos factores pueden ser:

  • La obesidad
  • El tabaquismo
  • Las hernias hiatales
  • El asma
  • El tratamiento constante con ciertos medicamentos
  • El embarazo
  • El estrés
  • La mala nutrición.

Las sugerencias para combatir el reflujo gastroesofágico crónico:

-Terapia farmacológica basada en: antiácidos, alginatos, bloqueadores H2 e inhibidores de la bomba de protones. Con la intención de calmar o reducir la acidez gástrica y la producción de jugos digestivos ácidos.
-Terapia dietética con los ajustes necesarios para el caso, que aumenten el tono de las cardias en lugar de relajarlo, esto permite mantener la presión intraabdominal que resulta en una secreción de ácido estomacal en niveles bajos en lugar de aumentarla.

En caso de enfermedad por reflujo gastroesofágico, las terapias con los medicamentos son imprescindibles y esenciales para la recuperación completa de la enfermedad y para limitar en lo posible el daño causado por el contacto de los contenidos gástricos con el esófago. Algunos medicamentos para estos trastornos incluyen:

Inhibidores de la bomba de protones (antisecretivos)

Lansoprazol (Pergastid, Lomevel, Lansox): se recomienda tomar una tableta de 15 mg una vez al día antes de la comida principal y continuar la terapia durante al menos 4 semanas.

Omeprazol (Antra, Nansen) se comienza la terapia tomando una tableta de 20 mg al día (antes de la comida principal, durante cuatro u ocho semanas). Si es necesario la dosis puede aumentarse a 40 mg / día, siempre siguiendo las indicaciones del médico tratante . En algunas oportunidades es necesario establecer una terapia de mantenimiento (10-20 mg / día) durante un período más prolongado.

Rabeprazol (Pariet): en caso de enfermedad por reflujo gastroesofágico, tome 20 mg de medicamento por vía oral, que es la dosis recomendada para adultos y niños mayores de 12 años, una vez al día después del desayuno. Lo idóneo es continuar la terapia durante cuatro u ocho semanas, de acuerdo con las ordenes del médico. (Ver Articulo: Bosentan)

Antagonistas del receptor Histamina H2 (antisecretores)

Nizatidine ( Nizax, Cronizat, Zanizal) se recomienda la dosis de 150 mg dos veces al día. Para los niños que ya alcanzan el año de vida y padecen la enfermedad de reflujo gastroesofágico, se recomienda administrar 10 mg / kg diariamente en dos dosis, durante ocho semanas. Si el niño tiene entre 4 y 11 años, la dosis aconsejable es de 6 mg / kg al día, dividida en dos dosis.

Ranitidina ( Zantac, Ranibloc): administre un comprimido de 150 mg por vía oral, dos veces al día o 50 mg de por vía intravenosa o intramuscular cada seis u ocho horas, siendo la dosis para pacientes adultos.

Alginatos (Gaviscon advance): los antiácidos que contienen alginatos tienen la capacidad de disminuir el reflujo a la vez que brindan protección a la mucosa esofágica; además, la combinación antiácido-alginato aumenta la viscosidad del contenido gástrico al proteger la mucosa del esófago del reflujo gástrico. Este fármaco se presenta como una suspensión oral de 100 mg de alginato de sodio asociado con 20 mg de bicarbonato de potasio (por mililitro de producto); se debe tomar entre 5-10 ml de suspensión oral después de las comidas y antes de acostarse.

Estimulantes de la motilidad (procinético)

Se aconseja la administración de estas medicinas capaces de estimular la motilidad en caso de enfermedades por reflujo gastroesofágico porque beneficia la funcionalidad de las cardias y acelera el vaciamiento gástrico. Entre ellos encontramos:

Metoclopramida (Plasil, Isaprandil): se debe tomar entre 10-15 mg del producto por vía oral hasta 4 veces al día, al menos 30 minutos antes de las comidas y la hora de acostarse. No prolongue la terapia más allá de las 12 semanas.

Domperidona (Motilium, Peridon): las indicaciones sugieren una tableta (10 mg) de tres a cuatro veces al día antes de las comidas, con una duración de no más de cuatro semanas.

Antiacidos: Son de venta libre y no son los medicamentos de primera elección ni aconsejables para la enfermedad por reflujo gastroesofágico; su consumo puede en la mayoría de los casos reducir la sintomatología de reflujo, disminuyendo la acidez gástrica, pero todo momentáneamente.

Bicarbonato de sodio (NaHCO3): esta sustancia actúa neutralizando rápidamente los ácidos, pero implica efectos secundarios desagradables por lo que su consumo no debe ser una práctica común, sino que puede emplearse esporadicamente para reducir temporalmente los síntomas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico después de la consulta.

Carbonato de calcio (CaCO3): en comparación con el anterior, su acción tiene una mayor duración.Sin embargo cuando se toma carbonato de calcio por períodos muy prolongados, se origina hinchazón y estreñimiento.

Procedimientos quirúrgicos tradicional o laparoscópico: útil en caso de hernia hiatal o cuando la terapia con medicamentos no es capaz de controlar las complicaciones generadas por la enfermedad.

Reglas de la profilaxis de la enfermedad por reflujo gastroesofágico

  • Evitar el habito de fumar
  • Aumentar la actividad física
  • No consumir bebidas alcohólicas y carbonatadas
  • Evitar el chocolate, el café y los alimentos hiperlipídicos
  • Evite dormir antes de las comidas
  • Poner en practica los hábitos sugeridos en las nociones de educación alimentaria
  • Reduzca el peso si es necesario
  • Las modificaciones del estilo de vida del paciente que esta afectado por el reflujo gastroesofágico, junto con el uso de los fármacos apropiados, es de vital importancia para aliviar la gravedad de los síntomas y lograr superar la enfermedad.

Nutrición y reflujo gastroesofágico

La relación entre la afección de reflujo gastroesofágico y la dieta es muy estrecha, debido a que esta es la principal terapia para mejorar la dolencia. Una dieta balanceada que primeramente debe excluir ciertos alimentos, como aquellos con exceso de grasa, café, chocolate, especias, bebidas carbonatadas, etc., dando mayor preferencia a ciertos tipos de alimentos, por ejemplo aquellos con proteínas magras, frutas libres de cítricos, cereales integrales sin grasa, verduras, etc.,y por supuesto utilizando métodos saludables de cocción y preparación de alimentos, aunado al consumo lento y pacífico de las comidas.

Dieta y estilo de vida

El reflujo gastroesofágico y la dieta diaria, mantienen una relación inseparable como causante o terapia del trastorno mencionado. El comportamiento del individuo en relación a sus hábitos alimenticios determinan la causa de este y muchos trastornos a nivel del tracto gastrointestinal.
El papel protagónico de una dieta adecuada, dentro del tratamiento del reflujo gastroesofágico crónico es incuestionable, por lo tanto indicar al paciente cómo comer, qué alimentos comer, qué alimentos evitar, cómo cocinar los alimentos, etc., es primordial.
Aquí se presentan algunas recomendaciones importantes a considerar:

Comidas pequeñas y frecuentes

Las comidas copiosas para calmar la sensación de hambre, causadas por el ayuno prolongado, es una de las principales razones de la aparición de los síntomas de este malestar.
Por lo tanto los grandes atracones y el fenómeno del reflujo gástrico de ninguna manera son buena pareja, razón por la que cualquier especialista hará énfasis en el consumo de comidas pequeñas y frecuentes. Consumir poca cantidad de alimentos con una frecuencia prudencial evita sobrecargar el estómago, evitando el ayuno y el consumo de más calorías de las que realmente necesita el cuerpo.

Come lejos de la hora de descanso nocturno

Los individuos con reflujo gastroesofágico, normalmente cometen un error muy común que puede desencadenar síntomas, y no es otra cosa que acostarse poco después de la comida con el estómago lleno. La posición horizontal que comúnmente se toma en la cama beneficia y propicia el retorno al esófago de los contenidos ácidos del estómago.
El consejo médico es acostarse por lo mínimo dos horas después de comer y con la cabeza levantada de la cama entre 15 y 20 centímetros. Este lapso de tiempo es necesario para que el estómago digiera los alimentos ingeridos y vacíe algunos de los jugos gástricos, mientras que la posición con la cabeza elevada permite que los jugos gástricos que aún quedan no se eleven en el esófago.

Mantener la postura erguida durante e inmediatamente después de las comidas

La posición vertical es un obstáculo para el ascenso de los jugos gástricos obviamente por razones físicas. Esta es una de las razones por la que los médicos recomiendan comer mientras se mantiene de pie, y la idea es permanecer en esa posición durante al menos 45-60 minutos, después de haber comido.
Control del peso corporal y la presión intraabdominal
Cuando existe un exceso de grasa en la zona abdominal, esto produce una presión intraabdominal más alta que lo habitual. Esta presión intraabdominal elevada afecta la estructura y el funcionamiento del estómago, en particular del cardias que tiende a debilitarse desde el punto de vista muscular y por consiguiente volviéndose menos eficiente a la hora de contener los jugos gástricos en el estómago, que se devuelven al esófago.
Teniendo conocimiento de estas cosas es fácil comprender porque es tan importante realizar cambios en nuestra dieta, cuando el tema es el reflujo gastroesofágico y la obesidad.

Algunos aspectos importantes

El aumento de la presión intraabdominal puede depender no solo del exceso de grasa abdominal, sino también de otros factores como:
-Embarazo, pues el útero agrandado empuja el estómago
-El uso de cinturones o ropa demasiado ajustadas en la cintura
-El desarrollo inusual de algunos conjuntos de abdominales después de una comida copiosa.

Comidas que debes evitar

Los alimentos ricos en grasas, por ejemplo, fritos, carnes rojas grasas, quesos grasos, demasiado aceite; ya que estos permanecen en el estómago durante mucho tiempo por la dificultad para ser digeridos e inducen la producción de una gran cantidad de jugos gástricos contaminados y además se reduce el tono muscular del cardias.
Salsas excesivamente aliñadas, las bebidas con cafeína (café y té), chocolate, menta, tomates crudos, licor fuerte, la bebidas carbonatadas y especias tales como pimienta, chile, curry, nuez moscada, etc.
Frutos cítricos, como naranjas, pomelos, limón, etc.
Otro factor importante que desencadena el reflujo gastroesofágico es el tabaquismo. Fumar debilita las cardias y compromete su correcto funcionamiento.

Comidas que debes consumir

Entre los alimentos que son beneficiosos para este trastorno encontramos:
Alimentos bajos en grasa y ricos en proteínas, como la carne blanca, huevos, la mayoría de los pescados, mariscos, etc. Estos son más fáciles de digerir que los alimentos grasos, implican menos producción de jugos gástricos y aumentan tono muscular de las cardias.
Las verduras frescas, bajas en contenido de grasa y azúcar.
Granos enteros bajos en grasa y ricos en fibra de granos que absorbe los jugos gástricos estomacales, haciendo menos probable los síntomas del reflujo gastroesofágico.
Frutas libres de ácido cítrico, como melones, peras, manzanas, plátanos y bayas, ya que mantienen niveles aceptables de acidez en el estómago.

Tipos de cocción

Los alimentos que mencionamos anteriormente son buenas alternativas para aquellos individuos que sufren de reflujo gastroesofágico, siempre que su preparación cumplan con ciertas reglas. Tales como:
Cocción a baja temperatura
Si no se cocinan adecuadamente hasta los alimentos más saludables e indicados para aquellos que sufren de reflujo gastroesofágico pueden ser dañinos y elevar los contenidos ácidos del estómago. Por ejemplo:
-Huevos fritos en aceites
-Carne blanca excesivamente condimentada con aceite, salsas y especias
-Carne blanca cocida a la parrilla a temperaturas muy altas
-La fruta endulzada
-El pan integral excesivamente tostado
-Sopas con grasa añadida

En conclusión, para los enfermos de reflujo gastroesofágico,es sumamente importante no sólo los tipos de alimentos que forman parte de nuestra dieta, sino también la forma en que se cocinan y preparan. Mientras mas saludables, mejor. Alguno platos recomendados:
Pescado o carnes magras horneadas

Verduras al vapor

Carne blanca a la parrilla, cocinada a baja temperaturas, evitando comer cualquier parte quemada.

Vegetales de temporada crudos y con aderezos muy ligeros.

Consumo de fruta natural sin añadir azúcar.

El condimento de las pasta deben ser salsas vegetales al vapor y con un poco de aceite, en lugar de con salsas ricas en grasas y aromas.

Cuando aquellos que sufren de reflujo gastroesofágico comen alimentos que no son indicados o están cocinados de forma inadecuada, el organismo demuestra una cierta molestia por medio de una sintomatología, que incluye, una regurgitación ácida, dificultad para tragar, dolor en el pecho y garganta, ronquera, halitosis, etc. (Ver Articulo: Pinaverio)

metoclopramida

Metoclopramida

Mastique bien y sin prisas

No solo se trata de una nutrición equilibrada, la elección de los alimentos adecuados y el uso de métodos de cocina saludables, es sumamente importante la serenidad con la que se come. Comer saludable no es suficiente, si no se mastica lentamente y traga con precaución, en ambientes serenos y relajantes.
Una dieta realizada ante los primeros signos de reflujo gastroesofágico (acidez, regurgitación ácida, angustia gástrica, etc.), puede evitar que este último aparezca con cierta constancia y adopte las características de un trastorno crónico.
Evitar la cronicidad de este trastorno es importante porque puede provocar complicaciones graves, como: úlcera esofágica, estenosis esofágica y esófago de Barrett.

Una vida saludable

Nuestra rutina diaria en muchas ocasiones puede producir desgaste y  agotamiento físico y mental, si no se toman las medidas correctivas necesarias para protegernos y mantener nuestro organismo sano. Garantizar nuestro bienestar implica una buena alimentación, aunado a una rutina de ejercicio físico que para iniciar debe ser moderada, es ideal para tener una vida sana y activa.

Es claro que iniciar este proceso es difícil y complicado para aquellos que trabajan largas jornadas o tienen algunas dolencias o afecciones en su salud.

Rutina para una vida sana

Lo primero que se debe hacer es fijarnos un objetivo, pero que sea sensato y posible para nosotros, no un proyecto demasiado ambicioso o una utopía que no lograremos. Cuando se ha elegido el objetivo, es muy importante fijar también un tiempo aproximado (no debe ser preciso para que esta presión tampoco nos agobie o decepcione) para lograrlo.

Cuando se tienen estos puntos claros y establecidos, podemos decidir con seriedad una rutina que se ajuste a nuestra vida cotidiana. Es importante aclarar aunque parezca innecesario, que es la rutina la que debe ajustarse a nuestra vida cotidiana, porque en caso contrario sería una causa de estrés y al final nos pondríamos alcanzar nuestra meta.

Una vez listos estos tres puntos, nos centraremos en:

  • Si necesitamos cambiar nuestra dieta.
  • Comenzar o cambiar nuestro ejercicio.

 Esto no significa que dejaremos de disfrutar de los  alimentos que nos gusta y por el contrario la rutina consiste en examinar los alimentos que comemos, si comemos la cantidad necesaria y que debemos incluir o excluir para proporcionar los nutrientes necesarios para el cuerpo, tratando también de estar satisfechos por completo.

Seleccionar alimentos ricos en proteínas y fibras sobre todo para la cena y los alimentos un poco más grasos y con más carbohidratos durante el día, pues estos se quemarán durante la jornada de trabajo o al realizar nuestra rutina de ejercicio. También puedes considerar, realizar al menos cinco comidas al día y no las acostumbradas dos o tres, para evitar la acumulación de apetito y la posterior atiborrada que tanto perjudica a nuestro organismo.

Recuerden que cambiar nuestra dieta no significa que esté prohibido comer lo que queremos, o si queremos cenar en algún momento en un restaurante no podemos pedir algo específico, es simplemente saber lo que estamos comiendo, tratando de que la mayoría de nuestras comidas pasen a ser más saludables y además realizar un ejercicio que nos agrade para evitar una vida completamente sedentaria.

Dejar Comentario