≡ Menu




Floroglucinol: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

El floroglucinol es un medicamento que tiene distintas funciones, como lo son la eliminación de cálculos renales, la mitigación del dolor gastrointestinal, y también es utilizado como suplemento dietético cuando el consumo de calcio es insuficiente. Si quiere saber más y conocer todo sobre este medicamento continúe leyendo. Recuerde que este es un artículo con fines informativos, por lo que debe siempre consultar con su médico antes de tomar cualquier medicamento. No se automedique.

¿Qué es y para qué sirve?

Este fármaco se utiliza para múltiples afecciones. Es un medicamento de tipo anticonvulsivo que se indica para tratar el colon y el intestino espasmódico, las vías biliares, la vejiga y el útero, los cuales generalmente se manifiestan a través de dolores intensos en la parte baja del abdomen. También podría clasificarse como un remedio de tipo antiespasmódico. Los ingredientes activos del floroglucinol son la floroglucina y 1,3,5 trimetoxibenceno.

floroglucinol

El floroglucinol también se utiliza como tratamiento para eliminar los cálculos renales y como suplemento de tipo dietético específicamente cuando el calcio en el cuerpo no es suficiente. Sin embargo, las funciones de las que mayormente se encarga y las afecciones que son tratadas con más frecuencia son las mencionadas arriba. otros medicamentos parecidos a este en cuanto a su función antiespasmódica son: ranitidina, famotidina, magaldrato e hidrocodona.

Nombre comercial

El floroglucinol se vende mayormente bajo el nombre comercial de Panclasa. Existen muchos otros nombres comerciales que varían según la empresa que los fabrica y el país en que se venden. Estos son: AnaSpasm-Oro, fabricado por Siphat en Túnez. Bruglucen (compuesto de flroglucinol y trimetilfloroglucinol), fabricado por Bruluart en México. Flospan, fabricado por Daehwa Pharmaceutical en Corea del Sur. Furosinol, fabricado por Samjin en Corea del Sur.

floroglucinol

Klonaza (compuesto de floroglucinol y trimetilfloroglucinol + Clonixin lisina), fabricado por Atlantis en México. Meteoxane (floroglucinol y simeticona), fabricado por Iprad en Túnez. Panclasa, fabricado por Atlantis en México. Panclasa (compuesto de floroglucinol y trimetilfloroglucinol), fabricado por Atlantis en México. Pasmovit, fabricado por Finadiet en Argentina. Phlon, fabricado por Hanlim en Corea del Sur. Floroglucinol – XinShiDai Pharm, fabricado por XinShiDai Pharmaceutical en China. Flecha de floroglucinol, fabricado por Arrow en Francia.

Floroglucinol Biogaran, fabricado por Biogaran en Francia. Floroglucinol Cristers, fabricado por CristerS en Francia. Floroglucinol EG, fabricado por EG Labo en Francia. Floroglucinol Mylan, fabricado por Mylan en Francia y en Túnez. Floroglucinol Sandoz, fabricado por Sandoz en Francia. Floroglucinol Sandoz Conseil, fabricado por Sandoz en Francia. Floroglucinol Teva, fabricado por  Teva Santé en Francia. Floroglucinol Zentiva, fabricado por Sanofi-Aventis en Francia; por Winthrop en Túnez.

Flecha de Floroglucinol / Trimetilfloroglucinol (compuesto de floroglucinol y trimetilfloroglucinol), fabricado por Arrow en Francia. Spasfon (compuesto de floroglucinol y trimetifloroglucinol), fabricado por Cephalon en Líbano; por Cephalon en Túnez. Spasfon Lyoc, fabricado por Cephalon en Túnez. Spasfon-Lyoc, fabricado por Cephalon en Líbano. Spasmed (compuesto de floroglucinol y trimetilfloroglucinol), fabricado por Unimed en Túnez. Spasmex, fabricado por Scharper en Italia; por Scharper en Líbano.

Spasmocalm, fabricado por Cooper en Francia; por Cooperación Pharmaceutique Française en Túnez. Spasmoglucinol (compuesto de floroglucinol y trimetilfloroglucinol (uso veterinario)), fabricado por Vetoquinol en Francia. Stopspasm (compuesto de floroglucinol y trimetilfloroglucinol), fabricado por Chemi ph en Egipto. Météoxane (compuesto de floroglucinol y simeticona), fabricado por Alfa Wassermann Pharma en Francia; por Alfawassermann en Vietnam. Floroglucinol Actavis, fabricado por Actavis en Francia.

Spasfon (compuesto de floroglucinol y trimetilfloroglucinol), fabricado por Teva Santé en Francia. Spasfon Lyoc, fabricado por Teva Santé en Francia.

Mecanismo de acción

El floroglucinol se caracteriza por su semivida plasmática, bastante corta (aproximadamente 15 minutos), y luego de que este es absorbido normalmente se concentra predominantemente a nivel del tracto gastrointestinal, del tracto biliar y uro-genital, donde producen su acción terapéutica.

El éxito del tratamiento con floroglucinol para tratar los espasmos, está relacionada a la presencia del ingrediente activo en sí, floroglucinol, el cual se caracteriza por tener una acción antiespasmódica directa contra las células musculares lisas de estas áreas anatómicas. El mecanismo biológico que subyace a esta propiedad involucra el bloqueo de la enzima catecol-o-metil-transferasa, la cual es esencial en el metabolismo normal de las catecolaminas, quienes son responsables de los espasmos.

Estudios realizados y eficacia clínica

1. Floroglucinol: tratamiento combinado en la cistitis intersticial en mujeres con floroglucinol. Klochikhin OZ, Volkov DIu, Vostokova EI, Zhulina NI. El floroglucinol ha evidenciado ser específicamente efectivo para aliviar rápidamente los síntomas dolorosos de esta afección, mejorar la calidad de vida y reducir la discapacidad de manera temporal en mujeres con cistitis intersticial. El efecto anticolinérgico y espasmolítico sobre la musculatura lisa del aparato urogenital fue la base biológica para explicar este éxito tan renombrado.

2. Floroglucinol: tratamiento de pacientes con vejiga urinaria hiperactiva. Pushkar ‘DIu, Shchaveleva OB. Este estudio que constó de 193 pacientes que presentaban incontinencia urinaria de urgencia, mostró cómo el uso de floroglucinol durante 12 semanas consecutivas puede garantizar una reducción en el número de deposiciones al día y episodios de incontinencia, lo que evidencia de manera más efectiva el efecto que otros fármacos de la misma categoría de medicamentos, pero un ingrediente activo distinto.

3. Floroglucinol: tratamiento de los síntomas del tracto urinario inferior en pacientes con vejiga urinaria hiperactiva neurogénica causada por lesiones vertebrogénicas. Mazo EB, Babanina GA. Este estudio de origen ruso, realizado en 62 pacientes, demuestra que el tratamiento con floroglucinol puede ser especialmente efectivo para disminuir el número de evacuaciones urinarias en pacientes con vejiga hiperactiva y aumentar significativamente el volumen de la vejiga. Sin embargo, el efecto secundario más común fue la aparición de estreñimiento.

Pediátrico

El uso pediátrico de este medicamento suele ser algo controversial, ya que existen varios artículos en los que se establece que no debería tratarse a niños con este fármaco, que entra en la categoría de los medicamentos que están en “uso fuera de indicación”. Se dice que los médicos generales siguen indicando medicinas no autorizadas en cantidades significativas, a pesar de numerosas campañas que se ha  realizado recientemente para reducir la práctica.

Las posibles reacciones secundarias tienen como consecuencia que la prescripción de medicinas no autorizadas en niños se vuelva problemática, señaló un estudio. Sin embargo, en contraste de estudios anteriores, el nuevo estudio no encuentra que la prescripción “no autorizada” aumente el riesgo de reacciones adversas.

Un grupo de médicos recogieron datos de 2313 niños, vistos en 46 consultas generales en el suroeste de Francia entre marzo y julio de 2011. Estos prescribieron al menos un medicamento para un total de 1960 niños (84,7%). De los niños que recibieron los medicamentos, el 37.6% recibió remedios recetados y el 6.7% recibió medicamentos no autorizados.

Entre los niños que presentaron reacciones adversas, más frecuentes fueron fiebre (30,4%), diarrea (21,7%) y eritema (reacción cutánea) (21,7%). Sin embargo, ninguno de los casos fue lo suficientemente grave como para requerir hospitalización.

Para desacreditar el uso de la prescripción no autorizada, las regulaciones introducidas en Europa en 2007 promueven incentivos para desarrollar medicamentos pediátricos específicos y además estudian los efectos de los fármacos en los niños específicamente. Sin embargo, muchos de los fármacos que se indican generalmente y que son no autorizadas, no están incluidas en la regulación de 2007.

floroglucinol

No se puede dejar de lado el hecho de que investigaciones anteriores, publicadas en 2002, encontraron que la prescripción pediátrica no autorizada era generalizada (42%) y tenía un vínculo de importancia con las reacciones secundarias a los fármacos en los niños. Este estudio analizó los hábitos de prescripción de los pediatras. El nuevo estudio analiza los hábitos de los médicos generales ya que el número de pediatras está disminuyendo significativamente.

Sin embargo, este estudio de 2002 descubrió que los médicos generales utilizaban distintas prácticas de prescripción a la de los pediatras. Los médicos de cabecera hicieron más prescripciones pediátricas para antibióticos, expectorantes, corticosteroides, fármacos para tratar la motilidad digestiva y medicamentos antiinflamatorios en comparación a los pediatras.

Los médicos de cabecera en el estudio actual, recetaron con mayor frecuencia fármacos como  descongestivos nasales, antihistamínicos H1 y corticosteroides para usos no aprobados. Además, con mayor frecuencia prescribieron dosis inferiores a las recomendadas para medicinas para el resfriado, ibuprofeno, helicidina y rifamicina.

Los médicos de cabecera prescribieron más seguido dosificaciones más altas que las recomendadas para el tuaminoheptano, descongestivo nasal, también el compuesto orgánico utilizado para tratar espasmos intestinales llamado floroglucinol (aquí es donde entra el remedio) y el antibiótico amoxicilina.

Los investigadores llegaron a clasificar la prescripción no autorizada en nueve categorías, las cuales son: la prescripción de un fármaco retirado del mercado, no seguir las recomendaciones de edad, administración o dosificación, usar una medicina que está contraindicada, usar una medicina para diferentes indicaciones, dar una medicina por la vía de administración equivocada, prescribiéndola para una dosis más alta o más baja que la recomendada, y una co-prescripción poco aconsejable.

Igualmente, se requieren más investigaciones sobre el tema, y se llegó a la conclusión también de que se tiende a utilizar estos fármacos no autorizados debido a la falta de disponibilidad de formulaciones pediátricas. También observan que los fármacos no autorizados a menudo se recetan para enfermedades que están estrechamente relacionadas con afecciones que si se encuentran dentro del uso aprobado pero para adultos. Esto puede indicar una falta de opciones para los médicos pediátricos.

Por otra parte, hay artículos que si establecen una dosis recomendada de este medicamento, como lo es 1 tableta disuelta en un vaso de agua, 2 veces al día. Sin embargo, lo más aconsejable es que consulte con un médico que sea de confianza, para que lo pueda orientar en este tema, y que sepa que le prescribirá lo que sea más beneficioso para usted o para el niño.

Dosis

Las dosis recomendadas de floroglucinol dependen de la edad del paciente y de la afección que presente. Recuerde que estos solo son estimados de lo que generalmente se indica, por lo que debe igual consultar antes con su médico para poder tomar este fármaco.

floroglucinol

En cuanto a los infantes entre los 2 meses y los 6 meses, se recomiendan aproximadamente 13 gotas cada 8 horas. Infantes entre los 7 meses y los 12 meses, se recomiendan aproximadamente 20 gotas del fármaco cada 8 horas igualmente. En cuanto a los niños, en aquellos que tienen entre 2 y 4 años de edad, se recomiendan 30 gotas del fármaco aproximadamente cada 8 horas. Niños entre los 5 y 7 años de edad, se les recomienda 40 gotas aproximadamente cada 8 horas.

Por último, en niños de 8 a 10 años de edad, se recomiendan 60 gotas de fármaco aproximadamente cada 8 horas. Todo el tratamiento mencionado se basa en la presentación de gotas medicinales, que son mayormente recomendadas para niños, si se quiere administrar el jarabe, ya entrando en el área de los adultos, se deberán dar 6 mg por cada kilogramo de peso al día, y se deben repartir en 3 dosis iguales y darlas cada 8 horas.

Para tratar la dismenorrea, se recomiendan aplicar entre 1 y 2 ampollas vía intramuscular o vía intravenosa. Si en cambio se requiere tratar la afección con cápsulas, se recomiendan tomar entre 3 y 6 cápsulas a lo largo del día vía oral, dependiendo de la cantidad de dolor que presente. Por último, para tratar cólicos de tipo biliar, nefrítico o hepático, se recomiendan igualmente administrar entre 1 y 2 ampollas dependiendo de la intensidad del dolor.

Advertencias

Las tabletas de floroglucinol están compuestas también por lactosa, así que es importante tener esto en cuenta por si usted u alguna otra persona que lo esté tomando sea intolerante a la lactosa, así se evitarían mayores complicaciones. Asi como cualquier otro antiespasmódico, es necesario tener mayor atención en cuanto a los casos de glaucoma, la estenosis pilórica, hipertrofia prostática, atonía intestinal de los ancianos, esofagitis por reflujo, colitis ulcerosa grave, síndromes miasténicos.

Embarazo y lactancia

Según estudios, aún no se han revelado la presencia de efectos adversos en cuanto a esta medicina en la salud del infante ni de la madre. Sin embargo, no porque no exista aún este tipo de información, se puede asumir que no hay ciertas restricciones en cuanto a este fármaco. Lo más recomendable es que se informe antes con su médico, y si llega a necesitar tomarlo urgentemente, luego de tomarlo igual consulte con su médico para aclarar cualquier duda.

Tampoco hay registros de estudios que determinen los posibles efectos del floroglucinol en el primer trimestre de embarazo, que a veces suele ser el más delicado, por lo que tampoco se recomienda tomarlo durante este período de tiempo.

Interacciones

Aunque no haya estudios que resalten la contraindicación de este medicamento con algunas otras medicinas, siempre debemos informarnos bien. Lo que si hay que tener en cuenta es que se debería evitar de todas maneras el consumo de este fármaco mientras al mismo tiempo se toma cualquier tipo de analgésicos adicionales, antihistamínicos, antidepresivos tricíclicos, fenotiazina, amantadina, los cuales podrían potenciar los efectos terapéuticos y tóxicos del ingrediente activo.

Efectos adversos

Como todo fármaco, existen efectos que pueden venir sumados a los que normalmente se desearían, tales como, en caso de hipersensibilidad a uno de los componentes del floroglucinol, pueden aparecer reacciones alérgicas en la piel de distintos tipos, como la dermatitis alérgica.

La acción que ejerce este fármaco por su naturaleza podría implicar la aparición de resequedad de boca, disminución de la sudoración, midriasis, aumento del tono ocular, retención urinaria, estreñimiento y somnolencia.

Floroglucinol trimetilfloroglucinol

El Floroglucinol trimetilfloroglucinol se utiliza para tratar los espasmos de la vejiga luego de la resección transuretral de la próstata, también para tratar el síndrome del intestino irritable, los antagonistas muscarínicos y otras enfermedades. Existen otros fines que no se nombran en este artículo, pero que siempre podrá consultar con su médico.

En cuanto al mecanismo de acción y farmacología, se conoce que el floroglucinol trimetilfloroglucinol mejora el estado del paciente a través de la generación de las siguientes funciones: generar alivio del síndrome de colitis, al igual que prevenir o atacar el espasmo de la vejiga luego de la resección transuretral de la próstata y también cumple con la Inhibición de las acciones del sistema nervioso parasimpático.

Cápsulas

Las cápsulas son un tipo de dosificación sólida en la cual el fármaco está encerrado en un recipiente duro o blando soluble, generalmente de gelatina y en forma ovalada, el cual se disuelve prontamente luego de haber sido tragado por los ácidos intestinales. Esta es la presentación más utilizada del floroglucinol y cumple con toda la información mencionada en este artículo.

Espasmos en el colon

Un espasmo de colon se define como una contracción involuntaria y repentina de los músculos del colon. El colon es un órgano que forma parte del intestino grueso, y es el responsable de formar, almacenar y excretar las heces. Los espasmos de colon se relacionan con generalmente con el síndrome del intestino irritable (SII). Este tipo de espasmos pueden ser una señal o síntoma de esta enfermedad.

De hecho, se sabe que los espasmos de colon son tan regulares en aparición en el síndrome de intestino irritable que a este también se le conoce como «colon espástico». Sin embargo, no todos los pacientes que padecen del síndrome de colon irritable experimentan una mayor movilidad o ganas de defecar, por lo que el término no se aplica a todas las personas con el síndrome de intestino irritable.

Además del síndrome de intestino irritable, los espasmos del colon pueden ser consecuencia de otras enfermedades o problemas de salud relacionados, como también estos pueden aparecer sin motivo identificable. Los músculos de un colon normalmente se contraen para ayudar a dirigir las heces a lo largo de la parte inferior del tracto gastrointestinal y así poder desecharlas. Durante un espasmo de colon, los músculos que recubren el colon se contraen o estiran de forma desorganizada, lo que interrumpe el proceso regular de las heces.

Este tipo de contracciones generalmente son dolorosas y evidentes, mientras que las contracciones normales se notan muy poco o casi nunca. Los espasmos de colon pueden generar otros síntomas aparte del dolor, como la aparición de calambres, necesidad  muy frecuente e inesperada de ir al baño y la hinchazón, siendo estos muy comunes si se tiene espasmos del colon. Los distintos síntomas que padezca pueden depender de la causa de sus espasmos y qué tan severos son estos.

Algunas personas no tienen muy claro cómo se perciben estos espasmos decolo, además del hecho de que estos pueden variar de persona a persona según su afección. Aquí tenemos algunos signos y síntomas de un espasmo de colon que ocurren frecuentemente: Dolor. El dolor abdominal intenso y repentino, específicamente en la parte inferior del abdomen y del lado izquierdo, es un signo muy común en los espasmos del colon, y este dolor puede variar en intensidad con la aparición de cada espasmo.

Gas o hinchazón. Estos síntomas pueden generarse a cualquier hora del día, sin importar el tipo de dieta que cada persona lleve. Impulso repentino de usar el baño. Las contracciones de los músculos que generan los espasmos de colon pueden volver más rápido el flujo las deposiciones en el colon, por lo que cuando ocurre un espasmo, es posible que sienta la necesidad de ir al baño rápidamente.

Cambios en las heces. Las personas que se ven afectadas con espasmos del colon pueden presentar una alternancia entre la diarrea y el estreñimiento al momento de evacuar mientras padezcan de esta afección. Heces sueltas. La movilidad inconsistente del colon puede hacer que su cuerpo no forme o compacte completamente las heces, por lo que estas pueden estar sueltas, es decir, no compactadas.

Moco en el baño. Como consecuencia de los movimientos intestinales, puede aparecer una cantidad de moco claro o blanco, especialmente si tiene espasmos en el colon. Cabe destacar que la presencia de moco en las heces también es un síntoma del síndrome de intestino irritable.

Causas: los espasmos de colon normalmente son un síntoma de alguna otra condición de salud que la persona padece. El síndrome de intestino irritable es la condición de salud subyacente más común que puede generar espasmos en el colon, como bien vimos antes. Otras condiciones también pueden causar estas contracciones son: colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, gases atrapados, infección bacteriana en el intestino o una obstrucción intestinal de otro tipo.

Es importante destacar que los síntomas del síndrome de colon irritable se vuelven peores cuando la persona está bajo estrés y sometido a una ansiedad mayor a la habitual, al igual que cuando consume alimentos con mucha grasas, entre otros factores desencadenantes. Estos mismos eventos pueden provocar espasmos en el colon por sí solos, pero la conexión no está del todo clara.

Opciones de tratamiento: el tratamiento para los espasmos del colon se centra mayormente en reducir los síntomas y prevenir las complicaciones de los espasmos, pero no en curarlos como tal, ya que actualmente no existe una cura o una forma definitiva de evitar los espasmos del colon. Si usted ha sido diagnosticado con espasmo de colon, puede consultar con su médico sobre los distintos métodos para aliviar su afección:

Cambios en el estilo de vida: un cambio significativo sería el manejo del estrés, ya que aprender a manejar el estrés hará que este reduzca su impacto en su salud mental y física cuando le de otro episodio de espasmos, al igual que podría ayudarlo a prevenir futuros espasmos del colon. El volverse más activo e incrementar su actividad física, al igual que hacer ejercicio con más frecuencia puede contribuir a mantener su tracto gastrointestinal funcionando al máximo.

Consumir más fibra: la fibra ayuda a añadir volumen a su materia fecal, lo cual puede reducir las posibilidades de heces muy blandas o diarrea o bien la variabilidad de consistencia durante sus espasmos. Puede conseguir buenas fuentes de fibra como lo son las frutas, verduras, granos integrales, frijoles y legumbres. Reducir la grasa también puede disminuir la irritación del colon. Estos pequeños cambios pueden reducir los espasmos del colon y prevenir contracciones en el futuro.

Otro cambio favorable en su vida es limitar o abandonar el consumo de alcohol y tabaco. Ambos productos pueden interferir con su función gastrointestinal saludable, por lo que disminuirlos o eliminarlos por completo puede ayudar a evitar futuros espasmos. Entre las opciones médicas tenemos los fármacos antidiarreicos, ya que tanto aquellos recetados como los de venta libre pueden ayudar a reducir algunos síntomas de los espasmos del colon y detener la diarrea, si este es su caso.

Medicación antiespasmódica: aquí es donde entra el floroglucinol. Estos medicamentos están diseñados para relajar los músculos y disminuir las contracciones severas de los espasmos del colon.

Complicaciones y cuándo ver a su médico: los espasmos de colon pueden ser graves una vez y apenas perceptibles la próxima vez. Aún no se tiene claro por qué su gravedad varía, pero extrañamente son indicadores de un problema grave. El único momento en que podría necesitar atención médica inmediata es si padece de un espasmo en el colon con signos de una obstrucción intestinal. Los síntomas de una obstrucción incluyen:

Dolor estomacal o abdominal intenso, náuseas, vómitos e incapacidad para liberar las heces. La acumulación de líquido y heces en los intestinos puede llegar a ser una afección potencialmente mortal si no se trata de manera correcta y rápida. Sin embargo, si usted padece de espasmos frecuentes de colon debe consultar con su médico, ya que él podría a determinar una posible explicación. Si usted es diagnosticado con esta afección, se podría implementar un tratamiento que evite posibles futuros espasmos.

Dejar Comentario