≡ Menu




Esomeprazol: ¿Qué es?, ¿Para qué sirve?, Nombre comercial y más

El esomeprazol es un medicamento cuya función es la de actuar sobre el tracto digestivo, para reducir de manera considerable, la secreción de ácido en los jugos gástricos.

esomeprazol caja

Los cuales a su vez, son una mezcla de secreciones provenientes de las glándulas gástricas ubicadas en el estómago. Con la acción de los jugos gástricos podemos digerir los alimentos.

En este artículo informativo trataremos todo lo relacionado al esomeprazol, sus características, su mecanismo de acción y sus beneficios cuando se tienen síntomas de alguna enfermedad estomacal.

Este medicamento es uno de los más utilizados debido a su eficacia y seguridad para el paciente, pero tenemos que recordar siempre que hay que consultar al médico antes de comenzar a ingerir algún medicamento, no debemos automedicarnos sin excepción.

¿Qué es?

El esomeprazol es un medicameno que pertenece  al grupo de inibidores de la bomba de protones.

El esomeprazol actúa sobre el tracto digestivo, lugar donde  se digieren los alimentos, aquí se absorben los nutrientes necesarios y se crean las sustancias de desecho para su eliminación del organismo.

Este medicamento reduce la secreción del ácido gástrico, porque inhibe la acción de la APTasa de la membrana celular ubicada en las células parietales de las paredes del estómago.

Sistema digestivo

esomeprazol sistema digestivo

Una de las funciones principales del sistema gastrointestinal es la digestión, en la cual se efectúa el proceso de transformación de los alimentos, en sustancias que el organismo sea capaz de absorber.

De los alimentos extraemos la energía necesaria para el crecimiento en el  organismo, también es la fuente que genera los procesos de mantenimiento y reparación de tejidos, cuando los alimentos que ingerimos pasan por el estómago son transformados en nutrientes necesarios para la vida humana.

Cuando los alimentos ingresan  al sistema digestivo empieza el proceso de la digestión, con la saliva se comienza a formar el bolo alimenticio, el cual se comprime y pasa de la laringe al esófago en un proceso llamado deglusión, donde los alimentos son mezclados con ácido clorhídrico, descomponiéndolos y transformándolos en quimo.

Este proceso continúa en el intestino delgado, en este punto se unen las secreciones provenientes del hígado y del páncreas, lo cual da como resultado ácidos grasos, glicerina, proteínas y glúcidos, y la mezcla ahora se llama quilo.

El estómago segrega un conjunto de jugos los cuales reciben el nombre de jugos gástricos, los cuales son principalmente ácido clorhídrico y pepsina, la cual es una enzima que divide el quimo en pedazos más pequeños para facilitar su absorción.

esomeprazol comida

El ácido clorhídrico cumple la función en el proceso de digestión, de digerir las proteínas y destruir las bacterias y los microorganismos que pudieran  existir en los alimentos, y está la pepsina, que es una enzima de tipo proteasa, la cual rompe los enlaces peptídicos de las proteínas, las fragmenta y las divide en pequeños péptidos y aminoácidos.

La mayoría de los nutrientes son absorbidas en el intestino delgado, y el resto de la mezcla, que ya no tiene nada que aportar al organismo, va hasta el intestino grueso, donde se acumula para ser eliminada por las heces fecales.

Las funciones estomacales son controladas por el sistema nervioso parasimpático, el cual es parte del sistema nervioso autónomo.

La acidez estomacal es controlada por las moléculas de acetilcolina, la histamina, la gastrina, la secretina y la prostaglandina E2. (Ver artículo: Sales Biliares)

Bomba de protones

Es una proteína integral de membrana, es decir, es una proteína que está entre la bicapa lipídica, la cual puede mover los protones, que son partículas subatómicas con carga positiva, a través de la membrana celular.

La bomba de protones es un complejo enzimático que no es exclusivo del estómago, sino que también la podemos encontrar en otras células como mitocondrias o lisosomas.

Está formada por la proteína llamada A K APTasa y un transportador simultáneo o simporte.

Inhibidores de la bomba de protones

Cuando hablamos de inhibidores de la bomba de protones, se trata de fármacos cuya función es reducir la producción de ácido en el jugo gástrico.

El mecanismo de acción de los inhibidores de la bomba de protones, es principalmente evitar que la enzima APTasa intercambie hidrógeno por potasio a ambos lados de la capa lipídica.

Esta enzima participa al fin al del proceso de secreción de protones al estómago, y también es la responsable de la secreción de iones al interior del estómago, este  es el momento perfecto para la inhibición de la secreción ácida, ya que se torna irreversible en esta etapa.

¿Para qué sirve?

esomeprazol estomago

El esomeprazol es parte del grupo de medicamentos inhibidores de la bomba de protones, es el primero de estos fármacos que es desarrollado como isómero del omeprazol.

Lo cual quiere decir que tienen una fórmula molecular relativamente similar, pero una estructura química distinta, lo que da como resultado significativos beneficios en el tratamiento de las enfermedades gastrointestinales causadas por el exceso de ácido estomacal.

El esomeprazol es el primer inhibidor de bomba de protones que se desarrolla a partir de un isómero, lo cual es una evolución en este tipo de medicamentos, y con el cual se consigue controlar de manera más rápida y efectiva la producción de ácido estomacal.

Su nivel de tolerancia por parte del paciente es muy bueno y su nivel de seguridad también, ya que presenta poco riesgo de toxicidad.

Principalmente el esomeprazol se utiliza para el tratamiento de los pacientes con reflujo gastroesofágico, lo cual ocurre cuando el contenido del estómago retorna al esófago, cuando no es lo debido ni lo saludable, ya que esto trae como consecuencia que la persona sienta ardor estomacal, dolor en la parte media del estómago, y un sabor en la boca entre ácido y amargo, lo cual es bastante molesto y son síntomas de que se sufre de reflujo.

esomeprazol funcion

Cuando este reflujo toca el revestimiento del esófago es cuando se produce en el paciente la sensación de acidez, la cual deteriora la calidad de vida, es un malestar fuerte y continuo y muchas veces se vuelve una limitante en la calidad de vida de la persona.

El esomeprazol también se utiliza  cuando se necesita un tratamiento preventivo estomacal, por el uso de medicamentos que afecten el equilibrio de la acidez en el sistema digestivo.

También se indica este medicamento para los casos de úlceras,  para ayudar en la cicatrización y prevenir la nueva aparición de las mismas.

Indicaciones

El esomeprazol es un fármaco que se indica para tratar a los pacientes que presenten  las siguientes condiciones clínicas, en las cuales es un agente para el tratamiento de todas las alteraciones del sistema digestivo causadas por ácidos, siendo parte de los tratamientos como agente de primera opción en las siguientes enfermedades:

  • Dispepsia:

Es el trastorno de la digestión en la cual intervienen las secreciones, la motilidad gastrointestinal, que son los movimientos musculares del estómago para llevar la quimio en su trayecto por hasta el intestino grueso, la sensibilidad gástrica y toda alteración del funcionamiento  normal del aparato digestivo.

Entre los síntomas que puede presentar el paciente que sufre de dispepsia están la acidez, la flatulencia, el dolor abdominal, los eructos frecuentes, los vómitos y las náuseas.

esomeprazol ulcera

  • Úlcera péptica:

Es una úlcera que ocasiona una mucosa estomacal, y también puede presentarse en la primera parte del intestino delgado llamada duodeno, de acuerdo a la ubicación de la lesión se puede señalar como úlcera gástrica o duodenal respectivamente.

Esta lesión ocurre cuando hay un exceso de ácidos secretados por las células parietales, y es muy común que su causa sea por la bacteria helicobacter pylori, otras causas que originan las úlceras pueden ser el uso muy prolongado de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), tales como la aspirina o el ibuprofeno. (Ver artículo: Aspirina)

El síntoma más característico es el dolor en el medio del torso, en la zona central superior del abdomen. También el paciente puede experimentar reflujo gástrico, acidez y náuseas.

esomeprazol molestia

  • Reflujo gastroesofágico:

Al tragar los alimentos van a través de la faringe al esófago y luego al estómago, en donde se mezclan con los jugos gástricos el cual se compone entre otras cosas de ácido para poder digerirlos, este ácido no daña al estómago ya que este tiene una mucosidad que lo protege y que el mismo produce para este fin.

En el reflujo gastroesofágico los alimentos y los jugos gástricos regresan por el esófago, causando irritación y desencadenando otra serie de dolencias que pudieran resultar muy serias para la salud del paciente.

Entre los síntomas que se presentan están el dolor agudo o pirosis, broncoespasmos o sensación de falta de aire, tos fuerte y prolongada, acidez, dificultad y malestar al tragar los alimentos.

esomeprazol reflujo

  • Síndrome de Zollinger-Ellison:

Es una enfermedad que se presenta por tumores que se llama gastrinoma, el cual se origina en las células no beta del páncreas y el cual eleva los niveles de producción de una sustancia conocida como gastrina, la cual es segregada por las glándulas endocrinas y por las fibras peptidérgicas.

La gastrina genera una sobre producción  de ácido clorhídrico y pepsinógeno, lo cual trae como consecuencia la proliferación de úlceras en el tracto digestivo, principalmente en el estómago y en el intestino delgado, llamados gastrinomas.

Los síntomas de esta enfermedad son diarrea constante, dolor abdominal, y acidez estomacal.

  • Esofagitis:

Es una enfermedad en donde el esófago presenta inflamación e irritación, este órgano es como un tubo que se extiende desde la parte posterior de la boca hasta la entrada del estómago.

Muchas veces los pacientes  tienen esofagitis originada por el mal funcionamiento de los mecanismos antireflujo gástrico, eliminación inadecuada de las sustancias refluidas, o por la dificultad en la reparación de la mucosa esofágica por la exposición durante un tiempo prolongado a los jugos gástricos del estómago.

Entre los síntomas que se pueden presentar cuando un paciente tiene esofagitis están la disfagia, el cual es un trastorno de la deglusión, la pirosis y la regurgitación, el cual le deja una persona un sabor a un líquido amargo y ácido.

esomeprazol esofagitis

En general el esomeprazol se administra al paciente para mejorar la condición de molestias, úlceras y daños en los tejidos del esófago y estómago, producidos por el desequilibrio en el ácido de los jugos gástricos.

Casi siempre se utiliza en combinación con otros medicamentos como por ejemplo antiinflamatorios, antibióticos y otros fármacos que ayuden a erradicar el origen que tiene la dolencia.

El esomeprazol también se utiliza en el tratamiento a largo plazo, después de que se cure una condición de úlceras o lesiones graves en los tejidos y mucosas, para prevenir que vuelva a ocurrir el mismo caso.

Si un paciente se va a someter a un tratamiento en el que debe utilizar fármacos para el dolor, y debe tomar de manera continua medicamentos antiinflamatorios no esteroideos a largo plazo, se receta el esomeprazol para prevenir daños a nivel de estómago y esófago.

También se utiliza como mantenimiento preventivo de para úlceras que ya sanaron, pero que no se quiere que vuelvan a aparecer.

Nombre Comercial

esomeprazol epral

El esomeprazol lo podemos encontrar en el mercado en sus diferentes nombre comerciales como:

  • Nexium
  • Axiago
  • Vimovo
  • Zolrida
  • Emanera
  • Zompraz
  • Lucen
  • Esopral
  • Axagón
  • Nexiam
  • Esomepra
  • Emozul
  • Epral
  • Esomax
  • Ulsan
  • Ultrex
  • Zomel
  • Axagon

Farmacocinética

La farmacocinética de el esomeprazol presenta una mayor biodisponibilidad y uniformidad, lo cual genera un mayor acceso a la bomba de protones, y mejor efectividad en su función. El control de ácido que se alcanza con el esomeprazol es mayor y más rápido, además de que hace que su efectividad sea totalmente previsible.

El esomeprazol es la mezcla de dos isómeros, es decir de dos compuestos poseen la mism estructura molecular pero diferencias en la secuencia de la disposición de sus átomos, uno de los isómeros  que forma esta mezcla es el isómero R constituído por el omeprazol y el isómero S que es el esomeprazol, lo cual da como resultado una mezcla racémica.

El principio activo de este medicamento es el esomeprazol, como sal de magnesio dihidrato, los demás componentes de la fórmula son:  sacarosa, dióxido de titanio, almidón de maíz, hidroxipropilcelulosa, povidona, monoestearato de glicerol, ácido esteárico, crospovidona, celulosa microcristalina, sílice coloidal anhidra, polisorbato 80, talco, estereato de magnesio, copolímero de ácido metacrílico – acrilato de etilo, propilenglicol, simeticona, macrogol 6000, y glucosa líquida.

esomeprazol pastillas

La absorción del esomeprazol se lleva a cabo en el intestino delgado, y según los expertos su modo de acción es rápida, apareciendo las primeras concentraciones plasmáticas una o dos horas después de haber administrado el medicamento al paciente.

El porcentaje del fármaco que llega al torrente sanguíneo de forma inalterada, es de 64% después de la primera dosis, y el  89% llega a circulación sistémica tras ser una administración repetida en una dosis diaria.

La administración constante a un paciente de 20 miligramos de esomeprazol en una dosis diaria durante 5 días, da como resultado la disminución de la producción de ácido estomacal estimulado por la pentagastrina hasta en un 90%.

La vida media de la concentración plasmática después de una dosis única de 40 miligramos, es de 48 minutos y de hora y media al tratarse de una dosificación repetida.

El esomeprazol es metabolizado por la isoenzima del citocromo P450, que a su vez es independiente en gran parte del polimórfo CYP2C19 y la otra parte de la isoforma CYP3A4, lo cual da como resultado la formación del esomeprazol sulfona, el principal componente presente en plasma.

El medicamento se elimina completamente de la concentración plasmática entre dosis administradas, sin posibilidad de acumularse en una dosis diaria.

Casi un 80% de de la dosis del medicamento es excretado por la orina y heces, donde menos del 1% contiene la fórmula original del fármaco.

Mecanismo de acción

esomeprazol quimica

El esomeprazol es una base que se cataloga como una base, es decir, frente a una solución acuosa no se disocia completamente.

El medicamento es un inhibidor específico de la bomba de protones en la célula parietal, y tiene un mecanismo de acción específico y selectivo.

El esomeprazol se comporta como base débil, se concentra y se integra al entorno totalmente ácido del canículo secretor de la célula parietal, y es aquí donde el inhibidor de la bomba de protones efectúa su acción sobre la enzima H+K+-ATPasa, donde se evita la producción de la secreción de ácido.

Continuando con el proceso, el esomeprazol es convertido a sulfenamida aquiral, el cual es un inhibidor activo, y es en este momento que bloquea el paso final en la producción del ácido gástrico reduciendo la acidez gástrica.

En las personas que posean disfunción hepática moderada o grave, el esomeprazol puede cambiar su mecanismo de acción, debido al metabolismo bajo por la condición del hígado, no se debe administrar más de 20 miligramos de esomeprazol al paciente.

El esomeprazol es bien tolerado por el paciente, y se puede utilizar de manera efectiva en tratamientos a largo plazo, sin reacciones adversas de importancia. En estudios clínicos se ha comprobado que es muy seguro tener el medicamento como parte de los tratamientos en las personas muy mayores, siempre y cuando se tomen en cuenta  las interacciones del esomeprazol con otras medicinas que el paciente tenga indicadas.

Dosis

esomeprazol dosis

El esomeprazol viene en tres presentaciones para administrar por diferentes vías, tales como cápsulas, tabletas y granulados para administrar vía oral, y en  ampollas para aplicarlas vía intravenosa.

Cápsulas y tabletas

El medicamento viene contenido en cápsulas o comprimidos de 14 miligramos, 20 miligramos, y 40 miligramos en cajas de 14, 28 0 56 unidades cada una.

Los comprimidos deben ingerirse con abundante agua, no se debe emplear otro líquido para esto, ya que se puede disolver el recubrimiento de la pastilla, la cual no debe masticarse ni triturarse.

En los pacientes que tienen dificultad para tragar, se puede intentar disolver el contenido de la cápsula en medio vaso de agua, tomar todo el contenido y luego llenar de nuevo el vaso con agua y beberlo también.

Para efectuar un tratamiento a un paciente con reflujo gastroesofágico, la dosis recomendada es de 40 miligramos al día, preferiblemente 20 miligramos cada 12 horas, durante un mínimo de 4 y hasta 8 semanas, o según el médico lo considere conveniente.

En el caso de los pacientes que se les ha diagnosticado úlcera péptica, debido a la bacteria Helicobacter Pylori, el esomeprazol forma parte importante del tratamiento actuando en equipo con el antibiótico amoxicilina y con la claritromicina, respectivamente y según corresponda, para eliminar tanto los síntomas como la bacteria que origina la enfermedad del organismo.

La dosis que se recomienda es de 20 miligramos 2 veces al día, durante 7 días, o según el médico lo indique, para luego comenzar el proceso de  cicatrización de la úlcera tomando 1 comprimido de esomeprazol para el mantenimiento y  restablecer los tejidos afectados por las lesiones de esta enfermedad.

En el tratamiento de la esofagítis erosiva debido al reflujo gástrico la dosis será de 20 miligramos al día, durante 4 a 8 semanas,  para el tratamiento sintomático de la enfermedad y también para prevención a largo plazo.

Para el síndrome de Zollinger – Ellison se recomienda un tratamiento inicial de 1 comprimido al día, la cual puede ir en aumento si así lo requiere el paciente, y generalmente varía entre 2 y 4 comprimidos diarios, los cuales se dividen en varias tomas, el doctor es quien decide la duración del tratamiento de acuerdo a los síntomas.

Por lo general, se debe tomar una dosis al día, preferiblemente 1 hora antes de la comida.

Se debe tomar la dosis aproximadamente a la misma hora los días que dure el tratamiento.

La dosis se aumenta cuando se trata de afecciones más severas, de acuerdo a la enfermedad que se este tratando.

Granulado

esomeprazol granulado

El esomeprazol puede tener la presentación en sobres granulados contentivos de 10  miligramos del fármaco.

Para ingerirlo se debe colocar en un vaso el contenido de un sobre en 15 mililitros de agua. Si queremos una dosis de 20 mililitros, vaciamos 2 sobres de 10 miligramos en 30 mililitros de agua.

Se debe revolver con cuidado hasta disolver, luego se deja reposar, pasados unos minutos se revuelve de nuevo y se ingiere de inmediato.

Debemos asegurarnos que no se queden los gránulos en el fondo del vaso,  de ser necesario agregar más agua.

Intravenoso

El tratamiento de esomeprazol intravenoso se utiliza para tratar la enfermedad de reflujo gastroesofágico, y otras dolencias producidas por el exceso de acidez estomacal, cuando la condición del paciente sea de alto riesgo.

Este tratamiento se considera útil en los pacientes con síntomas graves o bastante severos, y en los cuales no sea lo más apropiado un tratamiento por vía oral.

La administración de este tratamiento es de 20 a 40 miligramos de esomeprazol una vez al día por vía parenteral, durante un periodo señalado por un especialista.

También tenemos la opción del esomeprazol inyectable el cual viene en presentación de 40 miligramos, de los cuales debe ingerirse con 5 miligramos de la solución reconstituida, 8 miligramos por mililitro de solución, o la dosis que el doctor prescriba según la severidad de los síntomas de la enfermedad.

Se debe tener cuidado en la zona donde se coloca la vía ya que puede infectarse o presentar hematomas si no se coloca correctamente.

Efectos Secundarios

esomeprazol dolor de cabeza

Los efectos secundarios más frecuentes que se han encontrado en pacientes bajo el tratamiento con el esomeprazol son diarrea, dolor abdominal moderado, dolor de cabeza, náuseas, y flatulencias, en algunos casos algunos pacientes pueden llegar a experimentar estreñimiento.

Cuando se le ha administrado al paciente esomeprazol, se debe tener en cuenta que podrían  presentarse cambios en los valores de los niveles en los exámenes de laboratorio, por ejemplo aumento de la creatinina, ácido úrico y bilirrubina, también pueden haber niveles diferentes en la hemoglobina, el el conteo de glóbulos blancos, plaquetas, sodio, tiroxina y fosfatasa alcalina.

Es necesario consultar al médico que se esta tomando esomeprazol y para que le fue recetado, así no habrá confusiones cuando se deban tomar en cuenta los resultados de los exámenes de laboratorio para un diagnóstico completo del paciente.

En ciertos casos los pacientes sintieron resequedad en la boca.

En algunos pacientes se han presentado pólipos de las glándulas fúndicas, las cuales tienen relación con el tratamiento continuado y prolongado del uso de inhibidores de la bomba de protones.

Las personas que presenten insuficiencia renal o insuficiencia hepática deben consultar a su médico antes de comenzar un tratamiento con esomeprazol, ya que se debe ajustar las dosis tomando en cuenta la condición clínica del paciente.

Cuando el tratamiento se administra al paciente vía intravenosa, se pueden observar lesiones o infecciones en el área de la inyección, esto puede suceder cuando las dosis son altas y es un tratamiento de larga duración.

esomeprazol endovenoso

Solo en casos muy poco frecuentes, hubo pacientes que manifestaron reacciones de moderadas a graves al medicamento o a algún componente de la fórmula.

Estos síntomas pueden ser:  salpullido, comezón, dificultad para respirar o tragar, ronquera, mareos, espasmos musculares, dificultad para tragar o respirar, diarrea grave y continua, dolor de estómago fuerte, temblores, sensación de frío, irregularidad de los latidos cardíacos, inflamación de los labios, cara, lengua o de las extremidades principalmente de las manos y pies.

También de manera infrecuente se pueden presentar casos en los que el paciente pueda fracturarse con facilidad, mayormente las muñecas, caderas, o tobillos, estos casos sólo se han observado en pacientes que han tomado esomeprazol por tiempo prolongado, o que debido a su condición deben tomar dosis muy altas del medicamento.

En algunos pacientes al tomar esomeprazol se observo la disminución de la absorción de la vitamina B12, lo cual en algunos casos genero casos de anemia.

Contraindicaciones

esomeprazol contraindicaciones

El esomeprazol está contraindicado en los siguientes casos:

  • En pacientes con hipersensibilidad a alguno de los componentes de la fórmula, si se ha tenido reacciones alérgicas al fármaco en el pasado se debe informar de inmediato al médico.
  • El esomeprazol no se debe administrar en pacientes que tienen intolerancia a la fructosa, condiciones de mala absorción o déficit de glucosa y sacarosa.
  • Está contraindicado el uso de esomeprazol si se le está administrando al paciente el medicamento atazanavir, si esto sucede se debe tener una monitorización estrecha del paciente.
  • El uso del esomeprazol como tratamiento prolongado puede aumentar la probabilidad de contraer infecciones estomacales originadas por bacterias, como la salmonella.
  • Al utilizar el esomeprazol en tratamientos a largo plazo se puede desencadenar en el paciente una hipomagnesemia, la cual es una condición en el que el magnesio se encuentra en niveles muy bajos y no saludables.

Si se presenta este caso, se debe efectuar un control plasmático al magnesio al inicio del tratamiento y durante el tiempo que el paciente esté ingiriendo el medicamento.

  • El esomeprazol está contraindicado en los casos que el paciente sienta cualquier malestar cardíaco, como por ejemplo que sufra de taquicardia, palpitaciones o irregularidades en la frecuencia cardíaca.
  • Si el paciente está tomando clopidogrel, el cual es un agente antiplaquetario, está totalmente contraindicado el uso del esomeprazol.(Ver artículo: Clopidogrel)

Embarazo

esomeprazol embarazo

Las mujeres en estado de gestación, no deben en ningún momento comenzar a tomar un medicamento sin consultarlo previamente con su doctor.

Se sabe muy poco sobre el efecto del omeprazol sobre el feto, ya que no hay estudios que certifiquen que no hace ningún daño, pero tampoco es seguro que no lo hace.

El esomeprazol es un fármaco, una sustancia química, la cual atraviesa la barrera placentaria y llega hasta el bebe por nacer.

Se deben analizar si hay más beneficios que riesgos a la hora de administrar el esomeprazol,todo bajo una estricta supervisión y revisiones físicas regulares.

También debemos tomar en cuenta que otros medicamentos está tomando, desde vitaminas hasta el ácido fólico, que son recetadas a las mujeres embarazadas para prevenir malformaciones congénitas.

Es importante estar seguros de cuales son las interacciones de los fármacos que se tomen, ya que pueden cambiar el metabolismo cuando se toman varios fármacos al mismo tiempo.

En el caso de ser un embarazo sano, se ha determinado que en los primeros meses de gestación no se deben administrar medicamentos, pues pueden generar malformaciones y afectar el crecimiento y desarrollo fetal, según estudios es más seguro tomar medicamentos ya en el segundo y tercer trimestre.

El esomeprazol esta clasificado como categoría B, lo cual quiere decir, que no existen estudios efectuados en mujeres embarazadas que certifique el efecto del omeprazol sobre el feto.

Lactancia

esomeprazol lactancia

Durante la lactancia, se tiene prohibido ingerir muchos medicamentos porque estos pasan de la madre al bebé por medio de la leche materna.

Un fármaco tiene efecto sobre el bebe lactante dependiendo de la concentración del fármaco en la sangre, y su efecto en el organismo de la madre.

De acuerdo con la farmacocinética del medicamento, se puede calcular el riesgo de administrar el fármaco, por los niveles de concentración sérica que alcanza la droga en la leche materna.

También se debe tomar en consideración el periodo de vida del medicamento en el organismo de la madre, para pasarlo al bebe durante la lactancia.

En el caso del esomeprazol no hay estudios que certifiquen el efecto del medicamento en la leche materna ni sus consecuencias para el bebe.

Pediátrico

El esomeprazol es indicado para tratar el reflujo gastroesofágico, en pacientes pediátricos a partir del primer año de vida, su efecto en pacientes recién nacidos no ha sido comprobado todavía, su administración en estos casos queda a juicio del médico tratante.

esomeprazol pediatrico

A partir de los 4 años de vida se puede administrar en el caso de que el paciente presente un cuadro de infección bacteriana por la bacteria helicobacter pylori, el esomeprazol se emplea junto con el antibiótico y otros medicamentos para erradicar la enfermedad.

El esomeprazol puede recetarse para los tratamientos de úlceras, ya sean gástricas o duodenales, también en  tratamientos por uso prolongado de otros fármacos, y en los casos donde se tenga una sobre producción de ácido en los jugos gástricos.

En todos estos casos, el médico pediatra debe hacer un seguimiento a los valores en sangre, así como a la evolución de la sintomatología, de cada niño, para detectar cualquier efecto adverso que se pudiera presentar con el uso del medicamento.

Las dosis pediátricas que el especialista puede recetar son las siguientes:

  • Para niños menores a un año se recomienda darle 0,5 miligramos por kilogramo de peso, en una dosis diaria por 7 días.
  • En niños entre 1 y 24 meses la dosis es de 0,25 a 1 miligramo por kilogramo en una dosis diaria, durante el tiempo que el médico lo considere conveniente.
  • Para la edad de entre 1 a 11 años y con un peso corporal de entre 10 a 20 kilos, la dosis debe ser de 10 miligramos cada 24 horas.

esomeprazol pediatrico

  • Para niños en este rango de edad pero que pesan más de 20 kilos, se puede incrementar la dosis entre 10 a 20 miligramos, como dosis diaria, según el especialista lo recomiende.
  • En el caso de la enfermedad por reflujo no erosiva se le administrará al niño 10 miligramos de esomeprazol al día durante 8 semanas.
  • Para la esofagítis erosiva se deben calcular la dosis de acuerdo al peso corporal, de 3 a 5 kilos 2,5 miligramos al día , de 5 a 7,5  kilos la dosis es de 5 miligramos al día, los que tengan un peso mayor a 20 kilos la dosis será de 10 miligramos al día durante 8 semanas, y a los mayores a 20 kilos serán entre 10 y 20 miligramos diarios durante 8 semanas.
  • Los niños mayores a 12 años se les puede administrar entre 20 y 40 miligramos, cada 24 horas hasta las 8 semanas.

Todas las dosis pueden aumentarse si no se consigue el control de la producción de ácido estomacal, y también se pueden prolongar los tratamientos según el médico lo decida.

Esomeprazol Naproxeno

esomeprazol vimovo

El naproxeno es un medicamento perteneciente al grupo de antiinflamatorios no tiroideos (AINEs), este grupo está conformado diferentes tipos de fármacos, como antiinflamatorios los cuales reducen la inflamación, antipiréticos que son los medicamentos que disminuyen la fiebre, y analgésicos los cuales alivian el dolor. (Ver artículo: Naproxeno)

A este tipo de medicamentos se les llama no esteroideos porque no son las sustancias naturales que segrega el cuerpo para tratar estas dolencias, estas sustancias son de origen hormonal ya que provienen de los esteroides, específicamente de los corticoides, los cuales tienen efectos secundarios que el paciente no puede tolerar, por eso se recurre a los AINEs.

La acción de los antiinflamatorios no esteroideos es la de principalmente aliviar el dolor por sus acciones analgésicas, reducir la inflamación por la acción de inhibición de la síntesis de la prostaglandinas, y la regulación de la temperatura corporal por su acción antipirética.

El naproxeno se utiliza en los tratamientos para el dolor cuando este es de leve a moderado, y también para bajar la fiebre.

Este fármaco se indica principalmente para los pacientes que padecen inflamación en las articulaciones y rigidez muscular en las extremidades, causadas por enfermedades delicadas como la artrosis, la cual es una enfermedad degenerativa crónica.

También está la artritis psoriásica, la cual inflama y deteriora las articulaciones, y la espondilitis anquilosante,  que es una enfermedad autoinmune reumática crónica.

La tendinitis son lesiones que afectan los tendones, y bursitis,  es una inflamación que afecta huesos, tendones y músculos.

El naproxeno también está indicado en casos de dolor producido por el proceso de menstruación y en casos de migrañas, o dolores de cabezas intensos y pulsátiles.

El mecanismo de acción del naproxeno es el de efectuar un  bloqueo del proceso de síntesis de las prostaglandinas, las cuales actúan en los diferentes sistemas corporales regulando algunas funciones, la presión sanguínea, los procesos de coagulación y la respuesta antiinflamatoria, tienen efecto vasodilatador y aumentan la permeabilidad de los tejidos.

El naproxeno se administra al paciente por vía oral en dosis de 250 y 500 miligramos cada 12 horas, al entrar en el organismo se une de manera total a la albúmina que es la proteína más importante de la sangre y tiene una vida en el torrente sanguíneo de casi 12 horas por dosis.

Cuando se receta la combinación del naproxeno con el esomeprazol es para el tratamiento de los síntomas de las enfermedades inflamatorias osteoarticulares, en pacientes que pueden padecer lesiones gastrointestinales debido al uso prolongado de los medicamentos.

esomeprazol artritis

Los pacientes que sufren de enfermedades como artrosis, artritis y espondilitis anquilosante, pueden desarrollar úlceras gástricas, o duodenales, relacionadas con el uso de los antiinflamatorios no esteroideos, y al ser enfermedades crónicas necesitan estos medicamentos de por vida, en estos casos es muy útil el efecto del esomeprazol, para aliviar y ayudar en restablecimiento del equilibrio en la acidez en los jugos gástricos.

La combinación de estos fármacos la encontramos con el nombre comercial de Vimovo, la cual viene en una presentación de 60 comprimidos de liberación modificada, que tiene 20 miligramos de esomeprazol y 500 miligramos de naproxeno, y la dosis recomendada es de 1 comprimido una vez al día, como mínimo media  hora antes de comer.

Los comprimidos deben tragarse enteros, con suficiente agua.

Esta contraindicado el administrar junto con este medicamento el atazanavir y el nelfinavir, ya que produce reacciones adversas.

Esta combinación de medicamentos puede generar algunos efectos secundarios como mareo, dolor abdominal, estreñimiento, dispepsia, esofagitis, gastritis, diarrea, y erupciones o edemas cutáneos.

Esomeprazol vs Omeprazol

esomeprazol omeprazol

El esomeprazol y el omeprazol son medicamentos para tratamientos de las enfermedades producidas por el exceso de ácido en el PH gástrico.

Las úlceras estomacales o duodenales y el reflujo gastroesofágico, se presentan en pacientes que tienen un nivel de PH menor a 4 y con  pepsina activa en el flujo gástrico, teniendo como característica síntomas intensos y molestos, que pueden llegar a ser una dolencia que disminuye la calidad de vida de una persona.

Ambos medicamentos son recetados para aliviar estos síntomas, y lo que se necesita es que el PH se mantenga por encima de 4, se debe  tratar primeramente la sintomatología y luego comenzar el proceso de curar las lesiones causadas por esta condición en las mucosas del estómago y del esófago.

Los inhibidores de bomba de protones son medicamentos cuya función principal es la reducción de la producción del ácido en el jugo gástrico, actuando de manera rápida y eficaz en la inhibición aliviando la acidez estomacal.

Entre el grupo de medicamentos que son inhibidores de bomba de protones tenemos: el omeprazol, el lansoprazol, el rabeprazol, el pantoprazol, y el esomeprazol.

El omeprazol es un derivado una sustancia llamada benzimidazol, en el cual podemos observar la presencia de S – isómeros y S – isómeros, a lo que se llama mezcla racémica. (Ver artículo: Omeprazol)

El esomeprazol es derivado del omeprazol, específicamente es el S – isómero de omeprazol, y es el primer inhibidor de bomba de protones que se desarrolla como un isómero único.

El omeprazol es un profármaco, lo cual quiere decir que es un medicamento que biológicamente está inactivo y al ingresar al organismo es metabolizada y convertida a una sustancia activa, lo cual lo diferencia del esomeprazol, ya que este fármaco es la sustancia activa.

El esomeprazol a diferencia del omeprazol no tiene isómeros quirales distintos, en si mismo él es el isómero S, lo cual quiere decir que es un componente purificado del omeprazol.

La biodisponibilidad del omeprazol varía entre 30 y 76% y la del omeprazol está en un  rango de entre 50 y 90%.

Al administrar el esomeprazol al paciente, y después de realizarse la absorción del medicamento, cerca de un 97% se une en las proteínas plasmáticas, en el caso del omeprazol la cifra de 95 %.

Ambos medicamentos se asocian con los efectos secundarios de mareos, náuseas, dolor abdominal y diarrea. Sin embargo, el esomeprazol se relaciona también con el estreñimiento, resequedad en la boca, pérdida de apetito, pérdida de peso, dolor abdominal severo y reacciones alérgicas.

Esomeprazol magnésico

esomeprazol magnesio

El esomeprazol magnésico es un medicamento antiulceroso, es decir, es un medicamento que facilita la cicatrización de una úlcera o de una lesión en una membrana mucosa, la cual no mejorará si no se le trata.

Los fármacos antiulcerosos se recetan para tratamientos en pacientes con condiciones médicas relacionadas con la sobre producción de ácido gástrico, ya que en estos casos, la persona no logra disminuir la secreción de ácido para proteger las mucosas del sistema digestivo.

El esomeprazol de magnesio es parte siempre de los tratamientos para aliviar los síntomas de reflujo gástrico, y prevenir la aparición de ciertos tipos de úlcera en el organismo.

También es utilizado en los pacientes que deben someterse a tratamiento de quimioterapia, ya que es uno de los efectos secundarios que causan los medicamentos para el cáncer.

El esomeprazol magnésico viene con el nombre comercial de esomeprazole y nexium.

Y su presentación es cápsulas o suspensión de liberación retardada, para administrarla al paciente vía oral, lo cual quiere decir que el fármaco se libera directamente en el intestino delgado en vez de en el estómago, con lo cual se evita la degradación del medicamento por los ácidos presentes en el estómago.

Cada cápsula de esomeprazol magnésico contiene 20 o 40 miligramos, en las cuales hay 22,3 miligramos o 44,5 miligramos de trihidrato de magnesio.

Otros componentes que tienen las cápsulas son: hipromelosa, monoestearato de glicerilo 40 – 55, hidroxipropilcelulosa, estearato de magnesio, copolímero de ácido metacrílico tipo C, polisorbato 80, azucar, talco y citrato de trietilo.

Para las dosis de este fármaco, se recomienda que el paciente tome 1 cápsula una vez al día por lo menos 1 hora antes de ingerir cualquier alimento.

Esomeprazol vs Pantoprazol

esomeprazol pantoprazol

El pantoprazol es un medicamento inhibidor de la bomba de protones del estómago, y actúa sobre la célula parietal gástrica, está indicada para las enfermedades producidas por el reflujo gástrico, tales como úlceras, lesiones en la mucosa estomacal, y el síndrome de Zollinger – Ellison. (Ver artículo: Pantoprazol)

Con respecto a su farmacocinética, el pantoprazol tiene una biodisponibilidad alta, de 7% aproximadamente.

El pantoprazol viene en presentaciones para administración vía oral,  en cajas de comprimidos de 7, 14, 28, 40, y 56 unidades, cada unidad contiene 20 o 40 miligramos de pantoprazol sódico.

Estos comprimidos son gastrorresistentes, en el caso de una sola dosis diaria se debe tomar previo al desayuno, de ser dos dosis se debe tomar una antes del desayuno y otra antes de la cena.

Este medicamento puede administrarse al paciente por vía endovenosa, solo si el médico tratante decide que es el mejor tratamiento dada la severidad de las lesiones y la gravedad de los síntomas.

Regularmente los comprimidos se recetan después del tratamiento endovenoso, como mantenimiento preventivo de las lesiones.

El pantoprazol  esta recomendado para tratar las siguientes enfermedades:

  • La esofagitis por reflujo cuando es moderada a grave.
  • Ulceras  duodenales.
  • Ulceras estomacales.
  • Lesiones estomacales por el uso prolongado de AINEs.

El uso de este medicamento puede causar déficit en la absorción de la vitamina B12, lo cual debe tener vigilancia médica, sobre todo en personas que presenten problemas de deficiencia de vitamina B12.

En algunos pacientes se puede desarrollar un aumento de riesgo de contraer infecciones gastrointestinales ocasionadas por bacterias,  como por ejemplo la salmonella.

Este medicamento está contraindicado cuando se esta en tratamiento con el fármaco atazanavir, ya que disminuye su biodisponibilidad en el organismo.

En el caso de que el paciente sufra de insuficiencia renal de moderada a grave no se debe recetar el pantoprazol si se trata de la infección por H. pylori, es la misma advertencia si el paciente presenta una insuficiencia hepática grave, no se debe administrar este medicamento cuando se intenta erradicar esta bacteria.

Según estudios clínicos realizados el esomeprazol es significativamente más efectivo, tiene un nivel más elevado de absorción en el organismo y una duración en la proteína sanguínea mayor que el pantoprazol.

Se observa una mejoría en los síntomas de la enfermedad por reflujo gástrico una mejoría considerable después de 4 semanas de tratamiento con 40 miligramos de esomeprazol diario, a diferencia de los pacientes tratados con 40 miligramos diarios de pantoprazol, en los cuales se alcanzó una proporción más baja.

Si comparamos la efectividad de los medicamentos el esomeprazol actúa más rápido en el alivio de los síntomas, por ejemplo en los casos de pirosis, el tratamiento con esomeprazol tarda menos días que con el pantoprazol.

Esomeprazol vs Ranitidina

esomeprazol ranitidina

La ranitidina es un medicamento de tipo antagonista, es decir que es un medicamento que se utiliza en el bloqueo de la histamina, la cual entre una de sus funciones, tiene la de actuar como regulador en la producción de ácido gástrico en el estómago y la motilidad en el intestino. (Ver artículo: Ranitidina)

El mecanismo de acción de la histamina es el de combinarse con los receptores celulares, específicamente en el caso del sistema digestivo, con el receptor H2 localizado en las células parietales, en donde ejerce su función principal que es la de regular la secreción de ácidos gástricos.

La ranitidina inhibe la producción de ácido estomacal, y es utilizado para el tratamiento de la enfermedad de reflujo gastroesofágico y en los casos de úlcera péptica, también es recetada para tratar la pirosis y las lesiones esofágicas.

Algunos nombre comerciales de este medicamento son zantac, tritec, ranisen, y flatop, entre otros.

La ranitidina vienen en variadas presentaciones como comprimidos, tabletas efervescentes, gránulos y jarabe.  Se toma generalmente en una dosis diaria o según el médico lo recomiende puede ser también dos veces al día, preferiblemente 1 hora antes de comer.

Algunos efectos secundarios de la ranitidina son: diarrea, vómito, dolor de estómago,  y malestar estomacal.

Según estudios clínicos realizados, ambos medicamentos tienen un mecanismo de acción similar, pero la efectividad del esomeprazol es superior.

Para incrementar y mantener el PH intragástrico el esomeprazol presenta mejores resultados que la ranitidina, en los casos de pacientes con síntomas de moderados a graves.

En los casos de gastritis hemorrágica severa, el esomeprazol ha dado como resultado más eficacia que la ranitidina, más rápido en sus acción a corto, mediano y largo plazo. También es mejor en los tratamientos de mantenimiento después de cicatrizadas las lesiones de la mucosa estomacal.

Debemos recordar no automedicarnos, se tiene que consultar al médico cualquier medicamento antes de tomarlo, cada persona es diferente y es solo el doctor quien puede decidir después de un examen médico completo si es lo que su condición necesita para estar saludable.

Esomeprazol vs Lansoprazol

esomeprazol lansoprazol

El lansoprazol es un inhibidor de la bomba de protones, y se utiliza para tratar la enfermedad por reflujo gastroesofágico y otras condiciones clínicas que se manifiestan cuando es excesivo la producción de ácido en el estómago. (Ver artículo: Lansoprazol)

Este medicamento viene en una presentación de cápsulas de liberación retardada, o sea que el medicamento va directamente al intestino delgado, para que el ácido del estómago no interfiera con la acción del mismo.

Por lo general se debe administrar al paciente, vía oral, en una dosis de 1 cápsula diaria, la cual puede variar dependiendo de la severidad de los síntomas.

En el caso de que se recete para el tratamiento de la enfermedad por la bacteria H. pylori se tomará el medicamento 2 o tres veces al día, es decir cada 8 o 12 horas, siempre antes de cada comida y por un aproximado de 14 días, si los síntomas persisten se puede repetir el tratamiento, pero siempre bajo vigilancia médica.

Si se efectúa una comparación del esomeprazol con el lansoprazol, podemos observar que el primer medicamento tiene la capacidad de mantener los índices de PH del estómago por arriba de 4, durante más tiempo que el lansoprazol, lo cual lo hace más efectivo a la hora de aliviar los síntomas de los pacientes cuando se enfrentan a la acidez, la gastritis, las úlceras y todas las otras molestias que se producen debido al exceso de ácido en el estómago.

Esomeprazol y Alcohol

esomeprazoly alcohol

Cuando tomamos alcohol este ingresa por el tubo digestivo directo al estómago, desde donde disemina su efecto hacia todos los órganos del cuerpo, para luego metabolizarse en el hígado, afectando directamente el contenido estomacal y alterando las funciones normales del organismo.

Los fármacos también son absorbidos y metabolizados de la misma manera, y al tomar alcohol al mismo tiempo que un medicamento se corre el riesgo de que se vea afectado el comportamiento del fármaco dentro del organismo o la respuesta del cuerpo al efecto de la medicina.

No es bueno mezclar ambas cosas, ya que los órganos se ven forzados a procesar el medicamento además de controlar y regular las funciones corporales por la presencia del alcohol.

Algunos medicamentos pierden su efecto al combinarse con alcohol, otros reducen su capacidad de acción o se incrementa su metabolismo, lo cual no es bueno en ninguno de los casos.

Si el paciente que está bajo tratamiento con esomeprazol ingiere bebidas alcohólicas debe tener en cuenta aspectos como el aumento del malestar estomacal, la acidez, y nauseas, vómito, mareos, y resequedad en la boca y en algunos casos deshidratación.

No se recomienda tomar alcohol con este medicamento ni con ningún otro, hasta 24 o 36 horas después de la última toma,  para así estar seguros de que los efectos del fármaco ya no están el el organismo.

esomeprazol y alcohol

Dejar Comentario