≡ Menu




Cisaprida: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La cisaprida es un fármaco que viene en forma de tabletas y solución para ser tomado por vía oral por aquellas personas que sufren alteraciones del aparato digestivo tal como el síndrome dispéptico. En este artículo se detallan las características y beneficios de este medicamento, que fue retirado del mercado en algunos países y restringido al uso de hospitales; continua la lectura y conócelo.

Cisaprida

Cisaprida

Nombre del compuesto

Monohidrato de cisaprida

Grupo terapéutico

Espasmolítico, procinético.

Marcas comerciales

ALIMIX

Nodrix

Unamol

Kinestase

Indicaciones

El fármaco está indicado para tratar:

  • Los trastornos dispépticos, en ausencia de lesiones orgánicas del tracto digestivo
  • El reflujo gastroesofágico
  • Tratamiento sintomático de la gastroparesia (enfermedad que afecta el movimiento normal de los músculos del estómago) de diversos orígenes.

Mecanismo de acción

La cisaprida, puede mejorar la liberación normal de acetilcolina a nivel del plexo mientérico (situado en la túnica muscular del intestino lo forman fibras y neuronas, que se encargan incrementar la tonicidad y el peristaltismo intestinal) y estimular la contracción del músculo liso. Su acción a nivel funcional provoca un aumento de:

  • Actividad peristáltica esofágica y tono del esfínter esofágico inferior,  previniendo el reflujo gastroesofágico.
  • Contractilidad estomacal, lo que promueve un mejor vaciado gástrico y coordinación antroduodenal.
  • Actividad propulsiva intestinal lo que genera un tránsito intestinal más rápido.

La cisaprida se asimila de manera rápida y total después de la administración oral,  alcanzando los valores pico de plasma aproximadamente a los ciento veinte minutos después de la dosificación. Luego de liberar toda su acción biológica, la cisaprida se metaboliza y para luego ser excretado en partes iguales a través de la orina y las heces. (Ver Articulo: Pantoprazol)

Estudios realizados y eficacia clínica

  1. CISAPRIDA EN EL TRATAMIENTO DEL REFLUJO GASTROESOFAGICO EN RECIÉN NACIDOS

Los estudios realizados  sobre la eficacia de este fármaco en la terapia del reflujo gastroesofágico en recién nacidos, indican que no está entre los tratamientos adecuados para dicha afección en este grupo.

No demuestra una eficacia significativa en la sintomatología, pero por el contrario genera efectos secundarios como diarrea y arritmias que son de cuidado. Apoyándose en los datos recopilados por diferentes investigaciones, la sugerencia es una estricta supervisión especializada del paciente durante el período que dure la terapia.

  1. CISAPRIDA Y EL REFLUJO GASTROESOFAGICO

La cisaprida es el segundo fármaco utilizado con más frecuencia después del omeprazol en el tratamiento farmacológico de la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Sin embargo, es importante destacar que aunque este medicamento es eficiente cuando se trata de reducir los síntomas, el porcentaje de recaídas que ocurren posterior al tratamiento es mucho más elevado, que las que se contemplan en las terapias con el omeprazol, que hasta el momento continúa siendo el fármaco de primera elección para tratar esta afección.

  1. CISAPRIDA Y LA DISPEPSIA

El uso de este fármaco muestra mejora relevante y significativa en el estado de salud de los pacientes que sufren de dispepsia, aunque sea de una condición crónica. (Ver Articulo: Pinaverio)

Método de uso y dosificación

Tabletas de 10 mg: La sugerencia es dosificar una tableta tres veces al día, preferiblemente quince minutos antes de cada comida.

Suspensión oral 10mg / 3g:

En pacientes pediátricos menores de 25 kg  la dosis es de 0.2mg / kg, tres o cuatro veces al día, sin excederse en cantidad o frecuencia.

La dosis que se suministra diariamente debe ajustarse a la mitad en caso de insuficiencia hepática y renal.

Advertencias

El uso de cisaprida no se recomienda en caso de:

  • Daño orgánico en el tracto digestivo, constituyendo el aumento de la motilidad un delicado riesgo que podría desencadenar un agravamiento de los síntomas.
  • Pacientes con factores de riesgo potencial para las arritmias cardíacas.
  • Individuos con afecciones renales.
  • Insuficiencia respiratoria
  • Alteraciones de equilibrio electrolítico normal
  • Individuos con feocromocitoma (forma rara de cáncer caracterizado por aumento de la secreción de catecolaminas) por la posible aparición de crisis hipertensiva.
  • La toma en conjunto con barbitúricos (sedantes del sistema nervioso central) o alcohol  no afecta la capacidad de atención, percepción y no produce somnolencia; pero si podría acelerar los tiempos de absorción y alterar el funcionamiento normal y óptimo del sistema nervioso

Realizar electrocardiograma de control, evaluación de los niveles séricos de ciertos minerales y  de la función renal antes de ordenar la administración de este medicamento. (Ver Articulo: Domperidona)

Embarazo y lactancia

Los estudios experimentales han resultado alguno referente a efectos  embriotóxicos o teratogénico . No obstante se debe evitar tomar este medicamento durante los primeros tres meses de la etapa de gestación.

En  la etapa de lactancia es recomendable no consumir cisaprida, o en casos donde un plan de tratamiento incluye necesariamente este medicamento interrumpir la lactancia. Todo esto derivado de los resultados de muchos estudios, que han demostrado y enfatizado en la presencia de una pequeña porción de cisaprida en la leche materna.

Interacciones de la cisaprida

Las cualidades procinéticas  permiten deducir que es capaz de alterar el perfil de absorción normal de varios fármacos, en todo caso la absorción gástrica podría reducirse por la mayor motilidad  y acelerar la absorción intestinal. Como resultado puede ocurrir alguna de estas interacciones:

  • Acelera los efectos de las benzodiazepinas, el alcohol y ansiolíticos.
  • Los antifúngicos azólicos, antibióticos macrólidos (eritromicina, claritromicina y troleandomicina), los  inhibidores de la proteasa del VIH y  la nefazodona, pueden inhibir la enzima responsable del metabolismo de la cisaprida, esto causaría un aumento en los niveles plasmáticos de esta droga y por ende el aumento en el riesgo de arritmias cardiacas y taquicardia.
  • Antiarrítmicos, antidepresivos tricíclicos, antidepresivos tricíclicos, antipsicóticos, antihistamínicos, bepridil, halofantrina y sparfloxacin, que por su capacidad de alargar el intervalo QT, pueden causar riesgos de eventos cardiovasculares en el individuo.
  • El jugo de pomelo aumenta su biodisponibilidad.

Contraindicaciones

Está contraindicado en casos de:

  • Hipersensibilidad a la sustancia activa o cualquiera de sus componentes,
  • En pacientes con prolongación del intervalo QT o tratado con fármacos capaces de alargar el intervalo
  • Individuos en condiciones de hipopotasemia (bajos niveles de potasio en la sangre) o hipomagnesemia (nivel bajo de magnesio en la sangre)
  • En los primeros tres meses de vida de los recién nacidos prematuros
  • En individuos afectados por insuficiencia hepática y renal, para quienes es posible ajustar la dosis a la mitad, por supuesto solo bajo estricta supervisión médica.
  • Pacientes con fenilcetonuria ya que algunas de las presentaciones contienen aspartamo.

Reacciones adversa del monohidrato de Cisaprida

Debido al efecto biológico de esta sustancia es posible que se presente con cierta frecuencia:

-Diarrea

-Calambres abdominales

-Ruidos intestinales o sonidos abdominales (borborigmos)

-Pueden ocurrir con menos frecuencia casos de hipersensibilidad a la cisaprida o cualquiera de sus metabolitos, presentando algunas reacciones como: erupciones cutáneas, prurito, urticaria, dolores de cabeza (cefaleas)  y broncoespasmo.

-No se ha presentado casos sobre efectos secundarios como manifestaciones de carácter compulsivo y otras alteraciones que afecten el sistema nervioso central y puedan atribuirse a este fármaco.

-Taquicardia y arritmias en individuos bajo tratamiento médico con los inhibidores de CYP3A4 o aquellos con enfermedades cardíacas o factores de riesgo para las arritmias que ya padecen.

-La dosificación muy elevada de cisaprida puede causar prolongación del intervalo QT

-En los pacientes pediátricos puede causar sedación, la apatía y letargo. (Ver Articulo:Floroglucinol)

Cisaprida + Ranitidina

Esta combinacion de farmacos esta indicada para.

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico.
  • Esofagitis (inflamación de las mucosas del estomago) por reflujo.
  • Prevención del síndrome por aspiración o síndrome de Mendelson. (paso o aspiración del contenido gástrico ácido hacia los pulmones, situación que genera una lesión pulmonar aguda llamada neumonitis química)
  • Gastritis erosiva causada por medicamentos que lesionan la mucosa gastroduodenal.
  • Úlcera péptica, gástrica y duodenal.
  • Úlcera postoperatoria.
  • Síndrome de Zollinger-Ellison (es originado por un tumor que se llama gastrinoma, ubicado generalmente en el páncreas o duodeno y que ocasionan la producción de excesivo ácido gástrico)
  • Prevensión y tratamiento del sangrado gastrointestinal superior.
  • Tratamiento de la úlcera gastroduodenal por estrés
  • Dolencias donde se necesite el control apropiado y eficaz de las secreciones ácidas.

Presentación

Suspensión

Posologia

Dosis ponderal de Ranitidina: 3 mg/kg de peso

Dosis ponderal de Cisaprida: 0.2 mg/kg de peso

Contraindicaciones

Reacciona con los siguientes medicamentos:

  • Antimicóticos azólicos
  • Antibióticos macrólidos, IP, HIV,
  • Nefazodona
  • Evitarse el uso en infantes prematuros, nacidos antes de las 36 semanas; esto aplica desde el nacimiento hasta 3 meses después de esa fecha.
  • Hipersensibilidad a la fórmula o algunos de los componentes de ésta.
  • Pacientes con insuficiencia renal debe ser ajustada la dosis.

Efectos secundarios

El tratamiento con este producto puede causar:

  • Cefalea
  • Vértigo
  • Rash cutáneo
  • Reacciones de hipersensibilidad (urticaria, edema angioneurótico, broncoespasmo, hipotensión, fiebre, choque anafiláctico)
  • Cólicos abdominales transitorios, borborigmos y diarrea.
  • En alguno casos muy particulares arritmias cardíacas, prolongación del QT

El estómago

El estómago es el órgano del sistema digestivo encargado de recoger el alimento que consumimos, además de que en su interior tiene lugar la digestión de las proteínas de los mismos.

Se localiza entre el esófago y el intestino delgado, para separarlo del primero, se posee una válvula llamada cardias y  para separarlo del segundo, es una válvula que se conoce con el nombre de esfínter pilórico. Ambas válvulas (cardias y el esfínter pilórico) controlan el paso de los alimentos (llamado bolo alimenticio) entre los compartimentos que se encargan de separar: esófago-estómago y estómago-intestino delgado.

Las contracciones musculares inducidas por el nervio vago, son los impulsos nerviosos necesarios para lograr el paso del bolo alimenticio  desde el estómago hasta el intestino delgado, pues estos generan la motilidad en esa área del organismo. (Ver Articulo: Clorhexidina)

Gastroparesia

La gastroparesia es una afección crónica, consiste  en una parálisis parcial del estómago. Su aparición implica la permanencia bastante prolongada a nivel gástrico, de la comida que se ingiere; razón por la cual el proceso de digestión es sumamente lento, es decir se desacelera considerablemente la digestión. La causa de la condición de gastroparesia generalmente está relacionada con algún daño al nervio vago; estructura nerviosa que juega un papel fundamental y protagónico  en la regulación del paso de los alimentos del estómago al intestino.

Los síntomas típicos de la gastroparesia son:

Náuseas y vómitos

Sensación de saciedad inmediata

Pérdida del apetito.

Actualmente y para el infortunio de los pacientes que la padecen no existe tratamiento específico que la haga desaparecer, solo pueden confiar y someterse a  la terapia sintomática.

Origen del término

La gastroparesia es el término médico que indica una parálisis parcial del estómago; esto da como resultado que los alimentos ingeridos permanecen más del tiempo normal en este órgano. La estancia prolongada a nivel gástrico de alimentos genera graves trastornos y molestias.

Siendo un poco más claros y sencillos el estómago de las personas que sufren de gastroparesia no se vacía a la misma velocidad que las personas sanas, lo hace más lentamente.

La palabra gastroparesis se deriva de la unión de los términos «gastro» y «paresi».

«Gastro» es un prefijo que se refiere a todo lo relacionado con el estómago. Muchos otros términos médicos contienen el prefijo «gastro», com:  gastritis (inflamación del estómago) o gastroscopia (procedimiento de diagnóstico para el análisis del estómago).

«Paresi” significa parálisis parcial e indica que solo una parte de un área muscular ha perdido su movimiento. (Ver Articulo: Simeticona)

Sinónimo de gastroparesia

Un sinónimo de gastroparesia que por lo general no es utilizado, es el retraso del vaciamiento gástrico.

Causas

Muchos estudios e investigaciones médicas coinciden en el origen de la mayoría de los casos de gastroparesia: se produciría por daño del nervio vago. Anteriormente mencione que el nervio vago es la estructura nerviosa que, produce la contracción de la pared muscular del estómago, regulando el recorrido de los alimentos desde el compartimiento gástrico al intestino.

Una pequeña población de pacientes que padecen gastroparesia no presenta alteraciones nerviosas: solo en este caso los profesionales en el área  hablan de gastroparesia idiopática.

Es importante destacar y hacerles saber que el nervio vago también posee otras funciones importantes, como;

Estimula la secreción biliar

Ralentiza los latidos cardíacos cuando es necesario.

¿Qué puede dañar el nervio vago?

Algunas condiciones que pueden tener que ver con una enfermedad o no, pueden causar daño al nervio vago entre sus diversas complicaciones. Entre estas condiciones encontramos algunas bastantes serias, aquí se enumeran algunas:

Diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2

Es una enfermedad metabólica, causada por un defecto en la secreción  y acción de la insulina, hormona de suma importancia en el proceso de trasladar la glucosa de la sangre a las células. Después de la falta de secreción y/o mal funcionamiento de la insulina, los niveles de glucemia (glucosa presente en la sangre) aumentan, provocando la aparición de una afección conocida como hiperglucemia.

Con el paso del tiempo la hiperglucemia causa el deterioro de los vasos sanguíneos que se encargan del suministro de  oxígeno y nutrientes a ciertas estructuras nerviosas, incluidos los nervios como el vago, que sin la debida cantidad de oxígeno y nutrientes, igual que los demás nervios, tejidos u órganos del cuerpo comienza  un proceso de muerte, llamado de manera correcta por el término necrosis.

Este proceso de deterioro descrito anteriormente, que finaliza con la necrosis de ciertos nervios, lleva el nombre de neuropatía diabética:

«neuropatía» indica el daño / mal funcionamiento de los nervios

«diabético» se refiere al hecho de que la neuropatía tiene como desencadenante la diabetes.

La diabetes mellitus es la causa más común de gastroparesia.

Enfermedad de Parkinson

Es una enfermedad neurológica progresiva, se inicia con una lenta degeneración de las neuronas de la sustancia negra o sustancia negra de Soemmering.  Se denomina “sustancia negra” a un área del sistema nervioso central, que se localiza entre el mesencéfalo y la diencéfalo, siendo responsable de la producción de dopamina, transmisor clave e importante para la ejecución armoniosa y rápida de los movimientos.

Los pacientes que padecen la enfermedad de Parkinson, presentan un proceso de degeneración de las células de la sustancia negra estrechamente relacionado con la presencia reducida de dopamina en la circulación.

La producción reducida de dopamina tiene como consecuencia ante todo, un déficit de tipo motor y a continuación otros problemas neurológicos, como el deterioro del nervio vago.

Escleroderma

Este trastorno inflamatorio crónico del tejido conectivo, afecta primordialmente a la piel y extenderse a los vasos sanguíneos, algunos órganos internos como el corazón, los pulmones, etc. y el sistema nervioso, principalmente a los nervios.

Anorexia y bulimia nerviosa.

Estos son dos trastornos de la alimentación que se originan del constante y apremiante temor a engordar. Una de las  reacciones típicas  de los individuos con estos trastornos es el vómito auto inducido, que aumenta la actividad del nervio vago más allá del límite correspondiente y esto causa su deterioro.

Amiloidosis

Este término médico agrupa las enfermedades que tienen como característica común la acumulación de las llamadas fibrillas amiloides.  Las fibrillas amiloides insolubles comprometen la funcionalidad de diferentes tejidos y órganos del cuerpo, incluidas las estructuras nerviosas. Puede provocar y agravar casos de:

Insuficiencia renal

Infecciones cardiológicas

Afectación cardiológica por arritmias

Miocardiopatía restrictiva

Insuficiencia cardíaca.

Cirugía bariátrica o gastrectomía.

La cirugía bariátrica es una alternativa terapéutica para aquellos individuos que sufren de obesidad severa, este tipo de procedimiento promueven la pérdida de peso. El tratamiento quirúrgico consiste en la extirpación total o parcial del estómago. Por lo general la gastrectomía total radical suele ser reservada para personas con un tumor en este órgano fundamental del sistema digestivo.

La administración de drogas opioides y algunos antidepresivos.

Los medicamentos opiáceos (u opioides) se encuentran entre los analgésicos más potentes y efectivos, son derivados de la morfina y al ser utilizado de forma prolongada puede causar, entre los diferentes efectos secundarios, un tipo de adicción.

Los antidepresivos, en cambio son drogas medicinales generalmente utilizadas en casos de depresión, aunque también son útiles para calmar algunas formas de dolor. (Ver Articulo: Oxicodona)

Gastroparesia idiopatica

En medicina cuando nos referimos con el  término idiopático asociado con un trastorno, explica que este ha aparecido sin razones obvias y demostrables.

Síntomas y complicaciones

Los síntomas y signos que caracterizan a la gastroparesia son:

  • Sentido de saciedad inmediata  después de ingerir alimentos, aunque sean porciones de comidas muy pequeñas.
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Sensación de hinchazón de estómago
  • Dolor en el área del abdomen y malestar
  • Acidez estomacal

La intensidad y molestia que generan estos síntomas varía de paciente a paciente, algunas personas con gastroparesia sufren  de trastornos insoportables, mientras que otras  padecen incomodidades mucho menos aguda y con la que logran convivir relativamente bien. También suele ocurrir con frecuencia que estos síntomas mencionados anteriormente sean inconstantes, es decir, que están presentes en ciertos momentos del día y ausentes en otros, sin ser permanentes.

Complicaciones

Si no se realiza e tratamiento correspondiente y en los pacientes con condiciones más graves, la gastroparesia puede generar la aparición de muy variadas complicaciones, algunas que también son muy peligrosas.

Estas posibles complicaciones, incluyen:

La deshidratación: si existen episodios continuos de vómitos.

Enfermedad por reflujo gastroesofágico: cuando el contenido ácido del estómago sube crónicamente al esófago es común que lo dañe lenta y progresivamente.

La desnutrición: ocurre por la constante falta de apetito, vómitos repetidos, la sensación permanente de estar lleno incluso después de comidas pequeñas y la acidez estomacal frecuente.

Fluctuaciones anormales en los niveles de glucosa en sangre: estas son ocasionadas  por la desaceleración de la digestión y significa un peligro muy importante para aquellos pacientes con diabetes.

Cansancio y pérdida de peso, todo derivado de la mala alimentación

Obstrucción intestinal que requiere intervención médica inmediata. Este es si se quiere, una de las complicaciones más peligrosas.

Infecciones bacterianas: producidas por la estancia prolongada de alimentos dentro del estómago. (Ver Articulo: Magaldrato)

cisaprida

Cisaprida

Diagnóstico

El proceso para realizar el diagnóstico que identifica la gastroparesia y las causas que la desencadenan suele comenzar con un examen objetivo preciso  junto con la evaluación de la historia clínica. Aunado a esto se realizan los correspondientes análisis de sangre y  culmina con una serie de exámenes tales como:

Radiografía del sistema digestivo.

Con este estudio el  médico tratante observa el recorrido  a lo largo del tracto digestivo, de un agente de contraste radiopaco (por lo general sulfato de bario),  ingerido por el paciente con anterioridad.

Gammagrafía gastrointestinal

Es un estudio funcional que consistente en realizar, tras el marcaje y administración al paciente de alimentos sean sólidos o líquidos un seguimiento del marcador radiactivo,  mediante la adquisición de algunas secuencias de imágenes. Analizar y procesar las mismas nos permitirá encontrar los focos de actividad del radiofármaco. Para observar el rastreador radiactivo, es necesario  un instrumento de detección especial, una cámara gamma.

La prueba de cápsula inalámbrica.

Consiste básicamente en que el  paciente  ingiera un instrumento electrónico, que se encargará de registrar la velocidad  que llevan  los alimentos que pasan a través del sistema digestivo.

Endoscopia del sistema digestivo.

Consiste en introducir a lo largo del sistema digestivo una sonda con una cámara que está  conectado a un monitor externo, instrumento mejor conocido como  endoscopio.

Examen Físico

Un examen físico preciso permite al médico indagar sobre cada detalle, síntoma y malestar que presente el paciente. En general, las preguntas son sobre los signos clínicos presentes, cuándo han aparecido estos últimos, si hay un empeoramiento de los mismos.

La entrevista entre el médico y el paciente permite indagar y así establecer aspectos importantes sobre el caso, las preguntas frecuentes pueden ser:

-Enfermedades particulares que padeces.

-Si tomas ciertos medicamentos

-Si se ha sometido a una cirugía en el sistema digestivo, estómago en particular.

Las preguntas anteriores y el examen objetivo anterior pueden proporcionar al médico información de diagnóstico muy importante, de modo que a veces los exámenes instrumentales solo sirven como confirmación.

Tratamiento y dieta de gastroparesia

Actualmente no existe un tratamiento específico para la cura de la gastroparesia, los pacientes que la padecen sólo pueden avocarse a los tratamientos sintomáticos, es decir aquellos que mejoran los síntomas y tratan de evitar o retrasar las complicaciones más peligrosas de esta dolencia.

Dichos tratamientos dirigidos a mejorar los síntomas, consisten en:

  1. La suposición de un comportamiento dietético ad hoc, es decir específicamente para esta dolencia, siendo lo más recomendado por los médicos:
  • Alimentos blandos o líquidos
  • Comidas pequeñas pero frecuentes
  • Masticación cuidadosa
  • Evitar de cualquier manera las bebidas carbonatadas
  • Renunciar a los alimentos que son difíciles para digerir: frijoles, cítricos, picantes, etc.

2.Administración de medicamentos, que incluyen domperidona, eritromicina y antieméticos. Siendo los dos primeros estimulantes para el movimiento de los alimentos dentro del sistema digestivo, y los terceros se utilizan para controlar las náuseas y vómitos. Es importante destacar que  la ingesta de estos fármacos genera en la mayoría de las  oportunidades la aparición de efectos adversos que pueden ser bastante molestos, si realmente se presentan.

3. Estimulación eléctrica gástrica (GES): se logra a través de una herramienta especial adecuada para estimular los músculos del estómago que controlan el paso de los alimentos desde el compartimento gástrico hasta el intestino. Se implementa como una alternativa cuando los remedios dietéticos y los medicamentos no han producido los resultados idóneos.

4.Nutrición artificial: se pueden implementar varios métodos a través de un tubo nasoyeyunal, yeyunostomía y la llamada nutrición parenteral.

5.Cirugías de gastroenterostomía o gastroduodenostomía: son procedimientos quirúrgicos bastante invasivos, donde se extirpa y reconstruyen ciertos órganos, los médicos recurren a los mismos solo en casos extremos.

Aunque no existe una curación completa, la terapia adecuada y constante, y la disciplina en la misma permite a los pacientes vivir con gastroparesia y llevar una vida casi normal.

Dejar Comentario