≡ Menu




Butilescopolamina: Qué es, nombre comercial, y más

Se conoce la Butilescopolamina como “un medicamento que actúa reduciendo los espasmos localizados en el aparato digestivo, en las vías biliares, la uretra, el riñón y el útero.” Destaca por su capacidad de disminuir incluso las secreciones llevadas a cabo por las glándulas anteriormente mencionadas.

¿Qué es?

Tal y como lo mencionamos con anterioridad la Butilescopolamina, resalta por ayudar a mejorar todo aquello que tiene que ver con el aparato digestivo, y no solo eso sino que también ayuda a tratar aquellos espasmo que puedan presentarse a nivel de los riñones, la uretra así como también el útero.

Antes de hacer uso de dicho medicamento en necesario antes consultarlo con un especialista, debido que en el caso particular que involucra el aparato digestivo el tema es bastante relevante, debido a la susceptible que puede llegar a ser este en ciertos momentos dados.

Con todo aquello que tiene que ver con el estómago debemos tener estricto cuidado, debido a que este se sitúa en una de las partes más significativas del organismo en sí, cuando el aparato digestivo se encuentra desajustado el organismo en general se resiente de tal forma, que pueden llegar a generarse diversos efectos un tanto negativos.

Es por ello que debemos mantenernos alerta, debido a que de esta manera ante la presencia de cualquier malestar manifestado a nivel de todo lo que mencionamos con anterioridad, debemos asistir de inmediato con un especialista, este es la única persona que de manera responsable podría suscribirnos un medicamento; con ello queremos puntualizar que la automedicación por parte del paciente no está bien.

Es un gran error de todas aquellas personas que recurren a la constantes automedicación, esta no puede considerarse una opción para ningún paciente y menos que menos si hacemos referencia a los niños; debido a que una mala ingesta de cualquier tipo de medicamento podría traer consigo grandes y variadas consecuencias, así que nosotros en el presente artículo les recomendamos total cuidado y prudencia respecto a ello.

Como ya bien definimos líneas anteriores, la Butilescopolamina se conoce como un antiespasmódico, el cual reduce el riesgo de ciertas afecciones localizadas por así decirlo, por ende reiteramos que la misma debe ser estrictamente recetada por un determinado especialista en el tiempo adecuado. La Cinitaprida es conocida también como un buen gastrointestinal, al igual que nuestro fármaco en estudio. (Ver articulo: Cinitaprida)

Es meramente importante ser conscientes de que toda afección tratada prudentemente a tiempo, es mejor que una pasada por alto, por eso ante la presencia de cualquier tipo de malestar general es pertinente acudir de inmediato con el adecuado especialista. Esto también lo consideramos relevante acudir con un especialista debidamente adecuado, para así de este modo la afección presentada sea tratada correctamente.

Con ello no queremos bajo ningún sentido desacreditar a los médicos, pero cada uno con su especialización y en caso de acudir a medicina general, lo más probable es que seamos inmediatamente remitidos con un especialista el cual será el encargado de llevar el caso clínico del paciente en estudio.

Nombre comercial

Este tema resulta siempre importante, debido a que actualmente tenemos en su mayoría los mercados repletos de opciones para medicamentos, y son muchas las veces que nos cohibimos de adquirir alguno sino lo encontramos prescrito por el nombre por el cual lo estamos buscando.

Con ello queremos decir que actualmente en la mayoría de los casos, los distintos fármacos existentes se encuentran en diversas presentaciones, tanto en versiones originales como también en versiones genéricas, sin embargo ello no debería ser ninguna limitante para su consumo, aunque claro está que en las dos presentaciones mencionadas existe una diferencia fundamental.

La diferencia fundamental es que el fármaco original posee un mecanismo de acción mucho más rápido, que el fármaco bajo su presentación genérica, sin embargo frecuentemente suelen ser ambos recomendados por los especialistas adecuados, ello no debe alarmarnos al asistir a una farmacia, el farmacéutico suele ser también una de las personas recomendadas para recomendar o sugerir un determinado medicamento.

La Butilescopolamina suele conseguirse con los siguientes nombres comerciales tales como: Buscapina, o bien sea existen distintos componentes entre ellos destacan la Buscapina Compositum, la cual es una mezcla de Butilescopolamina y metamizol. Con los nombres anteriormente mencionados, suele conseguirse la Butilescopolamina presente en el mercado.

Recalcamos que al asistir a una farmacia y poseer alguna duda respecto a la tipología de los medicamentos, les sugerimos contactar de manera inmediata al farmaceuta y consultarle la misma, tanto este como el médico tratante del caso son los únicos encargados responsables de despejar dichas dudas.

Hacemos alusión a todo lo mencionado en el presente punto debido a que los consideramos netamente importante, ya que todo lo que tiene que ver con el medicamento que se esté ingiriendo es preponderante; queda bajo nuestra entera responsabilidad como posibles pacientes, informarnos sobre el medicamento a ingerir.

Únicamente manteniéndonos bien informados al respecto, podemos conocer de forma mucho más precisa lo que puede llegar a manifestarse y lo que no, y es esta la mejor manera de mantenernos alerta ante posibles reacciones no deseadas. Nuestra finalidad con el presente, es que el mismo pueda servir de guía informativa alguna, para de esta manera mantener informados a todos aquellos que deseen leernos.

Como recomendación final del presente punto, les sugerimos nuevamente que ante cualquier duda manifestada contactemos de inmediato a los especialistas y solo ellos podrán aclararnos de manera objetiva las mismas; y no aboguemos bajo ningún sentido por la automedicación la misma no debería ser una opción para nadie, debido a que podría llegar a deteriorar nuestro organismo de manera contundente.

Mecanismo de acción

En cuanto al mecanismo de acción aportamos que es “Espasmolítico sobre musculo liso gastrointestinal, biliar y genitourinario. Sin efectos anticolinérgicos en SNC.” Partiendo de diversos estudios se ha corroborado que el mismo suele ser, altamente tolerado por los distintos organismos existentes.

Este es un punto importante, debido a que no todos los organismos gozan de una buena tolerancia de los medicamentos en particular, es por ello lo indispensable de asistir a una consulta médica, debido a que solo un especialista luego de un examen realizado podría determinar lo que le conviene o no, a cada paciente en particular.

Con eso de toxicidad debe tenerse estricto y total cuidado, debido a la importancia que tendrá dentro de sí, es completamente importante mantenernos alerta ante la presencia e cualquier tipo de malestar no deseado, por así decirlo debido a que es la única forma de alertar a nuestro especialista así como a nosotros mismos.

El uso de los medicamentos en general, deben estar debidamente prescritos por un especialista, no debemos hacer uso de ellos sin antes corroborar con algún especialista sobre ellos, tampoco bajo ninguna razón debemos optar por la medicación irresponsable que sería la que viene estrictamente de nosotros.

Como ya bien observamos en la cita anterior, la Butilescopolamina es un medicamento que destaca por su buena tolerancia en los distintos organismos, y está fuertemente corroborado que al ser ingerida mejora notoriamente la afección por la cual fue recetado, consta de un gran mecanismo de acción, y a su vez bastante eficiente.

Nuestra recomendación final en el presente punto, es que debe ingerirse este medicamento bajo la estricta vigilancia médica, no debemos hacer uso del mismo de forma irresponsable ya que de esta manera estaríamos poniendo en riesgo nuestro organismo y eso no está permitido.

Dosis

La dosis a ingerir de Butilescopolamina será prescrita según sea la patología presentada del paciente, la misma es recomendada por un especialista, sin embargo, nosotros en el presente recomendamos iniciar con una dosis baja, “comúnmente 10 mg tres veces al día, o vía oral por comprimido 1 cada 8 horas por 3 días mínimo a fin de controlar algunos de los síntomas del intestino irritable.”

Tal y como lo menciona la cita anterior, es recomendable ingerir el fármaco en principio bajo su dosis más baja, y puede que paulatinamente la misma dosis se vaya ajustando, pero ello dependerá del caso en particular de cada paciente, sin embargo solo un especialista podría corroborarnos dicha información aquí suministrada.

La Butilescopolamina suele ser recomendada ante la presencia de “calambres abdominales, calambres menstruales y otras manifestaciones espasmódicas del tubo digestivo. También ha demostrado eficacia previniendo los espasmos de la vejiga urinaria.”  Frecuentemente es recetado para tratar las sintomatologías mencionadas con anterioridad.

Es la Butilescopolamina en ocasiones suele ser altamente recomendada ante la sintomatología mencionado arriba, su efecto espasmódico le concede el don de servir ante la presencia de distintas afecciones, tales como calambres tanto a nivel abdominal como a nivel menstrual; si bien lo mencionado hace alusión a lo que puede mejorar o no, es un determinado especialista el único indicado en recetar dicho medicamento en estudio. Al igual que la Atropina no debe excederse su uso. (Ver articulo: Atropina)

Lo que queremos que quede claro en el presente, es que no debemos bajo ningún motivo tomar algún medicamento sin antes consultar debidamente con un especialista, ya que esto podría ser severamente catastrófico para nuestro organismo, y la verdad no estaría permitido deteriorar nuestro organismo de forma irresponsable.

Reacciones Adversas

Este es uno de los puntos que mayor relevancia también tiene, debido a que al ingerir cualquier medicamento en sí, podrían manifestarse diversos efectos adversos con los cuales debemos tener estricto cuidado, debido a que si no son tratados a tiempo pueden acarrear efectos aún más negativos.

Las reacciones adversas pueden hacerse presentes como pueden no manifestarse, el hecho de que nosotros acá las mencionemos no quiere decir que las mismas se presenten siempre, ello dependerá mucho también del grado de tolerancia que posea cada paciente; con ello queremos decir que existen diversos pacientes que toleran de manera excelente los compuestos activos de los medicamentos, como hay otros que no tanto.

Ello nos parece relevante de mencionar, debido a que es por eso que nosotros a lo largo del presente en reiteradas veces recomendamos que siempre es mejor acudir con un especialista, antes de ingerir cualquier tipo de medicamento; un especialista luego de una detallada evaluación realizada podría recomendarnos el medicamento acorde al problema manifestado.

Los distintos efectos adversos que suelen manifestarse con mucha más frecuencia son los siguientes: ciertos mareos, hipersensibilidad en las distintas partes del cuerpo, cierta problemática visual, presión arterial baja, ritmo cardíaco un tanto acelerado, enrojecimiento en las distintas zonas, resequedad a nivel de la boca, cierta retención urinaria, así como también presencia de distintas reacciones cutáneas.

Lo mencionado con anterioridad, son esos distintos efectos adversos que llegan a manifestarse con mayor preponderancia, sin embargo no en todos los casos estos suelen hacerse presentes. Aunque nos parece pertinente hacer alusión a ellos en nuestro presente artículo, ya que es indispensable conocer sobre todo aquellos que puede ocasionarnos o no, los determinados medicamentos que estemos ingiriendo.

Tanto los efectos adversos, como las reacciones secundarios o bien sea los efectos colaterales mucho tienen que ver entre sí, y todo ello es indispensable tenerlo en cuenta o bien sea en consideración, debido a que es la mejor manera de encontrarnos alerta en cuanto el medicamento que se esté ingiriendo.

Además de ello, la importancia que tienen todos aquellos medicamentos que suelen ser recetados ante la presencia de ciertas afecciones estomacales por así decirlo, con eso debe tenerse estricto cuidado ya que, todo aquellos que tiene que ver con el estómago es de mucha importancia.

El estómago llega a ser una de las partes más sensibles del cuerpo, por ende debemos tener mucho cuidado con lo que comemos, así como también con lo que ingerimos, ya que un mal uso de fármacos podría dejarlo vulnerable incluso ante la ingesta de los alimentos, es relevante hacer referencia a que no debemos excedernos con el consumo de comida chatarra debido a que esto también ayuda a generar un deterioro extremo del organismo.

Con ello no queremos decir que estas comidas chatarras no puedan ingerirse, si podemos hacer uso de ellas pero completamente desde una perspectiva moderada, y como es normal conocer todo en exceso hace daño, y es mucho peor cuando nos referimos al organismo como tal.

La Butilescopolamina tal y como lo hemos venido mencionando suele ser recomendada en varias ocasiones, si se presenta algún tipo de malestar o bien sea calambre menstrual, suele ser recetado para este tipo de afecciones, aunque sin embargo antes de hacer uso de ella o recomendable es asistir con un especialista.

Butilescopolamina bromuro

El bromuro suele ser utilizado desde tiempos remotos como un sedante, entonces al aunarlo con la Butilescopolamina cumple la función de antiespasmódico, bastante eficiente ante la presencia de las afecciones arriba descritas. Conocemos los sedantes como “drogas de prescripción médica que provocan sueño o calma. Están clasificados como depresores del sistema nervioso central (SNC).”

Así tal y como lo indica la cita anterior, el bromuro es considerado desde tiempos remotos como un sedante consecuentemente recomendado para mejorar o bien sea calmar distintos dolores, que al ser mezclado con la Butilescopolamina logra combatir calambres o dolores abdominales o bien sea menstruales.

Suele ser este medicamento bastante recomendado ante la presencia de las afecciones arriba descritas, sin embargo nosotros en el presente les recomendamos abiertamente que antes de ingerir este tipo de medicamentos resulta importante asistir con un especialista, en el tiempo prudentemente adecuado es decir, apenas se haga presente el malestar.

Cuando nos referimos propiamente a la Butilescopolamina de bromuro, suele ser estar recomendada propiamente para aliviar todo aquello que tiene que ver con el aparato digestivo y a su vez con el metabolismo. Según el grupo terapéutico aporta que este es un “medicamento para trastornos funcionales gastrointestinales”. El mismo se encarga de que el medicamento ejerza la función fundamental por lo cual fue suministrado.

Tenemos entonces que la Butilescopolamina de bromuro gracias a su condición sedante del bromuro, alivia de forma positiva todo aquello que tiene que ver con los problemas gastrointestinales, lo hemos reiterado en variadas oportunidades debido a que no solo es recetado para ello, sino también para mejorar otras distintas dolencias por así decirlo.

En cuanto a las dosis a ingerir de  Butilescopolamina de bromuro, no se recomienda que se exceda la dosis de 60 miligramos como dosis diaria, y de hacerlo debe consultarse antes con un especialista, al igual que las indicaciones el único responsable en hacerlas es el médico que lleva el caso.

Butilescopolamina metamizol

Antes de proceder hablar de la Butilescopolamina metamizol, primero haremos alusión alguna a que es el metamizol “es un fármaco perteneciente a la familia de las pirazolonas, cuyo prototipo es el piramidón. Es utilizado en muchos países como un potente analgésico, antipirético y espasmolítico. El principio activo de metamizol puede presentarse en forma de metamizol sódico o metamizol magnésico.”

Así como lo referimos en la cita anterior, el metamizol es recomendado al igual que el bromuro como un analgésico y a su vez se considera un espasmolítico, al igual que la Butilescopolamina, estas al ser combinadas se vuelven aún más potentes y hacen mucho más rápido su efecto deseado, al situarse éste en un medicamento compuesto no debemos excedernos en su uso, y mucho menos en su dosis.

Es importante hacer referencia a todo lo mencionado, debido a que todo medicamento que nos suministremos debe venir estrictamente supervisado por un adecuado especialista, y lo relevante también de ello es dosificación ya que esta debe ser la adecuada. Una mala dosificación podría acarrear grandes y variadas consecuencias; cualquier medicamento en exceso es malo.

Además de ello, hay que tener cuidado cuando ingerimos un medicamento ya que en muchos casos son los riñones los que llegan a resentirse, por eso la importancia de consultar antes con un especialista, este según sean nuestras características prescribe el medicamento adecuado y la dosis necesaria.

Las dosis deben ser las exactamente necesarias ante la afección o bien sea el malestar presentado, ni más ni menos, por ende volvemos a puntualizar en el tema de la automedicación; en todos nuestros artículos publicados prohibimos bajo todos los sentidos la medicación por parte del paciente.

Únicamente nosotros lo que buscamos con los presentes artículos, es que los mismos puedan servir como herramienta informativa, que cada persona que decida leernos tenga una breve noción del medicamento en estudio, es por ello que tratamos de ser lo más minucioso posible en cada una de nuestras explicaciones, con el fin de que el mensaje logre llegar mejor a todos aquellos que nos leen.

Deseamos que la lectura por más especializada que pueda llegar hacer, sea sencilla y amena de entender, por ello nosotros hacemos un mayor esfuerzo en la explicación, aunque sean temas netamente médicos, nosotros buscamos la forma de que la misma se entienda al leer nuestros artículos.

Como recomendación final en el presente punto, aportamos la importancia y a su vez la relevancia que tiene el acudir con un determinado especialista ante la patología presentada, y no automedicarnos y mucho menos excedernos en las dosis, puede que suene un poco repetitivo este punto pero hay q hacer énfasis en el, por lo que suele repetirse en cuanto a los pacientes.

Butilescopolamina hioscina

El medicamento titulado hioscina “se utiliza a propósito de aliviar el mareo ocasionado por movimientos, así como las náuseas y vómitos postoperatorios. Por otro lado, en algunas ocasiones se usa antes de la cirugía para reducir la saliva.” Tal y como lo describe la cita conocemos dicho fármaco.

Partiendo de diversos estudios realizados, la hioscina no puede suministrarse en exceso debido a que llega a ser nociva para la salud, volviendo hacer alusión a la cita mencionada en el párrafo anterior, este medicamento en diversas oportunidades suele suministrarse bajo la estricta supervisión médica, debido a que no puede ingerirse como regularmente se ingiere un medicamento.

Cuando la misma se suministra por vía intravenosa “los efectos empiezan a surtir tras alrededor de unos 20 minutos y pueden durar hasta 8 horas. Asimismo, se puede administrar tanto por vía oral como a través de parche cutáneo.”   Son diversas las formas de suministrar dicho medicamento en estudio, claro está que cuando nos referimos a cualquier tipo de tratamiento bajo su forma intravenosa el efecto lo surte mucho más rápido.

Es importante enfatizar también, que la hioscina probablemente sea una de las opciones más viable ante la presencia de náuseas y vómitos en un periodo postoperatorio, por ende no debe excederse su uso bajo ninguna circunstancia, y únicamente debe suministrarse lo que indique el especialista y por el periodo exacto, por el cual fue recetado.

Como una de las características en particular que nos van quedando al finiquitar el presente, es la importancia que tiene el uso adecuado de cada uno de los medicamento en particular, ya no solo hacemos referencia al fármaco en estudio, sino a cada uno de los medicamentos que se encuentran en el mercado. La Dimeticona es un buen fármaco también ante la presencia de malestares estomacales diversos. (Ver articulo: Dimeticona)

El uso apropiado de los medicamentos logra de manera positiva el mejoramiento notoriamente de la afección manifestada, es por ello que la dosificación debe ser estrictamente la prescrita por un especialista, y no la automedicación irresponsable del paciente.

Todo lo mencionado con anterioridad sirve de gran ayuda o bien sea de guía alguna, debido a que es la responsabilidad del paciente informarse positivamente sobre el medicamento que esté tomando, de esta manera el podrá saber que si puede hacer y que no, aparte de ello podrá estar mayor informado sobre los diversos efectos secundarios, adversos o bien sean colaterales que la Butilescopolamina en sí.

Ampollas

La mayoría de las veces cuando nos referimos a medicamentos suministrados bajo su forma intravenosa, el tema resulta ser un poco más importante, debido a que se opta por esta medida cuando la afección presentada es mayor, aunque se han presentado algunos casos en donde existen pacientes que no toleran las cápsulas o comprimidos y pues se les es suministrado el mismo bajo su forma intravenosa.

La dosificación en cuanto a las ampollas de Butilescopolamina son también de uso limitado, las mismas no deben ser suministradas por un largo periodo de tiempo, incluso la dosis es casi que única, claro está que depende el caso. Como ya mencionamos líneas más arriba, cada caso clínico presentado es completamente distinto, por ende nosotros no podemos tomar ninguno como referencia ya que esto no sería lo pertinente.

Butilescopolamina

Con el uso de Butilescopolamina en ampolla han llegado a manifestarse en una menor medida, algunas reacciones de tipo adversas, ante la presencia de ellas lo que nosotros les recomendamos es que asistan inmediatamente con el especialista y suspendan inmediatamente su uso. Además de ello deben mantenerse estas ampollas fuera del alcance de los niños, las mismas no deben ser manipuladas a menos que ya vayan a ser utilizadas.

Como recomendación final en este presente artículo meramente informativo, consideramos que antes de ingerir Butilescopolamina de cualquier tipo, consulte a su médico antes de utilizar este medicamento, es esta la mejor manera de resguardar positivamente nuestra salud, sin caer en los excesos claro está, y mucho menos en las malas dosificaciones. Les recomendamos también el consumo en lo posible de la comida sana y saludable.

Debemos evitar a cabalidad el consumo de las comidas chatarras, que si bien de vez en cuando no caen mal, tampoco podemos abusar de ellas, de esta manera se podría evitar el tipo de afección a nivel gastrointestinal.

Dejar Comentario